Está en la página 1de 40

CHAKRAS

Descubre cómo sanarlos


para mejorar tu vida

Eva Lara

Patrocinado por
Merkaba Sanación Akáshica
© Eva Lara, 2017
© de la presente edición, Eva Lara, 2017
Todos los derechos reservados. Se prohíbe el uso y la reproducción total o parcial de este libro sin
el consentimiento escrito de su autor. Se podrán citar frases o fragmentos aludiendo
adecuadamente a la fuente de la que proceden.

Diseño de portada e ilustraciones: MarchDesign


www.marchdesign.nl
Índice
1. El sistema energético

 Las capas del aura


 La matriz etérea
 El sistema de canales
 El doble etéreo y el cordón dorado
 Los chakras

2. CHAKRAS

 Qué son y cómo funcionan


 Los chakras principales
 Los chakras secundarios
 Los chakras elevados

3. Salud energética

 Consejos para mantener limpio el sistema energético


 Ejercicios para los chakras
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

~I~
El sistema energético
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Al igual que el cuerpo físico posee un sistema sanguíneo con venas y arterias que transportan
la sangre, un conjunto de órganos que cumplen distintas funciones para el funcionamiento del
organismo y una estructura ósea y muscular que sustenta todo el sistema, a nivel energético
los seres humanos también poseemos un sistema formado por distintas partes que se encargan
de hacer que la energía fluya adecuadamente, que absorbamos, procesemos y generemos
energía vital y que, en resumen, la vida que nos anima continúe llenándonos por dentro y por
fuera para que sigamos viviendo nuestras vidas, acumulando experiencias de las que aprender
y evolucionando en nuestro camino de desarrollo personal.
Muchas personas, cuando oyen mencionar el sistema energético humano, piensan en los siete
chakras principales, en unos puntos de luz con los colores del espectro, y no van mucho más
allá. La razón de ser de este libro es en parte ampliar esta idea simplista e insuficiente del
entramado energético, ayudar a comprender que este sistema es mucho más que siente puntos
luminosos, es complejo y dinámico, y adentrarse en su conocimiento es una tarea apasionante
que nos aporta una visión tremendamente rica e interesante de lo que somos más allá de lo
que podemos ver a simple vista.
Este sistema que no percibimos con los sentidos físicos pero que es tan real como el que sí
vemos y tanto o más importante si cabe que éste, es un sistema complejo que funciona a
distintos niveles y en diferentes planos de realidad. Consta de diversos elementos de los que
hablaremos en este libro, como la Matriz Etérea y el Cordón Dorado, el Sistema de Canales,
los Chakras y el Aura, así como de aspectos que por su profundidad e implicaciones no
abordaremos aquí, como son el nivel de la Línea del Hara y el nivel de la Estrella del Núcleo.
A continuación veremos con algo más de detalle estas partes pero, ya que el tema que nos
ocupa aquí son los chakras, nos detendremos a hablar con más detalle de estos últimos. De
momento baste decir, de forma muy simplificada, que la Matriz Etérea es la capa energética
que envuelve cada parte del cuerpo físico, el Sistema de Canales es como el sistema
sanguíneo pero a nivel energético, un conjunto de canales por los que viaja la energía y se
reparte por todo el cuerpo, los chakras son como el equivalente energético a los órganos
físicos y el Aura vendría a equipararse a la piel que nos recubre con todas sus capas y niveles.
Como veremos a continuación todo esto es mucho más complejo, así que entremos en detalle
y conozcamos un poco mejor nuestro sistema energético.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Las Capas del Aura y el Cuerpo Etérico

El aura cuenta con siete capas, cada una de las cuales se corresponde con uno de los chakras
principales. Cada capa tiene su función específica y, según ésta, en cada una se pueden
presentar problemas de distinta índole, de manera que dependiendo de en qué capa se
encuentre el bloqueo afectará de una u otra forma a la salud del sistema completo.

La primera capa y más cercana al cuerpo físico es el cuerpo etérico. Éste es un cuerpo
energético denso que recubre externamente al físico. Al estar tan cerca del cuerpo físico, los
bloqueos localizados en él pueden repercutir rápidamente en el nivel material. El cuerpo
etérico atrae energías del exterior (del sol y de la tierra), las acumula y, a través de los
chakras y del sistema de canales, las conduce al cuerpo físico en un flujo vital
ininterrumpido.

La segunda capa del aura es el cuerpo emocional, que se relaciona con el aspecto emotivo
del ser humano: aquí se encuentra la energía de todos nuestros sentimientos y emociones. La
tercera capa es el cuerpo mental; en esta capa encontramos nuestros pensamientos, ya que
este nivel está relacionado con el pensamiento lineal. La cuarta capa está relacionada con el
chakra del corazón, es el nivel en el que amamos individual y universalmente. Ésta es la capa
del nivel astral. La quinta capa es el llamado patrón etéreo, este nivel está relacionado con
la voluntad individual que se alinea con la voluntad divina; al estar conectada con el chakra
de la garganta, se asocia también al poder de la palabra y la responsabilidad por nuestras
acciones. La sexta capa del aura es el cuerpo celestial, que está asociado, como su nombre
indica, al amor celestial, el amor que va más allá de lo humano. El séptimo nivel o patrón
cetérico es una capa que envuelve y protege a todas las anteriores; está relacionada con el
pensamiento elevado y el conocimiento espiritual que integramos en el mundo de lo físico.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 La Matriz Etérea
La Matriz Etérea es un doble energético exacto de nuestro sistema físico interno, una capa
energética que recubre todos nuestros órganos, músculos, tejidos, arterias, etc. como hace el
cuerpo etérico sobre el conjunto del cuerpo físico, pero a nivel interno, envolviendo todas las
partes del interior del cuerpo.

La Matriz Etérea está formada por la energía vital que llamamos “Prana” o “Chi” y se
distribuye a lo largo del cuerpo a través del sistema de canales. Es una capa básica del
sistema energético donde pueden aparecer problemas que afecten a los órganos físicos de
nuestro organismo. La limpieza y sanación de la Matriz Etérea implica restructurar esta capa
energética, con lo que al hacerlo reparamos también el órgano o parte que recubre a nivel
energético. Recordemos que la mayoría de los problemas se generan en el nivel energético
antes de manifestarse a nivel físico.

 El Sistema de Canales

El sistema de canales es toda una red de vías energéticas, también llamadas vasos o “nadis”
(los principales) y “meridianos” (los secundarios) además de innumerables mini-canales que
conectan todo el sistema. Todos estos conductos energéticos recorren el cuerpo y a través de
ellos circula la energía vital, es decir el “Chi” o el “Prana”. A lo largo y ancho de nuestro
cuerpo, poseemos miles de canales de energía que transportan por todo el organismo las
fuerzas vitales necesarias para nuestro funcionamiento y supervivencia.

Los canales más importantes de este sistema son tres nadis principales que conectan los
chakras primarios; existe un canal central llamado Sushumna por donde asciende la energía
vital desde el primero o Raíz hasta el séptimo o chakra Corona, y un canal a cada lado de
éste. El izquierdo, Ida, es el canal lunar que conduce la fuerza mental y regula los procesos
internos del organismo; el derecho, Pingala, es el canal solar y conduce la fuerza vital
preparando al organismo para la interacción con el mundo exterior. Cada uno está asociado a
un hemisferio y, guiados por la respiración, ambos trabajan juntos transportando cíclicamente
la energía y complementándose.

 El Doble Etéreo y el Cordón dorado


Cuando el Cuerpo Etéreo (no el etérico, que es la primera capa del aura, sino el formado por
la matriz etérea y el sistema de canales) llega a cierto grado de desarrollo, se produce un
desdoblamiento que da lugar al Doble Etéreo. Este nuevo cuerpo energético está formado por
el equivalente de la Matriz Etérea, que ahora será la Matriz Energética, y por su propio
sistema de canales, al que se añade el llamado Cordón Dorado o Hilo de Fuego. Este cordón
puede estar activado o no dependiendo del nivel evolutivo de la persona, es decir, del
crecimiento personal que haya alcanzado; en nuestro camino evolutivo llega un momento en
que la parte que llamamos Doble Etéreo se manifiesta y, tras manifestarse, el cordón dorado
se activa.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

~ II ~
Chakras
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Qué son y cómo funcionan


Los chakras son puntos de energía, vórtices en el sistema energético de nuestro cuerpo en los
que confluye una serie importante de canales a través de los cuales se distribuye la fuerza
vital de nuestro ser. Estos centros se visualizan como remolinos de forma cónica, cada uno
con un resplandor de distinto color dependiendo de su frecuencia vibratoria, que viene
determinada a su vez por la velocidad a la que giran.

La energía del campo energético universal que nos rodea penetra por estos vórtices y va
pasando por todas las capas del aura hasta llegar al canal energético principal que recorre
nuestra espina dorsal, desde donde se distribuye por los canales energéticos y de allí pasa a
nuestro sistema nervioso, al sistema endocrino y finalmente a la sangre.

Las funciones principales de los chakras son energizar nuestro campo energético o aura,
procesar las distintas energías dependiendo de su vibración y ayudarnos a desarrollar la
autoconciencia, ya que cada chakra está asociado a unas funciones psicológicas
determinadas. Esto significa que a medida que maduramos en la vida, nuestros chakras van
también madurando, pues al cambiar nosotros los centros energéticos se van transformando y
adaptando constantemente.

Existen chakras principales y chakras secundarios repartidos a lo largo de todo el sistema


energético. Los principales y más conocidos son siete y en ellos confluyen veintiún canales
energéticos; los secundarios son veintiuno (más algunos complementarios) y en ellos se
cruzan catorce líneas de energía. También existen chakras superiores que se encuentran en
nuestro campo energético pero más allá del cuerpo físico. A continuación veremos en detalle
cada uno de estos grupos de centros energéticos, comenzando por los chakras principales,
pasando después a los secundarios y terminando con los que están fuera del cuerpo, es decir,
con los chakras elevados.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Chakras principales

Los siete chakras principales son, en orden descendente:

Chakra Corona o de la Coronilla


Chakra Pineal o del Tercer Ojo
Chakra Garganta
Chakra Corazón o Cardíaco
Chakra Plexo Solar
Chakra Sacro
Chakra Raíz o Base
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Salvo el primero y el séptimo, los chakras tienen una parte frontal y una parte posterior, y
todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal,
por el cual se comunica y se traspasa la energía vital de un punto a otro. Los chakras de la
parte delantera son los llamados “centros sensoriales” y los de la parte posterior son los
“centros volitivos”; esto significa que la función de cada chakra difiere según hablemos de su
parte frontal o posterior.

Un chakra puede hallarse en diversos estados. Decimos que se encuentra equilibrado cuando
funciona correctamente, es decir, recibe energía del campo universal externo y la procesa sin
problemas para que podamos usarla.

El desequilibrio en un chakra puede implicar que se encuentre infrabalanceado, es decir, que


reciba menos energía de la que debería y por tanto procese insuficiente prana; que esté
saturado, en cuyo caso le entra demasiada energía, tanta que no le es posible procesarla
adecuadamente y podría llegar a colapsarse; o que se halle parcial o completamente
bloqueado, lo que significa que no recibe energía apenas o en absoluto del campo universal
y, por tanto, al no procesarla existe un déficit de ese tipo de energía en el sistema energético.

Los chakras son muy dinámicos, por lo que están en constante cambio. Cuando giran en el
sentido de las agujas del reloj reciben energía del campo energético universal y así energizan
todo nuestro campo aural; en cambio cuando giran en el sentido inverso a las agujas del reloj,
es nuestra energía la que sale al exterior provocando el fenómeno de la proyección (lo que
creemos ver como “realidad” no es más que una proyección energética mental o emocional).
Cuanto más lento giren los chakras menos energía fluye a través de ellos y más susceptibles
serán de sufrir bloqueos.

Los bloqueos en los chakras pueden darse por muy diversas causas y pueden estar afectando a
un chakra entero o a una sola parte de éste. El problema puede encontrarse en uno de los
remolinos del cono, en la pantalla protectora del centro energético, en el movimiento (o falta de
éste) o pueden existir también desgarros en distintas partes del chakra. Todo eso se reflejará en
diferentes dolencias, enfermedades o problemas en el cuerpo físico, pues lo que ocurre a nivel
energético pasa antes o después a reflejarse en el plano material.

Puedes encontrar más información sobre los problemas que presenta un chakra en la versión
extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

A continuación puedes leer acerca de cada uno de estos centros energéticos, de manera que
puedas reconocer el estado de tus propios chakras a través de la descripción de los síntomas
cuando están sanos y cuando están bloqueados o funcionando de forma deficiente.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Raíz

El primer chakra rige lo material y lo físico, proporciona la energía que


necesitamos para nuestra supervivencia asegurando lo más básico, como
conseguir alimento, refugio y todo lo necesario para mantenernos vivos.
Se vincula con la energía de la tierra y supone nuestra conexión física
con el núcleo magnético de nuestro planeta, por lo que representa la
parte sólida de las cosas, lo tangible.

El estado en que se encuentre este chakra reflejará el nivel de auto-confianza que poseemos y
el grado de seguridad en uno mismo. Cuando la energía fluye libremente por este chakra se
consigue mantener la calidad y la flexibilidad de la fuerza vital en los momentos de cambio, y
existe una sensación sólida y estable de que la vida es positiva. Por otro lado, su bloqueo
energético puede producir dudas, abatimiento, miedos inconscientes, incapacidad para
asentarse en la vida y una inclinación a los estados depresivos.

Si este chakra se potencia adecuadamente, a través de él se puede percibir la energía


recorriendo nuestro cuerpo, por ejemplo cuando tiene lugar una curación y la energía
sanadora pasa a través de nosotros.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

Chakra Sacro

El segundo chakra rige la procreación, el impulso sexual, las emociones y


los sentimientos en general. Es el centro de la creatividad, el placer, la
salud, la abundancia, la comodidad y el bienestar físico. Es en este centro
energético donde se encuentran los apegos materiales y emocionales.

El equilibrio de este chakra está muy relacionado con la sensación de vacío o plenitud; si
sentimos que no tenemos lo suficiente de todo aquello que queremos, o que lo deseado no
está a nuestro alcance, experimentaremos una sensación de carencia. Cuando esto sucede se
intenta llenar este vacío, de forma consciente o inconsciente, con diferentes sustitutivos
(exceso de comida, sexo compulsivo, adicciones al tabaco, alcohol, juego, etc.) Por tanto, su
desequilibrio se manifestará en actitudes de ansiedad, compulsión, vicios y trastornos
emocionales. En cambio cuando este chakra está equilibrado, nos resulta fácil dar y recibir,
especialmente en cuanto a placer físico se refiere, aceptamos nuestros deseos y también
nuestras limitaciones, la abundancia fluye en nuestras vidas y nos resulta más fácil ser
creativos.

Cuando este centro se potencia adecuadamente es posible desarrollar la percepción


trascendental relacionada con la empatía, por ejemplo se podría percibir lo que otra persona
está sintiendo de manera que notamos en nosotros mismos una pena, una alegría, una
excitación o un dolor que no son nuestros pero que estamos captando.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Plexo Solar

El tercer chakra rige la fuerza, la voluntad, el valor, la iniciativa, la


autoestima, el intelecto y también emociones como la ira y el resentimiento,
está relacionado con nuestra capacidad para aceptar los retos de la vida y con
la identidad personal, la individualidad y el ego. Nos ayuda a enfocarnos
hacia una meta concreta y a asumir responsabilidad por nuestra vida. Es también el chakra que
nos conecta con los grupos de personas a través de los cordones energéticos.

Si la energía de este chakra se reprime puede generar una sensación de frustración,


inseguridad e incluso poco aprecio hacia uno mismo. Aquí es donde también bloqueamos
nuestras emociones de cólera, agresividad, disgusto y miedo al fracaso. Su desequilibrio
puede generar problemas de asimilación y digestión de los alimentos, acidez estomacal,
úlceras, hepatitis o cálculos biliares, al somatizar nuestra inseguridad y desvalorización.
Cuando está equilibrado, nos aceptamos a nosotros mismos y a los demás, sentimos el poder
de la conexión con todos y con todo lo que nos rodea, y poseemos una fuerza capaz de
manifestar cualquier intención ya que la voluntad se mantiene fuerte.

La percepción que es posible alcanzar cuando se potencia este chakra es la intuición (más allá
de lo meramente mental) y también se puede llegar a tener una vaga sensación de la presencia
de ciertas entidades que pueda haber en el espacio en que nos encontremos en ese momento.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

Chakra Corazón

El cuarto chakra rige las emociones conscientes, los sentimientos y la


sensibilidad. Aquí sentimos la energía emocional del Amor. Es el asiento
del espíritu y requiere alegría, amor y paz. También se relaciona con el
concepto que tenemos de nuestros propios límites, hasta dónde podemos
llegar respecto a nuestras metas u objetivos, los límites que imponemos en las relaciones que
mantenemos y hasta dónde permitimos que lleguen los demás en relación a nuestra persona.

Con este chakra cerrado, la persona tiene dificultades para amar sin esperar nada a cambio,
experimenta una ausencia de propósito y significado en la propia existencia y la del mundo,
lo que ocasiona desolación, soledad y sentimientos de desconexión con el entorno y con las
personas que lo habitan. En cabio si este chakra está equilibrado somos capaces de amar
incondicionalmente, de ver la belleza y la luz interna en los demás y en todo lo que nos rodea,
hay armonía y agradecimiento por el hecho de existir y apreciamos el don sagrado de la vida.

El desarrollo adecuado de este chakra para percibir a través de él nos lleva a experimentar el
amor universal e incondicional.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Garganta

El quinto chakra rige la expresión verbal y emocional, así como la


capacidad de comunicación. Las ideas, los sentimientos y las emociones
encuentran forma en este centro. Es el chakra más vulnerable debido a
que está físicamente expuesto al exterior, siendo sensible al frío, a las
corrientes de aire, a la humedad, etc. Además se debilita cuando no somos capaces de
expresar lo que sentimos; un intenso miedo al rechazo puede producir su bloqueo a nivel
energético.

Cuando este chakra está cerrado, la comunicación se encuentra obstaculizada, falta


resonancia con los demás y por tanto también falla la creatividad. Es difícil conseguir el
silencio interior y la tranquilidad, además se potencia el miedo al fracaso y la sensación de
encontrarse en un entorno hostil provoca negatividad que atrae más cosas negativas. Cuando
en cambio está equilibrado, este chakra hace fluir la comunicación, conectamos con los
demás y fomentamos la empatía, facilitamos el éxito y la creatividad aumentando la
satisfacción personal.

Cuando este centro se potencia para la percepción es posible alcanzar la clariaudiencia, es


decir, la capacidad de escuchar más allá de lo que permite el sentido físico del oído, así como
la percepción trascendental de olores y gustos más allá de la realidad material.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

Chakra Pineal

El sexto chakra rige la intuición, la objetividad, la memoria, la


capacidad de aprender, la imaginación y el discernimiento. Este centro
evalúa nuestros encuentros y vivencias como positivas o negativas. El
crecimiento interior y la madurez están profundamente conectados con
este chakra, que en ocasiones nos permite ver la realidad de las cosas sin caer en la influencia
de la ofuscación que producen los aspectos terrenales.

Cuando este chakra está desequilibrado, no somos capaces de ver la realidad y creamos un
mundo propio regido por nuestras creencias erróneas y, por lo general, negativas. Se cierra la
voluntad ejecutiva impidiendo que las ideas se materialicen, lo que ocasiona frustración y
sensación de impotencia. En cambio un chakra pineal equilibrado nos ofrece un
entendimiento claro y certero de las cosas, la capacidad para visualizar y entender conceptos
mentales, así como un mayor poder de manifestación de nuestras ideas en el mundo físico.

La percepción que se puede desarrollar al potenciar adecuadamente este centro es la visión


trascendental o la visión remota, aunque es necesario estimular también la glándula pineal
con los ejercicios adecuados y una limpieza energética profunda de la glándula.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Corona

El séptimo chakra es el nexo de unión del ser humano con el universo.


Funciona como un canal para el flujo de la energía cósmica que se utiliza
en la sanación, en la elevación de la conciencia y en la
enseñanza/aprendizaje. Cuando se activa el chakra coronario y fluye la
energía adecuadamente, desciende sobre el cuerpo, mente y espíritu una serenidad y una paz
muy profundas.

Cuando este chakra está cerrado, la persona tendrá probablemente dificultad para entender
qué es el “sentimiento cósmico” y los conceptos espirituales y metafísicos. También se
dificulta la conexión con el universo y la aceptación de la energía cósmica que este chakra
canaliza. Cuando el chakra corona está abierto, la persona puede desarrollar su espiritualidad
sin problemas, alcanzar un estado de trascendencia de la realidad mundana y obtener una
sensación de plenitud.

Cuando este centro se potencia adecuadamente para la percepción trascendental es posible


lograr un entendimiento más profundo de las realidades espirituales.

Más información sobre la percepción extrasensorial a través de los chakras en la versión


extendida, disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Chakras secundarios

Los chakras menores o secundarios son veintiún puntos energéticos donde se cruzan catorce
líneas de energía. Están situados a lo largo y ancho de todo nuestro cuerpo y cumplen
funciones complementarias pero sumamente importantes, por lo que hay que tenerlos en
cuenta a la hora de mantener la salud energética.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

1. Chakras plantares
Son unos centros energéticos que aparecen como pequeños conos de luz de color negro o gris
ahumado en la planta de los pies. Estos chakras guardan relación con la forma en que nos
movemos en la vida y con nuestra capacidad de “pisar con firmeza”, con nuestro grado de
seguridad en nosotros mismos. Nos ayudan a mantener los pies en la tierra, en sentido
figurado y literal, a no flotar demasiado perdiéndonos fuera de la realidad.
A través de ellos podemos absorber energía vital de la tierra para distribuirla por todo el
sistema, pero también podemos “descargar” la energía que nos sobra y devolverla a la tierra
cuando tenemos un exceso de ella para que no se colapse ninguna parte de nuestro sistema
energético y así mantenernos en equilibrio.

2. Chakras de las rodillas


Estos centros se encuentran en las corvas, la parte posterior de las rodillas, y tienen el aspecto
de pequeños remolinos de unos 4 o 5 cm y color marrón, que giran en ambos sentidos
describiendo ocho giros hacia un lado y ocho hacia el lado contrario. Como todas las
articulaciones, están relacionados con el grado de flexibilidad y de rigidez que tiene la
persona, pero estos chakras concretos guardan también relación con el peso tanto físico como
psicológico que cargamos y con las cosas que no toleramos, así como con nuestros miedos.

3. Chakras de las gónadas


Estos centros energéticos resuenan con el color naranja ya que se relacionan con el chakra
sacro principal y se encuentran en los testículos o en los ovarios; guardan relación directa con
la producción de hormonas (testosterona o estrógenos y progesterona, dependiendo del sexo
de la persona). También se ven afectados por la relación que tuvimos de niños con el padre
(para el chakra del lado izquierdo) y con la madre (para el chakra del lado derecho). Tratar
estos chakras secundarios ayuda a la mujer a disminuir el dolor durante la menstruación y al
hombre a desarrollar su creatividad.

4. Palmochakras
Son los centros energéticos que tenemos en las palmas de las manos. Se trata de unos conos
de luz de color blanco traslúcido a los que se considera conductores de energía sanadora;
podemos captar energía de la tierra y absorberla a través de nuestros chakras plantares,
dirigirla hacia arriba en dirección al corazón y, una vez procesada en el chakra principal
cardíaco, llevarla a través de los brazos hasta nuestras palmas y usarla para la sanación.
Además pueden actuar como antenas que reciben información y energía, al tiempo que
proyectan luz y amor (normalmente el chakra de la mano izquierda recibe y el de la derecha
proyecta, pero depende en su mayor parte de la persona y del funcionamiento particular de su
sistema energético).
Estos chakras se relacionan asimismo con la creatividad, la autoexpresión y la forma en que
nos relacionamos con el mundo; el gesto de dar la mano a alguien que nos acaban de
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

presentar, por ejemplo, es uno de los primeros intercambios energéticos que realizamos con
esa persona y, a través del contacto de nuestro palmochakra con el del otro, obtenemos
información sobre él o ella y también proyectamos parte de nuestra propia energía junto con
información energética sobre nosotros mismos.

5. Chakra subesternal
Este centro, de color verde esmeralda, es un punto reflejo del corazón, se encuentra en la
zona del esternón, por debajo del apéndice xifoides y posee una función muy importante, que
es la de “abrir y cerrar” la red que forma nuestro campo energético personal, como si se
tratara de una válvula; si el chakra se contrae, la red se cierra y deja de haber intercambio
energético con el exterior, con lo que puede funcionar a modo de protección provisional en
algunos casos en que queramos o necesitemos evitar contacto energético con nuestro entorno.
En cambio si el chakra se abre y distiende en exceso, la red se vuelve inestable, corre el
peligro de romperse y se pueden producir fugas energéticas en nuestro campo. Los síntomas
de una fuga de este tipo serían angustia, sensación de vacío o de no ser capaces de conseguir
suficiente aire para respirar (en sentido real o figurado). Es muy importante pues mantener
este chakra en perfecto estado, ya que afecta al funcionamiento de la red energética que nos
rodea y protege.

6. Chakra hepático
Este centro energético presenta un color amarillo citrino y se sitúa en la zona del hígado, en la
parte derecha del tronco. Éste es un chakra que puede desequilibrarse fácilmente debido a una
mala alimentación o a emociones negativas que hayan quedado atrapadas en nuestro sistema
energético, generalmente relacionadas con la ira. Tratando adecuadamente la energía de este
chakra se posible disolver bloqueos relacionados con la cólera, el enojo y la rabia contenida.

7. Chakra del bazo


Este centro se encuentra bajo la axila izquierda y es de color verde claro; presenta una parte
anterior y una posterior. Este chakra funciona como una especie de acumulador energético,
recibe energía del campo universal y la transforma para poder usarla, dirigiéndola a los cinco
primeros chakras principales. Dependiendo del estado de este chakra nos sentiremos llenos de
fuerza y energía o cansados, drenados. También guarda relación con el sentimiento de
pérdida de la dulzura en la vida y su funcionamiento puede verse afectado por las obsesiones
de la mente.

8. Chakras de los senos y los pulmones


Estas dos parejas de chakras comparten el mismo espacio físico pero poseen una vibración
distinta y cumplen diferentes funciones, por lo que los veremos por separado pero como un
conjunto.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Los chakas de los pulmones guardan relación con la muerte pero también con la vida; por una
parte son el lugar de entrada y salida del campo etérico (se dice que los que han vuelto tras
una muerte clínica salieron y volvieron a entrar utilizando estos centros), de ahí su relación
con la muerte, pero también son los chakras que dirigen la energía de los canales energéticos
relacionados con el sistema respiratorio, por lo que están unidos a la respiración y al aliento
de la vida.
Los chakras de los senos representan el nido y la materialización del amor, así como el amor
maduro que se ofrece sin pedir nada a cambio, el amor que vinimos a dar. Esto hace que los
centros secundarios de los senos se relacionen con el chakra del timo, el centro del amor
incondicional. En la mujer estos centros son especialmente importantes ya que al amamantar
al bebé éste no solo toma leche de la madre sino también energía vital que aún no está
preparado para tomar por sí mismo a través de sus propios centros energéticos. En la mujer,
el seno derecho representa al marido y el izquierdo a los hijos, por lo que hay que tener en
cuenta dónde aparecen bloqueos para determinar de qué relación proceden.

9. Chakra del timo


Este centro energético, que toma su nombre de la glándula asociada, se encuentra justo por
encima del cuarto chakra principal, el cardíaco, por lo que también se le llama “chakra del
corazón superior”. Es de color rosa brillante y hace de puente entre los centros principales del
corazón y de la garganta, por lo que también vibra con el color azul turquesa. Es un chakra de
amor universal incondicional que trabaja con las energías de la compasión, la aceptación y la
capacidad de perdonar no solo a otros sino también a nosotros mismos.
Éste es un centro energético especialmente importante en los tiempos actuales ya que ayuda a
procesar e integrar las nuevas energías de vibración más elevada que tenemos actualmente en
el planeta, así como a desarrollar la conciencia de nuestra guía interna y confiar por tanto en
nuestra intuición.

10. Chakra de los omóplatos


Este chakra de aspecto amarillo luminoso y unos 8 o 10 cm se ubica entre los omóplatos, a la
altura de la quinta vértebra dorsal y es un punto reflejo del corazón. Se le conoce como el
“punto de la angustia” porque se ve afectado negativamente cuando sufrimos una pérdida
afectiva que nos produce angustia en el corazón y que, al variar nuestro ritmo cardíaco, afecta
a la circulación de la energía emocional causando una disfunción en este chakra.
Este centro energético procesa la energía de la inspiración, es decir, cuando tenemos una
inspiración normalmente procede de este chakra secundario. También recibe prana solar
(energía del sol) para todo el sistema energético, que se dirige especialmente al corazón si
éste tiene poca.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

11. Chakras de las articulaciones tempo-mandibulares


Estos centros se encuentran en las articulaciones que unen la mandíbula con el hueso
temporal a ambos lados de la cara, delante de las orejas. Son pues un puente entre el cerebro
reptil que regula los procesos automáticos y el cerebro mamífero que procesa los instintos y,
más allá, los comportamientos basados en el libre albedrío. Existe una corriente constante de
ascenso y descenso entre estas dos partes y este flujo de energía pasa por los chakras ATM
(articulaciones tempo-mandibulares).
Estos centros energéticos se pueden ver negativamente afectados por sentimientos como la
insatisfacción, la ira reprimida o los remordimientos, y el desequilibrio aquí puede detectarse
en hábitos relacionados con estas articulaciones como el rechinar los dientes.

12. Chakras de los ojos


Estos centros energéticos situados en los ojos son como antenas receptoras y emisoras de
energía de muy alta frecuencia; a través de ellos entra la energía que se transmite a los
chakras principales del tercer ojo y de la corona. Con su movimiento (giran en sentidos
opuestos, cada uno hacia el exterior de la cara) crean un campo magnético alrededor de las
cuencas. Es por este magnetismo que a veces nos sentimos atraídos por una mirada intensa.
Una importante característica de estos chakras secundarios es que están polarizados, es decir,
la energía de cada ojo es distinta, una es Yin y otra es Yang; así, el ojo derecho expresa la
corriente de Amor o línea del Segundo Rayo, que acoge, abraza e interioriza, mientras que el
izquierdo expresa la Voluntad o línea del Primer Rayo, que exterioriza, es activa e impone su
plan (siendo los Siete Rayos las siete expresiones de la conciencia cósmica).

13. Chakra Alta Mayor


Este centro energético se encuentra situado en la parte trasera de la cabeza, en la base del
cráneo, posee un brillo color broncíneo y se le conoce también como La Boca de Dios, Bindu
o el Lago de Bronce. Su punto de correspondencia en materia densa es la glándula carótida,
en la médula oblongada, y comprende cuatro centros menores que se sintetizan en su interior.
Este chakra expresa la corriente del Tercer Rayo o de la inteligencia activa y ayuda a
controlar la conciencia cerebral diurna, al tiempo que gobierna el funcionamiento básico y la
salud del cuerpo etérico. Conectado con el nervio vago, el Alta Mayor utiliza esta conexión
para regular la respuesta inmune. Conecta asimismo los centros cerebrales superiores con el
plano físico, actuando como puente entre ambos, pero también funciona como portal por el
que pasa la información de los centros inferiores, ya que este chakra es considerado el asiento
de inconsciente inferior.
Como vemos, sus funciones son múltiples e importantes, pero quizá una de las más
interesantes es la que le otorga la denominación de “Caja de Pandora”; este centro energético
contiene las claves del funcionamiento del cuerpo y su diseño, también paquetes de prana
ígneo condensado (lo que le da el color bronce y un sonido sibilante que los clariaudientes
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

pueden percibir) así como las memorias genéticas de todas nuestras vidas, siendo una especie
de almacén del karma y de la herencia espiritual. Esto significa que el Alta Mayor es una
puerta a nuestros Registros Akáshicos personales, pero también una válvula que controla y
censura lo que hemos de recordar (y aquello a lo que no debemos tener acceso) acerca de
nuestras vidas pasadas. El hecho de llamarle Caja de Pandora se debe a que, al abrir este
centro, todas las memorias kármicas aflorarían a la conciencia junto con nuestros instintos
primarios y asuntos no resueltos; si no se está preparado esto puede resultar devastador,
motivo por el cual solo los maestros (de quinta y sexta iniciación) poseen la llave para abrir
esta “caja”.
Por último me gustaría precisar que es posible canalizar la información de los Registros
Akáshicos de diversas maneras y utilizando otras vías de acceso que no requieren abrir este
centro energético; esas formas ofrecen un acceso lógicamente restringido a los registros pero
mucho más seguro y de cualquier forma útil, ya que se obtiene exclusivamente la
información que se necesita en cada caso.

Centros complementarios
Además de los veintiún chakras secundarios, existen varios centros complementarios que
trabajan fundamentalmente sobre las energías del cuerpo físico y que, como su nombre
indica, vienen a complementar el trabajo de los otros centros. Estos pequeños chakras son
numerosos pero entre los más relevantes se encuentran los chakras de los codos, de donde se
puede obtener energía de la tierra, los de los hombros, que equilibran las energías femenina y
masculina, los del paladar, relacionados con los sueños lúcidos, y el chakra soma, del que
brota el néctar de la inmortalidad y que nos ayuda a armonizar cuerpo, mente y alma.

Puedes encontrar información más detallada sobre estos centros complementarios en la


versión extendida, disponible en papel a través de Amazon.
Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Chakras elevados

Como se mencionó al principio de este capítulo, los chakras


elevados son centros energéticos superiores que se encuentran
más allá del cuerpo, se hallan en otras dimensiones de la realidad
y por tanto el acceso así como el modo de trabajar con ellos es
muy distinto al del resto de los chakras que hemos visto hasta
ahora. El estudio detallado de estos centros requeriría una obra
completa, pero no siendo el tema central de este libro me limitaré
a mencionarlos y ofrecer información suficiente para hacernos
una idea básica de su ubicación, significado y funcionamiento.

Los chakras elevados se sitúan tanto por encima como por debajo
del cuerpo (hablando en términos de ubicación física, para
entendernos) de manera que podemos dividirlos en Chakras
Inferiores o Bajos, que son los que se encuentran más allá de los
pies y nos conectan con la tierra, y Chakras Superiores, que se
hallan por encima de la cabeza y nos conectan con el Universo,
las estrellas y los planos superiores.

Cada uno de los chakras superiores tiene su correspondencia con


los centros inferiores, de manera que lo mejor es trabajarlos de
forma conjunta, pues no hay equilibrio si se trabajan por separado.
Donde los inferiores se refieren a la fuerza de la vida, la vitalidad
y los cuerpos más densos del ser humano, la mente y el
pensamiento, en resumen, el mundo de la realidad material, los
superiores hacen alusión a la paz, la luz, el mundo de la
conciencia, así como la claridad de nuestra visión y la
autorrealización.

Antes de trabajar con estos chakras elevados, no obstante, se


requiere que tanto los siete principales como los veintiún
secundarios y sus complementarios se encuentren limpios,
equilibrados y sanos, pues son la base para más tarde pasar a
activar los chakras que se encuentran más allá de nuestro cuerpo.
Comenzaremos viendo los siete chakras bajos para pasar
seguidamente a hablar de los siete superiores.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Bajo 1. La Estrella de la Tierra

Este centro es el primero que encontramos bajo nuestros pies, es de color marrón y nos
conecta con la energía materna de la Tierra, reactivando nuestra base y “agarre” en el planeta;
esto es importante a la hora de canalizar energía desde los centros superiores, ya que si no
estuviéramos debidamente enraizados tenderíamos a flotar demasiado, apartándonos de la
realidad.

Chakra Bajo 2. Portal del Hombre de la Tierra

Este centro se encuentra por debajo de la Estrella de la Tierra y está representado por el
llamado “Hombre de la Tierra”, un ser consciente de sí mismo que se halla unido a los ciclos
de la Naturaleza y que vive en consonancia con la influencia del Sol y de la Luna. Este
chakra, en caso de estar funcionando correctamente, nos ayuda a comprender el lenguaje de
la Tierra y a sentir la Naturaleza para vivir en armonía con ella.

Chakra Bajo 3. Portal Intraterreno

Bajo el Portal del Hombre de la Tierra, este centro es una puerta a la sabiduría de los mundos
ocultos. En el nivel de existencia donde encontramos este portal es donde habitan los
llamados “maestros intraterrenos”, unos seres de gran sabiduría, elevación y conciencia.

Chakra Bajo 4. Portal Dévico

Este centro se encuentra por debajo del Centro Intraterreno, se trata de un portal verde y
cálido que nos comunica con el plano de los devas y los elementales de la naturaleza, los
seres que crean la materia que conocemos utilizando la Energía Vital.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Bajo 5. Portal de la Semilla de Luz

La semilla del ser es una semilla de energía que nuestro Yo Superior plantó en la Tierra la
primera vez que llegó a este planeta, y la ofreció como regalo amoroso a Gaia por acogernos
en su seno y permitirnos desarrollarnos aquí como seres humanos. Este portal nos conecta,
pues, con el inicio, con nuestra llegada y con la energía pura y brillante que sembramos
entonces en nuestro nuevo hogar.

Chakra Bajo 6. La Estrella del Ser

Este centro energético es la estrella madre de nuestra energía en la Tierra, representa la


esencia femenina, materna, que crea vida y le da forma. Una vez activa, esta estrella permite
realizar viajes interdimensionales así como traspasar la materia, crearla y deshacerla.

Chakra Bajo 7. La Estrella del Yo en Unidad

A unos 20m bajo nuestros pies se encuentra este centro, que supone la estrella más brillante y
representa al ser humano en unidad con todo lo que existe en la Tierra. Desde este chakra
sentimos la unidad, somos conscientes de que no estamos separados de todo lo que vemos a
nuestro alrededor y de que tanto el sufrimiento como el gozo de cada ser en el planeta es
también nuestro sufrimiento y nuestro gozo.

8º Chakra. Portal de la Paz Interior


Este centro elevado superior está justo por encima de nuestra cabeza. Nos conecta con el aquí
y el ahora, con el momento y lugar presente en el que existimos, y nos ayuda a comprender
que el tiempo no existe, ni el pasado ni el futuro, tan solo un eterno presente; nos anima a
aceptar la atemporalidad de la realidad.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

La Estrella de la Iluminación

Este centro se encuentra a 1,10 m sobre nuestra cabeza y suelen tenerlo activado los
trabajadores de la luz y canalizadores de las energías celestes que están al servicio de los
demás y del planeta. Cuando se dice que una persona “ha nacido con estrella” significa que
ya trae abierto, desde el nacimiento, este centro energético, que la estrella está activada; estas
personas poseen una luz especial que irradian y que las guía en medio de la oscuridad.

9º Chakra. Portal de la Hermandad

Este centro superior conecta a las personas dispuestas a trabajar la luz en hermandad, el
chakra Portal de la Hermandad de todas estas personas crea una red de luz al unirse unos a
otros. En realidad todos estamos conectados a esa red, pero solo quienes tienen este centro
elevado activo pueden trabajar a través de ella.

10º Chakra. Portal de la Sabiduría

Este centro energético externo nos conecta con los planos donde se encuentra la sabiduría del
planeta. Cuando este centro funciona correctamente nos es posible, a través de él, acceder a
los Registros Akáshicos.

11º Chakra. Portal del alma

Este centro abre la conciencia de luz, es la puerta de la Ascensión y del entendimiento más
allá de las realidades materiales. Es el chakra elevado que simboliza la totalidad y también el
Yo Superior.

12º Chakra. Portal del Yo Superior

Este centro elevado nos conecta con nosotros mismos y todo lo que somos, conecta a todos
nuestros yoes, nuestro pasado, presente y futuro, lo que hemos sido, somos y seremos; nos
conecta con la Fuente de todo lo que es y con nuestro Yo Superior.

13º Chakra. La Estrella del Yo Cósmico (Portal del Universo)

A unos doce metros de la coronilla, más allá de la Red Crística personal, se encuentra este
centro elevado llamado la Estrella del Yo Cósmico y también conocido como el Portal del
Universo. Esta puerta es el paso previo a la iluminación, a la consecución de un estado de
conciencia superior.

Para saber más sobre los chakras elevados, en la versión extendida, disponible en papel a
través de Amazon, puedes encontrar información sobre cómo activarlos.
Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

~ III ~
Salud energética
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Consejos para mantener limpio el sistema energético

Existen diversas formas de mantener tu sistema energético en condiciones óptimas. Por


supuesto llevar un estilo de vida sano es importante si queremos mantener sanas nuestras
energías; procura hacer ejercicio, beber mucha agua, llevar una dieta saludable comiendo de
forma moderada y evitando sustancias nocivas (no solo me refiero al tabaco y el alcohol sino
al exceso de conservantes, colorantes, potenciadores de sabor en los alimentos, abuso de
medicamentos, etc.)

Las piedras y cristales son también de gran ayuda en cuanto a energías se refiere; existen
varios cristales que pueden ayudarte a limpiar los campos energéticos, tanto los de tu entorno
como los tuyos propios. Colócalos en la mesilla de noche, en tu espacio de trabajo o llévalos
contigo en el bolso, en forma de colgante, anillo, etc… Recomiendo no juntar demasiados
cristales distintos en el mismo sitio, pues se puede crear caos energético o contrarrestar los
efectos curativos, pero por lo demás los puedes usar con total libertad.

Aquí tienes una lista resumida de los más recomendados para la limpieza de energías según el
tipo de sanación que necesites o desees aplicar.

Puedes hallar información ampliada sobre el uso de cada cristal en la versión extendida,
disponible en papel a través de Amazon. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

Amatista: limpiador sanguíneo


Ámbar: limpia los chakras y las energías del entorno
Ágata fuego: limpia bloqueos energéticos
Calcita: potente limpiadora, retira la energía estancada del cuerpo
Cornalina: Limpia otras piedras y el entorno
Cristal de roca: Disuelve semillas kármicas y es un poderoso sanador
Cuarzo citrino: desintoxica la sangre y limpia el entorno
Cuarzo rosa: elimina impurezas del organismo
Fluorita: limpia y purifica, repara daños en el ADN y regenera la piel
Heliotropo: limpia la sangre y los chakras inferiores
Jade: limpia, filtra y elimina residuos, además de retirar toxinas del cuerpo
Lapislázuli: Limpia órganos y huesos
Larimar: especialmente indicada para los meridianos
Malaquita: absorbe la polución y la radiación, y elimina el exceso de
electromagnetismo
Olivino: libera y neutraliza las toxinas a todos los niveles
Selenita: desengancha entidades adosadas
Sodalita: limpia la polución electromagnética y elimina la radiación
Turmalina negra: limpia el aura, retira bloqueos energéticos y expulsa la energía
negativa del cuerpo
Turquesa: disipa energías negativas y bruma electromagnética
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Para saber más sobre la limpieza de energías con piedras y cristales, puedes leer este artículo
en mi blog de la Brújula de Cristal: Limpieza energética con cristales.

La meditación es otra forma de mantener tu campo energético sano. Hay muchas formas de
meditación y lo mejor es que encuentres la que más se adapta a ti, la que te resulte más
natural y cómoda y mejor se amolde a tu situación. Puedes usar una visualización, técnicas de
respiración, mudras, mantras, grabaciones con meditaciones guiadas, hay múltiples
posibilidades. Te dejo a continuación un ejercicio que te puede ayudar a elevar la frecuencia
vibratoria y por tanto a mejorar el estado de tu energía, se llama “estado vibracional” y se
realiza de la siguiente forma:

Cierra los ojos y relájate, concentra tu atención en el cuerpo etérico, la energía que
te recubre externamente y que puedes apenas notar en contacto con tu piel. Siente ese
pequeño cosquilleo desde los pies a la cabeza; si enfocas tu atención en una mano,
por ejemplo, te será más fácil notar la sensación de calidez que genera la energía de
tu cuerpo sutil.

Ahora, simplemente por el poder de tu voluntad, mueve y sube toda la energía que
puedas a la cabeza, encima de la misma, alrededor del chakra de la corona. Ve
subiendo la energía por los pies, piernas, tronco, brazos, etc. hasta acumularla en la
cabeza, hazlo con el pensamiento, visualizándolo y sintiéndolo. Una vez acumulada
parte de la energía en la cabeza, muévela mentalmente hacia abajo, recorriendo todo
el cuerpo, hasta que llegue a los pies. Mantenla ahí un momento y luego vuélvela a
subir hasta la cabeza, recorriendo todo el cuerpo, sintiendo cómo se mueve.

Para poner a vibrar toda esa energía, hay que ir incrementando la velocidad y la
intensidad del movimiento de subir y bajar desde la cabeza a los pies y viceversa. Es
una cuestión de voluntad. Hazlo cada vez más rápido de forma que vayas arrastrando
en cada pasada bloqueos que puedan existir en cualquier parte del cuerpo, es como ir
barriendo y así limpiando todo tu sistema energético de sustancias de baja vibración.

A medida que vas incrementando la rapidez, notarás que empiezas a “vibrar”; no te


preocupes y deja que ocurra, no es otra cosa que el cuerpo etérico entrando en una
especie de resonancia. Deja que sigan esas vibraciones, pues están desenganchando
energía atascada, bloqueada. Puedes dejar actuar este efecto durante unos minutos y
luego, poco a poco, hacer que cese y volver al estado inicial para terminar el
ejercicio.

También puedes optar por hacer una limpieza de bloqueos energéticos con una lectura de
Registros Akáshicos. A través de la lectura de registros se canaliza la información sobre los
bloqueos y posteriormente se realiza la sanación. Si quieres saber más sobre los Registros
Akáshicos y las lecturas para sanación de bloqueos, puedes encontrar información detallada
en este enlace: Mejora tu salud energética con sanación akáshica.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

En el caso concreto de los chakras, hay numerosos recursos que puedes utilizar para
mantenerlos en buen estado. En el siguiente apartado encontrarás ejercicios para poner a tono
tus chakras y mantenerlos funcionando adecuadamente. Para cada uno de los chakras
principales puedes elegir entre varios tipos distintos de ejercicios según tus preferencias… ¡o
realizarlos todos si lo prefieres! 

También puedes encontrar una versión ampliada de estos ejercicios y más herramientas en la
versión extendida, disponible en papel a través de Amazon.
Para adquirir el libro, haz clic aquí.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

 Ejercicios para los chakras

Para mantener los chakras en buen estado y


funcionando con fluidez, puedes realizar distintos
ejercicios, como las asanas o posturas de yoga, que
son posiciones del cuerpo utilizadas para activar y
dirigir la energía de forma tanto física como
energética; también puedes utilizar sonidos, olores,
aceites esenciales, hacer visualizaciones o valerte
de piedras y cristales para reactivar los chakras que
más atención necesiten.

Ten en cuenta que ningún chakra trabaja solo. El


sistema energético es holístico y por tanto todas
sus partes se interrelacionan. El triángulo inferior
(el primero, el segundo y el tercer chakra) se
encarga de la eliminación, mientras que el
triángulo superior (quinto, sexto y séptimo chakra)
se enfoca en la acumulación. Estos triángulos
confluyen en el cuarto chakra, el del corazón,
punto esencial de equilibrio entre estas dos fuerzas.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra raíz *Muladhara*

Ubicado en la zona del perineo, rige la columna, los huesos, uñas,


recto, intestino grueso, próstata, la sangre y las células. El elemento
asociado es la Tierra, su color es el rojo y tiene su reflejo en el
talón interior del pie.

Lo puedes estimular con el olor a tierra, a cedro y a clavo (especia), con aceites esenciales de
verbena y pachulí, con los sonidos de la naturaleza y ritmos monótonos, básicos, así como
con música arcaica. También con el ejercicio físico y actividades que te pongan en contacto
con la tierra, como la jardinería o la agricultura.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son el Granate, el Hematites y las
Ágatas (especialmente la de fuego).

Asana o postura de yoga: Loto – Padmasana

Sentado con las piernas cruzadas, dobla la rodilla derecha y


coloca el pie derecho sobre el muslo izquierdo con la planta
del pie hacia arriba. Con las manos lleva el pie hasta la
ingle. Dobla la rodilla izquierda y coloca el pie izquierdo
sobre el muslo derecho con la planta del pie hacia arriba. De
nuevo con las manos lleva el pie hacia la ingle. Junta las
rodillas. Mantén la espalda recta, las manos sobre los
muslos. La palma mira hacia arriba con el dedo pulgar y el
índice juntos. Mantén esta postura entre 30 y 60 segundos.
Para salir de la postura, usa las manos para levantar los pies
de los muslos, gira los tobillos para liberar la tensión.
Alterna la posición de los pies la próxima vez.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra raíz como un círculo de
cuatro pétalos que gira envuelto en una luz roja. Visualiza tierra, los pies firmes en el suelo,
siente la firmeza y la seguridad, siéntete conectado con el núcleo del planeta. La tierra te
transmite ganas de vivir, te invade una energía poderosa que te llena de vitalidad; esta
corriente de energía entra por las plantas de tus pies y sube por las piernas hasta la zona
donde se encuentra tu chakra raíz. Al recibir la energía de la Tierra gira rápidamente
envuelto en un resplandor rojizo. Este resplandor se amplía, crece a medida que respiras y
llena todo tu cuerpo y tu aura. Después va retrocediendo hasta que envuelve solo tu chakra
raíz. Lentamente puedes abrir los ojos y salir de la meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Sacro *Svadisthana*

Ubicado dos dedos por debajo del ombligo, rige la pelvis, los
órganos reproductores, riñones, vejiga y los jugos corporales. El
elemento asociado es el Agua, su color es el naranja y tiene su
reflejo en el prepuente del pie.

Lo puedes estimular con el olor a sándalo (también en aceite esencial) y a Ylang Ylang, con
el murmullo del agua que corre y escuchando cantar a los pájaros, así como con música
popular y alegre. También con baños aromáticos calientes, ejercicios aeróbicos acuáticos y
masajes.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son la Cornalina y la Piedra de Luna.

Asana o postura de yoga: La cobra – Bhujangasana

Túmbate boca abajo. Presiona tus palmas contra el suelo a la altura de tus hombros. Usa los
músculos de tu espalda para elevar tu cabeza y el torso superior, luego usa tus brazos. Estira
tus brazos, arquea la sección torácica de tu columna vertebral. Mira hacia adelante. Mantén la
posición de 15 a 30 segundos, después vuelve a la posición inicial y relájate.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra sacro como un círculo
de seis pétalos que gira envuelto en una luz anaranjada. Visualiza agua, siente la comodidad
de estar flotando, el bienestar y el placer, tu vida está plena y te sientes creativo mientras
flotas plácidamente. Una sensación de calidez y sensualidad te invade y te sumes en esa
placidez. La luz anaranjada que cubre tu chakra sacro se va expandiendo, brilla cada vez
más y crece hasta llenar todo tu cuerpo y tu aura con su resplandor anaranjado. Después
haz que vaya retrocediendo poco a poco hasta cubrir solo el chakra sacro. Abre lentamente
los ojos mientras vas saliendo de la meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra del Plexo Solar *Manipura*

Ubicado dos dedos por encima del ombligo, rige la espalda baja,
abdominales, el sistema digestivo, el estómago, hígado, bazo,
vesícula, páncreas y el sistema nervioso. El elemento asociado es el
Fuego, su color es el amarillo dorado y tiene su reflejo en el puente
del pie.

Lo puedes estimular con el olor a lavanda, romero y bergamota, con aceite de azahar y
eneldo, y con música orquestal. También leyendo libros educativos, con juegos mentales y la
luz del sol.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son el Ojo de Tigre, el Ámbar y el
Cuarzo Citrino.

Asana o postura de yoga: El guerrero –


Virabhadrasana

De pie, da un paso lateral para separar los pies un metro.


Inspira y levanta los brazos a la altura de los hombros con
las palmas hacia abajo. Gira el pie izquierdo 90 grados y el
derecho unos 60 grados a la izquierda. Al espirar, dobla la
rodilla izquierda hasta formar un ángulo de 90 grados para
que el muslo izquierdo esté horizontal respecto al suelo.
Inspira mientras levantas los brazos por encima de la
cabeza y presiona las palmas en posición de oración. Las
caderas, pecho y cara están girados a un lado. Baja las
pelvis y aguanta 30 segundos mientras respiras
uniformemente. Repite el ejercicio con el otro lado.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra del plexo solar como un
círculo de ocho pétalos que gira envuelto en una luz amarilla. Visualiza fuego, siente cómo
tus miedos, atorados en la boca del estómago, salen hacia fuera y, situados ante ti, les haces
frente y los derrotas. Tras esto te sientes seguro de ti mismo, seguro de tu conexión con el
universo y de tu lugar dentro de éste. Vuelve a visualizar el círculo de luz amarilla que
envuelve tu chakra plexo solar y lo hace girar, haz que se expanda y que su resplandor llene
todo tu cuerpo y tu aura. Después hazlo retroceder lentamente hasta cubrir solamente tu
tercer chakra. Abre los ojos suavemente mientras vas saliendo del estado de meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Corazón *Anahata*

Ubicado en el centro del pecho, rige el corazón, la espalda alta, el


pulmón inferior, la sangre, el sistema circulatorio, la piel y la
glándula timo. El elemento que lleva asociado es el Aire, sus colores
son el verde y el rosa, y tiene su reflejo en la curva del pie.

Lo puedes estimular con esencia de rosas, aceite de nardos y violeta, música New Age o sacra
y con danzas sagradas. También dando paseos en la naturaleza y pasando tiempo con
familiares y amigos.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son el Cuarzo Rosa, la Turmalina y el
Jade.

Asana o postura de yoga: El arco - Dhanurasana

Túmbate en posición prona con los brazos junto al


tronco y la frente apoyada en el suelo. Inspira, dobla
las piernas hacia atrás y sujeta firmemente los
tobillos con las manos. Puedes sujetar los pies si te
resulta difícil sujetar los tobillos. Inspira y levanta
del suelo al mismo tiempo la cabeza, el pecho y los
muslos. Respira profundamente y mantén a posición
durante 20 segundos. Espira para soltar las piernas y
descansa las extremidades y el cuerpo en el suelo.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra del corazón como un
círculo de doce pétalos que gira envuelto en una luz verde. Visualiza aire, siente que el amor
inunda tu pecho y una profunda alegría te llena el corazón, los sentimientos y emociones que
ya no te sirven salen de tu corazón y dejan su lugar al amor, a la bondad y a la compasión.
Vuelve a visualizar el círculo de luz verde que envuelve al chakra cardíaco, ve cómo se
expande y envuelve con su resplandor todo tu cuerpo y tu aura, va creciendo a medida que
respiras. Luego haz que vaya retrocediendo hasta volver a iluminar solo el cuarto chakra.
Abre los ojos lentamente mientras vas saliendo de la meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra de la Garganta *Vishuddha*

Ubicado en la zona de la garganta, rige el cuello, las cervicales, la


barbilla, las orejas, los conductos respiratorios, los bronquios, el
pulmón superior, el esófago, los brazos y la glándula tiroides. El
elemento asociado es el Éter, su color es el azul claro y tiene su
reflejo en la base de los dedos del pie.

Lo puedes estimular con el olor a salvia y eucalipto, con aceites esenciales de lavanda y de
vainilla, con el sonido de las olas del mar y con tonos superiores, así como con música
meditativa que incluya cantos. También cantando, declamando poesía y con conversaciones
significativas.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son la Aguamarina, la Turquesa y la
Calcedonia.

Asana o postura de yoga:


El puente – Setu Bandha Sarvangasana

Comienza tumbado con los brazos junto al tronco. Dobla las rodillas, con los pies sobre el
suelo separados 30 centímetros. Acerca las plantas de los pies a los glúteos. Agarra los
tobillos con las manos. Inspira para levantar las caderas del suelo y luego la espalda. Arquea
la columna para levantar más las caderas. Respira de forma uniforme y mantén la posición
durante 20-30 segundos. Suelta los tobillos y baja suavemente las caderas y las espalda hasta
el suelo.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra de la garganta como un


círculo de dieciséis pétalos que gira envuelto en una luz azulada. Visualiza el éter, ve ante ti
una persona a la que nunca has dicho lo que sientes y díselo, mientras lo haces te sientes
seguro de ti mismo y en paz, siente cómo las palabras brotan con fluidez desde tu garganta y
cómo abandonan tu cuerpo dejando paz. Vuelve a visualizar el círculo de luz azulada que se
expande más allá del chakra y crece hasta llenar todo tu cuerpo y todas las capas del aura.
Después ve cómo va retrocediendo hasta envolver solamente al quinto chakra. Abre
lentamente los ojos mientras vas saliendo del estado meditativo.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chackra Pineal o del Tercer Ojo *Ajna*


Ubicado entre las cejas, rige los oídos, ojos, nariz, senos
paranasales, cerebelo, la glándula pituitaria y el sistema nervioso.
No tiene ningún elemento asociado, su color es el añil y tiene su
reflejo en la parte media de los dedos del pie.

Lo puedes estimular con el olor a menta y a jazmín, con aceites esenciales de sándalo y de
canela, con sonidos tranquilizadores, música New Age y música Clásica (especialmente de
J.S. Bach). También con meditación y por medio de la autoapreciación.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son el Lapislázuli y la Sodalita.

Asana o postura de yoga: El niño - Balasana

En una posición de rodillas, siéntate sobre las piernas, espira y lentamente inclínate hacia
delante hasta apoyar la frente en el suelo mientras mantienes las manos cerca de los tobillos a
ambos lados del cuerpo. En esta posición las piernas quedan plegadas y la espalda estirada
haciendo un arco. Mantén la posición durante unos 20-30 segundos. Al volver a incorporarte
hazlo muy lentamente y con cuidado para no marearte.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, luego visualiza el chakra del tercer ojo como un
círculo de noventa y seis pétalos que gira envuelto en una intensa luz de color añil. Visualiza
algunas de tus vivencias (elige una positiva y una negativa) de la forma más objetiva posible
y entiende que ambas te han ayudado a evolucionar día a día y a convertirte en la persona
que ahora eres. Haz las paces con ambas vivencias, acéptalas e intégralas como parte de ti,
una parte más que te ha llevado a ser quien eres actualmente. Vuelve a visualizar el círculo
de luz añil que envuelve tu sexto chakra y ve como se expande por todo tu cuerpo llenando
también toda el aura. Luego haz que vaya retrocediendo hasta la posición inicial en que
cubre solo al chakra pineal. Abre los ojos lentamente mientras sales de la meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakra Corona *Sahasrara*

Ubicado en la coronilla, rige el cerebro y la glándula pineal. No tiene


ningún elemento asociado, su color es el violeta (también el blanco
puro) y tiene su reflejo en la punta de los dedos del pie.

Lo puedes estimular con el olor del incienso y el loto, con aceites esenciales de sándalo y de
canela, con el silencio y con música que te traslade a tu centro, a tu interior. También
escribiendo regularmente sobre tus sueños e inventando cosas.

Las piedras con las que mejor se trabaja este chakra son la Amatista y el Cristal de Roca.

Asana o postura de yoga: El perro – Adho Mukha Svanasana

Túmbate en posición prona con los brazos a


los lados. Separa los pies unos 10 cm con
los dedos hacia fuera. Dobla los codos y
coloca las manos junto al pecho. Presiona
las palmas contra el suelo, con los dedos
ligeramente separados y hacia delante.
Mantén los dedos de los pies alejados del
suelo. Eleva el tronco hasta una posición
arrodillada a cuatro patas. Gira los dedos de
los pies hacia dentro y levanta las caderas
en línea recta. Estira los talones hacia abajo. Relaja el cuello y estira la espalda para bajar la
coronilla. Empuja con los talones. Mantén la posición durante 30 segundos, respirando de
forma uniforme, luego incorpórate suavemente.

Meditación usando la visualización:

Ponte a tono centrándote en la respiración, después visualiza el chakra de la corona como


un círculo de mil pétalos que gira envuelto en una luz blanca y brillante. Visualiza un haz de
luz pura que penetra en tu cabeza por la coronilla y fluye por todo tu cuerpo inundándote de
una sensación de profunda serenidad, te sientes liviano y en paz, la energía del universo
penetra por su séptimo chakra y se extiende por todo tu cuerpo llenándolo de luz sanadora.
Luego se expande capa a capa por tu aura, recargándola y energizándola. Vuelve a
visualizar el círculo de luz blanca muy brillante y pura encima de tu cabeza, envolviendo
solo al chakra corona y haciéndolo girar. Ve abriendo los ojos lentamente mientras sales del
estado de meditación.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Sobre la autora

Licenciada en CC de la Información, escritora, investigadora de lo metafísico, sanadora


energética y divulgadora de temas relacionados con la espiritualidad y el crecimiento
personal.
Su búsqueda interior se inició hace décadas guiada por un deseo de
autoconocimiento. Como investigadora de todo lo que afecta energéticamente al ser
humano y movida por una curiosidad innata sobre los mundos sutiles, a lo largo de los
años se ha interesado por diversos temas metafísicos, terapias alternativas y desarrollo
personal.
Comenzó a canalizar hace más de diez años y a formarse en Registros Akáshicos y
sanación energética por medio de cristales, Feng Shui, creación consciente de la realidad y
sanación akáshica. Uniendo los conocimientos que fue adquiriendo a sus experiencias tanto
de sanación como del manejo de energías y crecimiento personal, creó Merkaba Sanación
Akáshika, desde donde se dedica a ofrecer lecturas de registros para la sanación de bloqueos,
estudio del perfil espiritual y limpieza energética de espacios entre otros servicios.
Autora de La brújula de cristal, un oráculo de cristales creado originalmente por ella para la
consulta con el Yo Superior a través del uso de gemas y piedras, ha publicado también varias
novelas de ficción de trasfondo esotérico, iniciación y desarrollo espiritual.
Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida

Chakras
Descubre cómo sanarlos para mejorar tu vida
Ya está disponible la versión en papel, donde podrás encontrar más información sobre el
sistema de chakras y otras herramientas para mejorar tu estado energético.
La versión ampliada cuenta con una sección de cuaderno de trabajo que incluye:

 Métodos para determinar el estado de tus chakras


 Ejercicios para auto-diagnosticar con el péndulo
 Interpretación de los movimientos del péndulo
en el diagnóstico de chakras
 Fichas de trabajo para llevar un control
del estado de tus chakras

Puedes conseguir la versión ampliada en formato papel a través de Amazon.

También podría gustarte