Está en la página 1de 6

lutini,Hugo y Berry Be" , Parentescoritual. Estructuray

:'

:

evoluci6n histórica del sistema de compadrazgo en la T/axcala rural, Fondo de Cultura Económica, México,

1989, p.58-68

11. EL COMPADRAZGO EN PERSPECTIVA:

PARADIGMA

y TIPOS

COMPADRAZGOEN PERSPECTIVA

LA INSTlroCIÓN del compad'razgo o parentesoo ritual es una de las caracterís- ticas más universales de la estructura social de la sociedad indígena y mestiza

I rural en Iberoamérica. Con excepción de las sociedades tribaJes -y

aun

algunas de éstas, especialmente en la selva tropical de América del Sur, tienen alguna forma de compadrazgo- cada grupo étnico. cada cultura y subcultura y cada sistema social y subsocial al sur del río Orande poseen esta institución de alguna u otra forma. Aun en los Estados.Unidos existen probablemente .varios millones de mexicano-norteamericanol y puert~rriqueños que conti- núan participando en un sistema de compadrazgo. Por supuesto. la institución no está confinada a Iberoamérica. como Mintz y Wolf (1950)y Foster (1953) han señalado. Todavfa existe en la Europa mediterránea. su lugar de origen, de donde fue traída al Nuevo Mundo por 101españoles y portugueses. Es también bastante probable que el parentesco ritual. en formas análogas y hORlÓlogasal compadrazgo. pudiera existir en muchos sistemas sociocultura- les por todo el mundo. El compadrazgo es importante desde el mero punto de

vistacuantitativo.

.'

Este estudio,.sin embargo. se concentrará en una parte de América Latina (y por extensión a otras). donde el compadrazgo parece haber alcanzado su más alto grado de complejidad y elaboración. y donde es todavía un importante mecanismo social en los niveles social y subsocial. Dentro de lberoamérica, en la llamada América nuclear -las áreas andinas y mesoamericanas~ es probablemente donde el compadrazgo ha recibido la mayor atención de los antropólogos. porque aquí es donde mejor se puede observar en funciona-

miento como u

estas áreas el compadrazgo está tan extendido que podria ser un fuerte candidato para el segundo lugar en la lista de "universales culturales" de la zona. superado en importancia sólo por la familia nuclear. Tal vez esta universalidad del compadrazgo ha llevado a muchos antropólogos a creer que sabemos bastante acerca de su estructura y del lugar que ocupa dentro de las culturas y sociedades de las cuaJes forma parte. Un prominente mesoameri- canista comentó cierta vez: "Todo el mundo quiso escribir sobre el compa- drazgo, y ahora ¿qué hay por decir sobre el tema?" . dejando implícito. por lo tanto, que todo 10 importante ya había sido dicho. Difícilmente,' es el caso. Dada la alta incidencia del compadrazgo en Mesoamérica, sabemos relativa- mente poco, a no ser por unas cuantas generalizaciones acerca de los tipos de compadrazgo, varias de sus funciones. algunas de lUSimplicaciones ceremo- niales y la configuración superficial de su lugar dentro de segmentos sociales

parte integral de muchos asentamientos etnográficos. En

a

~':

EL COMPADRAZGOEN PERSPECfIVA

",.

másgrandes. Esto no es poco frecuente en la ciencia. porque CQmoChomsky

(1968:21-22)ha señalado. la materia sqjeto de nuestras investigaciones puede ser tan familiar que realmente no la vemos en absoluto y tendemos a dar por sobreentendido muchos conceptos y datos observables que necesitan expli- cación. Este es el caso del compadrazgo, y el concepto todavía necesita ser

analizado en sus aspectos histórico. estructural, comparativo y acultural. No

existen monografías que aborden exhaustivamente el compadrazgo desde los

puntos de vista estructural. funcional o comparativo. Sin duda. la mayoria de los estudios sobre la comunidad incluyen información acerca del compa-

a ser dispersa y a menudo

drazgo. pero ésta tiende a no estar estructurada.

superficial.y tales estudios rara vez muestran el compadrazgo como una parte de la estructura social. Hay unas cuantas exc~pciones (pos ter, 1967; Gillin.

1945;Panons,

1936;Paul, 1942; Reina, 1966;Spice, 1940;Villa Rojas. 1945).

peroni aun éstas son descripcionescompletas del compadrazgo.Desde un .

punto de vista comparativo e híbrido-cultural, tal vez la mejor información se

Mintz y Wolf.

'1950:Ravicz. 1967).pero nuevamente aquí, no hay nada que se acerque a un

encuentra en ciertos artículos (poster,

1953; Gudeman, 1m;

modelo de lo que es el compadrazgo.

la mera universalidad y familiaridad de la institución del compadrazgo ha Uevadoa los antropólogos a pensar que todos los sistemas de compad!'l""zgo son esencialmente lo mismo, y lo que realmente cambia de "aso a CBS' 'J6n

simplemente los tipos (o sea las etiquetas) y hasta cierto punto sus fucci~nc

generales contextuales.

tan extendida como el compadrazgo

modelo o teoria que dé cuenta de su incidencia o sus formas estructurales.

Debemos concluir, por lo tanto. qu~

Mucho más serio es el hecho de que una institución

nunca ha estimulado la búsqueda de un

Ya que presentaremos en el Apéndice una critica completa de la bibliografía

anteriores sólo

están dirigidos a aquéllos que creen que la institución es una unidad apropiada de estudio e intentan recalcar el hecho de que permanece inadecuadamente

descrita y teóricamente inexplicada. El doble propósito de esta monografía es

demostrar que el compadrazgo

penetrante de lo que la literatura etnográfica indica, y mostrar que puede interpretarse como el concepto central en ~Ianálisis de la soc¡edad y cultura regionales y comunales. Durante toda la monografía. desempeñamos un doble

es una institución mucho más compleja y

sobre el compadrazgo en América Latina. los comentarios

papel: como tradicionalistas, describiremos el orden institucional total de los tipos de compadrazgo y situaremos la institución dentro de sus marcos comu-

nal y regional adecuados; como buscadores

más apropiados. nos abocaremos

que han estado ausentes por mucho tiempo en estudios etnol6gicos Yetnográ- rICossobre América Latina.

de herramientas

conceptuales

a varias técnicas metodol6gicas Yanalíticas

EL

PARADIOMA DE COMPADRAZGO EN BELÉN

Es buena medida empezar el análisis de una unidad o institución social con una descripcióp general -el paradigma. si se desea- de aquello que los actores mismos consideran como los fenómenos sociales propios del estudio.

60

BL SISfBMA DE COMPADRAZGO

En primer lugar, esto pemúte al antropólogo establecer los parámetros de extensión funcional y estructural desde el principio, y por lo tanto marcar la línea de partida para el análisis. Esta técnica facilita el trablÜo del analista al implantar la extensión e intención de las reglas ideales que gobiernan el sistema y la conducta real de sus actores. En segundo lugar, considerar la matriz del análisis desde el principio según la dicotomía entre conducta ideal y real facilita la extrapolación de lo que se espera culturalmente que la gente haga, y lo que en realidad hace por decto de constreñinúentos económicos, religiosos o sociales espec{ficos. La distinción que los teóricos del plan hacen entre las reglas que estructuran la estratagema y las opciones individuales de

los actores que la representan

cas) debe ser una parte integral del análisis. Entre los científicos sociales, los

antropólogos

les organizados permanentemente y sus instituciones tienen reglas definidas, y de que estas reglas se rompen; más a menudo de lo que se cree, sin embargo, tendemos a olvidar la interdependencia de estos dos aspectos de los fenóme-

(normas de procedimiento

y normas estratégi-

socia-

están más conscientes

de que los sistemas o subsistemas

nos sociales. Por lo tanto, este procedimiento goza del m6rito de no permitir al analista olvidar los caracteres complementarios en explicaciones adecuadas y descripciones de paradigmas deterministas o mecánicos por un lado, y de paradigmas fortuitos o estadísticos por el otro. Esto se vuelve especialmente

verdadero al tratar con Instituciones sociales tales como el compadrazgo,

cuales encielTan un gran nlÍmero de opciones con respecto a la cantidad (es

decir tipos de compadrazgo

sea, lugar de origen, posición econónúca

nes que un individuo tiene al pld'ticipar en "el Juego cultural". Todo esto indica en gran medida que lo que hemos podido conseguir conceptualmente respecto al compadrazgo es una serie de descripciones que recalcan casi exclusivamente sus aspectos legales, en detrimento de su funcionamiento real, porque hay muchas descripciones del compadrazgo que especifican las condiciones bl\Jo las cuales un individuo escoge entrar en una relación de compadrazgo (ver Deshon, 1963; Thompson, 1971). Ya que la institución del compadrazgo tiende hacia elllmite de diferenciación máxima (cf, Nutini, 1965: 723) -o sea, que es un fenómeno altamente estadístico, en la temúnolo- gia de Uvi-Strauss, la primera herramienta para su análisis debe ser pn paradigma estocástlco que delinee la gama de alternativas de los actores individuales y especifique las restricciones religiosas, económicas y sociales de sus elecciones. Empezaremos entonces., con el conocimiento que c::o~cientemente tiene el adulto bien informado en Belén acerca de la institución del compadrazgo. Existen 31 ocasiones en los ciclos socioeconónúcos, ceremoniales y vitales de Bel6n en los .cuales un hombre o una mqjer, en algunos casos niños, y frecuentemente grupos de individuos, pueden entrar en relaciones de compa- drazgo. Cada ocasión corresponde a un tipo de compadrazgo y cada tipo tiene aspectos ceremoniales, religiosos, económicos y sociales especificos, los cuales varian en importancia simbólica e Intrinseca y en el grado de i!Jstitucio- nalización de los sucesos y las actividades que los diferentes tipos requieren. Estos tipos están divididos en general en dos clases, prescriptivos y preferen- .

las

preferenciales

y prescriptivos)

ya

la calidad (o

y social, edad, etcétera) de eleccio-

EL COMPADRAZGOEN PBRSPECTIVA

6t

clales. Los prescriptivos están caracterizados por la fuerte necesidad de acatarios y por las sanciones religiosas, sociales y algunas veces econónúcas . en que incurren los individuos que no cumplen con ellos. Los preferenciales, cuando no son observados, no provocan sanciones sociales o econónúcas. Varian en el grado de importancia que la gente les asigna, y esta estima Individualde su importancia es la consideración primordial para su estableci- miento. Sin embargo, los dos o tres tipos de compadrazgo preferencial más importantes conllevan, si no sanciones sociales, al menos presiones definidas sobre el individuo que no establece estas relaciones de compadrazgo. Sin considerar la distinción entre compadrazgo prescriptivo y preferencial, la gente reconoce un número de clases de compadrazgo como los más Importan-

tes según los atributos

ciclo vital Y ceremonial,

establecer lazos de compadrazgo durables y satisfactorios. Existen 10de este tipo: 1) bautizo; 2) casanúento; 3) confannación; 4) primera comunión; oS) primera piedra o bendición de casa -estos dos tipos son Intercambiables; 6) bendición de santo o imagen; 1) parada de cruz de entieIT0;8) parada de cruz (por la inauguración de un nuevo horno, molino de nixtama1 o tienda); 9) acostada del Niño Dios; 10) parada de cruZ de Actiopan. De éstos, .los

números 1),2),3),4),5),1) y 10) son prescriptivos, y 6), 8) y 9) son preferen-

ciales. Los otros 21 tipos de compadrazgo

dos como secundarios desde el punto de vista

lamitad de estos casos se ejercen diferentes presiones sobre la persona que no

cumple los requerimientos.

Belén, cerca

sociales y religiosos intrinsecos

relacionados

con el

o según de práctica tradicional

y la mcUorforma de

en el sistema pueden ser considera-

social y religioso, pero tal vez en

en

por cualquier

Del nlÍmero total de tipos de compadrazgo

partes

(21) son contraídos

de las dos terceras

y sólo una tercera parte puede decirse que es

realmente opcional. La gente hace dos divisiones más dicotónúcas de los tipos de compadrazgo,

de

compadrazgo. A la primera categoría

am'ba, con excepción de 2), 1) Y8). Sin embargo, deberia subrayarse que desde el punto de vista analítico o conduCtual esto no significa que los tipos de compadrazgo con una base principalmente religiosa sean intrinsecamente más importantes que aquéllos que son primordialmente sociales; tampoco significaesto que la calidad e intensidad de conducta asociada con los prime- ros sean necesariamente de mayor Importancia estlUctural. DO hecho, no es

fácildeterminar por qUé la gente clasifica el casamiento y la parada de cruz de entierro como tipos de compadrazgo social, cuando son, obviamente, más

de tipo religioso. En ningún momento caracterizar los tipos de compadrazgo

como religiosos implica que ocupen un lugar más alto en la escala conductual

o ideológica. Por ejemplo, la primera comunión

pl'tscriptivas,

digamos, que la

parada de cruz y la parada de cruz de entierro, una de las cuales ni siquiera es

hecha por la

prescriptiva. La segunda clasificación de tipos de compadrazgo

gente de Bel6n está relac1onadacon el carácter plÍblico o privado de los

actora

drazgo comprometen

miembro de la comunidad,

y la primera

se encaqa

del carácter

social

o religioso de la relación

colTesponden

todos los tipos citados

y la confirmación,

aunque

son incuestionablemente

menos Importantes,

y 101acontecinúentos

asociados.

Las relaciones privadas de compa-

a dos individuos o a dos grupos de individuos (mediados

62 EL SISTEMADECOMPADRAZGO

por el objeto ostensible de la relación) sin implicaciones sociales o religiosas más allá de sus esferas de acción. Las relaciones públicas de compadrazgo

implican no sólo a los individuos o grupos de individuos,

comunidad como un todo o números de individuos significativos

socialmente, quienes participan, al menos temporalmente., en los sucesos, actividades Ypatrones conductuales de los primeros actores (los compadres).

Los tipos de relaciones de compadrazgo caracterizados como públicos son

religiosa o

sino también a la

permanentes sólo para los primeros actores, porque después de un periodo o una sola ocasión para la cual la relación fue establecida, los patrones de

conducta

y las obligacionCl) y tareas asociadas ya no tienen continuidad.

Esto

setá aclarado más adelante,

por el momento sólo estamos interesados

en el

propio conocimiento

'El compadrazgo

parejas, o un número establecido de gente aan (parientes y no parientes) a través del vínculo de una persona, imagen, objeto u ocasión.' Sin duda, el vínculo es la causa necesaria de la relación de compadrazgo, porque sin la mediación de una persona, imagen, objeto u ocasión (la entidad mediadora) es imposible establecer tal relación. Pero tan central como es para el sistema desde el punto de vista estructural, la entidad mediadora no es en sí de vital importancia, y cuando todos los atributos funcionales del compadrazgo han sido determinados, este aspecto minimiza relativamente su importancia. Esta dimensión del compadrazgo es expresada claramente por los beleños cuando señalan que aun en los casos en que figuran personas como entidades media- doras, una vez que las ceremonias de iniciación han terminado, el ahüado I'e convierte en una figura pasiva del sistema económico y social resultante, el cual es completamente dominado por los padres, los padrinos y sus allegados. Por supuesto, esto es más obvio en los casos en que la entidad mediadora es o una imagen religiosa o un objeto simbólico o material o una ocasión, y donde este elemento central estructural del sistema de compadrazgo es usado mera- mente como un medio para establecer la relación. Este es el sentimiento explícito de la gente,la cual, a pesar de los apremios social~s o religiosos a que está sometida, digamos, los padrinos de bautizo de un niño o de la bendición de una imagen, tiene en primer lugar en mente las razones religiosas, econó- micas o sociales exógenas para contraer la relación. Entonces, formalmente

que los beleños tienen del compadrazgo.

es una relación que se establece

entre dos individuos.

I De8de elte tradicionalmente

punto de vllta, el IllIema de compadtaz8o en Bek!n va máa allá de lo que

ha lldo deac:rito como compadrazaO,

el decir, la relación entre padrel,

padrinol

, y ahijadosen el cumplimientode dlvenol

pectos

del ciclo aoclo-rell¡losode vida (en especial,

bautlamo, matrimonio y confirmación). NI por un momento sUlerimos que el Ilstema de compa-

drazao en Bek!n difiera sustanclalmente de la mayor parte de otroSllstemaa que se describen en la

en

esta relación trládlca,

vos. del sistema.

universales del sistema de compadrazao de Mesoamirica y de muchas reslones en Amirica del

que se refieren

al ahijado, tienen poca Importancia en el cOfÚUntototal del compadlU80. Hablando histórica- mente, no es posible nClar que el modelo oripnal del compadlU80 se basó en la triada padre- padrino-ahijado, pero que, hablando sincrónicamente, el compadlU80 representa un sistema mucho mAsamplio. Tambk!n es obvio que no es posible desentenderse de la entidad medlata.slno que debemos ponerla en su contexto estructural apropiado.

Sur. y que los aspectos en que Intervienen relaciones intermedias, en especial 1

literatura,

sino simplemente

que los antrop6l08os

de Jos

pectos

han modelado

mb

sus descripciones

basándose

olvidándose

amplios, eltNcturalmente

que priva en Selin

contiene

mAssilnificati-

muchos raS80s

Estamos

seauros de que la situación

EL COMPADRAZGOEN PERSPECTIVA

63

hablando, el vínculo sl\!eto-objeto del compadrazgo juega un papel estructu- ralmente pasivo, mientras que el vínculo sl\!eto-objeto viene a jugar 'el papel

primordial en la cadena de conducta del compadrazgo.

para los beleños es la extensión de ciertos patrones de conducta económicos, religiosos y sociales, que tienen poco que ver con el medio, las razones o circunstancias b;ijo las cuales fueron iniciados. Si los requisitos religiosos y

sociales iniciales -la prescripción de encontrar padrinos para ocasiones del. ciclo ceremonial, o un patrocinador para ocasiones sociales importantes

desaparecieran de repente de la sociedad de Belén, esto no alteraría básica- mente el sistema, porque la gente encontraría fácilmente requisitos sustitutos en otros campos de la conducta social para continuar la función básica de la

relación de compadrazgo.

estructural del compadrazgo tural.

Lo que es importante

Esta actitud

evidencia claramente

que la función

es completamente

diferente de su forma estruc-

La estructura

del compadrazgo

contiene un gran número de aspectos me-

cánicos; o sea, que las partes componentes

son completamente

de cada tipo están bien integradas,

institucionalizadas.

conocidas para la gente y altamente

Además, la conducta de los actores de cada tipo es altamente uniforme, y la

en cada

suceso y acción asociada con cada tipo de compadrazgo.

caso con los veinte tipos prescriptivos y altamente preferenciales. Las normas e ideales que regulan la selección de los padrinos, el tiempo y la ocasión para establecer una relación de compadrazgo, las tareas y obligaciones implícitas en la relación, la extensión de patrones de conducta, las opciones alternativas de ceremoniales y rituales de término de compromiso, y en general todo

aspecto estructural

la mente de las personas, y las desviaciones de estas normas

siempre en forma clara en

Al menos este es el

gente después de cierta edad invariablemente

sabe cómo comportarse

del compadrazgo

permanecen

están controladas

porla maximización de metas específicas o aspiraciones de los actores princi- pales que intervienen. En relación a la función del compadrazgo,la gente hace

una distinción

minuciosa entre los actores primarios (aquéllos que

toman parte inmediatamente en el arreglo "contractual") y los actores secun-.

darios (la gente -parientes

la relación), y ésta es una dimensión importante en el análisis del compa-

que por extensión es afectada por

bastante

y no parientes-

d~go.

'

Cada tipo de compadrazgo tiene pasos, tareas y obligaciones específicos, y una variedad de acontecimientos sociales y ceremoniales pertinentes: Al

Mismotiempo, los patrones de conducta asociados con cada modelo varían en calidad e intensidad, tanto con la posición que el tipo de compadrazgo ocupa

en la jerarquía consistente de

como con las aspiraciones y objetivos indi.viduales que llevan a establecer la relación. Esto implica que cada tipo de comp~drazgo tiene algunos atributos

intrínsecos y extrínsecos que deben ser c~)Rsiderados al escoger con quién se quiere establecer. una rClación de compadrazgo, pero este aspecto opcional magnificado es independiente de la causa para establecer la relación en sí

misma. Por ejemplo, todos en Belén deben encontrar

ocasiones en la vida y en el ciclo ceremonial, pero a quien tino escoja, depende

modelos desde un punto de vista social, así

padrinos

para varias

de una ~ariedad de consideraciones econpmicas y sociales que no tienen nada

6:4 EL SISTEMADE COMPADRAZGO

que ver con el ~uisito en sí.2 De cualquier modo. todos los acontecimientos, acciones y patrones de conducta relacionados con cada tipo de compadrazgo son siempre acatados por los particlpan~s. como corresponde a una práctica altamente institucionalizada. Una vez que un individuo entra en una relación de compadrazgo, sabe qué esperar y cu4Jes son sus tareas y obligaciones, y hace el firme propósito de ~umpllr con las .normas que le son impuestas por la relación. Una de las fuentes de disc;ordia más serias en la sociedad de Be- lén. que va más allá de la esfera de inOuencia de la casa familiar y de la fa.

milia extensa no residente. es la incapacidad de la lente. ya sea individual o colectivamente. para cüecutarde modo adecuado las obligaciones contractua- les ImpJrcltas en las relaciones de compadrazgo.

. Esta, exégesis nos lleva a una distinción

hacen con referencia a las relaciones de compadrazgo:

pedirfe a alguien que forme parte de una relación de compadrazgo. y la de ser invitado. Para empezar. la posición estructural de una persona que le pide a

otra que sea su pariente

~xtensión. t~as las personas relacionadas con los actores principales) es completamente diferente. Cuando uA" le pide a "B" que consienta en una

muy importante

que los beleños

la gran diferencia entre

que es invitado

(y por

ritual y la del individuo

relación de compadrazgo. "A"

le estA pidiendo a "B"

que incurra en

ciertas obligaciones religiosas. sociales y económicas que más tarde serán rcciprocadas por" A" . pero las cuales. al menos inicialmente. son a menudo más altas para uB" que para "A'~ (si pasamos por alto los banquetesceremo-

influye en el futuro de la

relación. Además.

por definición. colocarse a sí misma en la obligación de la persona que ha

recibido la invitación. y esto también tiene un papel prominente para moldear

el futuro de la relación. Estos dos aspectos. por supuesto.

balanceados en Ip.red total de compadrazgos de cualquier individuo. ya que la

promedio en Belén muestra que durante su vida. un

tantas veces como él

lo solicita a otros.

pudiera fácilmente rehusarse a verse comprometido? Se regula por medio de

dos principios interrelacionados: nadie puede rehusarse a formar parte de una

relación de compadrazgo

mano que aquellos a los que se les solicita aceptarán. La gente se aferra fervlentemente a estos principios y el hecho de violados se considera de muy malas maneras. Uno podría pensar que esto es en principio un$ concepción Idealizada. pero no lo es. La gente de Belén concibe el compadrazgo como una

relación -.grada.

importante en el sentido social. En la sociedad de Belén. la institución del

compadrazgo es uno de IQsmecanismos importantes del control

sociales. y la gente tiene cuidado de no desviarse de esta forma de estructura

niale~. que son siempre ~s).

y ~sta desigualdad

la persona que solicita la relación do compadrazgo

debe.

están más o menos

carrera de ~ompadrazgo

individuo es invitado a ser compadre aproximadamente

.PcI'Q¿cómo se regula el sistema. cuando parece que uno

de cualquier tipo. y debe saberse siempre de ante.

No sólo en el sentido religioso

sino

sin duda y en forma más

y la conducta

 

.

.

-.

,

.

lA

nuatro

Juicio. la mayoría de 101eatucliOlIObre

el compadru¡o

te hu

ocupado

primo

dlalmeatede

aun upectomucho

les deben hacer para obtener

.

100atpeCtOl mcc6n1C01 '1Deccarlotdel

IIIÚ Interetante,

~te~alaeleec:l6n

múltnaa

metu

';

comp8druao.

pero han dado poca atend6n que 100partldpantealodlvldua-

POIter,

eapedflca

aoc:IaIea o ec:on6m1cu (ÑIII~ ,

1969: 263).

',.

EL COMPADRAZGOi:N PERSPECfJV A '

.

I

65

mecánica. La función de compadrazgo que se desprende de esta interpreta- ción de su forma estructural no corresponde, sin embargo. a lo que la gente

sostiene que se logra con el sistema del compadrazgo. Están peñectamente conscientes de que las relaciones de compadrazgo de cada tipo, y el sistemae~ general, tienen una variedad de funciones ceremoniales, religiosas. económi.

a las preguntas

cas y sociales bien definidas. Sin embargo, las respuestas

acerca del lugar que ocupa el compadrazgo en la estructura social de la

comunidad, o el valor de relaciones de compadrazgo específicas, fueron

siempre inciertas o evasivas; sus respuestas concretas cOlTCspondían en gran

medida a los patrones

con los tipos de compadrazgo, y no hubo evaluación que diera cuenta y juslificara la existencia del sistema (su función). Esto es, tal vez, más bien la

de conducta

y a actividades

particulares

relacionadas

regla que la excepción con referencia a la observación

datos y no es de sorprender

dada (inconsciente) del significado de la forma y de los patrones de conducta

estructurados

en relaciones de compa-

persisten teniente descui.

y a la recolección

de

que la gente estuviera

los cuales podían muy bien describir.

Hombres, mujeres y niños pueden comprometerse

drazgo, tanto como actores primarios e iniciadores de sus diferentes tipos y como objetos mediadores. Entendiendo las reglas de cuándo. cómo, y con

quién los hombres, mujeres y niños particiPan en el sistema se puede llegar al meollo para' comprender cómo opera la estructura del compadrazgo en Belén. Los diferentes tipos de compadrazgo están caracterizados por las posiciones

estructurales y los papeles que hombres, mlÜeres y niñosjuesan

Los niños no son confinados a los papeles pasivos de objetos mediadores. sino

que pueden integrarse como actores primarios por su propio derecho en

varios tipos de sistema. entender las funciones

en el sistema.

para

y el análisis de estos ejemplos

materiales

y simbólicas

'

es importante

del compadrazgo

(Forbes,

1911).

Este es, entonces, el paradigma consciente del compadrazgo elaborado por

y fiel de la realidad del

sistema etnográfico en Belén? Sf y no. Sf. hasta donde lo que ha sido descrilo corresponde a la estructura formal de compadrazgo y a la naturaleza de los patrones de conducta asociados con él. El conocimiento y el estar consciente

en forma inmediata de estos aspectos del compadrazgo están ampliame!1t e

No,

difundidos y precisados

la gente de Belén, excepto que aquí está descrito

algo simplificada. ¿Puede esto considerarse

en forma más abstracta

un retrato

en Belén.

en relación

con las funciones

de

compadrazgo en sus tipos variantes particulares. y a lo que logra dentro de la

negativa significa,

entonces, que el paradigma consciente

mejor debe ser.inferido lógicamente del análisis de la estructura. Obviamente.

los paradigmas consciente e inconsciente en Belén difieren substancialmente,

y una ayuda subsidiaria del análisis resultante será determinar a qué se debe esto. Como un principio general, cuanto más mecáriiGOsea el sistema o el subsistema, habrá menos discrepancia entre el paradigma consciente del

debe ser lUustado a lo que sigue. o

estructura social general de la comunidad

Esta

respuesta

vulgo y el an4lisis cuanto más estático

estructural.funcio.nal

(fortuito)

del antropólogo.

Inversamente,

habrá

sea el sistema

o el subsistema,

más

discrepancia.Aún más, lafunciónes inferidade la estructura, por lo menosen

66 EL SISTEMA

DE COMPADRAZGO

:

.If.

EL COMPADRAZGOEN PERSPECTIVA

67

el nivel analítico, y por lo tanto, más apta para 'revelar discrepancias entre los

paradigmas conscientes

tenemos,

estroctura de compadrazgo, pero por otro lado, tenemos un paradigma de sus

funciones oculto y confuso etnográflCa.

a la realidad

la

arras y anillos; y siete madrinas (sólo) de lazo, ramo, libro, rosario, pañuelo, pastel y cola.

3. Confirmación.

4. Parada de cruz de entielTO (PCE).

5. Primera Comunión.

e inconscientes.

Este

es

el caso

de Belén donde

exacto

de

por un lado, un paradigma

consciente

básicamente

claramente

que no corresponde

 

6. Compadrazgo

contraído

por el casamiento

de los hüos (eeeH).

7. Compadrazgo

contraído

por el casamiento

de los ahüados

(CCCA).

DE

LOS TIPOS

 

Compadrazgo

no-sacramental

primario

LA

DESCRIPCiÓN

MODAL

y

OROANIZATIVA

DE COMPADRAZGO

Los capitulo s 11I, IV Y V describirán la organización de los sucesos y 101

8. del Niño Dios en casa (ANDC).

Acostada

 

átributos modales de cada tipo de compadrazgo. Se le dará especial atención a

9. del Niño Dios en la iglesia (ANDI).

Acostada

los pasos que llevan a la elección de los compadres; los acontecimientos ceremoniales y rituales que rodean la iniciación de la relación; las obligacio-

10. Apadrinamiento de ornamentos de iglesia (incluye palio, imágenes, sagrario, estandartes, altares, lienzo de Cristo, cáliz, ornamentos sacerdota-

nes y derechos sociales y económicos contraídos por los actores primarios y

les, reclinatorio,

etcétera

(AOI).

secundarios; el papel del objeto, imagen o persona mediadora; las ocasiones

11. Bendición de santo o imagen (BSI).

 

institucionalizadas en el ciclo ceremonial y vital donde los actores primarios y

12. Coronación

de la Santísima

Virgen (esv).

secundarios interactúan prescriptivamente; y la descripción de patrones de

JJ. Escapulario.

conducta del compadrazgo. Ya que varios tipos tienen organizaciones moda-

14.

Graduación

(incluye graduación

del kinder, primaria, secundaria,

pre-

les similares, siempre que sea posible nos referiremos a los tipos ya descritos y

daremos

y una vez que hayamos descrito los elementos más-imPortantes de todos los

tipos de compadrazgo,

de una manera más efectiva. Parece más lógico también tener el fundamento de fa infonnación para el análisis en un solo bloque, para poder consultarlo más fácilmente, que si fuera descrito en base de una serie de categorias. Pero la mayor ventlVa de este procedimiento es que facilitará el entrelazamiento de los tipos de compadrazgo para llegar a los agropamientos sociológicamente significativos del sistema.

Por propósitos heuristicos,debemosempezar con laaseveraciónapriori de

que la gente de Belén le otorga una significación sociológica a los siguientes

solamente

una descripción

esquemática

del modelo

en cuestión,

los análisis funcional y estroctural

se pueden realizar

grupos

de

compadrazgo:

compadrazgo

sacramental;

compadrazgo

no-

sacramental

primario;

compadrazgo

no-sacramental

secundario.

Sin em-

bargo, esta amplia tipologia es hasta cierto punto nuestra propia división y fue diseñada para propósitos descriptivos. La carta número 1 pone en lista los

trclntalún

tipos de compadrazgo

en Belén clasificados de esta manera.

CARTAl. Tipo8 de compadrazgo

y sus variantes

Compadrazgo sacramental

1. Bautismo

. 2. Casamiento (incluye 10relaciones de compadrazgo secundarias, deriva-

das de los siguientes sucesos u objetos: tres padrinos y madrinas de vetación,

'paratoria, enfenneria

y comercio).

15. Parada de cruz de Actiopan (donde principia la comunidad,

santo patrono (PCA).

el día del

16. Quince años (celebración de los quince años de una joven).

17. Sacada a misa (llevar a una madre a oír misa en el cuadragésimo

después de haber dado a luz).

día

18. Compadrazgo

de tres años).

d~ evangelios (presentar

a un niño en la iglesia a la edad

19. Compadrazgo de limpia (relación de compadrazgo contraída por la

limpiezaceremonialde

20. Compadrazgo por bendición de obras de la iglesia (relación de compa- drazgo contraída por la bendición de las reparaciones o m~oras de la iglesia, incluyendo pisos nuevos, ventanales, atrio, altares, bautisterio, bancas, etcé- tera, BOl).

Compadrazgo

no-sacramenta/

secundario

21. Bendición de casa (bendición de una casa nueva, incluye también la

bendiciónde un nuevo sitio, tienda, baños, panaderia, taller de costura y peluqueria).

22. Bendición de coche o camión (bendición de un automóvil o camión

nuevo, BCC).

.

23. Bendición de los misterios (B.M.).

.

24. Parada de cruz (por una variedad de ocasiones incluyendola inaugura-

ción de un bie{lde propiedad u objeto ceremonial y un rito de acrecenta- miento, o de acción de gracias por: el horno, molino de nixtamal, tienda

68

EL SISTEMA

DE COMPADRAZOO

pozo, lavadero, ~mpo, huerta, etcétera).

campanario, sementera, 'almiar, primeras crías,

25. Primerapiedra (colocar los cimientos de una casa).

26. Compadrazgode amistad(relaciónde compadrazgocontraida por razo-

nes de amistad cercana).

27. Compadrazgopor apadrinación en bodas de plata (relación de compa-

drazgo contraída por el aniversario de bodas de plata, CABP).

28. Compadrazgode aretes (relación de compadrazgocontraida cuando a

una niña se le da su primer par de aretes).

29. Compadrazgopor el estreno de objetos nuevos(incluyeprincipalmente coche, camión, muebles, televisión, estufa, instrumentos musicales, arado,

pala, et~tera,

CEON).

30

Compadrazgo de fruta cuata (relación de compadrazgo contraida

cuando una persona encuentra frutas o vegetales cujltes, 31. Compadrazgo de jícara ojarrito (relación de compadrazgo contraida por compañeros de bebida, JJ). Estos sO,nlos 3I tipos de compadrazgo que la gente de Belén reconoce como ocasiones instituci~nalizadas auténticas pa~ establecer relaciones de com- padrazgo. Unos cuantos pueden ser incluidos en otros, pero se han puesto en

lista aquí como tipos separados porque la gente es libre de escoger uno u otro.

A continuación

se dan las descripciones

individuales.