Está en la página 1de 6

INTRODUCCION

Economía natural se refiere a un tipo de economía en la que el


dinero no se utiliza en la transferencia de recursos entre las
personas. Es un sistema que utiliza en lugar del intercambio de
bienes y servicios mediante el trueque o el comercio directo para el
consumo propio dentro de un grupo económico cerrado,
sustituyendo históricamente, a la economía mercantil y
predominando en los modos de producción de la comunidad
primitiva, esclavista y feudal.

El siguiente ensayo aborda el tema de la economía natural


asociándola con la problemática del mal uso del comercio que existe
en Nicaragua provocado por la falta de a provechamiento de los
recursos que se encuentran en él.

Generando una actividad socioeconómica inestable en el


mercado nicaragüense; ya sea de compra y venta de bienes y
servicios, sea para su uso, para su venta o su transformación.

Fraccionando las tierras de los pequeños productores y la


rotación forzosa de los cultivos impidiendo la elevación de la
productividad del trabajo y la ampliación, obstaculizando la escala
del mercado interior y frenando el desarrollo del intercambio de
mercancías, la influencia de mano de obra al país para los
campesinos que son mantenidos por el sistema que busca sustituir
las viejas relaciones de producción por otras nuevas que
corresponde la disgregación de las fuerzas productivas.
DESARROLLO

En los siglos XV y XVI las relaciones mercantiles y monetarias, había


penetrado lo suficiente en la economía no solo de las ciudades, sino
también del campo. La existencia en estas condiciones de los gremios
de artesano y de las haciendas naturales, se hacían cada vez mas
incompatible con las necesidades del desarrollo sucesivo de la
economía.
Juan Jerez (2010) establece que la economía natural, una economía
de dinero, crédito y la economía en si han sido colocadas en una
oposición a otra como las tres características económicas que son
formas de movimiento en la producción social.
La llamada economía de crédito no es más que una forma de
blanqueo de dinero, sin embargo, la economía afirma que ambos
términos expresan funciones o modos de intercambios entre los
propios productores. En los países desarrollados la producción
capitalista, la economía de dinero sólo aparece como la base de la
economía de crédito; El blanqueo de la economía y la economía de
crédito, corresponden sólo a las diferentes etapas en el desarrollo de
la producción capitalista, pero no son en absoluto independientes
formas de intercambio con respecto a la economía natural. Con la
misma justificación que se podría contrapasar como equivalentes de la
gran diversidad de formas de economía natural de estas dos
economías.
Por otra parte, el mercantilismo es una teoría económica que sostiene
la gran prosperidad de una nación depende de su oferta de capital, y
que el volumen global del comercio internacional es inmutable. Bienes
o capital están representados por el oro (oro, cobre y el comercio de
valor) en poder del estado, que es el mejor a través de un aumento de
saldo positivo del comercio con otros países (exportaciones menos
importaciones). (Economía y Finanzas, 2012)
El mercantilismo también sugiere que el gobierno debería avanzar en
estos objetivos, jugando un papel proteccionista de la economía,
mediante el fomento de las exportaciones y desalentar las
importaciones, en particular mediante la utilización de los aranceles y
los subsidios.
Esto al largo de los años ha sido sustituido por la economía natural
que se desarrolló en los países que buscaban mas allá de su
producción inicial para ir mejorando y actualizando su civilización en
relación con el comercio por fines lucrativos y no lucrativos, pero que a
su vez también ocasiono cambios, apoderamientos por los capitalistas
y división de clases sociales que afectaron su economía.
Con el posterior crecimiento de las fuerzas productivas, de la
propiedad privada sobre los medios de producción y los productos del
trabajo, con el crecimiento de las relaciones monetario-mercantiles y
con el desarrollo de la división social del trabajo, la economía natural
se descompuso, se amplió la producción mercantil, que pasó a ser
dominante en el capitalismo.
Dando así lugar a un sistema que utiliza solo el intercambio de bienes
y servicios mediante el comercio directo que perjudico a los
campesinos por el cambio brusco que sufrió su forma de trabajo y
disminuyendo sus ganancias aproximadas. Nicaragua actualmente es
uno de los países que está a favor y ala vez en contra de la economía
natural, porque no toda la población esta informada acerca de los
grandes beneficios con lleva la expansión del comercio en el país.
Según W. Dilthey (fondo de cultura económica 1956) las relaciones
sociales son distintas a las relaciones técnicas y aunque durante el
período histórico concreto del sistema salarial las relaciones sociales
conservan su identidad, las relaciones técnico-económicas se resisten
a su homogeneización bajo el prestigio del industrialismo. Es éste un
hecho crucial que hay que distinguir para lograr una adecuada
aproximación al análisis real y diferencial entre la producción con
seres vivos y la producción con seres inertes.
Hablando sobre el problema del mal comercio del país y utilizando de
base el tema de la economía natural se tiene como subtema el mal
aprovechamiento de las tierras y su utilización en el sector de frutas.
El Diario la prensa (2017) afirma que Nicaragua desaprovecha el
potencial de sus tierras. Esto ocasiona que la posibilidad de crecer en
los nichos de mercados que demandan frutas, por ejemplo, sea
limitada, considera la especialista en comercio exterior Azucena
Castillo, por lo que urgió al país a crear una estrategia para
aprovechar la nueva tendencia de consumo más sano a nivel mundial.
Nicaragua tiene un gran potencial al poseer las extensiones de tierra
más fértiles para el cultivo agrícola en Centroamérica, existen tierras
que son aptas para la agricultura y se dedican a otras actividades
desaprovechando oportunidades para la diversificación. Eso lo vemos
cuando grandes extensiones de tierra fértil se dedican a la ganadería.
El problema, según Castillo, es que, para aprovechar el mercado de
las frutas, las tareas que se deben llevar a cabo el país son invertir “en
investigación”, además se requiere resolver “la ausencia de políticas o
proyectos orientados a la diversificación, no hay estímulo ni interés de
los empresarios en ser pioneros en este tipo de cultivos porque es
más fácil lo viejo tradicional conocido y no correr riesgos”.
Un estudio publicado por la Secretaría de Integración Económica
Centroamericana (Sieca), denominado Análisis de la competitividad
regional del mercado de frutas, reveló que Nicaragua es el segundo
país en Centroamérica que menos aprovecha este nicho de mercado.
Y muestra de ello es que de los 3,528.8 millones de dólares que el año
pasado la región logró por ventas de frutas a los mercados
internacionales, apenas 0.7 por ciento fue captado por exportadores
nicaragüenses, con el envío de bananos, naranjas, guayabas y
mangos.
Para este tipo de cultivos el uso de tecnología y la innovación son
requisitos para poder competir en los mercados y tendría que haber
una disposición del Gobierno con una estrategia de desarrollo
exportador con planes de acción público-privada incentivando, al igual
que se hace en la Zona Franca con los textiles y los arneses, a
diversificación productiva con valor agregado atada a un mercado
específico, que involucre el desarrollo de cadenas de valor nacionales,
regionales y globales.
Una de las soluciones que define la Asociación de Productores y
Exportadores de Nicaragua es que se debería crear una especie de
zona franca agrícola, “orientada a la exportación, que dejarían todo el
valor agregado pues se inician con el aporte de nuestro mismo suelo.
De allí surgirían los clústeres alrededor de los cultivos con empresas
proveedoras de insumos: fertilizantes, renovadores de suelos, centros
experimentales”. El reto está en tomar acción, tomando en cuenta que
el patrón de alimentación mundial tiende a consolidarse en el año
2025 hacia una demanda de consumidores conscientes que velan por
su salud y cuidadosos de la estética y han encontrado en las frutas,
vegetales, semillas como la chía, hortalizas y especias una nueva
cultura sana para alimentarse.
Castillo (2017) plantea otra solución que las pymes sin la clave y
sostiene que generalmente la producción de cultivos no tradicionales,
como son las frutas, está en manos de productores o pymes que
necesitan flexibilización en las políticas de acceso al crédito que la
banca se ve restringida a ofrecer debido a las normativas contra la
exposición al riesgo.
BIBLIOGRAFIA

Hidalgo. (2016, 23 de julio).Tierras de Nicaragua son mal Utilizadas.


Recuperado
http://www.laprensa.com.ni/2016/07/23/economia/2072132-
tierras.nicaragua-mal-utilizidas
Gómez. Nacimiento y destino del concepto de Economía Natural.
Recuperado
http://www.bdigital.unal.edu.co/52758/1/luisjairgomezg.1993.pdf