Está en la página 1de 5

Rosario a Jesús Nazareno

Devoción de los viernes:

Se hace la señal de la Cruz en los


labios y se dice: Abre Señor mis
labios para poder ofrecerte, con todo
mi corazón, esta oración a Ti y a la
Santísima Virgen. Se reza: Señor
mío Jesucristo, etc. (Acto de
contrición)

Se rezan los Misterios Dolorosos que


son:

1.- La oración del huerto.

2.- Los azotes que sufrió Jesucristo.

3.- La coronación de espinas.


4.- Jesús con la cruz a cuestas.

5.- La crucifixión y muerte del


redentor.

Se reza en lugar del Padre Nuestro:

Redentor Divino que a la tinieblas


das luz.
R: Consuela mi alma triste por las
tres caídas que diste con el Santo
Madero de la Cruz.

Se reza en lugar del Ave María:

Jesús Nazareno, Rey poderoso a


pedirte vengo como generoso.
R: Que las penas mías conviertas en
gozo.

Después de las peticiones... al final


de cada Misterio se reza:

Gloria al Padre, etc.

María, Madre de Gracia, Madre de


Misericordia.
R: En la vida y en la muerte,
ampáranos gran Señora.

(Para las ánimas benditas) Oh Jesús


Nuestro, perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del infierno, lleva
al cielo a todas las almas, socorre
especialmente a las más necesitadas
de Tu Misericordia. Amén.

Al final, en vez de las tres Salves..

Se repite la Jaculatoria:

Redentor Divino que a las tinieblas


das luz.
R: Consuela mi alma triste por las
tres caídas que diste con el Santo
Madero de la Cruz.

ORACIÓN A JESÚS NAZARENO

Bendito sea el Nombre de Jesús - R:


Bendito sea, etc.
Bendito sea el nombre de María - R:
Bendito sea etc.

Jesús Nazareno, remedia nuestras


necesidades, que tus ojos vean mis
penas, que tus oídos escuchen mis
súplicas. Redentor Divino que a las
tinieblas das luz. R: Consuela mi
alma triste por las tres caídas que
diste con el Santo Madero de la
Cruz.

Lleno de amor vengo a Ti a


postrarme a tus divinas plantas,
acercarme a tus llagas divinas, a
sentir el rocío de tu Sangre Bendita
y a pedirte lo que solamente Tú
puedes concederme, entra Jesús,
entra a este hogar y bendice uno por
uno a los seres que me son tan
queridos (aquí pueden incluir a
alguien en especial) y a todos los
aquí presentes, haz que disfrutemos
de la paz redentora, aléjanos con tu
santa mirada de todo lo que pueda
perjudicarnos y quitarnos la
tranquilidad que tanto ansiamos.

Infunde tus fluidos divinos sobre las


almas para que podamos comer el
Pan que tú nos das, sin amargura,
sálvanos Señor con tu grandísimo
poder, éstas son las súplicas adorado
Nazareno, de un pobre pecador que
te pide piedad y misericordia, y a la
vez te doy las gracias por este día
que me has dado de vida, ojalá que
mis obras, mis trabajos y mis
pensamientos, todos vayan dirigidos
a Ti, para esperar tu misericordia
divina y servirte con amor.

Gracias, adorado Nazareno. Amén.

ORACIÓN A JESÚS SACRAMENTADO

¡Oh, divino Jesús! Solitario por las


noches en tantos Tabernáculos sin
que nadie te visite, ni te adore, .. yo
te ofrezco mi solitario corazón y
deseo que cada una de las
pulsaciones sean otros tantos actos
de amor para Ti solo, vela,
Sacramentado Centinela, vela por el
mundo dormido, por las almas
extraviadas y por tu pobre y solitario
(a), hijo (a), yo comprendo que los
sufrimientos presentes, no pueden
ser comparados, con la gloria
venidera.

Paciencia por hoy, alma mía, el día


de mañana, será como Dios quiera,
entre tanto hagamos tu santa
voluntad, el día de hoy pasó, y todo
lo que he sufrido pasó también, nada
quedó sino el mérito ganado, si he
llevado mis sufrimientos y las
fatigas de un corto día, después de
todo, los días son muy cortos, ojalá
mi Divino Maestro, que lo que tenga
yo que padecer, sea por Tu Amor.
Amén.

Un Ave María por las almas benditas


del Purgatorio.
Una Salve, en Acción de Gracias a la
Santísima Virgen.
Un Padre Nuestro.

Amén.
No olvidéis decir antes de dormir,
tres veces: Jesús Nazareno, Rey de
los Judíos, para impedir una muerte
repentina durante el sueño de la
noche.