Está en la página 1de 3

Por Pedro Delgado | El 04 Sep 2015, 17:00

Windows 10 supuestamente funciona con el mismo hardware que Windows 7 y Windows 8.1 pero en algunos casos
y por diferentes razones esta consumiendo más CPU. Esto significa problemas de rendimiento pero que podemos
solucionar fácilmente.

En cualquier caso Microsoft está trabajando en mejorar el consumo de CPU para todos los casos y seguramente
con la gran actualización de noviembre veamos los cambios. De momento podemos ir probando diferentes opciones
para mejorar el rendimiento y consumo de CPU en Windows 10.

Primer método
Solo
si Cortana está activado podemos mejorar el rendimiento de esta forma. En caso contrario, no es necesario
realizar dicho cambio.

1. En la búsqueda de Windows escribimos regedit


2. En el Editor del registro navegamos por
HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\TimeBroker
3. Buscamos la clave Start y cambiamos su valor de 3 a 4.

Segundo método
1. Abrimos Inicio y vamos a Configuración
2. En Configuración nos desplazamos por Actualización y Seguridad, y pulsamos en Opciones avanzadas
3. Ahí elegimos “Elige el modo en que quieres que se entreguen las actualizaciones”.
4. Desactivamos dicha opción
Al parecer la distribución de actualizaciones mediante el
sistema P2P para aligerar la carga de servidores de
Microsoft y para conseguir mayor velocidad en nuestra descarga de dichas actualizaciones está causando problemas
de consumo de CPU en segundo plano.

Tercer método
1. Vamos a Inicio y luego pulsamos Configuración
2. Ahí navegamos por Sistema y luego vamos a la pestaña Notificaciones y acciones
3. Desactivamos las notificaciones de “Mostrarme sugerencias de Windows”

Se
están dando casos en los que estas notificaciones recomendadas están causando un alto consumo de CPU según
reportan los usuarios de Windows 10.
En principio estas recomendaciones son básicas para reducir el consumo de CPU en Windows 10. Podrían darse
otros problemas como ya ha pasado en otros sistemas y que hemos comentado posibles soluciones.