Está en la página 1de 9

Las Octavas…

Por Tom Sawyer

Figura 1. Representación de onda sinosoidal

A objeto de abordar tan fascinante asunto, debemos de recurrir a ¡Los siete


Principios Universales! (1), que como máximas incuestionables afirma…en su
tercer principio… “Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”. “Este
principio encierra la verdad de que todo está en movimiento y que nada
permanece inmóvil. Explica las diferencias entre las diversas manifestaciones
de la materia, de la mente y aun del mismo espíritu; las cuales son el
resultado de los varios estados vibratorios. Desde el ¡Todo! que es puro
espíritu hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración. En
cuanto más alta es ésta, más elevada es su posición en la escala. La vibración
del espíritu es de una intensidad infinita que prácticamente puede
considerarse como si estuviera en reposo; de igual manera que una rueda que
gira rápidamente parece que está sin movimiento. Y en el otro extremo de la
escala hay formas de materia densísima, cuya vibración es tan débil que
parece también estar en reposo. Entre ambos polos hay millones de grados de
intensidad vibratoria.”

Las ¡Vibraciones! se deben entender, como aquello que en las ciencias


convencionales se denominan ¡Ondas Electromagnéticas!, concepto que se
ha popularizado con el uso masivo de la telefonía celular y el Internet, las
mismas que obedecen al concepto de las vibraciones y que se enmarcan bajo
el orden de ¡La Ley de las octavas! de desarrollo, crecientes o decrecientes,
según aumentan o disminuyen las ¡frecuencias! que las caracterizan.

La figura 1.- representa una onda electromagnética <vibración> que se


desplaza en dirección “z” y cuya proyección en los ejes “x” “y” muestra su
comportamiento sinosoidal en el plano dimensional…como se le representa

usualmente

Fig. 2.- Representación de onda

Las ¡escalas musicales! de ¡SIETE! tonos, es una aplicación de la Ley Cósmica


de las Octavas, que fue elaborada en la antigüedad y aplicada a la música; no
obstante, si se estudian las manifestaciones de todas las vibraciones en
general, se puede generalizar las leyes que las regulan a todo tipo de
vibraciones…desde los “rayos cósmicos”, la Luz Blanca, las ondas de la
telefonía, la radio, la televisión, rayos X, rayos gamma…y aquello que se
conoce como “Energía Oscura”…que no es más que la ¡Vibración Primordial!
que emana del ¡ORIGEN! Y que se considera la ¡causa! primigenia o
noúmeno*<Esencia o causa hipotética de los fenómenos> de todas las
vibraciones que pueblan el espacio…y de las ¡formas! de la “materia” como
un ¡efecto! en los universos manifestados.

La ¡causa! o noúmeno, que podemos describir como el Universo


“intracósmico” o no visible, está en movimiento eterno e incesante; por el
contrario, el movimiento del cosmos visible, aquel que es objeto de la
humana percepción y consecuencia de “Aquello”, es finito y periódico; es así
que, como manifestación siempre estará sujeto a la “vida” y la “muerte”, en
un proceso recurrente de eterna transformación…puesto que la ¡Energía!
que es inmanencia de las vibraciones, no se crea ni se destruye…sólo se
transforma <en su ¡frecuencia de vibración!>...¡Si pretendéis conocer el
Universo, debéis de pensar en términos de Energía, Frecuencia y Vibración!...

En ese aspecto, dos métodos se pueden aplicar para ese ¡conocimiento!; a


saber, un método ¡deductivo! o ¡inductivo!...este último, de lo particular a lo
general…en donde el SER esencial del hombre actúa como la “partícula del
universo” o un microcosmos del macrocosmos, pues se acepta como
fundamental ¡El Principio de Correspondencia!... el segundo Principio
Universal…que afirma como axioma…“Como es arriba, es abajo; como es
abajo, es arriba”…” Todo lo micro es fiel reflejo de lo macro. Lo que encierra
la verdad de que hay siempre una cierta correspondencia entre las leyes y los
fenómenos de los varios estados del ser y de la vida. Hay muchos planos que
no conocemos, pero cuando aplicamos esa ley de correspondencia sobre
ellos, mucho de lo que de otra manera nos sería incomprensible se hace claro
a nuestro entendimiento. Este principio nos enseña que todo el Universo es
regido por los mismos principios.”

Parafraseando aquel aforismo…¡GNOSCE TE IPSUM!..."Conócete a ti mismo",


se entiende que conoceréis por inducción el Universo, como la única forma
que posee el SER de alcanzar la consciencia del ¡Todo!; puesto que la forma
deductiva…de lo general a lo particular…resulta infranqueable.

Decíamos entonces, que las escalas musicales nos dan una forma de la ¡Ley
Cósmica de la Octava! para comprender, también de acuerdo al ¡Método
Inductivo! del conocimiento, el comportamiento del Universo y las
vibraciones ascendentes y descendentes que lo pueblan. El período entre un
“Do” y el “Do” siguiente…o sea, una ¡Octava!...se divide en ¡SIETE! partes
desiguales, porque la ¡Frecuencia! de las vibraciones no aumenta <o
disminuye> uniformemente. Este ¡período!...es la línea de desarrollo de las
vibraciones, medida a partir de un número dado de vibraciones, hasta el
momento en que ese número se duplica, es lo que se ha dado en llamar
¡octava!, como compuesta de ocho partes. A las diferencia entre las “notas”,
o las diferencia de “altura” de las “notas” se les ha dado en llamar
intervalos…el intervalo más pequeño se encuentra entre “Mi” y “Fa” y entre
“Si” y “Do”…estos son precisamente, los dos sitios de retardación de la
Octava; puesto que en la escala musical de siete tonos, se considera
teóricamente que hay dos semitonos entre dos notas sucesivas, excepto los
intervalos entre “Mi”-“Fa” y “Si”-“Do”, que tienen un solo semitono y en los
cuales se considera como faltante el segundo semitono…de esta manera,
cuando se habla de las octavas a nivel cósmico, sólo se llama intervalo a
aquellos entre mi-fa y si-do, los cuales actúan como “puntos de quiebre” en
la propagación de las vibraciones y explica el por qué en la naturaleza ¡no hay
líneas rectas!...y por supuesto, explica la forma esférica de los astros y la
forma circular-helicoidal de sus órbitas….y también, la razón de que todas las
¡Ondas Electromagnéticas! regresen al ¡Emisor!, como bien lo podéis
constatar en la “Telefonía celular”.

Figura 3. Ilutración de un Movimiento helicoidal- Orbital-planetario o de una


¡Vibración! cualquiera.

Lo que sucede en el momento de la retardación de las vibraciones, es que


ocurre una desviación de la dirección original…así la octava comienza y
termina en la dirección contraria; ello explica muchos efectos inopinados,
como que los “pensamientos” de las gentes, generalmente tienen un ¡efecto!
inverso a la ¡causa! que los origina..si y sólo si, esa ¡causa! prosede de
“pensamientos” producto de la ¡Mente subjetiva! del sujeto…llámese ¡EGO!
o aquello que hemos llamado “Mente Formatoria”, que no está en “sintonía”
con la ¡Vibración Primordial!, propia de aquellas entidades que están en
posesión de la ¡Consciencia Objetiva! y que por tanto, sintonizan con lo que
en Oriente se conoce como el ¡YANG! Y el ¡YIN!...el ¡Devenir! Y el ¡Retorno!
de la ¡Causa Primigenia! de todas las vibraciones conocidas…”y no
conocidas”…y fundamento de aquel conocido aforismo: ¡De ÉL vengo…y a ÉL
regreso!.

¿Qué es aquello que está siempre viniendo y yendo? Pregunta el Catesismo


esotérico Senzar…¡El Gran Aliento!...la ¡Causa! de todo lo creado y la razón
de la ¡Elevación! del SER esencial del hombre.

Fig. 4.- La Luz Blanca contiene en si misma las siete “notas” que la componen
y que también se dividen en “octavas interiores”

Para comprender mejor el sentido de la Ley de Octava, hay que tener una
idea clara de otra propiedad de las vibraciones…la de dividirse en
“vibraciones interiores”…de tal manera, que en todas las vibraciones, se
producen otras vibraciones y por tanto, cada octava puede ser resuelta en
gran número de octavas interiores…¡Cada nota de cualquier octava, puede
considerarse como una octava entera sobre otro plano!; y a su vez, cada nota
de estas octavas interiores, contiene a su vez una octava entera…y así
sucesivamente por muchas veces pero no hasta el infinito, porque hay un
límite en el desarrollo de las octavas interiores. Una consecuencia de esto, es
que aquella vibración que hemos llamado ¡Vibración Primordial!, contiene a
todas y a cada una de las “vibraciones Interiores” posibles como se puede
apreciar en el siguiente diagrama universal

Fig. 5.- Octava Cósmica; obsérvese la correlación con cada una de las partes
del Universo y la correspondencia del “DO mayor” y el “do menor” con el
¡Absoluto!

De aquí surge el ¡Gran Arcano!: Puesto que según reza el Segundo Pincipio
Universal… “Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba”…el ¡Hombre
Esencial!, aquel que ha podido encontrar su ¡Octava Interior! es un
“microcosmos” del Macrocosmos y por tanto, contiene en si mismo la
¡Octava Primordial! del Universo…¡es en si mismo el Universo!; o lo que se
podría semejar a un ¡Fractal!...” Un fractal es un objeto geométrico cuya
estructura básica, fragmentada o aparentemente irregular, se repite a
diferentes escalas. El término fue propuesto por el matemático Benoît
Mandelbrot en 1975 y deriva del latín fractus, que significa quebrado o
fracturado. Muchas estructuras naturales son de tipo fractal. La propiedad
matemática clave de un objeto genuinamente fractal es que su dimensión
métrica fractal es un número no entero. Si bien el término "fractal" es
reciente, los objetos hoy denominados fractales eran bien conocidos en
matemáticas desde principios del siglo XX. Las maneras más comunes de
determinar lo que hoy denominamos dimensión fractal fueron establecidas a
principios del siglo XX en el seno de la teoría de la medida”

Fig. 6.- Fractal…cada figura en lo micro, es fiel reflejo del total

De esto se desprende la bella alegoría el Loto…llámanla “el hijo del Universo


que lleva en su seno la semejanza de su madre”…puesto que en su semilla,
esta planta contiene <en miniatura> a la planta adulta…así como las
“matrioskas”…esa pieza del folklor de Rusia…contiene en su “interior” siete
réplicas del original…”La matrioska o muñeca rusa son unas muñecas
tradicionales rusas creadas en 1890, cuya originalidad consiste en que se
encuentran huecas por dentro, de tal manera que en su interior albergan una
nueva muñeca, y ésta a su vez a otra, y ésta a su vez otra…”

El ¡Gran Arcano! queda así revelado a aquel que ha podido trascender las
frecuencias de baja vibración, propias de la materia densa, para elevar las
mismas hasta las frecuencias sutiles que se acercan a la ¡Vibración
Primordial!...más cerca del ¡Origen!...hacia aquella que las contiene a todas.
Puesto que…como decíamos ayer: "Todas las cosas en todos los universos se
mueven de acuerdo a la ley, y la ley que regula el movimiento de los planetas
no es más inmutable que la ley que regula las expresiones materiales del
hombre.

Una de las más grandes de todas las Leyes Cósmicas es esa que es
responsable por la formación del hombre como un ser material.

El gran objetivo de las escuelas de misterio de todas las eras ha sido revelar
los trabajos de la Ley que conecta al hombre material y al hombre espiritual.".

¡Est Deus in nobis!...”Dios está en nosotros”.


Tom Sawyer
1.- “Los siete principios Universales”

Lecturas relacionadas:

“El Gran Arcano”

“Construyendo la Realidad”

“Analogía”

“Consciencia”

“Metanoia”