Está en la página 1de 3

PAÍS: España FRECUENCIA: Variable

PÁGINAS: 62 O.J.D.: 11130
El Economista Extra elEconomista.es | 62 | MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018

XII
TARIFA: 6890 € E.G.M.: 45000

ÁREA: 534 CM² - 52% SECCIÓN: ESPECIAL
ANIVERSARIO
28 Febrero, 2018

GONZALO MA
SÁNCHEZ IZQUIER
PRESIDENTE PWC ESPAÑA DIRECTORA GENERAL IG

Lecciones Exigir el máxim
y consecuencias de Buen Gobier
de la crisis a los proveedor

L L
as malas prácticas de Gobierno Corporativo fueron uno de los os Contratos por Diferencia (CFD) h
factores clave en la crisis económica y financiera de 2008-2013. lar crecimiento en la última década. IG
La deficiente gestión del riesgo, la inadecuada composición de experiencia, se instaló en España hac
los consejos de administración, la imprudente política de remune- go de la evolución del sector y la creciente
raciones y la falta de transparencia contribuyeron, primero, a desa- ductos: se calcula que unos 36.000 españole
tar la crisis, y después a agrandarla y a expandirla por todo el mundo. este derivado que permite beneficios en me
A raíz de la crisis, las presiones para que las empresas perfeccionen sobre acciones, índices, divisas, materias prim
sus mecanismos de Buen Gobierno se han multiplicado. tomonedas, con el bitcoin a la cabeza. Pero,
En España, la Ley de Sociedades de Capital de 2014 supuso un ridad, es imprescindible trabajar con bróker
gran avance en la implantación de medidas obligatorias. La publica- peten los principios de transparencia y pr
ción en 2015 del Código de Buen Gobierno de las Sociedades Coti- definitiva, de Buen Gobierno.
zadas, con recomendaciones en este caso de carácter voluntario, fue Los CFD son un producto complejo por s
otros de los hitos en el impulso del Buen Gobierno Corporativo. Euro- la posición se abre con una fracción de su va
pa también ha sido activa en la promulgación de distintos reglamen- los posibles beneficios o pérdidas pueden su
tos y directivas, tanto de alcance global como especialmente en el Este concepto debe ser correctamente exp
sector financiero, con extensiones tan importantes como la entrada sobre todo en las primeras operaciones. Lam
en vigor de MiFID en sus dos versiones. En EEUU, la principal reac- proveedores que, domiciliados en otros paí
ción a la crisis fue la aprobación de la Ley Dodd-Frank. supervisión de CNMV y aplican una política
¿Hacia dónde apuntan estas iniciativas? Las repercusiones de este mensajes publicitarios y las aperturas de cu
activismo regulatorio son múltiples, pero muchas de las medidas previa de la conveniencia y la situación fina
refuerzan las obligaciones de los consejos de administración, seña- En ocasiones, las entidades menos cump
lados, no sin razón, como el corazón del Gobierno Corporativo. La cuenta sin haber identificado al cliente. Pese
competencia, la independencia, la transparencia, la supervisión efec- percibir esto como una forma rápida de acc
tiva, la clara asignación de responsabilidades, la diversidad y un régi- ría valorar el riesgo que supone que una ent
men de incentivos adecuado son algunos de los principios sobre los cias bancarias sin haber comprobado la iden
que descansa el nuevo cuerpo normativo que regula la actividad de tanto la regulación en prevención de blanqu
los consejeros de las empresas. go de no poder recuperar esos fondos posteri
Progresos, por tanto, ha habido. El cambio está en marcha. Sin que, generalmente, estas entidades piden a
embargo, todavía queda mucho por hacer. En muchas empresas sub- fondos a cuentas bancarias en otros países,
sisten resistencias culturales que impiden el pleno establecimiento ción de mantener su capital en España. Los
de los principios del Gobierno Corporativo. Un reciente informe con buenas prácticas, mantienen el dinero
publicado por PwC sobre las empresas en EEUU subraya lo lejos tas españolas donde además los fondos está
que están las prioridades de los directivos respecto a las expectati- Estas prácticas dan una pésima imagen
vas de los inversores en temas tan sensibles como la diversidad de entre las compañías que cumplen la regula
género, el debate interno o el cambio climático. incluso con procesos internos que van má
En este sentido, hay que tener en cuenta que la buena conducta regulatorias como es el caso de IG, frente a l
empresarial no es cuestión (solo) de códigos y leyes. La buena con- ros sobre los que tan a menudo advierte la C
ducta emana de unos valores éticos firmemente arraigados en las Desde IG consideramos que la información
personas y en las instituciones. Solo en un sólido marco moral de sor deben ser la piedra angular de nuestra a
referencia pueden prosperar las buenas prácticas de Gobierno Cor- tamos a cumplir con los requisitos regulato
porativo. Además, es preciso asegurar que los agentes económicos mecanismos adicionales que garantizan que
comprenden que el Buen Gobierno va más allá del puro cumplimien- conocen las características del producto y e
to normativo e impacta positivamente en aspectos críticos del desem- tegidos por nuestras políticas de conflictos d
peño de la compañía, como en la gestión del riesgo, en la rentabili- órdenes. Pero en última instancia debe ser e
dad o en la calificación crediticia de las compañías. De este modo, el máximo nivel de Buen Gobierno a sus prov
Gobierno Corporativo será un instrumento efectivo para gestionar do quizás aún falta camino por recorrer en
mejor las empresas, aumentar su valor real en el largo plazo y trans- en España.
mitir confianza a la sociedad.

Las malas prácticas de Gobierno Pa
Corporativo fueron uno de los factores es im
clave en la crisis económica

P.4
PAÍS: España FRECUENCIA: Variable

PÁGINAS: 58 O.J.D.: 11130
El Economista Extra
elEconomista.es | 58 | MIÉRCOLES,
TARIFA: 8082 €
28 DE FEBRERO DE 2018
E.G.M.: 45000

XII
ÁREA: 626 CM² - 61% SECCIÓN: ESPECIAL
28 Febrero, 2018 ANIVERSARIO

SÉ LUIS HILARIO
ERELLI ALBARRACÍN
E EY ESPAÑA PRESIDENTE DE KPMG ESPAÑA

rácticas Consejos que
s, clave funcionan bien
miento

E
y la transparencia empresa- sta es la época del año en la que los consejos de administra-
de crecimiento para las com- ción de las compañías cotizadas hacen su examen de concien-
altamente competitivo. Gene- cia anual. Me refiero a los procesos de autoevaluación del con-
aves para obtener financia- sejo recogidos en las recomendaciones en la materia y de los que las
rtalecen los procedimientos compañías deben dar cuenta en los informes anuales de Gobierno
de los accionistas y adminis- Corporativo. La lectura de lo que los informes dicen acerca de los
uen Gobierno de Sociedades procesos de evaluación ofrece una ventana privilegiada desde la que
de la Ley de Sociedades de se observan ciertas similitudes.
de la OCDE en esta materia, Tal y como sucede en otros ámbitos, las fronteras de lo que se
icas empresariales se sitúen entiende por Buen Gobierno Corporativo son cambiantes. Aunque
s agendas de las empresas y la música no ha variado en exceso en las últimas décadas, sí lo ha
versores y reguladores. Impli- hecho la letra; por eso, la idea que tenemos hoy acerca de un conse-
relaciones de transparencia jo que funciona bien es relativamente distinta de la que hubiéramos
accionistas y clientes, inver- tenido hace 25 años.
leados, así como definir los Estamos de acuerdo en que hoy continúan siendo rasgos distinti-
acia su consecución, toman- vos de los consejos que mejor funcionan el dedicar el tiempo sufi-
tenibilidad o la ética. ciente a la deliberación estratégica, a la reflexión acerca de en qué
tudio de EY, un 97 por cien- medida la compañía está preparada para dar respuesta a los riesgos
cancelado o reconsiderado a los que se enfrenta o a la supervisión y la retribución de los direc-
te de Gobierno Corporativo, tivos. Pero en los últimos años hemos visto también ganar espacio
nanza empresarial determi- en los consejos a materias que tienen que ver con la ética, con la cul-
ros muchos aspectos. De esta tura corporativa y con la interacción entre la compañía y la socie-
rantías que promueva el cre- dad. Por ejemplo, las últimas recomendaciones en materia de Gobier-
damental que las empresas no Corporativo que se encuentran en periodo de consulta en el Reino
obierno Corporativo, de una Unido ponen el foco en la necesidad de reforzar el diálogo del con-
a competencia, y que midan sejo con los empleados de la compañía así como en su papel de garan-
de control, con especial aten- te de la cultura de la empresa.
a ser determinante avanzar Esta mayor preocupación de los consejeros y los consejos por estas
eto y estructurado, extremar cuestiones no es casual. Es, quizá, el lógico resultado de unos años
del Consejo en la toma deci- en los que la confianza social en las compañías no ha pasado por su
ción adecuada. Por último, la mejor momento. Y sin confianza social las empresas no pueden tener
onsejo conlleva la implemen- un éxito sostenido en el tiempo. Por eso, podemos pronosticar desde
tión de los riesgos fiscales. nuestro conocimiento profundo del funcionamiento de los consejos
alar la necesidad de avanzar y atendiendo a los resultados de los procesos de evaluación, que este
vo global y estable, que inclu- será un asunto cada vez más presente en las sesiones de los órganos
nacional que eviten que las de gobierno de las empresas. Esta es, en todo caso, una buena noti-
dicciones deban afrontar exi- cia para la sociedad y para el conjunto de sus empresas y la perdu-
ncia dispares. Sin duda, todo rabilidad de sus proyectos en largo plazo.
n mercado global transparen-
valor para sus accionistas, y
nas prácticas empresariales
ia son elementos de confian-
uladores y demás grupos de
o, por lo que deben tomarse
compañías sujetas a requeri-
te ámbito, sino también por
liderazgo. Solo éstas podrán
ada vez más ambiciosas.

ndamental que las empresas Las fronteras de lo que se
n el estado de sus normas de entiende por Buen Gobierno
Gobierno Corporativo Corporativo son cambiantes

P.5
PAÍS: España FRECUENCIA: Variable

PÁGINAS: 58 O.J.D.: 11130
El Economista Extra elEconomista.es | 58 | MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2018

XII
TARIFA: 7155 € E.G.M.: 45000

ÁREA: 554 CM² - 54% SECCIÓN: ESPECIAL
ANIVERSARIO
28 Febrero, 2018

JOSÉ LUIS HILA
PERELLI ALBARRA
PRESIDENTE DE EY ESPAÑA PRESIDENTE DE KPM

Las buenas prácticas Consejos que
empresariales, clave funcionan bien
para el crecimiento

E E
l Buen Gobierno Corporativo y la transparencia empresa- sta es la época del año en la que los
rial suponen una oportunidad de crecimiento para las com- ción de las compañías cotizadas hac
pañías en un mercado global y altamente competitivo. Gene- cia anual. Me refiero a los procesos d
ran confianza y seguridad jurídica –claves para obtener financia- sejo recogidos en las recomendaciones en
ción–, mejoran su posicionamiento, fortalecen los procedimientos compañías deben dar cuenta en los inform
internos y hacen confluir los intereses de los accionistas y adminis- Corporativo. La lectura de lo que los info
tradores. La reforma del Código de Buen Gobierno de Sociedades procesos de evaluación ofrece una ventana
Cotizadas y la Ley 31/2014 de reforma de la Ley de Sociedades de se observan ciertas similitudes.
Capital, así como las recomendaciones de la OCDE en esta materia, Tal y como sucede en otros ámbitos, l
están induciendo que las buenas prácticas empresariales se sitúen entiende por Buen Gobierno Corporativo
como uno de los temas centrales en las agendas de las empresas y la música no ha variado en exceso en las
sus consejos de administración, de los inversores y reguladores. Impli- hecho la letra; por eso, la idea que tenemo
can, en términos generales, establecer relaciones de transparencia jo que funciona bien es relativamente dist
entre la dirección de la compañía, sus accionistas y clientes, inver- tenido hace 25 años.
sores, proveedores, acreedores y empleados, así como definir los Estamos de acuerdo en que hoy continú
objetivos de la compañía y el camino hacia su consecución, toman- vos de los consejos que mejor funcionan
do muy en cuenta factores como la sostenibilidad o la ética. ciente a la deliberación estratégica, a la re
Tal es su relevancia que, según un estudio de EY, un 97 por cien- medida la compañía está preparada para d
to de los inversores institucionales ha cancelado o reconsiderado a los que se enfrenta o a la supervisión y la
una inversión ante un marco insuficiente de Gobierno Corporativo, tivos. Pero en los últimos años hemos vis
haciendo que los estándares de gobernanza empresarial determi- en los consejos a materias que tienen que v
nen el acceso a la financiación, entre otros muchos aspectos. De esta tura corporativa y con la interacción entr
manera, y para ofrecer un marco con garantías que promueva el cre- dad. Por ejemplo, las últimas recomendacio
cimiento, desde EY consideramos fundamental que las empresas no Corporativo que se encuentran en perio
analicen el estado de sus normas de Gobierno Corporativo, de una Unido ponen el foco en la necesidad de re
manera comparativa con respecto de la competencia, y que midan sejo con los empleados de la compañía así c
la efectividad de sus sistemas internos de control, con especial aten- te de la cultura de la empresa.
ción a la ciberseguridad. Asimismo, va a ser determinante avanzar Esta mayor preocupación de los consejer
hacia un reporting corporativo completo y estructurado, extremar cuestiones no es casual. Es, quizá, el lógic
la diligencia por parte de los miembros del Consejo en la toma deci- en los que la confianza social en las compa
siones y diseñar una política de retribución adecuada. Por último, la mejor momento. Y sin confianza social las e
responsabilidad fiscal que recae en el Consejo conlleva la implemen- un éxito sostenido en el tiempo. Por eso, po
tación de mecanismos de control y gestión de los riesgos fiscales. nuestro conocimiento profundo del funcio
En este ámbito, es significativo señalar la necesidad de avanzar y atendiendo a los resultados de los proces
hacia un marco de Gobierno Corporativo global y estable, que inclu- será un asunto cada vez más presente en l
ya normativas comunes a nivel internacional que eviten que las de gobierno de las empresas. Esta es, en to
empresas que operan en diversas jurisdicciones deban afrontar exi- cia para la sociedad y para el conjunto de
gencias de Buen Gobierno y transparencia dispares. Sin duda, todo rabilidad de sus proyectos en largo plazo.
ello contribuirá a la consolidación de un mercado global transparen-
te y comprometido con la creación de valor para sus accionistas, y
para la sociedad. En definitiva, las buenas prácticas empresariales
de Gobierno Corporativo y transparencia son elementos de confian-
za para el mercado, los accionistas, reguladores y demás grupos de
interés, tanto a corto como a largo plazo, por lo que deben tomarse
muy en consideración no solo por las compañías sujetas a requeri-
mientos legales y de supervisión en este ámbito, sino también por
todas aquellas que tengan vocación de liderazgo. Solo éstas podrán
forjar un mundo que requiere metas cada vez más ambiciosas.

Es fundamental que las empresas
analicen el estado de sus normas de e
Gobierno Corporativo C

P.6