Está en la página 1de 2

Cubierta plana

Las cubiertas planas o azoteas son aquellas no visibles en el conjunto, y que


pueden o no ser transitables. La cubierta plana es la más económica en cuanto a
costos, y permite aprovechar la totalidad del espacio bajo la misma. Es necesario
aclarar que, si bien se trata de una plataforma horizontal, siempre debe tener una
mínima pendiente (no más del 3%) para que el agua se deslice cuando llueve, y no
se acumule. Estas cubiertas necesitan una buena aislación hidrófuga y térmica, para
impedir filtraciones y proteger al ambiente que está bajo ellas de los cambios de
temperatura. Sobre el pavimento se debe aplicar un impermeabilizante.

El mayor problema de las cubiertas planas es que están sometidas a grandes


diferencias de temperatura por lo que se deben dividir en "cuarteles", es decir
secciones de tamaño no demasiado grande (se suele aceptar que tengan una
dimensión máxima de 6 m en cualquier sentido), dejando una junta de dilatación
entre ellas. Cada cuartel forma una especie de embudo con los bordes perimetrales
horizontales y desde ellos, se forman faldones con poca pendiente hacia el punto
de desagüe. En edificaciones pequeñas, se hacen al revés, de forma semejante a
las cubiertas inclinadas, desaguando hacia fuera del perímetro de la edificación,
pero con menor pendiente. Hay técnicas para evitar tener que hacer estas divisiones
tan pequeñas, como la Cubierta invertida.

Elementos de una cubierta inclinada.

Cubierta de pizarra. Cubierta moderna en un garaje de Londres


Conclusiones

Desde todo punto de vista, la cubierta es clave para la envolvente de la edificación,


ya que es el elemento que está más tiempo expuesto a la radiación del sol. También
tiene que responder a todas las inclemencias del clima como la lluvia, el viento,
eventualmente la nieve, así como a los cambios de temperatura. Por esto, es
fundamental preocuparse de una manera particular de la cubierta o “la quinta
fachada”.

Para tener una cubierta adecuada es necesario construir realmente con


profesionalismo y dedicación cada etapa e sus componentes, partiendo por la buena
y adecuada instalación de cada uno de los diferentes elementos que la estructuran.
Ya sea por medio de vigas metálicas, cerchas o vigas de madera, dada por el
calculista.

A ello debe seguir su entramado o cadeneteado de madera, metal para darle más
rigidez a su estructura y poder soportar grandes luces de cubierta, más una buena
aislación térmica dada por uno de los materiales más comunes como ser el
polietileno.

Por último, la impermeabilización es clave, ya que es la etapa en que se tiene que


evitar en un 100 % la infiltración tanto de agua como de humedad para el interior de
la cubierta, que puede llegar a tener daños visibles con el tiempo.

Bibliografía

 http://www.emb.cl/construccion/articulo.mvc?xid=2908&edi=140&xit=la-
importancia-de-la-cubierta-en-la-edificacion-
 https://es.m.wikipedia.org/wiki/Cubierta_(construcci%C3%B3n)
 http://ideasparaconstruir.com/n/1543/tipos-de-cubiertas-en-
construccion.html