Está en la página 1de 3

CASAS DE DÍA

Muchos adultos mayores, ya sea por la edad, la pérdida de habilidades, por


tener alguna enfermedad, por el desinterés o falta de tiempo de sus familiares, se
sienten solos o abandonados, por lo que se aíslan e incluso pierden el interés por
las actividades que realizaban cotidianamente, situación por la que algunas
familias deciden enviarlos a algún asilo.

además de los asilos, existen instancias públicas y privadas que prestan un


servicio semejante al de una guardería para niños, donde se atiende a los adultos
mayores únicamente de día, para que por la tarde regresen con sus familiares ,
estas se conocen como centros de día, estancias de día, casas de día, residencias
de día y albergue de día.

Estos centros son una alternativa para que el adulto mayor conviva con otras
personas de su edad y participe en actividades que le ayuden a mantener sus
capacidades motrices, manuales y del aspecto intelectual.

El servicio que se brinda en estos espacios muy diferente al de los asilos, porque
los usuarios son adultos mayores autónomos e independientes, que cuentan con
el apoyo moral de la familia, así como con recursos para su subsistencia. Además
son una alternativa de carácter preventivo que evita o posterga la entrada
definitiva a un asilo, pues el adulto mayor realiza actividades para activar sus
esferas física, psicológica y social.

Los centros de día son instalaciones especializadas en tercera edad, donde un


grupo de profesionales se dedica a la prevención, tratamiento y cuidado de las
personas mayores. Los mayores pueden continuar en sus casas, pasando las
noches y fines de semana, de este modo no existe una desvinculación total con su
ambiente de referencia, su entorno, ya que no se encuentran en situaciones de
total dependencia. Los centros de día podrían considerarse el eslabón intermedio
entre la total independencia del mayor y la estancia en residencias. Un paso
necesario para mejorar la calidad de vida, ralentizando síntomas propios de la
edad.

En los centros de día las personas mayores pueden no solo aprender cosas
nuevas, sino re-aprender las cosas que olvidan y por supuesto mejorar de la mano
de sus equipos profesionales, encargados de cubrir las principales áreas de
cuidado en salud física y mental de los mayores. Los profesionales que dan
servicio en los centros de día son: Equipo médico, Licenciados en
Gerontología, enfermería, auxiliares de geriatría, fisioterapeuta, terapeuta
ocupacional, psicólogo, neuropsicólogo, pedagogo, trabajador social, entre otros
especialistas.

Un centro de día, por tanto, es una opción a tener en cuenta para prevenir, reducir
y mejorar la calidad de vida de la tercera edad, sin olvidarnos que ello lleva
implícita también la mejora en estilo de vida de los familiares.

Las Casas de Día son una estancia innovadora en el estado para el adulto mayor,
en el que se ofrece un crecimiento espiritual, la posibilidad de tener la compañía
de personas contemporáneas con quien platicar y seguir creciendo. Donde se
pretende que los ocupantes sean personas con la idea de que aún están llenos de
proyectos y sean felices por el hecho de que están con vida.

El objetivo de un Centro de Día es mejorar la Calidad de Vida de las Personas


mayores a través de acciones que promueven su salud integral y al mismo tiempo
fomentar, lo más posible, su independencia. Los adultos mayores que mantienen
una vida activa son más saludables físicamente, pero también emocionalmente
más estables, con un mejor estado de ánimo, productivos, activos y, por lo tanto,
con una mejor expectativa de vida.

Beneficios para los Adultos Mayores:


Disminuyen la depresión y el aislamiento.
Crean un proyecto de Vida.
Mejoran su condición física.
Están al cuidado de profesionales.
Nunca pierden contacto y cercanía con la familia.
Previene y trata la pérdida de memoria

Beneficios para la familia:


Dedica tiempo a tus actividades pendientes.
Recibe información para los cuidados de su familiar.
Seguridad, tranquilidad y descanso.
Asesoría profesional para situaciones difíciles.
Reduce gastos médicos.
Prevención de posibles accidentes en casa

Estos tienen el compromiso, promover y garantizar la plena integración de los


adultos mayores en la sociedad contribuyendo a la creación de una cultura de
respeto y trato digno.

Cada Centro de Día define cuál es el tipo de Adulto Mayor al que van dirigidos,
algunos aceptan sólo adultos mayores funcionales, pero la mayoría están
diseñados para dar atención a personas con enfermedades degenerativas como
Alzheimer y Parkinson, también quienes tienen algún tipo de dependencia física,
pérdida de memoria o para personas que pasan mucho tiempo solas en casa y
buscan hacer un proyecto de vida o crear nuevas relaciones sociales.

En estas instancias se procura el bienestar de todos por eso se sugiere que para
elegir un de estas para algún familiar se busque una que valla adecuada a las
actividades y habilidades.