Está en la página 1de 2

Polimerización in situ

En este método se utiliza el fenómeno de separación de fases, en una


mezcla de dos polímeros químicamente diferentes e incompatibles en un
mismo solvente. El material a encapsular interaccionará solo con uno de
los dos polímeros, el cual se adsorbe en la superficie del material a
encapsular formando una película que los engloba. De manera general,
este proceso se lleva a cabo en solventes orgánicos y cuando el material
a encapsular es sólido.
La polimerización in situ es similar a la polimerización interfacial,
excepto que no hay monómeros reactivos en la fase orgánica, y toda la
polimerización tiene lugar en la fase continua en lugar de en la interfaz
de las gotitas como en la polimerización interfacial. El ejemplo más
común de este método es la polimerización por condensación de urea o
melamina con formaldehído para formar ureaformaldehído reticulado o
cápsulas de melamina-formaldehído. En este método, primero se forman
gotitas dispersando material de núcleo (PCM) en una fase acuosa que
contiene una pequeña fracción de emulsionante, seguido de la adición
de monómeros o prepolímeros apropiados de urea con formaldehído o
melamina con formaldehído. Después de que se baje el pH del sistema,
comienza la reacción de policondensación, produciendo resinas de urea-
formaldehído o formaldehído de melamina reticuladas. Cuando la resina
alcanza un alto peso molecular, se vuelve insoluble en la fase acuosa,
precipita y se deposita en la interfaz aceite-agua de las gotitas. La resina
luego se endurece, formando la cubierta de las microcápsulas, como se
muestra en la figura 10.6.

Como se mencionó anteriormente, las resinas de urea-formaldehído o


melamina-formaldehído se usan habitualmente como materiales de
cubierta para la microencapsulación de PCM usando polimerización in
situ. Sin embargo, las microcápsulas a base de formaldehído requieren
una preparación significativa y estrictas precauciones de seguridad
debido al hecho de que se sabe que el formaldehído es tóxico. Además,
algunos de los residuos de estas resinas de formaldehído en las conchas
pueden causar problemas ambientales y de salud.
Polimerización en suspensión

La polimerización en suspensión (Mezcla en que pequeñas partículas de un


sólido o líquido se mantienen suspensas en un líquido o un gas), también
conocida como polimerización en perlas, por la forma como se obtienen los
polímeros, es una polimerización heterogénea donde el monómero y el
iniciador son insolubles en el medio dispersante, en general el agua.
La polimerización en suspensión es uno de los procesos de encapsulación bajo
la categoría de métodos químicos. Este método se utiliza para la producción de
muchos comerciales comunes
resinas, tales como cloruro de polivinilo (PVC), poliestireno y poli (metacrilato
de metilo). Con el tiempo, la polimerización en suspensión se ha utilizado
ampliamente para la síntesis de microesferas funcionales (Yeum y Deng, 2005)
y recientemente para la fabricación de microcápsulas PCM.

El mecanismo de formación de microcápsulas de PCM usando polimerización en


suspensión de radicales libres dentro de una sola gota. La fase orgánica, que
consiste en PCM, monómeros insolubles en agua e iniciador soluble en aceite
de radical libre, se dispersan en la fase acuosa en forma de gotitas mediante
homogeneización de alto cizallamiento junto con el uso de pequeñas
cantidades de agentes de suspensión. Cuando la temperatura alcanza la
temperatura de descomposición del iniciador de radicales libres, la reacción
comienza a tener lugar dentro de las gotitas y el polímero generado precipita
fuera de la mezcla de monómeros de PCM para formar partículas de polímero.
Estas partículas continúan creciendo en número y tamaño a medida que
continúa la polimerización, y se depositan en la interfaz aceite / agua por
acción de hidrofobicidad para formar la cubierta de la cápsula (Figura 10.10).

La selección de materiales de cubierta adecuados para el PCM envolvente es


crucial para la fabricación robustas microcápsulas PCM. Se ha llevado a cabo
un trabajo intensivo para optimizar los materiales de revestimiento mediante el
cambio del tipo de materiales de revestimiento (inorgánicos, monoméricos y
copolímeros) o la adición de diversos agentes de entrecruzamiento.
la morfología de las cápsulas depende de los materiales del núcleo y del
proceso de deposición del caparazón. En el caso de la polimerización en
suspensión, la polaridad y la tensión interfacial del polímero formado dentro de
las gotas de PCM son cruciales para formar la morfología núcleo / caparazón.

VENTAJAS
 YA QUE EL AGUA SE USA COMO DISOLVENTE, ESTE MÉTODO ES
ECONÓMICO.
 EL AISLAMIENTO DEL PRODUCTO ES MUY FÁCIL Y LOS PRODUCTOS SON
MUY PUROS.
DESVENTAJAS
 ESTE MÉTODO ES APLICABLE SOLO PARA MONÓMEROS INSOLUBLES EN
AGUA.
 EL CONTROL DEL TAMAÑO DE PARTÍCULA ES DIFÍCIL.

APLICACIONES

LOS GRANOS DE POLIESTIRENO SE UTILIZAN COMO RESINAS DE INTERCAMBIO


ION