Está en la página 1de 4

LEYES BÁSICAS DE SISTEMAS

La Teoría General de Sistemas fue concebida por Ludwig von Bertalanffy en la


década de 1940 con el fin de proporcionar un marco teórico y práctico a las ciencias
naturales y sociales. La teoría de Bertalanffy supuso un salto de nivel lógico en el
pensamiento y la forma de mirar la realidad que influyó en la psicología y en la
construcción de la nueva teoría sobre la comunicación humana. Mientras el
mecanicismo veía el mundo seccionado en partes cada vez más pequeñas, el
modelo de los sistemas descubrió una forma holística de observación que desveló
fenómenos nuevos (que siempre estuvieron ahí, pero se desconocían) y estructuras
de inimaginable complejidad.
Definición de Sistema
Un Sistema es un conjunto de elementos en interacción; ordenadores, bandada de
patos, cerebro, etcétera. En el caso de sistemas humanos (familia, empresa, pareja,
etcétera) el sistema puede definirse como un conjunto de individuos con historia,
mitos y reglas, que persiguen un fin común.
Por lo tanto, todo sistema se compone de un aspecto estructural (límites, elementos,
red de comunicaciones e informaciones) y un aspecto funcional.

Niveles

La Teoría General de Sistemas distingue varios niveles de complejidad:


 Sistema: totalidad coherente, por ejemplo, una familia
 Suprasistema: medio que rodea al sistema; amigos, vecindad, familia
extensa…
 Subsistemas: los componentes del sistema; individuos.

Principios de la Teoría General de Sistemas

Totalidad: El sistema trasciende las características individuales de sus miembros


Entropía: Los sistemas tienden a conservar su identidad
Sinergia: Todo cambio en alguna de las partes afecta a todas las demás y en
ocasiones al sistema
Finalidad: los sistemas comparten metas comunes
Equifinalidad: Las modificaciones del sistema son independientes de las
condiciones iniciales
Equipotencialidad: Permite a las partes restantes asumir las funciones de las partes
extinguidas
Retroalimentación: Los sistemas mantienen un constante intercambio de
información
Homeostasis: Todo sistema viviente se puede definir por su tendencia a mantenerse
estable
Morfogénesis: Todo sistema también se define por su tendencia al cambio

Tipos de Sistemas

Sistemas abiertos: Mantienen unas fronteras abiertas con el mundo (el resto de los
sistemas) con los que comparten intercambios de energía e información.
Sistemas cerrados: Hay muy poco intercambio de energía e información con el
medio más amplio en que viven.

La teoría general de sistema tiene la finalidad de ofrecer una alternativa a los


esquemas conceptuales conocidos con el nombre de enfoque analítico y mecánico
con la aplicación del método científico. Se les llama mecánico porque estos fueron
instrumentos en el desarrollo de las leyes de Newton, y analítico estos proceden por
medio del análisis, se caracterizan porque pueden ir de lo más complejo a lo más
simple. También impulsan el desarrollo de una terminología general que permita
describir las características, funciones y comportamientos sistémicos. Desarrollan
un conjunto de leyes aplicables a todos estos comportamientos, promueven una
formalización (matemática) de estas leyes, es un instrumento básico para la
formación, adoptan un enfoque holístico hacia los sistemas y promueve la unidad
de la ciencia, al proporcionar un marco de referencia coherente para la organización
del conocimiento.
La Teoría General de Sistemas consiste en encontrar el marco conceptual más
general, dónde insertar una teoría científica o un problema técnico sin que estos
pierdan sus características esenciales. La Teoría General de los Sistemas se basa
en dos pilares básicos: aportes semánticos y aportes metodológicos: El
pensamiento de sistemas es el “Estudio de las relaciones entre las partes de un
ente integrado (abstracto o concreto) y de la manera de comportarse como un todo
con respecto al entorno que lo rodea”. El enfoque cibernético se ocupa de dictaminar
la estructura interna, relaciones tipologías, entre otros objetivos, de los sistemas,
basándose en técnicas matemáticas. Ciencia (creada por Norbert Wiener) que se
basa en la comunicación entre sistema y su medio, y dentro del sistema, y en el
control (retroalimentación y homeostasis) enfocado a máquinas y seres vivos, los
cuales son sistemas que se caracterizan por la búsqueda de algún objetivo, con
capacidades de autoorganización y autocontrol.
Todos los sistemas responden a las siguientes leyes:
Ley de no sumatividad
“El todo es mayor que la suma de las partes”
Por lo tanto, el todo es igual a la suma de las partes más un término adicional.
Ese término adicional es la sinergia S.

No es posible entonces conocer la realidad de un sistema sólo conociendo a sus


elementos constitutivos, ya que aparecen propiedades emergentes del sistema
como todo, que no se encuentran en ninguna de sus partes por separado.

Por ejemplo: Un equipo de futbol tiene varios integrantes, pero el juego en sí no


depende de la habilidad de cada uno, sino de cómo trabajan en conjunto. No consta
solo de tener los mejores jugadores, sino los jugadores que trabajan mejor con los
demás. Al juntarse la habilidad de todos surge un lazo fuerte de confianza lo que los
hace jugar mejor con sus compañeros.

o Interrelación y Retroalimentación
Otra importante ley de los sistemas es que:
La modificación del estado de uno de los elementos de un sistema modifica el
estado los restantes elementos, y el estado mismo del sistema.
El pensamiento lineal entiende la realidad a través de “cadenas causales” de causa-
efecto.

Por ejemplo: Un grupo de trabajo en una oficina. Si algún integrante no quiere


trabajar entonces limita al grupo, y esto origina cambios en todos los integrantes ya
que se van a molestar y van a trabajar de otra manera para cumplir con los mismos
objetivos.

o Principio de no extrapolación:
Dado que en cada nivel de sistema aparecen propiedades emergentes que no se
encuentran en los elementos constitutivos, sino que son propias del sistema como
todo, no es posible entender un sistema más complejo o de naturaleza diferente por
mera extrapolación de las propiedades de un sistema más simple.

Por ejemplo: El sistema respiratorio de un mono, por ejemplo, es bastante similar


al de los seres humanos. Sin embargo, ambos no sufren de las mismas
enfermedades respiratorias. No se puede entender el sistema respiratorio de los
seres humanos solo estudiando del sistema respiratorio de los primates ya que uno
es mucho más desarrollado que otro, aunque sigan siendo similares.

También podría gustarte