Está en la página 1de 9

ESTILISTICA

La estilística es un campo de la lingüística que estudia el


uso artístico o estético del lenguaje en las obras de teatro y en la lengua común,
en sus formas individuales y colectivas.

Ciencia que se ocupa de la movilización momentánea y creativa de los depósitos


idiomáticos, por lo que hay que tenerla en cuenta en el estudio de la diversidad
textual. Para la Estilística la intención es uno de los factores estilísticos
fundamentales para determinar la elección y composición de los medios de
expresión de un enunciado. En literatura no puede hablarse de un estilo
normativo, inflexible y fijo para siempre y para todas las cosas. Los estilos
literarios varían con la época y además, han de ser flexibles, adaptables al tema.

La Estilística como la ciencia que se ocupa del estudio de los medios y recursos
que proporciona la lengua y su realización concreta en el habla, como modos
socialmente significativos y socialmente interpretados, de acuerdo con su estilo
particular. G. Martín Vivaldi considera que la Estilística es la ciencia del estilo, es
decir, la investigación crítica y analítica de las principales cualidades que ha de
reunir el buen estilo.

Antecedentes
El origen de la Estilística se remontan a la retórica, se establece en los comienzos
del siglo XIX, pero no existía unanimidad por parte de los lingüistas en cuanto a
las concepciones de su objeto de estudio y sus métodos, por ejemplo, el lingüista
W. Meyer declaró en 1899 que la Estilística era el estudio de las lenguas como
arte, otros la consideraron como una disciplina literaria, y otros como un
complemento de los estudios lingüísticos que se ocupan de la sinonimia de los
medios de expresión.
No fue hasta 1954 que P. Guiraud en La Stylistique admite la existencia de una
Estilística lingüística. Este autor fundamenta que el objetivo de la misma es la
forma de los enunciados lingüísticos, desde el punto de vista de la selección de los
medios de expresión y de su uso opcional (la selección o elección de los medios
de expresión entendida como el estilo que adopta un ser determinado a la hora de
efectuar un enunciado). Para C. Bally los hechos de estilo están ligados al mundo
del habla, lo variable en el uso de la lengua. Esta variación la concibe como
elección dentro de posibilidades de una lengua, como posibilidad de innovación
con finalidades afectivas y expresivas.
A partir de la segunda mitad del siglo XX la Lingüística se enriqueció, pues los
lingüistas se centran en el estudio de la lengua como sistema. Surgen la
Estilística, la Sociolingüística y la Pragmática, que orientan los estudios
lingüísticos un poco más allá de la oración; utilizan la teoría del análisis textual,
que se ocupa del mensaje que transmite el emisor al receptor.

Objeto de estudio
El objeto de estudio de la Estilística es el estilo, entendido por D. Alonso como lo
peculiar, lo diferencial de un habla. Para J. Marouzeau es la actitud del sujeto
hablante o escribiente ante el material que le ofrece la lengua, es el modelo de
utilización de los medios de expresión lingüísticos para un fin concreto. Galperin
introduce una concepción tripartita del objeto de estudio de la Estilística: los
medios expresivos, los recursos estilísticos y los estilos funcionales. Los
fenómenos objeto de estudio de la Estilística son descriptibles a partir de
categorías y reglas del léxico y la gramática, que desde el punto de vista del texto
implican la elección característica de unidades léxicas, sintácticas y semánticas.
Por tanto, el estilo es una forma típica del uso de la lengua, un procedimiento del
sistema lingüístico.
La Estilística centra su estudio en las disímiles formas de enunciados que se
producen en el discurso, en la selección y elección que hace el emisor según la
función de la comunicación, la finalidad u objetivo de esta, el contexto; es decir, de
acuerdo con los factores estilísticos que intervienen en la comunicación. La
Estilística pone de relieve las formas lingüísticas diferentes y las relaciones con el
contexto en términos de postura, actitud, carácter y factores sociales. Se refiere a
la «adecuación» de las posturas del emisor.
El estilo del enunciado es derivado de la selección o elección de los medios de
expresión, determinado por la naturaleza, las intenciones o situaciones del sujeto
hablante o escribiente. Pero esta selección o estilo está fijado por factores
estilísticos, que ayudan a que el enunciado tenga una mayor validez.

Cualidades del buen estilo


 Claridad: significa expresión al alcance de un individuo de cultura media.
Esta cualidad exige pensamiento diáfano, conceptos “bien digeridos”,
exposición limpia, es decir, con sintaxis correcta y vocabulario o léxico al
alcance de la mayoría: ni preciosista ni excesivamente técnico. Esto
significa que un estilo es claro cuando el pensamiento del que escribe
penetra sin esfuerzo en la mente del lector. El secreto de la claridad no
consiste solo en que las ideas sean claras, es preciso que la construcción
de la frase responda al orden lógico-psicológico estudiado y que las
palabras no sean rebuscadas.
 Concisión: en virtud de esta cualidad solo se emplean aquellas palabras
que sean absolutamente precisas para expresar lo que se desea. Conciso
no quiere decir lacónico, sino denso. Estilo denso es aquel en que cada
línea, cada palabra o cada frase están cargadas de sentido. Lo contrario es
la vaguedad, imprecisión, el exceso de palabras, lo que vulgarmente se
dice retórica. Albalat considera que lo que es preciso evitar es lo superfluo,
la verborrea, la incorporación de ideas secundarias que no añaden nada a
la idea matriz, sino que más bien la debilitan.
 Sencillez: significa huir de lo enrevesado, de lo artificioso, de lo
complicado. La sencillez, se ha dicho, es el sello de la verdad.
 Naturalidad: consiste en decir naturalmente lo natural. Escribir
naturalmente es procurar que las palabras y las frases sean las propias, las
que el tema exige, es huir del rebuscamiento. Abalat sostiene que la
naturalidad consiste en escribir con la palabra propia, simple y exacta.
Reglas estilísticas
 Primera: poner una cosa después de otra y no mirar a los lados. Hay que
escribir directamente, es superfluo todo lo que dificulte la marcha del
pensamiento escrito.
 Segunda: No entretenerse. No amplificar, es propio de oradores el
desenvolver con prolijidad un tema. Lo que en la oratoria es preciso, huelga
en la escritura.
 Tercera: si un sustantivo necesita de un adjetivo, no se le debe cargar con
dos. El emparejamiento de adjetivos indica esterilidad de pensamiento. Y
mucho más la acumulación inmoderada.
 Cuarta: el mayor enemigo del estilo es la lentitud. Cuando el escritor es
lento el lector se desespera.

"Entre todo este laberinto del estilo se levanta, a nuestro entender, el vocablo
eliminación. Porque de la eliminación depende el tiempo propio de la prosa. Y un
estilo es bueno o malo, según discurra la prosa con arreglo a un tiempo o a otro.
Según sea más o menos lenta o más o menos rápida. Fluidez y rapidez: estas dos
son las condiciones esenciales del estilo, por encima de las condiciones que
preceptúan las aulas y las academias: pureza y propiedad”.
Azorín
INTRODUCCION

La estilística estudia el lenguaje como principal medio para la comprensión de un


autor. La ESTILÍSTICA surge a partir del interés de la lingüística por la psicología
de principios del siglo XX, representado fundamentalmente por la escuela idealista
alemana y la saussureana. Ya tenemos las primeras ideas acerca de la estilística.
El estilo es el carácter propio que le infunde a sus obras el escritor. El estilo se
encuentra integrado por todos los elementos que intervienen en la obra; por el
pensamiento, el sentimiento, la expresión. Todo ello es fruto de la armonía que
reina entre los elementos, particularmente la claridad, precisión, unidad de idea y
equilibrio, tanto interno como externo.
CONCLUSIÓN

Podemos decir que la estilística es un campo de la lingüística que estudia el uso


artístico o estético del lenguaje en las obras literarias y en la lengua común, en sus
formas individuales y colectivas.

También es el estudio de la forma en que el lenguaje expresa la parte afectiva o


sentimental del pensamiento. Según Bally estudia “los hechos de expresión del
lenguaje organi-zado desde el punto de vista de su contenido afectivo, es decir, la
expresión de los hechos de la sensibilidad por el lenguaje y la acción de los
hechos de len­guaje sobre la sensibilidad”.
E-GRAFIA
https://www.ecured.cu/Estil%C3%ADstica
http://www.abc.com.py/articulos/la-estilistica-822520.html
http://peripoietikes.hypotheses.org/294
GLOSARIO

A
Adjunción o zeugma: Suprimir el verbo de las frases porque ya se expresa en la
primera.

Aliteración: Reunir palabras en que aparezcan las mismas letras.

Anáfora: Repetición de palabras al principio de frases o versos.

Antítesis: Contrapone dos ideas o pensamientos.

C
Calambur: Unir o desunir sílabas de diversa forma en adivinanzas.

Claridad: Se logra con la sobriedad, la selección de lo elemental y de lo


necesario.

Concatenación: Comenzar con la última palabra de la frase anterior.

Conversión o epífora: Repetición al final de frases o versos seguidos.

Complexión: Anáfora y epífora a la vez, repite al principio y al final.

D
Derivación: Combinar en una frase palabras que proceden de una misma raíz.

E
Epíteto: Adjetivos y frases adjetivas innecesarios que dan esplendor a la creación.

H
Hipérbole: Es una exageración creciente, con la intención de trascender la
verosimilitud.

M
Metáfora: Compara dos realidades, sin utilizar nexos, y establece relaciones de
semejanza.
N
Naturalidad: Rechazo de todos los elementos exageradamente artificiosos.

O
Onomatopeya: Imitar con palabras sonidos y ruidos.

Originalidad: Es el procedimiento exclusivo de cada escritor para expresar su


obra.

P
Paradoja: Armoniza ideas contrarias en un solo pensamiento.

Paradiástole: Unión de palabras de significados semejantes, pero oponiéndolas.

Pleonasmo: Insistencia o redundancia con una palabra o varias. Ej.: Hablo con mi
propia boca.

Polisíndeton o conjunción: Usar muchas veces conjunciones copulativas


seguidas. Ej.: Y eran una / y eran una / y eran una sola sombra larga.

Precisión: Fruto de la claridad. Consiste en no decir más ni menos de lo que se


intenta en cada caso.

Prosopopeya o personificación: Atribuir cualidades propias de seres animados y


corpóreos a seres inanimados o abstractos.

S
Sinceridad: Cualidad muy relacionada con la espontaneidad. Contribuye a revelar
la intención del autor.
Sinonimia: Acumulación de sinónimos para insistir en un concepto.

Símil o comparación: Presenta la relación de semejanza entre dos ideas, para


que resulte más comprensible.

T
Unidad: Compenetración de toda la obra consigo misma.