Está en la página 1de 2

Bobbio y Bovero

Características generales del modelo iusnaturalista.


Se puede hablar de un “modelo iusnaturalista” en cuanto al origen y fundamento del Estado y de la
sociedad política, que va desde Hobbes (su fundador) hasta Hegel (incluyéndolo o no). La forman
escritores políticos que se preocupan por la construcción de una teoría racional del Estado,
deducida de una teoría general del hombre y de la sociedad. El modelo se construye sobre la
dicotomía estado/sociedad de naturaleza y Estado/sociedad civil. Se la considera una reflexión
sobre las transformaciones que se están dando en la sociedad europea occidental: Transición del
feudalismo al capitalismo, Conformación del Estado Absolutista, Secularización de la vida social y
cultural.
El punto de partida y fundamento del Estado es el estado de naturaleza, es decir un estado no-
político. Entre el estado de Naturaleza y el Estado político existe una relación de contraposición. El
pasaje de uno a otro se da mediante una o más convenciones. Entonces el Estado civil se
constituye como un ente artificial, como un producto de la cultura y no de la naturaleza. El
consenso es el principio legitimador de la sociedad política.
Los elementos constitutivos principales del estado de naturaleza son los individuos singulares no
asociados, aunque asociables.

Los derechos naturales a la vida, la libertad y la propiedad.


El modelo Iusnaturalista se funda en una serie de presupuestos, relacionados con los derechos
naturales del hombre. Interpretan la vida social sin relación a una voluntad divina, ni derechos
impuestos por dios. La lógica de la vida se explica por la necesidad de los hombres de desplegar, en
su existencia, derechos naturales (Derecho a la vida [Hobbes] y derecho de sí mismo y de los
bienes [Locke]). El Derecho Natural así concebido, tiene unas características que le son muy
propias, a saber: 1) No es creado por el hombre (es anterior a él); 2) Es intrínseco a la naturaleza
humana misma; 3) Es universal, objetivo, eterno e inmutable; 4) Está orientado a la convivencia
pacífica y segura en la que impere la justicia. El Iusnaturalismo experimentará un cambio radical en
la Edad Moderna, pero lo que proporcionará sus señas de identidad al iusnaturalismo moderno va
a ser el carácter estrictamente racional, desvinculado de consideraciones teológicas, y la asunción
de una perspectiva subjetiva al Derecho Natural, reconociendo a los individuos la titularidad de
derechos inalienables.
Entonces tenemos al menos tres tipos de derecho. El derecho divino (desestimado por los
Iusnaturalistas), El derecho natural (mencionados arriba, propios del E. de Naturaleza) y el derecho
positivo que es una construcción social, histórica. Propia del estado civil.

La dicotomía estado (o sociedad) de naturaleza /Estado (o sociedad) civil. // Familia y estado de


naturaleza.
En el modelo moderno, la dicotomía estado de naturaleza–estado civil, substituye la dicotomía
familia-estado.
En ambos modelos el estado es precedido por un estado prepolitico, (Estado de naturaleza en un
caso, familia en el otro). En ambos casos los dos momentos se distinguen uno por la búsqueda de
los bienes necesarios para la sobrevivencia y otro como momento de la dirección política.
La substitución de la familia por el estado de naturaleza, pueden ser interpretadas como el reflejo a
nivel teórico de la gran transformación del paso de la sociedad feudal a la sociedad burguesa, de la
economía como “gobierno de la casa”, a la economía de mercado. En la medida en que la sociedad
familiar desaparece de la escena como momento inicial de la formación del Estado, y la sustituye
un Estado de hecho en la que los individuos singulares, libres e iguales ya no tienen otra relación
entre sí que la necesidad de intercambiar los productos de su trabajo, aquella sociedad familiar ya
no tiene otra función que la de la procreación y la educación de la prole. Pierde toda su función
económica. La familia se transforma entonces, de empresa económica que era antes, a institución
ético-pedagógica.

Voluntad, consenso y contrato entre individuos originariamente libres e iguales como principio
constituyente y legitimante de la política y el Estado en la sociedad moderna.
Para los iusnaturalistas, la relación de poder entre padre e hijo y la relación de poder entre amo y
siervo representan tipos de relación de poderes distintos, y que son distintos de la relación de
poder político, entre gobernante y gobernados. Sostienen que el poder político se diferencia del
poder del padre sobre los hijos y del poder del amo sobre los siervos debido a la diferencia en los
cimientos de la legitimidad. La familia no puede seguir siendo considerada como el primer eslabón
de una cadena que acaba en el Estado. Por el contrario, entre el estado natural del hombre, al que
corresponde la formación de la familia, y la sociedad civil existe un salto cualitativo, es decir, el
único salto que permite a la humanidad pasar de la naturaleza a la civilidad.
Si es cierto que el fundamento de la legitimidad del poder político ha de ser el consenso, de ello se
sigue que el poder político descansa sobre bases diferentes de aquellas sobre las que descansa el
poder doméstico y el poder señorial

Las construcción de la distinción entre la esfera privada y pública, entre el ámbito de las relaciones
económicas y políticas, entre la sociedad y el Estado.
El descubrimiento del estado de naturaleza como la dimensión en que tienen lugar las relaciones
más elementales, más simples, más inmediatas, entre los hombres, que son las relaciones
económicas, a través de las cuales los hombres velan por su sostenimiento luchando por la
posesión de los bienes que sirvan a su sobrevivencia. Representa el descubrimiento de la esfera
económica en cuanto esfera distinta de la política, en otros términos, de la esfera privada diferente
de la esfera pública, y esta distinción refleja el nacimiento de una sociedad distinta de la feudal
caracterizada por la confusión entre privado y público.
El descubrimiento, entonces, de la esfera económica como distinta de la política, representa a su
vez el momento de la emancipación de la clase que se prepara a devenir económicamente
dominante respecto al estado existente, a través de la especificación de una sociedad prepolitica y
antipolitica: económica y con leyes naturales y que constituye la base sobre la que se erige la
sociedad política como ente artificial producto de la voluntad de los poseedores de bienes para la
protección de sus propiedades.

El iusnaturalismo como teoría racional del Estado y teoría del Estado racional.
Los autores están construyendo “teorías racionales del Estado”, a partir de la reflexión sobre
procesos históricos que los están impactando a ellos mismos como seres humanos. Se trata de una
reflexión abstracta sobre un tema muy concreto. Los tres autores piensan el Estado absolutista
desde su decadencia.
El modelo Iusnaturalista es una teoría sobre el Estado racional, que busca explicar a través de la
racionalidad del hombre, la necesidad de construir un orden político que asegure la vida y la
propiedad. La institución de un estado civil a través de un contrato de individuos, es producto de
una decisión individual, es un acto histórico, voluntad de producción de consenso, no es un
producto natural. En la naturaleza del hombre está la necesidad de preservar su vida y sus bienes,
pero no está el constituir un orden que las asegure: El estado NO ES NATURAL.