Está en la página 1de 3

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están

muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que
ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el
cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no
usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede dañar
los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas,
derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas
también pueden desarrollar diabetes, llamada diabetes gestacional.

¿Qué causa la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el sistema inmunitario, que combate las infecciones, ataca y
destruye las células beta del páncreas que son las que producen la insulina. Los científicos
piensan que la diabetes tipo 1 es causada por genes y factores ambientales, como los virus,
que pueden desencadenar la enfermedad. Algunos estudios como el TrialNet están enfocados
en identificar las causas de la diabetes tipo 1 y las posibles maneras de prevenir o retrasar el
progreso o comienzo de la enfermedad.

¿Qué causa la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2, la forma más común de la enfermedad, es causada por varios factores,
entre ellos, el estilo de vida y los genes.

Sobrepeso, obesidad e inactividad física

Una persona tiene mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 si no se mantiene


físicamente activa y tiene sobrepeso u obesidad. Algunas veces, el exceso de peso causa
resistencia a la insulina y es frecuente en personas con diabetes tipo 2. La ubicación de la grasa
corporal también tiene importancia. El exceso de grasa en el vientre está vinculado con la
resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y las enfermedades del corazón y los vasos
sanguíneos. Para ver si su peso representa un riesgo para la aparición de la diabetes tipo 2, vea
estas gráficas de índice de masa corporal (IMC).

Consecuencias

a diabetes es una enfermedad silenciosa. Puedes padecer por años esta enfermedad sin ni
siquiera sospecharlo.

Las consecuencias de la diabetes pueden ser muy graves: una persona que no controle
debidamente su diabetes puede incluso llegar a perder la vida.

Algunas consecuencias de la diabetes son

Hipertensión arterial: es una enfermedad crónica que se caracteriza por el incremento


continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias.

Arterosclerosis: La diabetes empeora la acumulación de grasas en las arterias; reduciendo el


flujo sanguíneo en todo el organismo. Los órganos más castigados por esta condición son el
corazón, el cerebro y las extremidades, tanto inferiores como superiores.
Miocardiopatía: es una enfermedad del músculo cardíaco. Esto es, el deterioro de la función
del miocardio por cualquier razón. Las personas que sufren miocardiopatía están siempre en
riesgo de sufrir un paro cardíaco súbito o inesperado.

Como se relaciona la diabetes con las enfermedades descritas

Así como es importante conocer cuál es el manejo de la diabetes tipo 1, es fundamental que
sepas las complicaciones que pueden llegar a presentarse.

Cetonas:

Cuando los niveles de glucosa en tu sangre se elevan porque no hay la suficiente insulina para
que tus células puedan aprovecharla, tu cuerpo empieza a utilizar las grasas consumidas para
tratar de producir energía. Sin embargo este proceso produce desechos perjudiciales para tu
salud llamados cetonas.

Es importante determinar la presencia de cetonas con tu equipo médico, si tienes glicemias


superiores o iguales a 250 mg/dl, infecciones como la gripa, o presentas los siguientes
síntomas:

• Nauseas o vómitos.

• Aliento con olor a frutas

• Dolor en tu estómago

• Respiración rápida

• Sequedad en la boca

• Sensación de malestar

Hipoglicemia:

Es el bajo nivel de azúcar o glucosa en tu sangre menor a 60 mg/dl, que puede generar
síntomas como sudoración, mareo, confusión, pérdida de consciencia, entre otros.

Hiperglucemia:

Se refiere a altos niveles de glucosa en sangre. Por ejemplo, cifra en ayunas mayor de 110
mg/dl. Si la hiperglucemia es repetitiva, puede generar complicaciones a largo plazo, como las
siguientes:

Al haber niveles de glucosa altos en sangre, de manera persistente, puede desarrollarse un


daño permanente en los nervios que te permiten mover, sentir frio, calor o presión. Esto se
produce porque la glucosa alta, lentamente va lesionando los nervios hasta afectar la función
de los mismos.

Impotencia sexual

Daño en los nervios ((neuropatía diabética)

Entumecimiento y temblor de extremidades

Diarrea

Pérdida de sensibilidad en algunas partes del cuerpo


Incontinencia urinaria (pérdida de control de la vejiga)

Cambios de la visión

Mareo

Debilidad muscular

Dificultad para pasar los alimentos

Contracciones musculares involuntarias

Ardor

Dolores no explicables en extremidade

Daño renal (Nefropatía diabética)

La elevación persistente de la glucosa en sangre también puede causar daño en la función del
riñón. Esto puede traducirse en problemas como hipertensión arterial, y problemas para filtrar
algunas sustancias potencialmente toxicas que pueden hallarse en tu sangre.

Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos.

La diabetes puede aumentar el riesgo de que se presenten problemas en tu corazón y vasos,


debido a la hiperglicemia. Esto incluye infartos, dolor torácico o angina y obstrucciones en las
arterias que nutren de sangre tu corazón

Otras complicaciones:

• Daño en los ojos (retinopatía)

• Aumento de enfermedades en piel y en la boca: la diabetes puede hacerte más susceptible a


infecciones bacterianas y por hongos.

• Osteoporosis: disminución de la densidad ósea

Cómo prevenir las Complicaciones:

• No fumes, ni ingieras bebidas alcohólicas

• Procura que los alimentos que consumes diariamente no te aporten más del 30% de lo que
necesitas en grasas

• Haz con frecuencia el ejercicio físico que más te gusta hacer

• Pide a tu médico que te solicite un examen de colesterol al menos una 1 vez al año

• En la cita médica solicita que te midan la tensión arterial

• Después de los doce años de edad, visita al doctor especialista en ojos al menos una vez al
año

• Pide anualmente el test de micro albuminuria.