Está en la página 1de 5
Temas de literatura infantil Aproximaci6n al andlisis = del discurso para la infancia ES . Fanuel Hanan Diaz eA Lugar —_ Coleccién Relecturas Editorial Variaciones sobre el tratamiento del tema de la muerte en la literatura infantil _ Fanuel Handn Diaz, vendedora de cerillas, de Hans Christian Andersen, algunos pa- sajes de Corazén, de Edmundo De Amicis 0 algunas escenas de la obra de Charles Dickens, para encontrar cuadros de esta na- turaleza. Dentro de esta narrativa, existe un amplio espectro de variantes que van desde lo sensacionalista hasta el reclamo de una justicia social, mediante los cénones de un estilo de época. Un texto que sobresale por su atenuado realismo, dentro de la narrativa infantil latinoamericana, es De cémo Panchito Mandefud cen6 con el nino Jestis, del venezolano José Rafael Po- caterra. Este relato, de evidente influencia dickensiana, no solo se constituye como documento de época, sino que adquiere un singular valor por su insercién en el contexto de América Lati- na, la soltura de su lenguaje y su vena humoristica. La muerte es metaforizada y resuelta de un modo poético con la invitacion hecha por el nifio Jestis. La muerte burlada Esta variante va a desarrollarse con bastante riqueza dentro de la literatura infantil latinoamericana. Una de las caracteris- ticas fundamentales es su estrecha vinculacién con la figura del pfcaro, del antihéroe de la tradicién oral, que representa un modelo actancial muy particular de nuestra idiosincrasia. Tio Conejo, Pedro Urdemales, Juan Bobo y tantos otros per- sonajes, encarnan los atributos de este personaje, nacido en Espana con el Lazarillo de Tormes (1554) y trasladado a Améri- ca, donde logra aclimatarse y asegurar una extensa herencia de cuentos y relatos. A partir de La vida del Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, nace un tipo de héroe para la ficcién y un nue- vo género literario, definido por el término de “picaresca’, alu- diendo principalmente al descarnado tono de burla que va a impregnar estas narraciones. Si bien el origen etimoldgico de la palabra picaro atin no es claro, lo més probable es que sea de procedencia mozarabe, en cuyo caso esté emparentada con los vocablos bikaron (madrugador), bacara (abrir, cortar). ‘Temas de literatura infantil 77 i ue definen al ‘os interesa rescatar los rasgos q) Eee ejemplos narrativos. a partir de la teoria y de algunos r } eee picaresca aparece dentro de unas circunstancias i io histéricas muy particulares, en un perfodo de oe del imperi espafiol, que dio paso a una nueva categoria social: Todo ello fue creandoun fondo social de hambre, mendi- cidad y delincuencia, con la proliferacién de Ee vagabundos, malhechores 0 bandoleros, cuya res oe social recoge la picaresca, en sus picaros ee estafadores, en sus indigentes hidalgos, y con total des- precio al trabajo, etc. (Basanta, 1985) Este antihéroe ya aparece desde sus inicios ae a desposefdo que se ve obligado a recurrir a su astucia y para poder comer. Ingenio que va perfeccionando a través de un aprendizaje, simbolizado por una estructura de viaje que le permite conocer experiencias al eaten Ce i jaje ético, donde amos. Pero también este es un viaje 6° a ae ‘i 1 mecanismo que le ofres de los valores establecidos es el 1 posibilidades de conquistar un espacio, de afirmarse como individuo. i. . Te es definido Pedro Rimales por Pilar Almoina de Carrera en El héroe en el relato oral venezolano: dro Rimales el eje de la biisqueda y ad- Ree means parece no estar dado; no hay una Jaci6n con valores para él mismo, sino para la ruptura de los valores del otro. En ee cuencia, su sentido no serfa tanto la obtencién de valo- res, como es lo comtn, sino la transgresion, Ja ruptura de los valores establecidos. (Almoina de Carrero, 1990) quisicién de pbtisqueda real, en re En Pedro Rimales y la madre muerta, la ee ee ieee este personaje coloca de humor negro cuando raje © ME eesk rios sitios, hacient adre en un saco y lo lleva a val h D gotta personas que ellos la mataron. Los aludidos se eee comprometidos a pagar un dinero por un crimen que no —————————————— 78 Fanuel Hanan Dfaz cometido. Asi, logra obtener una buena cantidad de plata sin mucho esfuerzo, Otro rasgo que se funde con este tipo de héroe, es el sentido de sobrevivencia, de superar la fuerza bruta 0 adversidad por medio de la astucia. En Tio Conejo figuran por excelencia todos estos atributos, hecho por el cual es sefialado como el “héroe de la supervivencia’, En El conuco de Tio Conejo, del escritor venezolano Arturo Uslar Pietri, la muerte se constituye como una mofa de infor- tunadas consecuencias, Tio Conejo planea vender su conuco a Tio Loro para hacerse de unos reales. También lo vende por la misma cantidad y al mismo plazo de entrega a Tia Gallina, Tio Zorro, Tio Perro y Tio Tigre. Una cadena de asesinatos, donde cada animal devora a su presa, resuelve habilmente el conflicto. La desaparicin de todos los acreedores dejaa Tio Conejo li- bre de compromisos y mas rico de como estaba antes. La muer- te es aquf una consecuencia de la malicia y la trampa, donde el triunfo es alcanzado sin mayor afan. E] antivalor se transforma en valor y ejecuta el posicionamiento del oponente como héroe del relato. La delacién descubre al mismo tiempo la traicion, Ja venta (contrato en términos de Propp) excluye de antemano el cumplimiento del pacto: ser y parecer, verdad y falsedad, se confunden en el mismo eje del engaio. Lamuerte no solo es un recurso para burlar al otro, sino que también como hemos sejialado, ella misma aparece burlada en algunos relatos. En Cuentos de mi tia Panchita, la autora cos- tarricense Carmen Lyra recrea al personaje de Uvieta, en una pieza que revela el sincretismo literario a través de una eviden- te estructura de cuento de hadas y contenidos de la narrativa picaresca. Tres donantes ofrecen un deseo a Uvieta, quien pide, entre otras cosas, tener en su patio una mata de uvas magica. Todo aquel que se suba a ella no podra bajarse sin su consentimien- to. Muchos afios después, llega la muerte a llevarselo, pero an- tes él le dice que se suba a coger unas uvas que estan muy ricas. De esta forma logra engafar a la insaciable devoradora. Asi, esta figura se revaloriza por su capacidad de prever las vicisitudes, de estudiar las posibles fallas del sistema y resolver 79 ‘Temas de literatura infantil a ; a dgilmente las contingencias. La inteligencia es deseleg ae eo ; ici el que engamia se cul toda su carga de malicia porque : ee ado: “Quien hace el truco conoce la trampa’. e ser engafiado: “Quien i He eioukat alar como Ia ley del pi refran es lo que podriamos seni : 2 es como acttia el protagonista de Don Juan el Zorro, Vida y ae ditaciones de un picaro, obra del escritor y titiritero arge! ier Villafane. ; ie Juan tiene un primer encuentro con Ja muerte ane me nea buscarlo, Rapidamente lo resuelve con una apuesta: jq) — ganar la préxima carrera: el sapo o la chufia? oe ea is ds de vida si gana el sapo, con la muerte seis meses m: See iit i Pero Don Juan es un gran jug: 7 casi imposible de ganar. al ae tahwir a experiencia que usa sus mafias para montar una io aii ida. anar medio afio mas de vi : a ; 7 Una ultima exploracién en esta tematica nos oe . ee jiar el magistral cuento Francisca y la ee cae ee i S| te llega un dia tet 0 Jorge Cardoso. La muer u } ee Ate y pregunta a unos lugarenos donde bees ae ee g de ellos le responde, sefialando con el dee ey rps A i ”. ¥ alld se va la muerte, rales que bate el viento’ ce = y hacionda convulsiones porque el olor del campo, re ida, le produce asco. 7 oe {abines a casa en casa y de sitio en sitio, pero nunca la encuentra, porque Francisca siempre anda ie nat do maldiciones, se vuel | muerte, ya cansada y echan idicion oe ene? Alti: rdido el tacito juego de mar el ultimo tren. Ha pe Soe eet mo motor de la accion de busq' . Res ee matht de pelo en la que solo ella participa. burlada en una tomadura de pelo en u Tete viejo amigo de Fran El relato concluye cuando un. > amigo. i cuentra en un rosal, escardando el jardincito de la escuela final de la tarde, y la saluda carifosamente: _Francisca, cuando te vas a morit? Yella le responde : sos Siempre hay algo que hacer. (Jorge Cardoso, 1990) Esta historia resulta sorprendente no solo porque ee transmitir un mensaje tan profundo y universal en un 80 Fanuel Hanan Diaz, descomplicado, sino por la capacidad de hacer el cierre en un didlogo que resuelve todo el sentido de la obra. El texto, insupe- rable dentro de la narrativa infantil latinoamericana, revela una ensenanza que transforma la visién de la muerte y renueva el alcance del compromiso del ser humano con la vida.