Está en la página 1de 18

FUERZA DE TRABAJO URBANO Y RURAL EMPLEO Y DESEMPLEO

INTRODUCCION

El hombre desde tiempos remotos posee un conjunto de fuerzas físicas y espirituales los
cuales permitieron trabajar y así producir los bienes y los productos indispensables para su
subsistencia. La capacidad del hombre para trabajar, aunado con el conjunto de fuerzas
físicas y espirituales de que el dispone y que utiliza en el poder de producción de los bienes
materiales se denomina fuerza de trabajo. Esta fuerza de trabajo será el punto central y de
partida de nuestra investigación. También podremos conocer la situación actual de la fuerza
de trabajo en Venezuela.

Obligatoriamente, al hablar de la fuerza de trabajo se desprenderán de este concepto una


serie de términos fundamentales para el mejor entendimiento del mismo, como lo son:
población económicamente activa (P.E.A) y otros términos que están estrechamente
relacionados con fuerza de trabajo tales como: economía formal e informal; siendo esta
última una de las afecciones que mayor alcance tiene en diferentes niveles y estratos de
nuestra sociedad. La economía informal será uno de los puntos en el cual profundizaremos
debido a lo perjudicial que resulta para algunos países latinos y caribeños, y en especial en
Venezuela desde el punto de vista judicial, tributario, urbano, social entre otros.

Esta economía informal también llamado economía sumergida se define como el tipo de
economía por medio del cual un conjunto de sujetos comercializan productos bajo la estela
de la ilegalidad, en nuestro país esta economía tan perjudicial, en los últimos años se ha
incrementado de una manera exorbitante, originando la proliferación exagerada del
buhonerismo, la delincuencia, la insalubridad urbana etc. Mediante el desarrollo de esta
investigación la misma será explicada y analizada.

FUERZA DE TRABAJO

Concepto de fuerza de trabajo

Capacidad del hombre para trabajar, conjunto de fuerzas físicas y espirituales de que el
hombre dispone y que utiliza en el proceso de producción de los bienes materiales. La
fuerza de trabajo es la condición fundamental de la producción en toda sociedad. En el
proceso de producción, el hombre no sólo actúa sobre la naturaleza que le rodee, sino que
desarrolla, además, su experiencia productiva y sus hábitos de trabajo.

Componentes de la fuerza de trabajo

Población económicamente activa


Es la población en edad de trabajar que está ejerciendo algún tipo de ocupación remunerada
o que está buscando empleo. La población económicamente activa también se conoce como
fuerza laboral y es un indicador de la disponibilidad del factor trabajo en la economía.

Población económicamente pasiva

Potencial de trabajo de una población activa que, siendo capaz de una manera u otra de
agregar bienes o servicios la producto total de una economía, no tiene la oportunidad de
efectuar dicho aporte, esto puede ser por falta por encontrase en situación de imposibilidad
como en el caso de los estudiantes, reos, incapacitados, pensionados y jubilados ya que
estos están aptos para el trabajo pero no se encuentran disponibles.

Población Ocupada

Porcentaje de personas de 15 años o más de edad, de uno u otro sexo, quienes declaran
estar trabajando o tener empleo, con respecto a la población económicamente activa. Esta
población esta representada por el porcentaje de personas que laboran en empresas tanto del
sector público como el privado; así como del sector formas e informal con respecto al total
de la población ocupada.

Población Desocupada

Es una población activa que estando apta para el trabajo, con la capacidad plena para
producir los bienes y servicios al desarrollo de la economía, no encuentran acceso
expendido al campo laboral.

SECTORES DE POBLACIÓN ACTIVA

 Sector primario (I):

Esta integrado por todos los individuos activos que extraen los productos del suelo o del
subsuelo (agricultura, caza, pesca, explotación forestal, ganadería y minería).

 Sector secundario (II):

Incluye a los dedicados a la transformación de estos productos.

 Sector terciario (III):

Es el que no produce directamente, pero asegura con su trabajo la existencia de los otros
dos sectores, y comprende los individuos dedicados a transporte, administración, comercio
y servicios en general.

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA FUERZA DE TRABAJO EN VENEZUELA.


A partir de la segunda guerra mundial, la fuerza de trabajo en Venezuela va experimentar
sensibles cambios, al pasar de menos de un millón y medio a 3,7 millones para 1978. Pero
más que los cambios cuantitativos, es interesente destacar los producidos dentro de la
estructura de la actividad económica. En efecto la agricultura dejo de ser el sector básico de
la economía y por lo tanto aparece con una proporción menor a la de la población activa; lo
contrario ha ocurrido en el sector terciario.

Mucho se ha hablado sobre este hecho y la no concordancia entre las magnitudes del
cambio y, mejoramiento general del nivel de vida. Existen tres hechos asociados a esta
desproporción; uno corresponde al hecho de la agricultura no se expandió en productividad
y organización, etc., en la misma magnitud en que crecía la población y en que se producía
la migración rural - urbana.

El segundo es el retraso en el impulso de la industrialización y el tercero la inadecuada


expansión de los servicios, los cuales a pesar de absorber ahora el mayor volumen de
trabajo, son deficientes, tanto en cantidad como calidad.

La fuerza de trabajo en Venezuela se ha visto afectada por factores sociales y económicos


entre los cuales destacan:

1.- La evolución del trabajo femenino, lo cual ocasiona menos carga debido a la
incorporación de la mujer al trabajo.

2.- La escolaridad .Se prepara una parte de la población y está ocupada en empleo.

3.- Descenso de la mortalidad, ya que hay, más personas económicamente activas.

4.- Descenso de la morbilidad; hay mas rendimiento económico porque hay menos
enfermos.

5.- Las leyes de trabajo y de seguridad social, protegen a la fuerza de trabajo.

La década de los setenta es el periodo que se considera más significativo en cuanto al


comportamiento de nuestra estructura económica y al aprovechamiento de la fuerza de
trabajo.

En efecto , a raíz del boom petrolero de 1974, se origino una serie de acontecimientos de
notable repercusión para la vida nacional que incidieron sobre la evolución del mercado de
trabajo de dos maneras diferentes: primero, porque el ingreso fiscal aumento
intempestivamente y en un volumen extraordinario , que permitió emprender proyectos que
hasta la fecha estaban paralizados por la escasez de recursos que impedían su ejecución y
que posteriormente se llevaron a cabo ante la favorable coyuntura que se abría paso ,
aumentando en consecuencia la demanda de trabajo.

Segundo, porque el clima de satisfacción y prosperidad aumentó las expectativas en los


negocios, incrementándose en consecuencia la propensión marginal a invertir. Ambas
situaciones incrementaron la demanda especialmente por aquellos trabajadores con cierto
grado de calificación.

Sin embargo, mucha de esa demanda no pudo ser satisfecha con trabajadores venezolanos,
puesto que las necesidades de mano de obra especializada eran superiores a la que se podía
hallar en el mercado local, con lo cual la importación de la mano de obra represento la
alternativa para cubrir ese desequilibrio.

Al mismo tiempo, muchos trabajadores sin calificación lograron emplearse, desempeñando


cargos de baja productividad. El estado absorbió gran parte de esa mano de obra no
capacitada, empleándola fundamentalmente en las oficinas de servicios gubernamentales;
otro tanto lo hizo la empresa privada, esta última logro absorber el 81,6% del crecimiento
operado en la fuerza de trabajo ocupada entre un periodo y otro, según cifras que se
desprenden de la encuesta de hogares.

A partir de 1979 el Gobierno se traza tres metas esenciales: frenar la inflación, corregir el
déficit en la balanza de pagos y estimular la productividad. Para tal efecto se adoptan
medidas como disciplinar el gasto para disminuir o moderar la liquidez que alimentaba la
inflación y se estimula, por la vía de la liberación de precios y del crédito a los productores,
el normal abastecimiento del país.

El objetivo de la liberación de precio es estimular la competencia en todos los niveles. Sin


embargo tomando en cuenta las características de nuestra economía y la voracidad
especulativa de algunos productores, la liberación de precio condujo a un alza en los costos
de vida cuyos cálculos más conservadores estiman que en 1979 oscilo entre 15 y un 17%.

Como respuesta a esta situación, el sector de los trabajadores organizados, conjuntamente


con los partidos políticos, introdujo en el Congreso de la Republica un proyecto de ley de
aumento de salario, el cual fue aprobado y entro en vigencia a partir del mes de enero de
1980. A partir de ese año se observo que muchas empresas habían disminuido de personal y
otras habían cerrado. Todo conforma un cuadro de desaprovechamiento de la fuerza de
trabajo a tal punto que se considera que el desempleo aumento para ese lapso en mas de
12%.

Se esperaba que para finales de 1980 los efectos positivos de la nueva política económica
se dejaran sentir y en consecuencia el mercado de trabajo tomara un ritmo normal de
acuerdo con la oferta y la demanda.

IMPORTANCIA DE LA FUERZA DE TRABAJO

La fuerza de trabajo constituye probablemente el recurso más importante de que puede


disponer una nación desde el punto de vista de su calidad. Su función en la actividad
económica se extiende tanto al ámbito del consumo como al de la producción; es en esta
última donde la calificación teórica y profesional del recurso humano adquiere mayor
significación en relación con los niveles elevados de productividad, alcanzables por la
mano de obra.
La importancia que se le otorga a este factor en el desarrollo económico, tanto en el área
desarrollada como en el resto del mundo , tiene relación , precisamente , con esto ultimo ,
esto es , con la función que le toca cumplir en el proceso productivo . En el caso
venezolano adquiere particular relevancia por las circunstancias de que el recurso humano
constituye uno de los trabajos de mayor envergadura que enfrentan el actual proceso
económico del país, debido a los recursos financiero que dispone. El estudio, tanto de su
composición como de su evolución resulta entonces perentorio en esta coyuntura, ya que
permitiría evaluar la posibilidades de crecimientos económico del país a través del
diagnostico que puede hacerse de sus recursos humanos.

SITUACIÓN ACTUAL DE LA FUERZA DE TRABAJO EN VENEZUELA.

La situación actual con respecto a la población económicamente activa tiene una disonancia
estadística referida a las cifras totales que representan la misma, por lo tanto concluiremos
dicha situación con lo siguiente: Debido al fenómeno social, económico y político la
situaciones de economía formal e informal han ido de forma inversamente proporcional
debido a la crisis mundial y especialmente a los tercermundistas. Venezuela ha sido victima
de una repuesta cultural y de tradición familiar al problema de desempleo y gradualmente
mantienen una vinculación complementaria y de servicio al sector formal; naciendo así la
venta callejera o informal. Existen condiciones externas que incluyen las variaciones
económicas que se han suscitado en los últimos años que entre ellas podríamos nombrar la
crisis petrolera y la depresión económica a nivel mundial. A razón de estos la familia
venezolana ha sido duramente golpeada debido a la usurpación de los derechos a terceros,
ocupación ilegal de espacios públicos, desorden, congestión de espacios urbanos, conflictos
de intereses que dificultan el dialogo y propician situaciones delictivas produciendo
inseguridad al ciudadano, por lo que en los últimos años se ha venido desarrollando en
América latina y especialmente en Venezuela una crisis económica de tal magnitud que en
este país el aumento de la pobreza ha crecido de forma vertiginosa consecuencia de la
disminución de las fuentes de empleo que a su vez causa un deterioro del poder adquisitivo
de nuestra población, el aparato productivo por lo tanto ha sido desactivado por una
reseción económica y ha llevado a su vez el cierre de diversas empresas privadas y el
deterioro de la institución publica originando las tasas de desempleo mas altas de la historia
y las tasas de empleo mas bajas de la misma.

El venezolano ha tenido la necesidad de transferir su productividad al campo informal


como único y definitivo medio de subsistencia, creando en Venezuela mercados populares
de buhonería ilegal, así como un incremente considerable de la delincuencia común.
Particularmente podríamos decir que el generador económico que brinda el aparato
productivo afecta la vida del individuo que de el priva los ingresos que le permiten llevar
una vida integral, conduciendo a este a una deficiencia en su salud, educación y estabilidad
psicológica.

Para concluir podemos decir que el crecimiento de la población ha ido en crecimiento


constante y a pesar de que los números de empleados crezca la proporción de desempleados
también aumenta, permitiendo así la manipulación de datos que distorsionan la efectividad
de percepción de información que requiere el país.
CONCEPTO DE ECONOMÍA INFORMAL

La economía informal, llamada también economía subterránea, sumergida, descalza, de


proximidad, paralela o mercado negro; es el tipo de economía por medio del cual un
conjunto de sujetos comercializan productos bajo la estela de la ilegalidad. Es un fenómeno
social, económico, político que conlleva a la usurpación de los derechos de terceros,
ocupación ilegal de espacio publico, desorden y congestión de espacio urbanos, conflictos
de interés que dificultan el dialogo y propicia situaciones delictiva, produciendo
inseguridad al ciudadano. se trata del sector de la economía que no aparece en las
estadísticas oficiales, las transacciones se llevan a cabo principalmente en efectivo y no se
pagan impuesto.

LA INFORMALIZACIÓN DE LA ECONOMÍA EN VENEZUELA

La Economía Informal es un fenómeno social, económico, político, que conlleva a la


usurpación de los derechos de terceros, ocupación ilegal de espacios públicos, desorden y
congestión de espacios urbanos, conflictos de intereses que dificultan el diálogo y propicia
situaciones delictivas, produciendo inseguridad al ciudadano.

Las características de la economía informal son diversas en cada país y para cada ciudad,
están directamente relacionadas con el tipo de ordenamiento vigente, la situación
socioeconómica, legal, política y estructural, que establecen los marcos políticos
institucionales vigentes.

La economía informal constituye una respuesta cultural y de tradición familiar al problema


del desempleo y gradualmente mantienen una vinculación complementaria y de servicio al
sector formal. La cultura urbana vecinal también propicia la consolidación de la venta
callejera.

Dada la magnitud del problema y la mano de obra que ocupa, amerita una preocupación y
atención particular de los Gobiernos Locales, ya que mediante su formulación
simultáneamente abre nuevas posibilidades de desarrollo.

Las Instituciones más adecuadas para desarrollar estrategias de intervención de la economía


informal son los gobiernos locales, que requieren reforzar su capacidad de gestión y
articulación con otras instancias públicas y privadas, así como de suficientes recursos
financieros y de la capacidad de ejercer la autoridad local con autonomía política y
administrativa.

En diferentes países utilizan nombres diferentes: economía informal, economía subterránea,


economía sumergida, economía descalza, economía de proximidad, economía paralela o
simplemente mercado negro. Pero la definición es la misma. Se trata del sector de la
economía que no aparece en las estadísticas oficiales, las transacciones se llevan a cabo
principalmente en efectivo y no se pagan impuestos.
Gracias a la labor de un economista austriaco, ahora tenemos un estimado de su tamaño en
el ámbito mundial: 9.000.000.000.000 de dólares. Un nueve acompañado de 12 ceros. Son
9 trillones de dólares si utilizamos la más usual traducción literal del inglés, pero en buen
español serían 9 billones.

En los últimos años se ha venido desarrollando en América Latina y especialmente en


Venezuela, una crisis económica de tal magnitud que en este país el aumento de la pobreza
ha crecido en forma vertiginosa, consecuencia de la disminución de las fuentes de empleo
que a su vez causa un deterioro del poder adquisitivo de nuestra población.

La recesión económica se destaca generalmente por una desactivación del aparato


productivo, provocando el cierre de muchas empresas y numerosos despidos de personal,
en aquellas empresas que logran sobrevivir, originan una tasa de desempleo de las más altas
en la historia económica, en el caso venezolano.

Paralelamente a esta situación ha venido creciendo y desarrollándose un fenómeno que


muchos economistas y estudiosos del tema, lo consideran un deterioro de las condiciones
económicas de una nación; para otros, este fenómeno puede alivianar el problema del
desempleo; se trata de la economía informal.

En efecto, el sector informal no es nada nuevo en estos países. En Venezuela en la última


década se ha agudizado el problema del desempleo, consecuencia de la caída de la tasa de
crecimiento económico, crisis externa y desequilibrio fiscal, entre otros, lo que ha
configurado una situación en la cual el crecimiento de la fuerza de trabajo supera el número
de empleos, con una remuneración estable para palear la crisis y poder adquisitivo dé los
ciudadanos, los cuales buscan sustentar económicamente él y sus familiares, vendiendo
cualquier tipo de objetos y mercancía en la calle, reparando artefactos eléctricos del hogar,
ofreciendo sus servicios puerta a puerta, aumento de autos por puestos y taxis y un sin fin
de actividades que puedan generar algún ingreso económico que conlleve a la manutención
del hogar.

La mayor parte de estas actividades no están formalmente organizadas, no se lleva algún


tipo de contabilidad, no poseen planes de expansión como empresas generadoras de
dividendos y lo más importante, no se encuentran registradas en alguna de las modalidades
que expresa la Ley. Por eso el término de economía informal o sector informal o esa
minada de actividades que los pobres de América Latina desarrollan.

En Venezuela el sector informal se ha agudizado a medida que se acentúa la crisis


económica, los desempleados se han desplazado hacia las áreas menos productivas y no
existe un futuro prometedor, por la siguiente razón, hay demasiados pobres y muy pocos
eficientes, lo que trae como consecuencia que exista demasiados buhoneros, servicios
domésticos, chóferes, y pocas empresas manufactureras en pequeñas escalas o micro
empresas con posibilidades de crecer, porque no existe una economía de crecimiento por
parte del Estado. Aquí como resultado a lo expuesto anteriormente podemos asegurar que
no ha existido ni existe una verdadera política económica de la pequeña y mediana, micro
empresa verdadera, generadora de empleo, por lo cual existe el desplazamiento de mano de
obra calificada o no, hacia las áreas menos productivas.
En consecuencia se puede afirmar que la economía informal venezolana se encuentra
concentrada en aquellas actividades que permitan una mínima subsistencia, uso de poco
capital, comercio al por menor, servicios domésticos, servicios personales, transpone y
otros de menos importancia, donde se use la tecnología y sean altamente competitivos,
donde se destaca el comercio al menor, al detal o al menudeo, el cual conocemos como la
buhonería.

Los buhoneros se han apostado a desarrollar sus actividades a lo largo y ancho del país,
creciendo en forma desmedida, en forma anárquica a medida en que la crisis se acentúa en
las ciudades más populosas.

En Maracaibo, ésta actividad ha sido ejercida desde hace varías décadas, ubicándose en los
alrededores de la Plaza Baralt, El Malecón, El Mercado Principal, Calle Comercio,
actividad que era desempeñada por personas excluidas del proceso productivo de la región,
por no tener preparación de ningún tipo, sin referencia de trabajo de cualquier edad y con
poco recurso, los cuales intentaban ganarse la vida en forma honrada, pero en esos
momentos no representaban problema a la ciudad, por lo tanto no representaban ningún
interés para el sector oficial, ni para los estudiosos de la economía, pero en cuanto crecía la
población por diversos factores, unida a la inmigración extranjera (legal o ilegal), disminuía
la oportunidad de empleo, debido a que el aparato productivo no era capaz de absorber esa
abundante mano de obra.

Esa gran masa de ciudadanos que fueron desplazados y "excluidos" del proceso productivo,
se fueron ubicando en el sector informal, en particular de la buhonería, lo que incrementó
esta actividad en forma anárquica, desorganizada y como consecuencia tomaron las calles
de Maracaibo de una forma desordenada, obstruyendo las vías peatonales y automotor.

Podemos decir que existe informalidad en la vivienda, informalidad en el comercio,


informalidad en la industria, informalidad en el transporte, en resumen: existe informalidad
en diversos sectores productivos de la economía.

De hecho, no son informales los hombres, son informales sus actividades. No existen
venezolanos formales e informales. El 60 por ciento del trabajo de los venezolanos que se
desarrolla en el mercado informal, lo hacen porque tienen un trabajo el cual desarrolla
formalmente y una parte del esfuerzo productivo desarrollado informalmente. El caso del
empleado bancario que tiene un vehículo y, de ida al trabajo y de regreso del mismo,
trabaja como taxista para suplementar su ingreso personal. Tal es el caso de la señora que
después de dejar a los niños en el colegio elabora pasteles y dulces para venderlos a
restaurantes. El caso de la señora que el garaje de su casa lo convierte en un pequeño
restaurante de almuerzos. Así muchos de los venezolanos reivindican permanentemente su
derecho a trabajar con prescindencia del Estado, sin pagar impuestos y sin obedecer sus
regulaciones respecto a la actividad económica que desempeñan.

Es importante entender que la informalidad es de las actividades y no de la gente. Puesto


que de esta forma entenderemos el origen de este fenómeno. Si estudiamos los libros de
sociología que se han escrito veremos que ellos nos dicen que los latinoamericanos y en
particular los venezolanos tenemos el defecto de ser tarados, por lo cual nunca podremos
salir adelante.

La herencia indígena y el coloniaje encima de la herencia nos entorpecieron de tal forma


que, junto con la corrupción, el clima, y la comida picante y bien condimentada, nos han
convertido en pueblos ociosos. Esta argumentación está implícita en los textos
eurocentristas conservadores y en los textos alucinados marxistas. En el fondo, parte del
mismo rechazo a la imaginación, a la fuerza, y a la autenticidad de los latinoamericanos. Es
un prejuicio contra los hombres de trabajo.

El origen de la informalidad no se encuentra en una tara cultural, en un problema religioso,


o un origen étnico; se encuentra en la ineficiencia de la ley.

En Venezuela desde hace varios años más de 50% de la población trabaja informalmente.
Se trata de un país rico en recursos naturales, donde sus malos gobiernos han construido tan
absurdos obstáculos al trabajo, que un altísimo porcentaje de la ciudadanía no tiene más
recurso que vivir y trabajar al margen de la ley.

La crisis económica del país sigue como si nada y las modalidades de la supervivencia se
consolidan como posibilidades de estrategia de la vida real para no quedarse en el camino.
El sector informal de la economía aumenta gradualmente llegando casi al 60% de la
población y está generando una situación anárquica, sin control, de grandes proporciones en
las principales ciudades del país. Frente al desempleo, el aumento de los precios de los
alimentos y la escasez de vivienda, se dispara esa actividad especialmente en las calles del
centro de la ciudad donde hay vendedores de todo tipo.

No es por falta de educación que muchos se ven compelidos a apelar a la venta callejera.
Muchas instituciones internacionales de estudios sociales han comprobado con sorpresa que
el nivel académico de los vendedores callejeros es alto. Se encuentra hasta un 60% de
bachilleres y un porcentaje considerable de profesionales que se han colocado en esta
posición no porque lo deseen sino porque las oportunidades de empleo no existen.

La economía informal es perseguida por los gobiernos porque los protagonistas de ésta
aventura no se registran oficialmente, por lo tanto no pagan impuestos por consiguiente no
reciben ningún beneficio del Estado.

Por eso lo miran como enemigo y lo tratan como tal. Es precisamente esta "economía
descalza" que muestra una realidad esperanzadora porque sus protagonistas llevan en sí el
fermento del intercambio.

Los desalojos violentos de miles de vendedores de las calles de nuestro país; van
acompañados de decomiso, destrucción de los productos y saqueo por parte de las mismas
autoridades que hacen cumplir la ley. "Sólo quien forma parte de la economía informal
conoce la zozobra que genera el vivir al margen de la sociedad y para muchos el subsistir
con sólo el pan de cada día".
CAUSAS O FACTORES QUE HAN CONTRIBUIDO AL CRECIMIENTO DE LA
ECONOMÍA INFORMAL.

Muchas han sido las causas que han dado lugar al crecimiento de la Economía Informal,
pero dentro de las de mayor incidencia sobre ese crecimiento violento en la sociedad
pueden ubicarse:

El desempleo

Es el factor más trascendental que ha originado la aparición de la Economía Informal; bien


por las pocas posibilidades de empleo que ofrecen los sectores formales de la Economía del
país, provocando una excesiva evolución en la tasa de desempleo.

El porcentaje de población ocupada en el sector informal se ubicó para abril del año 2001
en 51,2%, (4.604.389 individuos) mientras que en el mes de marzo fue de 49,6%, esto
representa un aumento de 133.536 personas, según datos aportados por el INE antes OCEI.

El empleo informal aumentó significativamente en la industria manufacturera,


distinguiéndose las actividades textiles, industria del cuero, industria de la madera y de
productos metálicos, según el INE.

Es de gran importancia destacar que este desempleo ha provocado el desencadenamiento de


un problema socioeconómico en el país, en donde está presente una de modalidades de la
informalidad de la economía, como lo es Buhonerismo en ciudades de mayor desarrollo
urbanístico del país; que es un tipo de actividad de venta al mayor o al detal de diversos
bienes en plena vía pública o en ciertos espacios urbanos destinados a tal fin, tanto de
manera ambulante, como establecimientos improvisados, sin el cumplimiento de los
requisitos legales que el ejercicio de la actividad comercial requiere de acuerdo a las
ordenanzas y leyes municipales, lo cual genera un verdadero problema a las ciudades y al
país en general, porque da lugar a un deterioro urbanístico, a una inadecuada organización
espacial, deficiente funcionamiento espacial, congestionamiento peatonal y vehicular,
efectos ambientales y de salud pública, entre otros efectos perjudiciales para el desarrollo y
avance de la economía de Venezuela.

Las Migraciones

Se encuentra muy relacionado con el problema del desempleo constituido por flujos
migratorios, tanto de carácter nacional que provienen de medios rurales en busca de
mejores condiciones de trabajo, como de carácter internacional que provienen de otros
países latinoamericanos, tal es el caso de Venezuela y muy en especial de nuestra ciudad de
Maracaibo, que debido al carácter de región fronteriza que presenta la Región Zuliana con
la República de Colombia, se ha originado un problema migratorio de colombianos atraídos
por las posibles expectativas de poder encontrar un mejor trabajo que le brinde mejores
satisfacciones y condiciones de vida, han resuelto migrar hacia la ciudad y al no encontrar
las oportunidades esperadas, o bien en espera de poder migrar hacia otras ciudades del
interior, un gran número de personas no tienen otra oportunidad que dedicarse en forma
temporal o definitiva a la actividad de la Economía Informal, situación que se hace mucho
más crítica para los emigrantes extranjeros quienes al encontrarse en esta situación pasan a
ser parte de la población marginal ilegal al violar la normativa del país en lo que respecta a
su permanencia y a sus oportunidades de trabajo.

Con gran frecuencia se presenta el caso de que grupos importantes de estos extranjeros
ilegales son deportados al país de origen, pero al parecer con gran facilidad y utilizando
mecanismos inapropiados regresan de nuevo al país para continuar ejerciendo sus
actividades.

Por otra las expectativas económicas de países vecinos, sobre todo en regiones fronterizas,
en donde puede perfectamente presentarse el caso de que aún cuando las condiciones de
empleo y la evolución de las actividades económicas sean adecuadas para el nivel de la
población de una ciudad, región o país, se presente en un momento determinado un
recrudecimiento o incremento sustancial de la economía informal, como consecuencia de la
situación desfavorable y de las pocas oportunidades de empleo existentes en países vecinos,
trayendo consigo que tales circunstancias ameriten la migración con frecuencia de
pobladores hacia otras regiones o países en buscas de mejores condiciones de vida.

El Contrabando

Es otro de los factores desencadenantes de la economía informal, que consiste en la


introducción en el país de mercancías procedentes del exterior, sin el cumplimiento de los
trámites legales establecidos para una operación de esa naturaleza.

Por representar un importante mercado y por su estratégica cercanía con la frontera


Colombiana, la ciudad de Maracaibo se ha constituido con el transcurso del tiempo en un
punto focal muy factible para la venta y como punto de trasbordo de mercancías de
contrabando. Por lo que esta actividad ha venido configurando un verdadero obstáculo al
progreso y desarrollo de la actividad industrial regional y nacional, debido al impacto que
la introducción de tales mercancías tiene sobre una serie de sectores.

Este desarrollo progresivo de la actividad del contrabando, dada la situación económico-


social existente en la región y el país, ha aumentado alentado su capacidad de distribución
al detal y hasta al mayor de tales mercancías, pero predominantemente de textiles,
cigarrillos, bebidas alcohólicas, entre otros productos, trayendo consigo al desarrollo y a la
expansión del contrabando, dando como lugar a la presencia de grandes flujos de personas
dedicadas a este tipo de acto ilícito que afecta y que produce una serie de riesgos para el
normal desenvolvimiento de la economía del país.

La Inflación

Este ha sido uno de los factores que tienen una mayor incidencia y de gran repercusión para
la configuración de las anteriores causas que han contribuido a la presencia de la economía
informal en el país, ya que en muchas ocasiones se han presentado una serie de
fluctuaciones en la inflación de la economía en años anteriores que han traído como
consecuencia el desajuste y desequilibrio en los sectores económicos, que provoca la caída
de importantes grupos empresariales tanto bancarios como manufactureros, provocando el
debilitamiento de estos sectores, los que en aras de recuperarse se ven en la imperiosa
necesidad de realizar una reducción de personal para tener una mayor producción y salir
adelante, quedando un sin número de personas desamparadas que al observar la realidad
social de desempleado, no tienen otra alternativa que dedicarse a la economía informal la
cual se convierte en una vía de escape para satisfacer de esta forma sus necesidades de vida.

CONSECUENCIAS DE LA ECONOMÍA INFORMAL

Un signo del desarrollo sostenido y estable de un país es que cuente con verdaderas
empresas multinacionales propias. Para Venezuela este requisito se encuentra soslayado,
debido a la recesión económica por la cual atraviesa, llevando inevitablemente al estado de
peligro a la empresa nacional.

El aumento de la actividad informal en la economía, es una clásica manifestación de este


estancamiento, el cual afecta con gran impacto la estructura social, cultural, económica,
jurídica y fiscal del país. Siendo la consecuencia más importante y destacada, la que
arremete contra la estabilidad que habían logrado a finales de los años ochenta muchas
pequeñas y medianas empresas venezolanas.

Consecuencias Socio - Culturales

El fenómeno social más característico producto del "mercado negro" es la presencia del
buhonero o del vendedor ambulante quien es, en primer lugar, un comerciante. Sus fines
son lícitos, pero se tiene que basar en medios ilícitos incumpliendo con las regulaciones
legales, por cuanto le resulta difícil ingresar en la economía formal puesto que la misma le
impone un costo oneroso que resulta insufragable para las personas y para los empresarios
con pequeños ingresos.

El trabajador informal en consecuencia puede definirse, según el INE (antes OCEI), como
aquella persona ocupada como servicio doméstico y trabajadores por cuenta propia, no
profesionales, así como los patronos, empleados y trabajadores familiares que laboran en
empresas con menos de cinco personas ocupadas. Esta definición puede no ajustarse a las
diversas características teóricas del sector informal, sin embargo lo más conveniente es
preguntarse si ella incluye a todos los informales y excluye a todos los que no lo son.

En este sentido cabe destacar esperar que todos los informales se encuentren dentro de la
definición del INE pero puede también haber algunos formales dentro de ella.

La informalidad es entonces una situación en la cual las personas quieren trabajar


legalmente sin lograrlo económicamente. Lo que le queda a estas personas es trabajar en
esa zona de relativa ilegalidad del resquicio legal dejado por la sociedad venezolana.

Para algunos estudiosos de este fenómeno, establecen que la buhonería tiene su origen en el
Plan de Emergencia Larrázabal, siendo un medio de los pobres por aliviar su pobreza,
puesto que el buhonero de oficio proviene de la mesocracia urbana, es decir, de la
democracia liberal, en el cual se aprovecha un recurso que era de los pobres, acelerando el
desplazamiento de quienes ofrecían flores a la mesa y bolígrafos en los transportes
públicos, remitiéndonos a una estrategia comercial agresiva afianzada por mano de obra
barata, aventurada en la buhonería móvil

Por su naturaleza misma la economía informal altera el orden y la seguridad de la población


urbana, específicamente la venta callejera en los centros históricos y cascos centrales, en
donde encontramos la abusiva apropiación de dichos espacios públicos, los cuales son
patrimonio importante de las principales ciudades del país, ocasionando la desvalorización
de los mismos, desalentando las inversiones turísticas y por consiguiente, el turismo.

La explosión demográfica de años anteriores condujo a la proliferación, en ciudades


importantes, de construcciones ilegales sobre terrenos ejidos, prohibidos e inaccesibles,
arriesgando la vida de sus habitantes por la naturaleza y calidad de los materiales utilizados
y provocando el colapso de los servicios públicos como el agua y la electricidad.

Por otra parte, la deserción de niños y jóvenes adolescentes a las escuelas y liceos
provocada por la dedicación al comercio informal, basándose en el erróneo pensamiento de
que la actividad comercial permanece latente en el horizonte, mientras que la educación
formal no conduce al firme ascenso social.

La proliferación de los vendedores ambulantes aumentó el temor que generan en la capital


de la República los actos ilegales y delitos. Los cuerpos policiales afirman que la tasa de
homicidios creció 72 por ciento en los primeros cinco meses del año 2000, y que 3.287
personas fueron asesinadas en las 10 mayores ciudades de esta nación, de 24 millones de
habitantes. En su defensa, los vendedores niegan tener vinculación con el aumento de los
delitos, sosteniendo que no pueden encontrar un trabajo formal y por ello se dedican a la
venta ambulante.

Consecuencias Jurídicas - Fiscales

A raíz de la actividad informal se ha ocasionado la evasión desmedida de los impuestos,


inadvertidamente burlan sistemáticamente al SENIAT desde la cúspide empresarial.
Igualmente, las lagunas existentes en nuestro ordenamiento jurídico no favorece la
regulación formal de este fenómeno social.

Los bajos niveles de recaudación de impuestos por parte del Fisco Nacional en este sector
de la economía, se debe a que la mayoría de los trabajadores informales, carecen de
domicilio comercial, Registro de Información Fiscal (R.I.F.), documento constitutivo
estatutario y por consiguiente, no cancelan ni electricidad, ni agua, ni derechos municipales,
tampoco cancelan impuestos como:

o Impuesto al Valor Agregado: por cuanto lo absorben como consumidor


final.

o Impuesto Sobre la Renta: a pesar de que muchos de ellos pueden llegar a


obtener ingresos por encima de las 1.800 Unidades Tributarias al año.
o Impuesto de Importación: lo que provoca el incremento del contrabando;
entre los más importantes.

Debido a la ubicación geográfica de la Región Zuliana, el contrabando es una actividad


tradicional de evasión del Impuesto de Importación, Tasa de Servicio Aduanero e Impuesto
al Valor Agregado, el cual experimentó un aumento importante en el período 2000 - 2001,
puesto que muchos comerciantes se han dedicado a trabajar con cierto tipo de mercancía
como son los cigarrillos y licores, entre los más destacados, que a pesar de ser escasa
significación, en cuanto a cantidad, ejercido por personas de bajos recursos pero
organizadas de hecho de forma sofisticada y con poderosos intereses financieros, la
masificación de este fenómeno, ha logrado la disminución ilegítima de ingresos tributarios
al Fisco Nacional.

Por otra parte y reduciéndolo entonces a escala municipal, tenemos que no son pechados
por el impuesto sobre bienes inmobiliarios, puesto que no se desarrollan en un
establecimiento propiamente dicho; tampoco los alcanza el impuesto a la propaganda
comercial, ni patente de vehículos, entre otros.

El incremento de la violación a los derechos de autor con respecto a la piratería de los


discos compactos, tanto de música como programas de software, vídeo cintas, cassettes,
imágenes fotográficas, marcas de ropas, entre otras; se caracteriza por estar subsumidas
dentro los supuestos de hecho de un delito, debido a que se imprimen copias no
autorizadas, y por cuyo conducto muchas compañías legalmente constituidas, que
representan imagen de una marca, dejan de percibir ingresos generados por las ventas
ilícitas de dichos productos.

Consecuencias Económicas

Según gran parte de los trabajadores del sector formal de la economía, el temor inminente
que sobre ellos pesa es la acelerada rapidez con que el mercado informal "aniquila" sus
respectivos negocios, soportándose en el hecho de que los vendedores ambulantes pueden
ofrecer la mercancía a 20, 30 y hasta un 50 por ciento menos del valor original, puesto que
no pagan alquiler, ni electricidad, ni impuesto al valor agregado, como se mencionó
anteriormente.

Sin embargo, los trabajadores informales representan una desventaja competitiva en cuanto
a condiciones de los factores de producción, como mano de obra capacitada, infraestructura
y capital. Asimismo la fuerza de trabajo del sector informal resulta inútil dentro de la
economía formal, debido a la baja escolaridad y la escasez del capital fijo.

En consecuencia aquellos que no logran capacitarse se emplean, principalmente, en el


sector informal.

No obstante, la rivalidad afecta a las empresas del sector informal de dos formas: algunas
microempresas enfrentan una intensa competencia dentro y fuera del sector (principalmente
el comercio al detal), mientras que otras son menos susceptibles a las presiones de la
competencia.
Este tipo de economía ofrece actualmente una actividad comercial alternativa con una
estructura de precios que favorecen preferentemente a las clases de menores recursos
económicos, aunque la clase media fuertemente afectada por el fenómeno inflacionario se
ve beneficiada por esta actividad.

Por otro lado, las microempresas del sector informal, aun cuando pudieran gozar de dueños
con ciertas destrezas gerenciales y laborales, carecen del capital físico suficiente para
incrementar su productividad.

PROPUESTA PARA DISMINUIR LA ECONOMÍA INFORMAL

EN VENEZUELA

La Crisis Económica que vive Venezuela ha generado una reestructuración profunda del
mercado de trabajo lo cual ha tenido como consecuencia el surgimiento del sector informal
urbano de considerable envergadura, es por lo que nosotros nos atrevemos a señalar
diversas propuestas que pensamos pueden servir de ayuda tanto para la disminución del
sector de la economía informal en Venezuela como de otros sectores que aunque no están
identificados directamente con el problema pero ayudan al incremento de la misma.

La primera propuesta para atacar o erradicar tal problemática es simplificar la Legislación,


con la finalidad de hacerlo más accesible y comprensible para toda la población. Un
ejemplo de ello sería en cuanto a la materia tributaria ya que en los actuales momentos la
administración tributaria no es tan eficiente, ya que si ésta llevará un control o censara a los
trabajadores inmersos en la economía informal, para luego inscribirlos en el sistema
tributario, esto ayudaría a que dichos trabajadores pasaran a ser parte del sector formal,
comenzando desde los más bajos niveles del Poder Ejecutivo.

En la actualidad, se está estableciendo en las ciudades de Caracas y Maracaibo una


ordenanza por medio de la cual se trata de controlar el número de trabajadores informales y
los espacios físicos donde estas personas laboran, para así de una u otra manera, acabar con
el problema del caos social que esto genera y de una u otra forma disminuir los índices de
delincuencia que alrededor de ella se suscitan. En ese mismo orden de ideas, podemos
señalar que no solamente con leyes en materia de seguridad social se puede erradicar la
problemática de la economía informal, ya que existe otro conjunto de leyes de distinto
rango, tales como las Ordenanzas Municipales, Decretos Regionales y hasta Presidenciales
que ayudarían de una u otra forma a la disminución de dicho problema; pero no sólo con su
promulgación sino con su expresa aplicación.

Asimismo, podemos señalar la importancia de la Descentralización, como un instrumento


que permita combatir el fenómeno de la informalización de la economía, para lo cual existe
el Fondo Intergubernamental para la Descentralización (FIDES), que es un fondo destinado
precisamente para acabar con esta problemática y vemos cómo en la actualidad no
interactúan, de manera coordinada, los gobiernos Nacional, Regional y Municipal. Con la
finalidad de distribuir de manera adecuada los recursos destinados para controlar esta
problemática, pensamos que una buena coordinación y una rápida respuesta en cuanto a los
pedimentos que hagan los Municipios y los Estados al gobierno nacional, facilitaría los
aportes del Poder Ejecutivo a la solución de este problema.

Otro de los aspectos fundamentales es lo relacionado a las pequeñas y medianas empresas


que tienen la finalidad de controlar y formalizar el comercio en los estados e incentivar a
las personas o comerciantes informales a que se establezcan o se formalicen, creando
empresas de conformidad con lo establecido por el Código de Comercio, bien sea a través
de la constitución de sociedades en comandita, sociedades anónimas o sociedades de
responsabilidad limitada. Y qué se va a lograr con ello? Con ello se lograría que el fisco, a
través del Sistema Venezolano de Información Tributaria (S.I.V.I.T.), quien se encarga de
realizar un programa de control y fiscalización del pago de los impuestos de una manera
eficaz, lográndose así que todas las personas que se encuentran dentro del sector informal
se organicen y se formalicen, a fin de tener más control sobre la actividad económica que
en este sector se desarrolla.

Asimismo, el gobierno debe estimular el acceso a la estructura económica funcional, a


todas aquellas iniciativas empresariales o comerciales a través de la facilitación de los
trámites necesarios para darle ayuda financiera, asesorías, consultas y estímulos suficientes,
estables y transparentes, de mecanismos de orden nacional y local debidamente
armonizados, así como la necesaria voluntad política y de capacidad local para reubicarlos
e incorporarlos a los sistemas formales, con reconocimiento de su condición humana y
social; para así comprometer de tal manera a los interesados con la estructura económica
formal; además la importancia de la pequeña y mediana empresa como unidades de
producción de bienes y servicios en nuestro país, justifica la necesidad de dedicar un
espacio a su conocimiento, debido a que desarrollan un menor volumen de actividades, las
pequeñas y mediana empresas poseen mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios del
mercado y emprender proyectos innovadores que resultan una buena fuente generadora de
empleo sobre todo a profesionales y demás personal calificado.

De igual modo pensamos que el ejecutivo nacional posee el suficiente apoyo político para
decretar en forma inmediata una política de empleo que de una vez por todas se ajuste a las
realidades y a los índices de desempleo, la cual es manejada hasta los actuales momentos
por un lado; y por el otro establecer una verdadera coordinación entre el Banco del Pueblo,
el Banco Industrial de Venezuela y la Banca Comercial, para así poder asistir de manera
masiva a las personas que poseen ideas y destrezas capaces de mover los engranajes del
sector productivo del país, a través de la pequeña y mediana industria.

De esa forma, no sólo se estarían eliminando casos particulares, sino casos o problemas
colectivos; aunado a ello, si el gobierno a mediano plazo establece políticas para la
desconcentración poblacional sería un medio de gran valía para ayudar al fortalecimiento
de la economía formal; otro de los aspectos que observamos de destacada importancia, es la
creación inmediata de un sistema de coordinación entre el SENIAT y la Guardia Nacional,
con la finalidad de disminuir los índices de contrabando que es la causal inmediata y
creadora del crecimiento de la economía informal; y como última propuesta creemos que en
la actualidad el estado venezolano debe evitar a toda costa un recorte más en la producción
petrolera, ya que si bien dicho recorte ayudaría a disminuir el precio del barril del crudo,
ello traería como consecuencia una disminución en la inversión de capital privado en las
áreas de exploración y explotación, la cual traería consecuencias nefastas para la economía
venezolana, ya que varios economistas señalan que por cada bolívar que invierte el sector
privado en la industria venezolana se obtiene una ganancia de 1,54 Bolívares,
contribuyendo al crecimiento económico, lo cual es fundamental para la creación de nuevos
empleos; así mismo para incentivar y promover la formalización de la economía se requiere
desarrollar programas de divulgación, de información y de capacitación, propiciar políticas
de acceso al crédito, certificación y la utilización de la infraestructura urbana ociosa.

También es necesario crear los mecanismos financiero que garanticen la sostenibilidad de


los procesos de reordenamiento y reubicación, consolidando los grupos reubicados
mediante la asistencia técnica, informativa y financiera.

Estas mas que propuestas son herramientas que el estado posee en sus manos y que no
entendemos la razón por la cual no se ponen en práctica muchas de las buenas propuestas
planteadas por diversos sectores del país, tales como el industrial, el cual solicita apoyo
para reactivar el sistema productivo del país, ya que si se realizasen no sólo tendríamos una
baja importante de la tasa de desempleo sino también una baja en el crecimiento de la
economía informal y consecuencialmente tendríamos una mejor calidad de vida para todos
los venezolanos.

CONCLUSION

De acuerdo con lo expuesto en esta investigación podemos concluir, que la fuerza de


trabajo es indispensables para el hombre ya que la misma es el motor que lo mueve he
impulsa a cumplir con su trabajo; la fuerza de trabajo es al intrínseco del ser humano y
desde siempre ha estado con el y es la que le ha permitido la obtención de bienes materiales
mediante el proceso de producción.

La fuerza de trabajo se ha explotado de manera distinta dependiendo del tipo de propiedad


imperante; en la sociedad antagónica la fuerza de trabajo fue explotada diferente que en el
capitalismo y el socialismo.

Además de la fuerza de trabajo conocimos sobre la población económicamente activa y la


población económicamente inactiva y como se distribuye cada una.

Con respecto al tema de la informalización de la economía en Venezuela, podemos que esta


existe debido a un estado de derecho permisivo en el que no puede aplicarse la ley con todo
su rigor, ya que esta se ha desvinculado de la realidad social que debe normar, trayendo
como consecuencia la impunidad de los informales, quienes habitan en una zona gris entre
la legalidad y la ilegalidad.

Venezuela es un país rico en todos los sentidos tanto en recursos naturales, como en divisas
y fuerza de trabajo, pero lamentablemente no hemos contado con gobiernos que estén
dispuestos realmente a impulsar la productividad, el trabajo, la salud, la educación, el
empleo, la tecnología entre otros. Nuestros gobernantes solo han llegado al gobierno con la
intención de llenarse los bolsillos, esto impulsado por la avaricia y ansias de poder
desmedido y se olvidan tanto de las promesas hechas en campañas políticas así como de la
gran necesidad que tienen la mayoría de las personas que habitan en esta patria de Bolívar,
y el gobierno actual no es la acepción.

Generalmente se llega a conclusiones y soluciones ineficaces que no atacan el problema de


fondo y es por ello que pensamos que debe canalizarse la aplicación de la ley,
simplificando el sistema legal he incrementando y auspiciando la productividad de la
pequeña y mediana empresa, podría detenerse notablemente el crecimiento del mercado
informal.

La economía informal es un fenómeno inextinguible pero si regulable, hasta el punto de


una erradicación artificial , por medio de la simplificación del sistema jurídico y logrando
que se haga accesible y comprensible para toda la población, ahora bien el creciente
desarrollo de la economía informal en Venezuela impone un reto y reclama la atención de
los lideres encargados de la marcha económica del país; atención que debe materializarse
mediante la potenciación del desarrollo de la pequeña y mediana empresa, con el propósito
de lograr la estabilidad económica venezolana.