Está en la página 1de 3

Las guerras de Estados Unidos: Una historia vergonzosa

La invasión de Panamá de 1989: La injusticia de la


“Operación Causa Justa”
Revolución #019, 23 de octubre de 2005, posted at revcom.us (http://www.revcom.us)

Segundo artículo de la serie.

El 20 de diciembre de 1989, más de 27,000 soldados de la fuerza militar más grande del mundo
invadieron el pequeño país centroamericano de Panamá y abrumaron a los 3,000 soldados de la
Fuerza de Defensa de Panamá (FDP). Helicópteros Apache AH-64 barrieron parejo las bases
militares y las comunidades populares. Tras la capitulación de la FDP, las milicias populares
montaron una defensa durante unos días más.

A eso los invasores lo llamaron "Operación Causa Justa".

¿Qué razones pretextaron para invadir? Son muy conocidas:

El presidente, George Bush padre, dijo que quería quitar a un dictador malévolo y brutal, el
general Manuel Noriega, al cual pasaron en la tele blandiendo un machete como lunático. Tras un
incidente que los mismos soldados yanquis provocaron, Bush declaró que era necesario invadir
para "proteger vidas americanas".

En realidad, Noriega era un matón a sueldo de la CIA que siguió en la nómina hasta la invasión.
El principal motivo de la invasión fue asegurar el control del Canal de Panamá.

¿Salvar al pueblo panameño?


Estados Unidos nunca sintió escrúpulos de tratar mal al pueblo panameño, ni durante esta invasión
ni durante los 83 años previos en que dominó el país.

Durante la invasión de 1989, bombardearon y acribillaron comunidades civiles. Arrasaron la


vecindad popular El Chorrillo, que luego se bautizó "Hiroshimita". Los panameños calculan que
de 2,000 a 6,000 personas murieron, muchas enterradas en fosas comunes. Las tropas
estadounidenses quemaron con lanzallamas cuerpos, que se achicharraron en las llamas.

¡Obviamente, la invasión NO tenía el objetivo de proteger al pueblo panameño!

¿Proteger vidas americanas?


La FDP mató a un soldado estadounidense, y por eso Bush declaró que todos los 35,000
estadounidenses que vivían en Panamá estaban en peligro.

En realidad, fue un incidente provocado adrede. Por meses, el ejército estadounidense hizo
"prácticas" militares en las calles de la Ciudad de Panamá y durante una mató a un maestro. En
medio de esa tensa situación creada a propósito, unos soldados yanquis trataron de pasar a la
fuerza por un retén cerca de una importante instalación militar panameña, y uno recibió un
disparo.

En primer lugar, ¿qué hacían todos esos 35,000 estadounidenses en Panamá? Apuntalaban la
dominación económica, militar y política del país. ¿Qué significaba "protegerlos"? Pues reforzar
esa dominación.

¿Salvar a Panamá de un matón?


Washington escogió y preparó al general Noriega como títere. Entró en la nómina de la CIA en
1967 y estudió en la notoria Escuela de las Américas (conocida como la "Escuela de los
Asesinos"). Cuando el presidente anterior, Omar Torrijos, empezó a caerle mal a Estados Unidos
(para luego caer a tierra al estrellarse su avión en 1981), subieron al poder a Manuel Noriega.

Cierto, Noriega eran un matón corrupto y brutal. Pero precisamente por eso lo consideraban un
"recurso" valioso: un hombre sin más escrúpulos que el bolsillo, muy dispuesto a reprimir a su
pueblo o a lo que fuera la conveniencia del patroncito yanqui.

En los años de Noriega se extendieron las operaciones militares yanquis en Panamá. Se reunió
personalmente con Bush padre en 1967, cuando este era jefe de la CIA, y en 1983, cuando era
vicepresidente. Durante los años 80, cuando Reagan era presidente, ayudó a la CIA a traficar
cocaína para financiar la guerra de la Contra en Nicaragua, y recibió personalmente pagos de casi
$200,000 al año de la CIA y el Pentágono durante toda esa década.

Qué hipócrita que Estados Unidos dijera que invadió para liberar al pueblo panameño, siendo el
mismo gobierno (y Bush padre personalmente) quien instaló y respaldó a ese brutal dictador
durante muchos años.

En 1984, cuando Noriega cometió un descarado fraude electoral, el secretario de estado de Reagan
lo elogió por "iniciar el proceso de la democracia". Pero en 1989 (con más hipocresía) Bush padre
de repente decidió que tenía que invadir para tumbar a Noriega y "restablecer la democracia".

¿Con quién reemplazaron a Noriega en 1989? ¡Con otros títeres!

A Noriega lo capturaron y lo trajeron a Estados Unidos a enjuiciarlo, para que no soltara la sopa
de los sucios secretos de su relación con la CIA y George Bush padre.

Guillermo Endara, el nuevo títere yanqui, prestó juramento como presidente de Panamá en una
base militar yanqui en la Zona del Canal. Él y otros de su administración tenían nexos con bancos
ligados al narcotráfico y lavado de dinero. No les importaba un comino la suerte del pueblo.

Más adelante, celebraron elecciones en una situación que garantizaba los resultados que Estados
Unidos buscaba y requería en Panamá, con el país atestado de soldados, armas y aviones
estadounidenses, listos para lanzarlos contra el pueblo.

La neta: ¿Por qué invadieron a Panamá?


El interés estadounidense en Panamá siempre se ha enfocado en una cosa: la importancia
estratégica del Canal. Ha sido crucial para sus operaciones globales, como la penetración
capitalista de Latinoamérica y Asia, y su capacidad de desplazar fuerzas militares agresivamente
por todas partes del mundo.

Estados Unidos le arrebató Panamá a Colombia en 1903. Colonizó la Zona del Canal y la llenó de
bases militares para que nadie, ni siquiera el pueblo panameño, pudiera sacarlo. Después de la II
Guerra Mundial, instaló SOUTHCOM, el centro de comando de espionaje y contrainsurgencia
para todo Latinoamérica.

Durante los años 70, ante la derrota en Vietnam y la rivalidad con la Unión Soviética, la clase
dominante estadounidense decidió cambiar de un control colonial directo del Canal a un control
neocolonial, a través del gobierno panameño.

Pero ya no tenía confianza de que Noriega pudiera seguir siendo el capataz. Apenas diez días
antes del traspaso del Canal (programado para el 1º de enero de 1990), Estados Unidos invadió y
lo sacó.
Miles de panameños murieron para que Estados Unidos asegurara el control del Canal, tras
imponer un nuevo grupo de títeres corruptos.

A través de la invasión, Estados Unidos intensificó su dominación de Panamá y de toda


Latinoamérica. Era una de las primeras maniobras yanquis para imponerse como "la única
superpotencia" (tras el colapso de la Unión Soviética). Al año siguiente, lanzaría la primera guerra
del golfo Pérsico (¡contra otro paniaguado caído en desgracia: Saddam Hussein!).

La invasión de Panamá fue una guerra yanqui vergonzosa y mentirosa.

Esta serie está en línea en revcom.org/histry_s.htm (../../s/histry_s.htm) .

Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Revolución en:
http://revcom.us
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497