Está en la página 1de 17

¿Qué son los ratios financieros?

“Los ratios financieros también llamados razones financieras oindicadores financieros,


son coeficientes o razones que proporcionan unidades contables y financieras de medida y comparación. Permiten al
empresario realizar un análisis de liquidez y solvencia económica, vigilar el comportamiento y ayudar a planificar
el futuro de su empresa”.

La técnica de los ratios es de gran utilidad para obtener un diagnóstico económico-financiero de cualquier empresa y
así poder hacer un análisis de liquidez y solvencia. Existen infinidad de ratios, pero cada empresa deberá seleccionar
aquellos que se adapten a su objeto de análisis.

¿Por qué se usan los ratios? Ninguna cifra tiene sentido considerarla aisladamente, el ratio expresa el resultado de la
comparación entre dos cifras. Es una herramienta muy útil para el análisis de liquidez y solvencia de una empresa.

No tiene mucho sentido, por ejemplo, analizar aisladamente una partida de gasto. Lo importante es conocer por qué
surge el gasto, qué beneficio se espera sacar de él y si el beneficio puede medirse o cuantificarse.

Análisis de la liquidez
Definimos liquidez como la capacidad que tiene la empresa para hacer frente a sus obligaciones financieras.

Para su análisis podemos utilizar los siguientes ratios:

 Ratio de liquidez.
 Ratio de Tesorería.
 Ratio de Disponibilidad.
1º.- Ratio de liquidez general.
Ratio de Liquidez= Activo Corriente/Pasivo corriente
El valor de este ratio se sitúa entre 1,5 y 2. En el caso que sea menor que 1,5 la empresa tendría serios problemas de
liquidez lo que la llevarían a la empresa hacia una situación de concurso de acreedores. Si el ratio es muy superior a 2
no indica que existen activos circulantes ociosos, por tanto se pierde rentabilidad.
2º.- Ratio de Tesorería, también conocido como Test ácido.
Ratio de Tesorería= (Realizable + Disponible)/Pasivo corriente
Este ratio tiene que ser próximo a 1, si es menor, la empresa puede tener problemas de liquidez al no tener activos
líquidos para poder hacer frente a las deudas a corto plazo. Si por el contrario está muy por encima de uno se
perdería rentabilidad.
Puede ocurrir que una empresa tenga un ratio de liquidez correcto y un ratio de tesorería negativo, esto significa que
la empresa tiene muchas existencias pero poco realizable y disponible por lo que correría el riesgo de entrar en
concurso de acreedores.
3º.- Ratio de disponibilidad.
Ratio de disponibilidad= Disponible/ Pasivo corriente
El valor de este ratio, debe estar en torno al 0,3. Como en los casos anteriores, si es menor a esta cifra, la empresa
correría el riesgo de no poder hacer frente a los pagos, y si es muy superior, tendría recursos ociosos (exceso de
recursos).

En el caso que la empresa tenga recursos ociosos, los podría utilizar en:

– Adquirir inmovilizado, lo que haría que la empresa tuviera una mayor estructura económica e incrementar su
producción, mejorar su consistencia, estabilidad y garantía para los acreedores.
– Financiar a los clientes en sus compras: facilitando las ventas, al poder permitir a sus clientes pago aplazado.
– Invertir parte de su exceso de tesorería en activos financieros, un poco menos líquidos pero que le darían una
mayor rentabilidad, como por ejemplo Letras del Tesoro, Bonos,…
¿QUÉ ES LA LIQUIDEZ?

La liquidez es la capacidad que tiene una empresa de generar los fondos suficientes para pagar sus obligaciones de
corto plazo a su vencimiento. Es decir, la liquidez se define simplemente como el poder de pago que tiene la
compañía a corto plazo.
La comprensión de este término es fundamental para los administradores de negocios para manejar, gestionar y
dirigir una actividad de negocios, particularmente y mucho más cuando se viven situaciones de crisis en la economía,
como por ejemplo cuando se cierra un negocio por una huelga, cuando el país entra en una recesión económica,
cuando existe un aumento considerable en la materia prima, o cuando el negocio es cerrado a causa de un desastre
natural.

Los indicadores que se obtienen aquí muestran la facilidad o la dificultad que tienen las empresas para convertir sus
activos corrientes en efectivo. Por ejemplo, el Análisis de la liquidez de una empresa es elemental para los
acreedores, debido a que si la empresa presenta una liquidez deficiente, puede traducirse en que tendrá alta
probabilidad de incumplir en los pagos de la obligación. Este mismo indicador es utilizado por los bancos, no solo
para analizar la capacidad de pago de una empresa, sino también de las personas naturales a las que les presta
dinero.
Es importante que tenga en cuenta el concepto de activos corrientes y pasivos corrientes. Los primeros, son activos
que se supone se pueden convertir en efectivo en el término de un año, los segundos son pasivos que se deben
pagar en el término de un año. Dado lo anterior, la liquidez depende de la calidad de los activos corrientes con que
cuenta la empresa, teniendo en cuenta qué tan fácil es convertirlos en efectivo frente a la urgencia o vencimiento de
los pasivos.
Para determinar el Índice de liquidez de una empresa, es necesario utilizar los siguientes indicadores
que ABCFinanzas.com le explica a continuación. Estos Indicadores Financieros permitirán medir la capacidad que
tiene la empresa para convertir sus activos corrientes en efectivo y también la capacidad de responder a sus
obligaciones de corto plazo:
 La Razón Corriente
 Capital de Trabajo
 La Prueba Ácida
 Activo Corriente

LA RAZÓN CORRIENTE

También se le conoce bajo el nombre de “Índice de Liquidez”, “Razón de Capital de Trabajo” y “Prueba de Solvencia”,
entre otras. La Razón Corriente es la relación que hay entre los activos corrientes y los pasivos corrientes. Su
resultado se interpreta como “número de veces”, es decir, que por cada peso que debe pagar en pasivos corrientes,
tiene en activos corrientes “X” pesos para responder a esas obligaciones, según haya sido el resultado. La Razón
Corriente se calcula de la siguiente manera:
Es importante aclarar que este Índice Financiero no puede utilizarse como única prueba de la liquidez de una
empresa, puesto que ello depende de la certeza sobre la convertibilidad en efectivo del activo corriente antes del
vencimiento de las obligaciones del pasivo corriente, es decir una razón mayor que 1 no siempre garantiza que el
deudor podrá cumplir con el pago de este. Lo importante no es el exceso de activos corrientes sobre pasivos
corrientes, si no la calidad de dichos activos corrientes, esto es, si las cuentas por cobrar y los inventarios son
fácilmente convertibles en efectivo. Por ejemplo, una empresa puede ser efectivamente líquida y puede tener un
índice igual o inferior a 1 (por ejemplo una cervecería), mientras que otra con un índice igual o superior a 2, se vea
en aprietos para cumplir con sus obligaciones corrientes (por ejemplo una empresa de textiles).
Supongamos el siguiente ejemplo:

El resultado “$ 1.5” significa que la empresa tiene una razón corriente de 1.5 a 1. Esto quiere decir que por cada
peso que la empresa debe en el corto plazo tiene $ 1.5 para pagar o respaldar sus obligaciones de corto plazo. Con
este resultado se puede inferir que la compañía presenta un nivel de solvencia aceptable para responder a sus
deudas. En caso de llegar a tener un resultado menor a 1, sería un indicador de posibles problemas de liquidez en la
empresa.
Como se mencionó anteriormente, la Razón Corriente sirve para determinar la capacidad de pago que tiene la
empresa. Adicional a esto, es importante que tenga en cuenta que entre mayor sea el resultado, mayor será la
solvencia y capacidad de pago de la empresa, lo que en otras palabras se puede traducir en la tranquilidad que
pueden tener los administradores al saber que la empresa no tendrá problemas para pagar sus deudas, también es
un dato relevante para los acreedores debido a que garantizarán que su inversión no se pierda y que de alguna
manera esté garantizada.

Para interpretar este Índice Financiero ABCFinanzas.com ha elaborado la “Guía para la interpretación y análisis de
índices financieros” la cual le facilitará herramientas para llegar a conclusiones y juicios más efectivos.
CAPITAL DE TRABAJO

También se le conoce como Capital neto de trabajo y no es en sí una


razón o índice financiero, es mejor una forma de complementar la
evaluación de la razón corriente en términos absolutos (diferencia que
existe entre dos cuentas). El capital de trabajo se calcula de la siguiente
manera:

El capital de trabajo es el resultado de restarle a los activos corrientes


los pasivos corrientes, con el objetivo de determinar los excedentes de
activos corrientes que le quedan a la empresa para trabajar o desarrollar sus actividades normales. Es decir que el
capital de trabajo corresponde al valor de los activos corrientes necesarios para que la empresa desarrolle su
actividad económica eficientemente.

Finalmente lo que nos dice este indicador es que si tuviera que cancelar todas las deudas de corto plazo en un
momento dado utilizando todos mis activos del corto plazo, ¿es posible cancelarlos? Pues bien, si los activos de corto
plazo son mayores que los pasivos de corto plazo es posible hacerlo, porque esto significa que la empresa tendría
excedentes para desarrollar sus actividades normales.

LA PRUEBA ÁCIDA

También se le conoce como “Índice de liquidez inmediata”. La Prueba Ácida es un complemento de la Razón
Corriente, la cual se calcula de la siguiente manera:

La Prueba Ácida indica la capacidad que tiene la empresa de pagar las deudas a corto plazo sin contar con los
inventarios. Es decir que da la posibilidad de conocer la facilidad que tiene la empresa para convertir en efectivo sus
activos corrientes sin tener en cuenta sus inventarios. Pero usted se podría preguntar: ¿Por qué no se tienen en
cuenta los inventarios para hallar la liquidez de la empresa? El Argumento es que los inventarios por ser más lentos
de convertir en efectivo debido a que deben pasar por un proceso de compra, de procesamiento, de acumulación y
venta, no representan una garantía para conocer con exactitud la Liquidez Inmediata de la empresa.
De igual manera, es necesario evaluar y conocer en todo caso los inventarios y el tipo de negocio que se está
analizando, debido a que en muchos casos los inventarios tienen una calidad física y financiera mejor que otros
elementos del activo corriente, pues no es lo mismo analizar los inventarios de una textilera a los de una cervecería.

Supongamos el siguiente ejemplo:


Lo que se recomienda es que el resultado de este índice sea mayor a 1:1, lo que significa que una empresa debería
tener por cada peso en activo corriente líquido, un peso en pasivo corriente para determinar si hay liquidez, flujo de
efectivo y buena rotación de inventarios. Es decir que de acuerdo al anterior ejemplo, por cada peso que la empresa
debe a corto plazo, tiene para pagar $1 en activos corrientes de fácil realización sin tener que recurrir a la venta de
inventarios.
La anterior fórmula es la más común, sin embargo se sabe que dentro del grupo de los activos corrientes existen
activos menos líquidos, o si en su defecto se observa que hay activos cuya realización sea lenta como la cuenta
deudores varios, cuenta por cobrar a socios, u otras, lo más conveniente es sumar solamente los activos que se
evidencie sean los más corrientes.

RAZÓN DEL ACTIVO CORRIENTE

Aunque no es un índice que ayuda a determinar la capacidad de pago de una empresa, es muy útil cuando se le
compara con el promedio de la actividad o el comportamiento de períodos anteriores. Se calcula de la siguiente
manera:

Este indicador se calcula para investigar la forma como en la empresa se están asignando los recursos entre los
diferentes tipos de activos, de manera tal que permita determinar si la compañía tiene la proporción de activos
adecuada de acuerdo a la actividad que desarrolla. Es decir, se parte del supuesto que para las diferentes actividades
bien sea comerciales e industriales debe haber una medida de proporción de los activos entre corrientes y fijos ideal
para funcionar eficientemente. Generalmente hablando, se presume que en las entidades comerciales los activos
corrientes representan la mayor parte de los activos, mientras que en las empresas manufactureras son los activos
fijos los que representan esta condición. Aunque pueden existir excepciones.

Los anteriores indicadores hacen parte de los Indicadores Financieros de Liquidez, los cuales corresponden a la
primera categoría dentro de todos los demás indicadores, (indicadores de operación, indicadores de
rentabilidad, indicadores de endeudamiento) necesarios para determinar la situación financiera de una entidad.
Tenga presente que encontrar un indicador no es simplemente encontrar una fórmula mágica para solucionar los
problemas financieros, esto no es suficiente, eso solamente es una forma, es un valor numérico. De esta manera,
hasta aquí ya entendimos generalidades de los Indicadores de Liquidez, adicionalmente, entendimos la fórmula
matemática, pero la idea es ir mucho más allá para analizar y entender el trasfondo de estos resultados, para
finalmente y es el objetivo principal, llegar a tomar decisiones financieras acertadas en cuanto a gestión y
planeación.

Por esta razón ABCFinanzas.com le propone que complemente lo estudiado hasta aquí con el siguiente artículo,
donde se analizarán los Indicadores de Liquidez de la empresa ABC – Supermercados. Seguramente comprenderá
mucho más fácil lo estudiado hasta aquí.
Ratios de Liquidez

La liquidez es la capacidad que posee una entidad de hacer frente a sus deudas en el corto plazo, atendiendo al
grado de liquidez del activo circulante. Pueden obtenerse varios índices según el grado de las partidas que se tomen
para su confección.

Razón Circulante

La Razón Circulante se calcula dividiendo los activos circulantes entre los pasivos circulantes. Los primeros
normalmente incluyen efectivo, valores negociables, cuentas y documentos por cobrar, e inventarios; mientras los
segundos se forman a partir de cuentas y documentos por pagar, pagarés a corto plazo, vencimientos circulantes de
deudas a corto plazo, impuestos sobre ingresos acumulados y otros gastos acumulados. Es la razón más utilizada
para medir la solvencia a corto plazo, e indica el grado en el cual los derechos de los acreedores a corto plazo se
encuentran cubiertos por activos que se espera que se conviertan en efectivo en un periodo más o menos igual al del
vencimiento de las obligaciones.

Razón Circulante = Activo Circulante / Pasivo Circulante

Tabla No.1. Comportamiento de la Razón Circulante.

Ratio Financiero 2005 2006 Promedio

Razón Circulante 1.96 1.48 1.72

Fuente: Elaboración propia.

Por lo general, el resultado de la razón circulante debe estar entre los valores 1 y 2 para considerarse aceptable. Un
valor de este índice menor que 1 indica que la empresa puede declararse en suspensión de pagos y deberá hacer
frente a sus deudas a corto plazo teniendo que tomar parte del Activo Fijo. Por otra parte, un valor muy alto de este
índice supone, como es lógico, una solución de holgura financiera que puede verse unida a un exceso de capitales
inaplicados que influyen negativamente sobre la rentabilidad total de la empresa. Si su valor es 1 puede hacer frente
a sus deudas pero de ello depende la rapidez conque efectúe los cobros a clientes y de la realización o venta de sus
inventarios.

En el caso que se analiza, los valores de solvencia indican un comportamiento adecuado. Al cierre del año 2005, la
empresa contaba con 1.96 pesos disponibles de activo circulante por cada peso de pasivo circulante, variando a 1.48
en el 2006. Este indicador no muestra variaciones muy significativas de un año respecto a otro, denotando así cierta
estabilidad.

Razón Rápida o Prueba Ácida

La Razón Rápida o Prueba Ácida se calcula deduciendo los inventarios de los activos circulantes y dividiendo
posteriormente el resto entre los pasivos circulantes. Los inventarios constituyen, por lo general, el menos líquido de
los activos circulantes de una empresa y sobre ellos será más probable que ocurran pérdidas en el caso de
liquidación. Por tanto, ésta es una "prueba ácida" acerca de la habilidad de la empresa para liquidar sus obligaciones
en el corto plazo, para enfrentar las obligaciones más exigibles.

Un resultado igual a 1 puede considerarse aceptable para este indicador. Si fuese menor que 1 puede existir el
peligro de caer en insuficiencia de recursos para hacer frente a los pagos. De ser mayor que 1 la empresa puede
llegar a tener exceso de recursos y afectar su rentabilidad.

Prueba Ácida = (Activo Circulante - Inventario) / Pasivo Circulante

Tabla No.2. Comportamiento de la Prueba Acida.

Ratio Financiero 2005 2006 Promedio

Razón Rápida 0.48 1.04 0.76

Fuente: Elaboración propia.

En el caso de análisis el indicador se comporta de forma desfavorable en el año 2005, donde la empresa contó con
0.48 centavos, para cubrir las obligaciones inmediatas. , lo que evidencia que el inventario constituyó un elemento
de peso dentro de su activo circulante. Luego, en el 2006, se denota que no es el inventario el que lleva el mayor
peso, comportándose de manera favorable.
6.- Ratios de circulación

Son ratios que miden el número de rotaciones por período de una determinada magnitud de la empresa. Tienen en
el numerador un valor de flujo (ventas, compras...) y en el denominador un valor de fondo (existencias, deudores...).
De esta forma exponemos la eficiencia con la que la empresa administra sus activos (su inventario de productos)
para generar ventas.

En la actualidad en una economía global la evolución del stock de las principales materias primas así como la
variación en sus períodos de rotación actuan como indicadores de la evolución de una determinada economía pues
nos anticipan posibles periodos de aceleración, estancamiento o frenado de dicha económia o sector.

6.1.- Rotación de materias primas

Mide la rotación de las materias primas. Detecta el almacenamiento excesivo o insuficiente de materias primas.

En muchas ocasiones el coste de un almacen lleno es muy superior a los beneficios que se obtienen con ello. Así nos
podemos encontrar con empresas que de una parte tienen grandes dificultades para atender sus compromisos de
pago, debido a que una gran parte de sus recursos financieros esta localizado en el almacén.

También nos podemos encontrar con situaciones en las que la empresa disponde de un excedente de recursos
financieros, que mantiene ociosos, mientras por otra parte ha de atender y soportar contínuas roturas de stock o
adquisiones no programadas que incrementan el coste de su abastecimiento.

Un derivado de este dato son los días de suministro = Número de rotaciones anuales / 365

Este dato nos permite conocer el número de días que la empresa puede trabajar sin realizar un reabastecimiento, o
el número de días en el que la empresa consume todo su inventario. Así mantener un inventario situado entre 1 o
1,5 veces el tiempo medio de reabastecimiento de nuestros proveedores puede ser una buena referencia.

6.2.- Rotación de productos semiterminados

Mide la rotación de las existencias de productos semiterminados. Detecta el almacenamiento excesivo o insuficiente
de productos semiterminados.

Este ratio es muy útil para empresas dedicadas a la transformación de las materias primas pues nos ayuda a adecuar
el ritmo de la fabricación con el ritmo de abastecimiento y ventas.

Entendiendo el coste incorporado a los productos en curso como la suma de los gastos directos de fabricación +
(compras de materias primas - existencias finales de materias primas) + amortización.
La diferencia entre la compra y las existencias finales de materias primas corresponde al consumo de materias
primas.

Herramienta de "Análisis y creación del balance de situación y la cuenta de resultados multiperíodo"

6.3.- Rotación de productos terminados

Mide la rotación de las existencias de productos terminados. Detecta el almacenamiento excesivo o insuficiente de
productos terminados.

Siendo el valor de la producción final está constituido por el costo incorporado a los productos en curso más las
existencias iniciales de productos semiterminados - las existencias finales de productos semiterminados.

Al igual que en los casos anteriores este ratio nos permitirá conocer el número de días de almacenamiento de los
productos terminados, así como la coordinación entre nuestro equipo de ventas y la fabricación.

Un empeoramiento de la presente magnitud, entendiendo por empeoramiento la disminución del número de


rotaciones o el incremento de l número de días de almacenamiento de productos terminados nos puede indicar un
cambio en la tendencia del mercado.

6.4.- Rotación de clientes

Mide las rotaciones de las cuentas por cobrar y se utiliza para evaluar las condiciones de pago que la empresa
concede a sus clientes. Mide el número promedio de veces al año que se cobran las cuentas a clientes, es decir, la
frecuencia de recuperación de las cuentas por cobrar.

A mayor rotación de clientes resulta más beneficioso para la empresa, pues puede reutilizar en el proceso
productivo el margen obtenido en cada venta. El nivel óptimo de la rotación de clientes se encuentra entre 6 y 12
veces al año.

Podemos entender mejor este ratio si lo comparamos con la rotación de comensales en el salon de un restaurante.
Si los comensales son atendidos con celeridad y reciben los platos y bebidas ordenados en muy poco tiempo
tendremos la oportunidad de volver a reutilizar la mesa y por tanto atender a otros clientes. Si por el contrario el
servicio ordenado se domora en el tiempo nos encontraremos con que aunque tenemos todas las instalaciones
necesarias para atender a otro grupo de comensales no lo lograremos pues se habra pasado el momento de
atenderlos.

6.5.- Rotación de proveedores

Mide las rotaciones de las cuentas a pagar para evaluar las condiciones en que la empresa compra a sus
proveedores, y establecer una comparación entre la política que la empresa sigue con sus clientes y la que consigue
de sus proveedores.

Obviamente lo ideal para cualquier empresa o negocio es que su ciclo de pago a proveedores sea por lo menos de la
misma longitud que su ciclo de cobro. Por ejemplo si vemos que realizamos 6 rotaciones anuales equivaldra a que de
media pagamos a nuestros proveedores a 60 días desde el momento en que adquirimos el producto o servicio. Si por
el contrario con nuestros clientes realizamos 9 rotaciones anuales nos encontraremos con que cobramos a 45 dias
desde el momento en que se produce la venta por lo que la diferencia - 60 - 45 = 15 - será el tiempo que obtenemos
de crédito a tipo de interés cero en cada rotación. Esto es, en un año obtendremos: 15 dias x 6 número de las
rotaciones de los pagos = 90 dias de financiación por un importe igual a nuestro volumen de ventas diario a un coste
de 0 €.

6.6.- Rotaciones sobre cobros - pagos a crédito

A diferencia de los dos ratios anteriores en este caso lo que medimos es el número de rotaciones de nuestras
compras o ventas a crédito. Así mientras que la rotación de clientes o proveedores no distingue entre operaciones a
contado o a crédito en este caso nos centramos exclusivamente en esta tipología de operaciones y por tanto
podemos afinar más en la gestión.

Como es obvio y ya se ha señalado lo ideal es que el número de ciclos de cobro sea superior al de pagos. Además en
este caso también sería recomendable realizar un seguimiento de cada uno de los clientes con los que trabajemos a
crédito pues una ralentización en la velocidad de cobro nos puede estar indicando que nuestro cliente tiene
dificultades financieras lo que nos ha de poner en preaviso para tratar de aminorar en lo posible el riesgo que
estamos asumiendo con dicho cliente.

6.7.- Rotación de inventarios

Ratio que relaciona el costo de las ventas con la existencia de productos en inventario.
A mayor rotación de inventarios más veces se cambia el inventario en cuentas para cobrar mediante las ventas. Por
tanto, a mayor rotación, más eficiente el manejo de inventarios de la empresa.

6.8.- Días de rotación de inventarios

Es la rotación de inventarios medido en días, para ello simplemente dividimos 365 días por el valor anterior para
obtener los días de rotación de inventarios.

Mide cada cuántos días se produce la rotación de inventarios. Se utiliza conjuntamente con el ratio anterior para
tener una mejor visión sobre el número de veces al año que se vacía el inventario para la venta y cada cuántos días
se produce esta rotación.

6.9.- Rotación de cuentas por cobrar

Mide cuántas veces al año se cobran las cuentas pendientes por cobrar y se vuelve a prestar dinero. Relaciona la
adquisición de activos proveniente de las ventas al crédito con las cuenta de futuros ingresos.

6.10.- Días de venta en rotación de cuentas por cobrar

Mide el promedio de días que tarda en cobrarse las cuentas pendientes de cobro y se vuelve a prestar el dinero. Se
obtiene dividiendo 365 días por la rotación de cuentas por cobrar expuesto anteriormente.

Herramienta de "Análisis y creación del balance de situación y la cuenta de resultados multiperíodo"

6.11.- Rotación de cuentas por pagar

Mide el número de veces al año que se pagan las cuentas que estaban pendientes de pago. Relaciona el costo de la
mercancía vendida que constituye el inventario con las cuentas de pagos futuros.

6.12.- Días rotación cuentas por pagar

Mide cada cuántos días se pagan las cuentas que estaban pendiente de pago. Se obtiene dividiendo 365 días entre la
rotación de cuentas por pagar.
6.13.- RTA - Rotación total de activos

Mide el número de veces al año que la empresa realiza ventas por un importe igual al total de sus activos.
Proporciona una idea general sobre la actividad en ventas de la empresa. Es decir, cuántas veces la empresa puede
colocar entre sus clientes un valor igual a la inversión realizada.

A mayor rotación total de activos más beneficioso para la empresa pues esto indicará que cada euro invertido
genera retornos por igual o superior cuantía a lo invertido.

En cualquier caso al tratarse de un ratio calculado sobre la totalidad de los activos de la empresa, personalmente no
es de los que más me gustan. Esto se debe a que también participa de su cálculo el activo circulante, y obviamente,
tanto el saldo de tesorería, como las cuentas a cobrar a los clientes tienen una mínima participación en la generación
de nuevo negocio y rentabilidad en la empresa.

6.14.- Rotación de activos fijosMiden cuántas veces al año la empresa realiza ventas entre sus clientes por un valor
igual a la inversión realizada en activos fijos. Por tanto, nos da una idea general sobre la capacidad que tiene la
empresa para utilizar el capital en activos fijos.

A mayor rotación de activos fijos más beneficioso para la empresa pues logra una mayor rentabilidad por cada euro
invertido en el proceso productivo.

Esta magnitud es de gran relevancia tanto para los gestores como para los propietarios de la empresa o negocio,
pues pone en relación la inversión realizada con el volumen de ventas alcanzado así como con su rentabilidad.

En el sector de las nuevas tecnologías se ha de tener cuidado al analizar esta magnitud pues si bien suele dispararse
en muchos casos no se corresponde con la realidad. Esto se debe a que en muchas ocasiones no se incorporan al
activo los trabajos realizados por el personal de la empresa para la propia empresa, si bien en realidad este es el
producto de la empresa. Supongamos una empresa dedicada al desarrollo y explotación de un app que dispone de
un equipo de desarrolladores que se dedican a mejorar e implementar nuevas funcionalidades a dicha app. Por otra
parte posiblemente todo el activo de la empresa se limite a los equipos informáticos y mobiliario de las oficinas por
lo que si calculamos el ratio este seguramente se nos dispare.
Ahora bien, deberemos tener claro que en realidad el activo de la empresa también incluye el app desarrollado y
explotado por la empresa y que por tanto anualmente deberíamos incorporar a dicho activo el valor de los trabajos
de desarrollo realizados, lo que obviamente incrementará el valor del activo fijo y aminorará el presente ratio.
4.- Ratios de Rentabilidad
Estos ratios sirven para comparar los resultados de la empresa con distintas partidas del balance o de la
cuenta de pérdidas y ganancias. Miden el nivel de eficiencia en la utilización de los activos de la
empresa en relación a la gestión de sus operaciones.

Hay que tener presente que el ratio nos proporcionará un porcentaje por lo que nos podemos encontrar
con empresas con ratios de rentabilidad muy elevados, pero que en términos absolutos no sean
relevantes.

Por otra parte hemos de tener cuidado con las empresas de servicios, sobre todo si son
pequeñas y medianas, pues se tiende a infravalorar el coste por hora de sus trabajadores o no
registrar contablemente los trabajos que realizan para su propio inmovilizado.

4.1.- Beneficio neto sobre recursos propios medios

Es la rentabilidad que obtiene el accionista medida sobre el valor en libros de los recursos
propios.
Recursos propios = Capital social desembolsado + Reservas + Beneficios no distribuidos

Este ratio debe de ser superior a la rentabilidad que obtendría un accionista con su dinero colocado en una
inversión exenta de riesgo. Por ejemplo una referencia podría ser la rentabilidad de los Bonos del Tesoro a
5 años, debiendo por lo menos triplicar la empresa dicha rentabilidad, pensemos que el riesgo de perdida
del capital es mucho mayor en la empresa que en el caso del Tesoro.

4.2.- Beneficio neto sobre ventas

Este ratio engloba la rentabilidad final - descontados amortizaciones, intereses e impuestos -


obtenida en cada euro vendido. Incluye todos los conceptos por lo que la empresa obtiene
ingresos o genera gastos.

Cuanto mayor sea dicho ratio mejor, pues indicará que la actividad de la empresa así como su
administración económico financiera es más eficiente. Por ejemplo en el caso de las empresas de base
tecnológica dicho ratio es muy elevado, habida cuenta que los costes marginales de las ventas son
tendentes a cero.

4.3.- Rentabilidad económica

Indica la rentabilidad que obtiene la empresa sobre sus activos, es decir, la eficiencia en la
utilización del activo.

Este ratio depende mucho de la actividad de la empresa, y por tanto no es comparable


entre distintos sectores, no tiene nada que ver una empresa de construcción de
automóviles con una empresa de desarrollo de software.
Así mientras la primera precisa de una costosa estructura para empezar a trabajar la segunda tan
sólo necesita de equipos informáticos. En otro orden de cosas sucedería lo mismo con una
empresa de reformas domésticas, donde su activo se reducirá a las herramientas utilizadas en los
distintos oficios y unas oficinas en relación a un restaurante que además de un comedor donde
atender a sus clientes precisará de una costosa equipación de cocina.

Herramienta de "Análisis y creación del balance de situación y la


cuenta de resultados multiperíodo"
4.4.- Rentabilidad de la empresa

Mide la rentabilidad del negocio empresarial en sí mismo. Pues mide la relación entre el beneficio
de explotación y el activo neto.

Un valor más alto significa una situación más próspera para la empresa, pues la empresa contará
con una mayor rentabilidad, es decir, mayores beneficios en relación a sus activos.

Este ratio es similar al anterior y por tanto hemos de tener cuidado cuando comparemos la rentabilidad
obtenida por dos empresas de tal modo que las empresas se situén en sectores comparables o
asimilables. Por ejemplo un restaurante y una óptica en cuanto a estructura empresarial tienen muchos
más elementos en común que si los comparamos con un comercio o una empresa de servicios
profesionales.

4.5.- Rentabilidad del capital

Mide la rentabilidad del patrimonio propiedad de los accionistas, tanto del aportado por ellos,
como el generado por el negocio empresarial.

Un valor más alto significa una situación más próspera para la empresa y sus accionistas.

Este es uno de los criterios que utilizará cualquier aceleradora, o inversor privado a la hora de analizar su
participación o no en una determinada empresa y uno de los motivos por el que son las empresas
tecnológicas las que mayor interés generan entre los inversores privados.

Las empresas de base tecnológica se caracterizan por un nivel de activo muy bajo en relación
con el volumen de mercado al cual optan con su actividad. Así mismo el coste marginal de las
ventas suele ser tendente a cero, esto es, una vez puesto en marcha el servicio, su replicación o
generación prácticamente no tiene coste.

Este escenario es ideal para el inversor privado pues su dinero se destina en su integridad a la generación
del servicio, personal de elevada cualificación, y al marketing sin diluirse en activos específicos de la
actividad.

Una empresa de internet tan sólo precisa de equipos informáticos y de profesionales altamente
cualificados, siendo ambos activos totalmente reutilizables en otros proyectos lo que por ejemplo
no sucede en el caso de un restaurante, optica, etc.
4.6.- Rentabilidad de las ventas

Mide la relación entre el importe de las ventas y el coste de elaboración del servicio o producto
vendido. Este ratio esta relacionado con el coste marginal de la venta, pues no tiene en
consideración ni la amortización, ni los intereses de la financiación del inmovilizado ni los
impuestos.

Como ya se ha comentado anteriormente en este caso cuando comparemos la rentabilidad de las ventas
de dos empresas hemos de tener cuidado con el tipo de actividad que desarrolla cada una de ellas pues
obviamente no tiene nada que ver la rentabilidad de un servicio donde el coste marginal de la venta será el
tiempo de mano de obra utilizado para la prestación del servicio con la venta de un producto donde
además de la mano de obra empleada en su elaboración deberemos incluir el coste de las materias primas
incorporadas al producto.

4.7.- Rentabilidad sobre activos

Ratio que mide la rentabilidad de los activos de una empresa, estableciendo para ello una
relación entre los beneficios netos y los activos totales de la sociedad.

4.8.- Rentabilidad de los capitales propios

Ratio que mide la rentabilidad de los capitales propios invertidos en la empresa en relación con el
beneficio neto obtenido.

4.9.- Rentabilidad por dividendo

Mide el porcentaje del precio de compra de una acción que supone el dividendo repartido a los
accionistas por la empresa. Este ratio es utilizado por los inversores en acciones de empresas
cotizadas siendo utilizado bajo una perspectiva financiera más que de gestión.

Hay que tener presente que en cada ejercicio en la Junta general de accionista se decide cuál será la
política y cuantía de retribución al accionista y por tanto este ratio puede variar sustancialmente de un
ejercicio a otro.

4.10.- Rentabilidad bursátil de la sociedad

Liga al beneficio neto con la capitalización bursátil. Pudiéndose calcular de dos formas distintas.
Otra medida más exacta de la capacidad generadora de rentas de las empresas cotizadas
relaciona el "cash flow" con la capitalización bursátil.

Herramienta de "Análisis y creación del balance de situación y la


cuenta de resultados multiperíodo"
4.11.- BPA - Beneficio por acción

Es el resultado de dividir el beneficio neto de la empresa entre el número de acciones en que se


divide su capital social.

Se trata de un ratio de interés para el inversor en acciones de empresas cotizadas pues nos indica la
evolución del beneficio de la empresa con independencia de si esta ha realizado ampliaciones de capital a
lo largo del tiempo.

Este ratio es la base de otro ratio fundamental para el inversor en acciones, el PER - Price
Earnings Rate - . El PER nos indica el número de veces que esta reflejado el beneficio de
una empresa en el precio de sus acciones.
Así cuando se dice que una empresa tiene un PER de 10 lo que estamos diciendo es que el
precio al que cotizan sus acciones es de 10 veces sus beneficios actuales. Así pues cuando
menor sea el PER de una empresa o lo que es lo mismo mayor sea su BPA mejores
características tendrá nuestra inversión.
Ejemplo del análisis de los ratios de rentabilidad de una empresa