Está en la página 1de 39

Lengua

~--"

y periodismo

en el kiosco electrónico

(prensa digital)

.

,-

,

,.-

"".,\iL ,,1;',! i.l'c~"

""(')

*

Raúl Trejo Oelarbre

The Internet is not fue reality; it is a coleccionof real world 's mirrors. There

are lies and fakes, and !roe data and useful information

electronic journalism that now exists in fue

consider that restrictions. Thoughits origin and developementhave beenin english language,fue sites in spanishlanguagehave a remarkablegrowing. The electronic journalism in spanish,include now somehundredsof publica- tions. Moreover,fueuseof spanishlanguagerequiresflexibility to acceptnew technical words but not to lose esencialprincipIes in that language.

in fue net The readers,mustto

Internetand its

La Internet no es la realidad, sino una colecciónde espejosdel mundo real. En la red haymentiras y engaños,lo mismo quedatosverídicose información útil. El periodismo electrónicoque ahora sepropagaa travésde la Internety suslectores,tienenqueconsideraresaslimitaciones.Aunque suorigen y gran parte de su crecimiento han ocurrido en idioma inglés, los espaciosen lenguaespañolatienenun desarrollosignificativo. El periodismoelectrónico en español incluye ya varios centenaresde publicaciones.Además, el em- pleo del español ha requerido flexibilidad para aceptarnuevos términos técnicos sin que sepierdanprincipios esencialesde esalengua.

* Instituto deInvestigacionesSocialesdela UNAM.Dirección electrónica:

rtrejo@mpsnetcom.mx

Comunicacióny Sociedad(OECS,Universidadde Guadalajara),núm. 31, sep- tiembre-diciembre1997,pp. 175-214.

176

Comunicacióny Sociedad

Maravilla y riesgo,la Internetestannuevaquesiguesuscitando los asombrosmás elementales.Todavía hay quienes suponen que cualquierdato, declaracióno historia, por el solo hechode estar enla red de redes,es auténticoo escierto. En noviembre de 1996, el conocidoperiodista estadouni- densePierre Salingeranunció enParís,endondeescorrespon- sal de una cadenade televisión estadounidense,que el avión

800 de la línea aérea TWA,que mesesanteshabía estallado

enel aire, fue alcanzadopor unmisil. La versiónle dio la vuelta al mundo y no pudo ser confirmada. Al parecer, Salinger la habíaobtenido deunapágina enInternet, endondeesaespecie circu!aba desdehacíavarias semanas. Hacetres años,comotodossabemos,comenzóenChiapas la rebelión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).Envarios sentidosesemovimiento,junto consusdiscu- tibles protagomsmosnadaindígenasy sí deunaultraizquierda que sepensabaya superada,ha resultadoinnovador, especial- mente por su intensa capacidadpara accedera los medios de comunicación. A mediadosde 1994,un estudiantede un cole- gio enPennsylvaniacolocó enWorld Wide Webunapáginacon noticias del Ejército Zapatista. Entonces,hubo quienespen- saron que el subcomandanteMarcos se comunicabacon sus simpatizantesa través de Internet. No era cierto, entre otros motivos porque si usara un teléfono satelital Marcos sería vulnerableaun ataqueaéreo,comole sucedióa un líderpolítico enChecheniaqueacabófulminado mientrashacíaunallamada. Pero aunqueseha explicado de diversasmanerasque el EZLN no tiene accesodirecto a Internet,l algunos de quieneshan deseadomaravillarse anteesaposibilidad extravagantey pos- moderna no han querido creerlo. Hace un año, un profesor españolque enseñaenla Universidad de Berkeley rechazaba, indignado casi,nuestraexplicaciónsobreeseasunto:no quería admitirlo, porqueparaél la figura idealizadadel líder neozapa- tista estabaindisolublementeasociadaa Internet.

Trejo,Lenguay periodismoelectrónico

177

El año pasado en México el periódico

La Jornada publicó,

con gran despliegue, que había encontrado el domicilio

elec-

co-

lumna especializada en asuntos de la Internet, halló en un

trónico del ex presidente

Carlos

Salinas.

El autor

de una

directorio de domicilios electrónicos el nombre

de Carlos Sali-

nas de Gortari con una dirección falsa, puesta por algún bro- mista, que había asignado al ex presidente un curioso nombre de usuario: babaloco.2 Aunque luego ese diario reconoció que el dato podía ser ficticio, no lo desmintió con claridad y muchos de sus lectores 10 creyeron. Hoy en México, no pocos comen- taristas en la prensa están convencidos de que el ex presidente

tenía un e-mail con ese domicilio.

También

a comienzos

de 1996 llegó

a México

la historia,

acuñada en Puerto Rico, de que una extraña criatura mezcla de

vampiro y demonio asolaba en las zonas rurales destazando animales domésticos e incluso, atacando a seres humanos. La leyenda no había conmovido a los mexicanos hasta que el

noticiero 24 Horas de Televisa presentó una ilustración tomada

de Internet. No se dijo

pero como provenía de una fuente tan sofisticada y junto con la propagación que le dio la televisión en cadena nacional, el "Chupacabras" se convirtió en parte destacadísima del imagi- nario social durante varias semanas.

de qué homepage, ni cuál era su autor,

de 1997, como es bien sabido, 39 personas

se suicidaron en San Diego a consecuencia de una grotesca

A comienzos

2. Enrique Galván Ochoa,"Intemética. Salinas,localizado"! columna en la primera plana de La Jornada, 22 de abril de 1996. El nombre descubierto por Galván Ochoa aparecíaen el buscadorde domicilios electrónicos llamado "who-where" en donde,pocos días más tarde, había varios registros a nombre de "Carlos Salinasde Gortari". Setra- taba denuevasbromas.Una de ellas,decía: "Esta esunapruebade que la portada de La Jornada del 22 de abril de 1996es muy fácil de pro- vocar". Paraqueno quedaraduda de la burla, ahora el seudónimoque sele adjudicabaa Salinasera el de "babastodos". La Jornada ya no publicó más sobreeseasunto,en el quehabíasido víctima -y con ella, muchosde suslectores- deuna broma,precisamente,parabobos. Sin embargo,tampoco admitió que había proporcionadocomo cierta,una noticia falsa. En éstecomoentantosotros casos,hubo quienescreyeron lo que queríancreer.

178

Comunicacióny Sociedad

-

creencia. Al despojarsede sus "contenedores", que es como denominabana suscuerpos,confiaban enalcanzara una nave

espacial que vendría tras el cometa Hele-Boop que cruzaría por esta región del cosmos.El suicidio colectivo en Rancho SantaFe, aparte del horror y la descomposiciónsocial que en

sí mismo implica, ha sido notorio por el uso que esosmiem-

bros del grupo denominado"Puerta del Cielo" hacían de In-

ternet. Por si alguienteníadudas,allí sedemuestracómo,junto

a informaciones y materiales del mayor rigor científico, enla red de redessepropaganlas supercheríasmásextravagantes. Uno delos grandesriesgos,quizá elmayor,deInternet,es

la abundanciade trivialidades, basuray mentirasque circulan

.por

el ciberespacio. Por eso es preciso tomar con reservas,

muchasdelas informacionesque aparecenallí. Enla prensade todo el mundo e Iberoaméricano esla excepción,todavía sele da carta de credibilidad auna las informacionesmáscapricho- sas,tan sóloporque aparecenenunapáginaelectrónica.Esono ocurriría si ala Internetno sela siguieseviendo conunaactitud de mistificadora ignorancia. Consimilar posición, docenasde

empresaseditoriales en nuestrospaíses,igual que en el resto del mundo, han inauguradosuspáginaselectrónicassin saber bien a bien de quéles servirán. La Internetestannuevacomomediode comunicacióncon suspropias singularidades,quela evaluaciónde susauténticos usos y alcancessólo puedehacersede maneraprovisional. Ni siquiera sabemoscuántos cibernautas hay en el mundo (los cálculos varían entre 25 y másde cienmillones de personas)y menos aún cuántosde ellos tenemos en los paísesde lengua castellana.Lo quesípuededocumentarse,aunquetampocohay datos específicos entre otros motivos porque se trata de un panoramaqueconstantementecambia,esla enormemayoríade sitios diseñadosy leídos en y desdepaísesanglosajones.El inglés es,sin lugaradudas,el idioma deInternet.Y así,también indudablemente,seguirá ocurriendo. Por mucho que algunos gobiernos,universidades,publicaciones,empresasde toda ín- dole y ciudadanosa título individual enforma cotidiana abren espaciosen Internet con contenidosennuestroidioma, todos

Trejo,Lenguayperiodismoelectrónico

179

ellos remiten a homepages en inglés. Es más,para saberqué hayenla Internet en castellano,tenemosque acudira índices, o localizadores,que funcionan eninglés. Resultainútil y sería un tanto ingenuo quejamos por esa situación. Simplemente, valela penaqueno la olvidemosentreotrosmotivos porqueno dejade resultar peculiar que hablemos del web, los sites, los bytesy el e-mail en un congresode la lenguaespañola.Así es elmundo,y al menos,asíesesacoleccióndeespejosdelmundo quetenemosanuestradisposición,paramaravillamos y servir- noso para turbamos y quitamos el tiempo, en la red de redes queesInternet.

En el amplio ciberespacio, la prensa en españolescasi inexistente

Enesacoleccióndeespejos,la mayoríadelos sitios disponibles sonpara el ocio. Esfalso queInternetsea,hoy, unrepertorio de espaciosque sirvan parala información y la creación.Aunque una de sussingularidadesrespectode otrosmediosde comuni- caciónes su capacidadpara la interactividad, en Internet casi todo escontemplación,sobretodo de sitios deentretenimiento. Eso sí, como esbien sabido,hay esparcimientoparatodos los gustos. Al momento en que escribimosestaslíneas,la noche del sábado29 de marzode 1997,éstossonlos temaspor los cuales estánpreguntandolos usuariosdel localizador Excite, uno d-e los índices más extensosy popularesque hay enInternet.

fellatio

tyIabanks

clubmed

parandrank

lilkim

economicinterdependence

heavensgate

garden

blockgirls

aicpa

jlscottrnsncom

windowsnt secutityroles poseidongreekgod

nudegirlfriends

teenageabortion

microsoftmemphis

180

Comunicacióny Sociedad

downloadblood

oakteclmology

today

fanclubs3

En Internethaydetodo -negocios y espectáculo,aprendi- zajey holganza,ideasy tonterías,creatividady depravación-. También hay espaciospara la prensa. El kiosco digital que encontramosenla red de redessecomponede versioneselec- trónicas de publicacionescuyo principal mecanismode distri- bución está en sus ediciones impresas y, por otro lado, publicaciones que son producidas específicamentepara In- ternet. No existe un índice completo, ni suficientementeconfia- ble, de la prensa electrónica -menos aún 10 hay de las publicaciones "en línea" en idioma español-. Uno de los si- tios queproporcionanaccesoa una mayor cantidadderevistas es el Electronic Newsstand,o enews,4endondehay enlacesa más de dos mil revistasde todo el mundo, aunqueen especial de los EstadosUnidos. La asiduidad de quienesse acercana estaspublicaciones,nospermite sabercuálessonalgunasdelas preferenciaspredominantesde quienesleenprensadigital. En diciembre de 1996,las 20 publicacionesmásconsultadasentre lasque forman el catálogo de enewsfueron, en ordende pre- ferencia, las siguientes:

1. Ye11owSilk

2. Discover

3.BusinessWeek

4. TheNewRepublic

5.TheNewYorker

6. Economist

7. Playboy

8. NationalBusinessEmploymentWeekIy

9. GuitarPlayer

10.Spin

11.Forbes

3. La guía MagellanpresentaWlaselecciónal azar,queserenuevacada20 segWldos,delos temasque enesemomentoestánbuscandolos usuarios del índice Excite: http://voyeur.mckinley.com/voyeÜr.cgi

Trejo,Lenguay periodismoelectrónico

181

12.ChryslerPower

13.Civilization

14. SaturdayNight

15. ForeignPolicy

16. Journalof Commerce

17.Kiplinger's

18.ManagementReview

19.InternetWorld

20. HealthyKids

Fuente:"The TwentyMostPopularTitles onEnews", Electronic Newsstand,

enews,december,1996.

La publicación que encabezaeste repertorio es una re- vista de contenido erótico; le siguenuna de divulgación cien- tífica, un semanariode negocios y dos revistas de contenido político y cultural. Entre las 20 másleídas hay detodo: parti- turas para guitarra, automóviles y finanzas, espectáculosy ofertasdeempleo,sexoy saludinfantil. ¿Qué,detodo el acervo de enews, estáescrito en español?A fines de marzo de 1996, hurgamosen el directorio de esesitio electrónico para buscar publicaciones ennuestralenguaentrelas másde dos mil revis- tas alascualesallí hayacceso.El "directorio-monstruo", como se le anuncia, está organizado por orden alfabético. En los títulos de las varias do<;enasde publicacionesque comienzan

con "A"

no hay una sola palabra en español,pero en la si-

guiente letra hallamos el Bienvenido Magazine que, sin em- bargo,estáescrito eninglés: setrata deuna revistapara inducir al turismo a Puerto Rico. En el índice de enewshay publica- cionesenprimer lugar eninglés,perotambiénenalemán,árabe, francés,hebreo, italiano, japonés, latín, portuguésy ruso. No obstante, la prensa en español no existe en ese importante índice. Avanzando en él, encontramosHispanic on Line, que es una revista mensualde la comunidadlatina en los Estados Unidos y que entre otros atractivos ofrece una conversación interactiva con el cantante Julio Iglesias; sin embargo, los textos son todos en inglés. Mucho más adelantehallamos la revista Saludos Hispanos, que contiene información sobre

ComunicaciónySociedad

carreras y educaciónuniversitarias, pero también en inglés. Entre las dos mil revistascompiladasenesekiosco electrónico hay publicaciones sobreciencia política, computación,espec-

táculos, electrónica, finanzas, fotografía, gastronomía,golf, literatura, música, religiones, salud, sexo y sexualidad,viajes y viviendas, entremuchosotrostemas.Peroni una soladeesas másde dos mil revistas, estáenespañol. Constatarla limitada presencia,a vecesincluso inexisten- cia de la prensaenespmlolenla red deredes,puedeseruntanto masoquistapero tambiénengañoso.Comotodossabemos,igual quemuchasotrasexpresionesdel desarrollotecnológico,Inter- netha sido creada,desarrolladay utilizada, fundamentalmente enidioma inglés. Los cibemautasdetodo elmundo encontraron que la mayoría de los sitios enla red de redesfuncionan enesa lengua y así la han seguidopropagando.Desdeesepunto de vista, sólo confingido candoro conuna suertede fundamenta-

lingüístico, podemosasombramosde la escasapresencia

de sitios enespañol. Peroesadébil cuotadepáginasennuestralenguaenla red de redes,tambiénpuedeserconsideradacomo expresióndelas dificultades que hay ennuestrospaísestanto parael accesoala comunicación en Internet, como para la propagaciónde nues- tras culturas enesemedio. Desdeluego, hoy endía enla world wide web que algunos prefieren d~nominar la "telaraña mundial" de Internet, existenmillares depáginasenespañol(a comienzosde 1997enMéxico, por ejemplo,tenemosunosdos mil sitios diferentes en ese espacioaudiovisual de Internet). Una cantidad importante de todas ellas ha sido colocada por empresaseditoriales quebuscanpropagarpor esenuevo espa- cio los contenidosque de cualquier maneraeditarían con los tradicionales recursosimpresos, y algunaspocas sonrevistas que sólo circulan en el ciberespacio.A la fecha, no existen índices específicos,que a la vez seanamplios y actualizados, de la producción periodística en español en Internet. Los índices disponiblesreÚnenatodo tipo depublicacionesy están elaboradoscon criterios que se consideranpertinentespara la mayorparte delos actualesusuariosdela red deredes,que son

lismo

z ~.;"'~i

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

183

anglosajones.Todavíaahora,quizá 80%de los cibernautasen todo el mundo, sonestadounidensesy canadienses.Así queno esde extrañar que los catálogosde páginaselectrónicasestén diseñadossegúnlas preferenciasde esosusuarios. Internetesuna extraordinariafuentedeinformación, aun- que,como señalamosantes,tambiénde distorsión y confusión. El material allí disponible es tan abundanteque casi siempre resultaabrumador.Por eso,especialmenteenmateria de noti- cias, cada vez prosperamás la "personalización" de índices y localizadores para que el usuario reciba en su computadora informaciones y otros materialesperiodísticos clasificadosde acuerdo con susinteresesmás específicos.El "periódico per- sonal", que condiversosformatospuedediseñarseahora,tiene la ventaja deque enél apareceránmaterialessobretemasdeter- minados,aunqueconla enormelimitación dequerestringimos la información a los asuntosque hemosseñaladocomo atrac- tivos para nosotros. El último grito de la moda cibernáutica sonlos servicios de "entrega" de información específica que buscan, selec- cionan, organizany nosmuestranmaterialesnoticiososde muy diversasfuentesa travésde un software especial.Cadauno de esosservicios (la mayoria de manera gratuita) ofrece la con- sulta de los temas que nos interesan en las publicaciones y basesde datosperiodísticosmásrelevantesenInternet.¿Cuán- tos deesosserviciosy enquémedida,incluyenentresusfuentes de información al periodismo electrónico enidioma español? La revistaPC Magazine, sindudala demayor circulación en el mundo de las computadoras,publicó una seleccióndelos localizadores de noticias ahoradisponiblespara Internet. Al- gunos de ellos comienzana funcionar apenasnos conectamos con la red de redesy cadavez que selocaliza un material afín a los interesesquehemosindicado, la información apareceen algún sitio de nuestra pantalla. Otros ofrecen noticias con- tinuas, otros más despliegansu seleccióncuandoabrimosuna ventanaespecífica.Allí puedenmostrarse,segúnnuestrosgus- tos, noticias locales e internacionales,pronósticos del clima, comentariospolíticos, asuntosdeportivos o de casi cualquierI¡

184

Comunicación

y Sociedad

-

índole. PC Magazine seleccionó a once de estos servicios como los más accesibles y completos, y nosotros los visitamos uno por uno en busca de prensa en español.5 Todos ellos toman a diversos periódicos, revistas y medios con presencia en In- ternet, como fuentes informativas para sus usuarios. Entre esas fuentes hay diarios y revistas, agencias de noticias, servicios de comunicación, estaciones de radio y televisión, cuya informa- ción en todos los casos ya se encuentra en Internet.

La utilidad de ese amplio

Por ejemplo, la Air Media Live Internet Broadcast Network busca información en las fuentes primarias, que aparecen men-

de tales servicios

y creciente

radica

en la compilación

que

universo

hacen esos localizadores.

o cionadas de la siguiente manera: CNN, Reuters, Reuters- Variety,

UPI, Knight-Ridder,

America

On Line,

Movie

Link,

AFP, Ziff

Davis,

ITAR-TASs, Freese-News

Weather,

I-Golf,

Quote.

Com,

World

Entertainment

News,

Travelgram,

Lottery

World,

Psy-

chic Advice

On Line,

Yoyodyne.

Ninguna

de esa veintena

de

fuentes informativas suele recoger noticias de los países

de habla hispana. cluye a Interpress

Latina y a una agencia llamada South America Business Infor- mation. El servicio Psychic Advices, que ofrece horóscopos en línea, tiene más relevancia que las agencias con noticias de los países de habla hispana.

En un catálogo de fuentes secundarias, se in- Service que suele incluir noticias de América

After

Dark

Online

ofrece búsquedas

en el archivo

electró-

nico del USA Today entre otras fuentes, pero ninguna de ellas

en español. Lo mismo ocurre con AlphaConnect

StockVue

que se especializa en información

acude al Jesuralem Post y The Wall Street Journal; Castanet Tuner que entre otros servicios proporciona canales de discu- sión de noticias e IBM News Ticker. El paquete de entrega de In-Box Direct, patrocinado por la empresa Netscape, recopila

5. David Lidsky (1997)"The WebDelivers",PC Magazine, vol. 16,nÚIn.

financiera, BackWeb que

4, february 18. Los servicios seleccionados en ese infonne son: After Dark anline, Air Media Live Internet Broadcast Network, AlphaConnect StockVue, BackWeb, Castanet T~er, IBMNews Ticker, In-Box Direct, Intennind Cornmunicator, My Yahoo! NewsTicker, Net delivery y The PointCast Network.

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

185

noticias en las páginasde The New York Times, USA Today, Mercury Mail, Sports Illustrated y People Daily, entreotras publicaciones electrónicas, y tiene la singularidadde acudir a varios diarios y revistasno estadounidenses:Australian Fi- nantial, Elle lntemational, Rheinishe Post On Line, The

Daily Mirror,

Finantial TimesReview yMondadori OnLine.

Entre ellos, se incluye una publicación, por fin, española:

Correo Expansión Directo, especializadoen finanzas. Nada más.

El octavo servicio de búsquedadenoticias querevisamos fue lntermind Communicator que ofrece 170 "canales" que acudena otrastantasfuentesdenoticias, entreellas laspáginas en Internet de varias estacionesde televisión y radio. Ni una palabra en español.El servicio Netdelivery busca en los prin- cipales índices de la red, pero no ofrece accesoespecífico a publicacioneselectrónicas.El TruePoinCast Network tiene 16 "canales"; el de noticias proporciona enlacesa las páginasde Reuters,CNNy otros serviciospero ninguno enespañol.

Exageración y realidad en las audiencias de la prensa en red

Mención apartemereceel localizador My Yahoo!News Ticker, queno tiene enlacesdirectos a otros servicios denoticias pero cuentacon el enormebancode datosdelíndice máspopular en Internet, el denominadoYahoo!,el cual organizacentenaresde miles-de páginaselectrónicaspor paíseso por temas.Es decir, My Yahoo! no ofrece accesoa alguna o varias compañíasde noticias en particular sino una búsqueda,posiblementemás lenta que otros, en un universo muchomásamplio. En la página de sitios "web" regionales(que escomo se les denomina a los no estadounidenses),registrados en los índices Yahoo!,buscamoslos subíndicesdestinadosapaísesde habla hispana. En cadauno de ellos semencionanvarias cate- gorías (gobierno, economía, cultura, etcétera)y en el robro

186

ComunicaciónySociedad

destinado a "noticias y medios" localizamos las páginas específicasde publicacionesimpresasy electrónicas.El resul- tado apareceen el cuadro 1, en el anexo de este artículo. La segundacolumnamuestra el número de sitios, o páginaselec- trónicas, que los índices Yahoo! atribuyen a cadanación. La tercera, la cantidadde espaciosclasificadoscomo de "news & media", que es desglosadaen las cinco siguientescolumnas:

revistas, periódicos, radio, televisión y otros medios. Estos datos debensertomadoscomo indicativos y no del todo pun- tuales,ya quetodoslos días surgenalgunosy desaparecenotros sitios enInternet. De ellos, el índice queconsultamosno nece- sariamentecomprendea todos. El criterio para incluir en el robro "noticias y medios" a una publicación no siempre es riguroso. Hay revistas latinoamericanaso españolasque no aparecenen esta clasificación y sí en "política" o "cultura". En el casodelos periódicos casisiempresetrata de diarios con páginas en Internet, pero, eventualmente,sonincluidas publi- caciones de otra periodicidad. Con el propósito de comparar la situación de la prensa iberoamericanaen Internet con la de otros países, añadimos al final del cuadro los datos de algunasotrasnaciones.No fue posible encontrarcifras comple- tas de la presencia estadounidense,porque no hay índices específicosparatodaslaspáginasdeeseorigen,exceptolasque se refieren a publicacionesde contenidolocal. Descontandoalaspublicacioneseninglésperoregistradas en alguno de los paíseslatinoamericanos,tenemosque al mo- mento deestarevisión, elíndice Yahoo!incluía, ensucategoría "news & media", 67 revistas y 88 periódicos en español.Por supuestoestosdatos sonparcialesporque,insistimos, hay pu- blicacionesqueno sonregistradaspor eseíndice o queno están clasificadas en el mencionadorobro. De cualquier forma, ese esununiverso significativo dela prensaenespañolen Internet. Entotal, los mismosíndices, sin distinción deidiomas o nacio-

peenrereae

paEnlospadeprlaprquhdelapmdenueplerIt

tasmapriesdiaomadede19deellendifu11inpeElpuínTbelindVecrdsunerlhery1l

mesidtaDealheducolocdúsaehusp

LoauEnEsdeespetraalrecqnqpst

meIntCoundeocrilainfinfmhoymumpcidínjurnadeyrl

penuidiqucoenesgalhmeId1yddll

dedeinfsiedeeccicclitpoedc

medicendela17reloquseeeea

naldeag19undesu23nodisiyunseeredddincryTgcgyr

tieíndHaMi"MotrAnindecoMdLlpeeeelear1idq

teladeenlaadpel !.

6. Además,hay1 983páginaselectrónicasdeestacionesde radio,6 275 de

televisorasy 3 362 consideradascomo de "eventos de actualidad".

7. "Medios de comunicaciónespañolesenla red": www.dat.etsit.upm.es/-

mmonjaras/prensa.html

8. Emy Annañanzas, Javier Díaz Noci y Koldo Meso (1996) El Perio- dismo Electrónico. Información y Servicios Multimedia en la Era del Ciberespacio. Barcelona:Ariel Comunicación,pp. 128, 195Y ss.

188

Comunicación y Sociedad

sivamentelas versioneselectrónicasde un elevadonúmero de periódicos y revistas espaftoleshasta formar un nutrido grupo de mediosimpresos enInternet.9

Por lo que respecta a México, el México lndex, uno de losI

índices más completos de los sitios

ternet, incluye, en marzo de 1997, a 54 revistas y 56 periódicos

(aunque algunos de ellos no son

diarios mexicanos) e incluso enesarelación encontramos varias ausencias. 10

Los anteriores datos son inevitablemente provisionales en

vista de la constante apertura de espacios electrónicos de toda

índole. Pero de la audiencia que alcanza 'el periodismo

ternet no se cuenta con acercamiento s estadísticos. Eso sí, no pocos editores de páginas enla red padecenla ilusión, ignorante a veces pero en otras ocasiones desvergonzada, de quienes

en Internet es visitado por millones de

personas. En la red de redes, como hemos dicho, deambula una

cantidad de entre 35 y 60 millones de usuarios.ll Pero eso no

que este país tiene en In-

con páginas

electrónicas

en In-

suponen que cada sitio

significa

que cada una de las páginas que son instaladas en la

telaraña electrónica atraerá a ese número de lectores.

9. Ibid., p. 195.

10. México Index: www.trace-sc.com/indexl.html

11. El grupo Netree ~ Internet Statistics (www.netree.com/netbin/Inte rnetstats),condatos del InternetBusinessCenter,estimabaen enerode 1997 que la cantidad de personasdeambulandopor la red de redes ascendía ya a 102 millones. Sin embargo, es posible pensar que esosdatos hall sido exagerados,quizá para entusiasmara los posibles anunciantesen espaciosen Internet. Esa fuente deducía,además,que habíaya un millón 600 mil espaciosenla WWW. Más realistapareceel cálculo de la Internet Data Corporation (www.idcresearch.com)que el 31 de octubre de 1996contabilizaba31 millones 400 mil usuarios. Una informaciónmásesla deInternet Info (www.webcom.com/walsh/), segúnla cual para el 27 de septiembrede 1996 había 611 mil 860 dominios,o domicilios en la WWW, registradosanteInterNic, queesla autoridadreguladorade la nomenclaturaen Internet. Un compendiode estasinformaciones se encuentraen la página de la fIrma australiana ad.media: www.admedia.aust.com

Trejo, Lenguayperiodismoelectrónico

189

No hayestadísticascompletassobrela cantidaddepáginas que ahora existen en la WWW, pero suman centenaresde miles.12Las másvisitadas, sonunascuantas.Las que recibena másusuarios, suelenserlas páginasde información práctica, o las de entretenimiento. Por ejemplo, la home page de "My Virtual Reference Desk", un servicio de información enci- clopédica que recopila datos de seis mil sitios en Internet, recibió 113 mil visitas entre septiembrede 1995 y mayo de 1996,esdecir, unpromedio demenosde450 cadadía. Setrata de uno de los espaciosmás frecuentadosen la red. Conviene recordaresedato,paracompararloconla audienciade algunas páginasde prensaelectrónica. La moda de colocar enla red de redesel contenidode las publicaciones impresas,junto con el enormecaudal de divul- gación e interactividad que puedeimplicar, también causain- fatuamientosgratuitos y hastanecios. Confrecuenciaalgunos editoresaseguranquetodos los díastienencentenaresdemiles de lectores, aunqueno tengan manera verosímil de compro- barIo. De serciertas esasestimacionesjactanciosas,la prensa electrónicaestaríadesplazandodefinitivamentea la de carácter impreso y no parece que estemos,al menostodavía, en esa situación. Para mencionar un ejemplo, en marzo de 1996el diario mexicanoEl Universal abrió supágina enla WWW. Siguió así los pasosde diarios como La Jornada, Reforma y El Econo- mista y de la misma maneraque algunosde ellos, sevalió de los servicios de la UniversidadNacional Autónoma de México (UNAM),quetiene el proveedordeconexionesala Internetmás grande en el país. Poco despuéslos editoresde El Universal, no sabemos si por ignorancia o por exagerados,llegaron a ufanarse de habertenido una cantidad de consultasque sería nueve veces superiora la del "Virtual ReferenceDesk", pero

12. Por ejemplo,la compilaciónde datos del rastreadorde Internetdenomi- nado WebCrawler, ofrecía en abril de 1996la cifra de 145 mil 166 servidoresregistrados;aunquecadauno de ellos podía ser"anfitrión" de varias páginasen la red. Otro dato indicabala existenciade 199 mil 129domicilios de servidorespara esafecha:www.webcrawler.com/Web

Craw1er/Special.html

190

Comunicación

y

Sociedad

 

-

enmenosdela cuartaparte deltiempo antesmencionado.Pocas semanasdespuésde haberinauguradosupresenciaelectrónica, enla primera planade suedición enpapel,eseperiódico incluía unanota con el siguientetitular: "Superó el millón de consul- tas,por medio de Internet,El Universal". 13La información se

refería a un encuentro que tuvieron, en las instalaciones del diario, los directivos de dicha casa editorial y varios funcio- narios de la UNAM, encabezadospor el entoncesrector, José Sarukhán.El periódico se ufanaba de que, en menos de dos meses,su edición electrónicahabíatenido esamillonaria can- tidad de consultas. No es nueva la actittld de un medio de comunicación mexicanoparaexagerarsuscifras de circulación (enestecaso, circulación electrónica) con el fin de impresionara los despis- tados. Lo que llamó la atenciónfue que El Universal aprove- chara el hecho de haber sido anfitrión de las autoridades centrales de la UNAMy que esa institución académicano hu- biese aclaradoel evidentementedesmesuradocálculo, del que aparecíacomo responsable.En Internet existenrecursospara medir la afluencia de cibernautas. Hay páginas que tienen contadores,que seactualizancadavez que un usuario "entra" para mirarla, consultarlao interactuarenella. La páginade El Universal, al menoscuandoaparecióaquellanota, no contaba con eserecurso. Es casi seguro que el diario mexicano más leído en In- ternet seaLa Jornada, entre otros motivos porque suorienta- ción editorial, que a riesgo de esquematizardemasiadopuede considerarsecomo de centro-izquierda,coincide con las sim- patíaspolíticas del mundouniversitario quetodavía tiene pre- sencia importante entre los usuarios de la red de redes. La Jornada inauguró supágina electrónica en febrero de 1995 y pronto, el excesoen la demandapor parte de lectores entodo el mundo, obligó a colocar un par de "espejos" que reflejan desdeotros servidoreselectrónicosel contenidoque esediario

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

191

pone a circular en la red. Dos años después,La Jornada informaba que la cantidad de consultasdiarias en su página electrónicaera ya de 85 mil.14Ello no significa que éseseael promedio delectoresa distanciade esediario. 85mil consultas puedenser el número de accesosa cadauno de los espaciosde la edición cotidiana y del archivo enlínea de La Jornada. Por ejemplo,un lectorque: (1) abrela portada,luegosedetienepara (2) ampliar una fotografia, pasa (3) al editorial, lee (4, 5 y 6) tresnoticias diferentes,consulta(7) la seccióndecartasy luego buscaenla páginadeejemplaresanteriores(8)una información de la semanapasada(9), habrá realizadonueve consultasque soncontabilizadasde maneraseparada.Es decir, el dato de 85 mil accesosdiarios puededividirse entreochoo diez-o más- para saberla cantidadaproximadadelectoresquecadadíatiene la página electrónicade esediario. Aun así, nueve u once mil lectores cada día (o quizá menos,puesel promedio de accesosde cadausuariopuede ser mayor)no esuna cantidaddespreciable10mismo dentrode los parámetrosde consultaquehay enInternet,queencomparación con la circulación real de los diarios enMéxico. La versión en línea del diario estadounidenseThe Wall Street Journal que aparecióa fmes de 1993,llegó a alcanzarhastaentre 45 mil y 50 mil "entradas" cadadía cuandoel accesoa sucontenidoera gratuito. En 1995comenzóa cobraruna cuotaprimero de doce dólares mensualesincluyendo la suscripcióna la versión im- presade eseperiódico y mástarde de 20 dólaresanualessólo por la edición interactiva y sus editores aseguran~ue en la actualidad atiendena cercade 30 mil personasal día. 5

En enerode 1997el diario madrileño El País, queapenas enmayo anteriorhabíainauguradosupáginaenInternet,infor- maba que en los díaslaborables,tenía un promedio de 32 mil lectoresdiarios. El Paí.s'realizó entrelos lectoresde supágina

14. Adriada Malvido, "Cumple dos años La Jornada en Internet: 85 mil

consultasdiarias",

México, 8 de febrero de 1997.

15. JacquelineEmigh, "First wave ofweb publiching failures arriving" en Newsbytes News Network: www.newsbytes.com (28 de marzo de

1997).

192

Comunicacióny Sociedad

electrónica una encuestade donde resultó que más de 80% dequienesrespondieron,viven enEspañay 8% enAmérica La- tina. Es decir, los consumidoresde esainformación sonciber- nautasde lenguaespañola.Puedeconsiderarsequedela misma maneraque alcanzanpocapresenciaenlos índices internacio- nales,las páginasde las publicacioneshispanoamericanasson leídasfundamentalmentepor cibernautasdelos mismospaíses endonde soneditadas. Entre los mismos encuestados,la página electrónicamás visitada esla de la empresaMicrosoft (que,no enbalde,ofrece en supágina enespañoluna liga directaa la de esediario) con 6.8%depreferenciasy el segundositio 10tiene la mismapágina de El País, con 62%. Las versiones electrónicas de otros diarios españoles,ABCy El Mundo, tienen los siguientessi- tios con 2.5% y 2.3% de las preferenciassegúnesaencuesta.

tienen Como a sepuedeapreciar,los las páginasde otros periódicos usuariosque entresusfavoritas.16 prefieren un diario,

Incertidumbres y vicisitudes delperiodismo en Internet

Si el periodismo en la red esun asuntoreciente,todavía 10es más el periodismo en lenguaespañola.AÚn no tenemosinda- gaciones de los resultados y experiencias de esta forma de expresiónpero, esencialmente,podemosconsiderarque com- partelasventajas,incertidumbresy vicisitudesquetienentodas las publicacioneselectrónicas. La rentabilidad financiera del periodismo electrónico sigue siendo, en 10fundamental, una expectativa a mediano plazo. La gran mayoría de las publicaciones electrónicas en español,a semejanzade las que hay en inglés, sonde acceso gratuito. Cuando tienen ingresos propios es por la venta de espaciospublicitarios que sonleídos por los cibernautasquese

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

193)

asoman a esas páginas. El financiamiento fundamental de estaspáginascorre a cargodelas casaseditorialesque,además dela versión entinta y papelde superiódico o revista,incursio- nan en la nuevamodalidad que significa tenerla versión elec- trónica. El futuro de la publicidad en Internet sigue siendo incierto. Cuando confrontan las expectativasde quienespro- mueven sus páginas electrónicas con la realidad de audien- cias todavía modestas aunque sin duda crecientes, los anunciantes dudan en mantenersus avisos pagados.Además entre los usuarios de Internet sigue existiendo reticencia, por cierto cadavezmenor,a admitir los espaciospublicitarios a los

que algunos consideran como intromisión

en la antaño

descomercializadared de redes. Hastaahora,la utilidad principal deestaspáginasenla red de redes ha sido para sus lectores, más que para editores o anunciantes.Los estudiantesmexicanosque hacenposgrados en Europa,ahorapuedenleer cotidianamenteperiódicos de su país. Los españolesque radican en Venezuela,Argentina o México, pueden tener accesoa la prensamadrileña, incluso antesde que los primeros ejemplareslleguen a los kioscos en la Puerta del Sol. Los estudiososde asuntoslatinoamericanos en universidades o centros de investigación estadouniden- ses cuentan con material de primera mano acudiendotodos los díasa docenasdepublicacionesenla red. Todosellos salen ganando,al menosenoportunidad,al tenerensuspantallaslos textos e ilustracionesqueantessólo podíanconocervarios días

después.Pero para los editores de estas revistas y diarios,

ademásdel servicio

cargo a las finanzasproducidaspor susedicionesimpresas,la principal ya menudodifusautilidad esde imagenpública: tener una ediciónelectrónicaesunamaneradeformarpartedelperio- dismodeaparienciamáscontemporánea,esunrecursoparaser, o parecer,modernos. Una de las característicasde Internetesla facilidad para poneren circulación ideasy mensajesacostomuybajo. Espre- ciso tener algunas destrezastécnicas, pero no hace falta ser diplomado encibernéticaparaorganizary colocar enlínea una

adicional que ofrecen, por lo general con

ComunicaciónySocieda

página en el web. Tanto así, que hoy circulan por Internet millares depáginascon información queno le importa másque

a quienesla colocaronallí: anécdotas,trivia, simplezasy ba- gatelasdetoda índole abundanenla red deredes.Sinembargo,

curiosamente,esa facilidad para publicar, que es de alguna suerte un recurso democratizador,ha sido poco aprovechada por los usuariosde lenguaespañola.La granmayoríadelaspu- blicaciones electrónicasque circulan en esteidioma, han sido colocadaspor empresasque de una u otra maneraya forman partedela institucionalidad editorial ensuspaíses.A diferencia delo queocurre congrupospolíticos, estudiantilesy delos más diversos segmentossociales en los países anglosajonesque ponen a circular centenares de publicaciones electrónicas, este recurso es, comparativamente,poco utilizado por ciber- nautasde hablahispana.Hay muy pocaspublicacioneseneste idioma que circulen demaneraexclusivaenInternet; casitodas son reflejo, copia o síntesis, del periodismo impreso y casi siempre,comercial o institucional. La interactividad es otra de las particularidades de la Internetqueaparecepoco enla prensaelectrónicaencastellano.

~

A diferencia denumerosasrevistasy diarios cuyosespaciosde

discusión se encuentranentre los segmentosmásvisitados en sus versiones electrónicas, la prensa latinoamericana y

españolaen línea empleanescasamenteeserecurso. La posi- bilidad de opinarsobrelos temasque aparecenencadaedición electrónica espoco aprovechada,quizá porquelos usuariosde

lengua españolatienen menos afición por esetipo de partici-

pación. Podemos aventurar incluso, que

españolsonmáscontemplativosqueaquéllosquesecomunican eninglés, o enotrosidiomas. Los sitios de discusiónennuestra lengua,por ejemplo enlos foros Usenet,sonmuypocosaunque con mayor propensión a los textos largos, con vehementes

parrafadas,a diferencia del estilo conciso,másconinterjeccio- nesqueconideas,queprevaleceenlas discusioneselectrónicas enidioma inglés. Eseesun estilo, por cierto, simplificador deldiscursoy de

la arquitecturalógica dela escrituratradicional. Cuandosesus-

los cibernautas en

.1

1.

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

---J-'-

'"

-,

195

tituyen los razonamientosen extensopor las frasesbreves, a menudo acrónimos o con interjecciones o símbolos ortográ- ficos para expresarestadosde ánimo, se abreviantambiénlas ideas. En la WWW, una de las publicaciones que ha abierto foros para suslectoreses el diario españolEl País. La prensa en español en Internet suele ser repetición, o síntesis,de las edicionesimpresas.En el mismo formato o en alguna adaptaciónpara las pantallasde computadora,las noti- cias, los comentarios y fotografias y viñetas de la prensa en papel y tinta, sonutilizadas paraque circulen por la red. Hasta donde sabemos,aún no hay ediciones completas que se re- nuevenespecíficamenteparalos lectores enInternet. En el periodismo electrónicoestadounidenseya comienza

a manifestarse alguna rivalidad, todavía incipiente, entre las edicionestradicionales y las versionesparala red de redes.En marzode 1997,el periódico TheDallas Morning Newsdecidió publicar en suversiónpara Internetunanoticia exclusiva,antes de queaparecieraenla ediciónimpresa.La confesióndeTimo- thy McVeigh, acusadode la trágica explosiónenu;nedificio en Oklahoma en abril de 1995y que eraunanoticia muy atractiva paralos estadounidenses,aparecióenla páginadeesediario en Internet y pudo serreproducidaenmuchosotrosmedios,de tal suerte que ya era conocida cuando el Dallas Mor1}ing la im- primió para suslectorestradicionales.Al parecer,la redacción del diario quiso adelantarsea un posible veto judicial ges- tionado por los abogadosde McVeigh.17 Ese episodio marca nuevastendenciasen el periodismo electrónico. Por un lado, la prensadisponede un recursoadi- cional, que al menoshipotéticamentela ponea salvo de inter- dictos legales;las publicacioneselectrónicaspuedenactuarasí comocoberturas,o coartadas,desushermanasenelperiodismo impreso. En segundolugar, la prensaescrita compite, aunque sea de esa manera indirecta y en un nuevo espacio, con los medios electrónicos; en opinión de un especialistaenestos

17.

Juan Antonio

Moming News" en Refonna, México, 10 de marzo de 1997. El domi-

cilio del Dallas Moming Newses: www.dallas-news.com

Gallont, "Se 'roba'

su propia exclusiva The DalIas

196

Comunicación

y

Sociedad

 

--

asuntos: "durante unas horas, un periódico ha podido acabar con el privilegio del cual gozan otros medios como la radio y

la televisión: el dela inmediatez

esunaverdaderarevolución

tecnológica".18 Y en tercer término, el periodismo en línea comienzaa tener suspropios ritmos: habrápublicacioneselec- trónicasquesemimeticen conla inminencia frenéticaquesuele caracterizar a la televisión y la radio, buscando y haciendo circular noticias araudales,entanto quealgunasotrasprefieran el relativo sosiegoque en comparacióncon los medios elec- trónicos puedetener el periodismo impreso endondeesimpor- tante dar a conocer un acontecimiento, pero también lo es ponerlo encontexto,documentarlo,explicarlo. Entrela compe- tencia por la novedad y la búsquedade la reflexión, el perio- dismoelectrónicotendráqueencontrarsuspropiosparámetros. El de los derechosde autor esun tema sin solución que

red de redes. En el casode las páginas

personalesen el web hay pocos reclamos si alguien copia un archivo, pero para periódicos y revistas que son muy celosos del copyright en sus ediciones impresas,la presenciaen In- ternet seha vuelto una fuentede fugasy plagios casiincontro- lable. La legislacióninternacionaly nacionalsobrederechosde autor en la red de redes, aún es incipiente. Las reuniones internacionalesdedicadasa discutir esteasuntosólo han con- cluido enque el análisisdeesacuestióndebeproseguir.Poruna parte, es dificil establecerqué materialesestánprotegidosle- galmentey cuálesno, cuandose trasladan del periodismo im- presoala circulación enlasredes,amenosquesetrate detextos o imágenescuya reservalegal haya sido realizadade manera específica(y aún así,no siempreestáclaro quela reservalegal incluya a los materialesdigitalizados para su circulación elec- trónica).19 En segundo lugar, es imposible impedir que un

deambula por toda la

18. Francis Pisani, "Los periódicos y la Web" en Reforma, México, 17de marzo de 1997.

Trejo, Lengua y periodismo electrónico

197

usuario copie un texto o un archivo gráfico, que 10mismo puede guardar para su atesoramiento personal que para reproducir10 en otro sitio, incluso en la Internet misma. En tercer ténnino, aunque esto sea más subjetivo, en la red de redes ha existido

de

ideologías, ha defendido el libre flujo de ideas y el intercambio más flexible de documentos electrónicos e incluso la propa- gación de programas de cómputo gratuitos. Una de las revistas en línea más visitadas y expropiadas,

conocida Playboy. Aunque el acceso a sus páginas está

cada vez más restringido a quienes se suscriben a ellas (y mediante una cuota reciben una contraseña para entrar a la edición electrónica), la reproducción de fotografías de las jus- tamente célebres conejitas ya tiene preocupada a la empresa de Mr. Hugh Heffner. Esas ilustraciones, lo mismo son copiadas para servir como "papel tapiz" en las pantallas de millares de

computadoras personales, que como atracción en otras páginas electrónicas, muchas de las cuales venden material de con- tenido sexual. Eileen Kent, vicepresidente de Nuevos Medios de Playboy, ha anunciado que se estudian varias medidas para imprimir una "marca digital" en esas fotografías para que

cuando sean utilizadas

blar demandas legales. El debate al respecto, sigue abierto. A fines de 1996, uno de los miembros de la presidencia de la conferencia de la Orga- nización Mundial de la Propiedad .Intelectual en Ginebra, el fmés Jukka Liedes, explicaba ese confuso panorama en los

siguientes ténninos:

¿Quiénes el responsablede una infracción (en Internet)?, ¿el quepidió a otro queapretaraelbotón?,¿oelpropietario delesta-

una suerte

de comunitarismo

solidario

que, más allá

es la

sin autorización su empresa pueda enta-

20

blecimiento

donde el botón fue apretado? Internet es un

198

Comunicación y Sociedad

fenómeno global y tenemos que definirlo. No hay una legis- lación global. Sólopodemosllegar aacuerdosqueproporcionen

solucionesnacionales.21

Para seguir con las interrogantes, ¿cuál es el futuro de la prensa en Internet? También a ese respecto se desgranan y

polarizan las opiniones. Hay nostálgicos de la tinta y el papel que aseguran que el ritmo de la escritura y la lectura, la cadencia de la publicación impresa, la costumbre y el costo de los diarios y revistas, hacen imprescindibles a las publicaciones impresas. Nada es equiparable, dicen, al placer de leer el diario durante el desayuno o a la facilidad de doblarlo para traerlo bajo el brazo en el metro. Sin embargo, ya hay quienes desayunan delante de su Iaptop conectada a Internet y ahora es técnica- mente posible (aunque sea con riesgo de nuestra integridad personal delante de posibles asaltantes) andar por la calle con

una computadora pequeña conectada a un teléfono celular.

Por

su parte, los defensores del periodismo electrónico aseguran que allí está el futuro de la prensa, que la escasezde papel hará

indispensables a los recursos de información digitales y que las hemerotecas serán más accesibles por módem y además, menos polvosas.

Una opinión singular por su controvertida

personalidad,

pero que reproduce el estado de ánimo triunfalista que los editores de prensa electrónica quieren tener respecto del perio- dismo tradicional, ha sido manifestada por Larry Flynt, el

creador de la revista pornográfica Hu.s.tIer y sobre cuya bio- grafia el cine asta Milos Forman hizo una reciente y discutida película. En 1995 comenzó a aparecer en Internet HustIer OnIme y ya hay quienes piensan que sustituirá a su hermana mayor impresa. Flynt considera:

La circulación de todaslas revistasha declinado enlos pasados 10 años. Por otra parte, Hustler Online creció a un ritmo del 500 por ciento el añopasado.¿Porqué ocurreeso?Creo que es

Trejo, Lengua y periodismo

electrónico

199

la comodidad y privacía que la I~ternet ofrece. Para obtener una copia de Hustler debes ir a comprarla al puesto de revistas o suscribirte, pero si tienes una computadora a tu alcance, puedes tener acceso a la revista y leerla ahí mismo. Creo que las revistas seguirán existiendo, pero el futuro está en la Internet.22

El

periodismo

impreso

y

el que

se propaga

de manera

electrónica tienen, cada uno, singularidades. Quizá más que

competir

entre sí, puedan

complementarse.

Obviamente

Mondo 2000 especializada en asuntos de cibercultura-los me-

dios interactivos despliegancapacidadesque no tienenlos

medios impresos. En la medida en que este campo sevuelve más intuitivo, se democratiza el intercambio de imágenes, video y sonido. Con el texto inteligente, la Red es potencialmente el mejor sitio para investigar. Es un gran lugar para los foros públicos. Sin embargo, las presentaciones de cuerpos de texto complejos, creativos y substanciales, son preferibles de manera impresa. Mucha gente no lee con gusto los textos más largos en la Red.

-dice

R.

U.

Sirius,

cofundador

de la revista

Más

dura

con el periodismo

tradicional,

es la opinión

de

David Talbott,

editor

de una

de las revistas

electrónicas

más

relevantes,

Slate

(La Pizarra)

patrocinada

por Microsoft:

La Red ha producido sólo un puñado de buenas publicaciones nuevas en los dos años recientes. Al mismo tiempo, el mundo impreso no sólo no ha producido ninguna nueva publicación de calidad en los años recientes, así que me parece que el momento creativo de la edición ahora se encuentra en línea. Ninguna publicación impresa surgida recientemente, puede competir con Salon, Slate, HotWired o Feed. No sólo esas publicaciones en la Red desarrollan una gran escritura, sino que además

22.

"Larry

Flynt, fue most controversialman that nobody really knows",

Hustler

Online: www.hustler.com/interview/default.html. La entre-

vista, en traducción de María Cristina RosasGonzález,apareciócon el título "Larry Flynt, elhombrede la prensadesmesUrada",en elnúmero 220,del17 de abril de 1997,delsemanarioetcétera:www.caligrafia.com/

caligraf/etcetera

'

200

Comunicación

y

Sociedad

burbujean conla retroalimentacióndelos lectoresqueno es~o- sible excepto enlas limitadas páginasde las cartasal editor. 3

Mutaciones, desfiguraciones o adaptabilidad del idioma españolen la red de redes

La

prensa

digital

en

español

se

enfrenta

 

a

varias

limitaciones.

 

Algunas

son

consecuencia

de

la

todavía

escasa

propagación

 

de

las

redes

de

información

electrónica

en

muchos

de

nuestros

países.

En

1994,

México

tenía

2.2

computadoras

personales

por

cada

100

habitantes

y

Chile

3.1,

en

comparación

 

con

las

17.5

de

Canadá

o,

la

tasa

más

alta,

29.5

en

Estados

 

Unidos.24

Ade-

más,

como

es

de

esperarse,

sólo

los

segmentos

 

de

la

sociedad

con

mayor

capacidad

económica

tienen

 

acceso

frecuente

 

a

los

recursos

informáticos.

 

También

en

México,

en

1994

sólo

5.6%

de

la

población

urbana

manifestaba

 

que

sabe

usar

una

computadora.

 

Uni-

camente

en

3.29%

de

los

hogares

mexicanos

había

 

al

menos

una

computadora

 

personal.

De

los

hogares

 

en

donde

había

compu-

tadora,

84.8%

 

recibían

un

ingreso

superior

a

ocho

salarios

mínimos,

que

es

el

estrato

en

donde

se

ubica

15

%

de

las

familias

meXlcanas

25

con

mayores

Ingresos.

E

n

otras

p

al

a

b

ras,

1 os

meXl-

.

23. "Print vs. fue web", Time digital, suplementode Time. New York, march 17,1997.

24. PoderEjecutivo Federal, Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000.

Programa de Desarrollo Informático.

Crédito Público, México, 1996,p. 52. El documentolleva el pie de im- prentade la SRyCPaunquefue preparadopor el Instituto Nacional de

Estadística,Geografíae Informática.

Secretaría de Hacienda y

25. En 1994,segúnel Instituto Nacional de Estadística,Geografíae Infor-

mática, 640 mil 222 hogaresmexicanos -de

un total de 19 millones

440

mil 278-

tenían computadorapersonal.De esacantidad,542 mil

660

eranhogaresconingresosdemásde ocho salariosmínimos.Datos

elaborados a partir del Programa Nacional de Desarrollo

mático, op. cit., pp. 129-132.

Infor-

Trejo, Lenguay periodismoe)ectrónico

201

canosque sabenemplearestaherramientainformática siguen siendopocos y el accesoa la computaciónesprivilegio de las familias conmás recursos. Todo ello esmuy obvio, perono dejade serútil documen- tarlo y precisar los límites del acervo entérminos de destrezas

y equipos informáticos que hay en cadapaís. Así que cuando

hablamosde periodismo electrónico ennacionescomo las que sonmayoría enelmundodehablahispana,esprecisono olvidar quenos referimos sólo a sectorespequeñosdentro de nuestras heterogéneasy polarizadas sociedades.Si las tasasde lectura de la prensaimpresa sonbajas,más 10seránlos porcentajesde la población con accesoa publicacionesenInternet. Otra dificultad para este periodísmo, se encuentraen la lengua en la que es pensado,escrito y publicado. Al difundir contenidos en nuestroidioma, estaprensadigital permite que los usuarios,que tienen al españolcomo sulenguaprincipal o única, tenganpuntosde referenciaaprehensib1es,enlos cuales puedanreconocersee incluso nutrir subagajecultural. Pero en unmedio endondela lenguapreponderanteesotra,los espacios enespañolpuedenconvertirse enuna suertede ghettos distan- ciados de los sitios másconcurridos enInternet. Como quiera que sea,la lengua españolano permanece ajenaal desarrollotecnológico ni a la necesidadde identificar nuevosrecursosy conceptoscontérminostambiénactuales.De manera similar a como sucedeen otras áreas del desarrollo tecnológico, peroquizá conmayorpropagaciónenvista deque sususuariossuelenteneraccesoalos mediosdecomunicación, la infoffilática ha requeridodepalabrasqueno siempreencajan conla ortodoxia lingüística. De ello tambiénhayamplia docu- mentacióny expresionesenla red de redes. Desde hace varias décadas,sobretodo en l~ zona fron- teriza entre México y EstadosUnidos en dondela migración significa, entre tantas otras consecuencias,una heterodoxa fusión de culturas e idiomas, seconocey ha evolucionadouna simbiosis idiomática conocida como espanglish. Pero ahora, además, existe un ciberespanglish formado por centenaresde términos que seutilizan en computación.La profesorade ori-

ComunicaciónySociedad

gen peruano Yolanda M. Rivas, ha desarrolladoun programa de investigación en el Laboratorio de Tecnologíasen Comuni- cación Avanzada de la Universidad de Texas en Austin, y mantienesobreesetema una bien documentadapágina en In- ternet.26Allí seincluye un diccionario del CyberSpanglishque da cuentade esasnuevasrealidades. Hay palabrasque,de maneraoficial o no, ya forman parte delvocabulario comúnennuestrassociedades.Términoscomo fax, módem, tóner, laptop, hardware e Internet, suelen ser aceptadossin demasiadoazoro. De algunosde ellos sederivan verbos que suenanalgo más extravagantespero queno tienen sustituto satisfactoriocomofaxear. Hay palabrasque enalgu- nas de nuestrasnaciones comienzana ser de uso común, enI tanto que en otras son rechazadas.Al mouse en Españase obstinan en seguirle diciendo ratón; pero hemosleído a escri- tores de esa nacionalidad escribiendo con toda comodidad downlondear paraexpresarla acciónde "bajar" un archivo de Internet. El autor de este artículo publicó el año pasado, en España,un libro sobrela red de redes.La única sugerenciade estilo enla cual nuestroseditores enMadrid fueroninflexibles fue en la conminaciónpara que todas las vecesque habíamos escrito computadora, aparecieraordenador (lo cual, a suvez, trajo algún problema de compatibilidad cuando se publicó la edición mexicanade esemismo libro). El diccionario de la profesoraRivas incluye términos que al parecerya sonde uso frecuenteentrelos latinos que residen en EstadosUnidos, como emailear (que es enviar un correo electrónico), backupear (hacerun archivo derespaldo),brow- sear (la acciónde buscar,rastrearu hojear), efetepear(que es la recuperaciónde un archivo enel sistemaFTP,o File Transfer Protocol). En numerosasocasioneshemos escuchado,sobre

perdón,

ordenadores- la palabra resetear que describeaunqueinsu-

ficientemente la acción de apagary encenderuna máquina, o

todo entre usuarios frecuentesde computadoras-o,

26. "CyberSpanglish

spanglish.html

.~~'"

WebSite ":

www.actlab. utexas.edu/-seagull/

Trejo, Lengua y periodismo electrónico

203

escanear que en el mencionado sitio en la red setraduce

como

"explorar", "barrer", "analizar" o "escudriñar", verbos todos ellos deficientes para describir la digitalización de una infor- mación gráfica a través de un escáner. Hay términos intraduci- bles como shareware, que seaplica a los programas de cómputo disponibles en la red o en copias en disco que se distribuyen sin costo, para compartir y que el diccionario del CyberSpanglish explica como "soporte lógico de dominio público". La profesora Rivas considera que

la dimensión de la

nidades latinas ha sido ignorada, tanto por miedo como por descuido. Continuandola perpetuaciónde la dependenciatec- nológica respectode las naciones del primer mundo, los ha. blantes del español ahora están adoptando palabras en su vocabulario cotidiano, cuandointeractúancono cuandohablan de las computadoras.

evolución del idioma españolenlas comu-

Setrata de una mutación idiomática que ademáses ubicua, pues puede ocurrir en todas partes.

Hoy, las dimensionesde estaevoluciónalcanzangrandesimpli- cacionesen tanto estasmáquinascomienzana formar parte de una matriz de información, gentee identidades.Más quenunca antes, los latinos se comunicana través de las distancias,re- uniéndose en un medio que anteshabía sido concebido como "herramienta detrabajo". Enestenuevoespacio,los latinos han reconocido que la purezade sulenguajepuedeserconsiderada como una segunda prioridad en vista de las limitaciones que implica cuando tienen que hablar de la "tecnologja de hablainglesa". Empleandoalas "palabras" comoherramientas de interacción,las comunidadeslatinas,inconscientemente,han enfrentado el desafío de revolucionar la vieja pureza de las reglas y tradiciones de su lenguaje, estableciendo nuevos paradigmaspara la perpetuaciónde suidentidad enla erade la información. Es decir, el cyberspanglishno es sólo un signo de la evolución del lenguaje, sino de su genteque se enlazaa través de un nuevo medio: la computadora.27

204

Comunicación

y Sociedad

 

Las

consecuencias

culturales

de esas transfonnaciones

quizá todavía están por ser evaluadas, pero los cambios

lenguaje

en el

son tan drásticos

que hay quienes

dice:

voy a emai-

learlo ahorita;

zoomea

para

verlo

más grande;

necesito

re-

butear

la computadora

otra

vez. Desde luego,

 

para alguno~, el cambio desafía la pureza de las culturas. Otros 10 acogen como una evolución necesaría, una manera de partici-

pación que tiene

que ser comunicada. La Internet y su lingua ha llegado a las comunidades de habla hispana

en línea y las dos culturas han llegado a ser más entretejidas. Esta transformación podría ser comparada con otros hitos que han modelado a otros idiomas: la invasión árabe-berbera en Iberia,que les dio a los hablantes del español las palabras árabes que usan a la manera latina; o la conquista normanda, que le dio al inglés tantas palabras para usar en un lenguaje germánico. Como el español y el inglés, los ciberlatinos están tomando prestados, pero están empleando términos en su propia, única manera española.28

franca,

el inglés,

Como

es de esperarse,

las modificaciones

que la

esa flexibilidad para considerar que terminología técnica impone en el

habla frecuente en español son signos de progreso, es consi- derada herética por otros analistas. Las posiciones interpreta- tivas y el diccionario de la profesora Rivas han propiciado quejas de quienes consideran que ella,

se atreve a defender algunos usos que a ningún hispanoparlante con un mínimo de sensibilidad idiomática pueden parecerle aceptables, como traducir "exit" por "hacer un exit" cuando en español eso es "salir", o el horrible "printear" en lugar de "imprimir" como equivalente al inglés "print", o "deletear", de "delete", por "borrar". Pretender que verbos tan españoles como salir, borra o imprimir dejen de usarse sólo por estas relacionados con una computadora es, en mi opinión, actuar contra la unidad y corrección del idioma.

Trejo,

Lengua y periodismo

El

lingüista

Alberto

electrónico

Gómez

Font,

205

autor del anterior

comentario, considera que si se aceptan cambios como los que ha recopilado Rivas, veremos declaraciones como la siguiente:

"Querido

Jesús: ya que hemos

decidido

emailearnos,

te envío

un archivo para que 10 downloadees a tu ordenador. Lo he

encontrado surfeando en el Web, cliqueando de site en site. Lo puedes pasar a un floppy o printearlo, y si no te interesa

salvarlo 10 deleteas

La directora de la revista Apuntes, especializada en temas de traducción al español, Leticia Molinero, dice sobre la pá- gina de Rivas en la red de redes: "Esa postura de defensa del spanglish se basa no sólo en una crasa ignorancia de las posi-

bilidades del español, sino en una actitud fáctica y servil ante

".29

1.d'

e 1

1",30

.

loma

mg es

.

Pero

más

allá

de las indignaciones

catárticas,

es dificil

ofrecer soluciones a esa evidente distorsión del idioma. Se trata

de frenar, pues el español se encuen-

de

tra en interacción

una tendencia

imposible

con otras lenguas, especialmente el inglés. A

10 mucho, se puede propiciar

un ritmo de simbiosis menos

acelerado y, claro, hace falta acuñar

otras, los términos necesarios para describir acciones antes

inexistente s y que

mática. Como ejemplo de las posturas testimoniales ante estos cambios en el lenguaje, está la propuesta del señor Jorge

Tamayo, director de la editorial Enigma de Barquisimeto, Vene-

zuela,

necesario que haya algún organismo que

a veces,

en

o reconocer

en

ahora

son cotidianas

el uso

de la infor-

recogida

por

el ya citago

Gómez

Font

y que considera

de una vez por todas ejerza su mandato y le ordene al ordenador aceptar el más castizo nombre de computadora, o viceversa; que deje las ristras para los ajos (en la cocina) y utilice cadena para los caracteres del lenguaje binario de la computación, o vi- ceversa. En síntesis, un Cervantes que al fin logre llegar a

29. Alberto GómezFont (1997) "Un nuevo lenguajetécnico: el españolen Internet", PonenciaalllI Coloquio Lenguajey ComunicaciónenCara-

Bajado de la página del idioma español:

cas, Venezuela,febrero

www.webcom.com/rsoca/index.html

206

Comunicacióny Sociedad

Américaatravésde Internetparadefinir elvocabulariofunda-

mentaldeinformáticacastellana.31

Pero no pareceque el idioma españolvaya a ser organi- zado y menos actualizado,de esamanera.Como toda lengua viva, estáabierto a las másdiversasinfluencias. Lo queocurre ~ con la interdependenciaque ya había del español con otras lenguas y con nuevos usos, ahoratiene lugar en un medio de propagaciónuniversal e inmediata. El desliz, la adaptacióno el neologismo que aparecenen Internet, tienen una circulación potencialmentemayor a la que antesalcanzabanotras formas de diseminaciónde nuevosvocablos. En Internet no existentrabaspara decir las mayoreston-

terías

Lo

que sí hay, sonespaciosdedicadosa la discusión y

reflexión delos cambios,así comoa la presenciay vigencia de la lengua española.Divagando por las redes durante la pre- paración de estetexto, encontramoslistas de correo como la

denominada ';~anglish list",

estosasuntos. En el web, o la telaraña como preferirán llamarle los adversariosdel pragmatismolingüístico, hay sitios quereivin-

dican el uso y el estudio del castellano,como La página del idioma español que esmantenida desde Río de Janeiro por el periodista uruguayoRicardo Soca.33Setrata, como dice de su autor, de un intento para "contribuir a la preservación, unidad y pureza de nuestralengua. Busca sumarseasí a otras iniciativas que apuntanabrir en la Internetnuevos y más am- plios espaciosa la comunidadde 400 millones de hispanopar-

en donde a diario se discuten

31. [bid.

32. Las listas de correo en Internetfuncionan por suscripción.Los usuarios intercambianmensajesque recibendirectamenteensu buzónde correo electrónico,pero para participar esnecesarioseraceptadopor el admi-

nistrador de la lista. La "spanglish list"

domicilio: spanglish@eunet.es.Además,una relación de los mensajes insertados en esa lista puede encontrarse,en la world wide web, en:

www.eunet.es/listserv/spanglish

recibe solicitudes en el

33. La página del idioma español: www.webcom.com/rsoca/index.htm1y

también:www.iis.com.br/-rsoca/index.html

Trejo, Lengua y periodismo electrónico

-~~

207

lantes". La página ofrece un índice de publicaciones electróni- cas de América Latina y España, una selección de diccionarios digitales, un espacio para debates entre traductores, ligas a novedades y páginas literarias en la red y a cursos de español, así como una relación de foros de discusión sobre estos temas, entre otros espacios. En la red hay varias páginas sobre el uso del español, en especial de y para periodistas. Recientemente se abrió el foro "Periodismo", de discusión sobre el uso de la prensa en esta lengua.34 Por otra ~arte, existen sitios como el denominado "Español urgente", 5en donde la agencia EFE, "con el propó-

sito principal de aportar criterios que eviten la dispersión

lingüística

y la

invasión indiscriminada de neologismos", ofre-

ce consultas y un vademécum con aclaraciones sobre nombres y palabras difíciles pero de uso frecuente en los medios. En compendios como ése, suelen aparecer ejemplos de las dificul- tades para uniformar el uso del idioma español en nuestros

países. La agencia EFE incluye,

en su glosario, términos que

pueden ser equívocos. Es el caso de una palabra que en México

llega

a tener un significado impensable en otros países y de la

cual,

el vademécum del Español urgente que puede ser consul-

tado en Internet, se ocupa de la siguiente manera:

Coger.Recibida una carta de México enla que senos advertía

sobre la inconveniencia de

de la Agencia EFEsin tener encuentasusignificado enalgunos países de Hispanoamérica, creemos oportuna la siguiente aclaración:

No podemosaconsejara todos los delegadosy corresponsales dela Agencia EFEenHispanoaméricaque dejendeusar elverbo coger, cuandopara la mayor parte de ellos no es malsonante. Lo lógico esque los receptoresde las noticias de EFEsepanque nuestraagenciaesespafiola,y quepor lo tanto haypalabrascon

usar el verbo coger enlas noticias

34. La lista de correosrecibe suscripcionesen: listserv@listserv.rediris.es; enla WWW hay un archivo conlos textos quehan circulado endicha lista: chico.rediris.es/archives/periodismo.htrnl

208

Comunicacióny Sociedad

distintosusosensuspaísesy en el nuestro.A los receptores

correspondecambiar10quepuedaresultarchocanteensupaís,

antesdepublicarloensusperiódicoso detransmitirloporsus cadenasderadioo televisión.36

la altanería La precisión con que de los frecuentemente,desde redactoresdeEFEesrepresentativade la llamada ma- dre patria, se establecencriterios para el uso de la lengua quetodos compartimos. El españolde Españano es sino uno de los varios que sehablan en el mundo, aunquepor supuesto los giros enlos significados de laspalabrasquesepropaganen

cadapaís o

en cadaregión, no permiten que en la difusión de

las noticias

existanversiones idiomáticamente correctas. La

irradiación de los medios de comunicaciónmás modernos y ahora especialmenteInternet, quizá propicie una homogenei- zación en el españolde uso corriente ennuestrospaíses.Con ello perderemosoriginalidad, diversidad y vivacidad. Pero, quizá, gracias a esauniformidad algunoscablesde la agencia EFE dejen de causarincomodidad en otros paísesde lengua

hispana.

La lid por

la

"ñ"

Y las posibilidades

del periodismo

electrónico en español

La Internet es un medio de y para el idioma inglés. Ello no cancelala posibilidad de que existanespaciosenotraslenguas ni el mérito de los que, como hemosvisto, ya hay enla red de redesdedicadosal español.Pero,incluso paraencontrarlos,es preciso hacernuestrasbúsquedaseninglés. Quizá el índice más ambiciosoque hay ahora en Internet seael denominadoAltavista, queno sólo buscaentrelos nom- bres de las páginasenla red, sino que ademáshurgadentro de ellas. En eseíndice, a fines de marzo de 1997intentamosun ejercicio muy sencillo, a través de la página electrónica del CNET,uno de los sitios con mayor información sobreInternet,

36. Vademécum:www.efe.eslvademecum/index.html

Trejo,

J'

Lengua y periodismo

~

-.

electrónico

209

especialmente acerca de novedades tecnológicas,37 le pedimos al localizador de Altavista que buscase todas las referencias

para la palabra español. El resultado fue harto significativo:

cero hallazgos. Pero cuando solicitamos la búsqueda de la pala-

bra spanish los resultados

fueron

abrumadores:

había 659 mil

204 sitios en los que destacaba ese vocablo.

bamos la "eñe" para escribir español, se nos informaba de 258

mil

que la

no

era

Luego,

si quitá-

300 sitios

liga

en Internet

con esa palabra.

Lo que ocurria,

la búsqueda

a la página

desde la cual

hicimos

adecuado

para descifrar

la letra

"ñ".

Pero ya

tenía el software en una indagación

directamente

en la página

de Altavista,

en-

contramos

que hay

88 mil

5 sitios

español,

con

todo y "ñ ". Allí mismo,

el término

con la palabra castellano

aparece

en 40

mil

980 casos. De todos

esos sitios,

el que ese índice

pone

en

primer

lugar,

por considerarlo

más relevante,

es la página

en

web

con

el

currículum

de

una

especialista

computación

en

Florida,

llamada

Roslyn

Castellano.

El segundo

es una com-

pilación

de periódicos

en idioma

español.

 
 

La cibernética,

en algunas de sus expresiones

más especí-

ficas, está reñida con el español. La falta, hasta hace no mucho

países era una expre-

tiempo,

de teclados

sin "ñ"

en nuestros

sión de esa apropiación

nuevas tecnologías. Pero además,

pecto de ellas, les llegamos a endosar culpas que no son nece- sariamente suyas, en la distorsión y simplificación de nuestro idioma. En 1996 fueron célebres las pifias que aparecieron en el diccionario de sinónimos del procesador de palabras Word de Microsoft. Varios usuarios encontraron que el término

sin adaptación

que solemos

hacer de las

a esas tecnologías

y a quienes deciden res-

indígena

era equiparado

a las palabras

"salvaje",

"antropó-

fago",

"caníbal"

o "beduino",

entre otras. Entre los sinónimos

 

de mujer

estaban

"hembra",

"señorita",

"venus",

"criada"

o

"doncella"

pero

en cambio,

para la palabra persona

uno de los

sinónimos

era

"hombre"

y para nada

se mencionaba

allí

a

37.

CNETesunproyectoconjuntodevariasempresasdecomunicacionespara ofrecer infonnación sobrelos vínculos entre la Internet y la televisión:

www.cnet.com

210

Comunicación y Sociedad

-

las mujeres. Homosexual era equiparado con "invertido", "maricón" o "desviado", y lesbiana, con "pervertida" y "vi. ciosa" entre otros presuntos sinónimos. Y así por el estilo. El pequeño escándalo que se desató a mediados de 1996 primero en España y luego al menos en México, fue un tanto repentino porque los procesadores de palabras de Microsoft hacía varios años que incluían equivalencias de tal sexismo y dogmatismo y que se sepa,nadie había reclamado. Además, las mismas acepciones se encuentran en diversos diccionarios de sinónimos, que desde tiempo atrás venían circulando y lo

siguen haciendo,

a revisar las expresiones desatinadas. No faltaron quienes, en

una reacción autodefensiva pero un tanto candorosa, acu- saron a la mencionada empresa fabricante de software de querer

imponer criterios anglosajones, pero al mismo tiempo machis-

tas y segregacionistas, en sus diccionarios

lengua española. La verdad, es que ésaseran acepciones publi- cadas desde mucho tiempo atrás por varios de los diccionarios' convencionales de mayor uso en nuestro idioma.38 Microsoft

se disculpó,

hispana y puso a circular una nueva versión, gratuita para

quienes tuvieran

sin que sus editores hayan sido emplazados

para usuarios en

consultó a especialistas en varios países de habla

la anterior, de su diccionario de sinónimos.39

1

Internet es un espacio que la prensa en español no puede,

no debería desperdiciar. Si el periodismo electrónico sustituirá

o no a la prensa en papel y tinta, es algo que, en realidad,

no nos tocará presenciar. Todavía hay suficiente carencia de

computadoras, módems, conexiones telefónicas y servidores

38. Tenemosa la mano el Gran Diccionario de Sinónimos, VocesAfines e Incorrecciones de FernandoCorripio, publicado en las EdicionesB de Grupo Editorial Z (de Barcelona)en México en marzo de 1991y cuya primera edición es dejunio de 1989.Al parecerel diccionario de sinónimos de Word y otros procesadoresen español(como Works) de Microsoft fue calcadode esaobra.Así quelas acepcionespolíticamente incorrectas o, de plano, discriminatorias, ignorantes u ofensivas,ya transitabanpor nuestrasbibliotecasantesde que fuesenatribuidasa esa corporacióndeprogramasde cómputo.

Trejo, Lenguay periodismoelectrónico

211

de redespara que, durantevarias décadas,la infornlación y el pensamientopor escrito y atravésde los procedimientostradi- cionales sigan manteniéndose.Perono por ello esjustificable que se descuide la expansiónde la red de redes, que a las publicaciones que ya existen impresas en papel les permite aumentarsupresenciay queofrecela opcióndeensayarnuevas formas de comunicaciónperiodística. La preponderancia del idioma inglés tampoco debiera amilanar al periodismo enespañol,aunqueesun hechoqueno podemos ignorar. El periodismo en la red de redesno es ni la panaceademocratizadorani el pozo de confusionesque sus paladines o sus detractoresmás encamizadosafirnlan. Es un recurso,de importancia creciente, en el que hay que saber estar,antesde estarsin ton ni son.Allí como enla prensaescri- ta, cabeninformaciones y calumnias,reflexioneslo mismo que infundios. Yeso sucedeentodos los idiomas. La Internetlo mismo que el idioma soninstrumentospara comunicamos. Si queremosque seaneficientes tenemosque admitir suscambios, sin que esatransformaciónnecesariasea perturbaciónquehagainoperanteso inaccesiblesaestosinstru- mentos.Podemosanalizaro desentrañar,instruir o enseñar,de la mismamaneraqueesfactible causarperjuicio o dañoy decir falsedadeso patrañas,con eñeo sin ella.

, .tI:,

'¡¡

'ji1éifi;"

'"

';,'éit,

~

_\

212

Comunicacióny Sociedad

ANEXO

CUADRO 1

Páginas electrónicas de noticias y medios en español (América Latina y España) y otros países, registradas en los índices YahooJ de Internet

(marzode 1997)1

País

Número

Páginas

Revistas

Perió- Radio

TV Otros2

de sitios

de noticias

dicos

y medios

Argentina

753

38

16

8

3

6

5

Bolivia

69

9

O

8

O

O

1

Chile

333

8

3

4

O

O

1

Colombia

216

15

3

5

5

O

2

Costa Rica

428

7

2

5

O

O

O

Cuba

72

3

O

O

O

O

3

República

Dominicana

125

4

2

2

O

O

O

España

2420

63

22

18

9

4

10

El Salvador

48

2

2

O

O

O

O

Guatemala

72

2

1

1

O

O

O

Honduras

61

4

O

3

1

O

O

~éxico

1716

483

7

19

8

2

124

Nicaragua

46

4

1

O

O

O

3

Panamá

88

5

O

3

O

O

2

Paraguay

24

05

O

O

O

O

O

Perú

212

32

3

5

1

1

226

Puerto Rico

nodo

5

47

1

O

O

O

Uruguay

101

7

O

4

2

1

O

Venezuela

222

11

4

2

2

2

1

Totales

7006

267

708

88

31

16

62

Otrospaíses

Alenuuria

4368

173

72

22

15

41

23

Brasil

2843

72

25

6

19

13

9

Canadá

36308

468

89

39

185

66

89

Francia

2408

75

32

5

12

12

14

Italia

4670

168

89

22

35

8

14

Japón

2011

80

33

7

9

11

20

Reino

Unido

26414

803

64

47

143 457

92

Notas:

1. Estos datos fueron elaboradosa partir de los índices YahooI registrados el26 demarzo de 1997.Como es evidente,hay paísesdeAmérica Latina que no estánincluidos. Ello sedebea queno aparecenentales indices:

www.yahooocom

Tre.l0,Lenguayperiodismoelectrónico

213

2. Aquí incluimos a todas las páginaselectrónicasde medios que no están expresamenteclasificadascomo revistas,periódicos,radio o televisión. Entre ellos seencuentranagenciasde noticias,serviciosdeprocesamiento de información, índices de medios e incluso diarios o revistas que los índices Yahoo!no mencionandentro de esosrubros específicos.

3. Otro catálogo disponible enla red, el México Index, registra enla mis- ma fecha de esta revisión, 54 revistas y 56 periódicos mexicanos con páginas en Internet-aunque algunosde los diarios incluidos sonpubli- cacionesde otros paísesqueincluyen noticias sobreMéxico-.

4. De esosdoce sitios, cuatro correspondena periódicos diarios y otro más

a una revista,aunqueenel índice Yahoo! estánclasificadosfuera de esos rubros.

5. Yahoo! no menciona sitios paraguayosde medios de comunicacióno noticias. Sin embargo, el índice Ascinsa-Paraguaynet registra un periódico diario y, al menos,una revistade esanacionalidad.

6. Yahoo! incluye enalgunoscasosel rubro "current events", para remitir

a páginas en las que se mencionanasuntosde actualidad en donde se

menciona a un país específico,aunquesetrate de sitios de otrasnacio- nalidades. En este caso,las 22 páginasquehemosincluido en"otros" se

refieren al secuestroen la embajadajaponesaen Lima, pero todas esas ligas llevan a fuentesde información no peruanas.

7. Puerto Rico estáregistrado como un estadomás de la Unión Americana

y por eso no hay datos específicosdel número de páginaselectrónicas

originadasallí. De las cuatrorevistaselectrónicasincluidas enesteíndice,

sólo unaestáen español.

8. Descontandolas tres revistaspuertorriqueñasen inglés, tenemos67 en español.

nt ~I;f!:f~.

',,:;-,¡1:I1.\<I¡te fJ\i1~ij~.

"" '. ,\ .,-,Si""1""

'"

éQnt¡llftcaci.¡,n~

,

,)<;,';.t;;Jt1dt~':tfJ,UnJt'~

$; ~;,r¡,¡

'"".',

;,/0,;

1.1.'11

r";(",,,1,

~):.:~

,

,,:~