Está en la página 1de 2

ELEMENTOS DE LA CULTURA DEL PUEBLO GARIFUNA

Historia
La versión más conocida del origen de los 'caribe negros' (garifunas) es de 1635,
cuando dos barcos que llevaban esclavos hacia las Indias Occidentales desde lo que
conocemos hoy como Nigeria naufragaron cerca de la isla de San Vicente. Los
esclavos escaparon del barco y alcanzaron la isla, donde fueron recibidos por
los caribes, quienes les ofrecieron protección. Los matrimonios entre ellos formaron el
pueblo Garinagu, conocidos hoy como garífuna. Este nombre se derivó de "Kalipuna",
uno de los nombres usados por los caribes para referirse a ellos. Además de los
náufragos africanos, se debe tener en cuenta que los caribes capturaron esclavos en
sus luchas contra los británicos y franceses en islas vecinas y muchos de los
capturados se fueron insertando en sus comunidades.
Los garífuna hablan inglés, español, y garífuna. Los garífuna de Guatemala y Honduras
hablan garífuna y español, mientras que los de Belice y de Estados Unidos también
hablan inglés como idioma materno. Algunos Garinagu estadounidenses suelen tener el
inglés como único idioma.

Cosmovisión
Para la comunidad garífuna Dios es el ser supremo, el padre todo poderoso, creador y
hacedor de todo lo que les rodea. Es ser humano es un elemento fundamental en la
naturaleza al igual que la tierra, el mar , las montañas y los ríos, a los cuales se les
rinde culto, ya que de ellos se obtiene lo necesario para vivir.
Los rituales y ceremonias incluyen el culto a los ancestros. Los abuelos y abuelas son
los encargados de transmitir de una generación a otra los conocimientos y tradiciones
ancestrales. En la comunidad garífuna existe un guía espiritual llamado buyei, a quien
se le rinde respeto y es el enlace con los ancestros. El buyei es quien organiza y dirige
las ceremonias y ritos.
Patrimonio arqueológico
Tradicionalmente, las casas se construyían de materials naturales. Los varones
remarían a pantones en sus cayucos y cortarían palmas de tique como soportes para
las paredes. Otros irían a las montañas y recoger paja para el techo. Se cortaban caña
brava para entretejer los palos tiques. Se amarraban entonces la caña brava y los
troncos tiques con una viña, conocida como mimbre en español y mibi en garífuna. ¡No
hacía falta ningún clavo para construir la casa!