Está en la página 1de 2

PONGAMOS A PRUEBA NUESTROS CONOCIMIENTOS

TEMA LOS GENEROS LITERARIOS GRADO 7_____

NOMBRE: ___________________________________________________ FECHA: _________________

1. Anota en el espacio correspondiente el género literario al que pertenece cada definición:

a. Se desarrolla una historia, pero nadie la cuenta: el lector o espectador la observa en las palabras y actos de los
personajes.__________________________________
b. Se desarrolla una historia que alguien cuenta. Ese “alguien” es el narrador._____________________________
c. Busca la belleza o arte con las palabras; generalmente posee musicalidad y expresa sentimientos, aunque sobre
todo intenta provocar emociones y pensamientos en el lector.
__________________________________
d. Es fundamental la narración, pero suele tener además descripciones de persona y lugar y diálogos entre
personajes.______________________________________
e. Se fundamenta sobre todo en el diálogo entre personajes, aunque siempre uno de ellos puede contar una breve
historia a los demás. ______________________________

2. Identifica y anota a que género literario pertenece cada texto:

TEXTO A

HARPAGÓN. ¿Refunfuñas entre dientes?


FLECHA. ¿Por qué me echáis?
HARPAGÓN. ¿Vas a pedirme explicaciones tú, so bigardo? Sal de prisa, antes que te acogote.
FLECHA. ¿Qué os he hecho?
HARPAGÓN. Pues me has hecho... desear que te marches.
FLECHA. Mi amo, vuestro hijo me ha ordenado esperarle.
HARPAGÓN. Vete a esperarle a la calle y no permanezcas en mi casa, plantado como un poste, observando lo que pasa
y aprovechándote de todo.
(MOLIÈRE: El avaro. Fragmento)

TEXTO B
He llegado a saber que en tiempo del califa Harún Al-Rachid vivía en la ciudad de Bagdad un hombre llamado Sindbad el
Cargador. Era de condición pobre, y para ganarse la vida acostumbraba a transportar bultos en su cabeza. Un día entre
los días hubo de llevar cierta carga muy pesada; y aquel día precisamente hacía un calor tan excesivo, que sudaba el
cargador, abrumado par el peso que llevaba encima. Intolerable se había hecho ya la temperatura, cuando el cargador
pasó por delante de la puerta de una casa que debía pertenecer a algún mercader rico, a juzgar par el suelo bien barrido
y regado alrededor con agua de rosas…
(Simbad el Marino, de Las mil y una noches. Fragmento adaptado.)

TEXTO C
Tu pupila es azul, y cuando ríes
su claridad suave me recuerda
el trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.

Tu pupila es azul, y cuando lloras


las transparentes lágrimas en ella
se me figuran gotas de rocío
sobre una violeta.
(GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER: Rima XIII)

TEXTO D
Más tarde hemos charlado un poco como dos jóvenes esposos, un poco como dos extraños. Era amable. Muchas veces
sonreía mirándome. Era yo ahora quien tenía ganas de abrazarla. Pero permanecí tranquilo.
En la frontera, un funcionario abrió bruscamente la puerta y me preguntó:
-¿Su nombre, señor?
Me sorprendió. Respondí:
-Marqués de Roseveyre.
-¿A dónde se dirige usted?
-A las termas de Loëche, en le Valais.
Escribió en un registro. Respondió:
-¿La señora es su mujer?
¿Qué hacer? ¿Qué responder? Levanté los ojos hacia ella dudando. Ella estaba pálida y miraba a lo lejos...

(GUY DE MAUPASANT: A las aguas. Fragmento)


TEXTO E
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a su acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros, medianos
y más chicos,
allegados son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

(JORGE MANRIQUE: Coplas a la muerte de su padre, copla III)

TEXTO F
CLARÍN:
Di dos, y no me dejes
en la posada a mí cuando te quejes;
que si dos hemos sido
los que de nuestra patria hemos salido
a probar aventuras,
dos los que entre desdichas y locuras
aquí habemos llegado,
y dos los que del monte hemos rodado,
¿no es razón que yo sienta
meterme en el pesar, y no en la cuenta?

ROSAURA:
No quise darte parte
en mis quejas, Clarín, por no quitarte,
llorando tu desvelo,
el derecho que tienes al consuelo.
Que tanto gusto había
en quejarse, un filósofo decía,
que, a trueco de quejarse,
habían las desdichas de buscarse.

(PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA: La vida es sueño. Fragmento)

TEXTO G

Si –dijo el zorro–. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. No te
necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me
domésticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré́ para ti único en el
mundo.
–Empiezo a comprender –dijo el Principito–. Hay una flor... Creo que me ha domesticado...
–Es posible –dijo el zorro–. ¡En la tierra se ve toda clase de cosas...!
¡Oh! No es en la tierra –dijo el Principito–.
El zorro pareció́ intrigado: –¿En otro planeta?
–Sí.
–¿Hay cazadores en ese planeta?
–No –¡Es interesante eso! ¿Y gallinas?
ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY. El Principito

3. Explica las diferencias y/o semejanzas entre las siguientes parejas de textos:
a. TEXTO A y TEXTO F
b. TEXTO G y TEXTO C
c. TEXTO B y TEXTO D
d. TEXTO E y TEXTO C