Está en la página 1de 6

NOMBRE MAESTRO(A): DANITZA MACEDA SOLLO

NOMBRE DEL ALUMNO(A): ANA ROSA VALDEZ FIGUEROA

MATERIA: FE Y MUNDO CONTEMPORANEO

CARRERA: LICENCIATURA EN DERECHO MIXTA

CUATRIMESTRE: ENERO-ABRIL 2018

MATRICULA: 00244384

SESION: No.1

SAN QUINTIN B.C ENERO DEL 2018


INTRODUCCIÓN
Dentro de esta sesión abordaremos el tema de la religión, más que nada
enfocándonos en el surgimiento de ella y el por qué algunas personas se han
cuestionado sobre la existencia de un ser supremo o bien lo que es un Dios, ya que
en todas las culturas se les llama diferente al final todas se refieren a lo mismo,
alguien en quien creer como a su vez hay los que no creen en nada se les llama
ateos así dicen llamarse ya que ellos cuestionan de forma negativa las creencias de
las personas.

Desde la antigüedad se ha cuestionado la existencia de un ser supremo, el porqué


de la vida misma y hasta el día de hoy es un misterio, en esta sesión destacaremos
los elementos básicos que comparten las religiones en el mundo, mediante un
resumen.
EL HOMBRE COMO SER RELIGIOSO
Se ha tenido la inquietud por descubrir cómo es que surge la religión desde los
orígenes del ser humano, algunos historiadores y antropólogos han estudiado sobre
el origen de la religión y hasta la fecha se consideran tres posturas principales:
subjetiva, evolutiva y monoteísta.

En el aspecto subjetivo se entiende que la religión surge con el mismo hombre. Se


considera que los hombres tienen la necesidad de la existencia de un ser supremo
que sea trascendente, que dé sentido a la vida y que oriente el entendimiento de los
acontecimientos que para el hombre son inexplicables. De acuerdo con esta
postura, basada en aspectos psicológicos, la existencia de un ser divino no es
resultado de un ser existente y trascendente si no que es creación o formulación de
nuestra psique (alma humana).

La religión como manifestación de la naturaleza humana

La teoría darwiniana o evolucionista de la religión: dice que la religión es un proceso


evolucionista de la misma cultura del ser humano, por lo que sus manifestaciones y
supuestos varían.

Existen dos grupos de espíritus

El espíritu de naturaleza y el de los ancestrales: los primeros habitan en los animales


y los otros en los antepasados.

surge el politeísmo y después el henoteísmo, que es la adoración de varias


deidades, pero con distinta jerarquía.

Sin embargo, las religiones se han desarrollado en forma inversa. Por último, la
postura del monoteísmo afirma que la religión se origina por revelación de Dios.
Monoteísmo: se asume como la primera forma, y de ahí se ha desviado en
diferentes creencias. Las características básicas del monoteísmo son:

un Dios personal
un ser con conocimiento y poder
y que Dios ha creado el mundo.

Desde el punto de vista de la Antropología, el hombre se ha definido de manera


clásica con el término de “animal racional”, que se entiende como un ser capaz de
pensar y de llevar a cabo procesos biológicos no muy diversos.

Así mismo encontramos los ateos: también poseen la cualidad de la religiosidad,


aun cuando se rehúsan a creer en la existencia de un ser superior y de la vida
después de la muerte. La diferencia está en que los ateos se expresan de manera
negativa.

La palabra religión proviene del latín religió, considerada como un deber (religar o
reelegir). La mayoría de las religiones están basadas en una serie de doctrinas,
preceptos o reglas que los creyentes deben seguir.

La religión converge de dos formas: como un esfuerzo personal de las criaturas para
llegar a Dios y como la bondad de un ser supremo para dejarse conocer por sus
criaturas con el fin de enseñarles el camino de la felicidad. No se debe olvidar que
el hombre también es un ser dotado de libertad, por lo que puede dar una respuesta
afirmativa o negativa, de aceptación o negación, de amor u odio, ante ese ser que
se quiere hacer presente
Elementos básicos de la experiencia religiosa

En las religiones se pueden encontrar algunos ritos en común o elementos que las
hacen semejantes, de tal forma que algunos se consideran como básicos en la
experiencia religiosa.

Signo: es la expresión y materialización de los conceptos espirituales del hombre.


El hombre no sólo es espíritu sino también cuerpo, por lo que su interioridad se ve
plasmada en elementos externos que surgen del interior.

Símbolos: ésta es una manera sencilla para relacionarlo con la vida terrenal. Un
símbolo posee un significado entre un significante y un denotado, en este caso entre
Dios y el hombre.

Contraposición sacro-profano: Se encuentra como punto contrario lo profano,


como la misma negación. Así aparece la dualidad: ante toda realidad sagrada en la
religión aparece su punto contrario, como una realidad que busca negar todas las
realidades que el ser humano ha podido descubrir.

Anhelo de salvación como inquietud de superación de la propia


condición de vida: El hombre considera que su afán de trascendencia no se

puede quedar con el simple suceso de la muerte. Ésta es sólo un paso para
continuar con ese deseo de seguir en la existencia, de encontrar la felicidad. Por
ello las religiones encuentran de alguna u otra manera una explicación sobre el más
allá.
CONCLUSIÓN
Al finalizar mi sesión es que puedo decir que todas las culturas en si tienen sus
fundamentos ya sea en creencias o bien en las costumbres, son un reflejo de lo que
se ha inculcado desde los principios de la existencia, como también sin dejar de
mencionar que todos tienen derecho en cierto momento de sus vidas a elegir si
creen o buscar una religión ya que son muchas interrogantes, una de las cosas que
llamamos común mente que tu fe nadie la perturbe suena muy familiar, porque
muchas veces es mejor no preguntar para no entrar en una discusión por opiniones
diferentes en cuestión de religión, y en cierto punto es muy bueno porque yo soy de
las personas que creen que una persona sin fe no tienen remordimientos ni temor
a un castigo, parte de lo que es la religión son los valores y principios que
inculcamos a futuras generaciones como lo hicieron nuestros antepasados puedo
decir que fue una forma de reprender el descontrol de la sociedad en determinado
momento de la historia.