Está en la página 1de 12

Universidad Tecnológica del Perú

FACULTAD DE INGENIERÍA INDUSTRIA Y MECÁNICA

CIENCIA DE LOS MATERIALES

TRABAJO AUTÓNOMO

ALUMNO:

TOLEDO QUIROZ, JESÚS ANGEL

PROFESOR:

ING. MAURICIO PÉREZ, FÉLIX

2017
TRATAMIENTOS TÉRMICOS
TRATAMIENTO TÉRMICO: POR RECOCIDO

Consiste básicamente en un calentamiento hasta temperatura de


austenización (800-925ºC) seguido de un enfriamiento lento de la pieza
tratada. El objetivo fundamental de este tratamiento es la de suavizar el
acero u otro tipo de material para así facilitar el trabajo y la mecanización
del mismo , es decir tiene por objeto destruir estados anormales dentro
del compuesto tanto en su constitución como en estructura ; en donde a
través del empleo del recocido se logra aumentar la elasticidad, mientras
que disminuye la dureza facilitando el mecanizado de las piezas al
homogeneizar la estructura, afinar el grano y ablandar el material,
eliminando la acritud que produce el trabajo en frío y las tensiones
internas.

De acuerdo a los mencionado el recocido debe realizar su calentamiento


20 o 40 °C por encima de la temperatura critica superior Ac1 o Ac3 y así
mismo su enfriamiento es efectuado en el horno a excepción del recocido
usado para homogenizar la pieza , la cual luego de permanecer en el
horno hasta los 650 °C es retirado y puesto al aire libre.

El material a recocer se traslada sobre un tablero móvil a través de una


cámara de gran longitud con un gradiente (diferencia gradual) de
temperaturas cuidadosamente fijado, desde un valor inicial justo por
debajo del punto de ablandado hasta la temperatura ambiente en el
extremo final. El tiempo de recocido, , varía mucho según el espesor de
cada pieza.

El recocido es necesario como paso intermedio en procesos de


manipulación de metales, como la fabricación de alambre o el estampado
en latón, para recuperar la ductilidad que el metal a tratar pierde debido
al endurecimiento producido durante la operación de modelado, y para
obtener los más bajos valores de resistencia a la deformación.
Tipos de Recocido:

Existen diferentes tipos de tratamientos térmicos de recocido aplicados a


los aceros, entre los cuales destacan: Recocido Completo, Recocido
de homogenización, Recocido de Regeneración, Recocido
Contra Acritud, Recocido Estabilización, Recocido Globular, Recocido
Isotérmico.

2.3.1.- Recocido de Homogeneización.

Este tipo de recocido tiene por objeto destruir la heterogeneidad química


de la masa de un metal o aleación, producida por una solidificación
defectuosa. Se realiza a temperaturas relativamente elevadas, cercanas
a la de fusión (± 500° C), y este es aplicado principalmente a las
aleaciones de metales no férreos propensos a segregación.

2.3.2.- Recocido de Regeneración:

Tiene por objeto destruir la dureza anormal producida en una aleación


por enfriamiento rápido o voluntario (temple). Se realiza a
temperaturas elevadas, aunque en general, inferiores a la de
la homogeneización, y se aplican exclusivamente a las aleaciones
templeables; es decir a la endurecida por enfriamiento rápido.

El recocido de regeneración se utiliza para los aceros que presentan


efectos de fatiga debido al trabajo que realizan determinadas piezas en
el conjunto de las máquinas; buscando a través de él afinar el grano de
las piezas.

2.3.3.- Recocido Contra Acritud.

El recocido contra acritud se aplica a los aceros que han sido deformados
en frío; cuyo fin primordial es eliminar el endurecimiento provocado en el
material con el uso de una temperatura muy poco superiores a la de
recristalización (± 300 y 400°C),

Este recocido es aplicable a todos los metales y aleaciones endurecidos


por deformación en frío.

Mediante el uso de este tratamiento es posible la recuperación de


muchas de las propiedades iniciales del material.
2.3.4.- Recocido de Estabilización.

El recocido de estabilización tiene por objeto eliminar las tensiones


internas de las piezas forjadas o trabajadas en frío (su mecanización o
moldeos complicados). Se realiza a temperaturas comprendidas entre los
100 y 200 °C, durante tiempo muy prolongados que pueden alcanzar
hasta 100 horas, es aplicable a todos los tipo de metales y aleaciones
existentes.

CONCLUSIONES:

I. Las piezas tratadas con este tratamiento se hacen


menos quebradizas y más resistentes a la fractura.
II. El recocido minimiza los defectos internos en la estructura atómica
del material y elimina posibles tensiones internas provocadas en las
etapas anteriores de su procesado.
III. Las variaciones de recocido se pueden aplicar a todos los metales.
IV. Suaviza el material y el Mecanizado es más fácil.
V. Contiene Estabilidad dimensional.
VI. Mejora de las propiedades mecánicas y eléctricas.
VII. Para aliviar las tensiones internas inducidas por algún proceso
anterior (a menudo para permitir el procesamiento adicional sin la
producción de fracturas).
VIII. Sirve para corregir una estructura de grano grueso.
IX. Aporta elementos de aleación en una solución.
TRATAMIENTO TÉRMICO: TEMPLE

El temple es un tratamiento térmico en el que el acero es calentado hasta


temperaturas de austenización y posteriormente es enfriado
rápidamente, con el fin de obtener una transformación que proporcione
una estructura martensítica dura y resistente. El temple superficial se
utiliza generalmente para componentes que necesiten una superficie
dura y un sustrato que sea tenaz.

El láser interacciona con el material) con el objetivo de producir un


calentamiento por encima de la temperatura de transformación del
material y un enfriamiento rápido al aire que den lugar a una estructura
más dura. El movimiento relativo de la huella respecto al material, va
dejando atrás una pista templada. Las densidades de potencia que se
utilizan en el temple son sensiblemente inferiores a las utilizadas en la
soldadura, en el corte o en el recargue.

En aceros de temple por precipitación, el proceso de tratamiento térmico


consiste en un tratamiento de solución (disolución de precipitaciones), un
temple suficientemente rápido a temperatura ambiente y un posterior
tratamiento de envejecimiento a temperaturas específicas (por ejemplo:
precipitación de fases Inter metálicas).

CONCLUSIONES

I. La resistencia a la fatiga se incrementa gracias el desarrollo de un


núcleo blando rodeado por una capa externa muy dura.
II. Estas propiedades son deseables para aquellas piezas que sufren
cargas de torsión y aquellas superficies que experimentan fuerzas
de impacto.
TRATAMIENTO TÉRMICO: POR REVENIDO

El revenido consiste en un calentamiento a fondo o por etapas, a una


temperatura comprendida entre la temperatura ambiente y Ac1 seguido
de un mantenimiento a ésta misma temperatura y un enfriamiento
apropiado. Este tratamiento permite neutralizar lentamente las tensiones
internas producidas durante el temple. En general, el revenido conduce a
una reducción de la dureza y a un aumento de la tenacidad. A medidad
que la temperatura crece puede observarse los siguientes fenómenos:

- Precipitación de carburos inestables y en consecuencia, reducción de


las tensiones de la red (transición de martensita tetragonal a
martensita cúbica.)

- Transformación de la austenita residual.


- Precipitación de carburos estables.
- Esferoidización de carburos estables.

En el caso de los aceros con un contenido de aleación más alto, la


transformación de la austenita residual en martesita y la formación de
carburos especiales a temperaturas de revenido de 500°C o mayores,
puede igualmente conducir a un nuevo incremento en la dureza (temple
secundario).

En el caso de un único tratamiento térmico, la martensita producida por


la austenita residual se encuentra presente en el estado no revenido lo
cual significa que se requiere un segundo e inclusive un tercer tratamiento
de revenido (por ejemplo para acero rápidos y aceros para trabajo en
caliente).

OBSERVACIÓN:

a) A los procesos combinados de temple y revenido juntos se les


denomina BONIFICADO.
b) El resultado del tratamiento térmico depende de la utilización
de un buen acero y del diseño y maquinado adecuado.
CONCLUSIONES

I. La dureza máxima de un grado de acero obtenida mediante


temple proporciona una solidez limitada. El revenido reduce la
dureza del material y aumenta la solidez.
II. El revenido permite adaptar propiedades de los materiales
(relación dureza/resistencia) para una aplicación específica.
TRATAMIENTO TÉRMICO: POR PRECIPITACIÓN

Los tratamientos térmicos por precipitación refuerzan los materiales


permitiendo la liberación controlada de los constituyentes, para formar
grupos de precipitados que mejoran significativamente la resistencia del
componente.

Aplicaciones y materiales

Las propiedades de los aceros inoxidables que pueden endurecerse por


precipitación pueden mejorarse mediante la selección de los parámetros
apropiados de tratamiento térmico. El uso del tratamiento en solución de
tratamiento en forma aislada o el tratamiento en solución seguido por
endurecimiento por envejecimiento de precipitación se utiliza
comúnmente con aceros inoxidables que pueden endurecerse por
precipitación.

Tratamiento en solución

 Durante el proceso de fabricación, la mayoría de materiales puede


resultar endurecido, lo que limita la capacidad de procesar
adicionalmente el material. El tratamiento en solución integrado en
el proceso (alivio de las tensiones) puede reducir esta condición
de endurecimiento, permitiendo la aplicación del tratamiento
posterior.

 Los procesos de fabricación como la soldadura fuerte, la


soldadura o el corte mediante láser/llama pueden afectar
negativamente las propiedades de los materiales, impacto que se
puede invertir mediante un tratamiento en solución previo al
procesamiento adicional.

 Los procesos de fabricación pueden resultar en el inicio prematuro


del proceso de endurecimiento por envejecimiento de
precipitación, que puede invertirse mediante una nueva aplicación
de tratamiento en solución antes del procesamiento adicional.
 No se recomienda poner en servicio los materiales sometidos
únicamente a tratamiento en solución debido a que la presencia
de martensita no revenida puede producir rupturas debidas a la
fragilidad y una pérdida indeseable en la resistencia a la corrosión.
Ejemplos de estos son 15-5PH, 17-4PH y PH13-8Mo.

Endurecimiento por envejecimiento de precipitación

 El desarrollo de las propiedades del material final para satisfacer


los criterios específicos de diseño de piezas requiere que el
material (fundición/forjado) sea sometido a un ciclo de tratamiento
prolongado, a una temperatura inferior, para que pueda
desarrollarse una microestructura específica de la aleación; este
proceso se denomina endurecimiento por envejecimiento de
precipitación.

 Normalmente este paso se realiza casi al final o al final del


proceso de fabricación, ya que el proceso de tratamiento térmico
da como resultado un aumento significativo de la dureza del
material y se produce una determinada cantidad predecible de
variación en el tamaño (contracción) que debe tenerse en cuenta.
Los costes de mecanizado pueden aumentar drásticamente si
éste debe realizarse tras el endurecimiento por envejecimiento de
precipitación.

 Ejemplos típicos de materiales son: 15-5PH, 17-4PH, 17-7PH y


martensítico 250.
SOLUBILIZADO

Tratamiento térmico habitual en los aceros inoxidables


austeníticos llamado también temple de solubilización o hipertemple,
consistente en calentar el acero a una temperatura suficientemente alta
para eliminar las alteraciones estructurales debidas a procesos de
fabricación, mantenerlo en tal temperatura durante el tiempo necesario
para solubilizar los carburos (en especial los de Cromo), de donde
recibe el nombre de solubilizado y enfriarlo con suficiente velocidad
como para evitar nuevamente la precipitación de los carburos. El acero
logra el estado de máximo ablandamiento.

Es un tratamiento térmico por excelencia de los aceros austeníticos.


Consiste en un calentamiento a una temperatura comprendida entre
1,000 – 1,150°C seguida de un enfriamiento rápido en agua de tal
manera que se impida la precipitación de carburos en el margen de 450
a 850°C.

CONCLUSIONES

I. Existe una gran multitud de aleaciones de acero inoxidable de


fundición y forjado que pueden mejorar diversas características
deseables mediante el tratamiento en solución o mediante el
endurecimiento por envejecimiento de precipitación.
II. mejoran generalmente características tales como la resistencia
mecánica a temperatura ambiente y/o a temperaturas elevadas y
a la corrosión.
TRATAMIENTO TÉRMICO: THERMOLYNE
Hornos para tratamientos térmicos THERMOLYNE (usa)

HORNO MUFLA INDUSTRIAL PEQUEÑO THERMOLYNE, Tipo F1300,


F1400 y F1500
Hornos compactos de mesa de trabajo, para servicio pesado, poseen
elementos calefactores empotrados en cuatro tostados, los cuales
proporcionan calentamiento rápido con gradiante mínimo. El aislamiento
de fibra de cerámica rodea cámara, reduciendo la perdida de calor.

La puerta contrapeso abate hacia arriba y afuera, manteniendo el lado


caliente alejado del usuario. La puerta esta rodeada de aislamiento de
tabique refractario durable y contiene un interruptor de seguridad que
desactiva los elementos calefactores cuando la puerta esta abierta.

Hay dos tipos de controladores disponibles: uno que proporciona control


automático con valor de referencia único y un modelo programable que
posee cuatro ajustes: dos rampas para variar el consumo calorífico y
dos ciclos de detención para mantener la temperatura a niveles
establecidos desde 0.1 hasta 999.9 minutos.

La característica de retención, detiene el programa hasta que la


temperatura del horno se eleva o disminuye hasta los parámetros
preprogramados. El programa jamás se adelanta a la operación del
horno.

Todos los modelos poseen pantallas con diodos emisores de luz que
muestran simultáneamente la temperatura de referencia y la
temperatura real del horno, protección contra sobre temperaturas a una
temperatura seleccionable por el usuario; protección de termopar
abierto y potencia ajustable desde 1 hasta 100 %.

CARACTERÍSTICAS HORNO MUFLA INDUSTRIAL PEQUEÑO


THERMOLYNE, Tipo F1300, F1400 y F1500

a) Tamaño más pequeño. Dos capacidades 1.3 L, 2.1 L y 2.2 L.


b) Cámara en fibra de cerámica. Resistencias en el techo y laterales
para optimizar la temperatura.
c) Puerta de apertura horizontal para facilitar el cargue y descargue
de muestras
d) Un interruptor de seguridad instalado en la puerta suspende la
energía a los elementos calentadores cuando la puerta está
abierta.
e) Con control de temperatura manual,
f) Lectura en pantalla digital de lectura actual y prefijada.
g) Volumen de la cámara: 1.3 l(Modelo F1300) y de 2.1 l(Modelo
F1400)
h) Rango de Temperatura: 100-1100°C. Para 120 Voltios - 50/60 Hz.
1050 Vatios.
i) Puerto en la parte superior de 0.95 cm de diámetro para
monitorear la temperatura de forma independiente si se desea.

CONCLUSIONES.
I. Se realizó completamente el diseño, rehabilitación y puesta en
marcha del horno para tratamientos térmicos.

II. El diseño del sistema de calentamiento del horno permitió


cumplir con los requerimientos del laboratorio para la óptima
realización de las prácticas de tratamientos térmicos.

III. Al implementar tres resistencias eléctricas como elementos de


calentamiento la cantidad de calor es mayor permitiendo que la
temperatura de los tratamientos térmicos se alcance en menor
tiempo, y en consecuencia un tiempo total menor.

IV. El tiempo promedio para que el horno alcance una temperatura


aproximada de 800°C es de 1 hora con 40 minutos, es 2.4 veces
menor comparado con el horno tipo mufla que se usa
actualmente en el laboratorio de Ciencia de Materiales del
DECEM.