Está en la página 1de 6

Nº4

www.elchamberlin.info
Número 4 Página 1
Página 0 PORTADA
Conchi Ruiz García

Página 5 SUPERSISTER
Francisco Macías Villena

Página 14 EL LIBRO GENERADOR


Más allá de La Comarca
(El Señor De Los Anillos de J.R.R. Tolkien)
Sergio Guillén Barrantes

Página 16 CRO!
Carlos de la Fuente Blanco

Página 17 PASIONES Y PASATIEMPOS


POÈME ÉLECTRONIQUE
(Mucho más que) 480 segundos de música.
Chema Chacón

Página 33 HENRY COW (Parte 4)


Sesiones para la BBC
David Fresno Fresno

Página 38 MITOS Y LEYENDAS DE MAGMA


THEUSZ HAMTAAHK
Carlos Romeo

Página 41 CURLEW (Parte 1)


Los Años de Tom Cora.
Francisco Macías Villena

Página 49 LÜGER
Carlos de la Fuente Blanco

Página 2 www.elchamberlin.info
Página 50 DISCOS / DISCOS
JEAVESTONE: 1+1=OK, ATLANTIC OCEAN, ASOKA, DAMON
SHULMAN: YARD TIME, YUGEN: IRIDULE, YUGEN: IRIDULE, CUR-
VED AIR: RETROSPECTIVE, STEVE HACKETT: LIVE RAILS, YANN
TIERSEN: DUST LANE, NYA LJUDBOLAGET, DUNGEN: SKIT I
ALLT, ARANIS: ROQUEFORTE, CICCADA: A CHILD IN THE MI-
RROR, FRENCH TV: I FORGIVE YOU FOR ALL MY UNHAPPINESS,
FROGG CAFÉ: BATELESS EDGE, JOHN MCLAUGHLIN AND THE 4TH
DIMENSION: TO THE ONE, IL TEMPIO DELLE CLESSIDRE,JONO EL
GRANDE: PHANTOM STIMULANCE, AREKNAMES: IN THE CASE OF
LOSS..., MARBIN: BREAKING THE CYCLE, PLANETA IMAGINARIO:
OPTICAL DELUSIONS
Francisco Javier Gastón, Francisco Macías Villena, Fernando
Fernández Palacios, Carlos de la Fuente Blanco

Página 66 CHRISTIAN VANDER (Parte 1)


Fuera de Magma u Offering
Carlos Romeo

Página 72 LOS INICIOS DEL UNDERGROUND, LA MÚSICA


PROGRESIVA, EL ROCK SINFÓNICO Y GÉNEROS
ADYACENTES EN ESPAÑA (HASTA 1969 INCLUSIVE)
Fernando Fernández Palacios

Página 79 LIBRERÍA ROCK Y OTROS


LAS MUSICAS DE NUESTRO TIEMPO.
EL UNIVERSO POP
Luís Peñafiel

Página 82 NACHO VEGAS Y SU APUESTA MÁS ARRIESGADA


Fernando Fernández Palacios

Página 85 ALFRED BERENGENA NACIDO PARA SER RÁPIDO


Luís Arnaldo (Dr. Pecatore)

Página 92 NAUFRAGOS EN EL MAR DE LOS METALES: Triana


Carlos de la Fuente Blanco

Número 4 Página 3
MAQUETACIÓN:
Carlos de la Fuente ienvenidos a un nuevo número en el que
PÁGINA WEB:
sigo firme en la idea de ofrecer una colec-
www.elchamberlin.info ción de artículos que puedan generaros unos mo-
info@elchamberlin.info mentos de agradable lectura.

REDACTORES: Para ello os presento éste cuarto número, con el que


Chema Chacón Sánchez
nos adentramos en el segundo año de vida del fanzi-
Carlos de la Fuente Blanco
Fernando Fernández Palacios ne, que como ya viene siendo habitual se ha retrasa-
David Fresno Fresno Fresno do respecto a la fecha prevista. Pero deseo que la
Sergio Guillén Barrantes espera haya merecido la pena, siempre resulta difícil
Francisco Macías Villena juntar un suficiente número de artículos para com-
Luís Arnaldo (Dr. Pecatore) pletar la revista lo que me ha llevado a este retraso.
Luís Peñafiel Sánchez
Carlos Romeo
En este número continuamos contando con gran
PORTADA: parte de los colaboradores habituales, y alguna in-
Conchi Ruiz García corporación a quien damos la bienvenida. A todos
ellos quiero agradecerles públicamente su aporta-
——————
ción.
El Chamberlin surgió como
autoproclamado nombre para un Incluimos como novedad, una sección de reseñas de
grupo de amigos que se reúnen discos, algo habitual en publicaciones afines y que
periódicamente para dar salida a nunca se había planteado en El Chamberlin, aun así
su afición común por lo que se seguimos apostando por los monográficos y las sec-
podría etiquetar como “otras
músicas” y por extensión y
ciones fijas en las que hemos recuperado la sección
homenaje a ellos bautiza a esta de Pasiones y Pasatiempos.
revista.
¡Nos vemos en el número 5!
Esta revista intenta reflejar el
espíritu que preside nuestros
Carlos de la Fuente
encuentros.

El Chamberlin no se
responsabiliza de los artículos ni
opiniones firmados, que son
responsabilidad exclusiva de sus
autores.

Aunque no prohibimos la
reproducción total o parcial, por
cualquier medio o procedimiento,
de esta publicación, si rogamos se
cite la fuente y el nombre del
autor. Los contenidos están bajo una licencia Creative Commons
si no se indica lo contrario.
Febrero de 2011
http://es.creativecommons.org/licencia/

Página 4 www.elchamberlin.info
gunda parte de la suite, titulada “Left For echado de menos esa frescura propia de
Dead” (5’36) es totalmente instrumental y sus actuaciones en directo, con más in-
tiene una base de guitarra eléctrica dura, fluencias del jazz, pero se ve compensada
que contrasta con las cuerdas y los vientos por la variedad instrumental y la compleji-
que rompen el ritmo habitual. Quizás por dad de sus nuevas composiciones.
las utilización de las marimbas o por como
se combina con otros instrumentos, me Francisco Macías Villena
viene a la memoria la música de Isildurs http://www.discospat.com/
Bane en algunos momentos. La lluvia nos
adentra en la tercera parte, “Brace Against
The Fall” (6’14), con un principio aplastan-
JOHN MCLAUGHLIN AND THE 4TH
te de clarinete bajo y trompeta maravillo-
so, que desemboca en otro extracto que
DIMENSION: TO THE ONE
me recuerda a Isildurs Bane y la parte Abstract Logix (ABLX 027). Año 2010
vocal, al más puro estilo de la banda. Pre-
ciosos los solo de trompeta y guitarra eléc- La primera vez
trica. que escuché
La siguiente pieza es “From the Fen- To The One
ce” (12’03) ,compuesta por Nick Lieto. La pensé que se
parte vocal es bonita, aunque no demasia- trataba sin
do original. Lo mismo me pasa con las más de una
partes instrumentales. Me gustan, aunque continuación
creo que podrían pertenecer a otras mu- del camino
chas bandas progresivas actuales, aunque, emprendido en
naturalmente, la combinación de violín, Industrial Zen
trombón y trompeta les da un fuerte toque (2006) y Floa-
personal. Y para terminar, quizás la pieza ting Point
más compleja del disco, “Belgian Boogie (2008), y el
Board” (10’31), escrita por Frank Camiola resultado me parecía en una medida no
en 2006 cuando estaba en la banda Card- despreciable carente de sentimiento. Sin
board Amanda. En un principio se concibió embargo, después de unas cuantas audi-
para ser interpretada por dos clarinetes y ciones cambié mis apreciaciones hasta el
dos bajos eléctricos, pero aquí aparece punto de que ahora, habiendo pasado ya
arreglada para, según los créditos, al me- meses desde su aparición en el mercado,
nos 27 instrumentos. Parece ser que su me parece que estamos ante uno de los
grabación no fue nada fácil, y sólo hay que trabajos más sinceros desde el punto de
escucharla para darse cuenta de cuales vista espiritual e importantes de McLaug-
son las razones. Se escuchan cuerdas, hin en su brillante década de principios del
saxos, vibráfonos, percusiones, flauta, tercer milenio.
clarinete….Nos viene a la memoria la músi- El inglés señala en la carpetilla del disco
ca de Univers Zero, de Zappa, y de aque- que la inspiración para el álbum le vino de
llos grupos de rock que han tomado como dos fuentes: de la escucha de A Love Su-
referente la música clásica contemporánea. preme de John Coltrane, que introdujo
Sin duda alguna, un paso adelante en la según él la dimensión espiritual en el jazz,
música de Frogg Café y una pieza maravi- y de sus propias vicisitudes para ir siempre
llosa. hacia “The One” a lo largo de los últimos
En definitiva, un álbum magnífico, que 40 años. En ese sentido los títulos de las
tiene muchas papeletas para convertirse composiciones –todas ellas fruto del propio
en uno de los mejores de este año 2010. McLaughlin- no dejan lugar a dudas:
Es verdad que en algunos momentos he “Discovery”, “Special Beings”, “The Fine

Número 4 Página 59
Line”, Lost and Found”, “Recovery” y “To guitarra y derrocha sapiencia armónica y
The One”. Por tanto, 6 piezas más a sumar hasta melódica incluso cuando no ejecuta
al extensísimo repertorio del virtuoso de la el maravilloso solo con el que nos regala
guitarra. en la estupenda composición. El disco se
El disco, nada más comenzar los primeros cierra con “To The One”, con McLaughlin
acordes de “Discovery”, muestra que la vuelto al sintetizador de guitarra y una
guitarra del inglés tiene un ataque más parte rítmica más inventiva que en “Lost
“agresivo” que en anteriores discos, hasta and Found” a cargo de Husband, quien
el punto de que hacia el final de dicha también se ocupa en este caso de los te-
composición asistimos a un mano a mano clados con tal brillantez que casi acaba
entre McLaughlin y la percusión que re- robando el protagonismo al propio
cuerda los tiempos de su ya primitiva mili- McLaughlin hasta que aparecen unas es-
tancia en el Tony Williams´ Lifetime. A pectrales voces que recuerdan de manera
“Discovery” le sigue una pieza más sose- inevitable a A Love Supreme y que prácti-
gada, “Special Beings”, que discurre por camente desembocan en el final del disco.
una línea clasicista y deja paso a “The Fine Poco más de 40 minutos de intensidad
Line”, una composición llamada desde su musical inusitada en nuestros días, intensi-
concepción a convertirse en un clásico de dad conseguida gracias a la excelente
sus conciertos de presentación del disco, música y a la propia duración del CD, ya
ya que posee –extrañamente- lo que podr- que, acostumbrados como lamentablemen-
íamos considerar un riff basado en los te estamos en la actualidad a que los artis-
planteamientos del rock aunque, cómo no, tas recurran al alargamiento inmotivado de
tamizado por las estructuras armónicas y sus trabajos, la coherencia de este disco es
rítmicas propias de la fusión que sigue admirable y hasta valiente, aspectos facili-
proponiendo y defendiendo después de tados por la producción independiente a
tantos años el fantástico guitarrista inglés. cargo del propio John McLaughlin. El disco
El virtuosismo en la rapidez de ejecución se grabó durante los meses de noviembre
de sus complicados fraseos alcanza aquí y diciembre del año 2009 en Mónaco.
una de las cumbres del disco, sólidamente
apoyado por el bajo de Étienne M´Bappe. Fernando Fernández Palacios
Alcanzado así el ecuador del disco,
McLaughlin acude en “Lost and Found” por
primera vez a la utilización del sintetizador IL TEMPIO DELLE CLESSIDRE
de guitarra, recordando inevitablemente el Black Widow Records. 2010
sonido a los logros alcanzados en Indus-
trial Zen y, sobre todo, en Floating Point.
Hacia bastante
Una pieza dominada por el ritmo estricta-
tiempo que no
mente dictado por la batería de Mark
aparecía un
Mondésir y acompañado de manera com-
grupo que re-
pacta por el bajo de M´Bappe y que deja el
cuperando el
protagonismo de la voz solista a los tecla-
clásico sonido
dos de Gary Husband en la última parte.
de los 70´s
Personalmente es el tema que menos me
fueran capaces
satisface del disco. A continuación llega
de realizar un
“Recovery”, quizá la composición y ejecu-
disco que nos
ción más afortunadas de To The One, don-
devolvieran las
de los teclados de Husband llegan a com-
mismas sensa-
penetrarse de verdad en el discurso y el
ciones.
bajo de M´Bappe cobra un protagonismo
Pero este es el caso de la banda Genovesa
inesperado. McLaughlin ha vuelto aquí a la
Il Tempo della Clessidre, con este disco de
Página 60 www.elchamberlin.info