Está en la página 1de 7

Preguntas de repaso

1. ¿Qué tiene de excepcional la política iscal de Estados Unidos desde 1980?


2. ¿Por qué prevén muchos economistas que el déficit presupuestario y la deuda pública
aumentarán durante las próximas décadas en Estados Unidos?
3. Describa cuatro problemas que afectan a la medición del déficit presupuestario público.
4. De acuerdo con la teoría tradicional de la deuda pública, ¿cómo afecta una reducción de los
impuestos financiada mediante deuda al ahorro público, al ahorro privado y al ahorro
nacional?
5. De acuerdo con la teoría ricardiana de la deuda pública, ¿cómo afecta una reducción de los
impuestos financiada mediante deuda al ahorro público, al ahorro privado y al ahorro
nacional?
6. ¿Cree en la teoría tradicional de la deuda pública o en la ricardiana? ¿Por qué?
7. Cite tres razones por las que un déficit presupuestario puede ser una buena política.
8. ¿Por qué el nivel de deuda pública podría afectar a los incentivos del Gobierno respecto a la
creación de dinero?

Problemas y aplicaciones
1. El 1 de abril de 1996, Taco Bell, la cadena de comida rápida, publicó en The New York Times
un anuncio a toda página que decía lo siguiente: «En un intento de ayudar a reducir la deuda
nacional, Taco Bell se complace en anunciar la decisión de comprar el Liberty Bell, uno de
los tesoros históricos de nuestro país. De ahora en adelante se llamará Taco Liberty Bell y
podrá seguir siendo contemplada por el público. Esperamos que nuestra decisión anime a
otras empresas a tomar decisiones similares para contribuir a reducir la deuda del país».
¿Decisiones como ésta reducen realmente la deuda nacional tal como se mide actualmente?
¿Cómo variaría su respuesta si los gobiernos adoptarán el presupuestario de capital? ¿Cree
que estas medidas representan una verdadera reducción del endeudamiento del Estado?
¿Cree que Taco Bell hablaba en serio? Pista: observe la fecha: en Estados Unidos el día de
las inocentadas es, precisamente, el primero de abril.
2. Redacte una carta al presidente de la Comisión de Presupuestos tal como la del apartado
19.3, explicando y evaluando la teoría ricardiana de la deuda pública.
3. El sistema de pensiones recauda un impuesto sobre los trabajadores y paga prestaciones a
los ancianos. Suponga que el Parlamento aumenta tanto el impuesto como las prestaciones.
Para simplificar el análisis, suponga que anuncia que los aumentos solo durarán un año.
a) ¿Cómo cree usted que afectaría este cambio a la economía? Pista: piense en las
propensiones marginales de los jóvenes y los ancianos al consumo.
b) ¿Depende su respuesta de que las generaciones estén ligadas altruistamente por las
herencias?
4. Algunos economistas han propuesto una regla que exija que el déficit presupuestario
ajustado cíclicamente siempre esté equilibrado. Compare esta propuesta con una regla
estricta que exija que el presupuesto esté equilibrado. ¿Cuál es preferible? ¿Qué problemas
cree que tiene la regla que exige que el presupuesto ajustado cíclicamente esté equilibrado?
5. Busque algunas proyecciones recientes sobre la futura senda de la deuda pública de
Estados Unidos en porcentaje del PIB. ¿Qué supuestos se postulan sobre el gasto público,
los impuestos y el crecimiento económico? ¿Cree que estos supuestos son razonables? Si
Estados Unidos experimenta una desaceleración de la productividad, ¿qué diferencia habrá
entre la realidad y esta proyección? Pista: un buen lugar para buscar es www.cbo.gov.

Preguntas de repaso
1. Lo que es inusual en la política fiscal desde 1980 es que la deuda pública aumentó
bruscamente durante un período de paz y prosperidad. A lo largo de la historia de EE.UU.,
el endeudamiento del gobierno federal en relación con el PIB ha variado sustancialmente.
Históricamente, la relación deuda-PIB en general aumentó de forma pronunciada durante
las grandes guerras y cayó lentamente en tiempos de paz. Los años 1980 y 1990 son el
único caso en la historia de Estados Unidos de un gran aumento de la ratio de deuda-PIB en
tiempos de paz.
2. Muchos economistas proyecto de aumentar el déficit presupuestario y la deuda pública en
los próximos decenios debido a cambios en el perfil de edad de la población. La esperanza
de vida ha aumentado de manera constante, y las tasas de natalidad han caído. Como
resultado, las personas mayores se están convirtiendo en una parte mayor de la población.
A medida que más personas se convierten en elegibles para "derechos" de la Seguridad
Social y Medicare, el gasto público se elevará automáticamente a través del tiempo. Sin
cambios en las políticas fiscales y de gasto, la deuda pública también aumentará
considerablemente.
3. Las medidas estándar del déficit presupuestario son medidas imperfectas de la política fiscal
durante al menos cuatro razones. En primer lugar, no corrigen los efectos de la inflación. El
déficit medido debe ser igual a la variación de la deuda real del gobierno, no el cambio en la
deuda nominal. En segundo lugar, estas medidas no compensan los cambios en los pasivos
del gobierno con los cambios en los activos del gobierno. Para medir el endeudamiento
general del gobierno, debemos restar los activos del gobierno de la deuda pública. Por lo
tanto, el déficit presupuestario se debe medir como el cambio en la deuda, menos la variación
de los activos. , Medidas estándar Tercero omiten algunos pasivos por completo, como las
pensiones de los trabajadores del gobierno y futuros acumulados beneficios del Seguro
Social. En cuarto lugar, que no corrigen los efectos del ciclo económico.
4. El ahorro público es la diferencia entre los impuestos y las compras gubernamentales, a una
deuda financiada recorte de impuestos reduce el ahorro público por el monto total que los
impuestos caen. El recorte de impuestos también aumenta la renta disponible. Según el
punto de vista tradicional, ya que la propensión marginal al consumo es entre cero y uno,
tanto para el consumo y el aumento del ahorro privado. Debido a que aumenta el consumo,
el ahorro aumenta privados por menos de la cantidad de la reducción de impuestos. El ahorro
nacional es la suma del ahorro público y privado; porque el ahorro público cae en más de
aumentos de ahorro privado, el ahorro nacional cae.
5. De acuerdo con la teoría ricardiana, una reducción de impuestos financiada con deuda no
estimula el consumo, ya que no plantea los consumidores de ingresos a futuro permanentes
entienden que el endeudamiento público hoy significa impuestos más altos en el futuro.
Debido a que el recorte de impuestos no cambia el consumo, los hogares ahorran la renta
disponible adicional para pagar el futuro la obligación tributaria que el recorte de impuestos
implica: aumentos de ahorro privado por el importe total de la reducción de impuestos. Este
aumento en el ahorro privado compensa exactamente la disminución del ahorro público
asociado a la reducción de impuestos. Por lo tanto, la reducción de impuestos no tiene
ningún efecto sobre el ahorro nacional.
6. Qué punto de vista de la deuda pública se mantiene depende de cómo usted piensa
consumidores se comportan. Si mantiene el punto de vista tradicional, entonces usted cree
que una reducción de impuestos financiada con deuda estimula el consumo y reduce el
ahorro nacional. Usted puede creer esto por varias razones. En primer lugar, los
consumidores pueden ser miope o irracional, por lo que piensan que su ingreso permanente
ha aumentado a pesar de que no tiene. En segundo lugar, los consumidores pueden
enfrentar restricciones de endeudamiento vinculantes, por lo que sólo son capaces de
consumir sus ingresos actuales. En tercer lugar, los consumidores pueden esperar que la
obligación tributaria implícita caerá sobre las generaciones futuras, y estos consumidores no
pueden cuidar lo suficiente acerca de sus hijos a las dejan un legado para compensar esta
obligación tributaria. Si mantiene la teoría ricardiana, que usted cree que las objeciones
anteriores no son importantes. En particular, se cree que los consumidores tengan la
precaución de ver que el endeudamiento público hoy implica impuestos futuros para ser
aplicados a ellos o sus descendientes. Por lo tanto, una reducción de impuestos financiada
con deuda ofrece a los consumidores la renta transitoria que eventualmente será llevado de
vuelta. Como resultado, los consumidores ahorrarán los ingresos adicionales que reciben a
fin de compensar ese futuro obligación tributaria.
7. Un déficit presupuestario podría ser una buena política por las siguientes razones. En primer
lugar, puede ayudar a estabilizar la economía si la salida está por debajo del pleno empleo.
En segundo lugar, se puede permitir que el país mantenga las tasas impositivas
relativamente suaves a pesar de las fluctuaciones en el gasto del gobierno (por ejemplo, las
guerras temporales) o en la producción (es decir, en las recesiones). En tercer lugar, puede
desplazar una carga impositiva del actual a las generaciones futuras. Por ejemplo, algunos
gastos podrían beneficiar a las generaciones futuras, y algunos economistas sostienen que
esas generaciones deben asumir parte de los costes de financiación de los gastos.
8. El nivel de deuda pública podría afectar a los incentivos del gobierno con respecto a la
creación de dinero porque la deuda pública se especifica en términos nominales. Un mayor
nivel de precios reduce el valor real de la deuda del gobierno. Por lo tanto, un alto nivel de
deuda podría alentar al gobierno a imprimir dinero a fin de elevar el nivel de precios y reducir
el valor real de su deuda.

Problemas y Aplicaciones
1. El déficit presupuestario se define como las compras gubernamentales, menos los ingresos
del gobierno. La venta de la Campana de la Libertad a Taco Bell podría recaudar ingresos
para el gobierno de Estados Unidos y, por lo tanto, reducir el déficit. Un déficit presupuestario
menor llevaría al gobierno a endeudarse menos, y como resultado, la deuda nacional medida
caería. Si los Estados Unidos aprobó el presupuesto de capital, la deuda nacional neta se
define como los activos del gobierno (sus escuelas, ejércitos, parques, etc.) menos los
pasivos del gobierno (principalmente deuda pública en circulación). Con la venta de la
Campana de la Libertad el gobierno estaría reduciendo sus activos por el valor de la
Campana de la Libertad y la reducción de sus pasivos por su precio de compra. Suponiendo
Taco Bell pagó un precio justo, estas reducciones serían la misma cantidad y la deuda
pública neta serían sin cambios. Antes de preocuparse demasiado por el Taco Campana de
la Libertad, es posible que desee darse cuenta de que este anuncio apareció en día de los
inocentes.
2. Aquí está una letra sea posible:
Estimado Senador:
En mi carta anterior, supuse que un recorte de impuestos financiado por préstamos del
gobierno estimularía el gasto del consumidor. Muchos economistas hacen esta suposición,
ya que parece razonable que si la gente tuviera más ingresos actuales, y luego iban a
consumir más. Como resultado de este aumento en el consumo, el ahorro nacional caería.
Economistas ricardianos sostienen que el supuesto aparentemente sensata que he hecho
es incorrecto. Aunque una reducción de impuestos financiada con deuda aumentaría el
ingreso disponible actual, sino que también implicaría que en algún momento en el futuro, el
gobierno debe aumentar los impuestos para pagar la deuda y los intereses acumulados.
Como resultado, el recorte de impuestos no haría más que dar a los consumidores un
aumento transitorio de los ingresos que con el tiempo sería llevado de vuelta. Si los
consumidores a entender esto, entonces ellos sabrían que su permanente, o de por vida, los
recursos no había cambiado. Por lo tanto, la reducción de impuestos no tendría ningún efecto
en el consumo, y los hogares se ahorrarían la totalidad de su renta disponible adicional para
pagar el futuro la obligación tributaria. Debido a que no habría ningún efecto sobre el
consumo, también habría ningún efecto sobre el ahorro nacional.
Si el ahorro nacional no cambió, entonces, como ha señalado el destacado economista
habéis oído desde ayer, el déficit presupuestario no tendría los efectos que se enumeran.
En particular, la producción, el empleo, la deuda externa, y las tasas de interés no se verían
afectadas, tanto en el corto plazo y el largo plazo. El recorte de impuestos no tendría ningún
efecto sobre el bienestar económico.
Hay varias razones el argumento de Ricardo puede fallar. En primer lugar, los consumidores
no pueden ser racional y con visión de futuro: no pueden comprender plenamente que el
recorte de impuestos actual significa un aumento de impuestos futuros. En segundo lugar,
algunas personas pueden enfrentar restricciones sobre su endeudamiento: en esencia, el
recorte de impuestos daría a estos contribuyentes un préstamo que no pueden obtener
ahora. En tercer lugar, los consumidores pueden esperar que las implícitas impuestos futuros
para no caer en ellos, sino en las generaciones futuras cuyo consumo no se preocupan.
Su comité debe decidir cómo piensas consumidores se comportarían en respuesta a esta
reducción de impuestos financiada con deuda. En particular, ¿tendrían que consumir más,
o no?
Su fiel servidor,
Economista CBO.
3.
a. El impuesto a los trabajadores reducirá sus ingresos disponibles. Cuando su renta disponible
cae, van a reducir el consumo en una cantidad que depende de su propensión marginal a
consumir y reducirán los ahorros por la cantidad restante. Cuando los ancianos reciben el
beneficio temporal, aumentarán su consumo por una cantidad que depende de su
propensión marginal a consumir. Dado que las personas mayores tienden a tener una mayor
propensión marginal a consumir de los trabajadores, el efecto neto sobre la economía es un
aumento en el consumo.
b. La respuesta a la parte (a) no depende de si las generaciones están vinculadas de forma
altruista. Si generaciones están vinculadas de forma altruista, a continuación, los ancianos
pueden no sentir ningún mejor gracias a la prestación de la Seguridad Social, ya que el
aumento de los impuestos y el beneficio no tiene efecto sobre el ingreso permanente de una
familia típica; simplemente transfiere recursos de una generación de la familia a otro. Si los
ancianos no quieren tomar ventaja de esta oportunidad de consumir a expensas de sus hijos,
pueden tratar de compensar el efecto de la subida de impuestos en los jóvenes, dándoles
un regalo o dejar un legado. En la medida en que esto se lleva a cabo, se mitiga el impacto
del cambio en los impuestos sobre el consumo y el ahorro.
4. Una regla que requiere un presupuesto equilibrado cíclicamente ajustado tiene el potencial
de superar, al menos en parte, las dos primeras objeciones a una regla de equilibrio
presupuestario que se planteó en este capítulo. En primer lugar, esta norma permite al
gobierno para ejecutar la política fiscal contra cíclica para estabilizar la economía. Es decir,
el gobierno puede incurrir en déficit durante las recesiones, cuando los impuestos caen
automáticamente y los gastos se elevan automáticamente. Estos estabilizadores
automáticos afectan el déficit, pero no el déficit ajustado cíclicamente. En segundo lugar,
esta norma permite al gobierno para suavizar las tasas de impuestos a través de años
cuando el ingreso es especialmente baja o alta no es necesario para elevar las tasas de
impuestos en las recesiones o cortarlos en auge.
Por otro lado, esta regla supera sólo parcialmente estas dos objeciones, puesto que el
gobierno sólo se puede ejecutar un déficit de un tamaño determinado, que podría no ser lo
suficientemente grande. Además, el equilibrio presupuestario ajustado de ciclo no permite al
gobierno para suavizar las tasas de impuestos a través de años cuando el gasto es
especialmente alta o baja, como en tiempos de guerra o de paz. (Podríamos tener en cuenta
esto al permitir una excepción a la regla de equilibrio presupuestario en circunstancias
especiales, tales como la guerra.) Esta regla no permite el gobierno para superar la tercera
objeción planteada en el capítulo, ya que el gobierno no puede trasladar la carga de los
gastos de una generación a otra, cuando así lo justifiquen.
Por último, un problema grave con una norma que exige un presupuesto ajustado de ciclo
equilibrado es que no observamos directamente este presupuesto. Es decir, tenemos que
estimar qué tan lejos estamos de pleno empleo; entonces tenemos que estimar los gastos y
los impuestos se difieren si fuéramos a este nivel de pleno empleo. Ninguna de estas
estimaciones se puede hacer con precisión.
5. La Oficina de Presupuesto del Congreso (www.cbo.gov) proporciona regularmente
previsiones presupuestarias. Una excelente publicación CBO que resume estas previsiones
es el "El Presupuesto y Perspectivas de la economía". Por ejemplo, en la actualización de
marzo de 2009 de esta publicación, la CBO proyecta que la deuda en poder del público
aumentaría de un 41 por ciento del PIB al final de 2008 a un máximo de 62 por ciento a
finales de 2011 y luego disminuir a 56 por ciento a finales de 2019. Bajo las reglas actuales
para producir proyecciones de referencia de la deuda, la CBO hace varios supuestos.
En primer lugar, la CBO asume que el llamado gasto público discrecional (temas como la
defensa, la administración, y similares, que asciende a alrededor de un tercio del gasto
federal) crecerán a sólo la tasa de inflación. Desde el PIB nominal generalmente crece más
rápido que la inflación, esto implica que la CBO se basa en una disminución constante en el
gasto público discrecional en relación con el PIB.
En segundo lugar, la CBO supone que el crecimiento de ambos promedios de Medicare y
Medicaid cerca de 7 por ciento anual en el marco del sistema de fijación de tarifas que limita
los honorarios pagados por los servicios del médico. Pero si el Congreso anula estos límites
en el futuro, ya que tiene todos los años desde 2003, el gasto federal en estos programas
de salud será mucho mayor de lo previsto.
En tercer lugar, la CBO asume que los impuestos en el futuro van a ser lo que la legislación
actualmente dice que será (es decir, la CBO no toma una posición sobre lo que cambia los
legisladores podría pasar en el futuro).
En cuarto lugar, la CBO hace conjeturas sobre el futuro potencial de crecimiento económico,
ahora proyectado en el 2,3 por ciento en la próxima década, y otros indicadores económicos.
Como se discutió en la edición de enero 2009 de la "Presupuesto y Perspectivas de la
economía", la CBO justificar estos supuestos señalando "proyecciones de referencia de la
CBO no pretenden ser una previsión de futuros resultados presupuestarios; más bien, que
sirven como punto de referencia neutral que los legisladores y otros pueden utilizar para
evaluar los efectos potenciales de las decisiones políticas. Como tal, las proyecciones del
presupuesto base de referencia de la CBO, como sus proyecciones económicas, no
incorporan los posibles cambios en la política”.
Estos supuestos, que sirven el propósito de proporcionar un punto de referencia neutral, es
poco probable que mantenga en la práctica. Los políticos probablemente aumentarán el
gasto real en programas discrecionales ya que la economía crece con el tiempo. Ellos
también pueden cambiar los impuestos, aunque la dirección es más difícil de predecir. Si
Estados Unidos experimenta una desaceleración de la productividad, esto reducirá el
crecimiento del producto y por lo tanto el crecimiento de los ingresos tributarios. Como
consecuencia, el futuro de la deuda pública será probablemente algo diferente de lo previsto
actualmente.