Está en la página 1de 16

ISSN 1405-1915

INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES


FORESTALES, AGRICOLAS Y PECUARIAS
CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE
CAMPO EXPERIMENTAL SALTILLO

CALIDAD DE PLANTA EN
VIVERO Y PRACTICAS QUE
INFLUYEN EN SU PRODUCCION

RECONOCIMIENTO

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales,


Agrícolas y Pecuarias agradece al Sistema de
Investigación Regional “Alfonso Reyes” (CONACYT) el
financiamiento del Proyecto No. 980606001 “Estudio del
comportamiento en campo para algunas coníferas
destinadas a reforestación en el noreste de México”, así
como el apoyo y las aportaciones complementarias a la
Fundación Produce Coahuila, A. C.

Folleto Técnico Núm. 12 Mayo 2004


México
SECRETARIA DE AGRICULTURA, GANADERIA, GOBIERNO DEL ESTADO DE COAHUILA
DESARROLLO RURAL, PESCA Y ALIMENTACIÓN
LIC. ENRIQUE MARTINEZ Y MARTINEZ
C. JAVIER BERNARDO USABIAGA ARROYO Gobernador Constitucional del Estado
Secretario
M. V. Z. ENRIQUE SALINAS AGUILERA
Ph. D. ING. FRANCISCO LOPEZ TOSTADO Secretario de Fomento Agropecuario
Subsecretario de Agricultura y Ganadería
ING. JOSE LUIS NAVA MEJIA
ING. ANTONIO RUIZ GARCIA
Director del Servicio Estatal Forestal
Subsecretario de Desarrollo Rural

LIC. JUAN CARLOS CORTES GARCIA


Subsecretario de Planeación DELEGACION ESTATAL DE LA SAGARPA
C. JERONIMO RAMOS SAENZ M. V. Z. JOSE JUAN CANTU GARCIA
Subsecretario de Pesca Delegado en Coahuila
INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES,
AGRICOLAS Y PECUARIAS
FUNDACION PRODUCE COAHUILA, A. C.
Ph. D. JESUS MONCADA DE LA FUENTE
Director General M. Sc. IGNACIO A. GONZALEZ CEPEDA
Presidente
Ph. D. RAMON A. MARTINEZ PARRA
Coordinador General de Investigación y Desarrollo
ING. SERGIO BERLANGA VALDEZ
Ph. D. SEBASTIAN ACOSTA NUÑEZ
Vicepresidente
Director General de Investigación Agrícola
ING. JOSE ANTONIO CEPEDA RUMAYOR
Ph. D. CARLOS A. VEGA Y MURGUIA Tesorero
Director General de Investigación Pecuaria

Ph. D. HUGO RAMIREZ MALDONADO


Director General de Investigación Forestal

Ph. D. EDGAR RENDON POBLETE


Director General de Transferencia de Productos y Servicios

Ph. D. DAVID MORENO RICO


Director General de Administración

CENTRO DE INVESTIGACION REGIONAL DEL NORESTE

Ph. D. LUIS ANGEL RODRIGUEZ DEL BOSQUE


Director Regional

Ph. D. JORGE ELIZONDO BARRON


Director de Investigación

C. P. MANUEL A. ORTEGA VIEYRA


Director de Administración

M. C. GUSTAVO J. LARA GUAJARDO


Director de Coordinación y Vinculación en Coahuila

Dr. SERGIO J. GARCIA GARZA


Jefe del Campo Experimental Saltillo
En el proceso editorial de esta publicación colaboraron:

Supervisión Técnica y Editorial:

M. C. Gustavo J. Lara Guajardo


Ph. D. Valdemar González Reyna
M. C. Carlos Ríos Quiroz
M. C. Antonio Cano Pineda
Ph. D. Enrique Rodríguez Campos
Ph. D. Jorge Elizondo Barrón
CALIDAD DE PLANTA EN
Captura Computacional:
VIVERO Y PRACTICAS
M. C. Antonio Cano Pineda
QUE INFLUYEN EN
SU PRODUCCION
Edición :
M. C. Carlos Ríos Quiroz
M. C. Humberto Gámez Torres

MAYOR INFORMACION M. C. Antonio Cano Pineda


Investigador de Recursos Forestales Maderables
INIFAP del Campo Experimental Saltillo
Campo Experimental Saltillo Dr. Víctor M. Cetina Alcalá
Blvd. Vito Alessio Robles No. 2565 Profesor-Investigador del IRENAT-
Col. Nazario S. Ortiz Garza Colegio de Postgraduados
Saltillo, 25100, Coah.
Tel. (01 844) 4 16 20 25
Fax (01 844) 4 39 19 01

Dirección de Coordinación y Vinculación del


INIFAP-Coahuila
Blvd. Vito Alessio Robles No. 2565
Col. Nazario S. Ortiz Garza
Saltillo, 25100, Coah.
Tel /Fax: (01 844) 4 39 24 36 Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias
E-mail: larasal@terra.com.mx Centro de Investigación Regional del Noreste
Campo Experimental Saltillo
México
Mayo 2004
CALIDAD DE PLANTA EN VIVERO Y
PRACTICAS QUE INFLUYEN EN SU Thompson, B. E. 1985. Seedling morphological evaluation-
PRODUCCION - What you can tell by looking. In: Evaluating
seedling quality: principles, procedures and
No está permitida la reproducción total o parcial de este folleto, predictive abilities of major tests (M. L. Duryea, ed.).
ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea For. Res. Lab., Oregon State Univ. Corvallis,
electrónico, mecánico, fotocopia, registro u otros medios, sin el Oregon, USA. pp. 59-71.
permiso previo y por escrito de los titulares del derecho de autor.
Van den Driessche, R. 1963. Nursery experiments with
Derechos reservados © 2004. Instituto Nacional de Douglas fir. Commonwealth Forestry Review 42 (3):
Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias. 242-254.
Serapio Rendón No. 83
Col. San Rafael
Del. Cuauhtémoc
Vargas, H.J.J. 1996. Fisiología y calidad de planta en
06470 México, D. F. vivero. Manuscrito no publicado. 44 p.
Tel. (01 55) 51 40 16 00
Vera C., J. A. G. 1986. Estudio de algunos factores que
Primera edición influyen en la producción de Pinus montezumae en
Impreso en México vivero. Tesis de maestría. Colegio de
Tiraje: 500 ejemplares Postgraduados. Chapingo, Méx. 141p.
No. de Registro INIFAP /CIRNE /F-18
ISSN 1405-1915 Vera-Castillo J. A. G. 1995. The influence of antidesiccants
of field performance and physiology of 2+0
Esta obra se terminó de imprimir
en Mayo de 2004 en los talleres de: ponderosa pine (Pinus ponderosae Dougl.)
seedlings. Ph. D. Thesis. Oregon State University.
Artes Gráficas Integradas, S. A. de C. V. 134 p.
Reforma 1540 pte.
Monterrey, 64000 N. L. Zobel, B. J.; R. E. Goddard and F. C. Cech. 1957.
Tel. (01 81) 83 75 18 01 con 12 líneas Outstanding nursery seedlings. Texas Forest Serv.,
Fax (01 81) 83 74 49 30 College Station. Res. Note No. 18. 14 p.

Folleto Técnico Núm. 12, Mayo 2004


CAMPO EXPERIMENTAL SALTILLO
Blvd. Vito Alessio Robles No. 2565
Col. Nazario S. Ortiz Garza
Saltillo, 25100, Coah.
Tel. (01 844) 4 16 20 25
Fax (01 844) 4 39 19 01

La cita correcta de este folleto es:

Cano P., A. y Cetina A., V. M. 2004. Calidad de planta en vivero


y prácticas que influyen en su producción. INIFAP-CIRNE. 24
Campo Experimental Saltillo. Folleto Técnico Núm. 12. Coahuila,
México. 24 p.
Ritchie, G. A. 1984. Assesing seedling quality. In: Duryea CONTENIDO
M. L. and T.D. Landis (eds.). Forest nursery manual:
production of bareroot seedlings. Martinus Nijhoff/Dr Pág.
W. Junk Publishers. 243-259. 1 INTRODUCCIÓN 1

Rowan, S. J. 1983. Loss of feeder roots lowers seedling MANEJO EN VIVERO Y SU IMPACTO EN LA
survival more than severe black root rot. Tree 2 2
CALIDAD DE PLANTA
Planters’ Notes 34: 18-20. 2.1 Ubicación del vivero 3
2.2 Envases (contenedores) 3
Rowan, S, J. 1986. Seedbed density affects performance 2.3 Sustratos de crecimiento 4
of slash and loblolly pine in Georgia. In: South, D.B. 2.4 Siembra 5
(ed.). International symposium of nursery 2.5 Riego 6
management practices for the southern pines. 2.6 Fertilización 7
Alabama Agric. Exp. Sta., Auburn University. 2.7 Podas 7
Auburn, Alabama, USA. p. 28. 2.8 Micorrización 8
2.9 Factores ambientales 9
Show, S. B. 1930. Forest nursery and planting practice in 3 CRITERIOS DE CALIDAD DE PLANTA 10
the California pine region. U.S. Dep. Agric., 3.1 Atributos materiales 11
Washington D.C. circular 92. Criterios morfológicos 11
Altura 11
South, D.B. and J.G. Mexal. 1984. Growing the “best” Diámetro 11
seedling for reforestation success. Southern Forest Arquitectura de la raíz 12
Nursery Management Cooperative, Auburn, Ala. Arquitectura del tallo 12
Rep. No. 6. 25 p. Peso o biomasa total 12
Indices morfológicos 13
Sutton, R. F. 1980. Planting stock quality, root growth Relación parte aérea / raíz 13
capacity and field performance of tree boreal Indice de esbeltez 13
conifers. N. Z. Jour. For. Sci. 10: 54-71. Indice de calidad de Dixon 14
3.1.1 Relaciones hídricas 14
Stone, E.C. 1955. Poor survival and the physiological 3.1.2 Carbohidratos 15
condition of planting stock. For. Sci. 1: 90-94. 3.1.3 Estado de la yema terminal 16
3.2 Atributos de respuesta 16
Thompson, B. E. 1984. Establishing a vigourus nursery Prueba de potencial de crecimiento de
crop: bed preparation, seed sowing and early 3.2.1 16
la raíz
seedling growth. In: Duryea M. L. and T. D. Landis Prueba de resistencia a estrés
(eds.). Forest nursery manual: Production of 3.2.2 17
(tolerancia a la deshidratación)
Bareroot Seedlings. Martinus Nihof/Dr. W. Junk 4 CONCLUSIONES 18
Publishers. pp: 41-49.
5 LITERATURA CITADA 19

23
CALIDAD DE PLANTA EN VIVERO Y Morby, F. E. 1982. Irrigation regimes in a bareroot-nursery.
PRACTICAS QUE INFLUYEN pp. 55-59. In: Proc. 1981 Intermountain
EN SU PRODUCCION Nurserymen’s Assoc. Meeting. Edmonton, Canada.
Inf. Rep. NOR-X-241. pp. 55-59.

Antonio Cano Pineda1 Mullin, R. E., and J. Swaton. 1972. A grading study whit
Víctor M. Cetina Alcalá2 white spruce nursery stock. For. Rev. 51(1):62-69.

INTRODUCCION Nobel, P. S. 1991. Physicochemical and enviromental plan


physiology. Academic Press, Inc. New York. 635 p.
La reforestación es un importante componente del
manejo silvícola. En algunas ocasiones, la repoblación Omi, S. K.; R. Rose and T. E. Sabin. 1994. Fall lifting and
natural puede ser suficiente para el mantenimiento y long-term freezer storage of ponderosa pine
conservación de los recursos forestales originales. Otras seedlings: effects on starch, root grow, and field
veces, sin embargo, es necesario el uso de la repoblación performance. Can. J. For. Res. 24: 624-637.
artificial para lograr tales propósitos. Esta última puede
realizarse mediante siembra directa de semillas, o Peñuelas R. y B. L. Ocaña. 1996. Cultivo de plantas
mediante el establecimiento en campo de plántulas o forestales en contenedor. Ministerio de Agricultura,
propágulos vegetativos producidos en vivero. Pesca y Alimentación. Mundi-prensa. Madrid,
España. 190 p.
El deterioro ambiental en los recursos del país durante
los últimos años ha promovido el interés en el Prieto R., J. A.; G. Vera y E. Merlín. 1999. Factores que
establecimiento de plantaciones forestales con fines de influyen en la calidad de brinzales y criterios para su
protección o restauración ecológica, o con fines de evaluación en vivero. Folleto técnico núm.12.
producción comercial. Por tal motivo, en la última década CIRNOC-INIFAP. México.
se ha aumentado considerablemente en nuestro país la
producción de planta con diferentes propósitos, a fin de Radwan, M. A.; G. L. Crouch and H. S. Word. 1971.
cumplir con programas de restauración y reforestación Nursery fertilization of Douglas-fir seedling with
urbana. different forms of nitrogen. U.S.D.A. Forest Service.
Pacific NW Forest and Range Exp. Sta., Res. Paper
Los errores cometidos en el pasado en los programas PNW-113. 8 P.
de reforestación, han ocasionado que muchos de los
recursos técnicos y económicos invertidos en ellos no Richards, S. J.; J. E. Warnke and F. K. Aijibury. 1964.
generen los resultados esperados, ya sea porque los Physical properties of soil mixes used by nurseries.
materiales vegetales utilizados no fueron los adecuados, Calif. Agric. 18(5):12-13.
porque las condiciones del sitio fueron desfavorables, o
porque el manejo de las plantas durante el proceso de su Ritchie, G. A. and J. R. Dunlap. 1980. Root grow potential:
preparación en vivero, así como el proceso de transporte its development and expression in forest tree
seedlings. N. Z. Jour. For. Sci. 10:218-248.

1
M. C. Investigador del C. E. Saltillo CIRNE-INIFAP. 22
2
Dr. Profesor - Investigador IRENAT-CP.
Lavender, D. P. 1985. Bud dormancy. In: Evaluating al sitio de plantación y los procedimientos de plantación no
seedling quality: principles, procedures and fueron los apropiados; finalmente, la condición fisiológica
predictive abilities of major tests. (M. L. Duryea, ed.). de la planta puede ser mala debido a que las prácticas
For. Res. Lab., Oregon State University, Corvallis, durante la etapa de vivero no fueron las correctas.
Oregon, U.S.A. pp: 7-15.
En México, el control de la calidad de planta durante la
Levitt, J. 1980. Responses of plants to enviromental etapa de vivero, es una práctica que no se realiza; ello
stresses. 2nd ed. Vol. 1. Chilling, freezing and high denota una falta de atención de los sistemas de
temperature stresses. Academic Press, New York, producción, en este aspecto tan importante. Resultado de
USA. 477 p. lo anterior es el uso de plantas para reforestación en un
estado físico y morfológico heterogéneo, que se traduce
Lopushinsky, W. 1990. Seedling moisture status.In: Rose, en una alta mortalidad de plantas en el campo.
R.; S. J. Campbell, and T.D. Landis (Eds.) Target
Seedling Symposium: Proceedings, Combined Dada la importancia de la producción de planta en el
Meeting of the Western Forest Nursery Associations. país y, tomando en cuenta que en la mayoría de los
General Technical Report. RM-200. pp. 123-138. viveros no se consideran algunos aspectos técnicos
USDA, Forest Service. importantes para la producción de planta de calidad, el
presente documento pretende dar a conocer algunos
Marx, D. H. and L. E. Cordell. 1984. Bayleton effects on aspectos importantes del manejo en vivero y su impacto
pine seedling ectomicorrhizal development. en la calidad de la planta, así como los criterios utilizados
Proceedings of the Southern Nurserymens’ para su evaluación.
Conference 1984. pp 53-59.
2.- MANEJO EN VIVERO Y SU IMPACTO EN LA
Marx, D.H. and W. Bell. 1985. Formation of pisolithus CALIDAD DE PLANTA
ectomycorrhizae on Loblolly pine seedlings with
spore pellet inoculum applied at different times. Res En términos generales, la calidad de planta
Note SE-249. Ashville, N. C. USDA. Forest Service. incluye los rasgos morfológicos y fisiológicos que pueden
Southeastern Forest Experiment Station. 6 p. In: ser cuantitativamente eslabonados al éxito de la
Landis T.D.; R.W. Tinus; S. E. McDonald & J.P. reforestación (Duryea y Landis, 1984). Así, el concepto de
Barnet. 1985. The biological component: Nursery calidad involucra varias características que actúan en
pests and micorrhizae, Vol. 5, The container tree forma conjunta para lograr una respuesta esperada en
nursery manual. Agric. Handbook. 674. Washington, campo.
D.C. U.S. Department of Agriculture, Forest Service.
171 p. En los viveros la apariencia física de las plantas
(fenotipo), depende del genotipo y el ambiente del vivero
Mexal, J. P., and J.T. Fisher. 1984. Pruning Loblolly pine en el cual éstas fueron producidas. Así, se tiene que un
seedlings. In: Lantz, C. W. (ed.). Proc. Southern mismo lote de semilla, producido en diferentes viveros,
Nursery Conference. U.S.D.A Forest Service. Tech. puede ser visiblemente diferente, tanto morfológica como
Publ. SA-TP 17. pp 75-83. fisiológicamente.

21 2
Esta respuesta es llamada efecto de vivero (Landis, et Duryea, M. L. and T. D. Landis. 1984. Forest nursery
al., 1994), y es un ejemplo de la huella ambiental por la manual. Production of Bareroot Seedlings. Martinus
cual las plantas son influenciadas, tanto por las Nijhoff/Dr W. Junk Publishers. Forest Research
condiciones del sitio en que se ubica el vivero, como por Laboratory, Oregon State University, Corvallis.
las prácticas culturales que se aplican en éste. Oregon USA. 385 p.

2.1 Ubicación del vivero Haase, D. L. and R. Rose. 1993. Soil moisture stress
induces transplant shock in stored and unstored 2+0
Una vez que se ha decidido construir un vivero, uno de Douglas-fir seedlings of varying root volumes. For.
los aspectos más importantes a considerar es el sitio en Sci. 39:275-294.
que éste se deberá de ubicar.
Hatchell, G. E. 1986. Nursery cultural practices, seedling
Viveros que producirán plantas en envases morphology, and field performance of longleaf pine:
(contenedores), serán menos restrictivos que aquellos en In: Proc. 4th Bien. South. Silv Res. Conf. USDA S.S.
que se decida producir plantas a raíz desnuda; no Gen. Tech. Rep. SE-42. pp. 61-66.
obstante, la potencial modificación del ambiente en los
primeros, incrementará los costos de desarrollo y Johnson, J. D. and M. L. Cline. 1991. Seedling quality of
operación, dependiendo del grado de modificación. Los southern pines. In: Duryea M. L. and P. M.
criterios biológicos de selección del sitio son muy Dougherty (eds.) Forest Regeneration Manual.
importantes, pero el desarrollo potencial del vivero deberá Kluwer Academic Publishers. pp. 143-159.
de considerar la realidad económica.
Joly, R. J. 1985. Techniques for determining seedling
Debe de considerarse que el objetivo de cualquier water status and their efectiveness in assesing
vivero es modificar el ambiente natural (control de stress. In: Duryea, M. L. (eds). Evaluating
humedad, temperatura y luz, principalmente) para que las seedling quality: Principles, procedures and
plantas puedan producirse en forma rápida, eficiente y predictive abilities of mayor tests. For. Res. Lab.
económica. Oregon State University, Corvallis, Oregon, USA.
pp:17-28.
2.2 Envases (contenedores)
Kramer, P.J. and T. Kozlowski.1979. Physiology of Woody
La principal función del envase es proveer, en una Plants. Academic Press. New York, U.S.A. 811 p.
pequeña cavidad, un medio de crecimiento, el cual, a su
vez, provee a la raíz de las plántulas, aire, agua, Krasowski, M. J. and J. N. Owens. 1994. The use of mitotic
nutrientes minerales y un soporte físico mientras las index in seedlings assessments. Can. J. For. Res.
plantas se encuentran en el vivero; la mayoría de los 24:2222-2234.
envases están diseñados para fomentar una buena forma
del sistema radical, ya que la supervivencia en campo Landis, T. D.; R. W. Tinus; S. E. McDonald and J. P.
depende de la habilidad de la raíz para regenerar nuevas Barnet. 1994. Nursery planning, development and
raíces rápidamente. El mejor envase a utilizar dependerá management. Vol. 1, The container tree nursery
del sistema de producción (tecnificado o tradicional), así manual. Agric. Handbook 674. Washington, D.C.
U.S.D.A. Forest Service. 188 p.

3 20
5. LITERATURA CITADA como de consideraciones de tipo biológico (tamaño de la
semilla, tamaño de la planta al transplante, condiciones del
Anstey, C. 1971. Survival and growth of 1/10 radiata pine sitio de plantación) y de tipo económico (costo inicial,
seedling. N.Z.J. For. 16 (1):77-81. disponibilidad en tipo y cantidad y espacio de crecimiento
en el vivero).
Barnett, J.P. 1990. Effects of morphological grade on field
performance of container-grown southern pine En México se puede producir planta en bolsa negra de
seedlings. In: Proc. 6th biennial southern polietileno (sistema tradicional) calibre 400 de tamaño
silvicultural research conference S. S. Coleman and variable (4.5 a 7 cm de diámetro y de 15 a 25 cm de largo)
D.G. Neary, Cops. USDA For. Serv. Southeast. For. con capacidad de 230 a 800 cm3 de sustrato. En el
Exp. Sta. Gen. Tech. Rep. 70. pp. 94-99. sistema tecnificado de producción, se pueden usar
contenedores rígidos de plástico de alta o baja densidad,
Blake, J.I.; L.D. Teeter and D. B. South. 1989. Analysis of de poliestireno y de celulosa, con capacidades que varían
the economic benefits for increasing uniformity in desde 65 hasta 350 cm3.
Douglas-fir nursery stock: In: Mason W. L.; J. D.
Deans and S. Thompson (eds). Producing Uniform Por ahora no puede abandonarse el uso de uno u otro
Conifer planting stock. Forestry Suppl. Vol. 62:251- sistema de producción, por lo que las mencionadas
262. consideraciones, y el uso de prácticas culturales
apropiadas para ellos, contribuirán a la producción de
Burdett, A. N. 1979. New methods for measuring root plantas con un nivel de calidad aceptable.
growth capacity: their value in assesing lodgepole
pine stock quality. Can. J. For. Res. 9:63-67. 2.3 Sustratos de crecimiento

Cano P., A. 1998. Tamaño y calidad de planta de Pinus Muchos materiales, tales como arena, composta, turba,
greggii Engelm. en dos sistemas de producción en vermiculita, suelo de monte y algunos materiales
vivero. Tesis de Maestría en Ciencias. Colegio de sintéticos, pueden ser usados como medio o sustrato de
Postgraduados, Montecillos, México. 83 p. crecimiento. Un buen sustrato debe tener las siguientes
características (Richards, et al., 1964 y Landis, et al.,
Cetina A., V. M. 1997. Tres tipos de manejo en vivero de 1994):
Pinus greggii Engelm. y su efecto en la calidad de
planta. Tesis Doctoral. Colegio de Postgraduados, - Debe ser suficientemente firme para mantener a la
Montecillos, México. 73 p. semilla dentro de la cavidad durante la germinación y
enraizamiento. El volumen debe ser constante, tanto
Dixon, A.; A. L. Leaf and J. F. Hosner. 1960. Quality húmedo como seco.
appraisal of white spruce and red and white pine in
nurseries. For. Chron. 36 (3):237-241. - Debe tener suficiente retención de humedad (25 a 55%)
para evitar riegos muy frecuentes.
Duryea, M. L. and D. P. Lavender. 1982. Water relations,
growth and survival of root wrenched Douglas-fir
seedlings. Can. J. For Res. 12:545-555.

19 4
- Debe ser suficientemente poroso, para que el exceso de CONCLUSIONES
agua drene, permitiendo una adecuada aireación (60 a
80% de porosidad total y 25 a 35% de porosidad de • Para cada sitio particular de plantación, el viverista
aireación son recomendables). deberá de considerar, además de la especie, las
características morfológicas y fisiológicas que le
- Deberá de estar libre de plagas y enfermedades y de permitan a las plántulas una alta probabilidad de
semillas de maleza. establecimiento en campo.

- Es necesario un bajo nivel de salinidad (pH entre 5.0 y • Se sugiere el seguimiento y monitoreo de la plantación,
7.0). a fin de determinar las características de las plantas
“tipo” que deben producirse para cada condición de
- Debe de poseer una adecuada capacidad de plantación.
intercambio catiónico (120 a 170 meq/100 g).
• Es importante monitorear el desarrollo de los lotes de
Los sistemas tecnificados de producción de planta plantación durante todo el proceso de producción para
utilizan comúnmente como sustratos mezclas de detectar y, en su caso, corregir las prácticas culturales
materiales orgánicos (turba) e inorgánicos (vermiculita y que conduzcan a la producción de lotes de plantación
agrolita) en proporciones de 2:1 y 3:1 (turba y vermiculita, física y morfológicamente homogéneos.
respectivamente) o 55% turba, 24% vermiculita y 21%
agrolita. • Debe de regionalizarse la producción de planta, en
función de las necesidades de cada región y de las
En el sistema tradicional, la mezcla del sustrato condiciones particulares de producción en cada vivero.
depende de la disponibilidad de materiales, como tierra de
monte, que regularmente se agrega en mayor proporción • Antes de su traslado a campo, es conveniente la
(entre 80 y 90%), arena, limo o, incluso, corteza molida. clasificación de los lotes de plantación por niveles de
calidad, para disminuir el riesgo de mortalidad al
2.4 Siembra asignarse a sitios de plantación más favorables.
Debe de evaluarse la pureza de la semilla, peso,
porcentaje de germinación y vigor para calcular
correctamente la proporción de siembra. La tasa de
germinación puede verse afectada por la profundidad de
siembra (Show, 1930) y, a su vez, ésta puede variar entre
especies y viveros (Van den Driessche, 1963).

Para algunos viveros de México con sistema


tecnificado de producción, la profundidad de siembra varía
entre 1.5 y 2 cm (Cano, 1998), y puede recomendarse
para su uso.

5 18
los lotes de planta antes de la plantación; esta prueba es Debe de considerarse la época de siembra para evitar
sencilla y económica en su implementación y, problemas, tales como precipitaciones fuertes, heladas,
generalmente, proporciona resultados consistentes. presencia de hongos, ataque de pájaros o roedores, altas
temperaturas y sequía.
La prueba se basa en el uso del crecimiento de la raíz
como una medida del grado fisiológico, ya que una baja 2.5 Riego
supervivencia en campo después de la plantación
corresponde a una débil respuesta en las pruebas de PCR El agua es el principal factor limitante del crecimiento
(Stone, 1955). En la mayoría de los casos en que se ha en los ecosistemas terrestres, y es uno de los más
utilizado la PCR como criterio de calidad de planta, se ha importantes promotores del crecimiento en viveros e
encontrado una buena correlación con la supervivencia y invernaderos; los procesos fisiológicos de las plantas se
desempeño posterior en campo (Burdett,1979; Ritchie y encuentran directa o indirectamente afectados por el agua,
Dunlap, 1980; Sutton, 1980 y Cano, 1998) por lo que la cantidad y, especialmente, la calidad de este
elemento es muy importante en la operación del vivero.
3.2.2 Prueba de resistencia a estrés (tolerancia a la
deshidratación) La cantidad de agua necesaria para producir árboles en
envases varía dependiendo de varios factores, como el
El término de tolerancia a la tensión o al estrés es clima, tipo de contenedor, tipo de sistema de riego,
utilizado para indicar la capacidad de una planta para características del sustrato y de las plántulas; como estos
sobrevivir a uno o varios factores desfavorables y factores varían de un sitio a otro, el mejor régimen de riego
continuar creciendo y desarrollándose en ese medio en un vivero puede no serlo para otro.
(Levitt, 1980). Los principales tipos de estrés a que se
someten las plantas en vivero son: a) la deshidratación por El riego frecuente durante el período activo de
un inadecuado suministro de agua o por exceso de calor; crecimiento aumenta la altura y peso seco de la planta
b) desecamiento de la raíz en el momento del (Duryea y Lavender, 1982); sin embargo, demasiada agua
levantamiento o del transplante; c) daño mecánico aéreo durante el verano, provoca un crecimiento continuo que
(tallo, hojas) por mal manejo, y d) competencia expone a la planta a condiciones desfavorables en
interespecífica por mal manejo de densidad (Levitt, 1980). presencia de heladas. Por otro lado, niveles severos de
estrés hídrico producen plantas pequeñas con tallo corto y
La prueba se basa en el supuesto de que es posible la bajo peso seco de tallo y raíz, así como un reducido vigor
simulación de los diferentes factores de estrés a que se y alta mortalidad (Morby, 1982).
enfrenta la planta durante el período de su establecimiento
en el terreno. A pesar de su sencillez, no existe suficiente Niveles altos o bajos de riego han probado ser
información sobre su capacidad para predecir el negativos en el crecimiento y supervivencia de las plantas,
desempeño de la planta en condiciones de campo. Cano por lo que el problema estriba en determinar niveles
(1998), menciona la posibilidad de su aplicación en P. “moderados” para cada vivero (Duryea y Landis, 1984).
greggii, después del ajuste de la prueba a la especie. Dependiendo de las condiciones de producción, 1000
plántulas de coníferas (en contenedores de 80 cm3)
pueden ser producidas con 70-80 litros de agua por
semana.

17 6
Niveles mínimos del peso total húmedo del contenedor 3.1.3 Estado de la yema terminal
o potenciales hídricos, son criterios usados para
establecer la frecuencia de riego. La suspensión en la actividad de los meristemos
apicales es un mecanismo que han desarrollado las
2.6 Fertilización especies adaptadas a cambios climáticos estacionales,
para tolerar condiciones ambientales desfavorables.
Más que ninguna otra práctica cultural, con excepción
del riego, la fertilización controla tanto la tasa como el tipo La latencia de la yema es de gran importancia para la
de crecimiento en plantas producidas en envases. Una calidad de planta, ya que para producir una planta
deficiencia nutrimental moderada puede ocasionar un vigorosa en vivero es necesario que su ciclo estacional de
estrés fisiológico de la planta, reduciendo el crecimiento y crecimiento esté acoplado a las condiciones ambientales
ocasionando alteraciones en la morfología. Las plántulas naturales; por otro lado, el proceso de reducción de la
con una adecuada nutrición permiten lograr mejor las actividad meristemática se asocia con un aumento en la
tallas especificadas para cada especie por los estándares tolerancia de la planta al estrés ocasionado por diversos
establecidos en cada vivero. El efecto de la fertilización en factores, alcanzando la máxima tolerancia durante la etapa
las plántulas dependerá del tipo, dosis, forma y época de de latencia profunda (Lavender, 1985 y Krasowski y
aplicación (Radwan, et al., 1971). Aplicaciones de potasio, Owens, 1994).
por ejemplo, favorecen la resistencia a sequía y a bajas
temperaturas, mientras que la aplicación de nitrógeno al El viverista deberá de considerar, en la producción de
final de la estación de crecimiento reduce la tolerancia a planta para reforestación, el uso de prácticas que
heladas (Van den Driessche, 1963). favorezcan la formación de yemas terminales para lograr
un mejor comportamiento en campo del material
Cualquier factor o práctica cultural puede modificar el producido.
impacto de la fertilización sobre la calidad de la planta;
esta compleja relación entre condiciones del sitio y otras 3.2 Atributos de respuesta
prácticas culturales hacen de la fertilización una de las
decisiones más difíciles de tomar para el manejo de un Existen pruebas utilizadas para la evaluación en forma
vivero. operativa del desempeño o respuesta funcional de las
plantas producidas en vivero. Entre las más importantes
El uso de formulaciones comerciales de arranque, se destacan la Prueba de Potencial de Crecimiento de
crecimiento y finalización, especialmente diseñadas para Raíz, y la Prueba de Resistencia a Estrés o Tolerancia a la
coníferas, así como fertilizante de lenta liberación Deshidratación.
(Osmocote 18.6:12, en proporción 5 kg/m3) en el sustrato
proporcionan, en general, buenos resultados. 3.2.1 Prueba de potencial de crecimiento de la raíz

2.7 Podas El potencial de crecimiento de raíz (PCR) se define


como la capacidad de las plántulas para hacer crecer sus
La realización de podas en tallo o raíz como práctica de raíces cuando se colocan en un ambiente favorable.
vivero, puede también ayudar a mejorar la calidad de Actualmente, muchas organizaciones públicas y privadas
planta. Los efectos de la poda pueden variar debido a las en el mundo usan la prueba rutinariamente para evaluar

7 16
transpiración; cuando ésta última supera a la primera, prácticas culturales aplicadas en el vivero, a la edad o al
entonces la planta se encuentra en estrés hídrico. El tamaño de la plántula al momento de la aplicación de la
grado de hidratación de la planta puede expresarse en práctica, o a la especie u origen del germoplasma; por tal
términos de potencial hídrico, o contenido relativo de agua motivo, se recomienda la previa calibración de la práctica
(CRA) (Joly, 1985), por lo que su determinación periódica de poda. Ritchie (1984) considera a la poda de raíz como
es útil para programar los períodos de riego o para una excelente práctica para elevar la calidad de la planta
establecer el efecto de otras prácticas culturales sobre el en todas las coníferas.
estado hídrico de la planta. En general, plantas con CRA
igual o menor a 80% se consideran en estrés hídrico. Por otro lado, la poda aérea controla la altura del tallo y
da uniformidad en tamaño, y se recomienda efectuarla
Haase y Rose (1993) consideran que plantas con durante el crecimiento activo de la plántulas (Duryea y
potenciales hídricos cercanos o menores a 2 Mpa (-20 Landis, 1984). Mexal y Fisher (1984) recomiendan la poda
barias) pueden sufrir serios daños fisiológicos, mientras del brote terminal durante junio a agosto para inducir
que Peñuelas y Ocaña (1996) y Lopushinsky (1990) brotes con altas tasas de crecimiento. Cetina (1997)
consideran conveniente mantener en las plantas un recomienda poda aérea en forma mecánica al 50% como
potencial hídrico superior a 1 Mpa (-10 barias). la mejor opción para mejorar la calidad de planta en Pinus
greggii.
3.1.2 Carbohidratos
2.8 Micorrización
Los carbohidratos son los productos directos de la
fotosíntesis y constituyen más del 75% de la biomasa total Las micorrizas (patógenos antagonistas) son hongos
de la planta. Evidencias recientes sugieren que el que ayudan a la asimilación de minerales y de agua a
crecimiento de las raíces, en especies de coníferas, través del incremento en la superficie de absorción de las
depende de los fotoasimilados producidos en ese raíces. Las plántulas dentro de condiciones de vivero
momento y no de las reservas almacenadas en la raíz pueden crecer perfectamente bien, ya que las
(Omi, et al., 1994), lo cual permite postular que la función condiciones controladas minimizan los efectos de estrés;
principal de las reservas de carbohidratos en la planta es no obstante, las plántulas micorrizadas son
permitir el funcionamiento de los tejidos en condiciones de frecuentemente más sanas y robustas que las no
estrés; en otras palabras, dichas reservas proporcionan la micorrizadas, y padecen menos problemas de pudrición de
energía necesaria para las actividades metabólicas de las raíz.
plantas cuando no existe suficiente producción de
carbohidratos en las hojas. La determinación de almidón y La forma más común de inoculación consiste en la
los azúcares solubles totales pueden dar una idea agregación de tierra de monte al sustrato usado en el
aproximada del “status“ dentro de la planta; con estas envase (sistema tradicional), o sobre las camas de
rápidas y sencillas pruebas es posible reducir la excesiva siembra, en el caso de plantas a raíz desnuda.
mortalidad en campo, destinando aquellas con mayor
contenido de reservas a sitios con condiciones más En el caso de contenedores rígidos, la inoculación
desfavorables. puede hacerse a partir de la preparación de inóculos,
usando cuerpos fructíferos de hongos micorrícicos
macerados en agua.

15 8
La aplicación de esporas de tipo comercial puede capacidad de la planta para tolerar daños físicos; ofrece
realizarse a través del sistema de riego o con regaderas una buena medida de la calidad, tanto en plantas a raíz
entre 6 y 12 semanas después de la siembra; desnuda como en contenedores. Valores de este índice
alternativamente, las esporas pueden aplicarse también a menores a seis son recomendables (Vargas, 1996). Cano
la semilla antes de la siembra (Marx y Bell, 1985 y Marx (1998) reporta índices de esbeltez de 6.3 con
and Cordell, 1984). supervivencias de 70% en campo para P. greggii
producido bajo el sistema tradicional.
2.9 Factores ambientales
Indice de calidad de Dixon
Los factores atmosféricos que controlan el crecimiento
de las plantas son: la temperatura, la humedad, la luz y el Este índice, propuesto por Dixon, et al., (1960) se
bióxido de carbono. Todos estos factores (que pueden ser genera basándose en mediciones morfológicas que
controlados en invernadero) son necesarios para un buen involucran biomasa, relación parte aérea/raíz, altura y
desarrollo de las plántulas, y tienen una interrelación diámetro y se calcula de la siguiente manera:
extremadamente compleja reflejada en la fisiología de las
plantas. Peso seco total ( g )
Indice de calidad =
Temperatura Altura (cm) Peso seco tallo (g)
+
La respuesta a la temperatura varía de acuerdo con la Diámetro (mm) Peso seco raíz (g)
especie; el crecimiento es lento cerca de los 15 °C y se
incrementa a través de un rango óptimo (entre los 18 y 30 Valores altos se relacionan con una mejor calidad de
°C). Las tasas de crecimiento decrecen abajo o arriba de planta. Thompson (1985) refiere que en ensayos
los valores mínimos o máximos, respectivamente, aunque realizados con coníferas, este índice diferencia
pueden existir excepciones. satisfactoriamente la potencial supervivencia de plantas de
diferentes tamaños y edades.
Humedad relativa
Cano (1998), sin embargo, menciona que este índice
El mantener una humedad relativa apropiada dentro de como tal no se ajusta como un buen indicador de la
un vivero o invernadero es biológicamente importante, ya supervivencia en campo, al menos para P. greggii, por lo
que una baja humedad provoca estrés hídrico debido a la que debe de tomarse con reserva cuando quiera utilizarse
excesiva transpiración; humedad ambiental adecuada con tal objetivo.
promueve un rápido crecimiento, mientras que una
excesiva humedad puede llegar a causar el crecimiento de 3.1.1 Relaciones hídricas
hongos y bacterias. Un 80% de humedad ambiental
durante la germinación y de 60 a 70% durante la etapa de El agua es uno de los factores de mayor importancia en
crecimiento se consideran buenos (Vera-Castillo, 1995). la fisiología vegetal; además de ser un solvente de gases y
nutrientes, es un reactivo de muchos procesos
bioquímicos. El balance hídrico refleja el equilibrio entre la
velocidad de absorción de agua y la velocidad de

9 14
supervivencia ante la falta de agua o una alta demanda Luminosidad
transpiratoria, debido a la menor área foliar y consumo de
agua asociados con ellas; la biomasa total no tiene sentido Las tres propiedades más importantes de la luz que
si la planta no mantiene un balance adecuado entre sus afectan el crecimiento de las plántulas son la intensidad, la
componentes de la parte aérea y del sistema radical duración y la calidad (Kramer y Kozlowski, 1979). La
(Vargas, 1996). intensidad tiene relación con la aceleración de la tasa de
crecimiento, siempre que ésta sea adecuada para aportar
3.2 Índices morfológicos energía suficiente para llevar a cabo la fotosíntesis y
puede ser también un factor que prevenga la dormancia.
La evaluación de la supervivencia a través de variables La duración, por otro lado, se relaciona con la duración del
morfológicas, como algunas de las mencionadas en día, que es necesaria para prolongar el crecimiento
párrafos anteriores, no ofrecen por sí solas la confiabilidad vegetativo y, finalmente, la calidad está relacionada con
suficiente para predecir el comportamiento en campo de las diferentes longitudes de onda que disparan diferentes
un lote de plantación. Por ello, la utilización de índices que funciones en las plantas. La luz roja (640-740
involucran una combinación de varias características nanómetros), es más eficiente para la fotosíntesis
morfológicas, genera un indicador conveniente del (Nobel,1991). En los viveros, el control de la luz se realiza
comportamiento en campo a largo plazo. Los índices con medias sombras o mallas media sombra con
morfológicos más utilizados como indicadores de penetración de 40 a 60% de luz solar (Vera, 1986),
calidad de la planta son la relación parte aérea / raíz, el considerando su uso sólo en las etapas iniciales del
índice de esbeltez y el índice de calidad de Dixon crecimiento para no interferir con el proceso de
(Ritchie,1984 y Thompson, 1985). lignificación (Prieto, et al. 1999.)

Relación parte aérea / raíz 3. CRITERIOS DE CALIDAD DE PLANTA

Se expresa con base en el peso seco de ambas partes, La calidad de planta incluye una serie de
y establece el balance entre el consumo de agua por el características morfológicas y fisiológicas que dificultan su
follaje y la capacidad de absorción por parte de la raíz; se evaluación en conjunto; sin embargo, existen algunos
recomienda que el cociente no sea mayor a 2.5, sobre procedimientos empíricos para determinar dicha calidad
todo para plantaciones en sitios con problemas de con base en sólo algunas características. Ritchie (1984)
disponibilidad de agua (Thompson, 1985). Cano (1998) agrupa los procedimientos o criterios existentes para
reporta un cociente de 3.5 con valores de supervivencia en evaluar la calidad de la planta en dos categorías:
campo mayores a 70 % para Pinus greggii producido bajo 1) atributos materiales y 2) atributos de respuesta.
el sistema tradicional.
Los primeros incluyen características morfológicas y
Indice de esbeltez fisiológicas medibles directamente en las plantas, como
altura, arquitectura y diámetro del tallo, estado nutrimental,
Este índice, también conocido como de robustez, reserva de carbohidratos, índice mitótico y balance hídrico,
(Vargas, 1996), mide la relación existente entre la altura entre otros; mientras que los segundos someten a la
de la planta, expresada en cm, y el diámetro del tallo, planta a condiciones particulares de prueba y mide su
expresado en mm, lo cual refleja, en cierta medida, la desempeño en términos de las características de interés,
como crecimiento de raíces o tolerancia al estrés.

13 10
3.1 Atributos materiales Según Rowan (1986), a mayor diámetro, mayor
presencia de raíces laterales primarias y, por tanto,
Criterios morfológicos aumento en la supervivencia (Hatchell, 1986). En cada
caso, el diámetro de plántula más adecuado para cada
Según Thompson (1984), la morfología es la forma o especie deberá considerar sus características
estructura de un organismo o cualquiera de sus partes, morfológicas de crecimiento.
cuya evaluación podría incluir un número cuantioso de
mediciones potenciales, desde altura hasta el número de Arquitectura de la raíz
estomas.
Se refiere a la orientación espacial del sistema radical
Altura (extensión y configuración de varios componentes).
Plántulas con sistemas radicales grandes favorecen la
Es la característica morfológica más fácil de evaluar en absorción de agua y nutrientes, manteniendo un adecuado
una plántula y tiene poco valor como indicador único de la balance hídrico.
calidad de planta, hasta que se combina con el diámetro o
la arquitectura del tallo; se desconoce la relación directa Rowan (1983) indica que, en general, un buen sistema
entre la altura del tallo y la supervivencia en campo radical deberá ser abundante y bien ramificado y con
(Anstey, 1971). La altura de la planta deberá de considerar raíces laterales en crecimiento. Las plantas con un mayor
al sitio a plantar en función de la vegetación herbácea o volumen de raíz logran tolerar adecuadamente el estrés
arbustiva con la que deberá de competir, pero se hídrico al momento del transplante al campo.
considera aceptable para coníferas un rango entre 15 y 25
cm. Arquitectura del tallo

Diámetro Es la manera en la cual el tallo y sus ramas se


desarrollan y el rumbo en el cual se distribuye el follaje. La
Es la medición morfológica más usada para evaluar arquitectura del tallo en una planta de calidad deberá ser
calidad de planta. Este refleja la resistencia de las plantas apropiada al tamaño del sistema radical, y el número de
y el tamaño del sistema radical y se ha encontrado que hojas deberá maximizar la absorción de luz solar, pero
está positivamente relacionado con la cantidad de minimizar el gasto transpiratorio (Johnson y Cline, 1991).
sustancias de reserva (Mullin y Swaton, 1972). South y
Mexal (1984) encontraron que plantas con diámetros de
tallo mayores a 4 cm lograron supervivencias de hasta Peso o biomasa total
80%, pero la relación supervivencia / diámetro se vio
afectada por la masa radical (Blake, et al.,1989). En Pinus Se utiliza como una medida del tamaño global de la
taeda, Zobel, et al., (1957) por su parte, detectaron una planta. Se ha demostrado que plantas de mayor tamaño
mayor supervivencia de plantas con diámetros mayores (biomasa), tienen un mejor desempeño que las plantas
que con diámetros menores, sobre todo cuando fueron pequeñas, independientemente de la especie y tipo de
expuestas a condiciones de sequía. planta, especialmente cuando no se realizan prácticas de
preparación del terreno de plantación (Barnett, 1990). Las
plantas de menor tamaño pueden tener ventajas en

11 12