Está en la página 1de 42

INTRODUCCIÓN A LA

El

PREDICACIÓN
BÍBLICA

ESCUELA DE FORMACIÓN
MINISTERIAL
“EL MAESTRO”

1
INDICE

PRIMERA PARTE: CONCEPTOS PRELIMINARES DE HOMILÉTICA…..….. 3

UNIDAD I INTRODUCCIÓN A LA HOMILÉTICA………………………………………. 4

UNIDAD II EL SERMÓN BÍBLICO………………………………………………………………. 7

UNIDAD III: PASOS PARA ELABORAR SERMONES TEMÁTICOS,

TEXTUALES Y EXPOSITIVOS…………………………………………………………………….. 11

SEGUNDA PARTE: PASOS PARA ELABORAR EL SERMÓN BÍBLICO……... 17

UNIDAD IV EL PROPÓSITO DEL SERMÓN BÍBLICO………………………………….. 18

UNIDAD V EL TEMA DEL SERMÓN……………………………………………………………. 21

UNIDAD VI LA BASE BÍBLICA O EL TEXTO DEL SERMÓN…………………………. 23

UNIDAD VII LA INTRODUCCIÓN DEL SERMÓN………………………………………… 25

UNIDAD VIII LA ILUSTRACIÓN DEL SERMÓN…………………………………………… 26

UNIDAD IX EL CUERPO DEL SERMÓN………………………………………………………. 28

UNIDAD X LA CONCLUSIÓN DEL SERMÓN……………………………………………….. 31

UNIDAD XI LA APLICACIÓN DEL SERMÓN……………………………………………….. 32

TERCERA PARTE: RECOMENDACIONES PARA EXPONER EL SERMÓN… 33

UNIDAD XII EL ESTILO EN LA PRESENTACIÓN DEL SERMÓN…………………… 34

UNIDAD XIII LOS MÉTODOS DE EXPOSICIÓN DEL SERMÓN……….……………. 36

BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………………………….……………. 39

2
3
PRIMERA PARTE
CONCEPTOS PRELIMINARES
DE HOMILÉTICA

4
UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A
LA HOMILÉTICA

1. ¿QUÉ ES HOMILÉTICA?

Esta palabra originalmente tiene su raíz etimológica de la palabra griega: “homiletikos”,


que significa “homilía”. En un significado más amplio es: “Razonamiento, platica que se
hace para explicar al pueblo asuntos de religión, fe y doctrina”.

Para nuestro estudio Homilética es: “La ciencia que se especializa de la preparación y
predicación de mensajes de la palabra de Dios”.

Trata de manera principal sobre la composición, reglas de elaboración, contenidos, estilos,


y correcta predicación del sermón. Nos enseña cómo presentar, con elegancia y estilo, un
discurso religioso. Puede decirse, por lo tanto, que la Homilética es el arte y la ciencia de
predicar.

2. ¿QUE ES LA PREDICACIÓN?

La predicación, “es la exposición de la verdad divina que hace el Espíritu Santo a través de
una persona escogida por Dios, con el fin de satisfacer la necesidad humana”.

También se puede decir que la predicación es la comunicación verbal de las verdades


bíblicas por medio de un hombre de Dios a la humanidad sin esperanza, con el fin de
persuadir y satisfacer las necesidades espirituales del hombre.

Predicar, es proclamar el Evangelio de Jesucristo y otras verdades Bíblicas relacionadas


con él, de manera que los oyentes son motivados a creer y a tomar una decisión.

La predicación de la Palabra de Dios se encuentra entre los privilegios más grandes


confiados al hombre. Es además una de las más grandes responsabilidades.

3. ELEMENTOS Y CARACTERÍSTICAS DE LA PREDICACION.

3.1. Elementos de la predicación

Por lo general el mensaje bíblico debe tener los siguientes elementos:

 El material: viene a ser la Biblia, es decir las verdades divinas inspiradas por el
Espíritu Santo (Dt. 32:4; 2Tim)
 El método: es la comunicación verbal o la voz humana del predicador (Mr.2:2;
Hch. 11:19; Gál. 1:16).
 La meta: consiste en persuadir al hombre para la salvación (Hch. 2:37, 40-41; 19-
26).
 La necesidad: es el perdón de sus pecados.

3.2. Características de la predicación.

5
Las características de la predicación son:

 Teológico: porque imparte todo el conocimiento de Dios y el significado de todas


sus obras (1Cor. 1:21; Rom. 10:12, 15, 17).
 Cristológico: porque Cristo es el personaje central de la predicación y el mediador
del nuevo pacto (Heb. 4:12)
 Evangélico: porque anuncia el plan de Dios en Cristo en beneficio de la
humanidad (1Tim. 2:5-6).
 Antropológico: porque el receptor del mensaje es la iglesia y el hombre
inconverso (Hch. 2:14; 1Cor. 1:1-2).
 Eclesial: porque la iglesia es la encargada de la predicación del evangelio (Mt.
28:19-20).
 Escatológico: porque pertenece a los últimos tiempos, confrontando a los
hombres con dos posibilidades futuras: condenación o salvación.
 Persuasivo: porque persuade con la verdad divina a los oyentes a cambiar de
actitud con respecto a Cristo y el Evangelio (Gál. 2:20).
 Espiritual: Porque el Espíritu Santo participa en la predicación del mensaje,
ilumina la mente del hombre y lo convence del pecado y de la necesidad que el
oyente haga una respuesta de fe y obediencia a Cristo.
 Litúrgico: Porque la iglesia rinde adoración a Dios por la victoria del evangelio en
Cristo.

4. IMPORTANCIA DE LA PREDICACIÓN

La predicación es el principal medio dinámico de difusión del evangelio. Si bien, el trabajo


pastoral es muy importante y las ceremonias pueden instruir e impresionar; es bien cierto
también que no pueden reemplazar a la predicación.

La predicación es tarea fundamental de la iglesia: “id por todo el mundo y predicad el


evangelio a toda criatura” (Mr. 16:15). Asimismo, es necesario recordar que la parte
distintiva del cristianismo es la predicción del evangelio, ya que “la fe viene por el oír” (Ro.
10:17); es imperativo pues predicar la palabra “a tiempo y fuera de tiempo” (2Ti. 4:2).

5. REQUISITOS PARA UNA PREDICACIÓN EFICAZ

5.1. Tener la unción del Espíritu Santo. Su acción es indispensable tanto en el


predicador como en los oyentes o congregación. En la experiencia de pentecostés, el
Espíritu Santo no solo guió a Pedro y a los demás discípulos en la proclamación de las
“maravillas de Dios” (Hch. 2:11), también obró en los oyentes (Hch. 2:27-41).

5.2. Manifestar el amor de Dios. El mensajero cristiano debe evidenciar el amor de


Dios en su vida, debe manifestar asimismo, un intenso amor por su palabra y por su
iglesia, con lo cual ganará respeto y simpatía de sus oyentes.

5.3. Conocer la verdad bíblica y la realidad contextual de sus oyentes.

La verdad bíblica, ilumina y aclara la forma de “ver” el mundo, pues en la predicación es


muy importante tener en cuenta el contexto socio-cultural de los oyentes. Razón tenía el
recordado pastor y teólogo suizo Karl Barth, cuando dijo: “el predicador debe tener en una
mano la biblia y en la otra el periódico (realidad humana)”.

5.4. Mostrar clara vocación y misión cristiana. Las ideas claras (objetivo concreto
del sermón), fuertes sentimientos y excelente imaginación, como también capacidad para
6
expresarse y exponer, son las mejores herramientas para el predicador. Estar persuadido
de su llamado y vocación ministerial, debe ser también la nota distintiva del vocero de
Dios.

6. PELIGROS EN LA PREDICACIÓN.

Los predicadores del evangelio también están propensos a caer en ciertos peligros, que
afectan en mayor o menor grado negativamente la comunicación del mensaje. Por ejemplo:

6.1. Pensar más en la forma que en el contenido. El contenido del material es más
importante que el uso, la elección, la adaptación, el arreglo y presentación del material. Por
lo que en los aspectos en que más debe fijar su atención el predicador son, la unción del
Espíritu Santo, el amor de Dios y el conocimiento de las sagradas escrituras.

6.2. La imitación. Muchos predicadores imitan consciente o inconscientemente a otros


predicadores o conferencistas. Lamentablemente, se imitan con más facilidad los defectos
que las buenas cualidades. Hay que cuidarse de este peligro, porque puede hacer perder el
sentido real de nuestra misión profética.

6.3. La apariencia personal.

En la predicación debe haber naturalidad y sencillez, es decir, debemos ser naturales y


auténticos, y no aparentar lo que no somos. Por eso se recomienda que el predicador preste
mucha atención no sólo a su persona, sino también a su vestimenta y lenguaje.

7. SERMÓN

“Un sermón bíblico: es un discurso sistemático, dirigido y adaptado a la mente del hombre
natural; basado en verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de
persuadir al hombre”.

8. BOSQUEJO

Es la estructura básica de un sermón. Este es algo así como el esqueleto para el cuerpo
humano. Sus diferentes partes son como los pilares y cadenas de una casa en construcción.
No es el sermón en sí, sino su estructura fundamental. En el bosquejo se puede apreciar
claramente el tema, el propósito y las verdades principales que el predicador expondrá
mientras predica.

7
UNIDAD II
EL SERMÓN
BÍBLICO.

1. EL SERMÓN

“Un sermón bíblico: es un discurso sistemático, dirigido y adaptado a la mente del hombre
natural; basado en verdades bíblicas, elaborado cuidadosamente, con el propósito de
persuadir al hombre”.

Un buen sermón es un discurso bien preparado, en orden lógico, ilustrado, basado en la


Escritura, de manera que agrade a los oyentes y los lleve a creer y a tomar una decisión.

2. TIPOS DE SERMÓN

2.1. Sermón por su estructura

1) El Sermón bíblico Textual

Aludimos a Sermón bíblico Textual al referirnos al sermón bíblico que toma como base
un texto específico, generalmente un solo versículo. Por ejemplo, Juan 3:16. Sobre este
escrito entramos a desarrollar la enseñanza.

1) El Sermón bíblico Expositivo:

Este género de Sermón bíblico se desarrolla fundamentado en un pasaje bíblico, puede


ser dos o más textos, un capítulo de la biblia o un libro completo. Las ideas que se
exponen guardan un orden lógico. El predicador no fuerza un versículo para que se
relacione con otro o quizá para que diga lo que él quiere. Por el contrario, toma con
naturalidad cada una de las ideas y puntos que van surgiendo en cada versículo. Es uno
de los estilos más complejos pero a su vez, de los más enriquecedores. Charles
Spurgeon es uno de los mejores ejemplos de esta forma de predicación. En el siglo XIX
ejerció una poderosa influencia en Inglaterra y Estados Unidos con sus poderosos
mensajes.

2) El Sermón bíblico Temático:

Como su nombre lo indica, el Sermón bíblico Temático toma un tema y lo desarrolla.


Por ejemplo, el pecado. Se analizan todos los versículos en los cuales la palabra pecado
ejerce un papel preponderante. Se requiere una exploración bíblica con el propósito de
definir sus orígenes, causas, evolución y consecuencias. Tenemos allí un tema expuesto.
Este género es muy frecuente en las congregaciones.

2.2. Tipos de sermón por su contenido.

1) Sermones doctrinales.

8
Estos sermones tienen por objeto presentar alguna de las grandes doctrinas bíblicas
(Dios, la trinidad, la creación, el hombre, el pecado, Jesucristo, Espíritu Santo, el
arrepentimiento, la fe, la regeneración, la santificación, la iglesia, la segunda venida de
Cristo, etc.), con sus respectivas implicaciones prácticas. La necesidad de la predicación
doctrinal se desprende de la relación existente entre lo que se cree y lo que se vive. Así
mismo, el predicador debe admitir con humildad y prudencia que hay cosas secretas
que pertenecen al señor (Dt. 29:29).

2) Sermones apologéticos

Su finalidad es demostrar la verdad y refutar las objeciones que a la misma suelen


hacerse. Buena parte de los escritos de pablo y de Juan son apologéticos. La necesidad
de este sermón tiene un trasfondo pastoral. Por ejemplo, cuando el pastor, en sus
contactos personales, percibe la influencia que entre su pueblo ejercen las corrientes de
pensamiento del momento histórico en que se vive, así como aquellas afirmaciones
psicológicas, religiosas o filosóficas, provenientes de las sectas que pululan en nuestro
país.

He aquí ciertos cuestionamientos comunes a todos los tiempos: ¿es Dios realmente un
ser personal? ¿Es justo y bueno? ¿Deben interpretarse los milagros como hechos
históricos?, etc. Aquí, conviene que el predicador tenga una sólida base escritural en
sus argumentos.

3) Sermones morales.

Su contenido es básicamente ético y está destinado a instruir, estimular, a los oyentes


para que vivan como es digno de la vocación con que son llamados (Ef. 4:2).

Surge la necesidad de estos sermones, en nuestros días, por ejemplo: ¿Cuál debe ser la
postura del creyente ante el aborto, la eutanasia, la clonación, la homosexualidad, el
divorcio, las relaciones pre y post matrimoniales, la discriminación, la violencia física,
cultural, política, ideológica, religiosa y moral?. Los sermones morales, para que sean
eficaces, deben ser concretos y de la vida cotidiana.

4) Sermones sociales

Su propósito es iluminar la conciencia del creyente en lo que se refiere a su


responsabilidad como miembro de la comunidad a la que pertenece (Ef. 5:11; Ro. 13:1;
Ap. 13:1).

La escritura nos presenta el aspecto espiritual y el aspecto social del evangelio y que no
es posible separarlos. El cristiano ha de vivir responsablemente como ciudadano del
reino de los cielos y ciudadano de su país (comunidad). Asimismo, el predicador no
debe perder de vista que el individuo y la sociedad sufre las consecuencias del pecado
personal y social.

5) Sermones históricos

Constituye el fondo de la historia de la salvación. Sus protagonistas no son solamente


los hombres. En primer plano interviene Dios, a través de los acontecimientos con su
gracia frente a las fuerzas del mal hasta su aniquilación. Los hombres y mujeres son
idénticos a nosotros, con semejantes pasiones y debilidades.

9
La ventaja de estos sermones, es que son más fáciles de preparar, sin embargo, también
tienen sus exigencias. En primer lugar, no se puede alegorizar o espiritualizar
inmediatamente a todos los personajes. Por ejemplo, un sermón sobre el encuentro de
David con Goliat, y desde el primer momento, dejando de lado la realidad histórica
presentamos a David como ejemplo ilustre del creyente y Goliat como diablo.

En todo caso, sería la omnipotencia y la soberanía de Dios por encima de todo poder
humano. No debemos olvidar que el objetivo del sermón, debe estar compuesto por la
enseñanza de valor perenne que del acontecimiento histórico se desprenden.

6) Sermones devocionales

Tienen como propósito estimular a los creyentes para vivir más intensamente
determinados aspectos de la vida cristiana. Se espera que contribuyan a avivar la fe de
los creyentes, moverlos a la adoración, renovar su compromiso con Cristo, fortalecer su
fidelidad frente a la tentación, aumentar su testimonio evangelístico y motivarles al
servicio a Dios, etc. La preparación Homilética del sermón devocional no es de las más
laboriosas, pero exige dedicación espiritual.

7) Sermones Evangelísticos

Están dirigidos a personas inconversos. Aquí se hace exposición más o menos amplia
de los puntos principales del evangelio con objeto de que, por la acción del Espíritu
Santo, el oyente sea convencido de su pecado y pueda reconocer a Jesucristo como su
señor y salvador.

En cuanto a este tipo de sermón, debemos tener presente cuatro puntos: primero, la
enseñanza bíblica relativa a la salvación debe aparecer con toda claridad; segundo, la
acción sobre los sentimientos ha de ser resultado de la fiel exposición de la palabra (y
no de manejo psicológico ni dramático); tercero, la presentación del don de Dios no
debe ocultar sus demandas; y cuatro, debe concluirse con llamamiento (2Cor. 5:20).

3. ESTRUCTURA DEL SERMON BIBLICO

“El deseo de todo predicador es que su sermón bíblico tenga un impacto profundo en la
vida de los oyentes. Para que esto se dé, el predicador no sólo debe contar con la ayuda del
Espíritu Santo, sino también tener un buen sermón bien estructurado”.

3.1. La importancia de la estructura del sermón bíblico

Hay TRES RAZONES principales por las cuales es importante que el sermón bíblico tenga
una buena estructura:

1) Ayuda al Predicador a Pensar Claramente:

Muchas veces es difícil entender lo que el predicador está diciendo porque él no ha


pensado claramente lo que quiere decir. Generalmente, esto se refleja en una falta de
estructura en su sermón bíblico. El primer valor de tener una estructura en el sermón
bíblico es que ayuda al predicador a ordenar bien sus pensamientos.

2) Ayuda a la Congregación Escuchar el Sermón bíblico:

Si el sermón bíblico está bien estructurado, la congregación logrará seguir mejor el


pensamiento del predicador, y por ende podrá entender más claramente el mensaje del

10
sermón bíblico. No hay nada peor para una congregación que tener que escuchar a un
predicador hablar por 45 minutos, cuando no ha ordenado bien sus pensamientos. Tal
sermón bíblico no será bien entendido.

Según James Braga, "el sermón bíblico debe estar construido de tal manera que los
oyentes puedan captar sin dificultad la esencia del mensaje del sermón bíblico, así
como los varios aspectos que aparecen en él."

3) Ayuda a la Congregación a Recordar el Sermón bíblico:

Es muy difícil recordar un sermón bíblico que no ha sido claramente estructurado. Muy
pronto todo el esfuerzo del predicador quedará en nada. Un sermón bíblico no
entendido está destinado a pasar rápidamente al olvido, y por ende a ser totalmente
ineficaz en su propósito; ya sea un propósito: evangelístico, doctrinal, devocional o
consagracional.

3.2. Modelo de la estructura del sermón bíblico:

El sermón bíblico tiene la siguiente estructura

PRIMER MODELO SEGUNDO MODELO


TEMA
BASE BIBLICA TEMA
PROPOSITO TEXTO
INTRODUCION INTRODUCCIÓN
PROPOSICIÓN ILUSTRACIÓN
PREGUNTA CLAVE ¿?
I. PRIMERA DIVISIÓN PRINCIPAL
A. Primera Subdivisión
B. Segunda Subdivisión
II. DIVISION PRINCIPAL CUERPO DEL SERMÓN
A. Primera subdivisión
B. Segunda subdivisión
C. Tercera Subdivisión
CONCLUSIÓN. CONCLUSIÓN
A. Recapitulación APLICACIÓN
B. Aplicación
C. Ministración.

11
UNIDAD III
PASOS PARA ELABORAR
SERMONES TEMÁTICOS,
TEXTUALES Y
EXPOSITIVOS

1. PASOS PARA ELABORAR SERMONES TEMÁTICOS

Tiene su origen no en el texto de la escritura, sino en un tema, generalmente de carácter


doctrinal o moral. Se le denomina temático porque el tema o tópico a tratar es el factor
dominante en su desarrollo. Todo el tratamiento del sermón depende del tema. El texto y
el tema deben estar relacionados en una forma bien definida. El tema debe ser una
verdadera representación del texto. El desarrollo de los pensamientos centrales en que el
sermón se divide no depende de las divisiones del texto mismo sino del desarrollo lógico
del tema según lo determine el predicador.

Sermones temáticos serían, por ejemplo, los predicados sobre la divinidad de Jesucristo, la
trinidad, la justificación, la adoración, el pecado, etc.

Bosquejo: TEMA: EL PECADO EN LA VIDA DEL CREYENTE


TEXTO: VARIOS
INTRODUCCION:
(Primera división) I. SU REALIDAD PRESENTE
(primera subdivisión) A. enseñada en la Escritura (1Jn. 1:8,10)
(segunda subdivisión) B. confirmada por la experiencia (Rom. 7:14-24)
(segundo división) II. SU ORIGEN HUMANO
(primera subdivisión) A. la vieja naturaleza del hombre (Gn. 6:3)
(segunda subdivisión) B. la vieja naturaleza del creyente (Gál. 5:16,17)
(Tercer división) III. SU REMEDIO DIVINO
(primera subdivisión) A. propiciación (1Jn. 2:2,1)
(segunda subdivisión) B. santificación (Ro. 6:11-14)
(tercera subdivisión) C. Justificación (Ro. 5:1)
CONCLUSIÓN:

La ventaja de este sermón es que nos permite tratar asuntos de interés para los oyentes (en
cada ocasión). Y sus desventajas son: el predicador puede dar enseñanzas fuera de la
Biblia. Asimismo, se corre el peligro de no delimitar bien el tema, los capítulos y
subcapítulos.

Algunas características básicas del sermón temático.

Comprensión del sermón temático, será necesario con uno de tus compañeros, meditar en
los datos que siguen:

12
 La selección de una palabra o una frase de cualquier texto bíblico breve o largo,
puede ser la base del tema que se desarrollará en el sermón temático.
 El bosquejo del sermón temático se elabora en el análisis del tema independiente
del texto y no en la estructura gramatical de un pasaje seleccionado como en el
sermón textual.
 Los pensamientos de las divisiones principales y secundarias son determinados por
la lógica del predicador y de las enseñanzas de cualquier versículo bíblico.
 El tema específico y la proposición se argumenta en las enseñanzas de los temas
elegidos por el predicador (no se refieren a los pasajes paralelos).

Descripción elemental del sermón temático.

El sermón temático es la presentación de un mensaje donde el tema general y específico se


obtiene en forma independiente del texto, y las divisiones principales y secundarias se
formulan lógicamente en el conjunto de enseñanzas que se encuentran en la biblia.

Ejemplo:

Propósito general : La realidad del pecado humano


Propósito específico :
Texto : Varios
Tema general : El pecado
Tema específico : El pecado en la vida del creyente
Proposición : El pecado en la vida del creyente nace en la
vieja naturaleza.
Interrogante : ¿por qué el pecado en la vida del creyente
nace en la vieja naturaleza?
Oración de transición : por los siguientes argumentos

I. PORQUE ES UNA VERDAD (1Jn. 1:8,10)


A. La biblia lo revela (1Jn. 1:8,10)
B. La naturaleza humana lo expresa (Rom. 7:14-24)
II. PORQUE NACE EN LA NATURALEZA HUMANA (Gál.
5:16,17)
A. En la vida del creyente (Gál. 5:16,17)
B. Es una lucha diaria (Ef. 4:17-19)
III. PORQUE TIENE EL REMEDIO EN CRISTO (Jn. 1:29).
A. El sacrificio de Cristo (1Jn.1:1-2)
B. La santificación en Cristo (Rom. 6:11-14).
CONCLUSIÓN:

2. PASOS PARA ELABORAR SERMONES TEXTUALES

Casi no hay diferencia entre el sermón textual y el expositivo. Ambos tienen como base el
texto bíblico. Así, el texto es el principio, la continuación y el fin del discurso.

En relación con el sermón expositivo, distinguen al textual dos características: primero, el


pasaje bíblico del sermón textual sobre el cual se basa es más corto. Generalmente no
consta de más de uno o dos versículos como máximo.

13
Segundo, en el sermón textual, prácticamente todas las frases del pasaje escogido son
incorporadas como partes principales del sermón.

El sermón textual debe tener un texto, un tema y sus divisiones.

Sermón textual es aquel en que tanto el tema como las divisiones de su desarrollo son
resultados del texto y siguen su orden. Mientras que el sermón temático es dominado por
su tema central; en el sermón textual es el texto el que controla y domina tanto el tópico
como los puntos a tratar.

Ejemplo:

TEMA: LO QUE DIOS PIDE AL HOMBRE

TEXTO: MIQUEAS 6:8

INTRODUCCIÓN:

I. HACER JUSTICIA
A. En lo personal
B. En lo comunitario
II. AMAR MISERICORDIA
A. Gustar la misericordia
B. Practicar la misericordia
III. HUMILLARTE ANTE DIOS
A. Con sinceridad
B. Con devoción

CONCLUSIÓN.

Algunas características básicas del sermón textual.

Para comprender mejor la naturaleza de un sermón textual, es muy importante repasar las
siguientes características:

 Toma como base un pasaje bíblico que contiene un pensamiento completo del
autor.
 El pasaje bíblico puede ser una o dos oraciones o también de uno o dos versículos
seleccionados.
 El bosquejo del sermón se desarrolla y se fundamenta en la estructura gramatical
del texto seleccionado.
 Los pensamientos de las divisiones principales secundarias deriva de las frases, de
las oraciones y cláusulas de la estructura gramatical del texto elegido.
 El tema general y específico del sermón halla su argumento y explicación en los
pensamientos del texto elegido.

Descripción elemental del sermón textual.

Consiste en la preparación de un mensaje donde el tema general, el tema específico, las


divisiones principales y secundarias del bosquejo nacen de la estructura gramatical del
texto bíblico.

14
Ejemplo:

PROPÓSITO GENERAL : La realidad del pecado humano


PROPÓSITO ESPECÍFICO :
TEXTO : Isaías 52:7
TEMA GENERAL : El mensaje del predicador
TEMA ESPECÍFICO : El mensaje del predicador
PROPOSICIÓN : Las bendiciones del mensaje del
predicador
INTERROGANTE : ¿Cuáles son las bendiciones que trae el
mensaje del predicador?
ORACIÓN DE TRANSICIÓN : Son….

I. LA BENDICIÓN DE LAS NUEVAS NOTICIAS (7A)


A. El mensajero: trae
B. El mensaje: buenas nuevas
II. LAS BENDICIONES DEL MENSAJE DE PAZ (7B)
A. El mensajero: anuncia
B. El mensaje: la paz
III. LA BENDICIÓN DEL MENSAJE DE LIBERTAD (7C)
A. El mensajero: publica
B. El mensaje: la libertad
IV. LA BENDICIÓN DEL GOBIERNO DE DIOS (7D)
A. La Ciudad: Sion
B. El Rey: Gobierna
CONCLUSIÓN:

3. PASOS PARA ELABORAR SERMONES EXPOSITIVOS

Este sermón toma como base un pasaje de la escritura más extenso que el correspondiente
a sermones textuales. Este tipo de sermón exige especial dedicación, concentración y
habilidad. A continuación tenemos las siguientes sugerencias:

 Lea varias veces el texto bíblico, si es posible en sus lenguajes originales o en


diferentes versiones.
 Anote las palabras que se repiten o se enfatizan en el texto
 Estudie detenidamente el significado de las palabras que anotó
 Compare el uso y significado de esos términos en otros textos bíblicos. Puede
ayudarse con la concordancia, diccionario, comentarios bíblicos, etc.
 Precise las ideas más importantes, así como sus aplicaciones.
 Fije el tema.
 Escoja las ideas principales, relacionadas con el tema, y luego ordene en un
bosquejo con sus puntos principales y subdivisiones.
 Cada punto y subdivisión del bosquejo deben tener apoyo en el texto.

Asimismo, complemente los puntos, cuando sea necesario, con textos bíblicos paralelos.
Ejemplo de sermón expositivo: 1 Tesalonicenses 1:1-10

Bosquejo:

TEXTO: 1tesalonisenses 1:1-10.


15
TEMA: una iglesia ejemplar

I. CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DE LA IGLESIA (V.3)


A. La obra de la fe
B. El trabajo del amor
C. La constancia en la esperanza
II. ORIGEN DE LA IGLESIA (V.4)
A. Es espiritual
B. Es divina
III. FORMACIÓN DE LA IGLESIA (VV. 5,6)
A. Mediante la predicación (“en palabras”) del evangelio
B. Con el poder de Dios
C. Por la acción del Espíritu Santo
D. En plena certidumbre (convicción) (a esta predicación poderosa
respondieron los tesalonicenses “recibiendo la palabra”).
IV. TESTIMONIO DE LA IGLESIA (VV. 7-10)
(Fue un testimonio ejemplar de conversión admirable).
A. Dejaron los ídolos
B. Se convirtieron a Dios
a. Para servirle
b. Para esperar a su hijo Jesucristo.

CONCLUSIÓN: ¿se parece nuestra iglesia local a la de tesalónica? Exhortación a


una renovación de fe, la esperanza y el amor y a un testimonio más eficaz.

Algunas características del sermón expositivo.

Lea atentamente las siguientes ideas. Formar grupos de tres estudiantes y analizar con
profundidad las características.

 Se selecciona un pasaje bíblico más extenso que el texto base del sermón textual.
 El tema del sermón se desarrolla con los pensamientos proporcionados por la recta
interpretación exegética del pasaje.
 El bosquejo del sermón deriva directamente del tema original que desarrolla el
autor, bajo la dirección del Espíritu Santo, y aplica las enseñanzas a la vida presente
del oyente.
 Debe existir una correspondencia entre el propósito del sermón y el significado
original del texto.
 No es un estudio bíblico, un comentario corrido, un sermón temático, etc.

Descripción elemental del sermón expositivo.

La predicación expositiva es la comunicación de un concepto bíblico derivado y


transmitido a través de un estudio histórico, gramatical y literario de un pasaje en su
contexto, el cual el Espíritu Santo primeramente aplica a la personalidad y experiencia del
predicador, y a través de él a sus oyentes.

Preparación de un sermón expositivo.

Los pasos para elaborar cualquier tipo de sermón, también se aplica en la preparación del
sermón expositivo. Los datos que daremos contribuirán en la profundización del estudio y
en la exposición de un mensaje sujeto a la verdad revelada.

16
 Seleccionar el pasaje bíblico que va exponer, considerando la división natural y la
unidad del pensamiento que se desarrolla en el párrafo bíblico.
 Estudiar el párrafo y reunir las notas del estudio del texto y del contexto (usar las
diversas fuentes de estudio).
 Recoger las partes entre sí del pasaje para determinar la idea original del autor y su
desarrollo.
 Someter la idea original del autor bíblico a las tres preguntas: ¿Qué dice esto? ¿es
esto verdad? ¿Qué influencia producirá en la vida de los oyentes esta verdad?
 Formular la idea central (la proposición) en base a la necesidad de los oyentes y
reflexión de la idea del autor bíblico.
 Precisar el propósito específico del sermón, relacionar directamente con el
contenido del texto y aplicar correctamente a las necesidades de los oyentes.

Ejemplo:

Propósito general :
Propósito específico :
Texto : Nehemías cap. 1, 2, 3
Tema general : el trabajo
Tema específico : la influencia social del trabajo
Proposición : el trabajo debe contribuir a la unidad del servicio de la iglesia
Interrogante : ¿Cómo se manifiesta el trabajo que contribuye a la unidad en el
servicio de la iglesia
Oración de transición : de la siguiente manera
I. EN UNA PROFUNDA PREOCUPACIÓN (CAP.1)
A. la pregunta (1-2)
B. la respuesta (3)
C. el impacto (4)
D. la oración (4-11)
1. el clamor (5a)
2. la exaltación (5b-6a)
3. la intercesión (6b-7)
4. las promesas (8-11)
II. EN UNA CORRECTA SUJECIÓN (CAP.2:1.10)
A. El respeto (1-3)
B. El permiso (4-6)
C. El apoyo (7-10)
III. EN UNA SABIA EJECUCIÓN (CAP.2:11-3:32)
A. Analiza (2:11-15)
B. Anima (2:26-30)
1. Revela (16-17)
2. Testifica (18a)
3. Integra (18b)
4. Seguro (19-20)
C. Delega trabajos (cap.3)
1. Los sacerdotes (1-2)
2. El pueblo (3:32)

CONCLUSIÓN:

17
SEGUNDA PARTE
PASOS PARA ELABORAR EL
SERMÓN BÍBLICO

18
UNIDAD IV
EL PROPÓSITO
DEL SERMÓN
BÍBLICO.
“Desde el momento en que el predicador se pare al frente del púlpito, deberá tener claro
qué espera lograr al término del sermón bíblico. En tal sentido es importante que el
predicador sepa que, al disponerse a realizar la exposición, debe tener claro si lo que
pretende ofrecer a sus oyentes son bases para el crecimiento y solidez espiritual, o llevarlas
a tomar una decisión por Jesucristo”.

En la determinación del propósito del sermón bíblico hay dos clases de propósitos que se
deben de tener en cuenta:

1. PROPÓSITO GENERAL DEL SERMON BIBLICO


1.1. Definición
1. Es el objetivo de cualquier sermón bíblico pero visto desde una perspectiva general.

2. Es el principio general del cual el propósito específico del sermón bíblico es una
aplicación particular. Un propósito general puede perseguirse con varios propósitos
específicos distintos.

Caracteriza al sermón bíblico, o sea, las características de un sermón bíblico deben


adaptarse a su propósito general. Ayuda técnicamente a cubrir todas las áreas de
necesidades espirituales de los oyentes. Esto implica que dentro el conjunto de los
sermones dados a una congregación en un período largo de tiempo deben
encontrarse todos los propósitos generales de una manera debidamente
equilibrada.

1.2. La importancia del propósito general del sermón bíblico

Muchos Predicadores se suben al púlpito sin saber qué es lo que van a hacer y a donde van
a ir. El mensajero de Dios siempre se debe hacer esta pregunta antes de predicar un
sermón bíblico: ¿Cuál es mi propósito en este sermón bíblico? Dice Crane el autor del libro
El Sermón Eficaz: “Si en el momento de subir al púlpito nos detuviera un ángel del señor
exigiéndonos la declaración de nuestra misión, debemos contestarle inmediatamente y sin
demora diciendo ESTO es lo que quiere mi Señor”.

El Predicador muchas veces cuando no sabe a dónde va a ir y no tiene un propósito


definido, por lo general baja frustrado del púlpito. “El determinar el propósito del sermón
bíblico, es un factor muy importante en la preparación de un sermón bíblico”.

19
Un anciano le dijo a un Predicador novato que subió arrogante al púlpito con la cara
erguida y bajo todo frustrado con la cara hacia abajo porque no pasó nada: “Si como
bajaste hubieras subido; entonces hubieras bajado como subiste”. Todo sermón bíblico
requiere de un ¿para qué? Porque si no estaremos predicando nada más a “lo loco”.
Muchos Predicadores se justifican que Dios les cambió el sermón bíblico, por su
inseguridad de no traer un mensaje de parte de Dios y por ende en propósito definido. Dios
da el mensaje y pone el propósito en el corazón del Predicador.

1.3. Los beneficios de determinar el propósito general del sermón bíblico

La determinación del propósito del Sermón bíblico aporta grandes beneficios, tanto para el
mismo predicador como para su congregación.

1) Constituye un recuerdo oportuno para el predicador de que su sermón bíblico


es un medio y no un fin, es una herramienta, que debe adaptarse para su fin. El
saber esto:

a. Nos libra de la insensatez de pavonearnos, por causa de la excelencia de


nuestro sermón bíblico,
b. Previene en contra del crimen de ser negligentes en la preparación de
nuestro sermón o sermones bíblicos.

2) Constituye una guía indispensable en la preparación del sermón


bíblico. El propósito:
a. Gobierna la elección del pasaje bíblico.
b. Influye en la formulación del tema del sermón bíblico.
c. Indica cuales materiales de elaboración son necesarios y cuales no lo son.
d. Aconseja el mejor orden para las divisiones del plan del sermón bíblico.
e. Determina la forma en que el sermón bíblico debe ser conocido

3) Da motivo poderoso para esperar frutos de el para la gloria de Dios

1.4. La clasificación de algunos propósitos generales dentro del sermón


bíblico.

1) Evangelísticos: Es el sermón bíblico con el propósito de persuadir a los


inconversos (incrédulos) a recibir a Cristo como su Salvador personal.
Este sirve para persuadir o convencer a los perdidos a recibir a Cristo como su
Señor y Salvador personal. (Sal. 51:15; 1P. 2:24; Rom. 2:42).
2) Doctrinal: Este sermón tiene el propósito de instruir con las verdades bíblicas a
los creyentes, para su aplicación a la vida diaria, así como en las situaciones de
pruebas, y ante las falsas doctrinas (Mt. 28:18-20; Hch. 2:42).
3) Devocional: Es el sermón bíblico con el propósito de una expresión de
adoración y devoción para con Dios. Son sermones que ensalzan el amor, la
gloria y la majestad de Dios hacia Dios; exponen su grandeza y la perfección de la
obra que ha hecho a favor de sus hijos Este tipo de sermón bíblico tiene la finalidad
de:
a. intensificar en los creyentes el sentimiento de amorosa devoción para con
Dios.
b. guiarles en la exposición apropiada de la adoración que Dios merece. (Mt.
22:37-38).

20
4) Consagración: El sermón tiene el propósito de estimular a los cristianos a
dedicar de sus talentos, tiempos e influencias al servicio de Dios (Lc.19:20;
Mt.5:15).
5) Ético o moral: El mensaje tiene la finalidad de ayudar a los cristianos a cambiar
su conducta diaria y adecuar sus relaciones sociales de acuerdo a los principios
bíblicos (Mt. 5:31-32; Col. 6:8).
6) De dar aliento: El predicador prepara el sermón con el fin de fortalecer y alentar
a los hermanos en los tiempos de las pruebas y crisis personal (Is. 35:3-4).

1.5. Preguntas para determinar su propósito general del sermón bíblico.

1) ¿Qué necesidades espirituales tiene los que van a oír el mensaje?


2) ¿Les falta ejercer fe cuando se les presentan problemas prácticos en su vida?
3) ¿Falta amor entre los santos? ¿Se está cumpliendo este primer mandamiento
4) ¿Han recibido el poder y la unción de lo alto para servir más en la obra?
5) ¿Hay heridas en las personas y falta de perdón?
6) ¿Aguardan con paciencia la venida del Señor?

2. PROPOSITO ESPECÍFICO DEL SERMON BIBLICO:

Para lograr el objetivo del propósito general del sermón bíblico que es la meta general del
sermón bíblico debemos definir un propósito específico para el sermón bíblico.

2.1. Definición:
1) Es una aplicación particular del propósito general respectivo del sermón bíblico.
2) Es el propósito específico definido del sermón bíblico.
3) Es el objetivo específico del sermón bíblico que queremos obtener con el sermón
bíblico. Algunos le llaman la meta del sermón bíblico. Define en forma efectiva qué
queremos lograr, para poder así elaborar un plan. También da motivo para esperar
frutos para gloria de Dios (Is. 55.11).

2.2. Características de un buen propósito específico del sermón bíblico:

1) Debe ser vital: El propósito específico del sermón bíblico no debe ser trivial, sino
de importancia para la vida cotidiana y para la vida eterna.
2) Debe ser pertinente: Debe ser apropiado para la audiencia, es decir, oportuno,
provechoso a las necesidades espirituales actuales más urgentes de la misma.
3) Debe tener unidad: Un propósito específico por sermón bíblico, no varios.
4) Debe tener Claridad: Debe ser definido con exactitud.

2.3. Determinando el propósito específico del sermón bíblico:

Para llegar a determinar o definir el propósito específico del sermón bíblico debemos:
1) Comprender bien el propósito general del sermón.
2) Eliminar todo otro propósito específico.

Ejemplos de propósitos específicos:


1) Que los oyentes comprendan el amor de Dios.
2) Que los oyentes crean en la sanidad divina
3) Que los oyentes obtengan el nuevo nacimiento.

21
UNIDAD V
EL TEMA DEL SERMÓN

1. COMO Y DONDE HALLAR EL TEMA

En primer lugar, el predicador debe precisar el tema de su mensaje con la respuesta a la


siguiente pregunta: ¿de qué voy a hablar? Este es el punto de partida. De allí que el tema es
el asunto central que trata el sermón.

1) Reflexionando sobre las necesidades espirituales de los oyente. Por


ejemplo, cuando el predicador siente o percibe que la iglesia atraviesa por pruebas,
aflicciones, etc. O necesita de una exhortación para la perseverancia, la oración, o
intensifique su amor hacia Cristo, etc. Así, por ejemplo, si predicásemos sobre
mateo 6:5-15, el tema sería: “los requisito de la oración”, y si fuera sobre Lucas 19:1-
10, “el amor de Cristo hacia los marginados”.
2) En la búsqueda (oración) de la dirección del Espíritu Santo. Es muy
importante que se busque a Dios con todo nuestro ser antes de empezar la
preparación del sermón. Así, Dios nos ayudará a conocer su voluntad, aquella que
debe ser conocida, recordada y practicada por la iglesia.
3) En las lecturas devocionales de la Biblia. La lectura y la meditación de la
palabra llevará al predicador a descubrir temas variados. Por ejemplo, para lograr
la salud física, la alimentación debe ser variada o balanceada. De la misma manera
el creyente necesita alimentarse de diferentes enseñanzas para tener fortaleza y
lograr un crecimiento y desarrollo pleno.
4) En el contexto del predicador y/o congregación. El predicador debe ser un
atento observador del contexto que le rodea. Todo lo que ve y oye debe archivarlo
cuidadosamente en su memoria, por si alguna vez pudiera serle útil como
ilustración de un sermón.

2. IMPORTANCIA DEL TEMA DEL SERMÓN

 El tema ha de ser siempre una síntesis del texto bíblico sobre el cual se va a
predicar. Esta recomendación es indispensable en los sermones textuales y
expositivos. Es recomendable que el tema contenga no más de siete palabras como
máximo.
 Conviene que el tema no sea demasiado amplio, sino que exprese de modo concreto
la idea central del mensaje. De allí que, cuando el predicador se ha decidido por un
tema determinado, debe hacer de este el eje en el cual gire todo el mensaje.
 El tema es piedra angular de todo sermón. Determina sus divisiones y excluye lo
que es ajeno e innecesario.
 El tema bien pensado, delimitado y sugestivo es un factor importantísimo en la
predicación del sermón, pues su solo anuncio despertará expectativas y captará la

22
atención del oyente y preparará su mente para lo que sigue, esta actitud mental de
receptividad al mensaje, es un terreno propicio y favorable que no debe
desperdiciar el predicador.

3. CARACTERISTICAS DEL TEMA DEL SERMON BIBLICO:

1) Debe ser vital: debe tratar alguna de las grandes verdades de la fe cristiana.
2) Debe ser pertinente: deben presentar la verdad eterna que el predicador se
propone aplicar a las necesidades apremiantes de su congregación.
3) Debe tener una legítima relación con las escrituras: Debe derivarse
legítimamente de la base bíblica. Hay solo tres maneras que el tema se derive de la
base bíblica:
1. Puede ser encontrado directamente de la base bíblica.
2. Puede ser inferido de la base bíblica por procedimientos lógicos.
3. Puede ser sugerido por el pasaje bíblico.

4) Debe ser una frase breve, clara y que comprenda la sustancia del
sermón.

EJEMPLOS:

Pasaje bíblico : Juan 3:16.

El asunto : “el amor”;

El Tema : “El amor de Dios”

Propósito :

23
UNIDAD VI
LA BASE BÍBLICA O
EL TEXTO DEL
SERMÓN

“Una vez que el Predicador ha determinado el propósito y el tema de su sermón bíblico,


debe contar con una base Bíblica. Se entiende por base Bíblica a la porción o idea Bíblica
sobre la cual ha de estar basado el sermón bíblico”.

1. QUE ES BASE BIBLICA

“La base bíblica: Es aquel pasaje bíblico de las escrituras sagradas, sea breve o extenso, del
cual el predicador fundamenta el tema de su sermón bíblico”. De esta definición se
desprende que el pasaje bíblico es la base bíblica del tema del sermón bíblico, por lo tanto,
es la raíz del tema.

2. IMPORTANCIA DEL TEXTO

El texto no hace recordad, que nuestro propósito no es guiar a la congregación con nuestra
sabiduría, sino compartir la verdad revelada. Así la correcta elección del texto, despertará
dese el principio el interés de la gente y ayudará al oyente a recordar el “hilo conductor” del
sermón. Además, facilitará la explicación de un pasaje de la escritura y evitará distraernos
en asuntos ajenos a ella.

3. REGLAS PARA ELEGIR UN TEXTO.

 No es aconsejable usar textos oscuros o raros, por más que tiendan a despertar
curiosidad en los oyentes y un afán de originalidad en el predicador; pues
raramente dan mucho de sí. Lo más frecuente es que sólo sirvan de pretexto para
una exposición que poco o nada tiene que ver con el contexto del texto.
 Los grandes textos de la biblia demandan sermones dignos. Una predicación
superficial o limitada sobre una porción profunda y rica de la escritura es
irresponsabilidad.
 Usar perfectamente textos completos, lo cual no significa que necesariamente debe
ser textos extensos. Por ejemplo, medio versículo puede ser un texto completo,
mientras que en algunos pasajes de la Biblia diez o más versículos pueden no serlo.
 Predicar tanto del antiguo testamento como del nuevo testamento. No debemos
sólo predicar de uno de los testamentos sino de ambos; ya que el nuevo testamento
es el cumplimiento, explicación y culminación del antiguo testamento.
 En el trabajo pastoral debe considerarse el estado presente de la congregación al
elegir el texto del sermón.

24
4. REGLAS PARA INTERPRETAR EL TEXTO.

A la elección del texto bíblico debe seguir su interpretación. Las reglas básicas para
interpretar el texto son las siguientes:

1) Todo texto debe ser interpretado en su sentido histórico- gramatical

Por ejemplo, en el aspecto histórico debemos familiarizarnos con situaciones


geográficas, historia, costumbres, practicas judías y de pueblos vecinos; relaciones
entre el autor y los destinatarios. Mientras que en su aspecto gramatical debemos
averiguar sobre el significado de las palabras más importantes. Es preferible hacer
esto en el idioma original (Hebreo y/ griego) o en diferentes versiones bíblicas.

2) Todo texto hay que interpretarlo dentro de su contexto literario, social,


económico y religiosos.

Y para esto se puede consultar comentarios y diccionarios. Por ejemplo, en el


contexto literario habrá que ubicar el (los) pasaje (s) que anteceden y los que siguen
al texto del sermón, y definir si es alegoría, salmo, cartas, oraciones, parábolas, etc.

3) Cualquier pasaje bíblico debe estudiarse a la luz del fondo histórico del
libro en que se encuentra.

Aquí, debemos familiarizarnos con la historia del libro (ejemplo: Mateo, Lucas,
corintios, etc.). El conocimiento del fondo histórico puede obtener con la ayuda de
diccionarios y manuales bíblicos.

4) Debemos estudiar el texto teniendo en cuenta el género literario.

Puede ser poético, profético, didáctico, apocalíptico, etc.

5) 4.5. El texto hay que interpretarlo a la luz de las enseñanzas del


conjunto de las escrituras.

Por ejemplo, a la luz del amor y la misericordia de Dios, en el Antiguo y el Nuevo


Testamento.

25
UNIDAD VII
LA INTRODUCCIÓN
DEL SERMÓN

1. FINALIDAD DE LA INTRODUCCIÓN

La finalidad de la introducción del sermón es doble. Por un lado, se pretende despertar la


atención y el interés de quienes oyen (apetito de oír); por otro, prepararlos para
comprender, recibir y responder el contenido del sermón.

2. CARACTERÍSTICAS DE LA INTRODUCCIÓN

La introducción debe tener las siguientes características:

1) Brevedad. Debe ser breve (manifestado en los tres primeros minutos). Y jamás
debe convertirse en un resumen del sermón. Ha de comunicarse con firme
convicción y pasión genuina (no con atropello de palabras).
2) Precisión. Debe ser preciso. Así, los ojos del predicador no pueden estar fijos en
las notas o apuntes, sino en los de la congregación. La memorización es importante.
3) Naturalidad. Debe expresarse con naturalidad. La misma tiene que ver con la
actitud, la voz, el tono, la proyección total de la persona que predica.

3. CLASES DE INTRODUCCIÓN

En cuanto a las formas de introducción presentamos siete de ellas, de las cuales


explicaremos tres y son: explicativa o tradicional; la interrogativa o dialógica; narrativa o
gráfica. Así mismo una introducción puede ser una alusión a la ocasión específica del
sermón; cita de una frase célebre, el uso de una anécdota apropiada y una declaración
sorprendente, como una paradoja o una frase intrigante, son totalmente válidos:

3.1. Explicativa o tradicional.

Es la más usada, consiste en enunciar un tema y el plan que se seguirá en la presentación.


Por ejemplo: el sermón predicado en el día de pentecostés. El pueblo está confundido e
intrigado. Los judíos de la diáspora hablan en distintos idiomas y todos se entienden.
Pedro se dispone a despejar las dudas. Sus palabras introductoria son explicativas.
Después de pedir la atención del pueblo, les dice: “judíos y vecinos todos de Jerusalén…”
(Hch. 2:14-16). Seguidamente se lee el texto bíblico (Jl. 3:1-5) y se lanza a la predicación
del mensaje.

3.2. Interrogativa o dialógica.

Es una de las más eficaces pero también difíciles en su redacción. Consiste en formular una
serie de preguntas, y que deberán contestarse en el sermón. Su ventaja es que éste sermón
nos facilita los elementos de la conclusión. Por ejemplo: los peligros de una ausencia,
basado en Juan 20:24-29. ¿Qué le sucede a una persona que no acude a una cita con
Jesucristo? ¿Cuáles son las tormentas emocionales y cuales las congojas que se desatan en
26
quien le falla a Cristo? ¿Cuáles las consecuencias de no estar allí donde Cristo espera que
esté esa persona?

3.3. Narrativa o gráfica.

Consiste en comenzar el sermón con una narración. Puede ser una experiencia propia o
ajena, un pasaje histórico, un mito, un pasaje de una novela, un incidente recién
acontecido o una experiencia pastoral. El relato debe tener una estrecha relación con el
pensamiento central del sermón. Por ejemplo: la parábola del sembrador, que Jesús lo
interpreta, tiene estrecha relación con sus oyentes y con el objetivo de su enseñanza.

UNIDAD VIII
LA ILUSTRACIÓN
DEL SERMÓN

La ilustración constituye la ventana del sermón. Generalmente son de naturaleza gráfica.


De modo que los conceptos de la predicación salen de lo abstracto para tomar forma de
personas, objetos, hechos o experiencias, lo cual es comprendido y retenido más fácilmente
por la mayoría de los oyentes. El ejemplo lo tenemos en Jesús.

1. LA FUNCIÓN DE LA ILUSTRACIÓN.

 Es ilustrar o dar brillo a una idea opaca o abstracta. Es también aclarar las ideas.
Ejemplo: las tres parábolas de Lucas 15.
 Aviva la atención de los oyentes.
 Graba con más fuerza esas mismas ideas en la mente de quienes escuchan. Por
ejemplo, acerca del amor perdonador de Dios; se comprende y memoriza con la
parábola del hijo prodigo.
 Ofrece descanso físico, intelectual, emocional, tanto a quien predica como a quien
oye.

2. CARACTERÍSTICAS DE LA ILUSTRACIÓN.

 Debe tener verosimilitud. Es decir, debe ser creíble, tener credibilidad.


 Debe ser consistente con la idea que pretende ilustrar. Las ilustraciones forzadas
violentan el sermón.
 Debe tener la belleza y elegancia. Es decir, debe ser expuesta con las mejores
palabras posibles.

3. CLASES DE ILUSTRACIÓN

27
3.1. La anécdota.

Es una narración breve en la que se refiere a un acto o circunstancia que despierta


interés y confirma con una verdad que acaba de ser expuesta.

3.2. La parábola

Son inspiraciones de la vida cotidiana: laboral, social, política y cultural. Ejemplo las
parábolas de Jesús.

3.3. La analogía

Establece un paralelo de semejanza entre un objeto o un hecho de la vida natural y una


experiencia espiritual. Ejemplo: la transformación del grano del grano de semilla, que
cae al suelo y “muere”, y da comienzo a una nueva planta, aclara la doctrina bíblica de
la resurrección (1 Co. 15:35-44).

3.4. El acontecimiento histórico.

Son las preferencias a los episodios históricos de cualquier época.

3.5. El dato biográfico

La vida de personajes importantes en la historia bíblica, de la iglesia o del mundo en


general. Ejemplo: el arrepentimiento de David, el valor de Elías, la firmeza de los
reformadores, etc.

3.6. La experiencia personal.

Algún hecho acontecido en la vida del propio predicador.

3.7. El episodio dramático

Hay novelas y obras de teatro sobre la vida humana. Ejemplo: los dramas de
Shakespeare, etc.

3.8. La poesía.

Composición de poetas reconocidos, cuyos contenidos ayudan a ilustrar o iluminar las


virtudes, la fe, el amor a Dios y al prójimo.

4. FUENTES DE LA ILUSTRACIÓN.

4.1. La lectura.

En ella, puede incluirse toda clase de obras literarias. Es obvio, que la Biblia ocupa el
primer lugar.

4.2. La observación.

En su contacto con la naturaleza, con sus semejantes, con sus hermanos, con su
familia, con la comunidad, permitirá descubrir inagotables ilustraciones. Ejemplo: las
observaciones de Jesús (los lirios del campo, los pajarillos, la oveja que se descarría,
etc.).

28
UNIDAD IX
EL CUERPO DEL
SERMÓN

Esta es la parte mayor del sermón, aquella en la cual se desarrolla y explica el mensaje que
el texto contiene. Aquí se interrelacionan:

1. ELEMENTOS ESENCIALES EN EL DESARROLLO DEL SERMÓN

1.1. La exégesis

Consiste en interpretar el significado del texto bíblico; es decir, qué significado tuvo el
texto para el autor. También debemos ubicar el tipo de género literario al cual
pertenece, y sobre todo, buscar la lección principal. Por ejemplo, en la parábola del buen
samaritano la lección principal es el “amor al prójimo”.

1.2. La hermenéutica.

Ayuda a actualizar y encontrar el significado del texto en nuestros días; es decir, qué
significado tiene el texto para nosotros, hoy.

1.3. La cultura del orador

La cultura de quien predica, su realidad contemporánea (demandas y desafíos), influirá


en el desarrollo del sermón. Ahora bien, el texto debe afectar primeramente el estado
anímico de quien predica. El predicador puede y debe transmitir a los oyentes los
estados anímicos que el pasaje recoge, evitando caer en el humorístico o falso
espiritualismo.

2. ESTRUCTURA DEL CUERPO DEL SERMÓN.

El pensamiento del texto debe ordenarse bajo los puntos principales y las subdivisiones
correspondientes.

2.1. Divisiones o capítulos principales del sermón.

Son las partes principales del sermón y que componen su cuerpo. Su importancia nos
obliga a señalar sus características.

 Cada una de las divisiones deben corresponder a alguna de las partes más
importantes del texto bíblico o del tema. Por ejemplo:

LA GRANDEZA DEL REINO


I. La tendencia humana a la grandeza
II. Conceptos erróneos de grandeza
III. El secreto de la grandeza verdadera
29
 Todas las divisiones deben estar estrechamente relacionados entre sí. No basta que
cada uno guarde relación con el tema. Debe tener conexión mutua.
 La ordenación de las divisiones deben ser de acuerdo a un orden lógico. Aunque en
algunos casos conviene no seguir el orden de las ideas como aparecen en el texto.
por ejemplo:

1 Timoteo 2:5
I- Dios
II- El hombre
III- El mediador entre Dios y el hombre

 La transición de una división a otra debe ser suave. Al final de cada división
debemos unirlo Por un puente que conduzca al punto siguiente.
 En las sucesiones de las diversas divisiones debe observarse progreso. Tanto la
exposición como la argumentación y la aplicación o el llamamiento deben ir
aumentando en intensidad a medida que se avanza en el curso del sermón.

En el progreso debemos tener en cuenta los siguientes principios básicos: lo negativo debe
preceder a lo positivo, lo general a lo particular, la enseñanza a la ilustración y el
planteamiento de un problema a su solución.

 El número de divisiones y subdivisiones no deben ser excesivo. Un mínimo de tres


y un máximo de cuatro o cinco pueden normalmente ser suficientes. A mayor
número de divisiones habrá dificultades en recordar la predicación.
 La extensión de cada división debe ser proporcional a la de los restantes.
Subrayamos el hecho de que la proporcionalidad no significa igualdad. Asimismo,
sería incorrecto que el desarrollo de una sola división ocupara cuatro quintas partes
del mensaje y los restantes habría que exponerse en los últimos minutos de la
predicación.
 Es importante que las ideas de una división no invadan el campo de otra división
posterior.
 Las divisiones principales deben anunciarse de modo breve y claro. Si los oyentes
pueden retener en su memoria estos puntos, conservarán la esencia del sermón.
 Es aconsejable que haya una cierta uniformidad en el modo de formular las
divisiones y subdivisiones. Pueden usarse proposiciones gramaticales, frases,
sustantivos, adjetivos, verbos, preguntas, etc. Por ejemplo:

El gran amor de Dios

I. Dios ama al mundo


II. ¿Qué don es superior al de Dios? (“ha dado a su hijo”)
III. No muere, sino vida (“no se pierda, mas tenga vida eterna”)
IV. Lo imprescindible de la fe (“para que todo aquel que en el cree”)

30
2.2. Las subdivisiones o subcapítulos del sermón.

Frecuentemente, las divisiones principales de un sermón se subdividen a fin de darles


mayor consistencia y claridad. Cuando las subdivisiones se introducen en el bosquejo,
deben ajustarse a su finalidad. Nunca pueden ser ajunas a éste. Por ejemplo:

Tema: los diez mandamientos


Texto: (Éxodo cap. 19-20).

Introducción: (Grandeza moral del decálogo. Su vigencia permanente).

(división) I. SU CONTEXTO (ÉXODO 19)


A. para un pueblo redimido
(Subdivisión) B. para un pueblo santificado (Cap. 19:10)
C. para un pueblo llamado a un elevado destino (Cap. 19:5,6).

(división) II. SU TEXTO.


A. Deberes para con Dios
1. Lealtad al único Dios (Cap. 19:4)
2. El culto a Dios (vv. 4.6)
3. La honra debida al nombre de Dios (v.7)
CUERPO 4. La observancia del día de Dios (vv. 8-11)
B. Deberes para con el prójimo:
1. Respeto a los padres (v.12 )
(Subdivisiones) 2. Respeto a la vida humana (v.13)
3. Pureza sexual (v.14).
4. Respeto a la propiedad privada (v.15).
5. Respeto al honor del prójimo (v.16).
6. Respeto a su integridad (v.17).

(División) III. SU INSCRIPCIÓN


(subdivisión) A. En tablas de piedra (Ex.24:12)
B. En el corazón (He. 10:16)

31
UNIDAD X
LA CONCLUSIÓN DEL
SERMÓN

En la segunda parte menor del sermón, en lo que se refiere a extensión y no a intención o


importancia. Este es el momento de amarrar puntos sueltos, de desafiar la voluntad de
quienes oyen. La conclusión debe ser breve, precisa y clara. Debe entregarse
apasionadamente, como entrega una gran noticia un buen periodista.

1. CONTENIDO DE LA CONCLUSIÓN DEL SERMÓN.

 Debe ser un resumen breve y claro de los puntos principales que van a ser
expuestos, y que recuerde lo esencial del sermón.
 Debe ser una aplicación directa de los hechos, verdades, ofrecimientos, mandatos,
etc. Que han aparecido en las partes anteriores del mejor mensaje. Asimismo, que
al final se efectué una aplicación global.
 Debe ser una llamada a la mente, los sentimientos y la voluntad de los oyentes. El
llamamiento puede ser a la conversión, a la consagración, al servicio, etc.

2. FORMAS DE CONCLUSIÓN SERMONARIA.

Las conclusiones pueden ser en su forma (cualquiera sea su contenido) tan diversos como
las introducciones. A la introducción tradicional o explicativa, le corresponde una
conclusión que resuma el sermón. En el caso de la interrogativa o dialógica, que mejor
conclusión que la repetición de las preguntas que ya han sido contestadas. Si se ha usado la
forma narrativa o gráfica, es posible una de estas opciones: una referencia breve al relato
usado en la introducción u otro relato también breve, consistente con el sermón predicado.

3. CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DE LA CONCLUSIÓN DEL SERMÓN.

3.1. Relación con el resto del mensaje.

3.2. Concreción y claridad. El oyente ha de saber bien a donde debe ir, que tiene
que hacer y cómo.

3.3. Solemnidad. Cualquiera que sea el propósito que debe asumir la predicación,
ha de estar a la altura de las enseñanzas de la palabra de Dios.

3.4. Brevedad es la clave de una conclusión. Pues el éxito de la conclusión no


radica en su extensión sino en su intensidad.

32
UNIDAD XI
LA APLICACIÓN DEL
SERMÓN

La aplicación está relacionada con la “adaptación”, “exhortación” o “persuasión” del


sermón a los oyentes.

1. IMPORTANCIA Y UBICACIÓN DE LA APLICACIÓN EN EL SERMÓN.

Los pensamiento y hechos que se exponen en la predicación han de penetrar, concretarse,


“hacerse carne” en la vida del creyente. De allí que es necesario aplicar las enseñanzas del
sermón a las personas que lo escuchan según sus situaciones y necesidades.

La aplicación ha de hacerse en el desarrollo del sermón. Por eso, tenemos muchos


momentos antes del final en que podemos incorporar ideas, hechos, normas, reflexiones, y
amonestaciones en la conciencia de los oyentes para el bienestar de su vida.

2. PARTES DE LA APLICACIÓN DEL SERMÓN.

La aplicación tiene generalmente dos partes.

2.1. La adaptación. Aquí se efectúa un traslado de las consideraciones hechas en torno


al texto mediante una interpretación y adaptación adecuada a la situación de los oyentes.

2.2. La exhortación. Apela a la voluntad de los oyentes, persuadiéndolos para que


acepten lo que el mensaje contiene personalmente para cada uno de ellos. Para esto
debemos evitar extendernos en largas argumentaciones pues estorben a nuestro propósito.
El predicador no debe apelar más que a motivos dignos. Lo más importante se puede
clasificar en cuatro grupos: de amor, paz, de justicia y santidad.

Si la aplicación final ha de ser, en cierta manera, la suma de las aplicaciones anteriores;


entonces ha de responder al propósito original que el predicador tenia respecto a los
oyentes al preparar su mensaje. Del éxito o el fracaso en este punto depende que la
predicación cumpla su finalidad.

33
TERCERA PARTE
RECOMENDACIONES PARA
EXPONER EL SERMÓN

34
UNIDAD XII
EL ESTILO EN LA
PRESENTACIÓN
DEL SERMÓN
1. CONCEPTO.

La palabra “estilo” vienes del latín stilus, que era un punzón o lapicero de hierro utilizarlo
por los antiguos romanos para escribir en tablas enceradas. Era, por consiguiente, un
utensilio para expresar el pensamiento. El estilo es pues la manera peculiar de expresar el
pensamiento, ya sea verbalmente o por escrito, y a su vez implica el uso de las palabras
adecuadas en los respectivos contextos.

2. CUALIDADES DEL BUEN ESTILO EN LA PREDICACIÓN.

2.1. Claridad.

Esta cualidad es indispensable. Un sermón que no sea entendido por los oyentes es un
fracaso total. El predicador debe adecuar o adaptar sus palabras al contexto de sus oyentes.
Para el éxito de la comunicación, es necesario renunciar al uso de términos filosóficos,
psicológicos si no van acompañados de su respectiva explicación (cf. 1Co. 1:17; 2Co. 10:10).
Un estilo dialógico ayudará a la claridad. De allí, que algunos estudiosos sugieren: claridad
en el tema y su desarrollo, claridad en las palabras y en su exposición.

2.2. Vigor.

Esta cualidad debe empezar en el pensamiento. No habrá estilo vigoroso si no hay


pensamiento vigoroso. La fuerza de expresión no radica tanto en la intensidad de la voz
sino en la riqueza de las ideas, en la selección de las palabras y en el uso de ciertos recursos
como las metáforas claras, preguntas, frases incisivas, etc.

2.3. Fervor.

Es importante que el predicador esté entusiasmado para transmitir el ardor espiritual a sus
oyentes. Para esto, la mente, los sentimientos y el ser entero del predicador debe estar bajo
la dirección del Espíritu Santo, quien le impulsará a obrar en conformidad con la palabra
de Dios.

2.4. Valentía

Esta cualidad comunica autoridad al estilo, e imparte al sermón la fuerza propia de un


mensaje que procede de Dios.

2.5. Imaginación.

35
Es la facultad de representarse los objetos en el pensamiento. Esto es posible al
contemplar la naturaleza y por el contacto con el arte y la literatura.

3. CLASES DE ESTILO

3.1. Estilo narrativo.

Es la habilidad o capacidad de narrar historias y hacer vivir en la mente de sus oyentes las
ideas que existen en su cerebro. Es decir, el predicador debe tener un espíritu poético y una
(sana) gran imaginación. De tal manera, que los oyentes entiendan lo que el predicador ha
expuesto en su sermón.

El ejemplo de este estilo sería: la predicación de 2 Pedro 3:18, donde el predicador


describiría con frases poéticos el crecimiento de una planta, mencionando el sol, la luna los
vientos, el roció; con expresiones metafóricas.

3.2. Estilo considerado

Este estilo tiene que ver con el discernimiento inmediato de los diversos aspectos de una
verdad. Las aplicaciones que obtiene el predicador de la palabra brotan fácilmente de su
pensamiento. Este estilo es propio para la edificación de la iglesia. Su característica es
expositiva y no demostrativa.

3.3. Estilo argumentativo

En este estilo los predicadores toman en cuenta la mente de sus oyentes al elaborar su
mensaje. Este estilo argumentativo es propio de los cultos de evangelización.

36
UNIDAD XIII
LOS MÉTODOS DE
EXPOSICIÓN DEL
SERMÓN

1. LA COMUNICACIÓN DEL SERMÓN.

Para una buena comunicación del sermón no es suficiente una preparación concienzuda.
Es decir, no basta que el predicador sepa qué va a decir, sino también como lo va a decir.
Existen pues, otros aspectos propios de la predicación que deben tomarse en cuenta si se
desea que el sermón logre su objetivo.

2. MÉTODOS PARA PREDICAR EL SERMÓN.

2.1. Una predicación sin notas. En este método se requiere una gran capacidad mental
para recordar las divisiones principales del sermón.

2.2. Memorización del sermón.

Método especialmente para los predicadores con una buena memoria

2.3. Lectura del sermón.

Para este método, el predicador debe elaborar su sermón gramaticalmente bien


estructurado y rico en contenido, para evitar pérdida de tiempo en repeticiones.

2.4. Predicación por bosquejo.

Es el método más usado por la mayoría de los predicadores. El predicador solo escribe
notas breves y las divisiones principales y secundarias del sermón.

Lo más recomendable es que el predicador memorice el bosquejo de su sermón, sin


embargo a la hora de la predicación es conveniente que tenga el bosquejo sobre el pulpito.

3. FACTORES QUE INFLUYEN EN LA PREDICACIÓN DEL SERMÓN.

3.1. Acercamiento entre el predicador y la congregación.

Es importante el enlace entre el predicador y los oyentes, y esto sólo se logra a través de la
atención de los oyentes (por medio de anécdotas, preguntas, pausa a afirmaciones
enfáticas). Cuando el sermón impacta, toda la congregación recepciona y comprenda su
mensaje.

3.2. Control de la voz.

Nos estamos refiriendo a la modulación de la voz, punto que trataremos en la elocución.

37
3.3. Postura.

Debido a la solemnidad del mensaje a comunicar, la postura del predicador en el púlpito y


sus movimientos (lo ampliaremos en el tema actitud y gestos) deberán reflejar orden,
respeto y seriedad.

3.4. La naturalidad.

En el pulpito el predicador debe mostrar lo que es. Y no adoptar apariencias impropias.

3.5. Cualidades.

El predicador debe manifestar las siguientes cualidades internas: humildad, sensibilidad,


sensibilidad, entrega y confianza en Dios. Estas cualidades deben constituirse en vivencias
íntimas del mensajero de Dios.

3.6. Presentación y mirada del predicador.

El aspecto del predicador ha de estar en relación con sencillez diga del evangelio. Ha de
evitarse cualquier experiencia que distraiga a la congregación; por ejemplo, ropa sucia o
arrugada, anillos exagerados en tamaño, ropa de colores llamativos, o modelos
inadecuados, etc. Por otro lado, la mirada del predicador debe reflejar sus convicciones y
sus sentimientos. Por tanto, a la hora de exponer el sermón, el predicador ha de mirar a la
totalidad de sus oyentes.

4. ELOCUCIÓN DEL SERMÓN.

La elocución es la correcta pronunciación y entonación del sermón.

4.1. Voz audible.

Aun las personas que se hallan a considerable distancia del predicador han de entender las
palabras del predicador. Esto no significa que el predicador deba girar, sino que aprenda a
vocalizar bien cada palabra. El oyente, escucha, lee los labios, o entiende por la
gesticulación; no por los gritos destemplados o desesperados del comunicante.

4.2. Pronunciación clara

El predicador debe articular o pronunciar bien cada palabra. Si el mensajero no es claro en


la comunicación del sermón, el oyente se aburrirá y perderá la concentración.

4.3. Entonación.

La variación en el tono de voz, rompe la monotonía. Da más amenidad al mensaje, lo hace


más penetrante y variado.

4.4. Volumen de voz.

La variación en el volumen de la voz es muy importante, pero no se debe exceder las


normas que rigen para la salud de la audición (menos de 80 decibeles). No todos los
pensamientos han de expresarse con la misma fuerza. Algunos exigirán más fuerza (sin
llegar a gritar o distorsionándose poniéndose colorado y luego morado); y otros aran
aconsejable más bien una voz suave. Se debe aspirar profundamente en las pausas, para
que la falta de aire no obligue en los párrafos largos a apresurar y bajar la voz (extenuada).

38
Finalmente, convienes destacar la necesidad de variación en la velocidad al exponer el
sermón. Hay partes del mensaje que tendrá más colorido y fuerza con la celeridad; otras en
cambio adquieren más eficiencia mediante una expresión lenta. Cuando se logra combinar
la variación del tono e intensidad de la voz con la velocidad del mensaje, tendremos una
elocución en el sermón.

5. LA ACTITUD Y LOS GESTOS EN LA PREDICACIÓN.

La congregación no solo es influenciada por lo que oye, sino también por lo que ve. De allí
que el predicador debe cuidar su actitud y sus movimientos en el pulpito. Respecto a su
actitud, el predicador ha de eliminar lo irreverente, como poses y ademanes fuera de lo
comúnmente aceptable. Una posición vertical, sin rigidez, es la más apropiada. Cualquier
tipo de actitud o postura forzada produce efectos negativos.

Lo concerniente a los gestos es muy importante. Si se combinan adecuadamente con las


palabras, aumenta la eficiencia expositiva y expresiva del sermón. Sin embargo, debemos
advertir que algunos predicadores suelen mover su mano derecha mecánicamente de
arriba hacia abajo (distrayendo al público).

Y otros alzan el brazo derecho y lo agitan como si amenazasen a la congregación o


auditorio. Ambos gestos deben ser suprimidos. De allí que, los gestos han de ser
espontáneos, y siempre deben armonizar con las palabras. El siervo de Dios que cumple
fielmente, con dedicación y esmero el ministerio de la predicación, se ocupa de la más
gloriosa de las actividades para el servicio del Señor Jesucristo y de su iglesia.

39
BIBLIOGRAFÍA

Adams, Jay y Lyle Thomson. Predicar al corazón: Bosquejos selectos. Vida, 1985–1986

Braga, James. Cómo preparar mensajes bíblicos. Portavoz Evangélico, 1986

MacArthur Jr., John F. El ministerio pastoral. CLIE, 2005

MacArthur Jr., John F. Predicación expositiva. Caribe, 1992

Stott, John. Facetas del predicador. Desafío, 2005

Stott, John R. W. Imágenes del predicador en el Nuevo Testamento. Desafío, 1998

Thompson, Leslie. Al arte de ilustrar sermones. Portavoz, 2001

Vila, Samuel. Manual de Homilética. CLIE, 1970

40
CUESTIONARIO DEL CURSO DE PREDICACIÓN BÍBLICA
APELLIDOS Y NOMBRES:………………………………………………………………………………………………………………
IGLESIA:……………………………………………………………………………………………………………………………………….
FECHA:…………………………………………………………………………………………………………………………………………

1. ¿Qué es Homilética?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
2. ¿Qué es la Predicación?
.……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
3. ¿Cuáles son los elementos de la predicación?
.……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
4. Enumere las características de la predicación
.……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………….....
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
5. ¿Cuáles son los requisitos para una predicación eficaz?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
6. ¿Qué es el sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
7. ¿Qué es el bosquejo?
.……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
8. Enumere los tipos de sermón por su estructura
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
9. Enumere los tipos de sermón por su contenido.
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….

41
10. ¿Qué es un sermón temático?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
11. ¿Qué es un sermón textual?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
12. ¿Qué es un sermón Expositivo?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
13. Enumere de cómo y dónde hallar el tema del sermón
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
14. ¿Por qué es importante el tema del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
15. ¿Qué es la base bíblica del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
16. ¿menciones las características de la introducción del sermón?
.……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
17. ¿Qué es la ilustración del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
18. ¿Qué es el cuerpo del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
19. ¿Qué es la conclusión del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….
20. ¿Enumere sobre las partes de la aplicación del sermón?
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………...

42