Está en la página 1de 2

LAS FORMAS DEL AGUA

Esta película es toda una canalización de información...

El 'Monstruo', que es nuestro modo de llegar a una conciencia superior, es un ser que
regenera las células, devuelve la vida. No sólo no es un ser primitivo, como hemos creído
durante un tiempo sobre la conciencia indígena, sino que es un tipo de inteligencia superior
que no necesita palabras.

Es más alto, más grande, más fuerte, está conectado al agua, tiene varias formas de
respirar... ¿Alguna pista más?
Además este monstruo desde el primer momento tiene algo que conecta con nosotros, ya no
es tan terrorífico como los típicos monstruos, tiene algo hermoso... Tiene un carisma, una
humanidad, camina sobre dos piernas, ya no es un ente abstracto horripilante e
inaccesible... Quizá nos estén preparando para un contacto a nivel colectivo con los seres de
otras dimensiones y con estas películas van suavizando nuestro miedo al 'Monstruo', que en
realidad es un símbolo del miedo que tenemos de conocer nuestro verdadero potencial.

Hay una escena grandiosa cuando comienza a llenar el baño de agua para que ocurra el gran
romance entre 'el humano y el Ser', y el agua se cuela por el suelo llenando de goteras el
cine de abajo, en el que hay un hombre durmiendo. Es el mejor símbolo del gran mensaje
de esta película. Cuando el ser humano se permite abrazar a su verdadero ser también
despiertan los que están dormidos en el gran teatro de matrix, aunque sea porque se les ha
atragantado la baba, pero algo les hace despertar también. Y se ve claro como en un primer
momento ese espectador dormido sube enfadado al origen del 'problema'y amenaza al
inquilino de la casa con que si no arregla la gotera le va a echar. Toda esta secuencia es
brillante.

Y va a mejor. El hombre después de observar la fusión entre la ENERGÍA FEMENINA Y


EL SER comprueba cómo le ha curado las heridas y le ha vuelto a salir el pelo y dice
riendo feliz: 'Dijiste que le adoraban como a un Dios, yo no sé si es un Dios pero tenemos
que mantenerlo por más tiempo, un poco más". El hombre, la energía masculina, rígido,
lógico, racional, determinista, aun no comprende qué significa esta divina unión, pero algo
en su interior le dice que hay que cuidarlo y mantenerlo.

Y por otro lado está el humano 'civilizado' que se ha perdido completamente y por fin
reconoce que no sabe cuándo terminará de probarse a sí mismo. Así que llega su padre en
forma militar y le dice que le espera un 'Universo de mierda' en el que nunca habrá nacido,
ni siquiera habrá existido. Gran metáfora de la huída hacia afuera, en la que la máxima
competición del hombre por demostrarse quién es solo le lleva a la muerte y la destrucción.

La película tiene su lado oscuro y dramático porque así son los tiempos que vivimos, pero
abre un espacio de comprensión, aceptación y amor que invita a la esperanza de un nuevo
tiempo. Las formas del agua representa de alguna manera nuestro origen material y divino,
nuestro gran anhelo de ser lo que somos. Con eso juega permanentemente Guillermo del
Toro, me atrevo a decir que muy conscientemente.
'La vida solo es el naufragio de nuestros planes'

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1663076637109413&set=gm.18156160
11843281&type=3&theater&ifg=1