Está en la página 1de 5

discurso utópico de los personajes vez, cada sección bibliográfica se en­

funciona en ocasiones como desen­ cuentra subdivida en 1) Ediciones,


cadenante de las acciones del drama, comentarios e instrumenta studio-
porque pone en cuestión la supuesta rum, y 2) Bibliografía secundaria. La
realidad de los hechos y genera cho­ edición concluye con un registro de
ques entre ellos, y porque los lleva los datos académicos más relevantes
hacia direcciones inesperadas. Para de cada colaborador.
Martignone, la utopía (el “no lugar”) Sin dudas, el libro “¿A quién, otra
en Hipólito parece situarse en el espa­ vez, he de persuadir?” Intercambios
cio verbal construido entre los deseos discursivos entre hombres y dioses en
humanos y las leyes divinas, pero la épica y la tragedia griegas constitu­
también en el espacio real de la pólis. ye una compilación de investigacio­
La parte destinada a la “Bibliogra­ nes que innovan en su tratamiento de
fía” está dividida en las dos grandes la materia literaria de la Grecia anti­
secciones que agrupan los diferentes gua y un material de lectura de gran
capítulos: “Épica” y “Tragedia”. A su interés para la enseñanza académica.

SARAVIA, María Inés (traducción, notas y estudio preliminar)

Antígona. Sófocles
Editorial de la Universidad Nacional de La Plata, La Plata, 2012, 189 págs.
ISBN 978-950-34-0729-5

por Laura Pérez


[UNLPam / CONICET ~ lau_perez75@hotmail.com]

a tragedia Antígona de Sófocles, familiares ligadas a la religión y las

L desde su primera representación


en Atenas alrededor del año 440
a.C., ha sido una de las obras de la
leyes civiles que impone el Estado, la
tragedia reflexiona sobre los excesos
de un gobierno que exige absoluta
Antigüedad clásica más reconocidas obediencia y ataca cualquier foco de
e influyentes de nuestra historia cul­ crítica o disenso. Sin dudas, el interés
tural, objeto de innumerables lectu­ por estas temáticas ha pervivido en el
ras, interpretaciones e incluso reela­ tiempo hasta el presente y es esa rele­
boraciones que lograron adaptar el vancia de la obra para la comprensión
mito griego a nuevas circunstancias y expresión del mundo contemporá­
políticas, sociales y culturales. Cen­ neo la que realza la importancia que
trada en el conflicto entre las normas reviste la posibilidad de conocer el

Circe N° XVIII / 2014 / ISSN 1514-3333 (impresa) / ISSN 1851-1724 (en línea), Reseñas, pp. 191-222 207
texto original y de acceder al drama su estructura compositiva. La primera
sofocleo a través de ediciones y tra­ sección se titula “El mito de Antígona”
ducciones fiables y de calidad. (pp. 11-19) y se ocupa de ubicar la tra­
Es lo que nos ofrece el trabajo de gedia sofoclea en el contexto del trata­
María Inés Saravia de Grossi publica­ miento de la saga tebana de los Lab­
do por la Editorial de la Universidad dácidas en la literatura antigua, desde
Nacional de La Plata: una traducción las versiones más tempranas halladas
de la obra de Sófocles que respeta el en los ciclos épicos Tebaida, Edipodia
sentido del texto original a la vez que y Epígonos, hasta las más tardías reela­
se adapta al lector moderno, con notas boraciones de época romana e incluso
críticas que favorecen la comprensión las alusiones al mito en textos de la
e interpretación del texto y un com­ Edad Media. Si bien las hermanas An­
pleto estudio preliminar que brinda tígona e Ismene no son mencionadas
las herramientas necesarias para el por los autores griegos más antiguos,
abordaje de las principales líneas de Homero, Hesíodo y Píndaro, los tres
análisis que la pieza abre al lector. La trágicos griegos trataron el tema de
investigadora es Doctora en Letras y Antígona: Esquilo en Los siete contra
docente de las cátedras de Griego en la Tebas, obra que influyó fuertemente
Facultad de Humanidades y Ciencias la de Sófocles, y Eurípides en Feni-
de la Educación de la Universidad Na­ cias y en su Antígona, de la que solo
cional de La Plata. Especialista en Só­ se conservan fragmentos y que difería
focles, ha publicado con anterioridad bastante de la versión sofoclea. Antí-
un libro sobre el dramaturgo griego, gona fue la primera de las tres obras
Sófocles. Una interpretación de sus tra- de Sófocles relacionadas con la saga
gedias (2007), además de numerosos tebana, seguida por Edipo Rey y Edipo
artículos en revistas especializadas en Colono. Saravia afirma que el trata­
nacionales e internacionales. El libro miento del mito por parte de Sófocles
que presentamos, sin embargo, no está presenta una serie de innovaciones
dirigido a un público de eruditos y respecto de las versiones previas, en
especialistas, sino que ofrece una tra­ especial en relación a la de Esquilo, y
ducción y un estudio crítico de la obra menciona las novedades más relevan­
pensados para “estudiantes universita­ tes que se producen en cada sección
rios y jóvenes especialistas que quieren de la obra. Finalmente, a modo de
introducirse en el universo de Sófo­ resumen, enumera las principales in­
cles”, como afirma la propia traductora novaciones: la supresión del tema de
en la Advertencia inicial (p. 9). las muertes de los argivos; la condena
La primera parte del libro presenta y suicidio de Antígona que produce la
el Estudio preliminar, que comprende ruina de Creonte; la caracterización
diversas secciones en las que la inves­ del hijo y la esposa de Creonte; el con­
tigadora analiza aspectos relevantes de traste entre Ismene y Antígona, la her­
la obra, tales como el mito que subya­ mana normal y la heroína; y el papel
ce a la trama de Antígona, su sentido y crucial desempeñado por los dioses.

208 Circe N° XVIII / 2014 / ISSN 1514-3333 (impresa) / ISSN 1851-1724 (en línea), Reseñas, pp. 191-222
La segunda sección es un “Es­ ción entre las leyes no escritas defen­
quema” (pp. 21-25) que clasifica y didas por Antígona y las disposicio­
sistematiza las diversas partes de la nes cívicas promulgadas por Creonte.
tragedia e indica los números de ver­ 4. El conflicto entre las obligaciones
sos en que se inicia y se cierra cada familiares y las demandas de la comu­
una, así como la suma de versos que nidad, a partir del cual surgen otras
cada una ocupa. A continuación se oposiciones: naturaleza/ convención,
encuentra el apartado “El sentido de parentesco/exogamia. 5. Los estu­
la obra” (pp. 27-36), donde se anali­ dios feministas que complejizan el
zan las temáticas principales desa­ concepto de heroísmo y analizan la
rrolladas en la tragedia así como las ambigüedad de la figura de Antígona
líneas de estudio que se han aplicado respecto de los roles femeninos tradi­
a la obra. Como elementos generales cionales. 6. Los estudios de la recep­
que caracterizan Antígona y todas las ción que examinan las reelaboracio­
tragedias sofocleas Saravia señala, en nes posteriores del mito, por ejemplo,
primer lugar, el interés en representar en medios audiovisuales.
la mutabilidad de los actos humanos y Por último, la sección más extensa
su inestabilidad; en segundo lugar, la del Estudio preliminar es el apartado
dimensión de individuos excepciona­ titulado “Estructura compositiva” (pp.
les de los personajes, que se adhieren 37-83). Allí la autora ofrece un análisis
a principios intransigentes pero con­ minucioso de cada parte de la tragedia
flictivos, puesto que no son siempre –Prólogo, Párodos, Episodios y Estási­
moralmente aceptables ni unívocos. mos I a V, Éxodo–, a cada una de las
Sófocles presenta así el debate moral cuales dedica un apartado. El estudio
entre lo que es correcto o incorrecto se centra en el análisis interpretativo
y sobre la responsabilidad o culpa­ de las acciones y palabras de los perso­
bilidad. De estos cuestionamientos najes en cada episodio, así como en los
morales se desprenden los temas car­ elementos formales, tales como el tipo
dinales y las líneas de estudio críticas de metro empleado, los movimientos
que Saravia enumera: 1. La reflexión escénicos, elementos estilísticos, etc.
sobre los comportamientos extremos. Se interpreta el sentido de las imáge­
2. El examen acerca de los aspectos nes, que no son solo ornamentales sino
religiosos (centrados en términos portadoras de significados complejos
como piedad, reverencia, etc.), socia­ o alusivos, y se destacan diversas ins­
les (amigos y familiares vs. enemigos) tancias de ironía trágica, palabras que
y deliberativos (a partir de términos apuntan en una dirección pero que
que aluden a la comprensión, el buen paradojalmente serán rebatidas por
sentido, la planificación, frente a sus los acontecimientos sucesivos.
contrarios). 3. La exploración de lo La estructura unitaria de la trage­
humano en relación con el universo dia se demuestra a través del análisis
de los dioses y, en vinculación con el de las funciones de cada parte con
conflicto hombres/dioses, la oposi­ respecto a las demás y de cada per­

Circe N° XVIII / 2014 / ISSN 1514-3333 (impresa) / ISSN 1851-1724 (en línea), Reseñas, pp. 191-222 209
sonaje en relación con los otros. De desempeñan. En cuanto a los perso­
esta manera, los estásimos corales, najes, su función se interpreta en el
por ejemplo, desempeñan un papel conjunto de la pieza por relación con
importante en el acompañamiento los demás; así, Antígona e Ismene se
de la acción dramática a través de las oponen porque representan el idealis­
comparaciones de las situaciones re­ mo frente al realismo, los personajes
presentadas en los episodios con las caracterizados según lo que deben ser
vividas por diversos personajes míti­ o bien tal como son, respectivamente.
cos, de la invocación o alusión a divi­ Al análisis específico de los personajes
nidades que se relacionan con las ex­ y su función en la trama de la trage­
pectativas de desarrollo de la acción, dia Saravia dedica el último apartado
o bien de la introducción de acotacio­ de la sección “Estructura compositi­
nes escénicas o frases que anuncian el va”, titulado “Caracterización de los
ingreso a escena de algún personaje. personajes” (pp. 75-83). Allí los pro­
El Estásimo I, célebre en la literatu­ tagonistas, Antígona y Creonte, son
ra griega por constituir un canto de interpretados como espejos uno del
alabanza al progreso y la creatividad otro que se separan cada vez más en
humanos, se explica como una afir­ sus posiciones extremas y se contra­
mación paradojal respecto del final ponen a los personajes prudentes de
de la obra, paradoja que ya se insi­ Ismene y el Guardia. Representan la
núa en el uso del calificativo δεινός antítesis propuesta por Hegel entre el
aplicado al hombre, término que la principio de consanguinidad y el prin­
autora traduce como “pasmoso” y cipio de la razón de Estado y ejempli­
que indica lo maravilloso y lo terri­ fican el carácter pasmoso del hombre
ble a la vez, lo que suscita al mismo referido en el Estásimo I. Además de
tiempo admiración y temor. Saravia ellos, Saravia analiza en esta sección
examina también la función de los el sentido y función de todos los de­
ritmos y movimientos estilísticos. Por más personajes que forman parte de la
ejemplo, en ciertos momentos el tono acción dramática, incluyendo al coro.
hiporquemático expresa una alegría y Finalmente, un “Cuadro de Síntesis”
esperanza que pronto serán desbara­ (pp. 84-85) muestra los paralelismos y
tadas, como sucede en el Estásimo V. contrastes que se han examinado a lo
Asimismo, la intercalación de exten­ largo de todo el apartado “Estructura
sas discusiones lógicas en las que se compositiva” entre la primera y la úl­
enfrentan argumentos contrapuestos tima parte de la obra: desde el Prólogo
en la forma del ἀγὼν λόγων y de al Estásimo II y desde el Episodio III
diálogos rápidos de tipo esticomítico hasta el Éxodo.
otorga diversos tiempos a la obra. La segunda parte del libro (pp. 87-
Además de estos elementos forma­ 180) presenta la traducción de Antígo-
les, la autora señala para cada parte de na que se ofrece en una redacción cla­
la pieza cuáles son los dioses mencio­ ra y de agradable lectura, adaptándose
nados o aludidos y cuál es el rol que al lector contemporáneo a través de la

210 Circe N° XVIII / 2014 / ISSN 1514-3333 (impresa) / ISSN 1851-1724 (en línea), Reseñas, pp. 191-222
adopción del uso actual hispanoame­ y las referencias completas se agrupan
ricano de la tercera persona plural. La en la “Bibliografía”, última sección del
traducción se basó en la edición de libro dividida en una primera par­
Pearson (Sophoclis, Fabulae, Orford, te donde se presenta el listado de las
Clarendon Press, 1928), aunque se “Ediciones: textos, comentarios, léxi­
han consultado otras ediciones críticas cos” y una segunda en la que se detalla
y se han aclarado en notas las discre­ la “Bibliografía citada”.
pancias que se presentan entre ellas. El trabajo resulta un valioso aporte
La disposición del texto permite reco­ en cuanto se trata de una traducción
nocer las diversas partes estructurales realizada por una especialista que de­
de la obra a través de la separación e muestra su profundo conocimiento del
indicación mediante títulos: el Prólo­ texto original y se mantiene apegada a
go, la Escena primera, la Párodos, los este, a fin de transmitir su sentido al
Episodios y Estásimos I a V interca­ lector moderno hispanohablante con la
lados y el Éxodo; además de los dos mayor fidelidad posible. Aunque desti­
Commós producidos en el Episodio nado principalmente a los estudiantes
IV y el Éxodo, así como las estrofas y que se introducen en la lectura del trá­
antistrofas de los estásimos, identifi­ gico griego, el Estudio preliminar ca­
cadas por letras griegas (α, α’, β, β’). rece de un apartado introductorio que
Resulta de enorme utilidad, además, sitúe al autor y la obra en su contexto
la señalización de los números de histórico-cultural, a la vez que da por
versos, una herramienta fundamental supuesto en el lector un conocimiento
para el lector que busca pasajes espe­ cabal del léxico técnico de análisis for­
cíficos o desea confrontar la traduc­ mal de la tragedia griega, pues realiza
ción con el texto griego original. Las un empleo profuso de esta termino­
abundantes notas que acompañan al logía sin ningún tipo de explicación
texto de la tragedia aportan valiosa in­ aclaratoria, hecho que podría dificultar
formación que facilita la comprensión el acceso al texto del público no eru­
de la obra, tal como la explicación de dito. En cuanto al análisis, se centra
alusiones mitológicas, la discusión de especialmente en los aspectos forma­
elementos léxicos o sintácticos que les y estructurales de la pieza sofoclea,
aportan sentidos más complejos que mientras dedica menos espacio a las
los que pueden reflejarse en la traduc­ problemáticas políticas, culturales, re­
ción, indicaciones relacionadas con ligiosas y filosóficas a las que Antígona
la estructura de la obra y la relación da expresión. Sin embargo, la traduc­
entre sus partes, comentarios críticos ción de un texto clásico siempre resul­
e interpretativos propios de la tra­ ta un punto de partida que promueve
ductora, así como provenientes de los nuevas reflexiones y acercamientos a
estudios más relevantes de las últimas una obra que, a pesar del extenso tiem­
décadas. De hecho, una abundante bi­ po transcurrido desde su primera apa­
bliografía crítica es citada tanto en el rición, no ha perdido actualidad.
Estudio preliminar como en las notas

Circe N° XVIII / 2014 / ISSN 1514-3333 (impresa) / ISSN 1851-1724 (en línea), Reseñas, pp. 191-222 211