Está en la página 1de 2

Origen e Historia

Antes de la llegada de los españoles, los antiguos mexicas celebraban durante el invierno, el
advenimiento de su principal deidad, Huitzilopochtli, durante el mes Panquetzaliztli, que equivaldría
aproximadamente del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario. Por esa razón y aprovechando la
coincidencia de fechas, uno de los primeros evangelizadores,el fraile agustino Diego de Soria,
solicito autorizacion al Papa para celebrar nueve misas en los días anteriores a la navidad para
celebrar el nacimiento de Cristo como el verdadero sol y luz del mundo, a lo que el vaticano dio
dicha autorizacion, por lo que los agustinos promovieron la sustitución de personajes y así
desaparecieron al dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole características
cristianas."

Se cree que la práctica de las posadas se originó en el poblado de San Agustín Acolman, al noroeste
de la Ciudad de México, pues fue uno de los primeros lugares donde se establecieron estos
religiosos para realizar su tarea evangelizadora.

En 1587, fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V la bula autorizando la celebración en el
Virreinato de la Nueva España de unas Misas, llamadas de aguinaldo del 16 al 24 de diciembre y
que se realizarían en los atrios de las iglesias. Junto con las misas se representaban escenas de la
Navidad. Luego de la Misa se realizaban festejos con luces de bengala, cohetes, piñatas y
villancicos.

En el siglo XVIII, la celebración, aunque no dejó de realizarse en las iglesias, pasó a tomar más
fuerza en los barrios y en las casas, y la música religiosa fue sustituida por el canto popular.

Significado

De la evangelización representaron en las posadas el peregrinar de José y la Virgen María a su


salida de Nazaret en camino a Belén para empadronarse en el censo ordenado por César Augusto
y, posteriormente, el nacimiento de Jesús. Esta representación se conforma de nueve posadas, que
se inician el 16 de diciembre y consiste en solicitar alojamiento en ese simbólico camino a Belén
hasta el día 24 de diciembre, víspera del nacimiento de Jesús. Durante este peregrinar se hacen
notar las penurias por las que tuvieron que pasar hasta encontrar alojamiento en la cueva de Belén.

Forma de celebrarse

La forma de celebrarse varía según el país donde se realicen, además de que ha ido
desapareciendo la tradición de celebrarse como se hacía antes y en muchas ocasiones son
únicamente fiestas con pretexto de posadas.

Se celebran del 16 de diciembre al 24 y tradicionalmente, se celebra cada día en una casa diferente
del barrio.

El esquema más generalizado es el siguiente:

1. Se realiza una procesión de la gente del barrio llevando a los "peregrinos", es decir, una
representación de José y María, ésta puede ser bien un conjunto escultórico de las
imágenes de José guiando al borrico sobre el que monta María, o bien, algunas personas
-generalmente niños- disfrazados que los representan. La gente que va en la procesión
lleva velas de colores en las manos.
2. En cada casa por la que pasa, canta un verso pidiendo posada (alojamiento) y dentro les
contestan con otro verso, rechazando el alojamiento, alegando que no hay lugar para ellos.
3. Al llegar la procesión a la casa donde se celebrará la fiesta, se canta otro verso pidiendo
posada, luego del cual, desde adentro les contestan, cantando también, invitándoles a
entrar y recibiéndoles con alegría.
4. Una vez dentro de la casa, bien frente al nacimiento, bien frente a los "peregrinos", todos
los participantes rezan el Rosario, intercalado con cánticos propios para la posada.
5. Después de las oraciones, llega el momento de la fiesta, en la cual se consumen alimentos
tradicionales que pueden ser ponche, atole, tamales y se reparte el aguinaldo.
6. La culminación de la fiesta es el momento de romper la Piñata.
Piñata

Se presume que el origen de la piñata es chino. En las celebraciones del Año Nuevo chino, se
construía un animal de papel, que era rellenado por cinco tipos diferentes de semillas. El viajero
Marco Polo llevó la costumbre a Europa. En Italia se adoptó el nombre pignatta y se le dio un
sentido religioso, ajustándola a las fiestas de la cuaresma.

De acuerdo a la tradición religiosa adoptada en España y posteriormente en América en el siglo


XVI, la piñata debe ser en forma de estrella con siete picos, cada pico es un pecado capital y los
dulces o frutas que de ella salen al quebrarla, simbolizan las bendiciones que reciben todos
aquellos que participan. En esta tradición, se dejó de asociar estrictamente a la cuaresma con las
piñatas. La tradición en México y en algunos otros países consiste en romper piñatas en tiempo de
Navidad, durante la celebración de Las Posadas y, asimismo, en celebraciones de cumpleaños. En
los casos de aniversarios, las piñatas adquieren la forma normalmente de algún personaje famoso o
de una película o caricatura de moda.

Fuente de información: http://es.wikipedia.org/wiki/Las_Posadas