Está en la página 1de 2

Práctica no.

4 Fuerzas intermoleculares

Hipótesis:

Las fuerzas intermoleculares fungirán como una herramienta útil para predecir si una sustancia
será soluble en otra o no.

Análisis de resultados:

Éter Metanol Hexano H2O


Acetona √ √ √ √
Éter √ √ x
Metanol x √
Hexano x

Las atracciones intermoleculares, con las que se presentan entre moléculas de la misma
sustancia (fuerzas de cohesión) o de diferentes sustancias (fuerzas de adhesión). Estas
interacciones son de origen electrostático y son más débiles que las fuerzas entre los iones de
carga opuesta. Dependiendo de la polaridad de las moléculas, las interacciones que pueden
presentarse entre ellas son del tipo:

Interacción Polaridad
Dipolo - Dipolo Polar – Polar
Dipolo - Dipolo inducido Polar – No polar
Dipolo instantáneo - Dipolo inducido No polar – No polar

Nombre Estructura Polaridad


Hexano No polar

Éter No polar

Acetona Polar

Metanol CH3 OH Polar


Agua H OH Polar

En la primera parte, al disolver agua con éter se observaron dos fases, el agua al poseer una
mayor densidad que el éter se mantiene en la fase inferior mientras que el éter se mantuvo en
la superior, al adicionar las gotas de acetona y agitar, esta se integra al agua debido a que estos
dos disolventes tienen fuerzas similares que hace que puedan interaccionar (dipolo-dipolo),
mientras que la fase de etanol permanece igual.
Si seguimos adicionando acetona a la disolución llega un momento en el que existe una mayor
cantidad de esta que de agua en la mezcla, en este punto, obtenemos una mezcla homogénea
(1 fase). El agua ya no es nuestro disolvente, si no que se convierte en un soluto al igual que el
éter. La acetona rompe las interacciones intermoleculares tanto del agua (dipolo - dipolo), como
del éter (dipolo – dipolo inducido), así mismo se forman enlaces que permiten que puedan ser
miscibles.

En la segunda parte con el cristal de yodo, el yodo se disuelve en la acetona debido a las
interacciones dipolo – dipolo inducido, tornándose la disolución a un color café. Al intentar
disolver el cristal de yodo en Hexano (no se disolvió por completo) se crearon interacciones
dipolo instantáneo – dipolo inducido y la disolución adquirió un color rosado. Al adicionar unas
gotas de acetona a la segunda disolución el yodo comenzó a disolverse por completo, el hexano
es soluble en acetona mediante interacciones dipolo – dipolo inducido al igual que el yodo con
la acetona. Una vez que el yodo se disolvió por completo la disolución adquirió una tonalidad
café – naranja. De esta forma observamos que predomina las interacciones dipolo-dipolo
inducido (disuelve mejor) porque tanto el yodo como la acetona poseen semejantes fuerzas
intermoleculares.

En un tubo de ensaye se colocó un cristal de yodo y se intentó disolver en un ml de agua, el agua


disolvió un poco al yodo (dipolo – dipolo inducido), al momento de adicionar el hexano se crea
una mezcla heterogenea en donde el hexano está en la fase superior al ser menos denso que el
agua. de esta forma una de nuestras fases es de color rosado (hexano + yodo) y una incolora
(agua). Al adicionarle KI la fase inferior se torna amarilla. El Ki y el H2O poseen interacciones
similares, por lo que la fase inferior ya no es únicamente agua.

Al disolver KI con Agua + I reacciona el primer disolvente tomando un color naranja. Se


adiciono otra pequeña cantidad de KI reaccionando el agua con el KI disolviéndolo quedando
un color naranja intenso manteniéndose la interfase.

Conclusión:

Las fuerzas intermoleculares nos ayudan a predecir si una sustancia será miscible o soluble en
otra, puesto que si estas interacciones son parecidas en ambos compuestos es muy probable
que estas sean miscibles o solubles, “lo similar disuelve a lo similar”.