Está en la página 1de 2

Refugiados Sirios en Europa

La crisis migratoria en Europa, también conocida como crisis migratoria en el Mediterráneo o crisis
de refugiados en Europa, es una situación humanitaria crítica, que se agudizó en 2015, por el
incremento del flujo descontrolado de refugiados, solicitantes de asilo, emigrantes económicos y
otros migrantes en condición de vulnerabilidad, que en conjunto comparten las vías
de desplazamiento irregular hacia países de la Unión Europea. A fecha de 21 de diciembre de
2015, más de 1 006 000 personas habían entrado en Europa, de las cuales más de 942 400 habían
solicitado asilo político. Por otra parte, 3406 personas habían muerto en el intento.

Se trata de la mayor crisis migratoria y humanitaria en Europa, después de la Segunda Guerra


Mundial. Según el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, es «una crisis
mundial que necesita una respuesta europea». El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para
los Refugiados declaró que Europa está frente a una «de las mayores afluencias de refugiados en
décadas» y enfatizó que se trata de «una crisis de refugiados, y no solo un fenómeno migratorio».

La crisis surgió como consecuencia del creciente número de refugiados, solicitantes


de asilo y migrantes económicos que llegan ―o intentan llegar― a los Estados miembros de
la Unión Europea, a través de peligrosas travesías en el mar Mediterráneo y el sudeste de Europa,
procedentes de países de Oriente Medio, África, los Balcanes Occidentales y Asia del Sur.

En 2015, el Gobierno de Bulgaria amplió la valla alambrada en la frontera con Turquía para impedir
los flujos migratorios por el creciente número de refugiados, principalmente de la guerra civil en
Siria, que solicitaron asilo en este Estado miembro de la Unión Europea. El Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cuestionó esta decisión, que pondría en peligro más
vidas, porque llevaría a más personas a emprender las travesías más peligrosas hacia Europa y las
pondría en manos de los traficantes de personas. A su vez este organismo internacional instó a las
autoridades búlgaras a practicar una «política de puertas abiertas» hacia los refugiados.
Inmigrantes Cubanos

Las autoridades de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y México
calificaron de exitoso el traslado de los primeros 180 migrantes cubanos hacia territorio
estadounidense y anunciaron que seguirían con este plan el 4 de febrero.

Durante una reunión celebrada en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) de
Guatemala, los representantes de Centroamérica evaluaron el resultado del plan piloto.

Los cubanos fueron trasladados por avión desde Costa Rica hacia El Salvador y desde allí en
autobuses por territorio guatemalteco hasta México.

En el encuentro se realizó un análisis de la operación en el que cada país expuso su experiencia en


el manejo de los asuntos migratorios y de visado, así como de logística y seguridad.

“Todos los países coincidieron en calificar el proceso como exitoso y destacaron que el paso de los
migrantes cubanos se realizó de forma legal, ordenada, segura y transparente, garantizando que
los costos por los documentos migratorios constituyen el pago de acuerdo a la legislación de cada
país”, detalla un comunicado del Minex.

Además, los estados se comprometieron a mantener bajo vigilancia el procedimiento y concluirlo


de acuerdo a la planificación que disponga cada nación.

“Los funcionarios reafirmaron su compromiso de luchar en contra de las redes de tráfico ilícito de
personas, con el objeto de prevenir la migración irregular, así como proteger la integridad de la
población migrante y velar por el respeto a sus derechos fundamentales”, señala el documento.

El plan piloto se llevó a cabo el pasado 12 y 13 de enero. Guatemala no realizó ningún desembolso
para ejecutar la estrategia, pero manifestó su disposición por cooperar en el traslado.

Desde el 15 de noviembre y hasta el 18 de diciembre, Costa Rica entregó 7.802 visas de tránsito
especiales para los cubanos y los que salieron hoy son los primeros que ingresaron al país.

La mayoría de los cubanos salió legalmente de su país vía aérea rumbo a Ecuador, y desde allí se
movilizaron por tierra, aire y mar a través de Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica.