Está en la página 1de 7

Saltar al contenido

Microorganismos Eficientes Medio ambiente


y Biotecnología ecológica
 HOME

 QU IENES S OMOS

 C ONTAC TO
MICROBIOTA, MICROORGANISMOS EFIC IENTES

Los cinco grupos de los Microorganismos


Eficientes
Publicado por MICROORGANISMOS EFIC IENTESelMAYO 6,
2013
Organización del mundo microbiano
Conforme al orden natural, el mundo microbiano se puede clasificar, de
una manera genérica, en tres grupos: el grupo de microorganismos
regeneradores, el de los desintegradores, y el de los neutrales. La vida
natural es un sistema cambiante, diverso y colectivo. Del mismo modo,
el mundo microbiano está formado por una gran diversidad biológica,
entre los que se encuentran las bacterias, levaduras y hongos, que se
organiza en comunidades creando biotopos estables. Estos biotopos no
permiten la reproducción excesiva de colonias individuales, ya que los
microbios siguen al grupo que domina, organizando colectivamente el
medio. Los microorganismos que están presentes en esta tecnología son
del grupo de los regeneradores, siendo capaces de proteger el equilibrio
y la salud del medio natural, de detener, directa o indirectamente, el
proceso de descomposición y putrefacción en todas las sustancias, y de
generar sustancias bioactivas.
Microorganismos que componen esta tecnología

Los Microorganismos Eficientes proceden de cinco especies diferentes:


bacterias fototróficas o fotosintéticas, bacterias ácido lácticas, levaduras,
actinomicetos y hongos de fermentación. Estos microorganismos son
muy conocidos, puesto que se llevan utilizando en medicina y en la
producción de alimentos desde la antigüedad, siendo muy beneficiosos
para los suelos, agua, plantas, animales y, por supuesto, para el ser
humano. Como se ha indicado en post anteriores, los microorganismos
que constituyen la fórmula de esta tecnología no han sido químicamente
sintetizados ni alterados con ingeniería genética, simplemente han sido
seleccionados de la misma naturaleza por sus cualidades beneficiosas y
se han puesto a actuar juntos.
Bacterias fototróficas o fotosintéticas
Las bacterias fototróficas o fotosintéticas se encuentran en el arroz, en
las algas verdes y en cualquier componente del suelo. Son
microorganismos autosuficientes que aprovechan la luz solar y el calor
del suelo como fuentes de energía para sintetizar las sustancias
beneficiosas generadas por la segregación de las raíces, materia
orgánica o gases nocivos (como el sulfuro de hidrógeno). Las sustancias
útiles que sintetizan las bacterias fototróficas son ácidos nucleicos,
aminoácidos, sustancias bioactivas y azúcares. Estos metabolitos o
moléculas producidas durante el metabolismo son asimilados
directamente por la planta fomentando su crecimiento. Además, al
actuar como sustratos permite el crecimiento de las bacterias
fototróficas en los suelos, lo que favorece la multiplicación de los demás
microorganismos eficientes.
La actuación de la bacteria fotosintética o fototrófica segrega sustratos
que, por ejemplo, incrementan las reservas de aminoácidos o
componentes nitrogenados, los cuales generan a su vez un aumento de
la cantidad de VA (vesicular / arbuscular) micorriza. La VA micorriza
proporciona fósforo a la plantas e intensifica la solubilidad de los
fosfatos en los suelos, y además mejora la disposición para asentar el
nitrógeno, puesto que puede coexistir con el Azotobacter como bacteria
fijadora de nitrógeno.

Bacterias ácido lácticas (Lactobacillus plantarum)


La bacteria del ácido láctico se utiliza para elaborar alimentos y bebidas,
como el queso, yoghurt o pickle, desde hace mucho tiempo, porque
generan ácidos a partir de azúcares y carbohidratos derivados de las
bacterias fototróficas y las levaduras. El ácido láctico producido por esta
bacteria, al ser un eficaz esterilizador, es capaz de atacar a los
microorganismos nocivos y estimular la descomposición de la materia
orgánica. Además, favorecen la fermentación de materiales, como la
celulosa, impidiendo que se produzcan daños por la putrefacción de
estos materiales. Otra capacidad muy importante de la bacteria ácido
láctica es la de eliminar la proliferación del fussarium (microorganismo
patógeno que causa enfermedades en los cultivos). El aumento de
colonias de fussarium hace que la planta sea más débil, lo que provoca
la aparición de nematodos. Con la intervención de las bacterias de ácido
láctico, se eliminan los fussarium y, con ellos, los nematodos.
Actinomicetos o actinobacterias
Los actinomicetos o actinobacterias son una categoría de bacterias Gram
positivas. Tienen una estructura intermedia entre las bacterias y los
hongos, y contienen varias de las formas más características de la vida
en la Tierra. Generalmente, los actinomicetos están en la tierra y
desempeñan una función ecológica esencial en la descomposición de la
materia orgánica, reciclando las reservas de nutrientes en la tierra y
creando el humus. A partir de los azúcares y aminoácidos que producen
las bacterias fotosintéticas y la materia orgánica, los actinomicetos
generan sustancias antimicrobianas que pueden eliminar hongos
perjudiciales y microorganismos patógenos. Los actinomicetos y las
bacterias fotosintéticas pueden coexistir, de modo que las dos especies
juntas aumentan la actividad microbiana, regenerando la calidad de la
tierra.
Levaduras
Las levaduras son usadas para elaborar pan, cerveza, vino, etc.
Son hongos microscópicos unicelulares capaces de descomponer
materias orgánicas a través de la fermentación, especialmente hidratos
de carbono o azúcares, generando diferentes sustancias. Las levaduras
sintetizan y utilizan las substancias antimicrobianas que intervienen en
el crecimiento de las plantas, a partir de los azúcares y aminoácidos
producidos por las bacterias fotosintéticas, así como las de la materia
orgánica y de las raíces de las plantas. Las levaduras producen
sustancias bioactivas, como las enzimas y hormonas que aumentan la
actividad celular y la cantidad de raíces. Además, segregan susbtratos
que son útiles a determinados microorganismos efectivos, como los
actinomicetes y las bacterias productoras del ácido láctico.

Hongos de fermentación
Los hongos de fermentación, como el Aspergillus y la Penicilina, son
capaces de descomponer rápidamente la materia orgánica, produciendo
esteres, alcohol y sustancias antimicrobianas. Este proceso genera la
desodorización y evita la aparición de gusanos e insectos nocivos.