Está en la página 1de 7

5. Control de VELOCIDAD DE MOTORES ELECTRICOS.

5.1 VARIACION DE VELOCIDAD MEDIANTE EL USO DE VARIADORES DE


FRECUENCIA (DRIVES)
La frecuencia (o hertz) está directamente relacionada con la velocidad del
motor (RPM). En otras palabras, cuanto más rápida es la frecuencia, más
rápido son los RPM. Si una aplicación no requiere que un motor eléctrico
funcione a la velocidad máxima, el VFD se puede usar para disminuir la
frecuencia y el voltaje para cumplir con los requisitos de la carga del motor
eléctrico. A medida que cambian los requisitos de velocidad del motor de la
aplicación, el VFD simplemente puede subir o bajar la velocidad del motor para
cumplir con los requisitos de velocidad.
El vfd se alimenta al equipo con un voltaje de corriente alterna (CA), el
equipo primero convierte la CA en corriente directa (CD), por medio de un
puente rectificador (diodos o SCR´s), este voltaje es filtrado por un banco de
capacitores interno, con el fin de suavizar el voltaje rectificado y reducir la
emisión de variaciones en la señal; posteriormente en la etapa de inversión, la
cual está compuesta por transistores (IGBT), que encienden y apagan en
determinada secuencia (enviando pulsos) para generar una forma de onda
cuadrada de voltaje de CD a un frecuencia constante, y su valor promedio tiene
la forma de onda senoidal de la frecuencia que se aplica al motor.
El proceso de conmutación de los transistores es llamado PWM "Pulse
Width Modulation" Modulación por ancho de pulso.
Para un funcionamiento óptimo se recomienda que el inversor se
dimensione en base a la corriente nominal del motor, para proveer un mejor
control y una adecuada protección. En caso de urgencias pueden ser
empleados motores de mayor o menor capacidad que la del inversor,
recomendable hasta el doble o la mitad de la capacidad pueden ser
empleados, sólo teniendo en cuenta que se tiene que limitar la corriente del
inversor cuando este es mayor, y que en caso de que sea menor el inversor,
la potencia que se le puede demandar al sistema es la del componente de
menor tamaño
Se puede conectar varios motores a un inversor tomando en cuenta las
siguientes características:
1. El inversor debe ser dimensionado para que pueda suministrar la suma
de las corrientes de los motores.
2. Usar sólo control V/f (tensión/frecuencia); no usar control vectorial
3. Deben usarse elementos independientes de protección para cada
motor.
4. Todos los motores arrancan y paran al mismo tiempo
5. Todos los motores funcionaran a la misma velocidad
6. Si falla el inversor tendremos todos los motores detenidos.
En muchas aplicaciones industriales es necesario regular la tensión de
salida de un inversor; por ejemplo, para controlar la velocidad de giro de un
motor asíncrono o de inducción se necesita variar la tensión de alimentación e
incluso la frecuencia (manteniendo entonces el cociente Vlf constante para
conseguir un flujo de entrehierro constante y evitar de este modo saturaciones
en el núcleo de hierro). Es indudable que se puede regular la tensión de salida
del inversor ajustando la tensión de c.c. de entrada, pero al ser ésta una acción
externa al inversor no se va a desarrollar aquí; en nuestro caso solamente se
va a estudiar el control de la tensión actuando sobre los instantes de
conmutación de los interruptores estáticos, para lograr ajustar la anchura de
los impulsos rectangulares de la señal de salida, procedimiento que se
denomina en inglés pulse width-modulated ( PWM) o modulación por la
anchura de los impulsos, y que pueden clasificarse en tres categorías, a saber:
a) modulación de un solo impulso; b) modulación de impulsos múltiples, y he)
modulación senoidal de impulsos.

Modulación de un solo impulso

En este tipo de control se produce un solo impulso rectangular por semiciclo


cuya anchura se puede ajustar actuando sobre los instantes de encendido de
los interruptores estáticos del inversor.
Modulación de impulsos múltiples

Una forma de reducir el contenido de armónicos del inversor anterior es


obtener varios impulsos de salida en cada semiciclo; para ello es preciso
aumentar la frecuencia de la onda portadora triangular frente a la moduladora
rectangular,

Modulación senoidal de los impulsos

Este método utiliza varios impulsos en cada semiciclo, pero en vez de ser
todos del mismo ancho, como en el caso anterior, su anchura se hace variar
de forma senoidal, de tal modo que los impulsos más cercanos al pico de la
onda senoidal son más anchos y los cercanos al paso por cero de la onda
senoidal son más estrechos. Este tipo de modulación tiene un contenido de
armónicos muy reducido y por este motivo se ha impuesto en la mayoría de
los inversores de gran potencia que se emplean en el control de velocidad de
motores asíncronos

5.2 EQUIPOS MULTIFUNCIONALES DE MEDICIONES, EN APLICACIONES


PARA MOTORES ELECTRICOS.

Los relés con sondas de termistancias PTC Este sistema de protección


controla la temperatura real del elemento protegido. Se compone de: – una o
varias sondas de termistancias con coeficiente de temperatura positivo (PTC).
La resistencia de estos componentes estáticos aumenta bruscamente cuando
la temperatura alcanza el umbral llamado Temperatura Nominal de
Funcionamiento (TNF), un dispositivo electrónico, alimentado en corriente
alterna o continua, que mide permanentemente la resistencia de las sondas
asociadas. Un circuito detecta el fuerte aumento del valor de la resistencia que
se produce cuando se alcanza la TNF y ordena el cambio de estado de los
contactos de salida. En función del tipo de sondas, este modo de protección
puede activar una alarma sin detener la máquina (TNF de las sondas inferior
a la temperatura máxima especificada para el elemento protegido), o detener
la máquina (la TNF coincide con la temperatura máxima especificada).
Existen dos tipos de relés de sondas:
Rearme automático, cuando la temperatura de las sondas tiene un valor
inferior a la TNF, de rearme manual local o a distancia, ya que el pulsador de
rearme no resulta efectivo mientras la temperatura sea superior a la TNF. El
disparo se activa con los siguientes fallos: se ha superado la TNF, – corte de
las sondas o de la línea sondas relés, cortocircuito de las sondas o de la línea
sondas-relés, – ausencia de la tensión de alimentación del relé. Las sondas
miden la temperatura con absoluta precisión, ya que, debido a su reducido
tamaño, tienen una inercia térmica muy pequeña que garantiza un tiempo de
respuesta muy corto.
Los relés temporizadores térmicos: tienen dos funciones: controlar,
desde que se ponen bajo tensión mediante un contacto auxiliar, que las
operaciones no duren más de lo previsto, temporizar las acciones de los relés
midiendo la corriente o la tensión. Se utilizan principalmente para: proteger la
resistencia o el autotransformador de arranque de un motor contra los
arranques demasiado frecuentes, prolongados o incompletos. Permite realizar
arrancadores conformes a las normas IEC 947-4-1, NF/EN 60947-4-1, DIN
VDE 0660 T102 (idéntica a la norma EN 60947-4-1), – retrasar las paradas de
seguridad hasta el momento en el que la persistencia o la repetición de un
fenómeno resulten peligrosas (por ejemplo: descebado de una bomba, falta de
presión del aceite de una máquina, etc.).
Los relés y contactores estáticos: son aparatos de conmutación de potencia
con semiconductores. Se utilizan para controlar receptores resistivos o
inductivos alimentados en corriente alterna. Al igual que los contactores
electromagnéticos, los relés y los contactores estáticos pueden establecer o
interrumpir corrientes importantes con una corriente de control de baja
intensidad, funcionar en servicio intermitente o continuo, recibir órdenes a
distancia desde cualquier aparato que emita señales de tensión todo o nada
(interfaces de diálogo hombre/máquina, salidas de autómatas programables,
etc.). Los circuitos de control y de potencia están aislados galvánicamente a
través de un optoacoplador o un relé herméticamente sellado. Presentan
numerosas ventajas con respecto a los contactores electromagnéticos:
frecuencia de conmutación elevada, ausencia de piezas mecánicas móviles,
funcionamiento totalmente silencioso, limitación máxima de parásitos
radioeléctricos que podrían perturbar los componentes de automatismos
electrónicos cercanos (bloqueo de los semiconductores de potencia al pasar
por el cero de corriente),

5.3 EQUIPOS MULTIFUNCIONALES DE PROTECCIONES, EN


APLICACIÓN PARA MOTORES ELECTRICOS.

Relés térmicos: Estos relés cumplen con la función de protección térmica


del motor contra sobrecargas y van asociados a un contactor que es el que
realiza la apertura del circuito de potencia. Puesto que protegen solamente
contra sobrecargas, los relés térmicos deben complementarse con una
protección contra cortocircuitos.
Guardamotores magnéticos: Son dispositivos de protección contra
cortocircuito, de corte tripolar. Los guardamotores magnéticos cumplen la
función de protección contra cortocircuitos, cumpliendo adicionalmente la
función de seccionamiento. Los requisitos para que cumplan con la función de
protección contra cortocircuito son básicamente una pronta detección de la
corriente de defecto y una rápida apertura de los contactos. Esto conduce a
que los guardamotores magnéticos sean aparatos limitadores.
Guardamotores magnetotérmicos: Son dispositivos que agrupan en un
mismo aparato las funciones de protección contra cortocircuitos y contra
sobrecargas. as características principales de los guardamotores, al igual que
de otros interruptores automáticos magnetotérmicos, son la capacidad de
ruptura, la intensidad nominal o calibre y la curva de disparo. Proporciona
protección frente a sobrecargas del motor y cortocircuitos, así como, en
algunos casos, frente a falta de fase.

Otros dispositivos de protección

Los disyuntores magnéticos: Protegen los circuitos contra los cortocircuitos,


dentro de los límites de su poder de corte a través de disparadores magnéticos
(un disparador por fase). También protegen contra los contactos indirectos,
siguiendo las normas sobre regímenes de neutro, para los esquemas TN o IT.
Los esquemas TT pueden necesitar una protección diferencial residual.
Dependiendo del tipo de circuito que se desea proteger (distribución, motor,
etc.), el umbral de disparo magnético se situará entre 3 y 15 veces la corriente
térmica Ith. Dependiendo del tipo de disyuntor, dicho umbral de disparo puede
ser fijo o ajustable por el usuario. Todos los disyuntores pueden realizar cortes
omnipolares: la puesta en funcionamiento de un solo disparador magnético
basta para abrir simultáneamente todos los polos. Cuando la corriente de
cortocircuito no es muy elevada, los disyuntores funcionan a mayor velocidad
que los fusibles.
Autoprotección Es la aptitud que posee un aparato para limitar la corriente
de cortocircuito con un valor inferior a su propio poder de corte, gracias a su
impedancia interna.
Protección contra las sobrecargas:

Los relés térmicos de biláminas Los relés térmicos de biláminas son los
aparatos más utilizados para proteger los motores contra las sobrecargas
débiles y prolongadas. Se pueden utilizar en corriente alterna o continua. Sus
características más habituales son: tripolares, compensados, es decir,
insensibles a los cambios de la temperatura ambiente, sensibles a una pérdida
de fase (1), por lo que evitan el funcionamiento monofásico del motor, rearme
automático o manual, – graduación en “amperios motores”: visualización
directa en el relé de la corriente indicada en la placa de características del
motor