Está en la página 1de 115

Sumario

Teoría del arco iris . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2


H. Moysés Nussenzveig

Objetivos fotográficos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
William H. Price

Delicias del estenoscopio y de su pariente, el antiestenoscopio . 29

Microscopía confocal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
Jeff W. Lichtman

Construcción de un microscopio simple . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42

Coherencia óptica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
M.a Luisa Calvo Padilla

Hologramas de luz blanca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54


Emmett N. Leith

Optica adaptativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
John W. Hardy

Espejos líquidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74
Ermanno F. Borra

Optica sin imágenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80


Roland Winston

Giroscopios ópticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
Dana Z. Anderson

Tensión visible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93

Interferometría óptica de superficies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100


Glen M. Robinson, David M. Perry y Richard W. Peterson

Conjugación de fase óptica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106


Vladimir V. Shkunov y Boris Y. Zel’dovich
Teoría del arco iris
H. Moysés Nussenzveig

¿Por qué aparecen en el cielo esos bellos arcos coloreados


cuando las gotas de agua difunden la luz del sol? La respuesta a esta difícil pregunta
ha puesto a contribución todos los recursos de la física matemática

E
l arco iris es un puente entre belleza. En palabras de Descartes: “El El primero que intentó explicar
 dos culturas, pues su descrip- arco iris es una maravilla de la natu- racionalmente la aparición del arco
 ción ha venido constituyendo raleza tan notable... que yo difícil- iris fue probablemente Aristóteles.
un desafío tanto para los poetas como mente podría haber elegido otro ejem- Propuso la idea de que era en realidad
para los científicos. Suele suponerse plo mejor para la aplicación de mi una clase especial de reflexión de la
que la descripción científica es un sen- método.” luz solar por las nubes. La luz se refle-
cillo problema de óptica geométrica, El arco único y brillante que se ve jaría con un ángulo fijo, dando lugar
resuelto hace mucho tiempo y cuyo tras un chubasco de lluvia o en la a un cono circular de “rayos de arco
único interés actual sería como ejerci- rociada de una cascada es el arco iris iris”. Aristóteles explicó así correcta-
cio histórico. Pero no es así, pues sólo primario. Su característica más cons- mente la forma circular del arco y
recientemente se ha elaborado una picua es su despliegue de colores, que advirtió que no se trataba de un objeto
teoría cuantitativa satisfactoria del varían mucho en brillo y claridad, pero material en una posición definida del
arco iris, teoría que además abarca siempre siguen el mismo orden: el cielo, sino más bien de un conjunto de
mucho más que la óptica geométrica, violeta es el más interno, mezclándose direcciones a lo largo de las cuales se
basándose en todo lo que sabemos gradualmente con varios tonos de difunde fuertemente la luz hasta los
sobre la naturaleza de la luz, siendo azul, verde, amarillo y naranja, siendo ojos del observador.
necesario tener en cuenta sus propie- el rojo el más externo.
dades ondulatorias (la interferencia,
la difracción y la polarización) y cor-
pusculares (verbigracia, la cantidad
Otras características del arco iris
son menos acusadas y, de hecho, no
siempre se presentan. En el cielo, por
E l ángulo que forman los rayos del
 arco iris y la luz solar incidente
fue medido por primera vez en 1266
de movimiento transportada por un encima del arco primario, se encuen- por Roger Bacon. Obtuvo un resultado
haz de luz). tra el secundario, en el que los colores de unos 42 grados; el arco secundario
Algunos de los métodos más podero­ aparecen en orden inverso, con el rojo está unos ocho grados más alto en el
sos de la física matemática se idearon más hacia dentro y el violeta en el cielo. Hoy día se acostumbra medir
explícitamente para tratar el pro- borde externo. Una observación cui- esos ángulos en la dirección opuesta,
blema del arco iris y otros estrecha- dadosa revela que la región situada atendiéndose al cambio total de direc-
mente relacionados con él. El arco iris entre ambos arcos es bastante más ción de los rayos procedentes del Sol.
ha servido de piedra de toque para oscura que el cielo circundante. El ángulo del arco primario mide, por
poner a prueba las teorías ópticas. La Incluso en aquellos casos en los que el tanto, 180 menos 42, es decir, 138
más afortunada de ellas puede, hoy, arco secundario no sea discernible, se grados; se trata del llamado ángulo
describir el arco iris matemática- puede ver que el arco primario tiene del arco iris. El ángulo del arco secun-
mente, es decir, predecir la distribu- un “lado iluminado” y un “lado oscuro”. dario mide 130 grados.
ción de su luz en el cielo. Los mismos A la región oscura se la ha denomi- Tras la conjetura de Aristóteles
métodos pueden aplicarse a fenóme- nado banda oscura de Ale­jan­dro, en hubieron de pasar diecisiete siglos
nos parecidos, como son los brillantes honor del filósofo griego Ale­jandro de antes de que la teoría del arco iris
anillos de color llamados glorias, e Afrodisia, quien la describió por pri- progresase algo. En 1304 el monje
incluso a otras clases de arco iris, mera vez hacia el año 200 de la era alemán Teodorico de Freiberg rechazó
como los atómicos y nucleares. cristiana. la hipótesis aristotélica de que el arco
La comprensión científica del Otra característica que se ve sólo
mundo no siempre se acepta sin reser- algunas veces es una serie de débiles
vas. Goethe escribió que el análisis de bandas, en la que suelen alternar el 1. ARCO IRIS DOBLE fotografiado en el
los colores del arco iris realizado por rosa y el verde, hacia la parte interna Parque Nacional de Pallastunturi, Fin-
Newton “baldaría el corazón de la del arco primario. (Pueden aparecer landia. La banda brillante más interna es
Naturaleza”. Un sentimiento análogo más raramente en la parte exterior al el arco primario; está separado del arco
fue expresado por Charles Lamb y arco secundario.) Estos “arcos super- secundario, más débil, por una región,
John Keats; en un banquete celebrado numerarios” se ven generalmente con llamada banda oscura de Alejandro, que
es visiblemente más oscura que el cielo
en 1817 propusieron un brindis: “Por la máxima claridad hacia la parte circundante. Bajo el arco primario hay
la salud de Newton y la ruina de las superior del arco primario. Aunque no unas pocas bandas tenues de rosa y verde;
matemáticas.” Los científicos que con- son nada llamativos, han tenido una son los arcos supernumerarios. A la teo-
tribuyeron a la teoría del arco iris no importante influencia en el desarrollo ría compete dar una explicación cuanti-
fueron, sin embargo, insensibles a su de las teorías sobre el arco iris. tativa de cada uno de esos rasgos.

2 TEMAS 6
iris resultase de la reflexión colectiva pendientemente por Descartes, que correspondientes al arco iris, presen-
por las gotas de agua de una nube, siguió el mismo método. Ambos mos- taba un solo color. Si se variaba la
proponiendo en cambio que cada gota traron que el arco iris está constituido posición del ojo para explorar los otros
individual era capaz de producir un por rayos que penetran en una gota y ángulos de dispersión, aparecían los
arco iris. Además comprobó esta con- se reflejan una sola vez en su superfi- otros colores espectrales, de uno en
jetura mediante experimentos reali- cie interna. El arco secundario está uno, por lo que llegaron a la conclusión
zados con una gota aumentada: un formado por rayos que han sufrido dos de que cada uno de los colores del arco
frasco esférico de vidrio lleno de agua, reflexiones internas. En cada reflexión iris llegaba al ojo procedente de un
que le permitió seguir el camino de los se pierde algo de luz, lo que es la causa conjunto diferente de gotas de agua.
rayos luminosos que constituyen el principal de que el arco secundario sea Teodorico y Descartes comprendie-
arco iris. más débil que el primario. Teodorico ron que todos los rasgos fundamenta-
Los descubrimientos de Teodorico y Descartes también se dieron cuenta les del arco iris se pueden explicar
permanecieron en buena medida igno- de que la luz dispersada por el globo examinando la luz que pasa por una
rados durante tres siglos, hasta que en una dirección determinada, com- gota única. Los principios fundamen-
volvieron a ser redescubiertos inde- prendida en el margen de ángulos tales que determinan la naturaleza del

LA CIENCIA DE LA LUZ 3
arco son los que rigen la interacción
entre la luz y los medios transparen-
tes, es decir, la reflexión y la refrac-
ción.
La ley de la reflexión es el principio,
conocido e intuitivamente evidente,
de que el ángulo de reflexión debe ser
igual al ángulo de incidencia. La ley
de la refracción es algo más compli-
cada. Mientras que el camino de un
rayo reflejado queda completamente
determinado por la geometría, la
refracción obliga a tener en cuenta las
propiedades de la luz y las propieda-
des del medio.
La velocidad de la luz en el vacío es
invariante; en realidad, constituye
una de las constantes fundamentales
de la naturaleza. En cambio la veloci-
dad de la luz en un medio material
queda determinada por las propieda-
des del medio. El cociente entre velo-
cidad de la luz en el vacío y velocidad
de la luz en una substancia se llama
índice de refracción de esa substancia.
Para el aire, este índice sólo es un poco
mayor que la unidad; para el agua
va­le aproximadamente 1,33.
Un rayo de luz que pase de aire a
agua se retarda al atravesar la super-
ficie de separación; si incide oblicua-
mente sobre dicha superficie, el cam-
2. LA GEOMETRIA DEL ARCO IRIS viene determinada por el ángulo de desviación,
bio de velocidad se traduce en un
que es el ángulo que forma la dirección del rayo incidente con la del rayo emergen­ cambio de dirección. Los senos de los
te de la gota, en el sentido de propagación de éste. Los rayos incidentes se desvían ángulos de incidencia y refracción
preferentemente según ángulos de 138 y de 130 grados, originando los arcos iris para dos medios están siempre en una
primario y secundario, respectivamente. Entre esos ángulos es muy poca la luz que relación constante e igual al cociente
es devuelta por las gotas; ésa es la región de la banda oscura de Alejandro. Los de los índices de refracción de los dos
ángulos óptimos son ligeramente distintos para cada longitud de onda de la luz, medios. Esta igualdad se llama ley de
por lo cual se dispersan los colores. El orden en que aparecen los colores en el arco
secundario es el inverso del que corresponde al arco primario. No existe un plano
Snell, en honor de Willebrord Snell,
único en el que se halle el arco iris; éste es el conjunto de direcciones a lo largo de quien la formuló en 1621.
las cuales la luz incidente se desvía hacia el observador.

S e puede realizar un análisis pro-


 visional del arco iris aplicando las
leyes de la reflexión y de la refracción
a la trayectoria de un rayo luminoso
al atravesar una gota. Admitiendo que
la gota sea esférica, todas las direccio-
nes son equivalentes y sólo queda una
variable importante: la distancia del
rayo incidente a un eje paralelo a él y
que pase por el centro de la gota. Esta
distancia se llama parámetro de
impacto y varía desde cero, cuando el
rayo coincide con el eje central, al
radio de la gota, si el rayo es tan-
gente.
El rayo incidente sufre una reflexión
parcial en la superficie de la gota;
3. LA REFLEXION Y LA REFRACCION de la luz en la superficie de separación entre denominaremos a esta luz reflejada
el aire y el agua son los hechos básicos en la formación de un arco iris. Por lo que “rayos desviados de primer orden”. La
a la reflexión se refiere, el ángulo de incidencia es igual al ángulo de reflexión. En luz restante pasa al interior de la gota
el caso de la refracción, el ángulo que la luz transmitida forma con la normal a la
(con un cambio de dirección causado
superficie de separación viene determinado por las propiedades del medio, carac­
terizadas por el índice de refracción. La luz que penetra en un medio con un índice por la refracción) y al llegar de nuevo
de refracción más alto es desviada, acercándose a la normal. La luz de longitudes a su superficie vuelve a transmitirse
de onda diferentes se desvía según ángulos ligeramente distintos; esta dependencia parcialmente (rayos de segundo or­den)
entre índice de refracción y color se llama dispersión. Las teorías suelen tratar por y se refleja parcialmente. Cuan­do la
separado cada componente monocromática de la luz incidente. luz reflejada vuelve a incidir sobre la

4 TEMAS 6
superficie, se divide otra vez entre una RAYO DE
componente reflejada y otra transmi- TERCER ORDEN
tida, proceso que continúa indefinida- (ARCO IRIS
PRIMARIO)
mente. La gota da origen por tanto a
una serie de rayos difundidos, cuya
intensidad suele decrecer rápida-
mente. Los rayos de primer or­d en
representan la reflexión directa por la
gota y los de segundo orden se trans-
miten directamente a través de ella.
Los de tercer orden son los que salen
de la gota tras una reflexión interna,
y forman el arco iris primario. Los
rayos de cuarto orden, que han sufrido
RAYO DE
dos reflexiones internas, originan el SEGUNDO ORDEN
arco secundario. Los arcos de orden
superior proceden de rayos con trayec-
torias más complicadas, pero de ordi-
nario no son visibles.
RAYOS DE
El ángulo de desviación de cada PARAMETRO
ORDENES SUPERIORES
DE IMPACTO
or­den de rayos varía dentro de un
amplio intervalo de valores en función
del parámetro de impacto. Cuando hay
Sol la gota queda iluminada simultá-
neamente para todos los parámetros RAYO
de impacto, por lo que la luz se dispersa INCIDENTE
prácticamente en todas las direcciones. GOTA DE AGUA
No es difícil encontrar trayectos de
rayos luminosos a través de la gota que RAYO DE
contribuyan al arco iris, pero hay una CUARTO ORDEN
(ARCO IRIS
infinidad de ellos que dirigen la luz SECUNDARIO)
hacia otros lados. ¿Por qué entonces se RAYO DE PRIMER ORDEN
refuerza la intensidad dispersada en la 4. EL RECORRIDO DE LA LUZ al atravesar una gota se puede determinar aplican­
proximidad del ángulo del arco iris? do las leyes de la óptica geométrica. Cada vez que el haz incide sobre la superficie,
Esta es una cuestión que Teodorico no parte de la luz se refleja y parte se refracta. Los rayos reflejados directamente por
examinó; Descartes fue el primero en la superficie se llaman rayos de primer orden; los que se transmiten directamente
solucionarla. a través de la gota se llaman de segundo orden. Los rayos de tercer orden emergen
Aplicando las leyes de la reflexión y tras una reflexión interna; éstos son los que originan el arco iris primario. El arco
de la refracción en cada punto en el secundario está constituido por rayos de cuarto orden, que han experimentado dos
reflexiones internas. El valor del ángulo de desviación de los rayos de cada tipo
que un rayo pudiese incidir sobre la está determinado por un único factor, el parámetro de impacto (que es la distancia
superficie de separación aire-agua, del rayo incidente a un eje paralelo a él y que pase por el centro de la gota).
calculó laboriosamente los caminos de
muchos rayos incidentes según muchos
parámetros de impacto. Los rayos de En el caso de los rayos de cuarto según el parámetro de impacto. Es
tercer orden tienen una im­portancia orden, el ángulo de desviación es nulo decir, la luz desviada será más bri-
predominante. Cuando el parámetro cuando lo es el parámetro de impacto; llante allí donde se reúnan la mayor
de impacto es cero, los rayos son des- en otras palabras, el rayo central se cantidad de rayos que incidieron con
viados en la dirección de incidencia, es refleja dos veces y después continúa parámetros de impacto diferentes.
decir, una vez han pasado por el centro en su dirección original. Al aumentar Las regiones de mínima variación son
de la gota se reflejan en su pared el parámetro de impacto también lo las vecinas a los ángulos de desviación
opuesta, girando un ángulo de 180o y hace el ángulo de desviación, pero de máximo y mínimo, lo que explica el
regresando hacia el Sol. A medida que nuevo esta variación se invierte en especial carácter de los ángulos de los
crece el parámetro de impacto y los cierto momento, esta vez a 130 grados. arcos primario y secundario. Y como
rayos incidentes se separan del centro Los rayos de cuarto orden tienen un en la región comprendida entre los
de la gota, el ángulo de desviación dis- ángulo de desviación máximo de 130 ángulos de 130 y 138 grados no puede
minuye. Descartes halló, sin embargo, grados y, si el parámetro de impacto haber rayos desviados de los órdenes
que esta variación no continúa cuando aumenta más, los rayos salen apun- tercero y cuarto, queda también expli-
el parámetro de impacto ha aumen- tando hacia la parte posterior de la cada la banda oscura de Alejandro.
tado hasta su valor máximo, caso de gota, desviados hacia la dirección de
incidencia rasante en que el rayo es
tangente a la superficie de la gota. Por
el contrario, el ángulo de desviación
incidencia.
La iluminación de una gota que esté
al Sol es uniforme y los parámetros de
P uede entenderse mejor la teoría de
 Descartes si se considera un con-
junto de gotas que, de alguna manera,
pasa por un mínimo cuando el pará- impacto de los rayos incidentes esta- difundieran la luz uniformemente en
metro de impacto vale aproximada- rán también uniformemente distri- todas direcciones. Un cielo lleno de
mente 7/8 del radio de la gota, y des- buidos. Sería de esperar, por tanto, tales gotas sería uniformemente bri-
pués aumenta de nuevo. El ángulo de que la concentración de luz desviada llante desde todos los ángulos. En un
desviación correspondiente al mínimo fuese máxima donde más lenta sea la cielo poblado de gotas de agua reales
vale 138 grados. variación del ángulo de desviación hay disponible la misma cantidad de

LA CIENCIA DE LA LUZ 5
luz, pero ha sido redistribuida. La El arco iris cartesiano es un fenó- cuas del arco iris: sus colores. Por
mayoría de las zonas celestes están meno sorprendentemente sencillo. El supuesto que Newton los explicó en
iluminadas más débilmente de lo que brillo es una función de la velocidad 1666 mediante sus experimentos con
lo estarían con dispersión uniforme, de variación del ángulo de desviación. prismas. Tales experimentos demos-
pero en la proximidad del ángulo del Este queda determinado por dos fac- traron no solamente que la luz blanca
arco iris hay un arco brillante, que se tores: el índice de refracción, que se es una mezcla de colores, sino también
atenúa gradualmente en el lado ilu- supone constante, y el parámetro de que el índice de refracción difiere para
minado y más bruscamente en el lado impacto, que se supone distribuido cada color, efecto llamado dispersión.
oscuro. El arco se­c undario es otra uniformemente. Un factor que carece Se deduce, por tanto, que cada color o
región análoga de gran intensidad, de influencia alguna sobre el ángulo longitud de onda de la luz debe tener
salvo que es más es­trecho y todas sus del arco iris es el tamaño de las gotas: su propio ángulo de arco iris; lo que
características son más débiles. la geometría de la desviación es la observamos en la naturaleza es una
Conforme a la teoría cartesiana, la misma para las gotitas de agua que reunión de arcos monocromáticos,
zona situada entre los arcos es decidi- constituyen las nubes que para los cada uno ligeramente corrido respecto
damente más oscura que cualquier globos de vidrio llenos de agua que al anterior.
otra parte: si sólo contuviera rayos de usaban Teodorico y Des­cartes. Partiendo de sus mediciones del
órdenes tercero y cuarto, sería muy Hasta ahora hemos prescindido de índice de refracción, Newton calculó
negra. una de las características más conspi- que el ángulo del arco iris es de 137

180
A B C
RAYO DE TERCER ORDEN
RAYO DE
160 ARCO IRIS
PRIMARIO

140
ANGULO DE DESVIACION (GRADOS)

BANDA OSCURA DE ALEJANDRO


120

100
RAYO DE
ARCO IRIS
SECUNDARIO
80

60 RAYO DE CUARTO ORDEN

40

20

0
PARAMETRO DE IMPACTO RADIO DE LA GOTA

5. ANGULO DEL ARCO IRIS. La especial importancia que tiene


se observa al considerar el ángulo de desviación en función del
pará­metro de impacto. Cuando éste es cero, el ángulo de desvia­
ción para un rayo de tercer orden es de 180 grados; el rayo pasa
por el centro de la gota, se refleja en la superficie situada más
ANGULO DE allá del centro y vuelve hacia el Sol en la dirección de incidencia,
C DESVIACION
pero en sentido opuesto. A medida que aumenta el parámetro
A de impacto disminuye el ángulo de desviación, hasta que llega
B
a alcanzar un valor mínimo. Este rayo de mínima desviación es
el rayo del arco iris en el diagrama de la izquierda; los rayos con
parámetros de impacto a uno y otro lado de él se desvían según
ángulos mayores. La desviación mínima es aproximadamente de
138 grados y la máxima concentración de rayos desviados se
encuentra en la proximidad de este ángulo. El incremento resul­
tante de la intensidad de la luz difundida se percibe como arco
primario. El arco secundario se forma de manera análoga, excep­
to que el ángulo de desviación para los rayos de cuarto orden
que lo forman aumenta hasta un máximo, en lugar de disminuir
PARAMETRO
DE IMPACTO hasta un mínimo. El máximo se encuentra hacia los 130 gra­dos.
A Ningún rayo de los órdenes tercero y cuarto puede alcanzar
ángulos de desviación entre 130 y 138 grados, lo que explica la
RAYO DEL ARCO IRIS B
existencia de la banda oscura de Alejandro. A la izquierda se ve
C
cómo dos rayos de tercer orden, con parámetros de impacto a
uno y otro lado del correspondiente al rayo del arco iris, emergen
según el mismo ángulo de desviación. La interferencia entre
rayos como éstos da lugar a los arcos supernumerarios.

6 TEMAS 6
grados y 58 minutos para la luz roja y
de 139 grados y 43 minutos para la luz
violeta. La diferencia entre ambos es
de 1 grado y 45 minutos, que debería
ser la anchura del arco iris si los rayos
de la luz solar incidente fueran exac-
tamente paralelos. Aceptando medio
grado para el diámetro aparente del
Sol, Newton obtuvo una anchura total
de dos grados y quince minutos para
el arco primario.
Entre Descartes y Newton quedaron
explicadas las características más
importantes del arco iris. Explicaron
la existencia de los arcos primario y
secundario y de la zona oscura que los
separa; calcularon sus posiciones
an­gulares y describieron la dispersión
de la luz difundida formando un espec-
tro. Todo ello se consiguió usando
exclusivamente la óptica geométrica.
Su teoría, sin embargo, tenía un fallo
importante: era incapaz de explicar los
arcos supernumerarios. La compren-
sión de esos detalles aparentemente
nimios requiere tener ideas más suti-
les sobre la naturaleza de la luz.

L os arcos supernumerarios apa-


 ­recen en el lado interno, o ilumi-
nado, del arco primario. En esta región
angular hay dos rayos de tercer orden
que, tras haber sido difundidos, emer-
gen en la misma dirección; provienen
de rayos incidentes que tienen pará-
metros de impacto a uno y otro lado del
valor que corresponde al arco iris. Así,
para cualquier ángulo dado ligera-
mente mayor que el del arco iris, la luz
difundida incluye rayos que han 6. LA CONFLUENCIA DE RAYOS desviados por una gota da lugar a cáusticas. Una
seguido dos caminos diferentes en el cáustica es la envolvente de un sistema de rayos. De interés especial es la cáustica
interior de la gota. Los rayos emergen de los rayos de tercer orden, que tiene dos ramas, una real y otra virtual; la última
por distintos lugares de su superficie, se forma por prolongación de los rayos hacia atrás. Cuando se construye el rayo del
pero siguen la misma dirección. arco iris en ambas direcciones, se aproxima asintóticamente a las ramas de la cáus­
En los tiempos de Descartes y de tica. George B. Airy elaboró una teoría del arco iris basada en el análisis de tal
Newton, esas dos contribuciones a la curva. Habiendo escogido un frente de onda inicial —una superficie perpendicular
en todos los puntos a los rayos de tercer orden— Airy pudo determinar la distribu­
intensidad difundida sólo podían ción de las amplitudes de las ondas restantes. Un punto débil de esta teoría es la
manejarse por simple suma. El resul- necesidad de presuponer las amplitudes iniciales.
tado es que la intensidad obtenida
decrece continuamente con la desvia-
ción respecto al ángulo del arco iris, ondas luminosas haciendo pasar un siguen trayectos de longitudes cada
sin traza alguna de arcos supernume- delgado haz de luz monocromática a vez más diferentes. Cuando la diferen-
rarios. La verdad es que las intensi- través de dos orificios de diámetro muy cia es igual a la mitad de la longitud
dades de los dos rayos no pueden pequeño y observando las franjas de onda, la interferencia es completa-
sumarse porque no son fuentes inde- alternativamente iluminadas y oscu- mente destructiva; para ángulos
pendientes de radiación. ras que se producían. El propio Young mayores, los dos haces vuelven a refor-
El efecto óptico escondido tras el señaló la relación entre su descubri- zarse. El resultado es una variación
fenómeno de los arcos supernumera- miento y los arcos supernumerarios periódica de la intensidad de la luz
rios lo descubrió Thomas Young en del arco iris. Los dos rayos desviados desviada, una serie de bandas alterna-
1803, demostrando que la luz era en la misma dirección por una gota son tivamente brillantes y oscuras.
capaz de producir interferencia, fenó- estrictamente análogos a la luz que
meno que ya era conocido por el estu-
dio de las olas en el agua. La superpo-
sición de ondas producidas en cualquier
pasa a través de los dos agujeros en el
experimento de Young. En el caso de
ángulos muy próximos al del arco iris
C omo los ángulos de desviación a
 los que se produce interferencia
constructiva están determinados por
medio puede dar lugar bien a un los dos trayectos por la gota difieren la diferencia de longitud entre los
refuerzo (cresta sobre cresta) o bien a muy poco, de modo que ambos rayos trayectos de los dos rayos, esos ángu-
una anulación (cresta sobre seno). interfieren constructivamente. Al los están afectados por el radio de la
Young demostró la interferencia de las aumentar el ángulo, los dos rayos gota. El aspecto de los arcos supernu-

LA CIENCIA DE LA LUZ 7
difracción es un sutil y difícil problema
de física matemática; los estímulos
para el desarrollo subsiguiente de la
teoría del arco iris derivaron princi-
palmente de los esfuerzos realizados
para resolverlo.
Richard Potter observó en 1835 que
el cruce de varios conjuntos de rayos
luminosos en una gota da lugar a cur-
vas cáusticas. Una cáustica, o “curva
ardiente”, representa la envolvente de
un sistema de rayos y va siempre aso-
ciada a un brillo elevado. Una cáustica
conocida es la curva brillante de dos
arcos que se unen en punta y que se
forma en una taza de té cuando la luz
del Sol se refleja en sus paredes inte-
riores. Las cáusticas, como el arco iris,
suelen tener un lado iluminado y otro
oscuro; la intensidad aumenta conti-
nuamente hasta la cáustica y, pasada
ésta, cae en forma brusca.
Potter mostró que el rayo de Des­
cartes del arco iris —el rayo de ter­cer
orden con ángulo de desviación
mí­nimo— se puede considerar como
una cáustica. Todos los otros rayos
transmitidos de tercer orden, cuando
se prolongan hasta el infinito, se acer-
can al rayo de Descartes desde el lado
7. LA INTENSIDAD CALCULADA en función del ángulo de desviación se compara iluminado; no hay rayos de esta clase
en tres de las primitivas teorías del arco iris. En el análisis geométrico de Descartes
en el lado no iluminado. Hallar la
la intensidad es infinita para el ángulo del arco iris; disminuye gradualmente (sin
arcos supernumerarios) en el lado iluminado y cae bruscamente a cero en el lado intensidad de la luz desviada por un
oscuro. La teoría de Thomas Young, basada en la interferencia de las ondas lumi­ arco iris es semejante, pues, al pro-
nosas, predice los arcos supernumerarios, pero retiene la transición brusca de la blema de determinar la distribución
intensidad de cero a infinito. La teoría de Airy altera la posición de los máximos en de intensidades en la vecindad de una
la curva de intensidad y, por primera vez, proporciona (mediante la difracción) una cáustica.
explicación de la atenuación gradual del arco iris hasta convertirse en sombra.

merarios (en contraste con el án­gulo luz desviada en función del tamaño de
G eorge B. Airy intentó determinar
 tal distribución en 1838. Su razo-
namiento se basaba en un principio de
del arco iris) depende, pues, del la gota y del ángulo de desviación. la propagación de ondas formulado en
tamaño de las gotas. En el caso de La explicación de Young de los arcos el siglo xvii por Christiaan Huygens y
gotas grandes la diferencia aumenta supernumerarios se basaba en la perfeccionado más tarde por Augus­tin
mucho más rápidamente que para teoría ondulatoria de la luz. Resultaba Jean Fresnel. Este principio consi­dera
gotas pequeñas con el parámetro de paradójico que sus predicciones para cada punto de un frente de ondas como
impacto. De aquí que, cuanto mayo- el otro lado del arco, para la banda fuente de ondas esféricas secundarias;
res sean las gotas, tanto más estrecha oscura de Alejandro, estuviesen en las ondas secundarias definen un
será la se­paración angular entre los desacuerdo con dicha teoría. La teoría nuevo frente de ondas; de esta manera
arcos su­per­nu­merarios. Los arcos son de la interferencia, como las de se explica la propagación de las ondas.
casi imposibles de distinguir si las Descartes y Newton, predecía com- Se deduce, por tanto, que si se cono-
gotas son de diámetro superior a un pleta oscuridad en esta región, al ciera la amplitud de las ondas secun-
milímetro aproximadamente. La menos cuando sólo se consideraban los darias en cada punto de un frente de
superposición de colores tiende tam- rayos de los órdenes tercero y cuarto. ondas completo, se podría reconstruir
bién a eliminar los arcos. La depen- Sin embargo, no es posible una tran- la distribución de amplitudes en cual-
dencia de los arcos supernumerarios sición tan abrupta, porque la teoría quier otro punto. La totalidad del arco
respecto al tamaño de las gotas ondulatoria de la luz exige que las iris se podría describir rigurosamente
explica por qué son más fáciles de ver acusadas separaciones entre luz y si conociéramos la distribución de
cerca de la cima del arco iris: las gotas sombra se suavicen a causa de la amplitudes a lo largo del frente de
de lluvia tienden a hacerse mayores difracción. La manifestación más ondas en una gota única. Por desgra-
a medida que caen. familiar de la difracción es la manera cia no suele poder determinarse la
Con la teoría de la interferencia de en que la luz o el sonido parecen cur- distribución de amplitudes; lo más
Young se explicaban todas las carac- varse en el borde de un obstáculo que generalmente puede hacerse es
terísticas importantes del arco iris, al opaco. En el arco iris no hay obstáculo una estima razonable para un frente
menos de forma cualitativa y aproxi- real alguno; de todas maneras, el de ondas escogido con la esperanza de
mada. Faltaba, sin embargo, una borde de separación entre el arco pri- obtener una buena aproximación.
teoría matemática, cuantitativa, mario y la banda oscura debería pre- Airy escogió como frente de ondas
capaz de predecir la intensidad de la sentar difracción. El tratamiento de la inicial una superficie del interior de

8 TEMAS 6
la gota que sea normal a todos los mente, la intensidad disminuye poco máticos componentes, la que a su vez
rayos de tercer orden y con un punto a poco en la banda oscura de viene determinada por el tamaño de las
de inflexión (cambio en el sentido de la Alejandro. gotas. Gotas uniformemente grandes
curvatura) donde corte al rayo de Des­ Airy realizó sus cálculos para un (de diámetro de unos cuantos milíme-
cartes. Estimó las amplitudes de las arco iris monocromático. Si se quiere tros) dan generalmente arcos iris bri-
ondas a lo largo de este frente me­diante aplicar su método al arco iris produ- llantes con colores puros; con gotas muy
hipótesis corrientes en la teoría de la cido a la luz del Sol, hay que superpo- pequeñas (diámetros de 0,01 milímetro
difracción y pudo así expresar la ner las distribuciones de Airy genera- aproximadamente) la superposición de
intensidad de la luz desviada en la das por las diversas componentes colores es tan grande que la luz resul-
región del arco iris en términos de una monocromáticas. Pasar más allá y tante aparece casi blanca.
nueva función matemática, a la que describir la imagen del arco iris que Una propiedad importante de la
entonces se dio el nombre de integral se percibe exige una teoría de la visión luz, de la que hasta ahora hemos pres-
del arco iris y hoy se llama función de del color. cindido, es su grado de polarización.
Airy. No trataremos aquí de la forma La pureza de los colores del arco iris La luz es una onda transversal, es
matemática de la función de Airy. queda determinada por el grado de decir, una onda en la que las oscilacio-
La distribución de intensidades superposición de los arcos iris monocro- nes son perpendiculares a la dirección
predicha por la función de Airy es
análoga a la figura de difracción que
aparece en la sombra de un filo recti-
líneo. En el lado iluminado del arco
primario hay oscilaciones de intensi-
dad que corresponden a los arcos
supernumerarios; las posiciones y
anchuras de esos máximos difieren
algo de lo predicho por la teoría de la
interferencia de Young. Otra diferen-
cia importante de la teoría de Airy es
que la intensidad máxima del arco iris
se produce para un ángulo algo mayor
que el án­gulo de mínima desviación
de Des­cartes. Las teorías de Descartes
y de Young predicen una intensidad
infinita a ese ángulo, debido a la pre-
sencia de la cáustica. En la teoría de
Airy no se alcanza intensidad infinita
en ningún punto; por lo que se refiere
al rayo de Descartes, la intensidad
pronosticada por la teoría es menos de
la mitad que la que corresponde al
máximo. Por último, en el lado oscuro
del arco iris aparecen efectos de difrac-
ción; en lugar de anularse brusca-

8. LA POLARIZACION del arco iris es el


resultado de la reflexión diferencial. Un
rayo incidente puede descomponerse en
dos componentes, una po­larizada para­
lelamente y la otra perpendicularmente
al plano de reflexión. En el caso de un
rayo que incida sobre la superficie de
separación entre el aire y el agua desde
dentro de una gota, la reflectividad de
la superficie depende del ángulo de in­
cidencia. Superado cierto ángulo críti­
co, ambas componentes, la perpendicu­
lar y la paralela, son reflejadas por
completo, aunque algo de luz viaja pa­
ralelamente a la superficie, constitu­
yendo una “onda evanescente”. Para
ángulos menores la componente per­
pendicular es reflejada más eficazmente
que la paralela y al llegar a un án­gulo
particular, llamado ángulo de Brewster,
la luz polarizada paralelamente se
transmite en su totalidad. El ángulo de
reflexión interna para el rayo del arco
iris cae cerca del ángulo de Brewster.
Por eso la luz del arco iris presenta una
polarización perpendicular.

LA CIENCIA DE LA LUZ 9
ángulo de Brewster, en honor de David
Brewster, que explicó su importancia
en 1815.
La luz del arco iris está casi comple-
tamente polarizada, como se puede
comprobar mirándolo a través de gafas
polarizantes y girando los cristales
alrededor de la línea de visión. La gran
polarización proviene de una notable
coincidencia: el ángulo de incidencia
interna para el rayo del arco iris es
muy próximo al ángulo de Brewster.
La mayor parte de la componente
paralela escapa en los rayos de segundo
orden transmitidos, de­jando en el arco
iris un predominio de rayos polariza-
dos perpendicularmente.
El conocimiento de que tanto la
materia como la radiación se pueden
comportar como ondas ha ensanchado
el campo de aplicación de la teoría del
arco iris, que abarca ahora nuevos e
invisibles arcos iris producidos en la
dispersión atómica y nuclear.

E l matemático irlandés William


 Rowan Hamilton ya había perci-
bido una cierta analogía entre la
óptica geométrica y la mecánica clá-
sica de partículas en 1831. Análogas
a los rayos de la óptica geométrica son
9. LA DISPERSION DE UNOS ATOMOS POR OTROS crea un arco iris de partículas.
El papel que desempeña el índice de refracción en la desviación óptica está repre­ las trayectorias de las partículas; el
sentado aquí por las fuerzas interatómicas. La principal diferencia es que estas cambio de dirección de un rayo de luz
fuerzas varían gradual y continuamente, de modo que los átomos siguen trayectorias al penetrar en un medio de distinto
curvadas. Cuando un átomo se acerca a otro, la fuerza que se ejerce entre ellos con­ índice de refracción corresponde a la
siste al principio en una atracción que aumenta continuamente (sombreado en color) desviación de una partícula que se
pero a muy corta distancia se hace fuertemente repulsiva (sombreado gris). Un máxi­ mueve bajo la acción de una fuerza.
mo local del ángulo de desviación corresponde al ángulo del arco iris. Es el ángulo
En la dispersión de las partículas se
al que se curva la trayectoria que mejor aprovecha la parte atractiva del potencial.
presentan analogías respecto de
muchos efectos ópticos, entre los cua-
de propagación. (El sonido, por el con- poder reflector de la superficie es les hay que contar el arco iris.
trario, es una vibración longitudinal.) pequeño en ambos planos para ángu- Consideremos el choque entre dos
La orientación de la oscilación trans- los de incidencia cercanos a la perpen- átomos de un gas. Al acercarse los
versal se puede separar en componen- dicular y crece muy rápidamente en átomos desde una separación inicial
tes a lo largo de dos ejes perpendicu- la proximidad de un ángulo crítico, grande, quedan al principio sometidos
lares entre sí. Cualquier rayo luminoso cuyo valor está determinado por el a una atracción constantemente cre-
se puede describir en función de esos índice de refracción, sobrepasado el ciente. A distancias pequeñas, sin
dos estados independientes de polari- cual el rayo resulta totalmente refle- embargo, sus cortezas electrónicas
zación rectilínea. La luz del Sol es una jado con independencia de su polari- comienzan a interpenetrarse y la
mezcla incoherente de los dos en igua- zación. Para ángulos intermedios, sin fuerza atractiva disminuye. A distan-
les proporciones; se dice con frecuen- embargo, el poder reflector depende cias muy pequeñas se convierte en
cia que está polarizada en forma alea- de la polarización. A medida que la una repulsión cada vez más fuerte.
toria, o simplemente no polarizada. La incidencia se hace más próxima a la Como en el experimento óptico, la
reflexión puede alterar el estado de rasante, se refleja una proporción cre- dispersión atómica se puede analizar
polarización, hecho donde radica la ciente de la componente polarizada trazando las trayectorias de los rayos
importancia de la polarización en el perpendicularmente. En el caso de la en función del parámetro de impacto.
análisis del arco iris. componente paralela, en cambio, el Debido a la variación gradual y conti-
Consideremos las reflexiones de un poder reflector decrece antes de empe- nua de las fuerzas, los átomos siguen
rayo luminoso que se propague por el zar a aumentar. Hay un determinado trayectorias curvadas en lugar de
interior de una gota de agua en el ángulo al que se anula por completo cambiar bruscamente de dirección,
mo­mento en que alcanza la superficie el poder reflector para la onda polari- como hacían los rayos en la superficie
de la gota. El plano de reflexión, es zada paralelamente, onda que se de separación de dos medios de dis-
decir, el que contiene los rayos inci- transmite en su totalidad. Por tanto, tinto índice de refracción. Aun cuando
dente y reflejado, suministra una refe- cuando la luz solar incide con ese algunas de las trayectorias sean bas-
rencia geométrica conveniente. Los ángulo, el rayo internamente refle- tante complicadas, cada parámetro de
estados de polarización de la luz inci- jado se halla polarizado perpendicu- impacto corresponde a un ángulo de
dente se pueden dividir en paralelos larmente al plano de reflexión. El desviación único; hay además una tra-
a ese plano y perpendiculares a él. El ángulo en cuestión se denomina yectoria que representa una desvia-

10 TEMAS 6
ción angular local máxima. Esa tra- propuso la teoría electromagnética de difusión de Rayleigh, que es la respon-
yectoria resulta ser la que hace un uso la luz, hace más de un siglo, se pudo sable del color azul del cielo; en ese
más eficaz de la interacción atractiva dar una formulación matemática pre- caso, las partículas dispersoras son
entre átomos. Debe esperarse una cisa del problema del arco iris óptico. moléculas, mucho más pequeñas que
gran concentración de partículas en Se necesita calcular la dispersión de la longitud de onda, de modo que basta
sus proximidades: es el ángulo del una onda electromagnética plana por con un término de la serie. Para el
arco iris para átomos que interac- una esfera homogénea. La solución de problema del arco iris deben tomarse
túan. un problema parecido, aunque algo en cuenta parámetros de tamaño de
Kenneth W. Ford y John A. Wheeler más sencillo, es decir, la dispersión de hasta varios millares. Una buena
formularon un tratamiento meca­no­ ondas sonoras por una esfera, había aproximación a la solución por el
cuántico del arco iris atómico y nu­clear sido estudiada por varios investigado- método de ondas parciales requeriría
en 1959. La interferencia entre tra- res en el siglo xix, sobre todo por Lord evaluar la suma de varios miles de
yectorias emergentes en la misma Rayleigh. La solución que obtuvieron términos complicados. Se han hecho
dirección da lugar a máximos super- constaba de una serie infinita de tér- intentos con ordenadores, pero los
numerarios de intensidad. Y se ha minos llamados ondas parciales. resultados son funciones del paráme-
deducido una teoría de la dis­persión Gustav Mie y Peter J. W. Debye dieron tro de tamaño y del ángulo de desvia-
de partículas análoga a la de Airy. una solución de la misma forma al ción que varían rápidamente, de modo
El primer arco iris atómico fue problema electromagnético en 1908. que el trabajo y el costo se hacen ense-
ob­servado por E. Hundhausen y H. Dada la existencia de una solución guida prohibitivos. Además un orde-
Pau­ly en 1964, en la dispersión de exacta del problema de la dispersión, nador no puede calcular más que solu-
átomos de sodio por átomos de mercu- podría parecer cosa sencilla determi- ciones numéricas; no ofrece medio de
rio. Se detectaron el máximo principal nar todos sus aspectos, incluyendo el penetrar en la física del arco iris.
del arco iris y dos supernumerarios; carácter preciso del arco iris. El pro- Estamos, pues, en la mortificante
en experimentos posteriores se obser- blema, naturalmente, es la necesidad situación de conocer la fórmula de la
varon oscilaciones a escalas todavía de sumar la serie de ondas parciales, solución exacta y de no ser capaces de
más finas. Los arcos iris medidos en cada término de la cual es una función extraer de ella una mayor compren-
esos experimentos llevan consigo un tanto complicada. La serie se puede sión del fenómeno que describe.
información sobre las fuerzas intera- truncar para dar una solución aproxi-
tómicas. De la misma manera que el
ángulo del arco iris óptico depende
solamente del índice de refracción, el
mada, pero este método sólo resulta
práctico en algunos casos. El número
de términos que deben retenerse es
L os primeros pasos hacia la resolu-
 ción de esta paradoja se dieron a
comienzos del siglo xx por los mate-
ángulo del arco iris atómico viene del mismo orden de magnitud que el máticos Henri Poincaré y G. N. Wat­
determinado por la intensidad de la parámetro de tamaño. La serie de son, quienes hallaron un método para
parte atractiva de la interacción. E ondas parciales es, por tanto, muy transformar la serie de ondas parcia-
igualmente las posiciones de los máxi- adecuada para el tratamiento de la les, que sólo converge muy lentamente
mos supernumerarios dependen del
tamaño y suministran información
sobre el alcance de la interacción. Se
han hecho observaciones de la misma
clase referentes a la dispersión de
núcleos atómicos.

L a teoría de Airy consiguió muchos


 éxitos, pero comporta una desazo-
nante laguna cognoscitiva: la necesi-
dad de adivinar la distribución de
amplitudes a lo largo del frente de
onda inicial escogido. Las hipótesis
empleadas para estimarlas son plau-
sibles sólo para gotas de agua bas-
tante grandes. La mejor manera de
expresar el tamaño en este contexto
es mediante un “parámetro de
ta­maño”, definido como la relación de
la circunferencia de la gota a la longi-
tud de onda de la luz. El valor del
parámetro de tamaño varía entre 100
aproximadamente, en el caso de nie-
bla o neblina, y varios millares para
gotas de lluvia grandes. La aproxima-
ción de Airy es plausible solamente
para gotas cuyo parámetro sea de
5000 o más.
Resulta irónico que haya una solu-
10. ARCO IRIS ATOMICO detectado por E. Hundhausen y H. Pauly al estudiar la
ción exacta para un problema tan difí- dispersión de átomos de sodio por átomos de mercurio. Las oscilaciones en el nú­
cil como el del arco iris, solución que mero de átomos desviados corresponden a un arco iris primario y dos máximos
además se conoce desde hace muchos supernumerarios. Un arco de esta clase contiene información sobre la intensidad
años. En cuanto James Clerk Maxwell y el alcance de las fuerzas interatómicas.

LA CIENCIA DE LA LUZ 11
son, se pueden redistribuir las contri-
buciones a la serie de ondas parciales.
En lugar de un gran número de térmi-
nos, se puede trabajar con sólo unos
pocos puntos, llamados polos y puntos
de silla, en el plano del mo­mento ciné-
tico complejo. Los polos suscitan gran
interés teórico en física de partículas
elementales, donde se les suele llamar
polos de Regge, en honor del físico
italiano Tullio Regge.
Tanto los polos como los puntos de
silla tienen una interpretación física
en el problema del arco iris. Las con-
tribuciones de los puntos de silla rea-
les están asociadas a los rayos lumi-
nosos corrientes y reales que hemos
estado considerando a lo largo de este
artículo. ¿Qué ocurre con los puntos
de silla complejos? Los números ima-
ginarios o complejos se consideran
ordinariamente como soluciones de
una ecuación que no tiene sentido
físico, pero no son soluciones sin sen-
tido. Las componentes imaginarias
van usualmente asociadas al amorti-
11. LA TEORIA DEL MOMENTO cinético complejo del arco iris comienza con la
observación de que un fotón, o cuanto de luz, incidente sobre una gota a cierto guamiento de la amplitud de la onda
parámetro de impacto (que no se puede definir exactamente), transporta momento en las descripciones de la propagación
cinético. En la teoría, las componentes de ese momento cinético se extienden hasta de ondas. Por ejemplo, en la reflexión
abarcar valores complejos, es decir, valores que contienen la raíz cuadrada de –1. total interna de un rayo de luz en la
Las consecuencias de este método se pueden ilustrar mediante el ejemplo de un superficie de separación entre el agua
rayo que incida tangencialmente sobre una gota. El rayo genera ondas superficia­ y el aire, una onda luminosa “pasa a
les que viajan sobre la superficie de la gota y emiten radiación continuamente. El
través del espejo”. Su amplitud, sin
rayo puede también penetrar en la gota con el ángulo crítico para la reflexión total
interna, emergiendo bien para formar otra onda superficial o bien para repetir el
embargo, se amortigua rápidamente,
trayecto interno que, según se explica en el texto, es más corto. de modo que la intensidad se hace
despreciable a una profundidad del
orden de una sola longitud de onda.
hacia su límite, en una ex­presión rápi- que el momento cinético tome sola- Tal onda no se propaga en el aire; por
damente convergente. La técnica en mente ciertos valores discretos; por el contrario, queda ligada a la super-
cuestión se conoce ahora como la otra, deniega la posibilidad de deter- ficie fronteriza, propagándose a lo
transformación de Watson o el método minar en forma precisa el parámetro largo de ella; se llama onda evanes-
del momento cinético complejo. de impacto. Cada valor discreto del cente. La descripción matemática de
No es particularmente difícil ver por momento cinético responde a un tér- la onda evanescente lleva consigo las
qué el momento cinético está relacio- mino de la serie de ondas parciales. componentes imaginarias de una
nado con el problema del arco iris, solución. El efecto túnel de la mecá-
aunque es menos evidente que sea
preciso considerar valores complejos
del mismo. La explicación más sencilla
P ara realizar la transformación de
 Watson deben introducirse valo-
res del momento cinético habitual-
nica cuántica, en el cual una partícula
pasa a través de una barrera de poten-
cial sin superarla, tiene una base
la suministra una teoría corpuscular mente considerados como imposibles matemática análoga. También apare-
de la luz, en la que un haz de luz se físicos. Por un lado, se debe permitir cen “rayos complejos” en el lado de
considera como un chorro de partícu- al momento cinético que varíe conti- sombra de una cáustica, donde descri-
las llamadas fotones. Aunque el fotón nuamente, en lugar de hacerlo por ben la amplitud amortiguada de las
no tenga masa, transporta energía y unidades cuantificadas; y, lo que es ondas luminosas difractadas.
cantidad de movimiento en proporción más importante, debe permitírsele Las contribuciones de los polos de
inversa a la longitud de onda de la que se extienda al campo de los núme- Regge a la serie transformada de on­das
correspondiente onda luminosa. ros complejos, es decir, los que inclu- parciales van asociadas a ondas super-
Cuando un fotón choca con una gota yen una componente real y una ima- ficiales de otra clase. Estas on­das son
de agua con un parámetro de impacto ginaria que contiene algún múltiplo excitadas por rayos incidentes que ata-
mayor que cero, el fotón transporta un de la raíz cuadrada de –1. El plano can la esfera tangencialmente. Una vez
momento cinético igual al producto de definido por esas dos componentes se creada tal onda, se propaga sobre la
su cantidad de movimiento por el pará- designa como plano del momento ciné- esfera, pero se va amortiguando conti-
metro de impacto. Cuando sufre una tico complejo. nuamente porque emite radiación en
serie de reflexiones internas, está des- Mucho es lo que se gana a cambio sentido tangencial, como un aspersor
cribiendo, en realidad, elementos de de las abstracciones matemáticas del de jardín. En cada punto, a lo largo del
órbita en torno al centro de la gota. La método del momento cinético com- camino circular de la onda, ésta pene-
mecánica cuántica impone de hecho plejo. Sobre todo que, tras recorrer el tra también en la esfera con un ángulo
ciertas restricciones adicionales sobre plano del momento cinético complejo de incidencia igual al crítico para que
este proceso. Por una parte, requiere mediante la transformación de Wat­ se produzca reflexión total interna,

12 TEMAS 6
reemergiendo como onda superficial nado del arco iris hay dos rayos que plejo” en el lado en sombra de una
después de describir uno o más de tales emergen en la misma dirección; para curva cáustica.
atajos. Es in­teresante observar que el ángulo del arco iris, se funden en el Debe observarse que la adopción del
Johannes Ke­pler ya conjeturó en 1584 rayo único de mínima desviación de método del momento cinético complejo
que esta cla­se de rayos en “molinillo de Descartes y, en el lado en sombra, no implica que las soluciones previas
viento” po­drían ser los responsables desaparecen. En el plano del momento del problema del arco iris fueran erró-
del arco iris, pero abandonó la idea cinético complejo, como he mencio- neas. La explicación de Descartes del
porque no le proporcionaba el ángulo nado, cada rayo geométrico corres- arco primario como rayo de mínima
correcto del arco. ponde a un punto de silla real. De aquí desviación no es en manera alguna
Los físicos holandeses Balthus van que, en términos matemáticos, un incorrecta y los arcos supernumera-
der Pol y H. Bremmer aplicaron la arco iris sea meramente la intersec- rios siguen pudiendo considerarse
transformación de Watson al pro- ción de dos puntos de silla en el plano como un efecto interferencial, tal como
blema del arco iris en 1937, pero sólo del momento cinético complejo. En la Young propuso. El método del
pudieron demostrar que se podía obte- región de sombra más allá del ángulo momento cinético complejo simple-
ner la aproximación de Airy como caso del arco iris, no es que los puntos de mente da una cuenta más completa de
límite. El autor desarrolló una versión silla simplemente desaparezcan, sino los trayectos que le están permitidos
mejorada del método de Watson en que se hacen complejos, es decir, crean a un fotón en la región del cielo corres-
1965 y la aplicó al problema del arco una parte imaginaria. La luz difrac- pondiente al arco iris, por lo que logra
iris en 1969 con algo mas de éxito. tada en la banda oscura de Alejandro resultados más reales.
Al realizar el sencillo análisis car- proviene de un punto de silla com- Vijay Khare hizo una comparación
tesiano vimos que en el lado ilumi- plejo. Es un ejemplo de “rayo com- detallada de las tres teorías del arco iris

12. LAS TEORIAS CUANTITATIVAS del arco iris predicen la de 1500 términos complicados para cada punto usado en el tra­
intensidad de la luz desviada en función del ángulo de desvia­ zado de la curva. La teoría de Airy está en claro desacuerdo con
ción, del tamaño de la gota y de la polarización. Aquí se presen­ la solución exacta, sobre todo en la región angular de los arcos
tan las predicciones de tres teorías para el caso de la luz polari­ supernumerarios, donde la solución exacta presenta mínimos
zada paralelamente y desviada por gotas de circunferencia igual en la posición de los máximos de Airy. Por otra parte, los resul­
a 1500 veces la longitud de onda de la luz. Una curva representa tados obtenidos por el método del momento cinético complejo
la solución “exacta” del problema del arco iris, deducida de las corresponden muy aproximadamente a la solución exacta, salvo
ecuaciones obtenidas por James Clerk Maxwell para describir que no reproducen las pequeñas oscilaciones de alta frecuencia.
la radiación electromagnética. La solución exacta es la suma de Estas fluctuaciones se encuentran íntimamente asociadas con
una serie infinita de términos, aproximada aquí sumando más otro fenómeno óptico de la atmósfera, la gloria.

LA CIENCIA DE LA LUZ 13
en 1975: la aproximación de Airy, la bra que un observador proyecta sobre
solución “exacta” obtenida por suma- las nubes o la niebla; cuando más
ción de la serie de ondas parciales co­múnmente se observa es desde un
mediante ordenador y los términos del avión que vuele por encima de nubes.
arco iris en el método del plano del También se puede explicar mediante
momento cinético complejo, asociados la teoría del momento cinético com-
con la intersección de dos puntos de plejo, pero la explicación es más com-
silla. Para la polarización perpendicu- plicada que la del arco iris. Un grupo
lar dominante, la teoría de Airy requiere de ondas que contribuye a la gloria
solamente pequeñas correcciones en el proviene de las ondas superficiales
arco primario y sus errores se hacen descritas por los polos de Regge que
apreciables solamente en la región de van asociadas a los rayos tangenciales
los arcos supernumerarios. En el caso del tipo de molinillo de viento de
de los rayos desviados que están pola- Kepler. Las reflexiones internas múl-
rizados perpendicularmente al plano tiples que dan lugar a polígonos
de incidencia, sin embargo, la aproxi- es­trellados cerrados desempeñan un
mación de Airy falla claramente. Para importante papel, dando lugar a reso-
los arcos supernumerarios, la solución nancias o refuerzos de la intensidad.
exacta muestra mínimos donde la Tales coincidencias geométricas enca-
teoría de Airy presenta máxima inten- jan muy bien en el espíritu de las teo-
sidad y viceversa. Este serio fallo deriva rías de Kepler.
de la casi total coincidencia entre el Otro segundo e importante grupo de
ángulo de reflexión interna de los rayos contribuciones, puesto de manifiesto
del arco iris y el ángulo de Brewster. La por Khare, viene del lado sombreado
amplitud del rayo refractado cambia de de arcos iris de orden superior que
signo a este ángulo, cambio que la aparecen cerca de la dirección de
teoría de Airy no tiene en cuenta. El retrodifusión. Esas contribuciones
resultado del cambio de signo es que, a representan el efecto de los rayos com-
lo largo de las direcciones que corres- plejos. El arco iris de décimo orden,
ponden a los máximos en las soluciones formado a sólo unos pocos grados de
de Airy, la interferencia sea destructiva distancia angular de la dirección de
en lugar de constructiva. retrodifusión, es particularmente
efectivo.

E n términos de las características


 en gran escala, como son el arco
primario, los arcos supernumerarios E n el caso de los arcos iris de orden
 superior la teoría de Airy daría
y el aspecto de la difracción en el lado resultados incorrectos para ambas
oscuro, el resultado a partir del polarizaciones y, por tanto, debe uti-
momento cinético complejo concuerda lizarse la teoría del momento cinético
muy bien con la solución exacta. Las complejo. Podría decirse que la gloria
fluctuaciones de intensidad a menor está formada en parte por la sombra
escala en la curva exacta no son tan de un arco iris. Satisface descubrir
bien reproducidas por los términos de que la elegante, pero aparentemente
arco iris en el método del momento abstracta, teoría del momento cinético
cinético complejo. A cambio de ello la complejo da una explicación de esos
solución exacta requiere la sumación dos fenómenos naturales y encontrar
de más de 1500 términos complicados, además una inesperada relación entre
para un parámetro de un tamaño ellos.
típico de 1500, mientras que la curva
del momento cinético complejo se
obtiene con sólo unos pocos términos
mucho más sencillos. BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
Las pequeñas fluctuaciones resi- Light Scattering by Small Particles.
duales que presenta la curva exacta H. C. Van de Hulst. John Wiley & Sons,
de intensidad provienen de reflexio- 1957.
Light and Colour in the Open Air. M.
nes internas de orden superior, es Minnaert, trad. al inglés por H. M. Kre-
de­cir, de rayos pertenecientes al ter- mer-Priest y revisado por K. E. Brian Jay.
cer y cuarto orden. Estos tienen poco G. Bell and Sons Ltd., 1959.
interés para el arco primario, mas The Rainbow: From Myth to Mathe­
para mayores ángulos de desviación matics. Carl B. Boyer. Thomas Yoseloff,
su contribución aumenta, haciéndose 1959.
dominante en la proximidad de la Introduction to Meteorological Op­
tics. R. A. R. Tricker. American Elsevier
dirección de retrodifusión. Estos rayos Publishing Co. Inc., 1970.
son los responsables de otra fasci- Theory of the Rainbow. V. Khare y H .
nante manifestación meteorológica: M. Nussenzveig en Physical Review Let-
las “glorias”. ters, vol. 33, n.o 16, págs. 976-980; 14 de
La gloria aparece como un halo de octubre, 1974.
colores espectrales que rodea la som-

14 TEMAS 6
Objetivos fotográficos
William H. Price

La disponibilidad de materias primas especiales,


los tratamientos antirreflectantes, la informática
y las avanzadas técnicas fabriles permiten ofrecer
objetivos de gran calidad a bajo precio

E
l diseño de un objetivo fotográ- es ya más que centenario, se producen posible: un huso formado por dos arcos
 fico se parece a una partida de ahora en grandes cantidades y a bajo de diferente radio. Las gafas corrientes
 ajedrez. Los ajedrecistas tra- precio. El desarrollo de los métodos de para vista cansada tienen lentes de
tan de acorralar al rey contrario por producción automática permite fabri- menisco.
medio de una serie de jugadas, mien- car millones de objetivos, ya sean de La cámara oscura se conoce desde
tras que quien proyecta un objetivo vidrio o de plástico. Los actuales son la antigüedad. Leonardo da Vinci des-
intenta “acorralar” la luz para que mucho mejores que los de mayor cali- cribió un tipo muy sencillo, en cuyo
todos los rayos provenientes de deter- dad utilizados por los grandes fotógra- interior entra la luz por un pequeño
minado punto de un objeto converjan fos del pasado y cuestan me­nos, a orificio y se forma una tenue imagen
en un solo punto de la imagen. Utiliza pesar de su mayor complejidad y de en la pared opuesta. En el siglo xvi se
para ello el paso de la luz por una serie los bajos salarios de los operarios del reemplazó este agujero por una lente
de elementos transparentes que siglo xix . Los diseñadores ópticos de menisco, que producía una imagen
poseen superficies de curvatura muy saben que la ciencia y la técnica han mucho más brillante. La cámara
precisa. Podría pensarse que, puesto facilitado mucho su trabajo y lo han oscura fue un utensilio muy popular
que en ambos casos se conocen tanto popularizado, pero también conocen el entre los artistas, que la usaban para
el resultado óptimo final como los precio que han tenido que pagar: el realizar perfiles de sus modelos.
medios para conseguirlo, no pu­diera diseño completo de un buen objetivo
haber más que una actuación correcta
en cada fase del proceso, pero el caso
es que el número de posibles conse-
fotográfico ya no puede confiarse a
una sola persona.
Desconocemos el tipo de objetivo
A unque Niepce realizase sus pri-
 meras fotografías con una cá­ma­ra
oscura con lente de menisco, enseguida
cuencias que se derivan de las decisio- utilizado en los orígenes de la fotogra- trató de conseguir algo mejor. Se sabe
nes que se van tomando es tan amplio fía, pues su inventor, Joseph Ni­céphore que Charles Louis Chevalier, que tra-
que en la práctica se puede considerar Niepce, no dejó constancia escrita de bajaba en París en una em­presa de
infinito. El resultado es que ni en aje- sus experimentos. Sin em­b argo se ingeniería y de fabricación de instru-
drez ni en diseño óptico pueden obte- cree que su primera fotografía, de la mentos, le proporcionó una lente acro-
nerse soluciones perfectas a los pro- que no se dispone, se realizó en 1822 mática de dos elementos. Estas lentes,
blemas. En este artículo nos con una cámara oscura do­tada de un cuya finalidad es mejorar la aberración
centraremos en el diseño de objetivos objetivo de menisco. La palabra cromática de los meniscos sencillos, es
fotográficos, aunque los mismos prin- “menisco” (que viene del diminutivo decir, evitar la formación de franjas
cipios puedan aplicarse a otros proyec- griego de la luna, meniskos) describe coloreadas, se empezaron a utilizar en
tos en que se utilicen lentes. la sección del objetivo más sencillo astronomía en 1758, gracias al óptico
El proyectista óptico tiene una gran
ventaja sobre el ajedrecista, ya que
puede utilizar cualquier información 1. LAS ABERRACIONES DE LOS OBJETIVOS pueden estudiarse aumentando las
disponible capaz de orientarle por imágenes que una fuente de luz puntual forma en el plano focal. Las imágenes de
entre el ingente número de posibilida- estas microfotografías, realizadas por Norman Goldberg, están aumentadas 600
des existentes. En tiempos pasados diámetros. La imagen ideal debería ser también un punto, pero esto no sucede más
que cuando la fuente de luz está alineada con el eje de la lente (a). La imagen b
esta ayuda provenía fundamental-
muestra uno de los defectos más comunes de los objetivos, la aberración esférica.
mente de las matemáticas y de la (La causa de las distintas aberraciones se ilustra en las figuras 5 a 10.) Otro defec-
física, pero últimamente son los orde- to habitual, el astigmatismo, es el responsable de la línea que aparece en la imagen
nadores, la teoría de la información, c, que también sufre de coma y de aberración cromática. El astigmatismo se ve más
la química, la ingeniería industrial y claro en la imagen d. Si se desplazase ligeramente el foco del objetivo hacia ade-
la psicofísica las disciplinas que han lante o hacia atrás, el astigmatismo produciría una línea horizontal o vertical
contribuido a hacer del diseño de obje- definida. La imagen e muestra otra aberración muy corriente, el coma, que se
produce cuando la fuente luminosa está descentrada. Finalmente ƒ presenta una
tivos un trabajo mucho más produc-
mezcla compleja de coma, astigmatismo y aberración cromática que es típica de
tivo. Algunos de los objetivos que pue- las imágenes producidas fuera del eje por los objetivos rápidos que trabajan a
den encontrarse ahora en las tiendas plena apertura. Aunque las imágenes tengan un gran aumento, es evidente que el
eran inimaginables hace unos dece- objetivo concentra la mayor parte de la energía luminosa dentro de un pequeño
nios, mientras que otros, cuyo diseño “disco difuso”, que en este caso es un círculo de 0,03 milímetros de diámetro.

16 TEMAS 6
a b

c d

e f

LA CIENCIA DE LA LUZ 17
inglés John Dollond, a pesar de lo cual luz blanca en una franja coloreada. en contacto). El sentido de la desvia­
todavía eran una no­vedad a principios Todos los colores, es decir, las longitu­ ción depende de que la velocidad en el
del siglo xix. Hacia la misma época en des de onda que componen la luz, via­ se­gundo medio sea mayor o menor que
que Chevalier añadió una lente acro­ jan a la misma velocidad en el vacío, en el primero. Esta capacidad de la luz
mática a la cámara de Niepce, Joseph velocidad que siempre se reduce en para refractarse es la base de la óptica
Jackson Lister y Giovanni Battista cualquier otro medio material, siendo refractiva, que es la teoría de las len­
Amici utilizaron lentes acromáticas en las longitudes de onda más cortas las tes. El matemático holandés Wi­lle­
los microscopios, consiguiendo elimi­ más afectadas. Es así como la trayec­ brod Snell van Royen describió y
nar la aberra­ción cromática y haciendo toria de la luz se refracta o tuer­ce re­presentó gráficamente el fenómeno
posible la primera observación de una cuando abandona un medio y penetra de la refracción unos sesenta años
bacteria. en otro con un cierto ángulo, desvián­ antes de que Isaac Newton iniciara
La aberración cromática deriva del dose de la línea perpendicular al diop­ sus estudios de óptica. René Descartes
hecho de que los prismas dispersan la trio (superficie donde ambos en­tran formuló luego con precisión la ley de
la refracción, conocida como ley de
Snell: el seno del ángulo de incidencia
multiplicado por el índice de refrac­
ción del primer medio es igual al seno
del ángulo de refracción por el índice
de refracción del segundo medio. La
ley de Snell sigue siendo la fórmula
más utilizada por los diseñadores
ópticos, ya que les permite desviar la
luz a voluntad.

C uando un haz de luz blanca incide


 sobre un vidrio con determinado
ángulo, las longitudes de onda azules
y violetas son las que más se desvían
y las rojas las que menos. Esta es la
2. UN OBJETIVO DE MENISCO SIMPLE está formado por dos superficies esféricas razón de que los bordes del haz emer­
que encierran un huso. Es muy probable que fuera el utilizado por Joseph Nicé­phore gente parezcan franjas coloreadas.
Niepce en la cámara con la que realizó la primera fotografía en 1822. Newton fue el primero en darse cuen­ta
de que la luz blanca es una mezcla de
colores, gracias a sus experimentos
con prismas. La primera proposición
de su Optiks enuncia que “las luces
que tienen colores diferentes tienen
también refrangibilidades diferentes”.
Se fió en exceso de su vista, sin
CCAN
AC
A embargo, pues llegó a la conclusión
L AABNN
LA incorrecta de que no podía lucharse
L
ZB UBZ
LLUUZL contra la aberración cromática, por
ser inherente a las lentes. Esta es la
AIRE
AIRE
AIRE
VIDRIO
VIDRIO
VIDRIO
AIRE
AIRE
AIRE
VIDRIO
VIDRIO
VIDRIO
razón de que inventase el telescopio
reflector, que elimina el molesto pro­
blema al no utilizarlas.
3. LA LUZ SE REFRACTA, o se desvía, cuando cambia su velocidad al pasar de un
medio a otro. Las longitudes de onda cortas de la luz viajan más lentamente que las
De lo que Newton no se dio cuenta
largas en el vidrio, por lo que la luz blanca se dispersa en un espectro coloreado. fue de que los colores exhiben distin­
El grado de dispersión varía según la composición del vidrio (o la del medio trans- tos grados de poder refractivo al
parente de que se trate). pasar por vidrios de composiciones
diferentes. Con terminología actual
diríamos que los vidrios tienen dis­
tintas dispersiones. Y esta es el arma
LUZLUZ BLANCA que tiene el diseñador de objetivos
LUZBLANCA
BLANCA
para combatir la dispersión cromá­
tica. El truco consiste en construir
lentes que tengan al menos dos ele­
mentos. El primero es una lente con­
vexa fabricada con un vidrio que dis­
perse los colores lo menos posible. El
segundo es una lente cóncava de un
vidrio que los disperse al máximo.
Digámoslo correctamente: una lente
positiva de mínima dispersión se
4. LA ABERRACION CROMATICA puede corregirse combinando vidrios de dispersión
diferente. En este ejemplo de un objetivo sencillo de dos elementos, el primero es de combina con otra negativa de máxima
vidrio de baja dispersión mientras que el del segundo, que tiene vergencia opuesta y dispersión. Si se hacen bien los
menos graduación, es de dispersión elevada. La dispersión se cancela, pero se conser- cálculos, la dispersión prácticamente
va la capacidad de enfocar. La dispersión de los colores está exagerada. se cancela, mientras que la lente com­

18 TEMAS 6
5. LA ABERRACION ESFERICA es una característica inheren- 6. EL COMA se produce cuando la luz que proviene de un
te a todas las lentes de sección esférica. La luz que proviene punto objeto descentrado pasa a través del perímetro de la
de un mismo punto objeto alcanza su foco en puntos ligera- lente y forma un foco anular, que se encuentra desplazado
mente separados (P y P′ ), dependiendo de que los rayos pasen radialmente respecto del foco de la luz que ha pasado por el
por el centro o por la periferia. La distancia de separación PP′ centro de la lente. El coma presenta el aspecto de un núcleo
varía con la apertura. brillante y una cola que se difumina.

puesta sigue conservando su poder que no se disponía de una teoría exacta localización de la imagen. La teoría de
refractivo (véase la figura 4). para ajustar las variables. Gauss re­presentó para el diseño óptico
Sirva esto como descripción somera lo que la trigonometría para la nave­
del panorama que presentaban los
objetivos fotográficos en el siglo xix.
Este tipo de objetivo de dos elementos
P arte de la solución se obtuvo en
 1841 con la publicación de la
teoría de las lentes de Carl Friedrich
gación. El trazado de rayos paraxiales
fue durante mucho tiempo la
herramien­t a fundamental para el
sigue fabricándose en la actualidad, Gauss, que simplifica el concepto de diseño de objetivos fotográficos. Las
en forma de objetivos baratos para lente al ignorar todos los rayos que no simplificaciones implícitas en el pro­
cámaras sencillas y de objetivos tele­ estén situados en un plano que con­ cedimiento tienen su coste, ya que el
scópicos, mucho más caros, para foto­ tiene al eje de la lente o que no estén plano de mayor nitidez de la imagen
grafía deportiva y de la naturaleza. próximos a él. A estos rayos se les no suele coincidir exactamente con el
Estos objetivos han de tener una dis­ denomina paraxiales. A pesar de sus definido por las reglas gaussianas.
tancia focal larga para acercar los simplificaciones, el modelo de Gauss Pero, para ser una primera aproxima­
objetos, siendo aceptable que el campo sirve para explicar la distancia focal ción, se acerca mucho a la verdad.
angular sea pequeño. La receta origi­ (la distancia desde el centro óptico de El plano de la imagen gaussiana
nal de los dos elementos era buena, la lente hasta el plano donde conver­ sirve también como banco de pruebas
pero no dejaba de ser una simple gen todos los rayos para formar un para analizar todo el abanico de
receta. Las primeras lentes acromáti­ foco), el aumento, la localización de los aberraciones con las que tiene que
cas fueron el resultado de ensayos, ya puntos principales de la lente y la lidiar el proyectista de objetivos,

7. LA CURVATURA DE CAMPO se origina cuando un haz de 8. LA DISTORSION es la aberración en virtud de la cual el


luz oblicuo forma un foco más próximo a la lente que el del haz aumen­to de la imagen varía con la oblicuidad de los rayos in-
axial. El resultado es una superficie de imagen curvada. cidentes, haciendo que las líneas rectas aparezcan curvadas.

LA CIENCIA DE LA LUZ 19
9. EL ASTIGMATISMO es otro defecto común de las imágenes 10. LA CONDICION DE ABBE PARA EL SENO, formulada por
que una lente produce fuera del eje. La luz que proviene de Ernst Abbe, especifica la condición que corrige simultáneamen-
un punto fuera de eje pasa por la lente a lo largo de a, b y se te la aberración de esfericidad y el coma. Si se prolongan los
enfoca en S, mientras que los rayos que vienen del mismo rayos que inciden sobre una lente y los que emergen de ella, se
punto pero atraviesan la lente por c, d, se enfocan en T. A S se intersecan sobre una superficie, S, definida como el lugar
le llama el foco sagital o radial y es una línea perpendicular geométrico de todos los puntos en que se refractan los rayos
al eje óptico; T es el foco tangencial y es una línea tangente a procedentes del infinito. La doble corrección se produce cuan-
un círculo centrado sobre el eje óptico. do y es igual a ƒ • sen θ; por lo tanto la superficie S es esférica.

incluso en el caso de los destinados a más nítidos de la imagen es una super­ espectro. El proyectista de objetivos
la fotografía monocromática, con luz ficie curva en vez de un plano. Esta puede cancelar las aberraciones cro­
de un solo color. Las aberraciones cro­ aberración es la responsable de que el máticas de cualquier par de longitu­
máticas primarias, que fueron defini­ centro de las fotografías sea más nítido des de onda de la luz haciendo uso del
das ma­t emáticamente por Ludwig que los bordes. En ciertos tipos de número de Abbe, que constituye, pues,
Seidel en 1856, son la aberración esfé­ telescopios de gran apertura esta la respuesta dada por el gremio a
rica, el coma, el astigmatismo, la cur­ aberración no se corrige, sino que se Newton.
vatura de campo y la distorsión. curva la placa fotográfica para com­ Para seleccionar los vidrios de un
La causa de la aberración esférica pensarla. La última de las aberra­ nuevo objetivo se consulta un gráfico
es que las superficies de las lentes son ciones primarias, la distorsión, pro­ de sus propiedades, cuyo eje horizon­
secciones de esfera, de modo que la luz duce la apariencia de un objeto curvado tal está marcado con los números de
que pasa por el borde de una lente proyectado sobre una superficie pla­na, Abbe (véase la figura 11). La escala
llega a un foco localizado en un punto o viceversa. Es algo parecido a lo que vertical muestra el índice de refrac­
distinto del que alcanza la luz que le pasa a Groenlandia en un mapam­ ción para la luz de un color determi­
pasa por el centro. El coma concierne undi obtenido mediante la proyección nado en la región intermedia del
también a la naturaleza esférica de de Mercator, que su superficie está espectro. Puede verse así inmediata­
estas superficies, pues las imágenes exagerada. mente la influencia que tienen los
que se forman fuera del eje central del materiales disponibles sobre la luz de
sistema tienden a ser asimétricas.
“Coma” tiene la misma raíz que
“co­meta”, el término griego para de­sig­
H acia 1840 no sólo vieron la luz los
 comienzos del diseño científico
de lentes basado en los principios
los colores primarios.
La condición de Abbe para el seno
enuncia que el coma se elimina cuan­do
nar una cabellera ondulante. De­bido gaussianos, sino también dos hombres la distancia desde el eje del objetivo al
al coma, el punto focal tiene la apa­ que iban a realizar sucesivamente punto de incidencia de un rayo, que sea
riencia de la cola de un cometa. grandes contribuciones al problema: paralelo al eje, es igual a la distancia
Astigmatismo significa “que no Ernst Abbe y John William Strutt, focal del objetivo multiplicada por el
lle­g a a ningún punto”; deriva del que fue más tarde Lord Ray­l eigh. seno del ángulo que forma el rayo con
griego a-, no, y stigma, marca o man­ Abbe, nacido en 1840, llegó a ser el el eje en el punto focal (véase la figura
cha. También se debe a la asimetría director de las secciones de física y de 10). Hoy en día todos los objetivos de
de las imágenes fuera del eje y su proyecto de lentes de la famosa firma cámaras de calidad cumplen la condi­
efecto es que la luz se desparrame a lo óptica Carl Zeiss. Entre sus muchas ción de Abbe para el seno.
largo de una línea, ya sea en un plano contribuciones están el nú­mero de Lord Rayleigh, dos años más joven
que pasa a través del punto imagen y Abbe, utilizado para la clasificación de que Abbe, formuló las condiciones que
el eje de la lente, ya en ángulo recto los vidrios ópticos, y la condición de debe cumplir un objetivo perfecto,
con respecto a este plano. Tiene el Abbe para el seno, que define las len­ fijando a los proyectistas su meta
efecto curioso de producir líneas hori­ tes exentas de coma. El número de final. Demostró matemáticamente
zontales borrosas y líneas verticales Abbe es el recíproco del grado de dis­ que la imagen formada por un sistema
nítidas, o viceversa. persión; incorpora la diferencia entre óptico no difiere apreciablemente de
La curvatura de campo se produce las refracciones para dos longitudes la imagen perfecta si se cumple la
si el lugar geométrico de los puntos de onda muy separadas entre sí en el condición de que los trayectos ópticos

20 TEMAS 6
de todos los rayos sean de igual longi­ en sentido estricto es la tasa de cambio de los elementos que lo componen y de
tud. Rayleigh descubrió que en la del índice de refracción con la longitud sus radios de curvatura. A Coddington
práctica se puede obtener una imagen de onda.) se debe el desarrollo de fórmulas sen­
perfecta si la diferencia entre el tra­ cillas para el cálculo del astigmatismo
yecto más corto y el más largo no
excede de un cuarto de la longitud de
onda de la luz incidente. A tales obje­
D urante el siglo xix y comienzos del
 xx Józef Miksa Petzval, Henry
Cod­dington y A. E. Conrady, entre
de objetivos de pequeña apertura. Y
se considera que Conrady es el padre
del diseño óptico moderno, gracias a
tivos se les conoce como “limitados por otros, elaboraron fórmulas matemáti­ que aplicó a las aberraciones prima­
la difracción”. En términos ideales los cas y pusieron a punto técnicas para rias, tanto monocromáticas como cro­
objetivos deberían operar en el límite evaluar la magnitud de ciertas aberra­ máticas, el concepto de diferencia de
de Rayleigh para cualquier longitud ciones utilizando el menor número de trayectoria óptica.
de onda de la luz. Para que pueda datos posible. Trataban de evitar así Fue necesario un siglo de desarrollo
cumplirse al máximo esta condición, la terrible hipoteca de los cálculos de los objetivos fotográficos, digamos
los vidrios de las lentes habrán de inacabables. Petzval, el inventor del hasta mediados los años veinte del
tener todos la misma dispersión par­ objetivo “fotomatón” que lleva su nom­ actual, para que la creación de un
cial, aunque sus dispersiones indivi­ bre, descubrió que la curvatura de nuevo objetivo dejase de ser un trabajo
duales varíen. (La dispersión parcial campo de un objetivo que no tenga empírico, aunque todavía fue­se más
es la tasa de cambio de la dispersión astigmatismo es una función relativa­ artesanal que científico. Ante un
con la longitud de onda. La dispersión mente sencilla del índice de refracción nuevo proyecto de objetivo eran pocos

11. LAS PROPIEDADES de los vidrios ópticos suelen caracte- mayor es la dispersión. Cada punto del gráfico representa un
rizarse mediante su índice de refracción, n, que mide la capa- vidrio óptico diferente. Los vidrios de tierras raras (zona co-
cidad del vidrio para desviar la luz, y su número de Abbe, ν, loreada) presentan elevados índices de refracción y baja dis-
que mide su capacidad para dispersar la luz blanca en un es- persión. Los plásticos ópticos se localizan en el área rayada
pectro coloreado. Cuanto más bajo sea el número de Abbe situada debajo.

LA CIENCIA DE LA LUZ 21
12. LA ABERRACION esférica transversal, h, de una lente, L, de y de la parte inferior muestra el resultado de aplicar la ecua-
mide en qué grado los rayos de luz originados en O dejan de ción a unos cuantos rayos trazados. Los valores correspondientes
converger en la imagen puntual gaussiana I. La aberración varía a otros rayos que atraviesan la lente se pueden interpolar a par-
con la apertura de la lente, y, conforme al desarrollo en serie tir de la curva, o calcularse mediante la ecuación, resolviéndola
h = ay3 + by5 + cy7 + ... La representación gráfica de h en función para a, b, c,..., sin necesidad de realizar nuevos trazados.

los diseñadores que poseían la genia­ les de objetivos que se utilizan actual­ fir­ma británica Cooke and Sons. La
lidad requerida para saber qué direc­ mente se descubrieron en esta época. óp­tica geométrica, a diferencia de la
ción había que tomar, tras de lo cual Algunos, como el Sonnar ƒ/1,5 de ópti­ca física, ignora todos los aspectos
había que proceder a la aplicación Zeiss, sorprendieron por su luminosi­ conocidos de la luz salvo los que afec­
laboriosa de la ley de Snell una y otra dad. Otros, como los tripletes de tan a su trayectoria y propagación.
vez, comprobando el diseño me­diante Cooke, tenían la ventaja de su gran Consideremos la aberración esférica
el seguimiento de la trayec­toria de los sencillez. (La nomenclatura ƒ/1,5 sig­ del objetivo hipotético de la ilustra­
rayos desde el objeto hasta la imagen. nifica que la distancia focal del obje­ ción 12. El proyectista trata de que el
Para quienes no fuesen del gremio tivo es 1,5 veces mayor que su máxima objetivo (L) enfoque todos los rayos
resultaba difícil entender la magnitud apertura. Cuanto más pequeña sea la desde el punto origen (O) al punto
de esta tarea. Las únicas herramientas fracción de ƒ, mayor cantidad de luz focal (I). Puede verse que L no lo con­
con que se contaba eran unas tablas capta el objetivo en un tiempo dado. sigue: la mayor parte de los rayos no
de logaritmos naturales con seis deci­ La captación de luz, conocida como converge en I, aunque algunos lo
males y, hacia mediados de los años luminosidad o rapidez, es inversa­ hagan.
treinta, una calculadora mecánica de mente proporcional al cuadrado del Para cuantificar la medida en que
sobremesa. Un objetivo complicado número ƒ.) los rayos alcanzan el punto I se pro­
podía tener a varias personas reali­ Una breve incursión por la óptica cede como en las prácticas de tiro: se
zando cálculos durante varios años. geométrica nos ayudará a compren­ mide la distancia que hay del centro
La paciencia era la clave del éxito. der la posición privilegiada del diseño de la diana al punto de impacto. En
A pesar de la tosquedad de los méto­ de Cooke, descrito por primera vez en óptica a esta desviación se la conoce
dos, casi todos los tipos fundamenta­ 1893 por H. Dennis Taylor, de la como aberración transversal y es la
distancia medida perpendicular­
mente a la trayectoria del rayo lumi­
noso. En el esquema del objetivo L la
aberración transversal desde el
punto deseado, I, se designa mediante
una cantidad h (que define la altura
hacia arriba o hacia abajo del eje). La
consideración del esquema nos indica
que h es función únicamente del
punto por el que el rayo penetre en
la lente, punto que se designa
mediante una cantidad que depende
de y. En otras palabras, la aberración
esférica transversal de un rayo desde
cualquier punto es función de la
13. EL OBJETIVO de tres elementos de Cooke, creado en 1893 por H. Dennis Taylor,
apertura del objetivo. Esta es una
puede que sea el objetivo fotográfico que más se ha estudiado y perfeccionado. Es
la configuración más simple que permite eliminar las siete aberraciones de tercer característica general de los objeti­
orden, a saber, la aberración esférica, el coma, el astigmatismo, la distorsión, la vos, que hace que la mayoría no logre
curvatura de campo y las aberraciones cromáticas a lo largo de los dos ejes. Sigue su máxima nitidez más que cuando
utilizándose actualmente. no se utiliza toda su apertura. La

22 TEMAS 6
aberración esférica influye sólo en la Al enfrentarse con ocho variables al segundo y desde el segundo al ter­
imagen de los puntos objeto que se dependientes (siete aberraciones y la cero. También puede elegir la poten­
encuentren en el eje óptico del obje­ distancia focal), el diseñador tiene que cia, o aumento, de cada uno de estos
tivo y puede variar con la distancia poder organizar otras tantas variables tres elementos. Y, por fin, la curvatura
entre uno y otros. independientes, pues de lo contrario de una de las caras de cada elemento
Para calcular la posición exacta con no podrá encontrar la solución. Estas puede fijarse de modo independiente;
respecto a h de cualquiera de los variables independientes, o grados de la curvatura de la otra cara queda
in­finitos rayos aberrantes posibles es libertad, de que dispone quien pro­ determinada por la de la primera y por
necesario resolver la ecuación: h = ay3+ yecte un objetivo de tres elementos, el aumento. Es así como, con experien­
+ by5 + cy7 + ... Los coeficientes a, b, c, para una selección de vidrios dada, son cia y tiempo suficientes, el diseñador
... se obtienen trazando varios rayos las siguientes. Hay dos separaciones: puede en principio encontrar alguna
para varias aperturas, y, calculando la distancia desde el primer elemento combinación de las ocho variables de
los valores específicos de h y resol­
viendo las ecuaciones simultáneas
resultantes en a, b, c, ... Sus valores
difieren para cada objetivo diseñado.
Una vez obtenidos para unos cuantos
valores concretos de y, son válidos
para todos los valores intermedios,
por lo que describen de modo general
toda la luz aberrante de la imagen.

E l lector quizá se pregunte por qué


 no aparecen en la ecuación más
que exponentes impares. No se
re­quiere el exponente de primer orden,
y1, porque representa los rayos de luz
no aberrante que convergen exacta­
mente en I. Todos los términos con
exponente par están ausentes porque,
con independencia de que y sea
po­sitivo o negativo, y2, y4, etc., serán
siempre positivos. La formación de la
imagen, sin embargo, ha de ser simé­
trica. Los términos con exponente par
se eliminan porque implícitamente
contradicen la simetría.
Para objetivos de apertura y campo
pequeños los términos de orden supe­
rior se vuelven despreciables. Si se
corrigen las aberraciones representa­
das por el exponente de orden tres, la
mayor parte de la energía luminosa se
concentra en el punto imagen. Las
primeras fórmulas prácticas para cal­
cular los términos de tercer orden de
las aberraciones primarias fueron
publicadas por Seidel a mediados del
siglo xix. La eliminación de las aberra­
ciones de orden bajo no significa nece­
sariamente que se reduzcan las de
orden superior, aunque tiende a ser
así, circunstancia en la que se obtiene
un excelente objetivo.
La gran virtud del triplete de Cooke
es que contiene el menor número de
elementos posible si se quieren elimi­
nar las siete aberraciones de tercer
orden. Se trata de la aberración esfé­ 14. LAS REFLEXIONES en las superficies de los objetivos obstaculizaron su diseño
rica, el coma, el astigmatismo, la dis­ hasta el descubrimiento de las capas antirreflectantes a finales de los años treinta.
torsión, la curvatura de campo y dos Cuando se requerían muchos elementos para conseguir características sobresalien-
aberraciones cromáticas (a lo largo de tes, había que utilizar lentes pegadas entre sí para eliminar los reflejos que se
dos ejes, longitudinal y transversal). produ­cen en las superficies de vidrio que están al aire (arriba). Esto exige que sus
curvaturas sean iguales, lo que reduce las posibilidades de aminorar las aberracio-
Además de manejar estas aberra­
nes, aparte de que la fabricación era cara. En muchos casos los diseños gaussianos
ciones el proyectista de objetivos tiene con menos elementos resultaban de calidad comparable (en el medio). Luego las
que gobernar otra variable más, la capas antirreflectantes permitieron realizar sistemas con muchos elementos espa-
distancia focal de la lente, que deter­ ciados por aire (abajo), por lo que se pueden fabricar objetivos fotográficos muy
mina el aumento. corregidos, de gran apertura (rápidos) y baratos.

LA CIENCIA DE LA LUZ 23
Los laboratorios de investigación de
Kodak montaron una pequeña planta
piloto para determinar la causa de la
coloración y tratar de eliminarla. Los
análisis indicaron que se debía a las
impurezas, en su mayoría óxidos
metálicos, que se introducían al fabri­
car el vidrio. La utilización de un cri­
sol de platino consiguió reducir la
coloración a un tinte amarillo, que era
inaceptable para muchos objetivos,
pero no para las cámaras utilizadas
por los Estados Unidos durante la
segunda guerra mundial para el reco­
nocimiento aéreo, pues un filtro ama­
rillo elimina algunos efectos indesea­
bles de la condensación atmosférica.
Continuaron las investigaciones
sobre la purificación química, cuyo
resultado fue la eliminación de los
últimos vestigios de color cuando se
redujeron las impurezas del vidrio a
menos de una parte por mil millones,
lo que requería crisoles de oro, en vez
de platino, en algunos casos. A estos
vidrios se les denominó EK, por ser
éste el prefijo que tenían en el catálo­go
de Kodak. Los proyectos de objetivos
hipotéticos habían sido proféticos y
actualmente todos los fabricantes de
vidrios ópticos producen vidrios de
tierras raras. Cualquier objetivo
fotográ­fico de calidad que se fabrique
15. LOS OBJETIVOS DE DISTANCIA FOCAL VARIABLE, popularmente llamados ahora cuenta al menos con un ele­
“zoom”, que permiten modificar ampliamente el tamaño de la imagen, también se
mento hecho con este tipo de vidrio.
hicieron viables gracias a las capas antirreflectantes. El objetivo de siete elementos
mostrado arriba se proyectó a principios de los años sesenta para cámaras cinema-
Era de esperar que, al tiempo que
tográficas de ocho milímetros. Su apertura relativa era de ƒ/1,9 y su distancia focal resolvían muchos de los antiguos pro­
podía pasar de 10 a 30 mm sin solución de continuidad. Sus componentes primero blemas, los nuevos vidrios de tierras
y tercero se desplazan conjuntamente para conseguir triplicar la distancia focal, raras crearan alguno nuevo. Puesto
al tiempo que se mantiene la imagen enfocada en la película. El rango de distancias que la reflexión interna de una lente
focales del objetivo de abajo es de veinte a uno y se utiliza mucho en televisión. El aumenta con su índice de refracción,
segundo y el tercer grupo de elementos se mueven en sentido opuesto de forma no los nuevos objetivos eran más propen­
lineal para producir el efecto de aproximación o alejamiento y mantener el foco. Se
necesitan muchos elementos para corregir las aberraciones de las lentes y cubrir
sos a mostrar reflejos o brillos parási­
un amplio rango de variación. tos, luces que velan la imagen y tienen
mucha más importancia en fotografía
de lo que pudiera pensarse, pues des­
un triplete de Cooke que elimine las que utilizasen vidrios hipotéticos, de truyen la información, pudiendo com­
aberraciones de tercer orden. los que no se disponía. Morey y pararse con el ruido que aquejase a un
La evolución de los objetivos foto­ Frederik llegaron a la conclusión de sistema de comunicaciones.
gráficos durante su segundo siglo de que lo que realmente se necesitaba era Se sabía desde 1936 que el recubri­
vida fue muy diferente. En 1927 un vidrio que presentase baja disper­ miento de una cara de una lente con
George W. Morley, que trabajaba en sión y un índice de refracción mu­cho una delgada lámina de un material
el laboratorio de geofísica de la más alto que el de cualquiera de los transparente podía disminuir los refle­
Carnegie Institution de Washington, entonces disponibles. jos e incluso suprimirlos por completo
se dio cuenta de que la composición de A finales de 1932 Kodak y Morey para una longitud de onda arbitraria­
los vidrios ópticos venía dictada por la firmaron un contrato para que éste se mente elegida. Los materiales utiliza­
tradición, mientras que él estaba con­ dedicara a experimentar la producción dos para el recubrimiento deben tener
vencido de que había muchos otros de vidrios del tipo requerido, lo que rea­ un índice de refracción igual a la raíz
tipos posibles que deberían exami­ lizó en el sótano de su casa. Las mues­ cuadrada del índice de refracción de la
narse, aunque no sabía qué nuevas tras que presentó demostraron que lente y el espesor de la capa ha de ser
propiedades pudieran ser útiles. Se avanzaba en la dirección correcta, aun­ un cuarto de la longitud de onda dada.
puso en contacto con Charles W. Fre­ que eran demasiado os­curas para hacer Este recubrimiento no sólo elimina los
derik, que era entonces el jefe de pro­ lentes con ellas. Aunque no consiguió reflejos para esa longitud de onda, sino
yectos de objetivos de la compañía reducir la coloración, sí logró los valores que mejora la transmisión de la luz a
Eastman Kodak. Frederik acogió bien deseados de refracción y dispersión. través de la lente.
la sugerencia y, para responder a su Morey utilizó óxido bórico y lantano, Los repetidos intentos para aplicar
demanda, hizo que su departamento una de las tierras raras, para fabricar una delgada capa de recubrimiento a
proyectase cierto número de objetivos sus casi opacas piezas de vidrio. la superficie de un vidrio fueron insa­

24 TEMAS 6
tisfactorios hasta que John D. Strong se fabricaron ya lotes experimentales ten construir objetivos de ƒ/1,9 e idén­
lo consiguió en 1936, logrando deposi­ con un índice de refracción de 2,01 y tica calidad que no requieren más que
tar una lámina de fluorita (floruro de una dispersión relativamente baja. cuatro elementos (véase la figura 16)
calcio) sobre un vidrio por evaporación Es ya común la fabricación econó­ y son, por tanto, más económicos.
al vacío. Estas primeras láminas no mica de vidrios inmaculados de tierras También en los años treinta se hicie­
se adherían bien, eran delicadas y se raras cuyo índice de refracción está ron los primeros intentos para reducir
desprendían con facilidad. El pro­ entre 1,95 y 2,0 y que tienen una dis­ los costes de los objetivos fotográficos
blema se resolvió calentando la lente persión reducida. La disponibilidad de utilizando lentes de plástico. Con las
durante el proceso de recubrimiento esta materia prima excepcional dio técnicas de moldeado por compresión
para expeler las impurezas. La fluo­ libertad a los proyectistas para crear de entonces no era posible obtener
rita se sustituyó luego por el fluoruro mejores objetivos sin incurrir en cos­ superficies de la tersura necesaria.
de magnesio, más resistente. tes de producción prohibitivos. Una de También podían fabricarse lentes por
las mejoras consistió en aumentar su el sistema de encastrado, pero el pro­

E ntre los objetivos que se hicieron


 viables gracias a los recubri­
mientos y a los vidrios de tierras raras
apertura para que pudiesen hacerse
fotografías en color con niveles de ilu­
minación más reducidos que antes, de
cedimiento era demasiado lento y
demasiado caro. Los moldes de inyec­
ción surgieron finalmente como el más
se en­cuentran los de distancia focal modo que no hubiese que utilizar lar­ prometedor de los métodos disponi­
variable, conocidos como “zoom”, que gas exposiciones o fuentes de luz arti­ bles. A principios de los años cincuenta
ha­bían hecho su primera aparición en ficial. Lo de­seable son objetivos cuya se empezaron a utilizar visores fabri­
los años treinta con el Vario-Glaukar apertura sea de ƒ/1,9, pero antes esto cados con plástico trans­parente mol­
de la firma Busch, en 1931. Estos obje­ requería que tuviesen al menos seis deado, generalizándose luego el uso de
tivos empezaron como configuracio­ elementos. Los nuevos vidrios permi­ objetivos de plástico para las cámaras
nes de siete elementos y una relación
de distancia focal de tres a uno, evo­
lucionando luego hasta relaciones de
veinte a uno, pasando a estar forma­
dos por veinte o más elementos y
te­n iendo los mandos de distancia
focal, enfoque y apertura mecanizados
y automatizados. Se utilizan mucho
en las retransmisiones por televisión
de acontecimientos deportivos.
La lucha contra los reflejos obligó
durante mucho tiempo a proyectar
objetivos de muchos elementos, cuyas
caras tenían que encajar perfecta­
mente y se cementaban para minimi­
zar las fronteras aire-vidrio. Una vez
domeñado aquel problema se pudo
abandonar tan costoso camino, retor­
nándose a los objetivos de tipo Gauss,
que aprovechan estas discontinuida­
des entre el aire y el vidrio. Una lente
de Gauss de cuatro elementos tiene al
menos ocho de ellas y, como el aire se
ajusta perfectamente a cualquier
superficie, no se necesita ningún aca­
bado especial. Cada par de elementos
separados proporciona además al pro­
yectista una variable independiente
más. Estas ventajas hacen que los
objetivos más rápidos (cuyo número ƒ
es de 2 o menos) utilicen ahora ele­
mentos separados por aire. El pro­
greso de las técnicas de deposición
permitió luego recubrimientos anti­
rreflectantes de gran eficacia, forma­
dos por varias capas para abarcar la
totalidad del espectro.
Una vez se logró que los vidrios de
tierras raras fuesen límpidos, se volvió
a intentar conseguir que tuvieran baja 16. LOS VIDRIOS DE INDICE ELEVADO permiten reducir el número de elementos
dispersión y elevado índice de refrac­ necesarios para conseguir determinado grado de corrección de las aberraciones.
Las dos configuraciones que aquí se muestran tienen ƒ/1,9 y producen imágenes de
ción. Mientras el propósito de los años
calidad parecida. Los índices de refracción del objetivo gaussiano de seis elementos
treinta era alcanzar un índice de varían entre 1,6 y 1,75. En el objetivo Tessar de cuatro elementos los índices van de
refracción de 1,75 (que suponía una 1,9 a 1,95. Una ventaja adicional del objetivo Tessar radica en que el diafragma de
mejora sobre el 1,62 del mejor vidrio apertura se sitúa delante de las lentes, lo que permite el alineamiento preciso de
crown de entonces), en los años setenta los cuatro elementos en una sola montura.

LA CIENCIA DE LA LUZ 25
cambiaron esta situación. En princi­
pio los objetivos hechos con estas len­
tes pueden captar el doble de luz (es
decir, son un número ƒ más rápidos)
que los construidos con elementos
to­talmente esféricos, siendo compara­
bles su calidad y número de elementos.
Hubo que desarrollar nuevas técnicas
para la inspección de superficies aes­
féricas. Una de ellas consiste en utili­
zar un sistema de lentes denominado
corrector óptico nulo, que convierte un
haz de luz paralelo en un frente de
onda distorsionado o aberrante, sien­do
éste el que incide sobre la superficie
17. LA COMPROBACION DE LAS SUPERFICIES AESFERICAS que tienen algunas aesférica que se está comprobando. Si
lentes plantea problemas específicos. Una de las maneras de hacerlo es con un co- tiene la curvatura apropiada, la luz
rrector óptico nulo, que convierte un haz de luz paralelo incidente (con frente de incidente se reflejará de tal forma que
ondas plano) en otro haz convergente y aberrante que se ajusta a la superficie se recompondrá el frente de ondas
aesférica. Luego la luz reflejada rehace el camino incidente y vuelve a emerger del originario cuando vuelva a pasar por
corrector como una onda plana. Este dispositivo se coloca en uno de los brazos de el corrector óptico nulo, lo que permite
un interferómetro, que registra cualquier desviación de la forma ideal de la super-
analizar las superficies aesféricas con
ficie aesférica por los cambios en el frente de ondas plano resultante.
un interferómetro, igual que las pla­
nas o las esféricas.
más sencillas y desembocando en la se hace con las de vidrio. Otras mejo­ El moldeo por inyección permite for­
producción de objetivos tripletes por el ras del proceso de moldeado y el de­ mar una montura plástica directa­
método del moldeado por inyección, sarrollo de modelos matemáticos con mente sobre una lente de vidrio tallada,
que era un logro notable si se tienen la intención de conseguir mejores pulida y que haya recibido el trata­
en cuenta los serios problemas que tolerancias, permitieron alcanzar miento antirreflectante, lo que a veces
hubo que afrontar. precisiones de centé­simas de milíme­ resulta preferible, porque los proble­
Uno de los inconvenientes de las tro en la sección axial de la lente, de mas de montura son de los más enre­
lentes de plástico son los cambios tér­ milésimas en la dia­­metral y obtener vesados de la fabricación de objetivos.
micos, pues presentan menos densi­ grandes cantidades de lentes unifor­ El moldeo por inyección proporciona
dad y un índice de refracción más bajo mes con un mismo molde. una exactitud y una repetibilidad a la
en una atmósfera caliente que en otra La superficie esférica de una lente hora de montarlos que, de otro modo,
fría. Los investigadores de Kodak tra­ es sólo una aproximación a la superfi­ resultan prohibitivos económica­
bajaron para descifrar el problema y cie ideal. El espejo ideal de un teles­ mente.
llegaron a diseñar objetivos en los que copio de reflexión tiene sección para­
el acortamiento del foco que el calor
provocaba en un elemento se compen­
saba exactamente con el alargamiento
bólica. Las lentes perfectas deberían
tener una superficie de rotación lige­
ramente más compleja. La refracción
A unque la estabilidad dimensional,
 la elasticidad, la dureza y el índice
de refracción del vidrio sean superiores
producido en otro. óptica aesférica, o no esférica, se ha a los del plástico, y aunque los tipos de
venido utilizando desde los años plástico ópticos se limiten a unos cuan­

P ero había otra dificultad aún más


 insidiosa: la de conseguir fabricar
lentes libres de tensiones mecánicas
treinta, después de que Bernhard
Schmidt descubriese accidentalmente
una técnica manual para fabricar una
tos polímeros, la mayor parte acrílicos,
de estireno y de estireno-acrilonitrilo,
las cámaras con objetivos de plástico
internas. La presencia de estas ten­ lente aesférica correctora que operase aesféricos requieren pocos elementos
siones en una lente tiene consecuen­ conjuntamente con un espejo telescó­ para obtener buenos resultados, per­
cias indeseables, aparte de que a pico esférico. Este procedimiento, que mitiendo un grado de corrección de
veces se reducen con los cambios de todavía se usa, utiliza la tensión aberraciones excelente.
temperatura repetidos (como sería, superficial de una lámina de vidrio Otra posibilidad de corregir las
por ejemplo, sacar la cámara al exte­ caliente que se deja caer sobre un limitaciones de las superficies esféri­
rior cuando la temperatura es baja y molde para conseguir una superficie cas es utilizar vidrios con gradiente de
volverla a introducir en el interior muy pulida. La cara que entra en con­ índice. La aberración esférica es un
más caliente). Tal modificación altera tacto con el molde tiene un acabado buen ejemplo. Su causa es que la
las dimensiones de la lente en grado tosco y se la aplana, pero la opuesta superficie esférica resulta demasiado
suficiente para que se produzca una adopta la forma del molde, conser­ pronunciada en el borde, lo que puede
de­g radación de la imagen. Tras vando su pulimento de calidad. Gra­ contarrestarse ya sea haciendo aesfé­
mu­chos intentos infructuosos, la solu­ cias a este proceso fue posible el teles­ rica una cara y suavizando su curva­
ción consistió en utilizar moldes de copio gran angular de Schmidt. Pero, tura hacia el borde, ya disminuyendo
una cerámica especial que tenía bue­ salvo esta aplicación, no se utilizaban el índice de refracción del vidrio hacia
nas propiedades de pulido y unas elementos aesféricos más que en algu­ la periferia. La investigación sobre
características de transferencia de nas cámaras cinematográficas profe­ vidrios y plásticos con gradiente de
calor que permitían la fabricación de sionales, con precios muy elevados y índice y de los modelos matemáticos
lentes libres de tensiones internas. La luminosidades superiores a ƒ/1,2, que­ necesarios para el diseño de objetivos
técnica resultó también adecuada dando fuera del alcance de la mayoría con ellos es más compleja, pues la luz
para el recubrimiento antirreflec­ de los fotógrafos aficionados. no describe trayectorias paralelas en
tante de lentes plásticas, al igual que Las lentes de plástico aesféricas estos medios, de modo que el cálculo

26 TEMAS 6
matemático de estas trayectorias y la bar los objetivos utilizados por el riría la resolución de un gran número
definición de los frentes de onda son ejército norteamericano, operación de ecuaciones simultáneas no lineales
mucho más difíciles. que entonces costaba unos 2000 dóla­ con un gran número de incógnitas,
Se ha dicho muchas veces que los res. El coste del mismo análisis con el tarea que supera a las matemáticas
proyectistas de objetivos están entre programa mejorado que escribió para contemporáneas. Lo que sí se puede
quienes más se han beneficiado de la Kodak al año siguiente había bajado hacer gracias a los ordenadores es
aparición de los ordenadores. Sin ellos a 100 dólares. Otro programa escrito conseguir una serie de aproximacio­
sería ciertamente arduo el cálculo de por Philip E. Creighton en 1971 podía nes cada vez más ajustadas a un obje­
nuestras superficies aesféricas y de elaborar una serie completa de análi­ tivo impecable.
nuestros objetivos de focal variable. sis para ocho planos focales, cinco lon­ Se demostró públicamente que esto
Hacia 1950 ya se habían escrito pro­ gitudes de onda y cinco aperturas era factible en un simposio de óp­tica
gramas de trazado de rayos que fun­ angulares de un objetivo que tuvie­se celebrado en la Universidad de
cionaban en algunos computadores de hasta 12 superficies por menos de 5 Ro­chester en 1962, donde Feder y sus
la época. Posteriormente se escribie­ dólares. colaboradores diseñaron un sistema
ron diversos programas de diseño Pero la verdadera contribución de completo de cuatro elementos en una
automático de objetivos en universi­ los ordenadores no radica en el análi­ tarde, lo que ocupó dos horas y media
dades, centros públicos y empresas sis, sino en la mejora del diseño de a la máquina, tiempo que se reduciría
privadas. Kodak contrató a Donald objetivos. Hay que conseguir reducir a segundos si se ejecutase el mismo
P. Feder en 1956 para que desarrolla­se sus defectos a un mínimo aceptable. programa en un ordenador actual. Al
un programa práctico de diseño auto­ Lo que de verdad querríamos sería resultado se le bautizó como el “obje­
mático. Feder ya había elaborado pre­ reducirlos al mínimo matemático, tivo del simposio”. En otra aplicación
viamente un programa para compro­ pero esto no es posible, ya que reque­ realizada aquel mismo año a un obje­

18. LA FUNCION DE TRANSFERENCIA DE MODULACION de del ojo humano, normalizada para que muestre el pico de
un sistema fotográfico completo comprende la modulación, o respuesta (100 % de contraste relativo) para una frecuencia
las pérdidas, introducidas en cada una de sus etapas. Los espacial relativa igual a uno. A diferencia de las lentes, el ojo
detalles finos de la imagen se interpretan en este análisis degrada el contraste de las imágenes cuya frecuencia relativa
como variaciones espaciales de la intensidad de la luz, de la es mayor y menor que uno. La imagen percibida por el ojo es
misma manera que las variaciones temporales observadas en el resultado de multiplicar las cuatro primeras curvas de
la potencia de una señal de radio se utilizan para evaluar la modulación (la del objetivo, la de la emulsión de la película,
ca­lidad de los equipos. Cada etapa de un sistema fotográfico la del objetivo de la ampliadora y la de la emulsión del papel).
reproduce los detalles finos (las frecuencias espaciales eleva- La calidad de la imagen transmitida al cerebro es proporcional
das) con una pérdida de contraste (es decir, modulados). Estas al área definida por la última curva, que es la resultante del
curvas están calibradas tomando como referencia la eficacia proceso mencionado.

LA CIENCIA DE LA LUZ 27
tivo de gran calidad para microfilm, cuál de dos objetivos imperfectos es el
COLABORADORES
DE ESTE NUMERO que inicialmente se había proyectado más recomendable.
Traducción: “a mano”, el programa introdujo mejo­ Schade logró aplicar a los objetivos
Manuel Puigcerver: Teoría del arco iris; ras que aumentaban su precisión y la teoría de la información y definir su
M.a Luisa Calvo Padilla: Objetivos foto- reducían los costes de fabricación. El “función de transferencia óptica”. Lo
gráficos; J. Vilardell: Delicias del estenos- tiempo del diseño óptico automático hizo considerando las variaciones de
copio y de su pariente, el antiestenoscopio había llegado. la intensidad luminosa de la imagen
y Tensión visible; Luis Bou: Microscopía
confocal; Ramón Fontarnau y Frances E. Desde entonces se ha avanzado formada por un objetivo de la misma
Lynd: Construcción de un microscopio mucho en la elaboración de programas manera que los ingenieros de radio
simple; Juan Santiago: Hologramas de luz para el proyecto automático de objeti­ consideran las variaciones tempora­
blanca; Mónica Murphy: Optica adapta- vos, no cabiendo duda sobre sus ven­ les de la potencia de la señal para
tiva y Espejos líquidos; Amando García:
Optica sin imágenes, Interferometría tajas en comparación con los métodos calibrar la calidad de los transmiso­
óptica de superficies y Conjugación de anteriores de cálculo. No sólo han res, los receptores y los amplificado­
fase óptica ; José M. Vidal Llenas: mejorado la calidad y la productivi­ res. El hecho de que la función de
Giroscopios ópticos.
dad, sino que también se ha ganado transferencia muestre muchas coinci­
en seguridad respecto de las caracte­ dencias con los criterios tradicional­
Página Fuente rísticas que tendrá el producto termi­ mente empleados por los diseñadores
3 Manuel Crespo nado y cómo se desarrollará su pro­ de objetivos es una indicación de su
4-13 Gabor Kiss ducción. Esta gran seguridad deriva validez. Más importante to­d avía
17 Norman Goldberg, cortesía de en buena medida de las técnicas Monte resulta que la función de trans­fe­ren­
Popular Photography Carlo utilizadas para analizar la sen­ cia de un objetivo pueda com­binarse
18-27 Dan Todd sibilidad de un diseño a los cambios con las de la película fotográfica, las
29 Kenneth A. Connors acumulativos que se van produciendo de los dispositivos de copia, las de los
31 John M. Franke durante la fabricación, dentro de unos objetivos de proyección, etc. Puede
32-34 Michael Goodman límites normales del proceso de con­ calcularse la función de transferencia
35 Adam Lloyd Cohen trol, lo que permite decidir si es posi­ de un objetivo proyectado y compa­
36-37 Jeff W. Lichtman ble o no fabricar el producto. rarla luego con los resultados del
38 Matthew H. Chestnut Los fotógrafos profesionales y los ejemplar construido. La informática
39 Jeff W. Lichtman (arriba), aficionados dedicados suelen discutir permite, pues, establecer modelos
Stephen J. Smith y Michael E.
Dailey (abajo) con vehemencia sobre las caracterís­ matemáticos del sistema fotográfico
40 Jared Schneidman/JSD (dibujos), ticas de unos objetivos frente a otros, completo, desde el objeto elegido hasta
Jeff W. Lichtman y Susan Culican sobre todo en el caso de objetivos espe­ la función de transferencia del ojo del
(fotografías)
ciales para cámaras de 35 mm de pre­ observador.
41 Jeff W. Lichtman
cio elevado. Aunque pueden hacerse

L
47-53 M.a Luisa Calvo Padilla
pruebas que determinen la resolución a comparación de estas medidas y
55-58 Fritz Goro
de un objetivo (definida como el  cálculos objetivos con las reac­
59-66 George V. Kelvin
nú­mero de líneas por milímetro que ciones subjetivas de los observadores
69 Roger Ressmeyer/Starlight Photo
Agency, Inc. pue­de diferenciar en varias zonas de ante las imágenes fotográficas resul­
70 Jared Schneidman/JSD su campo y para varias aperturas), tantes proporciona datos a los diseña­
71 Jared Schneidman/JSD (dibujos), suele admitirse sin embargo que la dores sobre qué fotografía es la mejor.
John W. Hardy (fotografías) consideración aislada de esta caracte­ Estos modelos conceptuales han ayu­
72-73 Jared Schneidman/JSD rística no es una guía muy fiable de la dado mucho a la industria fotográfica
75 Robert J. Sica, Univiversidad calidad de las fotografías que pro­ a la hora de decidir dónde concentrar
de Ontario Oeste
duzca. Gran parte del misterio que sus esfuerzos de investigación y de­
76 Boris Starosta
rodea la “calidad” de los objetivos fue sarrollo para mejorar la relación entre
77 Guy Plante, Universidad de Laval
desentrañado por Otto H. Schade en calidad y precio en provecho de quie­
78 B. Starosta (arriba), Terry Byers,
Co. Lockheed (izquierda), Guy 1951. Schade hizo investigaciones nes hacen fotografías.
Plante (derecha) sobre los objetivos utilizados en toda
79 Robert J. Sica la cadena de transmisión de informa­
80-81 Laboratorio Nacional de Argonne ción que constituye un sistema de tele­
82 Andrew Christie (arriba), visión y demostró que la capacidad de BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
Laboratorio Nacional de Argonne
(abajo) registrar los más mínimos detalles no Applied Optics and Optical Design:
83-85 Andrew Christie estaba necesariamente relacionada Part Two. A. E. Conrady. Dirigido por
con la eficacia general para transmitir Rudolf Kingslake. Dover Publications,
86-87 Jon Brenneis
Inc., 1960.
88-90 Ian Worpole información. La conclusión más sor­ Photography: Its Materials and Pro-
91 Jon Brenneis prendente fue que algunos de los obje­ cesses . Dirigido por C. B. Neblette.
94 Frank R. Seufert tivos más apreciados eran menos ade­ D. Van Nostrand Company, Inc., 1962.
95-99 Michael Goodman cuados para la televisión que otros Optical Components. Dirigido por Ru-
100-101 Glen M. Robinson, David M. Perry considerados inferiores. dolf Kingslake en Applied Optics and
y Richard W. Peterson Las investigaciones de Schade aña­ Optical Engineering: Vol. III. Academic
102-103 Andrew Christie dieron una nueva dimensión a la defi­ Press, 1965.
104 Glen M. Robinson, David M. Perry M odern O ptical E ngineering . Tim
nición que había establecido Rayleigh
y Richard W. Peterson J. Smith. McGraw-Hill Book Company,
106-107 A. V. Mamaev y N. A. Melnikov
de la calidad de la imagen. El criterio 1966.
108 Ian Worpole
de Rayleigh se contempla ahora como SPSE H andbook of P hotographic
109 A. V. Mamaev (arriba, izquierda),
un caso límite: determina uno de los Science and Engineering. Dirigido por
Ian Worpole (arriba derecha extremos de un continuo de calidad. Woodlief Thomas, Jr., John Wiley and
y abajo) Nos dice cuándo se aproxima a la per­ Sons, 1973.
110-111 Ian Worpole fección un objetivo, pero no nos dice

28 TEMAS 6
Delicias del estenoscopio y de
su pariente, el antiestenoscopio
Jearl Walker

L
a deslumbrante diversidad y perfección de las cáma- mientras que la novedosa y original idea de la fotogra-
 ras fotográficas que hoy día se encuentran en las fía antiestenoscópica procede de Adam Lloyd Cohen.
 tiendas hace perder de vista que pueden obtenerse La fotografía estenoscópica (estenopetografía) se basa
fotografías muy aceptables sin otra cosa que un orificio en el paso de la luz a través de un orificio practicado en
diminuto, o estenope, interpuesto entre la película y el una pantalla opaca. Luego la luz va a parar sobre un
objeto fotografiado. Tal es el fundamento de la cámara trozo de película, donde reconstruye una imagen del
oscura, llamada también estenoscopio. Lo mismo cabe objeto fotografiado. Referencias a las imágenes estenos-
afirmar acerca del complemento óptico del estenope, o cópicas se encuentran ya en Aristóteles; Leonardo da
“antiestenope”, que es una mácula, muy pequeña y Vinci estudió sus principios y Lord Rayleigh las analizó
circular, que se interpone entre la película y el objeto; formalmente. La sencillez constituye una de las muchas
así, puede hablarse del “antiestenoscopio”. Para tratar ventajas que ofrece la cámara oscura frente a las cáma-
el tema de la fotografía estenoscópica voy a seguir las ras de objetivo refringente.
investigaciones de Kenneth A. Connors y de Matt Young, Al fotografiar un objeto con una cámara oscura, cada

1. Estenopetografía de Kenneth A. Connors

LA CIENCIA DE LA LUZ 29
punto del objeto colocado frente a ella proyecta su pro- ondas fuesen iguales, ambas se anularían entre sí. Desde
pia manchita luminosa sobre la película (o papel foto- luego, si las contribuciones tuvieran todas la misma ampli-
gráfico). La reunión de esas manchitas constituye la ima- tud, se anularían sin excepción en el punto central.
gen que registra la película. Para que dicha imagen sea La verdad es que las amplitudes no son iguales, como
nítida, las manchitas contiguas no deben solaparse; se demuestra en exposiciones más rigurosas que ésta que
habrán de ser, pues, lo más pequeñas posible. puedo ofrecerles aquí, por lo cual la anulación es sólo
Buena parte del diseño de un estenoscopio descansa parcial. La amplitud total de la onda luminosa en el punto
en la elección del tamaño del estenope y de una distan- central resulta ser la mitad de la que supondría la con-
cia entre dicho orificio y la película tales que las manchi- tribución de la zona central por sí sola. Como la intensi-
tas luminosas proyectadas sobre la película queden sepa- dad luminosa depende del cuadrado de la amplitud, ello
radas y alcancen su máxima luminosidad. En principio, implica que la intensidad en el punto central es la cuarta
el tamaño del estenope puede ser ilimitado. Sin embargo, parte de la que sería si sólo contribuyese la luz procedente
cuanto mayor sea, tanto más alejado de la película de la zona central.
deberá colocarse y tanto mayor habrá de ser la pe­lícula; Pues bien, una de las finalidades del estenope es obstruir
de ahí que la práctica fije unos límites al tamaño del todas las zonas, salvo la central. (Hay investigadores que
orificio. Existe también un límite teórico para la pequeñez afirman que las obstruye todas, excepto las dos primeras.)
del estenope. Un estenope de dimensiones óptimas permite que al punto
Consideremos una cámara cuyo estenope se encuentre central de la película sólo llegue luz de la zona central;
a una distancia razonable (varios centímetros) de la pelí- con un estenope así, la manchita luminosa central será
cula. Supongamos que el estenope sea relativamente clara y pequeña, con la luz bien distribuida. Si el estenope
grande (demasiado con respecto a su distancia a la pelí- no alcanza su tamaño óptimo, sólo una parte de la zona
cula) y que la cámara esté orientada hacia un manantial central contribuirá a la iluminación de la película, la man-
luminoso puntual y muy alejado. Los rayos luminosos cha luminosa será más apagada y la luz estará peor distri-
procedentes de la fuente llegarán al estenope práctica- buida. Pero si lo rebasa en demasía, las zonas adicionales
mente paralelos entre sí y al eje geométrico que atraviesa que abarca harán que decrezca la claridad de la manchita,
el orificio por el centro y es perpendicular a la pantalla. al tiempo que aumenta de tamaño.
En tal caso el radio de la manchita luminosa recogida en Lo que se persigue, pues, no es que el estenope sea de
la pantalla será igual al radio del orificio y, por ser éste un tamaño concreto, sino que entre su magnitud y su
grande, la manchita en cuestión resultará grande tam- distancia al punto central de la película haya determinada
bién. Si se fotografiaran en estas condiciones un gran relación. Cuando el objeto a fotografiar se encuentra
número de manantiales luminosos puntuales, sus man- relativamente alejado, el radio óptimo del estenope
chitas se solaparían en la película, impidiendo que se les viene a coincidir, aproximadamente, con la raíz cuadrada
distinguiera individualmente. del producto de la longitud de onda de la luz por la
Si se reduce el tamaño del estenope, se achica el distancia entre el orificio y la película.
tamaño de la manchita luminosa producida por cada A partir de la relación mencionada cabe definir una
fuente puntual. La mejora de la situación por este pro- distancia focal del estenope. Este actúa como un objetivo,
cedimiento está limitada por el hecho de que el estenope en el sentido de que proporciona una imagen concen-
acabaría siendo tan pequeño que la luz que lo atravesase trada de un objeto. Su distancia focal es aproximada-
se difractaría, para dar una figura de interferencia, cir- mente la longitud de onda de la luz partida por el cua-
cunstancia en la que una fuente puntual no crearía una drado del radio del orificio. Cuando la película diste del
pequeña mancha luminosa en la película, sino una figura estenope una longitud igual a la distancia focal, la man-
circular compuesta de una mancha central luminosa, chita luminosa de la película será reducida y clara, pues
rodeada de anillos más tenues. Si menguáramos todavía sólo entonces la zona central llena por completo el este-
más el tamaño del estenope, se agrandaría la figura de nope y contribuye con su luz al punto central.
difracción, con la consiguiente pérdida de resolución de Supongamos que el objeto esté cercano. Si hubiéramos
la fotografía. de fotografiarlo con un objetivo refringente, po­dríamos
El radio óptimo del estenope es función de su distancia calcular la distancia correcta entre éste y la pelícu­la apli-
a la película; la relación puede mostrarse mediante un cando la fórmula llamada de las lentes delgadas, que
razonamiento en el que la luz se representase en forma establece que la inversa de la distancia entre objetivo y
ondulatoria. Imaginemos que se retiran el estenope y la película debe ser igual a la inversa de la distancia focal
pantalla; y consideremos una onda luminosa, procedente del objetivo menos la inversa de la distancia al objeto.
de un manantial puntual, que atraviesa el plano ocupado Esta relación mantiene su validez para los estenopes, con
antes por la pantalla. Atendamos, en ese plano, a una tal de que la distancia focal se defina de la forma indicada
familia de zonas circulares concéntricas con el eje geomé- antes; ello permite enfocar una cámara oscura y obtener
trico de la cámara. Tales zonas pueden identificarse por así una fotografía de la mejor nitidez.
su distancia a un punto situado en el centro de la película, Si el objeto está alejado, la mejor posición de la película
punto que también está en el eje geométrico. La distancia es la correspondiente a la distancia focal. Si nos despla-
entre la zona central y este último punto será la que zamos hacia el objeto, acortando la separación entre el
mediaba entre el estenope y la película. La segunda zona mismo y el estenope, deberemos incrementar la distancia
está más alejada del punto central de la película en una entre la película y el estenope, a fin de mantener la
semilongitud de onda, la tercera lo está en una semilon- nitidez óptima en la imagen. Una corrección tal quizá
gitud de onda más, y así sucesivamente. no resulte muy viable, ya que en los estenoscopios suele
Todas las zonas envían ondas luminosas al punto central; ser fija la distancia entre estenope y película, en cuyo
ahora bien, por tratarse de trayectos distintos, las ondas caso vale la pena sustituir el estenope por otro menor,
se interfieren a su llegada. Por ejemplo, la onda proce- de suerte que disminuya la distancia focal.
dente de la segunda zona llega desfasada en media lon- En la práctica no se efectúa ninguna de esas correc-
gitud de onda respecto a la onda procedente de la zona ciones, dado que la nitidez de la fotografía suele ser
central. En este sentido, cuando las amplitudes de las dos aceptable, aun cuando el tamaño del estenope y la dis-

30 TEMAS 6
tancia entre éste y la película no cumplan la relación nos ofrece la contemplación directa de la escena. Y es
óptima. Y si se fotografía una escena cuyos objetos se precisamente aquí, en la nitidez de la imagen, donde se
encuentren a distancias de la cámara que varíen entre encuentra el punto de partida para establecer las condi-
límites amplios, en su mayoría aparecerán en la fotogra- ciones de la cámara.
fía aceptablemente enfocados. Esta gran profundidad El límite hasta el que el ojo humano es capaz de per-
de campo es característica del estenoscopio. cibir con nitidez se llama poder separador, magnitud
A partir de lo expuesto podemos calcular el tamaño angular que se expresa en radianes. Supongamos que
conveniente del estenope, o bien la distancia entre éste nuestro campo visual abarque dos puntos. En tanto que
y la película, una vez escogido uno de ellos. Pero, ¿cuál el ángulo que subtiendan sea superior a determinado
de esos datos se elige para calcular el otro? La respuesta valor mínimo, 0,001 radianes aproximadamente, podre-
la dicta el sentido común. En efecto, nadie desea un mos discriminarlos. Cuando dicho ángulo sea menor, sólo
estenoscopio de varios metros de longitud. Y queremos veremos un objeto único y borroso. Por ejemplo, dos
una foto perfecta, en la que se aprecien los detalles que puntos contiguos, separados un milímetro entre sí y a un

2. Fotograma gran angular obtenido por John M. Franke con una cámara oscura
dotada de una semiesfera de vidrio detrás del estenope

LA CIENCIA DE LA LUZ 31
Pero si no cambiásemos también el
tamaño del fotograma y la distancia a
la cual lo contemplamos, no habría
manera de advertir la mejora. Por otro
lado, la cámara habría de tener en este
caso 50 centímetros de longitud (para
que la distancia entre el estenope y la
película fuese la correcta) y se necesi-
taría una película mayor para recoger
toda la luz procedente del estenope.
Es evidente que la cuantía de la mejora
no vale la pena.
Cuando el estenope sea mayor de
lo debido, la nitidez se degradará, con
el inconveniente adicional de que
3. Estenopetografía aparecerán detalles falsos en el foto-
grama. Este efecto, que se llama sepa-
ración espuria, resulta del solapa-
metro de nosotros, se encuentran precisamente en el miento de las imágenes de varios objetos contiguos. En
límite de nuestra capacidad para verlos con nitidez. En la ilustración superior de la página siguiente aparece la
tal caso bastaría una cámara con ese poder separador; explicación de Young acerca de la separación espuria
aumentarlo no valdría de nada. de tres barras verticales.
A título demostrativo, supongamos que la copia final La mayoría de los sistemas de lentes producen una dis-
haya de tener las mismas dimensiones que la película y torsión lineal en las imágenes registradas sobre película.
que vamos a contemplarla a una distancia igual a la Por ejemplo, un objeto cuadrado puede aparecer como si
existente entre el estenope y la película. Propongámonos sus lados fuesen levemente curvos. La mayoría de las cáma-
fotografiar dos fuentes luminosas puntuales y continuas, ras modernas incorporan dispositivos para corregir este
cuya separación angular corresponda al poder separador fallo. Pero una de las ventajas del estenoscopio es que se
del ojo humano (0,001 radianes). La cámara deberá pro- encuentra prácticamente libre de distorsión lineal.
yectar sobre la película dos manchitas que apenas se El estenoscopio presenta, empero, varios tipos de
toquen, o que se solapen muy poco. Entonces, al obser- aberración, incluida la cromática. En efecto, como el radio
var la fotografía, podremos verlas como manchitas ape- óptimo del estenope (y, por tanto, su distancia focal)
nas separadas. El ángulo que formen en nuestro campo depende de la longitud de onda de la luz, la cámara sólo
visual puede calcularse dividiendo el diámetro del este- puede optimizarse para una longitud de onda. Puede
nope por la longitud de onda de la luz. Sea ésta de 500 conseguirse la mejor nitidez para esa longitud de onda,
nanómetros (aproximadamente el centro del espectro pero la que se obtenga para las demás que integran la
visible); si el ángulo que mide nuestro poder separador luz blanca será peor.
es 0,001 radianes, el radio del estenope habrá de cifrarse Con película de color, los bordes de las imágenes apa-
en 0,25 milímetros. recen borrosos; a veces se aprecian incluso coloreados.
Una vez determinado este valor, a través de la fórmula Con película de blanco y negro sólo se observa un em-
antes referida se deduce que la distancia óptima entre borronamiento de los bordes. Para eliminar la aberra-
el estenope y la película es de 12,5 centímetros. Si dupli- ción cromática suele emplearse película en blanco y
cáramos el radio del estenope y, de acuerdo con ello, negro con un filtro de color colocado ante el estenope.
corrigiéramos la distancia de la película al orificio, la El tamaño del estenope y la distancia de la película al
nitidez de una foto hecha con esa cámara sería doble. mismo se optimizan para la longitud de onda que deja
pasar el filtro. Se eliminan los demás
colores y los bordes de la imagen apa-
recen menos borrosos por aberración
cromática.
Otra aberración que presentan las
cámaras oscuras es el astigmatismo,
que se manifiesta cuando el objeto
fotografiado se encuentra fuera del
eje central del estenope. Aquí ocurre
que el estenope visto desde el objeto
tiene forma elíptica, no circular y, si el
objeto es una fuente luminosa pun-
tual, sobre la película se proyectará
una manchita elíptica. Tampoco el
lugar de la película sobre el que se
proyecte la manchita estará a la dis-
tancia correcta del estenope. Si el cen-
tro de la película se coloca a la distan-
cia correcta del orificio, todos los
demás puntos de la película quedarán
demasiado lejos, lo que significa que
únicamente se obtendrá una nitidez
4. Zonas cuya luz contribuye al centro de la película óptima en el centro.

32 TEMAS 6
5. Tipos de separación

Un problema más grave de las cámaras oscuras es su viable; una solución de compromiso pudiera ser un
reducida aptitud para captar luz. Debido a su apertura, soporte cilíndrico.
habitualmente muy pequeña, se necesitan exposiciones John M. Franke resolvió esa dificultad de un modo
prolongadas. Por ejemplo, si la película está a la distan- ingenioso. Puso una semiesfera de vidrio inmediata-
cia focal del estenope y esa distancia es de unos pocos mente detrás del estenope de la cámara, en la cual el
centímetros, el número f de la cámara se cifrará aproxi- soporte de la película era una placa plana normal. Cuando
madamente en 200. Aunque la pequeña apertura hace la luz atraviesa el estenope y penetra en el vidrio, se
que el sistema sea lento, tiene a su favor la gran profun- refracta. La totalidad del campo, que abarca­ba 180 gra-
didad de campo resultante. dos, se reducía entonces a un cono de luz de 84 grados
Son varias las razones por las que la intensidad luminosa de abertura. Cuando la luz emerge del vidrio lo hace
proyectada sobre la película no es nunca uniforme. perpendicularmente a su superficie y, por ello, no sufre
Supongamos que van a fotografiarse dos manantiales desviación. Esta reducción angular de 180 a 84 grados le
luminosos puntuales, uno en el eje central y otro fuera permitió a Franke ubicar la película a una distancia con-
de él. La luz procedente de la fuente situada fuera del veniente del estenope y, aun así, obtener un fotograma
eje se encuentra con un estenope aparentemente elíptico; gran angular con un campo de casi 180 grados.
en consecuencia, por el orificio pasará menos luz proce- Franke empleó una semiesfera de 25,4 milímetros de
dente de ese punto que procedente del situado en el eje. diámetro, construida con vidrio BK-7, cuyo índice de refrac-
La luz que genera la manchita excéntrica ha de recorrer ción es de 1,5 aproximadamente. Aunque el diámetro no
además una distancia mayor para llegar a la película y, influye de modo decisivo, con vidrios de diferentes índices
por tanto, se extiende más, alcanzando así la pe­lícula con de refracción se consiguen diferentes resultados. Puede
menor intensidad. Por otro lado, esa luz llega a la película resultar entretenido ensayar con otros vidrios e incluso
bajo un ángulo que esparce aún más la exposición sobre con plásticos de buena calidad. Si se desea un campo de
su superficie, reduciéndose más la intensidad. 180 grados, las imágenes resultarán algo distorsionadas
La limitación del campo responde hacia los bordes de la foto.
a otra razón adicional: no todo Hay varias formas de construir un
objeto suficientemente separado del estenope. Préstese atención al orifi-
eje central refleja la luz hacia la pelí- cio, que deberá ser circular y tener el
cula, salvo que ésta sea muy ancha o borde liso. Young ha conseguido
se coloque bastante cerca del este- estenopes perfectamente limpios
nope. Se ha intentado siempre salvar sirviéndose de láminas de latón de 50
esa dificultad arrimando la película micrometros de espesor (como las
hacia el estenope, para que pueda que se emplean para hacer suple-
obtenerse una fotografía de ángulo mentos espaciadores, etc.). A tal fin,
amplio. Pero este truco tiene un fallo: monta una aguja de coser en una
reduce la nitidez de la foto, ya que fresadora y luego, con el avance ver-
la película no estará entonces a la tical de la máquina, impulsa la aguja
distancia del estenope correspon- a través de la delgada lámina de
diente a la nitidez óptima. latón, bajo la cual coloca un bloque
Otro procedimiento para aumentar de plomo recién pulido para evitar
el campo es preparar un soporte para que se deforme. Tras eliminar las
la película en forma de semiesfera, rebabas del borde del orificio, lo esca-
centrada en el estenope. Toda la luz ria con la punta seca de un compás y
que penetre por éste alcan­z a­r á vuelve a limpiarlo.
entonces la película, incluso la pro- Las láminas de latón que emplea
cedente de objetos situados casi a 90 Connors miden de 25 a 50 microme-
grados respecto al eje central. Otra tros de espesor. No se recomiendan
consecuencia sería un menor debili- plaquitas más gruesas, si se quiere
tamiento de la exposición, ya que la evitar que el orificio se convierta en
luz incidiría siempre perpendicular- un cilindro demasiado largo, en cuya
mente sobre la película. Tam­bién superficie interior se produzcan
mejoraría la nitidez de los objetos reflexiones de los rayos luminosos.
separados del eje central, al estar Sobre cartón consistente o madera
todas las porciones de película a la blanda pulida coloca un trozo cua-
misma distancia del estenope. Pero drado de lámina. Luego, valiéndose
la construcción de un soporte semies- 6. Montaje de Franke para fotos de la pun­ta seca de un compás, prac-
férico no resulta por desgracia muy gran angulares tica una pequeña embutición en la

LA CIENCIA DE LA LUZ 33
segundo es que puede emborro-
narse la foto con la sacudida que
resulta de la retirada y reposición
del adhesivo.
Por mi parte, prefiero el proce-
dimiento que apunta Young.
Sobre el cuerpo de su cámara de
35 milímetros monta un tubo tele-
scópico, de los que pueden com-
prarse en las tiendas de fotografía
para la mayoría de las cámaras de
objetivo desmontable; en su
extremo externo sujeta el obje-
tivo estenoscópico. A falta de
tubo telescópico, yo aproveché un
tubo de cartón, que fijé al cuerpo
de mi cámara con varias capas de
cinta adhesiva negra. La ventaja
de este tipo de estenoscopio es
que permite la impresión de un
carrete de película entero. Da la
coincidencia de que mi cámara es
un modelo réflex de objetivo sim-
ple, por lo que pude observar una
7. Montaje antiestenoscópico de Adan Lloyd Cohen imagen tenue de la escena antes
de tomar cada foto.
lámina, con cuidado para que la punta no la traspase por En la estenopetografía, la luz atraviesa un orificio para
completo, tras de lo cual da la vuelta a la pieza y fricciona generar una imagen: en la antiestenopetografía de
con papel de lija fino el conito formado en el reverso de Cohen, un antiestenope, u obstáculo, proyecta una ima-
la embutición. Estas operaciones las repite tantas veces gen negativa del objeto. Este dispositivo constituye el
como sea preciso, hasta que obtiene un orificio lo sufi- complemento óptico del estenope. Aquí, la pantalla y el
cientemente ancho para que por él pase la caña de la orificio están sustituidos por un pequeño obstáculo de
punta del compás, cuyo diámetro ha medido previamente sección circular, de modo que la luz que hubiera pasado
con un microscopio de retículo graduado, de modo que por el estenope queda obstruida y la luz que hubiera
ya sabe cuál es el tamaño del estenope. Cuando quiere sido obstruida por la pantalla llega a la película, dando
un estenope de diámetro menor que la punta de compás una imagen negativa. El fotograma antiestenoscópico
de que dispone, detiene el proceso de agrandamiento final es similar al estenoscópico, con una salvedad: las
antes de que toda la punta penetre en el orificio. zonas claras y oscuras aparecen intercambiadas.
Conseguido el estenope, Connors encola la lámina a En las imágenes que proyectan los antiestenopes de
un soporte hecho de placa de latón más gruesa (de unos Cohen no interviene la difracción de la luz, pues los
125 micrometros de espesor), de modo que el estenope antiestenopes son demasiado grandes para originar figu-
quede centrado en un orificio de unos seis o siete milí- ras de difracción importantes. La imagen la crea senci-
metros taladrado en la pieza más gruesa. El lado de este llamente la obstrucción de los rayos luminosos proceden-
conjunto que ha de encararse a la película lo pinta de tes del objeto. Toda manchita que aparezca en la película
negro mate para disminuir las reflexiones luminosas en registra la sombra de una porción del objeto que se
el interior de la cámara. Hay quien opina que también encuentra en la intersección del objeto con la recta defi-
debe ennegrecerse la superficie interna del estenope, nida por la manchita y el antiestenope.
pero Connors se opone a estropear la simetría del orificio Los fotogramas obtenidos con antiestenopes tienen
construido y sólo pinta hasta uno o dos milímetros de peor contraste que los estenoscópicos, porque los dis-
distancia de él. positivos antiestenoscópicos permiten que a la película
Los estenopes deben mantenerse libres de polvo, por llegue casi toda la luz procedente de la escena. De esa
lo que es conveniente guardarlos en bolsitas de plástico luz, la mayor parte es una iluminación uniforme que no
hasta que se necesiten. Connors examina periódicamente sirve para nada y que simplemente reduce el contraste
los suyos al microscopio para comprobar si el polvo ha de la imagen. Es el resto de la luz, la fracción no uni-
dañado su simetría. forme, la que transporta la información acerca del
Estos objetivos estenoscópicos pueden montarse, prác- objeto. El contraste mejoraría si hubiera alguna forma
ticamente, en cualquier tipo de caja hermética a la luz. de disminuir la iluminación uniforme o de aumentar la
Yo mismo he visto estenoscopios hechos con cajas de proporción de luz no uniforme que contiene la infor-
galletas. Trabajando en un cuarto oscuro, el fotógrafo mación sobre el objeto.
monta un trozo de papel fotográfico en la parte posterior La desigualdad entre ambas iluminaciones puede
de la caja y desliza la tapa. Luego, para evitar que pene- aumentarse si el antiestenope se acerca a la película;
tre luz prematuramente en el interior, coloca un trozo ahora bien, lo mismo que ocurría en la estenopetografía,
de cinta adhesiva negra sobre el estenope. Cuando todo esa medida rebaja la nitidez del fotograma. No obstante,
está listo, efectúa la exposición arrancando el adhesivo Cohen afirma que con gusto sacrifica algo de nitidez para
del orificio y volviendo a colocarlo después. Una cámara conseguir un contraste suficiente como para reconocer
así funciona, desde luego, como estenoscopio, pero tiene la imagen en la foto.
dos inconvenientes: el primero es que sólo puede tomarse Parte de la iluminación uniforme proviene de porciones
una foto cada vez que se saca del cuarto oscuro; el de la escena que no tienen importancia para el foto-

34 TEMAS 6
grama. Para reducir esta ilumina-
ción irrelevante, Cohen sitúa un
diafragma de campo (una pantalla
con un orificio mayor que el anties-
tenope) delante del antiestenope.
El orificio es lo suficientemente
ancho para que las porciones
extremas del objeto iluminen los
bordes de la película y lo suficien-
temente pequeño para impedir
que lo haga el resto de la escena.
El coloreado de las imágenes
antiestenoscópicas puede ser sor-
prendente. Si se fotografían unos
cuantos objetos de diferen­t es
colores, las imágenes de cada uno 8. Estenopetografía (izquierda) y antiestenopetografía
suelen presentar un color dife- de una P recortada en papel, obtenidas por Cohen
rente al suyo. Este cambio de­pende
del color que da la combinación
de los colores de los objetos del
conjunto. Si la combinación da
blanca, cada color del conjunto
cambia en la fotografía a su com-
plementario; un objeto rojo dará
una imagen cuyo color será la sus-
tracción de blanco menos rojo
(puesto que el antiestenope blo-
quea el rojo procedente del
objeto). Por consiguiente, el color
de la sombra es el azul verdoso
llamado cian, complementario del
rojo. De la misma manera, un
objeto verde crea una sombra
magenta.
Algunas de las propiedades de
las cámaras oscuras las comparten
por igual los antiestenoscopios. Su
campo es grande, el ajuste del
aumento se consigue variando la
distancia entre el estenope y la pelí-
cula y no existe distorsión lineal. En
los antiestenoscopios puede evi-
tarse el astigmatismo si el antieste-
nope se construye esférico, pues así
toda la luz procedente del objeto
se ve interceptada por un obstácu­lo
de sección circular, aun cuando el
objeto esté muy separado del eje
central de la cámara. 9. Anillo brillante, fotografiado por Cohen a través de una serie de antiestenopes
Otra diferencia entre ambos
tipos de fotografía es que, si se
dispone una serie de estenopes alineados entre el objeto y expenden las tiendas de artículos para oficina.
y la película, no se obtiene nada, mientras que una serie Recomienda que el redondel no sea muy pequeño, para
de antiestenopes sí que produce resultados. Ello se debe evitar que sufra el contraste del fotograma. Se aconseja
a que las pantallas donde se perforan los estenopes que las escenas tengan mucho contraste para que el
impiden que la luz se proyecte sobre la sucesión de ellos fotograma también lo muestre. La experimentación en
más cercanos a la película; por el contrario, los anties- antiestenopetografía puede comenzarse recortando
tenopes se interfieren muy poco. La figura 9 es una figuras de papel negro opaco e iluminándolas por detrás
fotografía obtenida por Cohen con una serie de anties- con una fuente difusa de luz.
tenopes que colocó entre un anillo brillante y la película.
Cada antiestenope produce su propia imagen en nega-
tivo del anillo.
A quienes pueda interesar la antiestenopetografía, BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
Cohen les ofrece las sugerencias siguientes. Como anties- Pinhole Imagery. M. Young en American Journal of Physics,
tenope se utilizará una manchita redonda de pintura vol. 40, n.o 5, págs. 715-720; mayo, 1972.
negra depositada sobre un trozo de vidrio o de acetato Field-Widened Pinhole Camera. John M. Franke en Applied
limpio; su tamaño no es decisivo y, en su lugar, puede Optics, vol. 18, n.o 17. págs. 2913-2914; septiembre, 1979.
pegarse un redondel, como los que se usan para rotular

LA CIENCIA DE LA LUZ 35
Microscopía confocal
Jeff W. Lichtman

Esta técnica microscópica


no tiene rival para la producción de imágenes nítidas,
sean planas o en tres dimensiones

M
arvin Minsky es el padre de idea por otros. Sea como fuere, el feliz En los microscopios ópticos, cuando
 la inteligencia artificial. resultado es que ahora contamos con el objetivo enfoca luz tomada de pla­
 También es autor de otro docenas de tipos de microscopios con­ nos situados por debajo de la super­
im­p ortante logro. En los años cin­ focales, en una gama que va desde lo ficie del tejido cerebral (o de cualquier
cuenta construyó un microscopio rudimentario hasta lo barroco. material grueso y translúcido), la
óptico revolucionario, que le permitía Minsky desarrolló la técnica mien­ imagen se torna rápidamente incom­
observar con claridad capas sucesivas tras reflexionaba sobre el funciona­ prensible. Tratar de ver elementos
de una muestra sin tener que rebanar miento del cerebro. Razonó que, si nerviosos profundos de tal tejido
el espécimen en finos cortes. Minsky fuera posible cartografiar las conexio­ equivale a tratar de localizar un
no recibió el debido reconocimiento nes entre todas las neuronas, el objeto hundido en una charca cena­
cuando patentó su “microscopio de diagrama circuital revelaría indicios gosa proyectando sobre el agua una
barrido por etapas, de doble enfoque”. del modo en que opera el cerebro. Por linterna: la luz es reflejada por tantas
En los diecisiete años de vigencia de desdicha, al aplicar las técnicas de la y tan diminutas partículas que
la patente no percibió derechos ni microscopía óptica ordinaria a la iden­ resulta imposible distinguir el objeto
royalties, y no se fabricó ningún ins­ tificación de las sutiles intercone­ de su entorno.
trumento de concepción similar. xiones de las neuronas de un corte Para conseguir una represen­
Treinta años después, su método cerebral se tropieza con un grave obs­ tación nítida de un plano individual
—hoy denominado “microscopía con­ táculo técnico. de una muestra, lo ideal sería re­coger
focal”— ha prendido con fuerza y se
ha tomado la revancha, hasta conver­
tirse en uno de los progresos más nota­ 1. GRANOS DE POLEN de girasol (arriba) y de pino (serie inferior). Estos “retratos”
han sido preparados a partir de imágenes obtenidas con un microscopio confocal
bles de la microscopía óptica de nues­
de planos sucesivos de cada grano. Un ordenador digitalizó dichas imágenes —lla­
tro siglo. No está claro si el interés que madas secciones ópticas— y las combinó. Tales reconstrucciones digitales pueden
suscita ha sido encendido por el redes­ observarse en cualquier orientación; el polen de pino se muestra (de izquierda a
cubrimiento de los primeros trabajos derecha) en vista lateral, en vista lateral opuesta, girado 72 grados respecto a la
de Minsky o por la reinvención de su primera posición y desde arriba.

36 TEMAS 6
LA CIENCIA DE LA LUZ 37
2. UNA MICROCAPSULA DE POLIMERO rellena de fluido (es- integridad estructural de esta cápsula con la de otras con dife­
fera grande), de 0,1 milímetros de diámetro. La imagen se obtu­ rente composición. Se distingue la cápsula (en verde) del fluido
vo a partir de una pila de secciones ópticas, entre las que se que la llena marcando estos componentes con tintes diferentes.
contaban las esferas menores aquí mostradas. Las imágenes El análisis detallado de muchas vistas no reveló roturas en la
fueron preparadas por Matthew H. Chestnut para comparar la cápsula, pero sí ciertas fugas del fluido interior.

luz reflejada del plano de interés y tiende a encubrir la luz procedente sobre una porción mínima de la mues­
sólo desde él. Pero el material del plano de interés. tra, a la profundidad deseada. Tal
situado por encima y por debajo de proceder garantizaba que esa zona
ese plano también devuelve luz,
crean­d o imágenes borrosas. Al
mis­m o tiempo, el fenómeno de dis­
C on unas pocas modificaciones en
 el microscopio normal Minsky
minimizó la difuminación de la ima­
sería la más intensamente iluminada
del espécimen y, por tanto, la que
reflejase más luz. Igual de importante
persión puede reducir el contraste. gen y reforzó el contraste. Evitó que es que, al enfocar un área, Minsky
La dispersión se produce al incidir se produjera gran parte de la disper­ garantizaba que el resto de la muestra
la luz sobre partículas diminutas y sión; para ello hizo pasar la luz de apenas recibiría iluminación, supri­
reflejarse de ellas, incidiendo de iluminación a través de un objetivo miendo con ello la dispersión. La
nuevo en otras partículas y así hasta que enfocaba los rayos en un haz bicó­ microscopía óptica al uso iluminaría
alcanzar la superficie detectora. Las nico, cuya forma recuerda un reloj de la muestra entera y se desviaría la luz
señales producidas por esta luz des­ arena. Después llevó el foco de este incidente.
viada al azar no aportan informa­ haz (la angostura en el reloj de arena), La estrategia de enfocar la ilumina­
ción; crean un resplandor difuso que que es un punto de luz nítido e intenso, ción sobre una región circunscrita

38 TEMAS 6
3. LA RECONSTRUCCION TRIDIMENSIONAL de una neu­ anterior. La secuencia produce un film de la célula en rota­
rona es la “estrella” de esta secuencia de fotogramas. La ción. Para ver la neurona en tres dimensiones, mire con los
estructura que vemos en los sucesivos cuadros está girada ojos bizcos un par de imágenes, enfocando cada ojo en una
unos 10 grados en torno a un eje vertical con respecto a la imagen diferente.

limitaba la dispersión total. que con el punto luminoso a


Pero no impedía que la luz lo largo de líneas paralelas
fuese devuelta y dispersada inmediatas. Al final, ca­da
por el tejido iluminado una de las áreas yacentes a
suprayacente e infraya­ una profundidad dada visi­
cente a la zona de interés (el taba el haz iluminador fuer­
tejido que se encuentre den­ temente concentrado,
tro de las porciones cóni­­ enviando en secuencia una
cas del haz iluminador). señal clara a través del ori­
Gracias a un segundo ajuste ficio filtrante hasta el
Minsky impidió también de­t ector. Minsky manio­
que gran parte de esta luz braba la muestra con dos
espuria alcanzase la super­ diapasones electromagnéti­
ficie detectora; sabía que la cos de horquilla. Uno lo
luz devuelta era enfocada desplaza­b a a lo largo de
por el objetivo en un plano cada línea y el otro lo hacía
situado muy por encima de pasar de una línea a la
la muestra. Colocó en ese siguiente paralela del
plano una máscara con una plano.
abertura diminuta, que dis­
puso de modo que la luz de
retorno pasara a su través
hasta la superficie de­tectora.
P ara ver la imagen com-
 pleta de un plano, ha­cía
que la luz que atravesaba el
El resultado fue impresio­ orificio incidiera en un
nante: la señal procedente detector fotomultiplicador.
del punto iluminado pa­saba Este detector, a su vez,
íntegra a través del orificio generaba un flujo de seña­
de la pantalla y alcanzaba les eléctricas con las que se
la superficie detectora; al confeccionaba una imagen
propio tiempo, la máscara en una pantalla de larga
eliminaba casi toda la luz persistencia, tomada de un
procedente del tejido exte­ radar. Subiendo o bajando
rior al punto. Se formaba así el objetivo y repitiendo el
una imagen casi perfecta proceso de barrido, apare­
del punto, esencialmente no cía en la pantalla otro plano
perturbada por la disper­ de la muestra. La elección
sión ni difuminada por la de una pantalla grande fue
luz procedente de zonas no un error táctico. Cuando
enfocadas. Minsky les pedía a sus cole­
El problema obvio que gas que examinaran el
planteaban las dos prime­ artilugio, éstos solían tener
ras fases del método de dificultad para interpretar
Minsky era que éstas pro­ la imagen que estaban
porcionaban una imagen viendo. Como Minsky
nítida, sí, pero sólo de un de­dujo más tarde, la ima­
punto diminuto. Para pro­ 4. NEURONAS ACTIVAS (objetos coloreados) resaltadas en gen presentada era excesi­
ducir una representación este corte de tejido cerebral de un roedor. La figura es una vamente grande.
compilación, generada por ordenador, de tres imágenes confo­
del plano entero, añadió “Les mostré el microsco­
cales realizadas, con 12 segundos de diferencia, por Michael E.
una característica más: la Dailey y Stephen J. Smith. Cada punto temporal se codificó
pio confocal a muchos visi­
exploración secuencial por mediante un color, rojo primero, verde luego y por fin azul. La tantes, pero nunca parecie­
líneas, o “barrido”. Corrió la imagen nos revela que las neuronas se excitaron en instantes ron muy impresionados con
muestra poquito a poco, distintos y se mantuvieron activas durante dos de los pulsos lo que veían en la pantalla
barriendo el plano de enfo­ (así la célula amarilla) o durante los tres (blanca). de radar”, cuenta. “No caí

LA CIENCIA DE LA LUZ 39
Así funciona la microscopía confocal

L os microscopios confocales consiguen elevada resolu-


 ción en un plano seleccionado merced a tres procesos
fundamentales. En el primero, se enfoca luz (amarilla en a)
rojo en b) e infrayacentes (en naranja) del plano de interés.
Por último, la luz se traslada de una zona a otra hasta explo-
rar el plano por completo. La nitidez que esta técnica propor-
mediante una lente objetivo, creando un haz bicónico cuyo ciona resulta evidente en las fotografías al pie, obtenidas,
vértice o foco ilumina una zona de la muestra, a la profundi- respectivamente, con un microscopio tradicional (izquierda)
dad deseada. A continuación, la luz reflejada por esa área y con uno confocal (derecha). Ambas imágenes corresponden
(azul) es enfocada y concentrada en un punto, permitiéndo- a un mismo músculo de ratón, marcado por fluorescencia
sele que pase en su totalidad a través de una abertura de para resaltar los puntos que entran en contacto con una
una máscara situada frente a un dispositivo detector. Las neurona motora. Para acelerar el barrido, se incorpora un
regiones opacas que rodean al orificio de filtrado cierran el disco provisto de cientos de finos orificios, a través de los
paso a los rayos reflejados por la regiones suprayacentes (en cuales se envía y recoge la luz (c).

a PINHOLE cc
APERTURE DETECTOR
DETECTOR

ORIFICIO
FINO ESPEJO
BEAM- DES-
DOBLADOR
SPLITTING
DEL HAZ
MIRROR

FUENTE
LIGHT
LUMINOSA
SOURCE
LENS
LENTE
ESPEJO DESDOBLADOR
BEAM-SPLITTING
DEL HAZ
MIRROR

FUENTE
LIGHT b
b
LUMINOSA
SOURCE

DISCO
SPINNING
OBJECTIVE
OBJETIVO GIRATORIO
DISK

OBJECTIVE
OBJETIVO

PLANO
PLANE
DE OF
ENFOQUE
FOCUS

MUESTRA
SPECIMEN
SPECIMEN
MUESTRA

40 TEMAS 6
5. LA TEXTURA SUPERFICIAL de una pastilla (“chip”), mos­ superpuesto los barridos a tres profundidades. El nivel más
trada en una micrografía óptica normal (izquierda) y en una profundo es verde; el más alto, rojo. Se obtiene así información
imagen confocal compuesta (derecha). En esta última se han que no es posible captar en la microfotografía ordinaria.

en la cuenta hasta mu­cho después de exploren simultáneamente diferentes efectuar rápidamente observaciones
que no basta sólo con que un instru­ regiones de la muestra. Algunos de que de otra forma hubieran resultado
mento posea elevado po­der de resolu­ estos dispositivos incorporan discos sumamente caras y laboriosas. Por
ción; es preciso también que la imagen giratorios provistos de muchas aber­ ejemplo, en investigación cerebral, los
parezca nítida. Tal vez el cerebro turas, a través de las cuales pasa la sistemas de microscopios confocales
humano precise de cierto grado de luz de iluminación y la de retorno. conectados a ordenadores han resul­
compresión foveal para aplicar sus Otros equipos se valen de sistemas de tado valiosísimos para descubrir la
facultades visuales más sobresalien­ rendija, que abrevian el tiempo de estructura del sistema nervioso, y en
tes. En cualquier caso, debí haber uti­ ba­rrido iluminando líneas en vez de ellos se apoya la observación de tejidos
lizado película fotográfica ¡o cuando puntos. Las técnicas de barrido rápido cerebrales vivos.
menos, haber instalado una pantalla han permitido la observación de pla­
más pequeña!” Pero Minsky no hizo ni
lo uno ni lo otro.
nos completos de un espécimen en
tiempo real, muchas veces, directa­
mente a través de un ocular.
L a microscopía confocal se ha con-
 vertido en una aglutinación
ultrarrefinada de láseres, instrumen­

I nvestigadores y fabricantes han


 ideado muchos métodos para com­
binar las características esenciales de
Casi todos los microscopios confoca­
les modernos sacan partido de otro
avance revolucionario: el procesa­
tos ópticos, sistemas electro­mecánicos
de barrido y de procesamiento infor­
mático de imágenes. Ha dado a la
la microscopía confocal: iluminación miento digital de imágenes. Conforme microscopía la capacidad de ver el
de una pequeña porción de la muestra, un microscopio confocal barre planos interior de los objetos y de crear, casi
filtrado de la luz de retorno a través sucesivos de la muestra, produce una a voluntad, imágenes estereoscópi­
de una abertura alineada con la región pila de imágenes, cada una de las cua­ cas. El sueño de Minsky —la carto­
iluminada y barrido del espécimen. La les constituye una sección óptica; ta­les grafía microscópica de los circuitos
muestra suele permanecer quieta; en secciones vienen a ser imágenes de cerebrales— parece estar cobrando
casi todos los dispositivos es el haz finos cortes. Los programas de proce­ realidad.
luminoso el que viaja. Para acelerar samiento de imágenes no sólo regis­
la velocidad de adquisición de la ima­ tran el brillo de cada zona de cada
gen, algunos microscopios desplazan sección, sino también la ubicación de BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
el haz con espejos oscilantes, que obli­ esa área en la muestra, o sea, su loca­
An Evaluation of Confocal Versus
gan a la luz incidente en ellos a fluir lización en un plano individual (las Conventional Imaging of Biological
raudamente a través de una muestra, coordenadas x e y) así como la profun­ Structures by Fluorescence Light
que es barrida como barre el rayo elec­ didad de éste (la coordenada z). Los Microscopy. J. G. White, W. B. Amos y
trónico la pantalla de un televisor. lugares definidos mediante la ter­na de M. Fordham, en Journal of Cell Biology,
Estos espejos permiten reconstruir coordenadas se llaman “vóxeles”, equi­ volumen 105, n.o 1, páginas 41-48; julio
una imagen en menos de un segundo. valentes en tres dimensiones de los de 1987.
Tales instrumentos exigen fuentes elementos de imagen, o “píxeles” de Memoir on Inventing the Confocal
Scanning Microscope. M. Minsky en
luminosas de más brillo que las que una imagen bidimensional. Scanning, vol. 10, n.o 4, páginas 128-138;
Minsky tenía a su disposición; des­ Los programas de procesamiento de julio/agosto de 1988.
pués de todo, han de producir de cada imágenes compilan vóxeles y prepa­ High-Resolution Imaging of Synaptic
zona una señal que sea detectable casi ran con ellos reconstrucciones tridi­ Structure with a Simple Confocal
instantáneamente. Los láseres, muy mensionales de objetos microscópicos. Microscope. J. W. Lichtman, W. J. Sun-
intensos y fáciles de enfocar en zonas También manipulan vóxeles, lo que derland y R. S. Wilkinson en New Biolo-
pequeñísimas, se utilizan para este permite hacer girar alrededor de un gist, vol. 1, n.o 1, páginas 75-82; octubre
propósito. de 1989.
eje las imágenes reconstruidas y
Confocal Microscopy. Recopilación de
Para ahorrar tiempo se emplean observarlas desde todos los ángulos. Tony Wilson. Academic Press, 1990.
también múltiples puntos de luz que Gracias a esta técnica nos es dado

LA CIENCIA DE LA LUZ 41
Construcción
de un microscopio simple
C. L. Stong

L
a falta de visión de Adán, cuando dio nombre a las adquirir un microscopio, ya que la zona más extensa por
 criaturas de la Tierra (Génesis, 2:19), puso las cosas explorar está ocupada por los microorganismos. Pero la
 realmente difíciles para sus descendientes científicos.microscopía presenta para el aficionado otros atractivos
Si hubiera hecho una lista de los animales según los nom­ además del hallazgo de nuevos organismos.
braba, ¡cuán fácil sería ahora, por ejemplo, clasificar una Puede construirse en casa un microscopio útil, en menos
preparación microscópica! Tal como están las cosas, el de una hora, sin tener que desplazarse mucho para encon­
redescubrimiento y nueva denominación de los organis­ trar material de estudio. La saliva, por ejemplo, propor­
mos del mundo ha supuesto una lenta y penosa labor. ciona suficiente variedad de muestras a estudiar durante
Aristóteles conocía unos 520 animales y Teofrasto podía meses. Parece como si cuantos más organismos se hallasen
identificar aproximadamente otras tantas plantas. Gracias e identificasen, más quedasen por descubrir. El problema
principalmente a Linneo y a la invención del microscopio, de la miscroscopía no es tanto encontrar materia de estu­
nuestro catálogo actual ha aumentado hasta más de un dio cuanto desarrollar la voluntad de querer dedicarse a
millón de especies animales y como medio millón de espe­ una cosa concreta. Constantemente nos vemos tentados
cies de plantas. A pesar de lo cual el censo de la vida sobrea explorar los nuevos campos que nos abre el instrumento.
la Tierra está lejos de ser completo; nadie sabe cuántos Supongamos que alguien derrama la sal y que sus crista­
miles de especies quedan por descubrir y clasificar. les le llaman la atención. Uno empieza a pensar en la
La búsqueda para completar y ordenar la colección de cristalografía. Basta con ir hasta la cocina para encontrar
organismos constituye uno de los desafíos más agradeci­ material más que suficiente para mantener su microscopio
dos de la ciencia. Y para los aficionados a ésta, se trata ocupado durante horas, examinando la morfología cúbica
de un deporte apasionante. Se puede participar con sólo de la sal o la estructura brillante del azúcar. Una partícula
de polvo, extraída de la punta de los zapatos, pro­
porciona una amplia colección de minerales crista­
linos: cuarzo, mica, sílice, calcita.
Fragméntese un cubito de hielo en un vaso, pón­
gase un trocito sobre el portaobjetos y obsérvese
rápidamente. Los cristales aciculares se convierten
casi instantáneamente en una esfera reluciente.
Compruébese la pureza de la gota de agua resul­
tante. ¿Contiene partículas de materia en suspen­
sión o quizás organismos en estado latente?
Examínense unos granos de pimienta, ¿ha sido adul­
terada, como a veces ocurre, mediante la adición de
almidón? Si así es, se identificarán en seguida los
granos de forma ovalada. ¿Se está interesado en las
grasas? Contrastar el aspecto de una mancha de
mantequilla con un poco de grasa de carne cocida.
El interés inicial por los cristales puede ampliarse en
cuestión de minutos.
Los historiadores no están seguros de quién inventó
el microscopio. Como les sucede a muchos productos
técnicos, el instrumento parece haber evolucionado
gracias a la acumulación de diversos conocimientos,
muy entrelazados y difíciles de aislar.
La lupa más antigua de las descubiertas hasta
ahora se encontró en las ruinas de Nínive por el
arqueólogo británico Sir Austen Layard. Era una
lente planoconvexa de cris­tal de roca toscamente
pulida, que aumentaba bastante bien. Plinio el
Viejo, en el año 100 d.C., citó la “propiedad de que­
mar que tenían las lentes hechas de cristal”. Pero la
ciencia de la óptica, según se entiende moderna­
mente, no se inició hasta el siglo xiii, aproximada­
mente.
1. Construcción de una lente en forma de perla para un Roger Bacon parece haber sido el primero en suge­
microscopio de Leeuwenhoek rir sus principios. Sus escritos serían el fundamento

42 TEMAS 6
del microscopio y del telescopio; también es probable
que se le deba la invención de las gafas.
Bacon enseñó la teoría de las lentes a un amigo,
Heinrich Goethals, el cual visitó Florencia en 1285. La
información de Goethals pasó a un tal Salvina D’Armato
a través de un fraile dominico, Spina. La tumba de
D’Armato en la iglesia de Sta. Maria Maggiore lleva
la siguiente inscripción: “Aquí yace Salvina D’Armato
de los Amati de Florencia, inventor de las gafas. El
Señor perdone sus pecados. A.D. 1317.”
El microscopio simple —de una sola lente— debió
de usarse tan pronto como se inventaran las gafas, e
incluso pudo precederlas. No se sabe quién fue el
primero en utilizarlo. Sin embargo, el primero que se
sirvió de él para algunos descubrimientos importantes
fue el holandés Antoni van Leeu­wenhoek, nacido en
1632. Tras examinar algunos materiales corrientes con
un instrumento simple de lente única, que él mismo
había construido, escribió emocionado a la Royal
Society de Londres acerca de todos los increíbles obje­
tos que revelaba. 2. Microscopio de Leeuwenhoek adaptado
Descubrió “organismos culebreantes” y “gusanos” a un portaobjetos moderno
en el agua tomada del canal de su Delft natal y en
raspados de sus dientes. Tal vez su contribución más impor­ dadosamente. (El aumento de una lente de este tipo es
tante fuese la observación de los glóbulos rojos de la san­ aproximadamente igual al resultado de dividir 300 por su
gre. Leeuwenhoek no sólo identificó los eritrocitos sino diámetro en milímetros.) La calidad de las lentes así fabri­
que también realizó dibujos precisos de su forma envián­ cadas está lejos de ser uniforme; por consiguiente, debe­
dolos, junto con las mediciones de su tamaño, a la Royal rán hacerse varias y seleccionar la mejor.
Society. Puede dejarse un trozo del filamento de cristal unido a
Cualquiera que tenga algún tiempo libre puede cons­ la perla, utilizándolo luego para montar la lente en su
truirse un microscopio como el de Leeuwenhoek. Su eje­ soporte. Leeuwenhoek montaba sus lentes entre dos placas
cución es fácil y confiere al principiante una valiosa expe­ de latón, en las que había practicado un orificio. Pero a mí
riencia en la preparación y manejo de los especímenes. me ha resultado más cómodo no perforar más que una
Los materiales necesarios son una varilla de cristal, cor­ta placa y pegar a ella la pieza de cristal por su vástago, con
y delgada; una lámina metálica, por ejemplo de hierro o la perla ocluyendo el agujero. El agujero tiene que ser un
latón, de unos 2,5 × 7,5 cm y de 1,5 mm de espesor; dos poco menor que la perla, para que no se escape la luz por
tornillos pequeños con las correspondientes tuercas; un los bordes de la lente, cosa que disminuiría el contraste de
tubo de pegamento de secado rápido y un poco de la imagen. La lente se fija a la placa con el pegamento.
ce­lofán. La distancia focal de esta lente minúscula es muy corta,
En cuanto a la varilla de cristal, bastará una de vidrio lo que significa que el portaobjetos sobre el que se monte
incoloro y transparente, de las utilizadas para agitar líqui­ el espécimen tiene que hallarse muy cerca de ella, a veces
dos en los laboratorios. Se pasa el centro de la varilla por casi tocándola. Para enfocar su microscopio y situar la
la llama de un mechero Bunsen o de un fogón de la cocina, muestra en la posición correcta, Leeu­wenhoek utilizaba
introduciéndola poco a poco en la llama para evitar las un conjunto de tornillos que movían una punta de metal,
fuerzas creadas al calentarla bruscamente, que causarían que servía de portaobjetos. Yo he sustituido la punta metá­
su rotura. El centro se pone rápida­ lica por un trozo de celofán, pegado
mente al rojo vivo y se torna malea­ al mecanismo de ajuste. Las mues­
ble. tras se adhieren al celofán.
Retirar rápidamente la varilla del Por desgracia, el microscopio de
fuego y estirarla, lo que producirá Leeuwenhoek carece de la como­
un filamento del grosor de un cabe­ didad de observación de los instru­
llo y de unos 60 cm de longitud. mentos modernos. Para ver la ima­
Una vez enfriado, se rompe un gen aumentada hay que acercar
fragmento, de unos quince centí­ mucho el ojo a la lente. Roger
metros, de la parte media del fila­ Hayward diseñó un modelo mejor,
mento. en el que se emplean un portaob­
Un extremo de este hilo vuelve jetos clásico, un espejo para gober­
a ponerse despacio en contacto con nar la luz y un control del enfoque
la llama. Se volverá incandescente más práctico. Estas modificaciones
casi en el acto, formándose una hacen más cómodo el manejo del
pequeña perla. Se sigue introdu­ instrumento, pero no evitan que
ciendo el filamento en la llama haya de acercarse el ojo a la
hasta que el diámetro de la perla lente.
sea como de 1,5 mm. Si se tiene en cuenta su primiti­vo
La lente del microscopio ya está diseño, la cantidad de detalles que
terminada. El aumento de la muestra el microscopio de Leeu­­
pequeña perla será de unos 160 3. Reproducción de uno de los microscopios wen­hoek es asombrosa. Se supone
diámetros, si se ha preparado cui­ fabricados por Van Leeuwenhoek que Leeuwenhoek consiguió traba­

LA CIENCIA DE LA LUZ 43
jar con perlas más pequeñas, que daban mayores aumentos, sita ninguna máquina especial para cortar, pues una simple
pero pronto aprendió a valorar más la resolu­ción que la hoja de afeitar sirve para muchos tipos de muestras.
ampliación, utilizando el aumento más bajo posible. Una Cuando un organismo es completamente transparente,
imagen grande, pero borrosa, no ofrece ninguna ventaja a veces es necesario colo­rearlo o colocarlo dentro de una
sobre otra pequeña y también borrosa. substancia refractora de la luz. El proceso de tinción es un
Leeuwenhoek dictó, por lo menos, otra lección funda­ arte en sí mismo, ya que siempre se produce una alteración
mental, a saber, la de la importancia de preparar cuida­ química del organismo. Hay colorantes que afectan a una
dosamente los objetos para su examen microscópico. parte determinada de la célula, pero no a otras. Utilizando
Como escribiera el matemático Robert Smith en el si­glo diferentes productos químicos se puede teñir el núcleo de
xviii en su obra Compleat System of Optiks, “tampoco debe­ un color y el citoplasma que lo rodea de otro.
mos olvidar una habilidad en la que él [Leeuwenhoek] Hay muchas bacterias que sólo pueden distinguirse unas
sobresalió muy particularmente, la de preparar sus muestras de otras por la forma en que captan un determinado
de la mejor manera para ser observadas con el microsco­pio; colorante; ésta es la base, por ejemplo, de su clasificación
y estoy seguro de que cualquiera que examine algunas de en “grampositivas” y “gramnegativas”.
estas mismas muestras a través de estas lentes, quedará La preparación de muestras para el microscopio ha ori­
satisfecho. Por lo que a mí respecta, he encontrado mucha ginado su propia literatura especializada, con volúmenes
dificultad en este punto, observando diferencias muy apre­ enteros dedicados a temas tales como las técnicas de dese­
ciables entre los detalles de la misma muestra preparada cación, la limpieza, el blanqueado para eliminar los pig­
por mí y la preparada por el señor Leeuwenhoek, observa­ mentos que perturban la visión, los métodos de flotación
das con lentes de calidad muy parecida”. de muestras en medios líquidos, la selección de cubreob­
Desde la época de Smith, generaciones enteras de fabri­ jetos con propiedades ópticas que concuerden con las del
cantes de portaobjetos han desarrollado técnicas para la instrumento o el pulido y ataque de las superficies metá­
preparación de muestras, tan fascinantes casi como el licas para revelar su estructura cristalina. Procesos todos
manejo del propio microscopio. Algunas muestras grandes, ellos que resultan casi tan numerosos y variados como los
como la raíz seca de un cabello o una pulga muerta proce­ objetos que desfilan bajo la lente del instrumento.
dente de un perro, no requieren otra preparación que la de Después de haber construido y utilizado un aparato de
colocarlas sobre un portaobjetos con una pizca de bálsamo Leeuwenhoek, es muy probable que se quiera progresar.
del Canadá, o algún otro englobante para preparaciones, y Un microscopio compuesto clásico ahorrará mucho
cubrirlas con un delgado cristal. Los objetos diminutos, como esfuerzo visual. Debe ser un instrumento de buena calidad,
los glóbulos rojos de la sangre, pueden verse bastante bien capaz de mostrar detalles pequeños. Sus aumentos serán
si se extienden con cuidado sobre un portaobjetos y se pro­ acordes con la capacidad del principiante. Los objetivos
tegen con un cubreobjetos. Pero los que son gruesos y opa­ de muchos aumentos suelen resultar decepcionantes, ya
cos, los que son transparentes y los que contienen agua en que su buena utilización requiere destreza.
su estructura requieren un tratamiento especial.
Cuando se quiere estudiar el interior de una muestra,
hay que cortar su parte superior o, si es transparente, hay
BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
que iluminarla por debajo. Algunas muestras requieren
secciones muy finas. Hay aparatos para cortar, llamados The Leeuwenhoek Legacy. B. J. Ford. Biopress and Farrand
microtomos, que pueden cortar tejidos congelados o inclui­ Press. 1991.
Van Leeuwenhoek, l’exercice du regard. Ph. Boutibonnes.
dos en cera en secciones casi tan finas como la longitud de Belin. París.
las ondas luminosas. Además de resolver el problema de Manual de microscopía. M. Locquin y M. Langeron. Labor.
la iluminación, los cortes finos aclaran la imagen, ya que Barcelona, 1985.
el microscopio aumenta en todas direcciones. No se nece­

INVESTIGACION Y CIENCIA DISTRIBUCION PUBLICIDAD


DIRECTOR GENERAL Francisco Gracia Guillén
para España: GM Publicidad
EDICIONES José María Valderas, director Francisca Martínez Soriano
ADMINISTRACIÓN Pilar Bronchal, directora MIDESA Menorca, 8, semisótano, centro, izquierda.
PRODUCCIÓN M.a Cruz Iglesias Capón Carretera de Irún, km. 13,350 28009 Madrid
Bernat Peso Infante (Variante de Fuencarral) Tel. (91) 409 70 45 – Fax (91) 409 70 46
Carmen Lebrón Pérez 28049 Madrid Tel. (91) 662 10 00
SECRETARÍA Purificación Mayoral Martínez Cataluña y Baleares:
EDITA Prensa Científica, S. A. Muntaner, 339 pral. 1.a Miguel Munill
08021 Barcelona (España) para los restantes países:
Muntaner, 339 pral. 1.a
Teléfono (93) 414 33 44 - Telefax (93) 414 54 13 Prensa Científica, S. A. 08021 Barcelona
SCIENTIFIC AMERICAN Muntaner, 339 pral. 1.a – 08021 Barcelona Tel. (93) 321 21 14
EDITOR IN CHIEF John Rennie
Teléfono (93) 414 33 44 Fax (93) 414 54 13
BOARD OF EDITORS Michelle Press, Managing Editor;
Philip M. Yam, News Editor; Copyright © 1996 Prensa Científica S. A. Muntaner, 339 pral. 1.a 08021 Barcelona (España)
Ricki L. Rusting, Timothy M. Beardsley,
Associate Editors; John Horgan, Senior Writer; Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte por ningún medio
Corey S. Powell, Electronic Features Editor; mecánico, fotográfico o electrónico, así como cualquier clase de copia, reproducción, registro o
transmisión para uso público o privado, sin la previa autorización escrita del editor del libro.
W. Wayt Gibbs; Kristin Leutwyler; Madhusre
Mukerjee; Sasha Nemecek; David A. Schneider; ISSN: 1135-5662
Gary Stix; Paul Wallich; Glenn Zorpette; Dep. Legal: B-32.350-1995
Marguerite Holloway, Contributing Editors.
PRODUCTION Richard Sasso Filmación y fotocromos reproducidos por Scan V2, S.A., Avda. Carrilet, 237 – 08907 l'Hospitalet (Barcelona)
CHAIRMAN AND CHIEF EXECUTIVE OFFICER John J. Hanley Imprime ROTOCAYFO, S.A. Ctra. de Caldes, km 3-Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona)
PUBLISHER Joachim P. Rosler Printed in Spain ­­- Impreso en España

44 TEMAS 6
Coherencia óptica
María Luisa Calvo Padilla

Esta importante propiedad física está asociada a las fuentes de radiación


luminosa y a los fenómenos producidos por su interacción y propagación.
¿Sobre qué fundamento descansa?

L
a luz desempeña un papel prin- tría de neutrones, que origina nuevos encuentre en ese campo se verá some-
 cipal en nuestra existencia. Es campos de la física interconectados tida a la acción de una fuerza. Estamos
 un fiel mensajero que nos re­vela entre la óptica clásica y la física de hablando del concepto de campo clá-
múltiples aspectos de la vida en el partículas: la óptica de neutrones. sico. En los fenómenos que describa-
planeta y su entorno. Cuanto mejor Si bien los primeros interferóme- mos sobre interacción luz-luz y luz-
conozcamos su naturaleza, mejor com- tros de neutrones construidos en 1962 materia no tendremos en cuenta los
prenderemos el universo del que for- producían una baja calidad en la visi- aspectos relativistas, según los cuales
mamos parte. Nos proponemos anali- bilidad de las franjas de interferen- la interacción no puede darse en cual-
zar aquí uno de los aspectos más cias, posteriores técnicas basadas en quier instante de tiempo. Ex­plo­ra­
sutiles de la luz: la información implí- la reflexión de Bragg por cristales de remos la naturaleza de los campos
cita que lleva sobre las fuentes que la silicio mejoraron bastante los resulta- electromag­néticos clásicos para aden-
generan. Nos interesará también su dos. Uno de estos experimentos, de- trarnos luego en algunas de sus carac-
capacidad de interaccionar consigo sarrollado en 1975 por el grupo de terísticas a la hora de analizar el ori-
misma al propagarse a partir de la Samuel A. Werner, se fundamentaba gen, propagación e interacción de los
fuente de emisión, dando lugar a los en la puesta a punto de un dispositi­vo campos de luz.
fenómenos de interferencia. topológicamente análogo al interferó- August Fresnel, físico francés, puso
La luz nos informa acerca de la metro de Mach-Zender, donde se opera de manifiesto en 1814 la naturaleza
naturaleza de los obstáculos con los con un separador de haz. A grandes ondulatoria y transversal de la luz
que interacciona cuando encuentra a rasgos, consiste en hacer incidir un mediante experimentos que produ-
su paso elementos materiales de muy haz de neutrones sobre un cristal de cían interferencias, difracción y pola-
diversa índole, tamaño y geometría, silicio, que actúa de separador, de rización. Para interpretar sus resul-
originando lo que se conoce como manera que la red cristalina debe tados, Fresnel supuso que estas ondas
difracción por objetos rígidos. reflejar este haz bajo un ángulo par- se mantenían en un medio impercep-
Los fenómenos de interferencia y de ticular cuyo valor depende de la lon- tible, el éter. Fresnel imaginó la luz a
difracción constituyen el fundamento gitud de onda del haz de neutrones y la manera de un vector que represen-
de la formación de imágenes en instru- de la distancia entre planos de la red tara un desplazamiento (propagación)
mentos ópticos: telescopios, microsco- cristalina. A este ángulo se le conoce en este medio ideal. En el siglo xix se
pios, cámaras fotográficas, etc. como ángulo de Bragg. Trabajando en suponía que el éter constituía un
Aplicaciones importantes de estos estas condiciones se refuerza la ener- medio elástico, o fluido, donde se gene-
fenómenos son también la espectros- gía reflejada y mejoran notablemente raban y propagaban las vibraciones.
copía como método de análisis espec- las mediciones. Este y otros experi-
tral de fuentes de luz, tanto en su ver-
tiente de espectroscopía interferencial
como de espectroscopía por transfor-
mentos han puesto de manifiesto que
las leyes que rigen la interacción de
haces de neutrones son las mismas
C ontra la teoría del medio elástico
 operaba la naturaleza transver-
sal de la luz, es decir, las vibraciones
mación de Fourier, que permite obte- que las de los campos macroscópicos. que genera son siempre perpendicula-
ner el espectro de potencia de una Mas, para entender bien estos méto- res a la dirección que marca el movi-
fuente. Se diría que la luz encierra en dos y experimentos obtenidos de la miento de las ondas. No existen ondas
su estructura una suerte de código del interacción de la luz con la materia, de luz longitudinales. Lo comprobó ya
que pueden extraerse importantes de la interacción de la luz consigo otro físico francés, Etienne-Louis
datos acerca de su propia naturaleza misma o con haces de partículas, Malus, en 1808. Malus observó que, si
y la estructura de la materia. hemos de conocer de antemano la un haz de luz blanca incide con cierto
Los fenómenos de interferencia y naturaleza de la radiación y las con- ángulo sobre la superficie pulida de
difracción fundamentan los principios secuencias que de ella se derivan. un vidrio, después de reflejada se con-
básicos de la holografía y sus ramas Para ello hay que introducirse en el vierte en luz plano polarizada, es
de aplicación más específicas, como la concepto de campo. decir, toda la luz vibra perpendicular
metrología y la interferometría En mecánica clásica, todos los fenó- a la dirección del haz, como si estu-
ho­lográfica. Estas técnicas se están menos que llevan asociada interacción viera contenida en un plano de pola-
ampliando a métodos interferométri- de partículas se describen me­diante rización perpendicular a la dirección
cos que hacen uso no de luz visible, campos de fuerza. Cuando una partí- de avance.
sino de partículas elementales, entre cula actúa sobre una segunda, crea un Pero hasta 1864 J. Clerk Maxwell
los que cabe destacar la interferome- campo; cualquier otra partícula que se no dio la primera explicación satisfac-

46 TEMAS 6
toria al proponer una teoría que pre- que haya polos magnéticos libres o en un continuo; la electricidad, el
sentaba un doble requerimiento: las monopolos. magnetismo y la óptica se fundieron,
vibraciones de la luz son estrictamente Las cuatro ecuaciones maxwellia- a su vez, en una sola ciencia.
transversales y existe una conexión nas no dan directamente la magnitud
entre luz y electromagnetis­mo. Max­
well expresó los resultados de su tra-
bajo teórico en cuatro ecuaciones, que
del campo electromagnético, sino la
proporción en que varía el campo eléc-
trico en las tres direcciones del espa-
L as ecuaciones de Maxwell caracte-
 rizan la propagación de un campo
óptico en el espacio libre, sin restric-
llevan hoy su nombre. Su desarrollo cio. En general, admitiremos que el ciones por lo que se refiere a las dimen-
estaba basado en los resultados de las campo electromagnético es la super- siones idealmente infinitas del medio
investigaciones llevadas a cabo por posición de un campo eléctrico y un en el que se propaga. Pero si este me­dio
Hans Christian Oersted, Michael campo magnético. Estas ecuaciones tiene unas dimensiones y una geome-
Fa­raday y Joseph Henry en experi- fundamentales conducen a dos que tría determinadas (por ejemplo, esfé-
mentos que demostraron la inducción describen la propagación, y en las cua- rica, cilíndrica, etc.), hemos de intro-
electromagnética, que vincula la elec­ les la velocidad de las ondas propaga- ducir la condición de contorno.
tricidad con el magnetis­mo. das en el éter se calcula sucesivamente Si descomponemos idealmente el
La primera ecuación de Maxwell en términos de magnitudes eléctricas campo en dos direcciones, una perpen­
establece que un campo magnético (unidades electrostáticas) y unidades dicular y otra tangencial a la superfi-
puede ser inducido por la existencia electromagnéticas (basadas en el cie que marca la discontinuidad, la
de cargas libres (electrones) en movi- magnetismo). La determinación expe- conservación del flujo de energía a
miento. La segunda ecuación, equiva- rimental de esta velocidad conduce al través de la superficie requiere la con-
lente y recíproca de la anterior, des- valor numérico c, que representa la servación de ambas componentes. De
cribe la inducción de una corriente velocidad de la luz en un medio con esta manera añadimos al campo elec-
eléctrica en presencia de un campo propiedades máximas de transmisión tromagnético una condición adicional,
magnético variable, fenómeno obser- y mínimas de absorción, el vacío. Este la de comportarse como un campo con-
vado experimentalmente por Faraday resultado supone la confirmación de servativo. Teóricamente, se tendría
(ley de inducción). La tercera ecuación las ideas de Maxwell sobre la natura- aquí una descripción completa de la
expresa la ausencia de cargas eléctri- leza electromagnética de la luz. A par- propagación de un campo clásico.
cas libres en el vacío; finalmente, la tir de estos experimentos las dos posi- Queda, sin embargo, por considerar
cuarta establece la imposibilidad de bles naturalezas del éter se fundieron un factor importante. Los campos

1. MOTEADO LASER. Cuando observamos un fenómeno de coherente con las microdeformaciones de la superficie de la
difracción producido por la interacción de un haz láser de diapositiva. Ha ocurrido, en efecto, un fenómeno de dispersión
helio-neón con una diapositiva, provocamos un moteado láser. múltiple aleatoria, esto es, un proceso estadístico originado
Este fenómeno, el granulado que cubre todo el fondo de la por las condiciones de coherencia espacio-temporal de la
figura, se debe a la interacción múltiple del haz altamente fuente así como de la estructura del objeto.

LA CIENCIA DE LA LUZ 47
2. EVOLUCION en la calidad de las franjas de interferencia, ciones mecánicas. El movimiento de toda la estructura, esto
en esta secuencia de fotografías obtenidas en un interferóme- es, la suma de armónicos a distintas frecuencias, destruye las
tro de Michelson, cuando se provocan artificialmente vibra- condiciones de coherencia. Al cesar las oscilaciones espurias,

ópticos llevan asociadas frecuencias trabajo el uso de la teoría escalar en tación compleja es una función expo-
de oscilación muy altas (1014 hertz, o óptica. Demostraron que la justifica- nencial.
ciclos por segundo); significa ello que ción de una teoría escalar para la pro- La representación tanto vectorial
los detectores clásicos no pueden pagación del campo electromagnético como escalar de una onda está sujeta
medir las magnitudes asociadas a los guarda relación directa con el con- a dos parámetros fundamentales: la
valores reales del campo eléctrico y el cepto de medida. Así, la cantidad amplitud y la fase. Podemos asociar el
campo magnético. Para establecer observable en un fenómeno óptico es concepto de amplitud a una función
una medida válida hemos de tomar un la irradiancia (densidad de energía que da cuenta de la energía que trans-
promedio temporal del vector de por unidad de superficie), una magni- porta la onda. Matemáticamente, el
Poynting asociado al flujo de energía. tud escalar. módulo al cuadrado de la amplitud
(Este vector, que toma su nombre del compleja corresponde a la intensidad,
físico Henry Poynting, define la direc-
ción de propagación de la energía per-
pendicular al plano formado por el
S e puede obtener una descripción
 completa de fenómenos de difrac-
ción, interferencia y propagación con
que es la magnitud escalar que regis-
tran los detectores de radiación. Estos
valores de la energía se miden en uni-
vector eléctrico y el vector magnético.) una teoría escalar en términos de dades radiométricas derivadas de uni-
Este promedio debe tomarse en inter- magnitudes observables. Para justifi- dades eléctricas, expresadas en watts
valos de tiempo grandes, comparados car esta descripción, se supone que el por metro cuadrado.
con los períodos de oscilación del campo vectorial, E(t), sólo se identi- Si volvemos a la representación
cam­p o óptico. Y se hace necesario fica con una única componente escalar compleja de la onda escalar y toma-
estable­cer una relación entre el pro- V(t). Pero ello no es suficiente. En la mos el módulo cuadrado, observamos
medio temporal del vector de Poynting teoría escalar de la coherencia se que se ha producido una pérdida de
y la distribución de la intensidad aso- define una relación directa entre las información acerca de los parámetros
ciada a un campo conservativo. cantidades cuadráticas de las varia- que la caracterizan. Aunque se obtie­ne
¿Cómo justificar físicamente la bles que representan el campo. Esta la intensidad, se ha perdido la
ne­cesidad de operar con campos esca- relación se establece como una corre- in­formación relativa a la fase, es decir,
lares? Al considerar un campo escalar lación cruzada entre dos componentes a la naturaleza oscilante de la onda.
se obvia un importante fenómeno aso- vectoriales del campo electromagné- Por tanto, los detectores de radiación
ciado a la naturaleza vectorial de la tico. Al resultado de esta operación se habituales (sistema visual de verte-
luz: la polarización. En un tratamien­to le conoce como matriz de coherencia brados e invertebrados, fotomultipli-
escalar se trabaja con una sola com­ mutua. Sus cuatro elementos son cadores, placas fotográficas y toda la
ponente, ya sea del campo eléctrico o magnitudes escalares independien­ gama de detectores que basan su fun-
del magnético. Por ejemplo, si de las tes que pueden ser medidas física- cionamiento en el efecto fotoeléctrico)
tres componentes del vector eléctrico E mente, ya que son proporcionales a la son detectores cuadráticos: no dan
para las tres direcciones del espacio irradiancia del campo electro­magné­ cuenta de las oscilaciones del campo
(Ex, Ey y Ez) tomamos Ex, quiere decir ti­co. De esta forma, el uso de la teoría emitido por una fuente, sino sólo del
que la energía del campo fluye en un escalar se puede justificar diseñando porcentaje de energía transportado.
plano perpendicular a la dirección x. experimentos en los cuales los fenó- Para cuantificar la fase no basta con
Fuera de ese plano no habrá radiación menos de interacción de la radiación utilizar un fenómeno de propagación.
o flujo de energía. La aplicación de una no induzcan mezclas de componentes Hay que realizar una operación más,
teoría escalar simplifica considerable- del campo vectorial E(t) y en los cuales la suma de dos ondas al menos; es lo
mente la complejidad de trabajar con no se hace necesario describir la pola- que conocemos como fenómenos de
vectores de tres componentes. rización del campo. La representación superposición de ondas. Imaginemos
Conduce, además, a interesantes más sencilla de V(t) es una función una piscina olímpica donde se dispo-
resultados, válidos para explicar fenó- sinusoidal o cosinusoidal que denota nen a saltar dos nadadores. El agua de
menos de interacción de radiación. En su condición de campo oscilante como la piscina forma una superficie sin
1970, Arvind Marathay y George onda periódica en el tiem­po y en el ninguna perturbación. En un primer
Pa­rrent analizaron en un interesante espacio. Su correspondiente represen- cuadro, los nadadores saltan y llegan

48 TEMAS 6
nada frecuencia. Si el conjunto de áto- observador no podrá predecir en el
mos emite en fase y a la misma frecuen- tiempo el comportamiento de este tren
cia, es decir, síncronamente, de ondas. Se entiende, pues, que el
obtendremos una fuente macroscópica observable tenga la particularidad de
perfectamente monocromática y con un poder ser predeterminado en el
grado de coherencia máximo (máximo tiempo; es decir, podemos predecir su
reforzamiento de la energía). evolución temporal.
En la naturaleza no existen fuentes
de luz capaces de emitir radiación con
una sincronización perfecta. En las
estrellas, por ejemplo, la asincronía de
E l comportamiento matemático de
 la fase dista mucho de ser trivial.
Se requieren unas herramientas mate-
su emisión de radiación es tal, que máticas que presenten determinadas
deberíamos considerarlas fuentes que propiedades, puesto que se trata de
emiten radiación incoherentemente. representar una magnitud compleja.
La radiación solar se caracteriza por Según estableció E. C. George Su­dar­
su alto grado de incoherencia. shan, podemos representar la fase
De entre las fuentes disponibles, como una función de distribución de
reaparecen las franjas. En general, las sólo hay una que se aproxima mucho probabilidades, por una distribución
mesas de trabajo para interferometría
láser son antivibratorias.
al comportamiento síncrono, y es la gaussiana por ejemplo. La representa-
fuente láser. Diremos de ella que ción de una magnitud en el plano com-
po­see un grado de coherencia máximo. plejo nos lleva a hablar del fasor, que
al agua en el mismo instante. Co­mien­ Aunque su monocromaticidad tampo­co describe, en cada instante, el pun­to del
zan a nadar a braza formando cada es perfecta, sus átomos emiten en una espacio donde se encuentra la pertur-
uno surcos o perturbaciones sobre la banda de frecuencias espectrales muy bación. Por ejemplo, el fasor de una
superficie del agua, como ondas esfé- estrecha; la anchura media de su onda exponencial avanza como un
ricas. Los deportistas crean perturba- espectro es casi inapreciable, por lo “sacacorchos”, o po­dría materializarse
ciones síncronas, y ambas están en que su monocromaticidad también es como un “muelle”, capaz de deformarse
fase. Si observamos la superficie del máxima. Vemos, pues, que un método en el tiempo dependiendo de su grado
agua, las dos ondas al superponerse de cuantificar la fase se basa en la de coherencia.
forman depresiones (superposición medida del grado de coherencia de las La magnitud que define el grado de
destructiva) y puntos máximos de fuentes que emiten la radiación. En coherencia de una fuente emisora de
avance de la perturbación (superposi- términos más rigurosos, la física radiación es un escalar análogo al
ción constructiva): estamos ante un matemática enuncia que la fase per- campo vectorial en términos de obser-
fenómeno interferencial. La onda tenece al espacio de los números y es, vables. La correlación temporal de dos
resultante se distribuye en mínimos por tanto, un observable, aunque no campos vectoriales medida en un
(puntos donde la energía se anula) y en valor absoluto sino
máximos (puntos donde la energía se relativo, como diferen-
refuerza). cia de fases.
Para tener una idea

S upongamos un segundo cuadro. De


 nuevo sobre la superficie perfecta
del agua se van a lanzar los nadado-
intuitiva de observable
se hace necesario
re­currir a una escala de
res. Pero ahora no lo hacen en el tiempos. Imaginemos
mismo instante; uno de ellos salta un fenómeno de super-
décimas de segundo antes que el otro. posición de varios tre-
Las perturbaciones que forman ambos nes de onda que emiten
nadadores son asíncronas, es decir, no a distintas frecuencias.
hay coincidencia en las fases, y ya no El tren de ondas resul-
observaremos el fenómeno de máxi- tante aparecería como
mos y mínimos, sino unas figuras dis- periódico para un obser-
torsionadas. Al no haber coincidencia vador cuya escala de
temporal en las fases, no se producen tiempos fuera mayor
las interferencias. que un período de la
Sustituyamos a los deportistas por oscilación. Pero si la
átomos de una fuente, de modo que observación se hace en
cada uno emita energía en la forma de una escala de tiempos
un fotón o cuanto de luz a una determi- inferior al período, el

3. COMPARACION de tipos de franjas de interferencias producidas


por un interferómetro de Michelson (arriba) con luz blanca, a la iz-
quierda, y con una lámpara de vapor de mercurio, a la derecha. La
visibilidad es máxima ya que sólo está asociada a una longitud de
onda (línea lambda, de 550 nanómetros) del espectro de la fuente de
mercurio. En las franjas inferiores se observa un mayor detalle en
la estructura fina del espectro y la anchura de banda. Ello es debido
a que las interferencias se han producido en un interferómetro de
Fabry-Perot. En general, la visibilidad de las franjas es proporcional
al grado de coherencia de la fuente.

LA CIENCIA DE LA LUZ 49
50 TEMAS 6
intervalo finito de tiempo se repre- función de coherencia mutua se vio el dio. Si los campos que genera son impu-
senta matricialmente como la matriz interés de analizar la situación en que ros, en cada franja se observará una
de coherencia. La llamada función de ésta puede representarse como pro- distribución de colores. Esta distribu-
coherencia mutua es la traza (o diago- ducto de dos funciones independien- ción cromática se repetirá periódica-
nal) de esta matriz. Así, en experimen- tes. En 1961, Leonard Mandel esta- mente y creará una figura de interfe-
tos que conllevan correlación de cam- bleció las condiciones de validez de rencia donde aparece un mapa
pos ópticos, el observable está dicha representación. Y así se com- cromático repetitivo, que no debe con-
relacionado con esta función, la cual a probó que, a partir de dos haces de luz fundirse con las franjas coloreadas que
su vez está directamente relacionada “espectralmente puros” (con función se observan al descomponerse la luz
con la medida de la irradiancia. La de coherencia reducible), se obtenía blanca por la dispersión. Lo que define
función de coherencia mutua es, pues, otro haz “espectralmente impuro” (con a un campo espectralmente impuro es
la magnitud escalar que conecta con función de coherencia no reducible). la periodicidad con que aparecen las
el campo vectorial. No deja de ser, sin En efecto, tomemos dos haces de luz franjas coloreadas.
embargo, un hecho sorprendente el con idénticas propiedades. Si los Hasta aquí, hemos venido enten-
que, si bien la luz tiene naturaleza recombinamos o superponemos para diendo el concepto de coherencia vin-
vectorial, el tratamiento de algunos producir interferencias, y el haz resul- culado a la capacidad de una fuente
fenómenos ópticos considerando la luz tante reproduce las características de de radiación para producir fenómenos
como campo escalar conduce a res- los espectros individuales de ambos interferenciales. Pero ya en 1956
puestas correctas con respecto a las haces sin recombinar, diremos que el Handbury Brown y Richard Twiss
medidas de irradiancia. campo resultante es espectralmente descubrieron que los fotones, o cuan-
No es fácil establecer una relación puro. Si no se cumple esta propiedad, tos de luz, aislados e independientes,
o identificar la magnitud escalar uti- entonces se comportan como espec- interferían y podían detectarse simul-
lizada en la descripción de estos fenó- tralmente impuros. táneamente, lo que llevó a la revisión
menos con las componentes del vector del concepto clásico de coherencia; así
eléctrico E(t). Para que exista tal iden-
tificación se requiere que los fenóme-
nos ópticos no presenten cambios en
D esde el punto de vista matemá-
 tico, la función que representa la
correlación entre dos campos cumple
nació la idea de que la correlación
entre fotones es de naturaleza esta-
dística, lo que posibilitaba medir la
los estados de polarización. Por ejem- unas propiedades particulares, si hay correlación entre fluctuaciones de la
plo, la descripción propuesta no sería pureza espectral. Para describir la intensidad entre dos puntos diferen-
válida para fenómenos de difracción pureza consideraremos un producto tes del espacio.
de luz por un cristal en cuya estruc- de dos funciones. Una función indica ¿Con qué probabilidad se localizan
tura haya realojamiento de iones al el grado de correlación para la fuente los fotones que interactúan en el espa-
paso de la radiación y consecuente- luminosa con una anchura de banda cio y en el tiempo? ¿Hasta qué grado
mente variaciones en los planos de muy estrecha (fuente cuasimonocro- sabemos que el fenómeno será obser-
polarización de la luz modulada den- mática), y está asociada a la coheren- vable? La naturaleza dual de la luz
tro del cristal. cia temporal. La otra función, que como onda-corpúsculo nos re­cuerda
En resumen, puede establecerse una multiplica a la anterior, constituye que existe una relación de indetermi-
teoría escalar para describir fe­nómenos una función de correlación que repre- nación entre las imprecisiones asocia-
ópticos de difracción, interferencia y senta el grado de correlación para un das al número de fotones y a la fase de
propagación, mediante la factorización intervalo de tiempo dado (asociada a la onda electromagnética. En ese
de la función de coherencia mutua. la coherencia espacial). En estas con- marco cuántico, la coherencia óptica
Pero dicha factorización implica una diciones se dice que la función de es el conjunto de propiedades de corre-
monocromaticidad total de la fuente, correlación es reducible. lación estadística entre los elementos
algo imposible en física. Habrá, pues, Podemos evaluar el grado de pureza de los campos ópticos.
que introducir artificialmente algunas espectral realizando mediciones en un La primera comprobación llevada a
condiciones de incoherencia. espectroscopio. El análisis de las fran- cabo por Brown y Twiss encontró inte-
Desde los comienzos del estudio de jas aisladas nos dará una idea de la resantes aplicaciones en astrofísica y
las propiedades matemáticas de la composición es­­pectral de la luz de la radioastronomía. Más tarde, desarro-
fuente en estu- llaron el interferómetro estelar de

4. SECUENCIA DE FRANJAS de interferencia, obtenida en un


interferómetro que opera por división del frente de ondas. En
ellas se observa otro fenómeno de interés para la cuantifica-
ción de la coherencia de una fuente: su grado de coherencia
espacial. Para realizar el experimento, se sitúa delante de la
fuente (lámpara de sodio) un rendija estrecha de anchura
variable. A continuación, el biprisma divide la luz en dos
frentes que, al superponerse, dan lugar a las interferencias.
Si ahora vamos abriendo progresivamente la rendija se obser-
va en las siguientes que disminuye la visibilidad. Si seguimos
abriendo la rendija llegará un momento en que la visibilidad
es nula (no hay franjas), pues habremos llegado a una anchu-
ra tal, que la fuente ha perdido su grado de coherencia espa-
cial. Cuanto más puntual sea la fuente, mayor será la visibili-
dad de las franjas de interferencia que se producen. El único
cero de visibilidad corresponde a la última observación. Al
ser la fuente cuasimonocromática no se obtienen mínimos
intermedios de visibilidad cero. En este experimento, y en el
de la figura 5, nos ha ayudado Alberto Varela Vargas.

LA CIENCIA DE LA LUZ 51
mico. La probabilidad de encontrar el
sistema en cierto estado de radiación
sigue una ley de Gauss.
Tales fuentes de distribución gaus-
siana son estacionarias. Dicho de otro
modo, nuestro conocimiento de las
mismas no depende del origen de
tiempos elegido al realizar una obser-
vación o detectar la radiación que emi-
ten en un proceso de correlación, sino
sólo de la diferencia entre pares de
instantes.
Por ser estacionarias y hallarse
sometidas las fuentes naturales de
radiación óptica a fluctuaciones muy
rápidas, la correlación entre campos
acontece en un tiempo de detección
brevísimo, inferior incluso al tiempo
de respuesta mínimo de un detector
clásico. Estos detectores miden valo-
res medios de emisión, lo que obliga a
realizar múltiples medidas correspon-
dientes al mismo experimento, es
decir, a la misma distribución, para
alcanzar cierto grado de certeza. Se
trata de conseguir una media de con-
5. LONGITUD FINITA de los trenes de onda luminosos emitidos por una fuente; en junto, que en el caso particular de
este caso se trata de una lámpara de sodio a baja presión que emite con un espectro
campos estacionarios puede susti-
cuya línea espectral más energética es de 589 nanómetros, y que corresponde al
doblete amarillo anaranjado. El interferómetro de Michelson (arriba, a la izquier-
tuirse por medidas tomadas en inter-
da) tiene un tornillo micrométrico que actúa sobre uno de los espejos. En la posición valos de tiempo fijos.
inicial, cuando los caminos ópticos recorridos entre los dos brazos del interferóme- La descripción clásica de la cohe-
tro están compensados, la visibilidad de las franjas es máxima. Si desplazamos el rencia está, pues, ligada a la natura-
espejo móvil por medio del tornillo, se observa una disminución progresiva en la leza de las fuentes y a los instrumen-
visibilidad de las franjas hasta una posición entre los espejos para la cual la visibi- tos de medida utilizados. Pero las
lidad de las franjas se hace cero. fuentes de radiación que generan
campos ópticos clásicos son fuentes
intensidad. Los gigantescos reflecto- tuaciones de la intensidad eran pro- térmicas, sujetas a las leyes de la ter-
res instalados en Narrabri, en Nueva porcionales a una correlación de modinámica, en cuyo seno nace la
Gales del Sur, captaron señales de cuarto orden, y pudieron medirse con noción de entropía de la radiación.
Sirio. Se obtuvo un valor para el diá- dos fotodetectores e instalando un Podemos admitir que la entropía del
metro angular de Sirio que fue esti- retardador de tiempos sobre uno de haz resultante después de la superpo-
mado en 6,9 × 10–3 segundos de arco. los brazos del interferómetro. sición es la suma de las entropías de
Desde el punto de vista del fenómeno los dos haces que se han recombinado.
de la correlación entre campos ópticos,
este experimento puso de manifiesto
la posibilidad de alcan­zar correla-
E l experimento con Sirio reveló que
 la recepción de luz incoherente
por dos detectores independientes
Sin embargo, esto no es absoluta-
mente cierto, ya que los haces de luz
no son total sino parcialmente cohe-
ciones de orden superior. La correla- mostraba una correlación en el espa- rentes y, por ende, sólo parcialmente
ción entre intensidades origina una cio y en el tiempo, y podía describirse se correlacionan.
estadística entre campos de orden como un fenómeno de interferencia. Para entenderlo mejor, imaginemos
superior a dos. Brown y Twiss describieron esta una red de difracción formada por un
La correlación clásica de segundo correlación de cuarto orden para dis- número muy elevado de trazos infini-
orden, definida en términos de la fun- tintos instantes de tiempo y distintos tamente estrechos, capaz de difractar
ción de coherencia mutua, describe puntos del espacio analizando la la luz y descomponerla en un gran
efectos que dependen de correlaciones correlación de la fotocorriente emitida número de ondas difractadas en todas
entre campos en dos puntos espacio- por los detectores de luz. En 1954 las direcciones del espacio. La entro-
temporales. Si la correlación es de Robert Dicke establecía una descrip- pía de las ondas difractadas será igual
orden N, los efectos se describen en N ción paralela a la anterior, al señalar a la entropía del haz que ha incidido
puntos espacio-temporales, y se nece- que los átomos de un gas excitado en la red antes de difractarse. Aquí,
sitará un número elevado de fotode- deben abordarse aislados, sometidos las ondas difractadas están total-
tectores. La intensidad o corriente a cada uno de ellos a las leyes de la mente correlacionadas. La difracción
la salida del correlador será propor- mecánica cuántica. Así demostró la por una red de trazos es un fenómeno
cional a la probabilidad de detección existencia de correlación angular en reversible, mientras no haya pérdida
coincidente de N fotones por los N la distribución de los fotones emitidos o disipación de energía originada por
fotodetectores en instantes de tiempo por el gas en una fuente térmica. Las otros procesos distintos. Cada onda
correlativos. Una correlación de orden fuentes de radiación, en efecto, que- emite de forma independiente, con su
superior pone de manifiesto las rápi- dan caracterizadas por la independen- entropía propia.
das fluctuaciones de la intensidad. En cia estadística de los trenes de onda Hasta ahora no nos hemos salido de
el experimento de Narrabri, las fluc- emitidos a partir de cada proceso ató- un tratamiento semiclásico de la

52 TEMAS 6
¿Cómo establecer un principio de
correspondencia entre las descripcio-
Variación de la visibilidad de las franjas nes clásica y cuántica? Tomemos la
con la anchura de la fuente función de correlación cuántica. Para
N = 1 la función de correlación cuán-
E n el gráfico inferior, simbolizamos con V(d) la variación de la visibilidad y
 con d, la anchura de la rendija. Los valores ilustrados corresponden al
experimento de la figura 5. De forma aproximada, suponiendo monocromaticidad
tica representa la correlación entre
fotones obtenidos a partir de electro-
nes libres. Estos fotoelectrones forman
máxima, esta función se puede ajustar a la expresión: una corriente medible en un detector

V(d ) = sen (kr)
kr  clásico, y, así, para N = 1 hay equi­
valencia. En el experimento de Brown
y Twiss la correlación tiene un orden
siendo : k = 2 × π/λ, V(d ) es función de diferencia de coordenadas de posición:
N mayor que 1. La detección tiene
d(x1 – x2) lu­gar en dos fotodetectores que produ-
r=
z cen dos corrientes independientes. La
siendo x1–x2 la distancia entre las dos fuentes virtuales producidas por el corriente total es el producto de ambas
biprisma; z, la distancia desde la fuente al plano de observación; r, una coorde- corrientes en instantes de tiempo afec-
nada de posición reducida, y k, el módulo del vector de onda. Sépase, pues, que tados de un retardo adicional. Esta es
el producto kr es adimensional. Un grado de coherencia espacial que tiene la la operación que se realiza en el corre-
dependencia en r observada obedece las leyes de escala (factor de escala). lador del dispositivo experimental.
El grado de coherencia o grado de
correlación está expresado aquí como
la diferencia entre la intensidad ins-
V (d) tantánea y la intensidad total que sale
del correlador y que puede definirse
1,0 en términos de la diferencia entre la
función de correlación cuántica de
orden N = 2 y la de orden N = 1 elevada
al cuadrado. Para observar este fenó-
meno, es necesario que el tiempo de
resolución de cada detector sea infe-
rior al tiempo de coherencia del campo
de radiación que proviene, en este
caso, de una estrella. Se trata, en rea-
lidad, de un excedente de correlación
estadística con respecto a la correla-
ción “al azar”.
A partir del principio de correspon-
dencia mecánico-cuántico, según el
0 d cual la teoría clásica es macroscópica-
mente correcta y la teoría cuántica
debe tender asintóticamente hacia la
Ejemplos de fuentes que satisfacen esta ley son las fuentes planas, las secun- teoría clásica en el límite para núme-
darias (éste es el caso del experimento), las cuasi-homogéneas. ros cuánticos elevados, se puede
es­tablecer que, en general, no existe
correspondencia directa entre los
estados clásicos y los cuánticos.
radiación: la entropía de una fuente tal como estableció Louis de Broglie

E
luminosa térmica está basada en los en 1939. El estado estadístico de un l desarrollo de nuevas fuentes
principios de la mecánica cuántica campo de radiación define un opera-  láser de alta potencia y de nuevos
estadística, mientras que el campo dor. Cada operador representa un detectores ultrarrápidos y estables
emitido sigue recibiendo una interpre- estado excitado de un átomo fuente, hace prever la posibilidad de descu-
tación clásica. Una descripción cuán- con una probabilidad de transición de brir nuevos efectos asociados a la
tica abordaría la fuente y el campo un estado inicial a un cierto estado coherencia de las fuentes de luz.
desde la perspectiva del comporta- final no conocido. Las medidas efec-
miento aislado de cada átomo emisor tuadas se realizan sobre un operador
y cada fotón radiactivo. densidad. La función de correlación
De la simbiosis entre la óptica cuántica se expresa según este ope- BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
clási­ca y la física cuántica emergió la rador afectado por los operadores
óptica cuántica. En la descripción propios del campo cuantificado. Su Theory of Partial Coherence. Mark J.
Beran y George B. Parrent Jr., Society of
cuántica de la coherencia óptica se significado físico es la tasa de recuento Photo-Optical Instrumentation Engi­
aplican los principios de la teoría de electrones localizados en puntos neers, Prentice Hall, Inc., 1974.
cuántica de campos. La cuantifica- del espacio y en instantes de tiempo The Intensity Interferometer. R. Han-
ción del campo electromagnético se arbitrarios. Representa, pues, la pro- dbury Brown FRS. Taylor and Francis
puede establecer considerando que babilidad de detección simultánea y Ltd., Londres, 1974.
las amplitudes clásicas asociadas se asegura la coincidencia máxima de la International Trends in Optics. Dirigi-
comportan como operadores que detección de fotones en todos los pun- do por Joseph W. Goodman. Academic
Press, Inc., Nueva York, 1991.
siguen unas reglas de conmutación, tos del campo.

LA CIENCIA DE LA LUZ 53
Hologramas de luz blanca
Emmett N. Leith

Existen varios modos de ver hologramas con luz incoherente normal,


que hacen superflua cualquier dependencia de la luz coherente
del láser y de la luz casi coherente de la lámpara de arco de mercurio

L
a técnica de la holografía, o foto- grafía es un proceso relativamente son más caras que las normales, sino
 grafía por reconstrucción de directo. La luz coherente emitida por también más incómodas de manejar.
 frentes de onda, fue inventada un láser se divide en dos haces. Uno Cualquier reducción del requisito de
en 1947 por Dennis Gabor como una se usa para iluminar un objeto; la coherencia a la hora de la reproduc-
posible forma de mejorar el poder de parte del rayo que éste refleja incide ción tendría mucha importancia para
resolución del microscopio electrónico, sobre una placa fotográfica. El otro la holografía de exhibición.
si bien no suscitó atención hasta los haz se dirige directamente a la placa ¿Cuál es la diferencia entre la luz
años setenta. Por aquella época Juris por medio de un espejo. La luz proce- coherente y la incoherente? Hay dos
Upatnieks y el autor introdujeron una dente del espejo, llamada rayo de tipos de coherencia, temporal y espa-
serie de innovaciones que hicieron referen­cia, se combina en la placa con cial, y se dice que la luz es coherente
posible extender el principio de Gabor la luz reflejada por el objeto para for- cuando posee ambos. La luz temporal-
más allá de sus aplicaciones iniciales. mar una imagen compleja de interfe- mente coherente es la luz monocromá-
Por ejemplo, el uso del mé­todo del haz rencia. La placa revelada que contiene tica, que sólo tiene una longitud de
de referencia fuera del eje permitió esta imagen es el holograma. Cuando onda. La luz espacialmente coherente
obtener imágenes holográficas de se ilumina un holograma de este tipo es la que procede de una fuente pun-
mejor calidad. Apro­ve­chando que la con sólo el rayo de referencia, los rayos tual o puede localizarse en un punto.
luz del láser es intensa y muy cohe- de luz que atraviesan la placa son La fuente más usual de luz coherente
rente pudimos obtener por primera transmitidos o absorbidos selectiva- es el láser, pero también puede obte-
vez imágenes holográficas de gran mente de manera que creen en el haz nerse a partir de fuentes incoheren-
verismo de varios tipos de objetos emergente una componente que repro- tes, como había que hacer antes de la
reflectantes tridimensionales. El de- duce las ondas luminosas originales invención de éste. La coherencia espa-
sarrollo posterior de la holografía ha reflejadas por el objeto cuando se cial puede conseguirse, por ejemplo,
estado muy ligado al del láser, por formó el holograma. Un observador situando una abertura muy pequeña
cuanto la demanda de mayores y mejo- que vea estas ondas las percibirá como delante de la fuente, de modo que la
res hologramas de escenas más si emanasen del objeto original y, por luz proceda toda de ese punto. Para
amplias y abundosas ha tendido a tanto, “verá” el objeto como si estu- logar la coherencia temporal hay que
incrementar la necesidad de coheren- viera realmente presente (véase la colocar un filtro de color ante la fuente,
cia de las fuentes de luz empleadas. figura 6). de forma que sólo se transmita la luz
El deseo paralelo de hacer la holo- de una banda espectral estrecha.
grafía más práctica, y por tanto más
universal, indujo a la búsqueda de
métodos que redujeran las exigencias
L a exigencia de coherencia deriva
 de que el holograma es una gra-
bación de la interferencia de dos ondas
Ambos procesos implican malgastar
la mayor parte de la luz inicial; de ahí
que se necesite una fuente de luz inco-
de coherencia del proceso. Pronto y en general, pero no siempre, la luz herente extremadamente intensa
hubo hologramas que podían obser- coherente produce imágenes de inter- para obtener una pequeña cantidad
varse con luces incoherentes como la ferencia y la incoherente no. Esta cir- de luz coherente. La lámpara de arco
solar o la luz blanca de una lámpara cunstancia dificultó mucho el de- de vapor de mercurio constituía una
de incandescencia corrien­te, y no sólo sarrollo de la holografía, sobre todo en de las mejores fuentes de luz cohe-
con la ayuda de la luz coherente de un lo relacionado con su exhibición, pues rente antes del láser. Su arco es
láser, lo que sorpren­dió a muchos. las fuentes de luz coherente no sólo intenso y suele tener unos pocos milí-
Voy a explicar aquí por qué la luz
coherente ha desempeñado un papel
tan importante en la holografía; 1. FOTOGRAFIAS DEL HOLOGRAMA EN “ARCO IRIS” construido por Stephen Ben-
ha­blaré después de cómo difieren las ton y Fritz Goro (página opuesta). Aunque aparece en tres colores diferentes, se foto-
exigencias de coherencia según las grafió con luz blanca de una lámpara incandescente de filamento de tungsteno
distintas clases de hologramas y, transmitida por el condensador de un microscopio. Los tres colores diferentes se
finalmente, describiré algunos pro- deben a que el color del holograma cambia a medida que la cámara (o el ojo) sube o
baja; el holograma en cuestión se fotografió con la cámara en tres posiciones vertica-
gresos que han contribuido a la re­duc­
les distintas. Cuando la cámara se mueve horizontalmente de un lado a otro aparece
ción sustancial de esta exigen­c ia, un rasgo característico de todos los hologramas: la paralaje, o desplazamiento apa-
tanto para ver como para hacer holo- rente de los objetos de una escena tridimensional, cuando se contempla el holograma
gramas. desde ángulos diferentes, desplazamiento que se advierte en cada uno de estos tres
La formá más conocida de holo­ pares de fotografías. El holograma se hizo según el diagrama de la figura 15.

54 TEMAS 6
LA CIENCIA DE LA LUZ 55
metros de diámetro, además de que no
emite luz de espectro continuo, sino
en varias bandas espectrales estre-
chas. Las técnicas emplea­das para
obtener luz coherente con una lám-
para de arco de mercurio producen,
pues, menos pérdidas que si la fuente
fuera, por ejemplo, un filamento
incandescente de tungsteno.
La producción y la contemplación
de los hologramas originales de Gabor
se hicieron con lámparas de arco de
mercurio. Los objetos eran bastante
sencillos: unas diapositivas con rótu-
los opacos y sin escala de grises. Una
parte de la luz incidente se hacía pasar
por superficies abiertas, relativa-
mente amplias, y servía de haz de
referencia. La luz se difractaba o dis-
persaba en las proximidades de las
líneas oscuras que formaban las
le­tras, esparciéndose hasta hacer­las
irreconocibles en el plano donde se
grababa el holograma. Estos hologra-
mas no resultan impresionantes vis-
tos ahora, pero constituyeron una
demostración convincente de un nuevo
e interesante principio de la óptica y
Gabor recibió el premio Nobel de física
de 1971 por su invento.
Los primeros hologramas de Gabor
no exigían una gran coherencia. Los
requisitos de coherencia se calculan
generalmente mediante consideracio-
nes bastante elementales sobre la rea-
lización y la contemplación de los holo-
gramas. La luz dispersada por cada
elemento resolutivo (el punto más
pequeño distinguible en el objeto)
interfiere con el haz de referencia no
dispersado para originar una imagen
de difracción circular, consistente en
una serie de anillos concéntricos,
alternativamente brillantes y oscu-
ros, que se van haciendo más tenues
a medida que nos alejamos del centro.
Es así como se dispersa la luz proce-
dente de cada elemento resolutivo,
pero las imágenes de los puntos próxi-
mos se superponen, formando otras
más complejas. El holograma es la
superposición de muchas imágenes
elementales, una por cada elemento
resolutivo del objeto.
El tamaño del círculo de difracción

2. HOLOGRAMA DE LUZ BLANCA de


Denisyuk, realizado por el investigador
ruso Yu. N. Denisyuk y fotografiado
desde dos ángulos verticales distintos
para demostrar no sólo la paralaje ver-
tical conseguida con este método sino
también el cambio abrupto del color de
la imagen percibida cuando se contem-
pla desde dos direcciones diferentes.
Estos hologramas se ven con luz refleja-
da, procedente de una fuente puntual,
que en este caso era un pequeño foco
incandescente (véase la figura 14).

56 TEMAS 6
básico es proporcional a la longitud de dientes a diferentes longitudes de mento de resolución. La relación entre
onda de la luz. Si es policromática, es onda es diferente, un haz que tenga el tamaño de la imagen de difracción
decir, si hay más de una longitud de una gama amplia de ellas emborro- y el tamaño del elemento resolutivo se
onda, se puede suponer que cada una nará el resultado, siendo las líneas llama a veces razón de expansión, ya
de las longitudes de onda forma su más finas las más borrosas. La que cada uno de estos elementos se
propio conjunto de imágenes de difrac- anchura aceptable de la banda espec- difunde por tal relación para formar
ción, una por cada elemento resolutivo tral se hace más estrecha al aumentar el holograma. Puede demostrarse que,
del objeto (véase la figura 8). Como el la distancia entre el objeto y el holo- para que semejante emborronamiento
tamaño de las imágenes correspon- grama, o al reducir el tamaño del ele- alcance valores mínimos, la anchura

3. HOLOGRAMA CORRIENTE realizado con luz de 4 focos de izquierda, es una exposición doble; se hizo cubriendo primero
luz diferentes para ilustrar la importancia de la coherencia una pequeña parte del holograma con luz blanca emitida por
en el proceso holográfico tradicional. La fotografía superior, una lámpara de arco de circonio. La difuminación de los co-
izquierda, muestra el holograma visto con la luz roja muy lores se produce porque cada longitud de onda del espectro
cohe­rente de un láser de helio-neón. La parte superior, dere- continuo de la luz blanca forma su propia imagen, estando
cha, lo muestra visto con luz policromática menos coherente todas ellas ligeramente desplazadas entre sí. La parte previa-
emitida a varias longitudes de onda discretas por dos focos mente cubierta del holograma se reemplazó luego por un filtro
diferentes. La imagen roja está formada con luz del láser de verde de banda estrecha y se cubrió el resto del holograma.
helio-neón; las azules, verdes y ámbar con luz de una lámpara La segunda toma, hecha con ayuda del mismo foco de luz
de arco de mercurio. El desplazamiento de las imágenes blanca de arco de circonio, revela nítidamente una imagen
correspondiente a las diferentes longitudes de onda se debe verde de la escena original. La fotografía de la parte inferior,
a que este tipo de hologramas, llamados hologramas excéntri- derecha, vuelve a mostrar el holograma iluminado con el foco
cos o de frecuencia portadora, actúan como una red de difrac- de luz blanca del arco de circonio, pero con una red especial
ción, desviando la luz proporcionalmente a su longitud de intercalada entre el foco y el holograma para compensar la
onda y, por tanto, descomponiendo el haz de luz incidente en dispersión cromática. La imagen es ahora bastante nítida,
sus colores componentes. La fotografía de la parte inferior, sobre todo en el centro, donde la compensación es mejor.

LA CIENCIA DE LA LUZ 57
4. HOLOGRAMA EN ARCO IRIS DE LA MISMA ESCENA que resultante varía de color a lo ancho de la escena (de ahí la
aparece en las fotografías de la página anterior. Cuando se expresión de holograma en arco iris). El foco de luz blanca
contempla un holograma de este tipo con luz blanca transmi- utilizado en este caso fue una lámpara de filamento de tungs-
tida desde una distancia de unos 90 cm, la imagen holográfica teno. El humo hace visible el haz de luz.

5. PRIMER PLANO DEL HOLOGRAMA EN ARCO IRIS de la una apariencia uniforme en toda la imagen. Si se desplazara
fotografía superior de esta misma página, obtenido con la misma lateralmente la posición de mira, el color cambiaría, pero segui-
fuente de luz blanca de filamento de tungsteno, pero en este ría siendo uniforme. La escena representada en los ho­logramas
caso desde una distancia de unos 30 centímetros; el color tiene de esta página y de la anterior tiene 50 cm de ancho.

58 TEMAS 6
de la banda espectral debe ser menor
que cuatro veces la longitud de onda
media dividida por la razón de expan-
sión.

P or ejemplo, si se toma como objeto


 una transparencia cuyo detalle
más fino sea de 0,01 milímetros, se
ilumina con un haz de luz que tenga
una banda de longitudes de onda cen-
trada en los 5000 angstrom y se elige
una separación entre el objeto y el
holograma tal que se obtenga una
razón de expansión de 50, resulta
aceptable una dispersión de 400 angs-
trom en la longitud de onda. Ello
representa la octava parte del espec-
tro visible completo y un haz que
cubriese tal anchura de banda difícil-
mente podría llamarse coherente.
Una lámpara de arco de mercurio
ordinaria emite una línea de color
verde intenso de uno o dos angstroms
de anchura, por lo que tiene más cohe-
rencia temporal de la necesaria para
construir hologramas.
Otro método para describir la exi-
gencia de coherencia temporal es
hacerlo en términos de la longitud de
coherencia, una cantidad básica que
representa esencialmente la distan-
cia a la que la frecuencia de vibración
de una onda conserva su precisión;
las ondas monocromáticas tienen lon-
gitudes de coherencia grandes, al
contrario que las policromáticas. Si
se divide un rayo de luz en dos partes,
que luego volverán a recombinarse,
se producirán los efectos de interfe- 6. LA FORMA MAS CORRIENTE DE HOLOGRAFIA es la aquí representada, que se
rencia siempre que la diferencia entre basa en la luz coherente del láser. En la fase de construcción (arriba), se divide un
los dos trayectos ópticos no exceda la rayo láser en dos partes. Una se usa para iluminar el objeto; parte de la luz reflejada
longitud de coherencia de esa luz. por éste incide sobre una placa fotográfica. La otra parte se dirige a la placa merced
Aunque este modo de describir la a un espejo. La placa registra las complejas imágenes producidas por la interferen­
coherencia temporal parezca no tener cia de los dos haces. En la fase de reconstitución (abajo) se ilumina el holograma
sólo con el rayo de referencia; los rayos emergentes contienen un duplicado exacto
relación alguna con el anterior, de los frentes de onda reflejados por el objeto.
ba­s ado en la superposición de las
franjas de interferencia formadas por
diferentes longitudes de onda, la ver- punto de la imagen; la estructura de focal, es proporcional a la longitud de
dad es que ambas formulaciones son los círculos del diagrama de difracción onda de la luz. Si se usase luz de
equivalentes. es similar a la que produciría una muchas longitudes de onda, cada una
La etapa de reconstrucción, o de lente de Fresnel, dispositivo que se de ellas formaría una imagen en una
contemplación, holográfica viene a ser emplea frecuentemente en los cursos posición diferente y, por tanto, con
esencialmente una reproducción de la de óptica. El tamaño del elemento de independencia del plano sobre el que
etapa de formación del holograma, resolución de la imagen virtual es se enfocase el sistema de visión (el ojo
aplicándose las mismas consideracio- exactamente el mismo que el tamaño o la cámara fotográfica), junto a la
nes de coherencia temporal. Cuando del elemento resolutivo del objeto ori- imagen enfocada se verían muchas
incide sobre el holograma un haz de ginal, a menos que las imperfecciones otras algo desenfocadas, formadas por
rayos de luz colimados, o paralelos, del proceso hayan degradado la ima- otras longitudes de onda. Este de­fecto
cada imagen de difracción elemental gen. La razón del tamaño del diagrama de la imagen resultante se llama “dis-
se apropia de una porción de la luz de difracción al tamaño del elemento persión longitudinal”. La banda espec-
incidente, convirtiéndola en un frente resolutivo de la imagen se llama razón tral de la fuente luminosa habrá de
de onda esférico que parece emanar de compresión; es, por supuesto, exac- ser lo suficientemente estrecha como
del elemento objeto original; a la ima- tamente igual a la razón de expan- para que tales emborronamientos
gen así formada se la llama “imagen sión. sean insignificantes. Se puede demos-
virtual”. La imagen de difracción ele- La necesidad de monocromaticidad trar que la anchura de la banda espec-
mental grabada tiene un comporta- a la hora de la contemplación se debe tral no podrá ser mayor que la longi-
miento muy parecido al de una lente a que la curvatura del frente de onda, tud de onda media multiplicada por la
que enfocase la luz incidente en un y por lo tanto la distancia al punto razón de compresión, que es exacta-

LA CIENCIA DE LA LUZ 59
mente el criterio que se siguió en la dedicó a la holografía óptica en 1960 diferentes direcciones, nuestros holo-
construcción del holograma. y se propuso mejorar la calidad de la gramas produjeron la difracción en
La razón de compresión (o la de imagen, que era por aquel entonces varias direcciones. Los rayos que for-
ex­pansión) es el único factor que entra bastante pobre. Un problema básico maban las dos imágenes se propaga-
en la determinación de los requisitos con el que había que enfrentarse era ban ahora en direcciones diferentes y
de coherencia temporal. El tamaño del que cada elemento resolutivo del por tanto se separaban. Y también el
objeto resulta irrelevante, de modo holograma forma dos ondas de curva- resto de los rayos parásitos se propa-
que el grado de coherencia de una luz tura igual y opuesta; la onda adicio- gaba en direcciones diferentes. El
no condiciona en modo alguno el nal es convergente y forma una ima- resultado fue que cada una de las dos
tamaño del objeto que pueda hologra- gen delante del holograma, la llamada imágenes, la real y la virtual, estaba
fiarse. “imagen real”. Pueden contemplarse libre de efectos parásitos y su calidad
la imagen virtual o la imagen real, había mejorado mucho.

L a coherencia espacial, el otro as-


 ­pecto de la coherencia, está rela-
cionada con el tamaño de la fuente
pero siempre con la otra desenfocada
como fondo. Este defecto se debe a
que el proceso de toma no registra el C on muchas más franjas, y más
 finamente espaciadas, se podría
luminosa. Puede concebirse una sentido de la curvatura del frente de suponer que se requeriría mayor cohe-
fuente extensa como si estuviera for- onda. (Dos ondas esféricas, una diver- rencia de la fuente de luz necesaria
mada por muchas fuentes puntuales gente y otra convergente, formarían para construir tales hologramas. Y
ligeramente separadas, cada una de la misma imagen de difracción.) El además, si el holograma actúa ahora
las cuales forma una imagen de difrac- proceso de reconstrucción resuelve como una red de difracción, ¿no ten-
ción por cada elemento resolutivo del esta ambigüedad al producir dos derá a dispersar la luz incidente en
objeto (véase la figura 9). Todas estas ondas, una convergente y otra diver- sus colores componentes como hacen
pautas se proyectan a lo largo de la gente, pero la calidad de la imagen estas últimas? (Las redes de difrac-
dirección de propagación del haz de resulta degradada. También se pre- ción desvían la luz transmitida pro-
luz incidente. Los diferentes elemen- sentan otros defectos, que introducen porcionalmente a su longitud de onda,
tos resolutivos de la fuente luminosa componentes adicionales de luz de modo que, dentro de cada orden, la
formarán manchas de difracción lige- extraña. componente roja se desvía mucho más
ramente desplazadas y, si el tamaño Upatnieks y yo solucionamos estos que la azul, por poner un ejemplo.)
de la fuente de luz es grande, la ima- problemas mediante un procedi- Pa­recía lógico que este tipo de holo-
gen de difracción resultante apare- miento muy empleado en telecomuni- gramas, que suelen llamarse hologra-
cerá borrosa, sobre todo en los bordes, caciones. Recurriendo a una técnica mas de frecuencia portadora o excén-
donde el espaciado de las franjas es parecida a la modulación de una por- tricos, formasen para cada longitud de
más fino. Es claro que la fuente de luz tadora de radio por otra onda, hici- onda una imagen ligeramente despla-
empleada para realizar un holograma mos que una parte del haz luminoso zada en sentido lateral respecto de la
habrá de ser lo suficientemente evitase el objeto e incidiese oblicua- imagen formada por otra longitud de
pequeña como para que esta clase de mente sobre la placa. Las franjas de onda un poco diferente (véase la figura
difusión resulte inapreciable. Lo interferencia se hicieron así más 10). La imagen resultaría muy difu-
mismo sucede a la hora de contem- finas y numerosas y el holograma minada incluso en una banda bas-
plarlo: una fuente luminosa extensa resultó mucho más parecido a una tante estrecha de longitudes de onda.
lleva a una difuminación de la ima- retícula de difracción ordinaria de Este defecto, llamado dispersión late-
gen; la exigencia de coherencia espa- líneas paralelas. Del mismo modo que ral, es independiente de la dispersión
cial es pues la misma que en la forma- esta última dispersa un haz de luz longitudinal descrita anteriormente.
ción del holograma. incidente en muchos rayos separados Po­dría creerse que nuestra holografía
Nuestro grupo investigador se (llamados órdenes), que viajan en perfeccionada exigiese mayor cohe-

7. METODO HOLOGRAFICO ORIGINAL, inventado en 1947 por las líneas oscuras que formaban las letras, cada uno de los ele­
Dennis Gabor, que empleó sencillas transparencias con rótulos mentos de resolución (o puntos resolutivos más pequeños) difrac­
opacos como objetos, iluminándolas con una lámpara de arco de taba o dispersaba una parte de la luz transmitida en forma de
mercurio. El diagrama de la izquierda muestra cómo se hacían frente de onda esférico. La interferencia de los frentes de onda
los hologramas. La mayor parte de la luz pasaba a través de la difundidos por cada elemento de resolución con los no difundidos
transparencia y servía como haz de referencia, pero, en torno a del haz de referencia creaban en la placa fotográfica una mancha

60 TEMAS 6
rencia que la del tipo de Gabor, que tiene que ser proporcional a la longitud cia pueden reducirse todavía más. Si,
quizá sólo pudiese conseguirse con luz de onda. Por tanto, si las franjas están por ejemplo, se iluminase un holo-
procedente de un láser. alineadas en un lugar donde los rayos grama de Gabor interponiendo una
Ambas suposiciones son incorrec- se superpongan, se irán desalineando placa de zonas de Fresnel entre él y la
tas. Nuestros primeros hologramas progresivamente a medida que se ale- fuente de luz, se podría utilizar la ima-
del tipo de frecuencia portadora se jen de él; el resultado es la formación gen real formada por la placa de zonas
hicieron realmente en la época ante- de un número inadecuado de franjas como fuente de iluminación del holo-
rior al láser y con una luz de arco de de interferencia. Pero si se sitúa una grama. (La placa de zonas forma una
mercurio corriente. Puesto que las red de difracción entre la fuente y el imagen de la fuente que está disper-
exigencias de coherencia de la holo- objeto se puede predispersar la luz de sada longitudinalmente, con el vio-
grafía básica no son de suyo muy gran- tal modo que el espaciado de las fran- leta, que posee la longitud de onda más
des, la lámpara de arco de mercurio jas sea el mismo para todas las longi- corta, situado en la posición más ale-
sigue cumpliéndolas aunque se las tudes de onda; el número de franjas jada de la placa.) Esta disposición com-
aumente bastante. Este incremento que se ob­tiene en estas condiciones es pensa la dispersión longitudinal del
no es, por lo demás, fundamental y independiente de la longitud de onda. holograma, haciendo que las imágenes
puede evitarse fácilmente. La red compensaría la dispersión late- de todas las longitudes de onda se
Supongamos, por ejemplo, que ral, reduciendo así las exigencias de formen a la misma distancia de él
durante el proceso de reconstrucción coherencia a las del es­que­ma holográ- (véase la figura 12). Esto implica que
coloquemos entre la fuente y el holo- fico original de Gabor, y esto tanto en un holograma de este tipo podría verse
grama una red de difracción cuyo el momento de la creación como en el con luz blanca. Podría razonarse de
espaciado sea igual a la separación de la observación del holograma. modo semejante para el proceso de
media entre las franjas del holograma. Cuando publicamos nuestro primer formación del holograma, lo que nos
Supongamos también que para ilumi- trabajo sobre holografía dábamos hace pensar que también debería ser
nar el holograma se utilice precisa- cuenta de una red como és­ta, que en posible realizar hologramas con luz
mente el orden difractado que desvíe efecto compensaba las longitudes de completamente blanca. Si se usaran a
la luz en sentido opuesto al del holo- onda, aunque fuera sin un propósito la vez una placa de zonas y una red,
grama. En este caso las dispersiones específico y aunque la simplicidad del podrían compensarse simultánea-
se compensarían. Desde el punto de objeto hiciera tal compensación inne- mente las dispersiones longitudinal y
vista del holograma, cada longitud de cesaria. Robert E. Brooks, L. O. lateral, lo que permitiría crear y obser-
onda componente de la luz incidente Heflinger y Ralph F. Wuerker propu- var hologramas de haz excéntrico de
procedería de una dirección ligera- sieron y experimentaron métodos calidad con luz totalmente blanca.
mente diferente, siendo el desplaza- similares de ha­cer los hologramas con
miento angular el exactamente nece-
sario para hacer que las imágenes
formadas por las diferentes longitu-
láser de pulsos, pero por aquel enton-
ces los láser de pulsos carecían de la
coherencia re­querida para realizar
E sta idea tiene un aspecto histó-
r i c
 interesante. En 1955 estábamos tra-
o

des de onda coincidiesen. Si se hacen este experimento. bajando mis colegas y yo en Mi­chi­gan
los ajustes adecuadamente, las exi- Hay algunas otras técnicas que en sistemas de formación de imáge-
gencias de coherencia no serán mayo- reducen los requisitos de coherencia nes de radar; se nos ocurrió que si
res que las requeridas por el método de las formas más desarrolladas de registrábamos los datos del radar
de Gabor (véase la figura 11). holografía a las del método de Gabor, sobre una película fotográfica u otro
Al crear el holograma se aplica el circunstancia que puede hacer pensar medio similar e iluminábamos las
mismo principio. Para que los haces de en que estas últimas sean un mínimo placas resultantes con un haz de luz
luz policromática interfieran, el espa- irreducible. Pero esta suposición tam- coherente, generaríamos réplicas
ciado de las franjas de interferencia bién es falsa; los requisitos de coheren- ópticas en miniatura de las mi-

muy semejante a una placa de difracción de zonas de Fresnel. El interferencia recrea una imagen virtual de un elemento resolu­
holograma resultante es la superposición de todas estas pautas, tivo del objeto original. Los nombres de los científicos que apa­
una por cada elemento de resolución del objeto original. El recen en la transparencia son los mismos utilizados por Dennis
diagrama de la derecha muestra la forma de contemplar los ho­ Gabor en el holograma original, según se publicó en Proceedings
logramas una vez revelados. Se representa cómo la difracción de of the Royal Society en 1949. El propósito de su investigación era
la parte del rayo de referencia transmitido por una mancha de mejorar el poder de resolución del microscopio electrónico.

LA CIENCIA DE LA LUZ 61
croondas que hubieran incidido origi- cido entonces por nosotros. Nuestra longitudinal, permitiendo en conse-
nalmente sobre la antena del sistema teoría difería de la suya en varios cuencia operar con luz blanca. Así
de radar, lo que sería un método sen- puntos. Presentaba por primera vez que, aunque suela identificarse la
cillo y conveniente de obtener imáge- la idea de la holografía excéntrica, holografía excéntrica con el láser, en
nes de microondas. Partiendo de esta para evitar el problema de la doble realidad se desarrolló en un contexto
idea, desarrollamos una teoría bas- imagen, y también el empleo de una de luz completamente blanca.
tante completa de la holografía, que red de difracción en combinación con La compensación de la placa de
en muchos aspectos era paralela al una placa de zonas de Fresnel, para zonas tiene, por supuesto, una limita-
trabajo anterior de Gabor, descono- corregir las dispersiones lateral y ción importante. La dispersión longi-

8. LA ESCALA DE LA IMAGEN DE DIFRACCION formada por cromática. El diagrama inferior muestra un holograma hecho
un objeto puntual es proporcional a la longitud de onda de la con luz monocromática, pero visto con luz policromática. El
luz incidente. En los diagramas de esta página se representan holograma actúa como una lente, dando lugar a que parte de
los frentes de dos longitudes de onda luminosa diferentes la luz incidente se convierta en una onda divergente que
mediante líneas coloreadas de grosores y espaciados distintos. vuelve a proyectar una imagen virtual, cuya resolución es, en
El de la parte superior pone de manifiesto que la pauta for­ teoría, la misma que la del objeto original. Sin embargo, la
mada por la luz de longitud de onda mas larga, o luz más roja, distancia entre el holograma y la imagen formada para cada
es mayor que la formada por la de longitud de onda más corta, longitud de onda es proporcional a dicha longitud de onda.
o luz más azul. La imagen formada por un haz luminoso com­ De aquí que, en el caso de la luz blanca, que consiste en todas
puesto por muchas longitudes de onda resultaría difuminada las longitudes de onda visibles, no exista ningún plano donde
en los bordes; el holograma resultante aparecería también se enfoque toda la luz y la imagen resultante sea borrosa (dis-
borroso, aunque se le observara con luz perfectamente mono­ persión longitudinal).

9. UNA FUENTE EXTENSA DE LUZ se comporta como un y resultan desplazadas en el holograma. Una fuente espa­
conjunto de fuentes puntuales, cada una de las cuales ilumi­ cialmente incoherente, o extensa, produce una imagen bo­
nase un objeto puntual desde una dirección ligeramente rrosa, en la que las franjas de interferencia más finas desa­
distinta. Las imágenes se proyectan en direcciones distintas parecen primero.

62 TEMAS 6
tudinal se corrige sólo para un punto
imagen sencillo, concretamente aquel
cuya componente del holograma se
alinea con la placa de zonas de Fresnel
compensadora. Esto es un inconve-
niente serio en holografía corriente,
puesto que lo que se desea ver gene-
ralmente es la imagen completa y no
sólo un trocito. No constituye, en cam-
bio, un gran problema si se aplica al
radar, ya que la imagen se va gra-
bando punto por punto mientras se
pasa el registro de los datos del radar
por una abertura, con lo que los pun-
tos imagen van situándose uno tras
otro en posición para que se corrija su
dispersión. 10. EL HOLOGRAMA EXCENTRICO, inventado por el autor y Juris Upatnieks, se
Este capítulo de la historia de la comporta como una red de difracción de líneas paralelas, que desvía la luz en un
holografía se cerró con poca fanfarria. ángulo proporcional a la longitud de onda. Las imágenes de longitudes de onda dife­
En 1958, cuando se terminó nuestro rentes se desplazan lateralmente, tanto más cuanto mayor sea la longitud de onda.
sistema experimental de radar aero-
transportado, pudimos verificar tales
teorías y otras muchas que nuestro
grupo había formulado. Sin embargo,
a efectos prácticos, preferíamos las
lámparas de arco de mercurio a las de
luz blanca. Como nuestro sistema no
utilizaba razones de compresión supe-
riores a 100, no se necesitaba corregir
la dispersión lateral ni la longitudi-
nal. La lámpara de arco de mercurio
funcionaba perfectamente e hicimos
con ella reconstrucciones de gran cali-
dad durante varios años, hasta que
empezamos a usar el láser en 1962.
Al año siguiente introdujimos otra
mejora, al decidirnos a corregir otro 11. LA DlSPERSION LATERAL SE CORRIGE mediante la inserción de una red de
defecto del proceso holográfico. difracción en el camino del haz de luz incidente. La red se escoge cuidadosamente
Cuan­do se usa luz coherente, se for- para que su espaciado iguale al espaciado medio de las franjas del holograma, dado
man imágenes de difracción desde que se utiliza para desviar la luz en sentido contrario al del holograma, compen­
cualquier centro de dispersión que se sando exactamente la dispersión lateral originada por éste. El resultado final es
que las imágenes formadas por dos longitudes de onda diferentes están enfocadas
encuentre en el recorrido de la luz. El en el mismo punto, que es lo que se pretendía conseguir.
polvo que haya sobre las superficies
ópticas, las burbujas o cualquier otra
oclusión de las lentes añaden su ima-
gen de difracción al holograma, que
los retransmite a la imagen. La colo-
cación de un difusor entre el objeto y
la fuente de luz sirvió para eliminar
estas imágenes parásitas, permi-
tiendo obtener imágenes de calidad
comparable a las de la fotografía clá-
sica. Como el difusor tiende a disper-
sar la luz desviada por el objeto en
ángulos mayores, las relaciones de
expansión son bastante mayores con
esta técnica, incrementándose así las
exigencias de coherencia, pero dentro
todavía del alcance de la lámpara de 12. LA DISPERSION LONGITUDINAL SE CORRIGE mediante la inserción de una
arco de mercurio. placa de zonas de Fresnel en el camino del haz de luz incidente. El dispositivo rea­
Nuestro siguiente paso fue cons- liza una dispersión longitudinal previa del haz de luz blanca, formando una imagen
truir hologramas de objetos tridimen- virtual un tanto desplazada para cada longitud de onda, siendo las longitudes de
sionales, en vez de las transparencias onda más cortas las que se enfocan más lejos de él. Esta colección de imágenes
desplazadas sirve a su vez como fuente de luz para el holograma (que en este caso
que habían constituido hasta entonces
es un holograma de un solo punto). El holograma actúa exactamente igual que una
el objeto de la holografía. Son varias placa de zonas y desvía más la luz que tiene mayor longitud de onda, reuniendo
las razones por las que es mucho más todos los colores en un punto común. La combinación de redes de difracción y de
difícil hacer un holograma de un objeto placas de Fresnel reduce mucho los requisitos de coherencia que ha de tener la
tridimensional. Una de ellas es que la iluminación con la que se construyen y contemplan los hologramas excéntricos.

LA CIENCIA DE LA LUZ 63
13. EL PROCESO DE LIPPMANN para fotografiar en color res donde el brillo es máximo quedan fijados luego durante el
produce franjas de interferencia en una emulsión fotográfica proceso de revelado de la placa. Cuando se contempla la placa,
gruesa haciendo que la luz incidente se refleje por medio de un la luz incidente se refleja parcialmente en las sucesivas capas
baño de mercurio situado detrás de la emulsión (diagrama de de plata de la emulsión (derecha), reforzándose las lon­gitudes
la izquierda). Los depósitos de plata que se forman en los luga­ de onda correspondientes a la luz usada para la toma.

necesidad de coherencia temporal cia de la longitud de los trayectos observarse con la luz de una lámpara
aumenta mucho, lo que se entiende luminosos reflejados desde el frente de arco de mercurio, que es el modo
rápidamente si se piensa en la exigen- del objeto y desde su parte posterior. habitual.
cia de coherencia temporal en térmi- La longitud de coherencia requerida El investigador ruso Yu. N. De­nis­
nos de longitud de coherencia. Al pre- cuando se construyen hologramas de yuk publicó por la misma época otro
parar nuestro dispositivo, dividimos transparencias es de una centésima descubrimiento importante, que com-
un rayo láser en dos partes. Una, que de milímetro aproximadamente. Este bina el proceso holográfico con un tipo
servía de rayo de referencia, se dirigía nuevo requisito de coherencia es inde- de fotografía en color inventada en
a la placa fotográfica mediante un pendiente del descrito antes en 1891 por el físico francés Gabriel
espejo; la otra era reflejada hacia ella conexión con las transparencias, pero Lippmann. El holograma de Denisyuk
por el objeto. Para que los dos haces es tan grande que éste se vuelve irre- puede producir imágenes monocromá-
interfirieran, la longitud de las trayec- levante. En esta fase de nuestro tra- ticas o en color mirado con la luz
torias recorridas por cada uno de ellos bajo no hubo más remedio que recurrir blanca de una fuente puntual.
no tendría que diferir en más de la al láser que, afortunadamente, había El proceso de Lippmann consiste en
longitud de coherencia de la luz. ido desarrollándose durante el mismo registrar una imagen sobre una placa
Medimos sus trayectos y los ajusta- período y que apareció en un momento fotográfica de gran resolución. El lado
mos para que fueran aproximada- especialmente oportuno para nues- de la emulsión se refuerza con un baño
mente iguales. Como la longitud de tros intereses. de mercurio, de modo que la luz que
coherencia de la luz láser suele ser de penetre por el lado de la placa se re-
muchos centímetros, no tuvimos que
esforzarnos en ser muy precisos. Otra
cosa hubiese sido si estuviéramos
H asta entonces los procesos de
 construcción y de observación de
hologramas habían tenido unas exi-
fleja y vuelve a atravesar la emulsión.
Los dos rayos luminosos que viajan en
direcciones opuestas interfieren inme-
usando una lámpara de arco de mer- gencias de coherencia parecidas, cosa diatamente, incluso si la fuente de luz
curio, cuya longitud de coherencia lógica si tenemos en cuenta que la tiene un amplio espectro de longitudes
suele ser menor de una décima de observación no es más que la recons- de onda, puesto que la diferencia de
milímetro. trucción de los rayos que intervinieron sus trayectorias es casi nula. Tampoco
Pero cuando el objeto tiene profun- en el proceso de formación. Ahora, en importa que la fuente de luz carezca
didad, la longitud del haz objeto cambio, a la hora de observar un holo- de coherencia espacial, puesto que los
dependerá de la situación del punto grama no se da el fenómeno de gran- mismos rayos, u otros muy próximos,
considerado sobre el objeto, por lo que des trayectos ópticos resultantes de se superponen. La consecuencia es que
no sería posible igualarla para todos las reflexiones a diferentes profundi- se forman franjas finas (que son real-
los puntos, salvo que se dispusiese de dades del objeto, puesto que no se pro- mente capas brillantes alternadas con
una fuente de luz cuya longitud de duce ninguna reflexión de este tipo, lo otras oscuras) orientadas casi parale-
coherencia fuese lo suficientemente que tiene como consecuencia que la lamente a la emulsión. La separación
grande para abarcar la profundidad nueva exigencia de coherencia no entre las franjas es sólo de la mitad de
del objeto. Si ésta fuese, por ejemplo, afecte al proceso de observación. Por una longitud de onda de la luz, por lo
de medio metro, la longitud de cohe- consiguiente, los hologramas de obje- que se forman unas 30 franjas en una
rencia debería ser de un metro por lo tos tridimensionales requieren un emulsión de unas 15 micras de espe-
menos, puesto que tal sería la diferen- láser para su formación, pero pueden sor. Las franjas producen depósitos de

64 TEMAS 6
14. EL METODO HOLOGRAFICO DE DENISYUK consiste rencia producida entre los haces incidente y reflejado (iz-
básicamente en una combinación de los procesos de Lipp­ quierda). Para contemplarlo se le ilumina con luz blanca.
mann y de Gabor. Funciona haciendo pasar un haz de luz El proceso de refuerzo favorece a la luz de una única longi­
coherente por una emulsión fotográfica, haciéndolo incidir tud de onda y forma una imagen tridimensional del objeto
sobre un objeto y registrando en la emulsión la interfe­ (derecha).

plata en las regiones brillantes como la parte reflejada vuelva a atravesar luego se hace un segundo holograma
en el proceso fotográfico normal. La la placa en dirección opuesta. Se for- usando como objeto la imagen real del
concentración de los granos de plata man franjas en toda la profundidad primero. Durante este proceso se
en un punto dado está relacionada con de la emulsión, como en el método de coloca una estrecha rendija horizon-
el brillo de la imagen en esa zona, mien- Lipmann. El resultado es un holo- tal sobre el primer holograma. Como
tras que su espaciado lo está con el grama que tiene las características cada punto de un holograma repro-
color que tenga (véase la figura 13). de una placa de Lippmann y puede duce la imagen completa, pero desde
Cuando se ilumina esta placa con verse con luz blanca producida por una perspectiva única, la rendija eli-
luz blanca, cada capa de granos de una fuente de extensión reducida, mina toda la paralaje en el plano ver-
plata actúa como un espejo, reflejando como una lámpara de proyector o una tical. (La paralaje, elemento esencial
una pequeña parte de la luz incidente bombilla incandescente ordinaria en la percepción de la tridimensiona-
y transmitiendo el resto a la superficie (véase la figura 14). Si se usan tres lidad, es el desplazamiento aparente
siguiente, en donde vuelve a repetirse rayos de luz coherente con longitudes de un objeto cuando se ve desde dos
el proceso. La luz total reflejada por de onda distintas, una por cada color puntos diferentes.) Si se ilumina el
cada punto de la placa es proporcional primario, puede hacerse un holo- segundo holograma con iluminación
a la luz que formó las franjas, por lo grama que produzca una imagen a coherente, forma una imagen (sea
que el observador ve una imagen del todo color. virtual o real) del objeto original, así
objeto original como si de una fotogra- El paso siguiente consistió en com- como una imagen real de la rendija.
fía corriente se tratase. Lo más impor- binar nuestra técnica de emplear un Para ver la imagen completa, el ojo
tante es que la imagen es a todo color, haz de referencia separado con la de del observador debe colocarse en esta
debido a los efectos de interferencia Denisyuk, cosa que varios investiga- imagen de la rendija (véase la figura
entre las distintas capas. Cada capa dores conseguimos en 1965. El holo- 15). Si mueve la cabeza vertical-
refleja luz de todos los colores, pero grama de luz blanca de Denisyuk es, mente, la imagen desaparece, puesto
sólo resultan reforzados algunos de en efecto, un holograma que está unido que no hay paralaje vertical. En cam-
ellos, dependiendo del espaciado entre a un filtro cromático de banda estrecha bio se logra una imagen bastante bri-
las franjas. Como fue la luz original la en una misma estructura. Pueden con- llante, pues toda la luz que normal-
que determinó tal separación, los colo- seguirse los mismos resultados si se mente se dispersaría a lo largo de una
res resultantes son también los origi- miran otros tipos de holograma con luz línea vertical de, digamos, un metro
nales. blanca a través de un filtro de banda en la posición del observador, ahora
estrecha, de suerte que la principal se concentra en la imagen de la ren-

E l trabajo de Denisyuk es un hito


 de la holografía. Combinando los
resultados de Lippmann y de Gabor,
ventaja de este tipo concreto reside en
evitar la inconveniencia de tener que
usar un filtro separado.
dija y la luminosidad puede ser varios
centenares de veces mayor.
Este método tiene otra ventaja
utiliza luz coherente para registrar Stephen Benton realizó otro avance mucho más importante. Si se ilumi-
las imágenes de difracción produci- importante de la holografía de exhi- nase el holograma con luz de dos lon-
das por el objeto, en vez de su imagen bición en 1969. Su método consta de gitudes de onda diferentes, la disper-
directa. El método de Denisyuk con- dos etapas; primero se hace un holo- sión lateral produciría dos imágenes
siste en hacer que la luz pase a través grama del modo habitual (que suele de la rendija desplazadas vertical-
de una placa, incida sobre el objeto y ser de un objeto tridimensional) y mente, una para cada color. El obser-

LA CIENCIA DE LA LUZ 65
15. LOS HOLOGRAMAS EN ARCO IRIS
se realizan en dos etapas. Primero se
crea un holograma “patrón” corriente
(arriba). Luego se sitúa sobre él una
rendija horizontal y se forma una ima­
gen real, o frente de onda convergente,
iluminándolo con la versión conjugada,
o de tiempo invertido, del haz de refe­
rencia (centro). Esta imagen sirve en­
tonces como objeto para un segundo
holograma, que se impresiona cerca del
espacio de la imagen real con ayuda de
un haz de referencia convergente, des­
plazado verticalmente. Si se ilumina el
segundo holograma con una fuente de
luz blanca, cada longitud de onda forma
una imagen de la rendija en una posi­
ción vertical diferente (abajo). Cuando
el observador mira a través de cualquie­
ra de estas imágenes de la rendija, la
escena original se percibe en tres di­
mensiones, dotada de paralaje horizon­
tal y en un solo color.

mismas nitidez y claridad. Si su cabeza


no estuviera en el plano de la imagen
de la rendija, seguiría viendo la ima-
gen completa, pero el color cambiaría
de arriba aba­jo. Esta es la razón de
que, a veces, se haya dado a estos
hologramas el nombre de “hologramas
de arco iris”.

A cambio de renunciar a la paralaje


 vertical, pero conservando la
paralaje horizontal normal, se obtie-
nen hologramas que pueden verse con
luz blanca sin necesidad de ningún
filtro de banda estrecha, ni externo ni
incorporado. Además se utiliza toda la
luz blanca, en vez de una reducida
banda del espectro, por lo que los holo-
gramas Benton resultan extraordina-
riamente brillantes. La pérdida de la
paralaje vertical no suele tener mayor
importancia, puesto que el observador
suele mover la cabeza en sentido hori-
zontal, casi nunca en el vertical. Es
claro que si moviera los ojos vertical-
mente, cada uno de ellos recibiría la
misma imagen y no habría percepción
de tridimensionalidad. En suma, el
método Benton es un trueque venta-
joso en el que se renuncia a aspectos
de poca monta para conseguir otros
importantes.
Otra mejora notoria, la técnica com-
puesta o múltiple, supera algunas de
las limitaciones básicas de las técni-
cas holográficas más habituales, con-
siguiendo resultados impresionantes.
Consiste en sintetizar el holograma a
vador vería la imagen completa en un que el observador podría situarse en partir de muchísimas fotografías
color, cuando colocara sus ojos en una cualquier lugar de esta zona para ver corrientes. Las fotos, tomadas desde
de las imágenes de la rendija y, en otro el holograma. Donde quiera que sitúe posiciones diferentes, constituyen vis-
color, cuando los colocara en la otra. sus ojos, verá la imagen nítida y clara tas múltiples del objeto y, en su con-
Extrapolando este proceso a la ilumi- en el color que co­rresponda a esa parte junto, reúnen toda la información
nación con luz blanca, caso en el que del espectro. Al mover la cabeza ver- esencial contenida en un holograma.
la imagen de la rendija se difuminaría ticalmente la imagen percibida cam- El método compuesto sintetiza las
en un espectro continuo, re­sultaría biará de color, pero conservará las fotografías en un único holograma.

66 TEMAS 6
Las primeras informaciones sobre pequeños saltos, pero se notan tan
hologramas compuestos las publicó poco como los de la secuencia de foto-
Robert V. Pole en 1967. Durante los gramas de una película. No hay para-
años siguientes se lograron muchos laje en el plano vertical, cosa que
avances que culminaron en un sistema vuelve a no tener trascendencia.
perfeccionado por Lloyd Cross y sus Pueden combinarse las técnicas de
colaboradores, quienes introdujeron Cross y de Benton para conseguir la
además varias innovaciones oportu- visión con luz blanca. No se pierde
nas. Para hacer un holograma según el nada esencial al hacerlo, ya que los
método de Cross, se sitúa el objeto en hologramas compuestos nunca tienen
una plataforma que gira lentamente paralaje vertical.
mientras una cámara cinematográfica
toma cientos de fotogramas, exacta-
mente igual que en el cine corriente.
Todos estos fotogramas se convierten
E sta técnica ha permitido construir
 hologramas de seres vivos sin
recurrir a la iluminación con rayo
luego en un único holograma del láser. Cabe incluso un cierto movi-
siguiente modo: gracias a una ilumina- miento del objeto, por lo que se han
ción coherente, se convierte el primer conseguido hologramas que permiten
fotograma en una imagen sobre una ver a un individuo moviendo la mano,
pantalla de vidrio esmerilado. La luz levantándose o cambiando su expre-
transmitida por la pantalla se registra sión facial. Para que este movimiento
en forma de holograma sobre una placa sea perceptible hay que ver secuen-
que consiste en una cinta larga y del- cialmente las distintas partes del
gada, como de un milímetro de ancho holograma, ya sea el observador o el
por veinte centímetros de largo. El holograma el que se desplace.
cometido de la pantalla es el de disper- Los hologramas compuestos se ela-
sar hacia la rendija luz que provenga boran mediante fotos hechas normal-
de todos lados de la imagen. Los siste- mente y con luz blanca ordinaria. Si
mas reales se diferencian de éste en se usa la técnica de Benton, pueden
que utilizan una lente cilíndrica grande verse también con esta luz. Puesto que
en el plano de la imagen, en lugar del el holograma sólo está formado de
difusor, para dirigir la luz a la rendija, transparencias y puesto que el cono
con lo que se obtiene mucha mejor cali- de rayos que incide en cada parte de
dad. Tras holografiar de este modo un la película es bastante estrecho, tam-
fotograma, se proyecta el siguiente de bién podría construirse con la luz casi
la misma manera, formándose un coherente de una lámpara de arco de
nuevo holograma en una posición mercurio o, aprovechando nuestra téc-
adyacente y contigua a la del primero. nica original de exploración, con luz
Esto se hace a gran velocidad con todos blanca ordinaria. En resumen, el pro-
los fotogramas por medio de una ren- ceso de Cross, que produce hologra-
dija vertical que se desplaza sobre la mas de los más complicados e impre-
película virgen entre cada dos exposi- sionantes, no requiere en absoluto del
ciones. láser y podía haberse usado incluso a
El holograma compuesto resultante finales de los años cuarenta, cuando
se coloca sobre un bastidor en forma Gabor ideó la holografía.
de arco, cuyo ángulo corresponde al de La descripción que hemos hecho de
rotación del objeto, y se ilumina como los métodos holográficos y de sus exi-
un holograma corriente. Cada holo- gencias de coherencia arroja una con-
grama componente proyecta una ima- clusión fundamental: el proceso no
gen virtual sin profundidad o para- depende para nada de una ilumina-
laje, exactamente igual a la imagen de ción muy coherente, ni en la fase de
la que se hizo el holograma. Pero elaboración ni en la de contemplación.
cuando un observador lo contempla, Y la verdad es que nunca dependió.
cada ojo mira a un punto de la imagen
a través de hologramas distintos. Las
imágenes formadas en las dos retinas
son así ligeramente diferentes, como BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
en un estereoscopio, y se perci­b en Photography by Laser. Emmett N. Leith
como una imagen tridimensional. Si y Juris Upatnieks en Scientific American,
mueve la cabeza lateralmente, apre- vol. 212, n.o 6, págs. 24-35; junio, 1965.
ciará diferentes imágenes holográfi- Advances in Holography. Keith S. Pen-
cas, que reproducirán las relaciones nigton en Scientific American, vol. 218,
de paralaje de la vida real. Los nume- n.o 2, págs. 40-48; febrero, 1968.
Holography: With an Introduction
rosos fotogramas que contienen to the Optics of Difraction, Inter­
muchas vistas diferentes se han con- ference, and Phase Differences. H.
vertido, en efecto, en un holograma Arthur Klein. J. B. Lippincott Company,
único. Es indudable que los cambios 1970.
de paralaje se producen en forma de

LA CIENCIA DE LA LUZ 67
Optica adaptativa
John W. Hardy

Unas técnicas desarrolladas durante la guerra fría


con fines militares dotan de nuevas posibilidades
a los telescopios terrestres

L
a turbulencia atmosférica, que terrestre, donde la turbulencia lo dis­ seguir objetos en movimiento con una
 hace que las estrellas titilen y torsiona. Los cambios de temperatura antena fija o enfocar el haz sobre obje­
 los objetos lejanos centelleen, ha asociados con la turbulencia producen tos situados a diferentes distancias.
sido fuente de frustración para los variaciones en la densidad del aire,
as­trónomos desde que se inventaron los
telescopios. “El único Remedio es un
Aire sumamente sereno y tranqui­lo”,
causa del retardo que sufren, en
diverso grado, distintas partes del
frente de onda y motivo de que la ima­
L a idea de aplicar principios adap-
 tativos a los sistemas ópticos sur­
gió en 1953, de la mano de Horace W.
escribió Sir Isaac Newton en 1704, gen se distorsione. Con la incorpora­ Babcock; propuso que se controlase el
“como el que quizá haya en las cimas ción de un sistema de óptica adapta­ grosor de una capa de líquido deposi­
de las Montañas más altas, por en­ci­ma tiva en los telescopios se pretende tada sobre un espejo rígido mediante
de las Nubes corpóreas”. Los astró­ invertir dicho efecto y restaurar la un haz de electrones con el fin de com­
nomos han seguido este consejo que forma esférica del frente de onda. pensar los errores de fase del frente
Newton ofreció en su Optica, pero has­ta Se empieza por determinar el grado de onda incidente. Los componentes
en las cimas más altas la turbulencia de desfase de cada componente del del frente de onda cuyas fases prece­
atmosférica limita la potencia de los frente de onda con respecto a los otros. diesen a las demás se retrasarían
grandes telescopios. El Te­l escopio Para ello se divide el espejo del teles­ haciéndolos pasar por una lámina de
Espacial Hubble da fe de la altura a que copio en una serie de zonas y se mide líquido más gruesa.
están dispuestos a llegar los astróno­ la inclinación del frente de onda en En 1956 se aplicó la idea, más sim­
mos para librarse de la turbulencia. cada una. Con la información resul­ ple, de estabilizar el movimiento de la
Investigadores de distintos centros tante, una vez procesada mediante imagen con una placa lisa de inclina­
han perseguido otra solución del pro­ circuitos electrónicos de gran veloci­ ción variable en uno de los espectró­
blema de la turbulencia atmosférica, dad, se gobiernan los actuadores que grafos del telescopio Hale de 5 metros.
que no requiere abandonar la super­ determinan la posición de cada zona de Robert B. Leighton describió el uso de
ficie terrestre. También nosotros en la la superficie del espejo. Así, se deforma un espejo de cabeceo y pistón (tip-tilt),
compañía Litton Itek Optical Sys­ el espejo de suerte tal que cualquier un espejo de inclinación ajustable,
tems, en Lexington. Nuestro método, componente del frente de onda que para obtener óptimas fotografías de
al que se da el nombre de óptica adap­ llegue más tarde que otro recorra una los planetas.
tativa, se basa en el desarrollo de la distancia más corta hasta el punto Sin embargo, la corrección total de
tecnología espacial, aunque, por iro­ focal. Este proceso de medida y ajuste la turbulencia atmosférica siguió
nía de las cosas, se aplica a los teles­ —una realimentación clásica— se siendo un objetivo inalcanzable hasta
copios terrestres. La óptica adaptativa repite cientos de veces por segundo. los años setenta, por un doble interés
emplea un espejo deformable para Cuando la óptica adaptativa funciona de la defensa estadounidense. Pri­
compensar, o corregir, la distorsión correctamente, todos los componentes me­ro, los científicos del Pentágono que
que la turbulencia atmosférica causa han de llegar al punto focal en fase, se dedicaban a los misiles antibalísti­
en los frentes de onda. La técnica que creando una imagen nítida. cos necesitaban encontrar la manera
sirve de soporte a dicha óptica mejo­ Los ingenieros de radar se habían de enfocar un láser sobre un objetivo
rará la capacidad que los telescopios adelantado ya en la descomposición de re­moto, al tiempo que se protegía el
terrestres de la próxima generación un frente de onda en partes para luego haz de la degradación atmosférica. En
tendrán para resolver fuentes pun­ devolverlas a la fase correcta. Los se­g undo lugar, la Unión So­v iética
tuales y detectar en el cielo objetos de principios matemáticos necesarios es­ta­ba lanzando un gran número de
extrema debilidad. para compensar la distorsión de un satéli­t es militares. La Agencia de
La construcción de telescopios astro­ frente de onda son prácticamente los Proyectos Avanzados de Investigación
nómicos topa con la dificultad de obte­ mismos para las imágenes ópticas que para la Defensa (la ac­tual ARPA) bus­
ner la imagen más clara posible de una para el radar. Al principio de los años
estrella lejana, que debería aparecer cincuenta los ingenieros de radar
como un solo punto. Los objetos exten­ empezaron a dividir las antenas en 1. TELESCOPIO equipado con óptica
adaptativa, del que es responsable Ro-
sos, las galaxias, los planetas, pueden segmentos, al objeto de ajustar de
bert Q. Fugate, del laboratorio Phillips.
considerarse colecciones de puntos. forma independiente la fase de la Los sistemas de óptica adaptativa mejo-
Una estrella lejana produce un frente señal proveniente de cada zona. Por ran las imágenes recogidas por los teles-
de onda esférico que viaja por el espa­ medio del desplazamiento de fase de copios terrestres al borrar los efectos
cio hasta llegar a la atmósfera los componentes de la onda lograron difuminadores de la atmósfera.

68 TEMAS 6
caba me­jores métodos para identifi­ sistema. Afortunadamente, en 1966, bilita que estos instrumentos alcancen
carlos. Las fotografías to­madas con David L. Fried había ofrecido una una buena resolución.)
telescopios de seguimiento de satéli­ pis­ta para hallar la respuesta. Fried En óptica adaptativa, r0 define el
tes emplazados en tierra resultaban, vio que los efectos ópticos de la turbu­ tamaño de cada una de las zonas que
a causa de la at­mós­fera, demasiado lencia del aire se pueden describir hay que ajustar a fin de restaurar la
borrosas como para proporcionar imá­ me­d iante formas —aberraciones— imagen. Para lograr una buena com­
genes de utilidad aun aplicando un simples del frente de onda, tales como pensación a longitudes de onda visi­
procedimiento de mejora digital. la inclinación, el desenfoque y el astig­ bles, un telescopio de 4 metros nece­
En 1972 trabajaba yo en Litton Itek matismo (curvatura esférica y cilín­ sita un espejo deformable controlado
Optical Systems, empresa que ganó un drica), harto conocidas para los que por unos 500 actuadores. El valor de
contrato con la ARPA para desarrollar tra­bajan en óptica. Además, la intensi­ r0 depende también de la longitud de
un método más efectivo. Re­currimos dad de la turbulencia se puede re­pre­ onda de la luz incidente. En la banda
a la óptica adaptativa para que la sen­tar con una sola magnitud —r0— infrarroja, a dos micras, el valor me­dio
distorsión “volviese sobre sus pasos” que, para los telescopios corrientes, es de r0 es de unos 50 centímetros, de
antes de que se registrase la imagen; el diámetro de la mayor apertura uti­ modo que el número de actuadores
se trataba de construir un sistema de lizable antes de que la turbulencia que requiere un telescopio de 4 metros
compensación atmosférica en tiempo empiece a degradar la calidad de la desciende a 50, más o menos. Nos pro­
real (CATR). imagen. A medida que la turbulencia poníamos construir un prototipo equi­
Aunque este principio ya había sido aumenta, r0 disminuye. En los observa­ pado con un número de actuadores
probado en aplicaciones de radar, no torios terrestres, este parámetro va­ría suficiente para poner a prueba la idea.
se habían construido todavía los com­ entre cinco y quince centímetros para De una forma algo arbitraria, nos
ponentes de un sistema óptico adap­ las longitudes de onda visibles, con un decidimos por 21 actuadores.
tativo. Para crear un sistema tal, hubo valor medio de diez centímetros. Los únicos correctores de frente de
que enfrentarse a un problema clave: Por esa razón, los telescopios de gran onda disponibles en 1972 consistían
¿con qué finura hay que dividir el tamaño no resuelven nunca objetos del en espejos segmentados y diseñados
frente de onda incidente para lograr estilo de las estrellas dobles mejor que para remediar la distorsión de los
una reconstrucción satisfactoria de la lo haría un pequeño instrumento de láseres infrarrojos. Estos dispositivos
imagen original? La respuesta deter­ aficionado. (Los telescopios grandes pecaban de lentitud e imprecisión. Al
mina cuántos actuadores, controlados recogen una cantidad suficiente de luz principio parecía que un cristal de
de forma independiente, necesita el que permita detectar objetos muy débi­ óxido de silicio bismuto era una alter­
espejo deformable, lo que a su vez les. También hay períodos en los que nativa prometedora. Vimos que era
de­termina el costo y la complejidad del la turbulencia es pequeña, lo que posi­ posible ajustar, mediante la aplica­

LA CIENCIA DE LA LUZ 69
en una milésima de segundo que la
lógica adaptativa necesitaba.
FRENTE
Para nuestra fortuna, se estaba
DE ONDA de­sarrollando un nuevo método de
ESFERICO medir frentes de onda, la interferome­
tría de desplazamiento de fase (shea-
ring interferometry). Los interferóme­
tros se usan en óptica para me­dir la
fase de un frente de onda superponién­
dolo con un segundo frente cuyas
características se conocen, con lo que
se produce un patrón interferencial.
En óptica adaptativa se necesita saber
tan sólo la fase relativa de cada una
de las zonas de la apertura con res­
CAPA TURBULENTA pecto a sus vecinas para determinar
hasta qué punto la turbulencia atmos­
férica ha distorsionado la forma del
frente de onda. Los interferómetros de
FRENTE DE ONDA
desplazamiento de fase realizan esta
DISTORSIONADO tarea al desplazar, o “cizallar” (shea-
ring), dos copias del mismo frente de
onda una distancia conoci­da y super­
ponerlas a continuación. La in­tensidad
del patrón de interferencia resultante
es proporcional al gradien­te, o pen­
diente, del frente de onda.

S in embargo, aquellos interferóme-


 tros de desplazamiento de fase
sólo trabajaban con luz monocromáti­ca
TELESCOPIO
ASTRONOMICO y producían un patrón de interferen­
cia fijo. Para la óptica adaptativa
necesitábamos tomar medidas rápi­
das del frente de onda usando luz
blanca de banda ancha, procedente de
IMAGEN IMAGEN satélites artificiales iluminados por el
PERFECTA DISTORSIO-
NADA sol. Ja­mes Wyant construyó un inter­
ferómetro de desplazamiento para la
luz blanca mediante una red de difrac­
ción móvil que producía un patrón de
interferencia con una variación de la
2. EL ASPECTO DE LAS ESTRELLAS depende, cuando se las observa desde una intensidad sinusoidal. Una red de
gran distancia, de la integridad de los frentes de onda de luz esféricos que producen. fotodetectores recogía la señal. Al
Si se pueden enfocar todos los componentes del frente de onda, la estrella aparece comparar el desplazamiento de fase
en forma de un punto de luz perfecto (izquierda). Sin embargo, la turbulencia at- de la señal eléctrica resultante con
mosférica distorsiona aleatoriamente la morfología del frente de onda, lo que hace una referencia prefijada, resultaba
que los componentes lleguen desfasados al punto focal (derecha). exactamente proporcional a la pen­
diente del frente de onda óptico en la
ción de un voltaje, el desplazamiento fino sobre un bloque de material piezo­ zona correspondiente de la apertura.
de fase de la luz que lo atravesaba. eléctrico dotado de electrodos, se podían Este tipo de interferómetro de despla­
Pero el cristal transmitía una canti­ controlar las deformaciones en cientos zamiento es fiable y estable óptica­
dad insuficiente de luz y su capacidad de zonas del espejo a la velocidad y con mente; requiere poco calibrado.
de corrección de la fase era muy pobre la precisión necesarias. Bautizamos al Mejoras posteriores aumentaron la
para los efectos de la turbulencia. dispositivo con el nombre de espejo pie­ velocidad del dispositivo; llegó a medir
Exploramos la posibilidad de utilizar zoeléctrico monolítico. 10.000 frentes de onda ópticos comple­
un espejo flexible construido con una Abordamos luego el problema de tos por segundo, velocidad que bas­
placa aluminizada, muy fina, que refle­ medir la distorsión del frente de onda. taba para medir la peor turbulencia
jara bien la luz y se doblara con facili­ En aquel entonces, la técnica estándar atmosférica.
dad, pero costó superar el problema de para lograr una medida precisa de los Necesitábamos un elemento más
la estabilidad. Pese a que la superficie frentes de onda ópticos consistía en un para completar el sistema: un método
de un espejo deformable se desplaza proceso muy lento en el que se explo­ rápido que sintetizase las mediciones
menos de 10 micras, se ha de controlar raban y digitalizaban manualmente del frente de onda procedentes de cada
con gran precisión —con una tolerancia las fotografías procedentes de un zona y trazase un mapa del frente de
muy pequeña, de un cincuentavo de interferómetro láser. Con un poco de onda continuo que abarcara toda la
micra. Julius Feinleib, Steven G. Lip­ suerte, la información sobre el fren­te apertura óptica. Este proceso de
son y Peter F. Cone se percataron de de onda estaba disponible al día re­construcción del frente de onda es
que, al montar un es­pejo de cristal muy siguiente, algo tarde para la respues­ta indispensable para determinar el

70 TEMAS 6
ajuste de cada actuador individual. sensor del frente de onda mide la tur­ era aún más impresionante que la
Debido al reducido tamaño de los bulencia, podía observarse antes de la mejora de nitidez.
or­denadores digitales de esa época, el corrección, pero su compañera no era A partir de estos primeros esfuerzos
cálculo en serie presentaba proble­ más que un confuso y oscuro borrón. se han construido nuevos tipos de
mas. Volvimos a la tecnología analó­ Ambas estrellas se movían trémula­ espejos deformables con más de 1000
gica. Construimos una red eléctrica mente a lo largo de varios segundos de actuadores. Algunos son espejos seg­
sencilla dispuesta de la misma forma arco. Al accionar el bucle de realimen­ mentados; constan de numerosas pla­
que los actuadores detrás del espejo tación, se enfocaron con nitidez y per­ cas lisas, cada una montada sobre tres
deformable. Se aplicaron a los nodos manecieron inmóviles en el monitor. actuadores piezoeléctricos de capa
de la red corrientes eléctricas que El aumento del brillo de las imágenes múltiple. Los espejos segmentados
re­presentaban los valores del frente
de onda medido, lo que produjo los
volta­jes exactos necesarios para ajus­
tar los actuadores. Esta red en para­
lelo, velocísima, podíamos expandirla Así opera la óptica
para manejar un gran número de adaptativa
actuadores sin merma de velocidad.

A medida que se acercaba la fecha


 para probar nuestro compensador
L a óptica adaptativa compen-
  sa la distorsión del frente de
onda de la luz estelar. Se empieza
atmosférico en tiempo real, en di­ciem­ por concentrar en un haz estrecho
bre de 1973, crecía nuestra preocupa­ la luz que entra en el telescopio. A
ción por la estabilidad del instrumen­to continuación, el haz se refleja en un
mientras operase. Cada uno de los 21 espejo deformable y en un segundo
actuadores estaba provisto de su bucle espejo, que corrige el movimiento
de realimentación, pero se producía un de la estrella. Se divide entonces el
acoplamiento cruzado entre los bucles haz, de modo que un sensor de fren-
a través del espejo deformable. En te de onda pueda medir el grado de
otras palabras, la corrección del frente distorsión de cada componente del
de onda en una zona ejercía un ligero frente de onda, información que
efecto en las demás. Nuestros cálculos dirige los movimientos compen-
demostraban que el nuevo sistema satorios de los espejos. Por último,
debía ser estable, pero siempre existía el haz compensado se enfoca hacia
la posibilidad de que surgiera un pro­ una cámara, que registra la imagen
blema imprevisto. Nos preocupaba que TELESCOPIO corregida. La figura muestra las
el CATR empezara a oscilar, porque ASTRONOMICO imágenes corregidas y sin corregir
ello podría arruinar el espejo de una estrella y del Telescopio Espa-
piezoeléctri­co monolítico que había­ cial Hubble visto desde la Tierra.
mos diseñado. Durante las primera FRENTE
pruebas, comprobamos que el sistema, DE ONDA
DISTORSIONADA
más estable que una roca, funcionaba CORRECCION
a la perfección. DEL MOVIMIENTO DIVISOR FRENTE DE ONDA
DE LA IMAGEN DE HAZ CORREGIDO
El CATR demostró que la óptica
adaptativa podía compensar imáge­
nes extensas degradadas por la turbu­
lencia. Pero los actuadores con los que
contaba eran insuficientes para apli­ CAMARA
carlos a un telescopio de grandes
dimensiones. En 1976 comenzamos a
construir una máquina mucho ma­­ IMAGEN
CONDENSADA
yor, el sistema de imagen compensa­da
(SIC), provisto de 168 actua­dores. J.
Kent Bowker, Richard A. Hutchin y ESPEJO
DEFORMABLE
Edward P. Wallner desempeñaron
papeles importantes en el diseño de PROCESADOR SENSOR DEL
FRENTE
este sistema pionero. En 1980 lo ins­ DE DATOS
DE ONDA
talamos en el telescopio de 1,6 metros
del monte Haleakala, en Maui. Cuan­do SISTEMA DE OPTICA ADAPTATIVA
en la primavera de 1982 lo probamos
con estrellas brillantes, el SIC mostró
una estabilidad perfecta.
El SIC nos aportó la primera prueba
verdadera de hasta qué punto la óptica
adaptativa mejora las prestaciones de
los telescopios terrestres. Los resulta­
dos fueron admirables, especialmente EL HUBBLE EL HUBBLE ESTRELLA 4968 ESTRELLA 4968
para las estrellas dobles. La es­trella SIN COMPENSAR COMPENSADO SIN COMPENSAR COMPENSADA
más brillante del par, con la que el

LA CIENCIA DE LA LUZ 71
3. PARA OBSERVAR objetos débiles, se
ha de medir la turbulencia atmosférica a b
con estrellas más brillantes (a). Esta ESTRELLA
BRILLANTE
técnica sólo funciona si la estrella bri-
llante se halla en la misma zona del
OBJETO
cielo que el objeto que se observa; si DEBIL
están demasiado separados, la luz que
emiten experimenta diferentes grados
de turbulencia (b). Hay pocas estrellas
cuyo brillo pueda servir de referencia,
razón por la cual la técnica sólo resulta
eficaz en una pequeña franja del cielo.
Puede crearse un láser, dirigido a través
de la atmósfera, a modo de estrella de
referencia artificial (c). Con un tramado
de balizas de láser se consigue iluminar
un campo de visión entero (d). Con todo,
seguimos precisando una estrella que
caiga cerca para apuntar el telescopio. CAPA REGION DE REGION DE
TURBULENTA TURBULENCIAS TURBULENCIAS
COMPARTIDAS DIFERENTES

son los que mayor capacidad tienen de


compensar una turbulencia fuerte.
Los segmentos están separados entre
sí y proporcionan libertad de movi­
mientos. Pero cada faceta requiere Se trabaja en la aplicación de redes área mayor, la turbulencia varía
una calibración frecuente. Debido a la neuronales a la interpretación de las demasiado con respecto a la que mide
discontinuidad entre un segmento y señales procedentes del sensor óptico el sensor del frente de onda para obte­
el siguiente, los espejos de este tipo y al control del espejo deformable. ner una imagen uniformemente clara;
tienden a difractar parte de la luz, lo Al­gunos creen que se puede enseñar sólo se compensará, pues, la parte cen­
que afecta a la claridad de la imagen. a una red neuronal a que interprete tral de la imagen, y ésta aparecerá
Por ello los astrónomos prefieren es­tos registros mejor que las actuales cada vez más borrosa cerca de los con­
espejos continuos de placa frontal. redes basadas en algoritmos. tornos. Al no poderse compensar más
Estos espejos constan de una lámina que una minúscula zona del cielo alre­
frontal de vidrio aluminizado y flexi­
ble montada sobre actuadores fabri­
cados con capas múltiples de material
P ese al éxito notable de las prime-
 ras aplicaciones de la óptica adap­
tativa, su adopción generalizada en el
dedor de cada estrella de guiado, la
óp­t ica adaptativa, sirviéndose de
estrellas de guiado naturales, no puede
piezoeléctrico o electrorresistivo, que campo de la astronomía observacional acceder a una gran parte del cielo.
se expanden o contraen en respuesta se ve obstaculizada por dos problemas Se estudian dos maneras de burlar
a un voltaje de control. Los actuadores fundamentales. Primero, los objetos estos obstáculos. La primera es
están montados sobre una placa base débiles pueden observarse sólo cuando em­plear longitudes de onda más lar­
rígida. Un espejo de placa frontal con­ una estrella brillante se encuentra gas (infrarrojas), donde los efectos
tinua tiende a una mejor estabilidad cerca de ellos. La necesidad de realizar ópticos de la turbulencia son mucho
dimensional, requiere menos mante­ medidas en tiempo real de la turbulen­ menos graves y, dado que el valor de
nimiento y proporciona una correc­ cia tan rápidamente, al menos, como r0 a esas longitudes de onda es entre 5
ción más homogénea por toda la aper­ cambie la atmósfera determina el bri­ y 12 ve­ces mayor que en las longitudes
tura del telescopio. Otro tipo de espejo llo que ha de tener la estrella que sirva de onda visibles, cada zona de correc­
deformable, en proceso de desarrollo, de guía: en cada una de las pequeñas ción puede aumentarse en la medida
es el espejo bimorfo, constituido por zonas de la apertura del telescopio se correspondiente. En una zona mayor
elementos piezoeléctricos planos han de recoger los fotones suficientes las perturbaciones del frente de onda
adheridos a la parte posterior de una para tomar una medición precisa del tardan más en variar; se tiene, pues,
lámina frontal delgada que se dobla frente de onda. En un sistema de óptica más tiempo para recoger la luz y, en
al recibir un voltaje. La Universidad adaptativa que trabaje con longitudes consecuencia, se pueden utilizar estre­
de Hawai está construyendo un sis­ de onda visibles y bajo condiciones llas más débiles de guías. Ade­más, el
tema de óptica adaptativa basado en estándar, cada centésima de segundo ángulo isoplanático es mayor a longi­
un espejo bimorfo. Este sistema se hay que detectar al menos 100 fotones tudes de onda más largas y, por tanto,
vale de un sensor de frente de onda por cada zona de 10 cm2. Para cumplir la zona sobre la que es efectiva la com­
que mide directamente la curvatura este requisito, la estrella de guiado pensación adaptativa también
del frente de onda, lo que simplifica debe ser de magnitud 10 o más bri­ aumenta. Estos factores, tomados en
los cálculos requeridos para controlar llante. En promedio, hay sólo tres conjunto, permiten utilizar una estre­
los actuadores. estrellas de esta magnitud por cada lla de guiado visible para otorgar
Para las longitudes de onda del grado cuadrado de cielo. mayor nitidez a las observaciones in­
in­f rarrojo, donde los efectos de la Esta restricción sería aceptable, de frarrojas sobre una fracción del cielo
turbu­lencia atmosférica son menos no darse un segundo problema funda­ mucho mayor de lo que sería factible
intensos, los “correctores modales” mental: la compensación adaptativa con longitudes de onda visibles.
ofrecen una posibilidad elegante de sólo es efectiva cuando abarca un El primer sistema infrarrojo, el
compensar la distorsión del frente de ángulo diminuto del cielo —ángulo Come-On, fue desarrollado a prin­ci­pios
onda. Estos dispositivos corrigen la isoplanático—, que para las longitudes de los años ochenta por el Ob­ser­vatorio
inclinación, el desenfoque, el astigma­ de onda visibles no alcanza los cin­co Europeo del Sur (ESO) e in­vestiga­
tismo y otras aberraciones. segundos de arco de ancho. Sobre un dores franceses. Se ha ensayado con

72 TEMAS 6
sensor Shack-Hartmann— porque
c d puede trabajar con fuentes de luz con­
tinuas y pulsantes. El primero en uti­
lizarlo fue Roland V. Shack, en 1971.
Un tramado de lentes cubre el haz
óptico; cada una de ellas produce una
imagen de la estrella de guiado. Los
gradientes del frente de onda se deter­
ESTRELLA
ARTIFICIAL minan al medir el desplazamiento de
la imagen en cada zona.
En principio, las balizas de láser
deberían permitir que se aplicase la
compensación adaptativa a cualquier
objeto celeste, por débil que sea y para
cualquier longitud de onda capaz de
atravesar la atmósfera. Sin embargo,
la necesidad de disponer de una estre­
lla natural para apuntar el telescopio
limita la eficacia de las balizas. Pero
HACES éstas no sirven para apuntar, pues no
HAZ DE DE LUZ
LASER MULTIPLES están fijas en el cielo; su posición abso­
luta varía en consonancia con el efecto
de la turbulencia sobre el haz láser.
éxito en el telescopio de 3,6 metros del Los láseres crean en la estratosfera Dada la necesidad de disponer de una
observatorio de La Silla, Chile. estrellas artificiales de guiado para estrella de apuntado, la óptica adap­
La segunda forma de abordar el pro­ los telescopios astronómicos. Y lo tativa sólo puede abarcar, a longitu­
blema consiste en utilizar haces de hacen de dos formas: produciendo la des de onda visibles, un 30 por ciento
láser para producir balizas, o estrellas retrodispersión de moléculas de aire del cielo. A longitudes de onda in­
de guiado, artificiales. Investigadores a altitudes de 10 a 40 kilómetros —una frarrojas, la cobertura del cielo llega
del laboratorio Lincoln del Instituto de dispersión de Rayleigh— o estimu­ al 100 por cien.
Tecnología de Massachusetts (MIT) y lando la fluorescencia de una capa Uno de los problemas pendientes es
del laboratorio Phillips de las Fuerzas natural de vapor de sodio que está a el de la creación de imágenes níti­das
Aéreas de EE.UU. encontraron un unos 90 kilómetros de altura. Como la a lo largo de grandes campos de visión.
método mucho más potente para medir baliza de láser está mucho más cerca No se ha podido aún obtener una ima­
la turbulencia atmosférica. En los del telescopio que una estrella real, el gen compensada del disco de Júpiter;
años ochenta estudiaban cómo dispa­ dispositivo genera un haz cónico que el disco mide unos 40 segundos de arco
rar un arma láser de modo que descar­ atraviesa sólo parte de la capa atmos­ de ancho y engloba unos 50 parches
gara la mayor cantidad de energía férica turbulenta antes de llegar a la isoplanáticos diferentes, o zonas
posible sobre un objetivo situado más apertura del telescopio. Este efecto se donde la turbulencia atmosférica
allá de la atmósfera. Los láseres expe­ acentúa más con las balizas Rayleigh difiere bastante. Se discute el empleo
rimentan en las longitudes de onda de baja altitud y obliga a usar más de de espejos deformables múltiples en
visibles el mismo tipo de distorsión que una baliza de láser. conjunción con una serie de estrellas
sufre la luz procedente de una estrella de guiado láser. Cada espejo actuaría,
lejana; se les puede, pues, aplicar los
principios de la óptica adaptativa. En
1982 los del MIT corrigieron la distor­
R obert Q. Fugate demostró en 1983
 que con estrellas de guiado láser
podían realizarse medidas del frente
al compensar la turbulencia a lo largo
de un intervalo de altitudes en la
atmósfera, como un corrector tridi­
sión de un láser emitido hacia el espa­ de onda. Otros investigadores crearon mensional. Con las estrellas de guiado
cio con una versión del SIC que tenía el primer sistema completo de óptica podrían realizarse muchas medidas
69 actuadores —el “experimento de adaptativa que se valía de estrellas del frente de onda, que abarcarían un
compensación at­m osférica (ECA)”. de guiado láser, el SWAT (las siglas amplio campo de visión.
Uno de los experimentos realizados en en inglés de “técnicas adaptativas de El diseño de la mayoría de los gran­
el transbordador espacial Discovery longitudes de onda cortas”). Entre des telescopios que se están planean­do
consistió en que éste llevara un retro­ 1988 y 1990, en el observatorio óptico o construyendo en estos momentos
rreflector que reflejaba un haz de láser del monte Ha­leakala, se generaron incluye la óptica adaptativa.
de vuelta a la Tierra, donde se medía con rayos láser de color pulsantes
con él la distorsión atmosférica. En —su longitud de onda era de 0,512
pruebas posteriores, los retrorreflecto­ micras— balizas artificiales a altitu­
res, instalados a bordo de cohetes, fue­ des de entre 4 y 8 km. Se demostró BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
ron elevados a alturas de 600 kilóme­ que se había compensado la turbulen­
Adaptive Optics: Revisited. Horace W.
tros. Al introducir su información en cia mediante la comparación de imá­ Babcock, en Science, volumen 249, pá-
un espejo deformable, se logró “predis­ genes de estrellas naturales tomadas ginas 253-257; 20 de julio, 1990.
torsionar” un segundo láser de ma­nera con y sin la corrección adaptativa; el Principles of Adaptive Optics. Robert K.
que atravesara la atmósfera y se enfo­ experimento enseñó que se obtenían Tyson. Academic Press, 1991.
cara en un pequeño objetivo si­tuado en mejores resultados con dos balizas de Adaptive Optics for Astronomy: Prin-
el cohete. Desde entonces, los instru­ láser que con una. ciples , P erformance and A pplica -
tions. J. M. Beckers, en Annual Review
mentos de óptica adaptativa del ECA Cuando se recurre a las balizas de
of Astronomy and Astrophysics, volumen
se han utilizado con éxito en tareas láser se suele emplear un tipo dife­ 31, páginas 13-62; 1993.
astronómicas. rente de sensor del frente de onda —el

LA CIENCIA DE LA LUZ 73
Espejos líquidos
Ermanno F. Borra

Está abierta la puerta a la construcción de telescopios gigantescos


para ver más lejos que nunca gracias a los espejos de mercurio líquido
muy ligeros, cuyo tamaño podría superar, en mucho, el de los espejos de cristal

D
urante casi cuatro siglos los Físico y escritor excéntrico, debe su ron todo el tiempo apuntando a una
 telescopios reflectores han fama sobre todo a una célebre denun- misma posición fija. Gracias a los dis-
  venido recogiendo la vacilante cia. Francia se estremeció, en 1904, positivos de carga acoplada (DCA),
luz procedente de millones y millones cuando reveló que no existían los finos sensores de luz de estado sólido,
de estrellas y galaxias. Nos han des- rayos N, que decía haber descubierto obtuvieron una imagen muy precisa
cubierto un universo vasto y complejo; René Blondlot, de la Universidad de sin haber tenido que mover el espejo
han ensanchado nuestro mundo y Nancy. A petición de Wood, Blondlot del telescopio.
nuestra imaginación. Sin embargo, le hizo en su laboratorio, a oscuras,
pese a todos sus logros, el reflector
clásico tiene serias limitaciones. Es
muy caro. A menudo resulta casi
una demostración de cómo se detecta-
ban, una vez filtrados por un pris­ma,
los rayos N, que, sostenía Blond­lot, se
E l detector DCA compensó la rota-
 ción de la Tierra llevando electró-
nicamente sus sensores de luz de este
imposible bruñir y pulir una gran parecían a los rayos X. Wood no se lo a oeste, a una velocidad igual a la de
superficie de cristal hasta conseguir creía; sustrajo el prisma, esencial desplazamiento de las imágenes que
una parábola perfecta, la forma ideal para el experimento, y se lo metió en iba captando el telescopio. Este proce-
que concentra en un punto los rayos el bolsillo. Blondlot no se percató de dimiento viene a ser como tomar una
de luz paralelos. Los espejos se defor- la falta, y sus resultados, tampoco. fotografía de un objeto en movimiento
man con los cambios de temperatura Pero el espejo líquido de Wood no con una cámara que se mueva a la
y, superado cierto tamaño, tienden a tuvo tanta suerte. La construcción de misma velocidad que él. Un objeto, por
abombarse bajo su propio peso. un objeto de esas características exige lo general, sólo tarda en cruzar la
Por ello, de vez en cuando, astróno- especial habilidad técnica, de la que estrecha abertura del detector unos
mos y ópticos se acuerdan de una vieja carecía. Fotografió las estrellas que cuantos minutos, lo que limita la can-
rareza: el espejo líquido. No puede hun- pasaban ante su objetivo, pero las tidad de luz que se recoge. Sin
dirse, así que cabe hacerlo tan grande imágenes eran borrosas. No era ade- embargo, dado que noche tras noche
como se quiera. Además, darle forma cuado el cojinete sobre el que estaba se observan las mismas regiones del
parabólica a un líquido es muy sencillo; apoyado el espejo; por culpa de ello, la firmamento, es posible crear imáge-
el tirón de las fuerzas de la gravedad y velocidad de rotación del mercurio no nes cada vez más intensas sumando
centrífuga hace que la superficie de un permanecía constante y la distancia digitalmente, mediante un ordenador,
líquido reflectante —mercurio, por focal se alteraba. Además, vibraciones exposiciones sucesivas.
ejemplo— en rotación forme una pará- y corrientes de aire produjeron rugo- El logro de Gunn, Schneider y
bola perfecta. Este fenómeno, que se sidades en la superficie del mercurio. Schmidt reavivó mi interés por los
produce también al remover el café, Por si esto fuera poco, otra dificultad espejos líquidos, de los que había oído
ofrece una superficie óptica perfecta de primer orden acosó al astrónomo: hablar en mis primeros años de carrera.
que no precisa ser pu­lida. En conse- un espejo líquido no se puede inclinar Aunque la idea me pareció sugestiva,
cuencia, el coste de los espejos líquidos como se inclina, para compensar la nunca pensé en la viabilidad de su apli-
podría ser mucho menor que el de los rotación de la Tierra, un espejo de cación. Sería por los días del experi-
espejos de cristal. Además, como la cristal, razón por la que las estrellas mento del Monte Palomar; disfrutaba
óptica adquiere tan­to interés en la quedaron grabadas en la película foto- yo entonces de un período sabático en
mayoría de las mediciones científicas, gráfica en forma de rayas. Wood relató la Universidad de Ari­zona, donde J.
los espejos líquidos también podrían con gracia todos estos problemas en Roger, P. Angel y John McGraw se
ser de utilidad en numerosos campos un artículo que se publicó en el empeñaban en sacar parti­do de los
de la investigación y la ingeniería. Astrophysical Journal. DCA. Se proponían construir un nuevo
No se sabe a quién se le ocurrió Así se quedaron las cosas hasta que, telescopio —cuyo funcionamiento es
crear un espejo líquido. Podría haber en enero de 1982, un equipo de cientí- ahora rutinario— para la búsqueda de
sido al propio Newton, que inventó el ficos demostró la eficacia de un método supernovas lejanas. El telescopio está
telescopio reflector y sabía que la extraordinario que resolvía el pro- fijo permanentemente, de modo que no
superficie de un cubo de agua que gira blema de la inclinación. James E. hacen falta ni una estructura ni una
adopta una forma parabólica. Pero la Gunn, Peter Schneider y Maarten cúpula móviles.
idea no se abordó en serio hasta Schmidt se pasaron una noche en la Al final de mi período sabático había
co­mienzos de este siglo, cuando Robert cima del Monte Palomar observando caído en la cuenta de que no había
W. Wood intentó construir un teles- una franja de cielo con el telescopio ninguna razón por la que una cámara
copio de espejo líquido. Hale de cinco metros, que mantuvie- DCA pudiera recopilar imágenes pre-

74 TEMAS 6
cisas a partir de un espejo de cristal
fijo y no a partir de uno lí­quido. Por
supuesto, esa precisión se desperdi-
ciaría si el espejo líquido no generase
imágenes de gran calidad. De regreso
en la Universidad de Laval me centré
en el funcionamiento de los espejos
líquidos. Encargué un cojinete lubri-
cado por aire y un motor eléctrico.
Nuestros talleres fabricaron el resto
de los componentes.
Transcurridos escasos meses exa-
minaba mi primer espejo de mercurio,
de 50 centímetros de diámetro. Rea­
licé la prueba del cuchillo: acercar una
hoja afilada al haz reflejado de un
punto de luz. Un espejo ideal proyecta
una imagen del mismo tamaño que la
fuente puntual; la imagen se eclipsa
en el instante en que la punta del
cuchillo corta el paso de la luz refle-
jada. Un espejo defectuoso difunde la
luz y crea una imagen mayor, cuyo
brillo circunda la punta de la hoja del
cuchillo. El resultado de la prueba fue
una obstrucción limpia, señal incon-
fundible de la parábola.
Construí otro espejo, de un metro,
para estudiar la técnica del mercu­rio
líquido. Me ayudaron Robin Ar­senault
y Mario Beauchemin. Los análisis
posteriores confirmaron que la super-
ficie del espejo era perfectamente
parabólica y pasablemente lisa. La
maquinaria sobre la que se apoyaba
el espejo era tan estable, que las rugo-
sidades de la superficie resultaron
despreciables y la distancia focal,
constante.

A la vista de estos esperanzadores


 resultados decidí emprender un
desarrollo en serio. Había que contar
con una instalación adecuada para
realizar mediciones ópticas exactas y
dotarla de los equipos más avanzados.
En la construcción hubo que atender
al control de sutiles alineaciones ópti-
cas, vibraciones del edificio y turbu-
lencias del aire, perturbaciones capa-
ces de ocasionar graves daños: si se
quiere lograr un alto grado de preci-
sión óptica, hay que reducir a un
mínimo defectos de incluso 1/40 de la
longitud de onda de la luz visible que
se puedan producir en la superficie del
espejo.
En el transcurso de nuestros prime-
ros trabajos con un espejo de mercurio
de 1,5 metros de diámetro, Sta­nislaw

1. TELESCOPIO de espejo liquido de la


Universidad Occidental de Ontario. El
observatorio porta un sistema de detec-
ción y medición del alcance de luz. El
telescopio capta la luz emitida por las
moléculas que excita en la atmósfera un
potente rayo láser.

LA CIENCIA DE LA LUZ 75
Szapiel había obtenido una imagen no interferencia de la luz. Procesamos una cámara programable de 35 milí-
resuelta de una estrella artificial en cientos de interferogramas, grabados metros, capaz de registrar rastros de
una pantalla de televisión. La amplia- con una cámara DCA, hasta quedar- estrellas cuya duración no excedía de
mos con una lente de microscopio y, nos satisfechos con la validez de nues- dos minutos. No fue difícil montar este
para nuestro asombro, el monitor tros resultados. observatorio con un presupuesto razo-
mostró un disco rodeado por anillos nable. Al final, la instalación en su
alternos de oscuridad y luz tenue: ¡la
imagen se asemejaba al patrón de
difracción del espejo! La razón de que
E l estudio de un espejo líquido
 entraña mayor dificultad que el
estudio de un espejo de cristal porque
conjunto funcionó bien. No se encon-
traron los destellos; concluimos que,
de existir, no se producían con fre-
se formen sombras es que, aun cuando la superficie de un líquido puede cam- cuencia. Pero lo realmente importante
la calidad de una superficie óptica biar su forma muy deprisa. No se fue que este trabajo condujo a una
roce la perfección, la naturaleza ondu- debe tomar el promedio de las medi- publicación que ha marcado un hito:
lada de la luz impone una limitación das, como se hace con los espejos de la descripción de la primera investi-
fundamental. Las ondas de luz refle- cristal, ya que esta operación infra- gación llevada a cabo con éxito gracias
jadas por el espejo se superponen y valoraría las aberraciones debidas a a un espejo líquido.
eliminan o refuerzan, tal y como las la turbulencia del aire y a las vibra- Pero, ¿qué observaciones pueden
ondas de la superficie de un estanque ciones. Durante esta etapa de prue- realizarse con un telescopio, por muy
generan diseños complejos; aparece bas, la cuidadosa preparación rindió preciso que sea y por muy fácil y eco-
entonces un punto de luz, un disco sus frutos. La interferometría demos- nómico que resulte construirlo, si no
rodeado de anillos sombreados que tró que la superficie parabólica de un es posible apuntarlo a voluntad? La
corresponden al juego constructivo o espejo líquido bien afinado se man- mayoría de los sistemas de detección
destructivo de la luz reflejada. Como tiene precisa en 1/30, por lo menos, y registro pueden adaptarse a un te-
consecuencia, la nitidez de una ima- de la longitud de una onda de luz, lo lescopio fijo. Aunque no hubiese más
gen no se basa tanto en la calidad del que anda cerca de la precisión espe- que la técnica ya probada —la que
espejo cuanto en su diámetro: a mayor cificada para el Telescopio Espacial re­g istra las observaciones con los
anchura del espejo, más nítida la ima- Hubble. DCA—, es de esperar que los telesco-
gen. Al principio nos costaba creer Pese a que las pruebas conducidas pios de espejo líquido faciliten aprecia-
que lo visto en la pantalla era el en nuestro laboratorio arrojaron en blemente los rastreos astronómicos.
patrón de difracción característico del dos años resultados mucho mejores de Estos instrumentos deberían bene-
espejo. Pero tras mucho discutir, cal- lo que esperábamos, teníamos aún que ficiar a los cosmólogos. Ellos trazan el
cular y experimentar, aceptamos la evaluar el comportamiento del espejo mapa del universo y tienen que obser-
probabilidad de que nuestro espejo líquido en el exterior, sometido a los var objetos extremadamente tenues;
fuese casi perfecto. efectos de la intemperie. Para ello necesitan, por tanto, observar du­rante
La confirmación de esta conclusión construimos un observatorio donde largo tiempo con telescopios de gran
requería la realización de pruebas aún alojamos, en 1986, un espejo líquido diámetro, pero, dado su elevado coste,
más rigurosas. Robert Content estu- de 1 metro y, al año siguiente, uno de nadie puede acceder a ellos a título
dió concienzudamente el espejo de 1,5 1,2 metros. Del funcionamiento del individual. Hay tal demanda de tiempo
metros con un interferómetro de observatorio se encargaron estudian- de observación en telescopios de cierto
lámina de difusión. Este instrumento tes; durante 63 noches despejadas tamaño, que ni siquiera un equipo
delinea el contorno de las superficies rastrearon destellos estelares que reunido en régimen de cooperación
con una precisión extraordinaria. estaban por confirmar, captados en conseguirá más de una docena de
Para ello registra los pa­t rones de otros lugares. Por detector se empleó noches al año para un proyecto espe-
cífico. Por consiguiente, se tarda años
en completar un rastreo.

L os cosmólogos podrían disponer de


 los telescopios de espejo líquido
más a menudo que de los costosos apa-
ratos de espejo de cristal. Gracias a esa
asequible técnica, el progreso de
muchas tareas especializadas, desde
la búsqueda de supernovas lejanas y
cuásares hasta el estudio de la evolu-
ción y la topología del universo, podría
avivarse. Paul Hickson construyó un
telescopio de espejo líquido de 2,7
me­tros para realizar rastreos espec-
troscópicos. El dispositivo utiliza un
detector DCA y filtros de in­terferencia.
Andrew E. Potter, Jr. y Terry Byers
han construido un telescopio de espejo
líquido de tres metros de diámetro
destinado a la búsqueda de desechos
espaciales no mayores de un centíme-
2. SUPERFICIE DE UN LIQUIDO EN ROTACION. Adopta una forma parabólica
bajo la constante atracción de la gravedad y una aceleración centrífuga que crece tro, que constituyen una amenaza
con la distancia al eje central. La curva parabólica se produce porque una superfi- para naves y estaciones espaciales.
cie líquida tiene que ser perpendicular a la aceleración neta que experimenta; en Esta novedosa técnica ofrece, amén
este caso, se va inclinando cada vez más conforme crece la distancia al eje. de grandes tamaños, valiosas propie-

76 TEMAS 6
dades: elevada calidad de Afortunadamente dispone-
su­p erficie, baja dispersión, mos de diversas opciones para
aperturas muy rápidas y un reducir a un mínimo el barrido
enfoque variable que se controla de la superficie por el aire. El
con suma precisión. Puede, por uso de capas delgadas de mer-
eso, mejorar la investigación en curio amortigua bastante las
nu­merosos campos de la cien- perturbaciones. Una capa de
cia. Hemos trabajado con el moléculas orgánicas, de lípidos
grupo dirigido por Robert J. por ejemplo, que flote sobre el
Sica en la construcción de un mercurio también amortiguará
espejo lí­q uido que haga de las ondas producidas por el
receptor en un sistema de detec- viento. Una solución garanti-
ción y medición del alcance zada consiste en colocar una
(LIDAR). Este tipo de instru- pe­l ícula de plástico sobre el
mento inspecciona la atmósfera líquido en rotación. Tras probar
a una altitud de 30 a 110 kiló- una serie de materiales, vimos
metros. En primer lu­gar, el dis- que con películas delgadas y
positivo dispara un potente rayo fuertes de mylar se protege la
láser hacia el cielo para excitar superficie del espejo sin que la
las moléculas de la atmósfera; luz se distorsione.
éstas emiten luz, cuya intensi-
dad y longitud de onda indican
las condiciones de densidad y
temperatura del lu­gar donde se
S e pueden lograr otras mejo-
 ras. Como el mercurio es
pe­s a­d o, reemplazarlo por un
encuentren. El re­ceptor recoge líquido más ligero sería venta-
esta luz delatora para interpre- joso: un espejo que pesase menos
tarla. La poten­cia captadora de descansaría sobre un cojinete y
luz que tiene nuestro espejo de un recipiente más baratos. Por
mercurio de 2,65 me­tros con- ello hemos empezado a experi-
vierte a este sistema en uno de mentar con galio, metal líquido
los analizadores de la atmósfera más ligero que el mercurio. Los
más sensibles que hay. resultados son esperanzadores,
Dada la precisión de su forma y aunque el galio se solidifica a
parabólica, los espejos fluidos 30 grados, se le subenfría con
valen también como superficies facilidad. El subenfriamiento
de referencia, de bajo coste, para consiste en mantener una sus-
las comprobaciones que han de tancia en estado líquido por
hacerse en los talleres ópticos. debajo de la temperatura a la
El uso más original que hasta el que normalmente se solidifica.
momento se le haya dado a un John Gau­vin y Gilberto Moretto
espejo líquido se debe a Na­thalie subenfriaron muestras de galio
Ninane. Le saca hologramas a 3. LOS ESPEJOS LIQUIDOS aportan superficies hasta –30 grados. Com­pro­baron
un espejo de mercurio de 1,4 ópticas extraordinarias. El interferograma (arriba) que las muestras siguieron en
metros; iluminados de nue­vo, corresponde a un espejo líquido de 2,5 metros de estado líquido, de forma estable,
generan imágenes que sirven de diámetro. El análisis por ordenador ofrece una ver- durante varias semanas; se soli-
guía para que al pulir los espejos sión en falso color que muestra el contorno de la dificaron sólo cuando la tempe-
de cristal se consigan parábolas super­ficie del espejo (centro). Los rastros de estre- ratura descendió de los –30 gra-
llas (a­bajo) se obtuvieron mediante un espejo líqui-
perfectas. dos. Gauvin fabricó un es­pe­jo de
do de 1,2 metros y una cámara fotográfica, en 1987.
Me movía en un principio la aleación de galio de 50 cen­
posibilidad de construir espejos tímetros de diámetro cuyo fun-
de diámetros gigantescos, de más de superficie de un líquido que gira, se cionamiento fue bastante aceptable.
30 metros incluso. ¿Hasta qué diáme- mueve sobre un marco de referencia Las mejoras de los dispositivos de
tro podemos llegar realmente? Sólo lo giratorio, como la Tierra. Hickson y corrección óptica, al expandir la zona
sabremos si intentamos construir Brad K. Gibson, por un lado, y yo, por de cielo de la que le llegue luz al apa-
espejos cada vez más anchos. La rela- otro, hemos calculado que éste no rato, aumentarán también la utilidad
tiva facilidad con que preparamos el sería un problema grave. De todas de los telescopios provistos de espejos
espejo de 2,7 metros y lo económico formas, nuestras primeras observa- líquidos. Cuando la luz se refleja en
que nos resultó son buenos presagios. ciones indicaron que el viento sí crea un espejo parabólico, sólo convergen
De todos modos, hay varios factores perturbaciones notables. Aunque una en un punto las imágenes de los obje-
que podrían limitar el tamaño. construcción aísle el espejo líquido de tos puntuales y distantes que estén
La curvatura de la Tierra introduce corrientes externas, el aire que su pro- situados directamente sobre el centro
una pequeña variación focal, que pia rotación genera terminaría por de la parábola. Las imágenes de los
puede corregirse. Hay, sin embargo, poner un tope a su tamaño. Las zonas puntos apartados de este eje central
un factor geofísico preocupante: el periféricas de un espejo grande se son manchas, cuyo tamaño aumenta
efecto Coriolis, que imprime un mueven a mayor velocidad que las de con su distancia al eje, lo que produce
as­pecto de espiral a las masas de aire un espejo menor, y esa velocidad supe- borrosidad. Estas distorsiones, que se
que se mueven por el globo. Este efecto rior genera una mayor turbulencia dan en cualquier telescopio, se ami-
se da cuando un objeto, por ejemplo la local en el aire. noran por medio de dispositivos ópti-

LA CIENCIA DE LA LUZ 77
cos auxiliares. Se trata de lentes o aparente de la Luna. Con telescopios Con ese propósito, Harvey R.
espejos coordinados que alinean los ubicados en varias latitudes de forma Ri­chardson y Christopher L. Morbe
rayos extraviados de la luz reflejada; que abarquen diferentes partes del diseñaron un corrector por ordenador
de esa manera se eliminan muchos cielo, se ensancha la zona de visión. que contrarrestara los errores especí-
errores de la imagen final. La dispo- Sin embargo, sería más eficiente y ficos que se producen en las reflexio-
sición habitual de estos instrumentos mucho menos costoso desarrollar dis- nes de los espejos líquidos. El instru-
permite obtener imágenes fidedignas positivos de corrección perfecciona- mento, de manejo un tanto difícil, ha
con una an­chura de alrededor de un dos para ampliar el campo de visión de orquestar el movimiento de tres
grado, que es el doble del diámetro de un solo telescopio. espejos. Aun así, gracias al corrector

Así funcionan los telescopios de espejo líquido


L a NASA ha construido un espejo líquido de tres metros
 de diámetro (abajo, a la izquierda) que buscará desechos
espaciales. El diagrama (arriba) muestra cómo funciona. El
controla el motor. Sobre el recipiente base se fragua una
parábola sólida hecha de una resina de poliuretano. Una vez
endurecida, se vierte el mercurio líquido en el cuenco. La
espejo y el cojinete descansan sobre una montura de tres sencillez del diseño de los espejos líquidos los hace asequi-
patas; el eje de rotación se alinea verticalmente por medio bles y fáciles de construir. En el rudimentario observatorio
de dos tornillos ajustables. Un motor eléctrico sincrónico, (abajo, a la derecha) construido en 1987 en Laval, Quebec,
conectado mediante poleas y una correa, mueve el girador se efectuó la primera investigación astronómica realizada con
situado bajo el recipiente del espejo; un alimentador de un espejo líquido. La construcción de un espejo de 2,7 metros
corriente alterna, estabilizado por un oscilador de cristal, de diámetro costaría algo más de dos millones de pesetas.

78 TEMAS 6
los espejos líquidos producen imáge-
nes excelentes de luz que incide en el
espejo formando un ángulo de hasta
7,5 grados con el eje central. Este tra-
bajo pionero demuestra que es posible
corregir las aberraciones introducidas
cuando la luz se refleja en ángulo
agudo en la superficie parabólica
líquida.

P ocas limitaciones afectan, en teo-


 ría, a los correctores optimizados.
Con ellos, los telescopios de espejo
líquido, a pesar de la estrechez del
campo de visión, deberían tener a su
alcance buena parte del cielo visible,
lo que es de apreciar en espectrosco-
pía o en la fotografía de muy alta reso-
lución. Desde un punto de vista prác-
tico, Ming Wang, Gilberto Moretto y
yo, en colaboración con Gerard
Lemaître, exploramos nuevas adap-
taciones de los espejos correctivos.
Lemaître inauguró esta técnica 4. ESPEJO LIQUIDO, de 2,7 metros. Al cuidado de Luc Girard, es el receptor de un
óp­tica, que consiste en deformar espe- monitor atmosférico. Se encuentra en la Universidad Occidental de Ontario.
jos hasta darles una morfología com-
pleja que elimine los errores de
reflexión. Recientemente, Wang, libre, así que no le afectaría la grave- por múltiples rutas y cambiar de
Moretto y yo hemos diseñado por dad. No sería práctico que un motor órbita. En tal caso, cabría apuntar un
ordenador un corrector de gran capa- proporcionara la aceleración reque- telescopio de espejo líquido en órbita
cidad, con dos espejos auxiliares. Da rida, ya que acabaría por quedarse sin como si fuera un telescopio
excelentes imágenes de zonas del combustible. corriente.
cielo que están desplazadas del eje Las posibilidades que ofrecerían los
central nada menos que 22,5 grados.
Un dispositivo holográfico podría,
al menos en teoría, servir de mediador
vehículos impulsados por velas sola-
res han hecho que cambie de parecer.
En 1992 publiqué un artículo en el
E n el número de junio de 1987 de
 Physics Today, Per H. Andersen
escribía una nota que llevaba por tí­tulo:
perfecto que reconciliase las diferen- Astrophysical Journal donde exami- “¿Observarán los futuros astrónomos
cias entre la luz reflejada y su fuente naba la posibilidad de que velas sola- con espejos líquidos?” Siete años más
de origen. Podría colocarse en el haz res propulsasen telescopios de espejo tarde, se construyeron unos cuantos
de luz reflejada un holograma grabado líquido en órbita. El Sol proporciona telescopios de ese tipo. ¿Cuántos astró-
de antemano. Al pasar la luz a través una fuente inagotable de energía, que nomos van a utilizarlos? El tiem­po lo
del holograma, se filtrarían los errores una vela solar emplearía en darle ace- dirá, pero espero que, en el peor de los
predecibles. Mosaicos de hologramas leración a la superficie líquida, para casos, sirvan para tareas astronómicas
generados por ordenador compensa- transformarla en una parábola. Quizá especializadas, como los rastreos. En
rían las aberraciones que se producen parezca una idea más fantasiosa que el otro extremo, sueño que un día
cuando la luz viaja largos trechos científica, pero se basa en supuestos recaiga sobre ellos la mayor parte de la
desde el cenit, a través de grandes razonables. No se ha lanzado todavía investigación astronómica, quedando
campos de visión. con éxito una nave impulsada por relegados los telescopios inclinables a
¿Podría instalarse en el espacio un velas solares, pero un estudio reali- misiones muy concretas.
telescopio provisto de espejo líquido? zado por la nasa a finales de los años
La idea es muy atractiva; los espejos setenta mostraba la viabilidad de esos
líquidos gozan de excelentes cualida- vehículos.
des ópticas, pesan poco y es fácil Para que el espejo acelerado por las
embalarlos. Pese a sus temperaturas velas solares no fuese adquiriendo BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
extremas, la Luna podría, sin duda, velocidad hasta el punto de acabar Liquid Mirror Telescopes: History. B.
albergar un telescopio así. El espejo, saliéndose del sistema solar bastaría K. Gibson en Journal of the Royal Astro-
hecho de ligera aleación de galio, o con que el recipiente se desplazara nomical Society of Canada, vol. 85, nú-
mero 4, páginas 158-171; agosto de
quizá de una aleación alcalina aún más lentamente que su propia velo­ 1991.
más ligera, permanecería en estado cidad orbital. La vela solar contra- The Case for Liquid Mirrors in Orbi-
líquido porque esas aleaciones tienen rrestaría entonces la atracción gra­ ting Telescopes. E. F. Borra en Astro-
temperaturas de fusión muy bajas. En vita­t oria para que el telescopio se physical Journal, vol, 392, número 1,
cambio, pensaba hasta hace poco que mantuviese en órbita. Es posible que páginas 375-383; 10 de junio de 1992.
poner un telescopio de espejo líquido reemplazara a toda la fuerza de gra- Liquid Mirrors: Optical Shop Tests
en órbita era imposible. La gravedad vedad; así se tendría un instrumento and Contributions to the Technolo-
gy. E. F. Borra, R. Content, L. Girard, S.
proporciona la aceleración necesaria estacionario capaz de largos tiempos
Szapiel, L. M. Boily en Astrophysical
para que se forme una parábola en la de integración. Colin McInnes ha Journal, volumen 393, n.o 2, páginas
Tierra o en la Luna; un telescopio orbi- de­mostrado que los vehículos provis- 829-847; 10 de julio de 1992.
tal se encontraría en estado de caída tos de velas solares podrían navegar

LA CIENCIA DE LA LUZ 79
Optica sin imágenes
Roland Winston

Los concentradores sin imágenes —una especie de “embudos” de luz—


recogen e intensifican la radiación mucho mejor que las lentes.
Se utilizan en campos muy dispares de la física

M
uchos de nosotros aprendi- misión de un horno solar, por ejemplo, tivos que concentran la luz hasta un
 ­m os a concentrar la luz no es formar una imagen perfecta del límite lo más elevado posible.
 cuando éramos niños. Las Sol; lo importante es que reciba la Mis investigaciones sobre óptica sin
ociosas tardes de verano resultaban máxima intensidad de rayos solares imágenes comenzaron en el campo de
perfectas para marcar a fuego inicia- por unidad de superficie. Las grandes la física de altas energías. T. A.
les sobre madera, utilizando simple- concentraciones de luz que se obtienen Ro­manowski y yo colaboramos en una
mente los rayos del sol y una lupa. con estos dispositivos sin imágenes experiencia para detectar una desin-
¿Quién puede olvidar el asombro que han encontrado ya numerosas aplica-
producía el descubrimiento de que ciones en campos científicos y técnicos
una pieza de vidrio ordinario permitía muy dispares, desde la física de altas
enfocar los rayos solares sobre un energías hasta la energía solar.
punto mínimo? La mayoría hemos Los investigadores continúan tra-
vuelto a repetir la experiencia en la bajando para descubrir nuevas apli-
edad adulta. Si alguien preguntara caciones de los concentradores sin
cómo obtener la mayor concentración imágenes, aplicaciones que se basan
posible de rayos solares, casi todos siempre en la obtención de grandes
aludiríamos a la utilización de una intensi­dades de luz, sin que sea nece-
lupa, de una combina­ción de lentes o sario preservar las imágenes. El autor
tal vez a la de un espejo telescópico. de este artículo y sus colaboradores de
La lección que aprendimos de ni­ños la Universidad de Chicago estudiaron
no era del todo correcta. Aunque las la utilización de esta clase de disposi-
lentes y los espejos concentren la luz, tivos para obtener grandes intensida-
no son los mejores dispositivos para des de luz solar en cualquier lugar del
este cometido. La verdad es que el sistema solar, incluyendo la propia
comportamiento de cualquier dispo­ superficie del Sol.
sitivo óptico que concentre la luz for-
mando una imagen se aleja bastante
de lo esperado teóricamente. La razón
es sencilla: aunque las imágenes que
L a óptica sin imágenes nació a
 mediados de los años sesenta,
cuando un soviético, V. K. Baranov, un
producen lentes y espejos sean casi alemán, Martin Ploke, y el autor dise-
perfectas en el punto focal, resultan ñaron, cada uno por su cuenta, los
turbias y distorsionadas fuera de él. primeros concentradores parabólicos
Esta es la razón de que las máximas compuestos. El nombre del dispositivo
concentraciones de luz sólo puedan resulta inapropiado, porque sus pare-
conseguirse cuando se prescinde de des no suelen ser parabólicas. La deno-
toda una serie de requisitos relaciona- minación alude a una clase de disposi-
dos con la forma­ción de imágenes,
circunstancia de la que ha empezado
a sacarse partido hace poco tiempo. 1. CONCENTRADORES sin imágenes,
denominados concentradores parabó­
Los dispositivos diseñados con este fin licos compuestos; recogen los rayos
reci­ben el nombre de concentradores sola­res que llegan al tejado del edificio
sin imágenes, que se comportan como del Departamento de Agricultura en
un embudo. Springfield. Los reflectores que forman
La luz penetra en los concentrado- este sistema aumentan al máximo la
res a través de una gran superficie y concentración de luz que llega hasta un
se refleja de suerte tal que incide sobre conjunto de tubos en los que se ha prac­
ticado el vacío. Los tubos retienen el
otra mucho menor. Es evidente que calor de forma parecida a como lo hace
este proceso destruye toda imagen de un termo doméstico. La superficie total
la fuente luminosa, pero tampoco la del sistema, que se utiliza para calentar
necesitamos, puesto que lo que nos y refrigerar el edificio, es de algo más de
interesa es el efecto concentrador. La 1000 metros cuadrados.

80 TEMAS 6
tegración rara de lambda, partícula La radiación de Cerenkov es la analo- electrones son lo suficientemente ele-
que pertenece a la clase de los hipero- gía óptica de la “explosión sónica”. vadas para producir radiación de
nes, partículas inestables. Los hipero- Igual que se produce una onda sonora Cerenkov.
nes se parecen a los protones y neu- de choque cuando un avión a reacción Para detectarla era necesario reco-
trones que existen en la materia vuela a una velocidad superior a la del ger la débil luz producida y hacerla
ordinaria, pero su masa es algo mayor. sonido en el aire, así, cuando una par- llegar a unos fotomultiplicadores, con
Las partículas lambda se suelen des- tícula se mueve en el interior de un el fin de registrar la presencia de un
integrar en un protón (o un neutrón) sólido, líquido o gas con una velocidad solo electrón. Sin embargo, dado que
y un pion; pero en estas desintegra- mayor que la de la luz en estos medios, la luz emitida era muy débil y se dis-
ciones se produce un electrón con una se produce la emisión de una onda de tribuía sobre una superficie muy
frecuencia del orden de uno por mil. choque luminosa. (Los lectores saben grande y bajo ángulos muy diferentes,
Nosotros deseábamos investigar esta que, de acuerdo con el postulado de captarla por métodos corrientes
desintegración rara de las partículas Einstein, nada puede mo­verse con una hu­biera requerido más de cien tubos
lambda para comprobar el modelo de velocidad mayor que la de la luz en el fotomultiplicadores de gran tamaño
C a b b i b o - K o b a y a s h i - ­M a s a k a w a . vacío; aunque la velocidad de una par- (doce centímetros de diámetro), lo que
Nuestro trabajo consistía en detectar tícula en esos medios materiales resultaba muy costoso y poco práctico.
estas desintegraciones raras con elec- pueda superar a la velocidad de la luz Era obligatorio, pues, aplicar una téc-
trón en el seno de los procesos domi- en ellos, nunca puede ser mayor que nica diferente. Al fin y al cabo un tubo
nantes con pion. la de la luz en el vacío.) La velocidad fotomultiplicador no necesita obtener
Nos propusimos detectar los elec- con que se mueven los piones es mucho una imagen perfecta de una fuente
trones producidos en dicha desinte- menor que la de los electrones, porque luminosa para funcionar bien; lo único
gración estudiando la radiación de su masa es unas 300 veces mayor; por que necesita es recibir luz.
Cerenkov, efecto denominado así en tanto, en el seno de un gas de fluor- Cuando nos enfrentamos a este pro-
memoria de su descubridor soviético. carburo, tan sólo las velocidades de los blema, sabíamos ya que era posible

LA CIENCIA DE LA LUZ 81
captar luz con mayor eficiencia que la
de los dispositivos habituales de
obtención de imágenes. Un simple
cálcu­lo me convenció de la posibilidad
de obtener un rendimiento cuádruple
del común, reduciendo así el número
de fotomultiplicadores necesarios a un
par de docenas. Con la ayuda de Hen­ry
Hinterberger, un ingeniero experi-
mentado, empezamos a trabajar en
este proyecto. Meses después diseñá-
bamos y construíamos el primer con-
centrador parabólico compuesto, un
reflector en embudo. Es­tá­bamos en el
año 1965.

A demás de resolver nuestro pro-


 blema, había yo contribuido a des­
cubrir el campo de la óptica sin imá-
genes, aunque en aquel entonces no
era consciente de ello. Pocos avances
2. METODO DE LOS RAYOS MARGINALES, una de las dos técnicas empleadas
para diseñar concentradores sin imágenes. El concentrador se construye de suerte
se produjeron en él hasta mediados de
que todos los rayos luminosos que entran en el dispositivo según cierto ángulo de los años setenta, cuando otros inves-
incidencia máximo se dirijan, tras sufrir como mucho una sola reflexión, hasta el tigadores empezaron a darse cuenta
orificio de salida. Se puede comprender cómo funciona este dispositivo haciendo de las enormes posibilidades que ofre-
deslizar un trozo de cuerda (línea azul) a lo largo de una barra (línea roja). El cían estos concentradores sin imáge-
diagrama muestra a la cuerda en varias etapas del proceso de deslizamiento. La nes en relación con la astronomía y la
cuerda se mantiene siempre tensa en dirección paralela a los rayos de luz inciden­ energía solar. Fue entonces cuando
te, doblándose luego bruscamente para ir a buscar el orificio de salida (punto A),
de modo que su longitud total permanezca inalterada. Los puntos en los que se
llegaron a mi conocimiento los descu-
dobla la cuerda definen la pared del concentrador. brimientos independientes de Ba­ranov
y Ploke, casi diez años después de que
se hubieran producido.
Existen ahora dos formas de dise-
ñar concentradores sin imágenes. La
primera de ellas se conoce con el nom-
bre de método de los rayos marginales.
Consiste en que la luz penetra en el
concentrador bajo ángulos de inciden-
cia comprendidos entre cero grados
(incidencia superior) y cierto valor
máximo, por ejemplo, 20 grados. En el
método de los rayos marginales, todos
los rayos de luz que penetran en el
dispositivo según el máximo ángulo
son dirigidos, tras sufrir a lo sumo una
reflexión, hasta el borde del orificio de
salida. Por tanto, todos los rayos res-
tantes del haz, correspondientes a los
ángulos intermedios, se reflejan den-
tro de la propia abertura de salida, un
fenómeno llamativo que se produce de
forma perfecta en dos dimensiones
(concentradores en artesa) y casi per-
fecta en tres dimensiones (concentra-
dores en cono). La belleza del método
de los rayos marginales estriba sobre
todo en su sencillez.
El segundo método, de contenido
más abstracto, se parece muy poco al
método de los rayos marginales.
Entre los investigadores que han con-
tribuido a desarrollar el método del
3. CONCENTRADOR PARABOLICO COMPUESTO, basado en el método de los rayos flujo vectorial geométrico, que es
marginales, que concentra la energía solar en los tubos absorbentes. El que uno de
como se le llama, quisiera mencionar
ellos aparezca negro indica que ha absorbido todos los rayos del campo angular del
concentrador. Esta configuración permite la máxima absorción de los rayos solares a Walter T. Welford y a Xiaohui Ning.
sin recurrir a un costoso equipo de seguimiento y sirvió de base a diversos concen­ Cuando se usa este método, se supone
tradores solares comercializados a principios de los años ochenta. Con la superación que el conjunto de rayos que atra-
de la crisis petrolífera, gran parte de la investigación se trasladó a Japón. viesa un sistema óptico se comporta

82 TEMAS 6
en principio como un fluido. Ahora 4. FLUJO VECTORIAL GEOMETRICO:
bien, en lugar de atravesar el espacio método para construir concentradores
en el sentido usual de la palabra, sin imágenes. Supongamos que un con­
junto de rayos que atraviese un sistema
dichos rayos atraviesan un espacio
óptico se comporte como un fluido. En el
fásico, una re­gión abstracta consti- caso de un objeto redondo, por ejemplo,
tuida por las posiciones y las direc- una naranja, las líneas de flujo son ra­
ciones de los rayos. El flujo vectorial diales. Si enrollamos una lámina flexible
geométrico es una magnitud que está de un material muy reflector dándole
relacionada con los valores de las una forma cónica, situando la cara re­
posiciones y direcciones. El diseño de flectora en su interior, de manera que en
un concentrador para una aplicación el extremo más estrecho exista un agu­
jero del tamaño de una moneda (arriba),
determinada ocurre de suerte tal que podremos situarlo sobre la naranja de
dicho flujo vectorial se conserve, es modo que parezca vérsela entera por la
decir, que no sufra ninguna pertur- parte más ancha (abajo). El cono sigue
bación. las líneas del flujo y da la impresión de
que puede verse la naranja entera, cuan­

E sta forma de decirlo puede resul- do la realidad es que toda ella, salvo una
 tar demasiado oscura, pero un pequeña parte, está tapada.
ejemplo lo aclarará. Imaginemos una
lámina flexible de una película muy
reflectora del tamaño de esta revista por él, presentando una superficie
y un objeto redondo, por ejemplo, una mayor a la luz incidente, lo que equi-
naranja. Supongamos que la lámina vale a decir que los rayos luminosos
se enrolla para formar un cartucho de se concentran.
forma cónica, con la cara brillante en La proliferación de dispositivos
el interior, y se deja un agujero del ópticos sin imágenes obedece al deseo
tamaño de una moneda en uno de sus de diseñar concentradores solares que
extremos (véase la figura 4). Este agu- no necesiten orientarse para ir
jero se coloca sobre la naranja y se siguiendo la trayectoria del Sol. Tan­to
ajusta la abertura del cono hasta con- por razones de eficacia como de econo-
seguir que, mirando desde el otro mía, es necesario que los dispo­si­tivos
extremo, pueda vérsela entera. En de energía solar concentren los rayos
esta situación el concentrador (el cono solares. Las temperaturas que sumi-
reflector) no perturba el flujo vectorial nistra un calentador solar aumentan
geométrico asociado a la naranja; las a medida que lo hacen las concentra-
líneas de flujo que emergen de ella son ciones de luz; con frecuencia resulta
radiales por efecto de la simetría y el más barato concentrar la luz proce-
cono sigue estas líneas. Esta es la dente de una superficie determinada
razón de que pueda verse la naranja sobre una superficie menor de células
entera, aunque su mayor parte quede solares que llenar toda la superficie
oculta al ojo. con células solares. Sin embargo, los
Este efecto es mucho más que una sistemas de seguimiento se basan en
simple ilusión óptica. El cono refleja la utilización de máquinas muy com-
los rayos de luz de una porción pequeña plicadas, cuyos gastos de instalación
de la naranja de forma tal que lo que y de mantenimiento repercuten en el
se ve es toda la naranja. Supongamos coste de la energía generada.
ahora que invertimos la dirección de
todos los rayos. Los rayos que pene-
tran en el cono y se dirigen hacia la
superficie de la naranja serán refleja-
L a crisis del petróleo avivó el desa-
 rrollo de fuentes de energía
alternativas y propició una carrera
dos hasta el agujero más pequeño. En para hacer más atractiva la opción de
otras palabras, los rayos que normal- la energía solar. Surgió así un interés
mente se dirigirían hacia la superficie en la construcción de concentradores
de la naranja pasan ahora a través del solares mucho más eficaces para
agujero y la luz se concentra. reducir la necesidad de sistemas de Co­l lares-Pereira y Keith A. Snail
Lo que interesa en la mayoría de las seguimiento. Robert G. Sachs conocía demostré que se podían diseñar con-
aplicaciones prácticas es concentrar la los trabajos que yo había realizado centradores sin imágenes capaces de
luz sobre una superficie plana y no con concentradores no focalizadores enfocar bien los rayos solares durante
esférica. La solución es mucho más que tenían formas peregrinas y pensó casi todo el día sin necesidad de nin-
complicada en este caso que en el ante- que yo podría ayudarle en esta gún movimiento, concentradores que
rior, pero los principios básicos son los tarea. podían acoplarse a cualquier geome-
mismos. Cada línea de flujo es ahora Los dispositivos sin imágenes resul- tría razonable.
una hipérbola y, por consiguiente, las taban adecuados para esta tarea, tal Posteriormente, trabajando con dis-
paredes del concentrador deben adqui- como demostraron las primeras inves- tintos colaboradores y con el apoyo del
rir esa forma. Cuando uno de estos tigaciones llevadas a cabo en colabo- Instituto de Investigación de Energía
concentradores se coloca en el foco de ración con William W. Schertz y Ari Solar en Golden, nos propusimos
un telescopio o de un horno solar, por Rabl. Gracias a la colaboración de demostrar que los dispositivos sin
ejemplo, el instrumento es “engañado” Joseph J. O’Gallagher, Manuel imágenes concentran los rayos solares

LA CIENCIA DE LA LUZ 83
5. PARA MEDIR GRANDES INTENSIDADES de rayos solares procede a registrar el cambio de la temperatura del líquido
se hace que la luz atraviese un concentrador de zafiro situa- antes y después de la llegada de la radiación. La calibración
do en un termo lleno de líquido, es decir un calorímetro. Se se realiza mediante un calefactor eléctrico.

hasta el límite teórico im­puesto por la sería un móvil perpetuo. El valor del superior de la concentración aumenta
termodinámica o hasta muy cerca de límite superior de la concentración es en un factor n2. (El índice de refrac­
esa frontera. De acuerdo con el unas 46.000 veces mayor que el de la ción de un material es igual a la rela­
segundo principio de la termodiná­ intensidad de la luz solar en la super­ ción entre la velocidad de la luz en el
mica, ningún dispositivo puede con­ ficie de la Tierra. (Me cupo el honor de vacío y su velocidad en el material en
centrar los rayos solares hasta alcan­ ser el primero que calculó el valor de cuestión; cuanto menor sea esta
zar una intensidad que corresponda a este límite superior, basándome en última, tanto mayor es el índice de
una temperatura que supere a la que argumentos de conservación del espa­ refracción.) Por ejemplo, el índice de
existe en la superficie del Sol. Si dicha cio fásico.) refracción del vidrio vale 1,5 y, por
intensidad se alcanzara, sería posible Existe una escapatoria para produ­ tanto, el máximo teórico de un concen­
construir una máquina térmica que cir concentraciones que superen este trador de vidrio se eleva a 100.000. El
trabajara entre el Sol y el concentra­ valor de 46.000. Si el concentrador se aumento de la concentración por los
dor y que sería capaz de producir ener­ fabrica con un material cuyo índice de materiales con índice de refracción
gía sin coste alguno: esta máquina refracción sea n, el valor del límite elevado se debe a que desvían más los

Cómo alcanzan el límite termodinámico los concentradores sin imágenes

L as leyes de la termodinámica imponen un límite teórico a la


 concentración máxima de los rayos solares. La intensidad de
la luz solar que incide sobre la Tierra viene dada por la intensidad
anterior. Si este valor se alcanzara, sería posible construir una
máquina térmica, situada entre el Sol y dicho dispositivo, capaz
de producir energía de la nada: habríamos creado la máquina de
de la luz existente en la superficie del Sol, multiplicada por la movimiento perpetuo. Hay una escapatoria, consistente en fabri-
superficie solar, 4πR2, y dividida por la superficie de la esfera car el concentrador con una sustancia cuyo índice de refracción
definida por la órbita de la Tierra, 4πD2. La intensidad de la luz sea mayor que la unidad; la concentración máxima alcanzable
en el Sol es mayor que en la Tierra en un factor (D/R)2, que de aumenta entonces por el factor n2, resultando ser n2/sen2θ.
acuerdo con la trigonometría equivale a 1/sen2θ, donde θ repre- Los elementos ópticos normales, que producen imágenes,
senta el semiángulo subtendido por el Sol, cuyo valor es de 0,267 no alcanzan más que una cuarta parte del límite de concen-
grados. Si sustituimos este dato en la expresión anterior, obte- tración teóri­ca. Un espejo parabólico produce una imagen del
nemos un valor de 46.000. Sol en su foco cuya superficie viene dada por la expresión
De acuerdo con la termodinámica, ningún dispositivo puede πR 2sen2θ/cos2φ, donde R representa la longitud que se indica
concentrar la luz solar sobre la Tierra con un valor mayor que el en la figura, θ es el semiángulo subtendido por el Sol y φ el

84 TEMAS 6
6. EL LASER SOLAR es una de las aplicaciones posibles de átomos, produciéndose una emisión de luz a una o varias
las grandes intensidades de luz que se obtienen con los frecuencias. La luz emitida se refleja una y otra vez en sen-
sistemas ópticos sin imágenes. La luz concentrada penetra dos espejos, a través de uno de los cuales sale el haz de láser
por uno de los extremos de un cristal de láser y excita sus hacia el exterior.

rayos de luz que inciden bajo ángulos Para alcanzar el límite termodiná­ la construcción de un láser alimentado
mayores. Este fenómeno es una mani­ mico, el concentrador sin imágenes se con energía solar. El uso de este dis­
festación de la ley de Snell y resulta coloca en el foco de un espejo teles­ positivo tendría un interés evidente en
conocido para quien haya observado cópico parabólico. En principio de­bería las comunicaciones por satélite. Otro
la fractura aparente que presenta un ser posible obtener concentraciones de los motivos para construir tal láser
bastón sumergido en el agua. Los muy altas con sólo el elemento sin imá­ sería obtener una fuente intensa de
principios de la termodinámica no se genes, pero en la práctica esto reque­ luz ultravioleta. Se cree que estas
violan por este aumento de la concen­ riría que fuese enorme y su construc­ fuentes ultravioletas podrían servir
tración según n 2, debido a que la ción resultase económicamente para destruir residuos industriales
radiación de energía de un objeto prohibitiva. El espejo tiene un diáme­ peligrosos. (Si se construyeran en un
resulta también proporcional a n2, tro de 40 centímetros y produce una desierto, estas instalaciones podrían
cancelándose recíprocamente ambos mancha de un centímetro de diámetro funcionar casi por completo con ener­
factores. a una distancia de un metro. En la gía solar.) No hemos sido nosotros los
primera serie de experiencias cons­ primeros en construir láseres alimen­
truimos un embudo de plata y lo llena­ tados con energía solar. Amnon Yogev
mos con un aceite cuyo índice de y su grupo del Weizmann, los ade­
refracción valía 1,53; nos proponíamos lantados en este campo, han producido
“concentrar” la mancha de un centíme­ láseres basados en la óptica sin imá­
ángulo del borde del espejo. La superficie de tro a dimensiones del orden del milí­ genes con potencias de salida de cen­
captación del espejo viene dada por la expre- metro. Con este dispositivo alcanza­ tenares de watt.
sión πR 2sen2φ. La concentración que produce mos valores de concentraciones 56.000

E
este espejo se puede expresar como el veces mayores que la intensidad de los lementos ópticos de este tipo han
cociente entre el área del espejo y el área de rayos solares sobre la superficie de la  encontrado muchas otras aplica­
la mancha luminosa: sen2φcos2φ/sen2θ o, lo Tierra, lo cual equivale aproximada­ ciones. Se usaron en el satélite COBE
que es lo mismo, (1/4)sen22φ/sen2θ. El valor mente a un 70 por ciento de la inten­ y se usan en detectores de radiación
máximo de esta expresión viene dado por sidad en la superficie del Sol. Este cósmica subterráneos. Incluso los
(1/4)1/sen2θ, es decir, un valor igual a la cuarta valor queda todavía algo lejos del mecanismos de la visión humana
parte del límite termodinámico. Como es natu-
límite teórico de 100.000, debido a las pa­recen estar basados en los princi­
ral, si se tiene en cuenta la obstrucción que
pérdidas por reflexiones y al bloqueo pios de la óptica sin imágenes. Los
introduce el blanco focal, la concentración
de la luz por el equipo de medida. conos de la retina que concentran la
resulta todavía menor.
Otra serie de experiencias ha con­ luz tienen formas parecidas a los con­
sistido en fabricar el concentrador sin centradores parabólicos compuestos.
imágenes con zafiro, un material cuyo
índice de refracción es todavía mayor
(1,76). El diseño fue más atrevido y el
límite teórico era del orden de 140.000. BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
El valor de la concentración alcanzada
en la práctica fue de 84.000, supe­ High Collection Nonimaging Optics.
Roland Winston y W. T. Welford. Acade-
rando la intensidad de la superficie
mic Press, 1989.
solar en un 15 por ciento. Si alguien Nonimaging Optics for Flux Concen-
hubiese preguntado dónde se encon­ tration. Roland Winston, I. M. Bassett
trarían los rayos solares más intensos y W. T. Welford en Progress in Optics,
de todo el sistema solar, hubiésemos vol. 27, págs. 161-226; 1989.
podido responder que en el tejado de Sunlight Brighter than the Sun. D.
nuestro laboratorio de la Universidad Cooke, P. Gleckman, H. Krebs, J.
de Chicago. O’Gallagher, D. Sagie y R. Winston en
Nature, vol. 346, n.o 6287, pág. 802; 30
Entre las posibles aplicaciones de de agosto de 1990.
los rayos solares muy intensos se halla

LA CIENCIA DE LA LUZ 85
Giroscopios ópticos
Dana Z. Anderson

Aunque carecen de partes móviles, detectan movimientos de rotación


lo mismo que los giroscopios mecánicos y han
adquirido gran importancia en los sistemas de guía para la navegación

L
a palabra giroscopio nos trae a anular, instrumento fas­cinante que ya por el que se mueve como el re­loj. La
 la memoria el recuerdo del tiene aplicaciones prácticas en siste- diferencia de longitud de los recorri-
 trompo o peonza que, impulsa­do mas de guía. Hay aviones comerciales, dos producida por la rotación consti-
por un cordel, es capaz de mantenerse como los Boeing de las series 757/767 tuye el llamado efecto Sagnac, en
en equilibrio incluso sobre la punta de y cierto número de Airbus A310, que honor de Georges Marc Marie Sagnac,
un lápiz. Tal juguete constituye una emplean giroscopios de láser anular en descubridor de este fenómeno en
primaria representación de una fami- vez de los de tipo mecánico. Aunque la 1913.
lia de instrumentos cuya estructura sensibilidad de los nuevos instrumen- El efecto Sagnac se ve con mayor
esencial la constituye un disco en tos es extraordinaria, el uso creciente claridad en el giroscopio de fibra, por
rápida rotación. El momento angular de giroscopios ópticos en la navegación lo que lo estudiaremos en primer
del disco impide que éste cambie de no responde a una necesidad de mejo- lugar, a pesar de que su desarrollo
orientación, aun cuando gire todo el rar la precisión, puesto que los mecá-
aparato. En virtud de ello el giroscopio nicos también son precisos, sino a la
puede mostrar la magnitud de una carencia de partes móviles, que los
rotación y, de este modo, facilitar infor- diferencia de éstos y los hace más sen-
mación direccional para la navegación. cillos. Aunque los dispositivos ópticos
De hecho casi todos los vehículos algo reales también tengan alguna parte
más complicados que el automóvil, e móvil, son más fáciles de mantener y
incluso algunos que lo son menos, resultan más baratos que sus contrin-
dependen de los giroscopios para man- cantes mecánicos.
tener su trayectoria. El giroscopio Para comprender cómo se aprove-
constituye el núcleo de los sistemas de cha la luz para medir una rotación,
guía por inercia de aviones y de buques con­s ideremos a un observador fijo
transoceánicos, porque funciona sin situado dentro de un anillo circular.
necesidad de estímu­l os exteriores. Supongamos que el observador emita
Este aparato detecta el movimiento un destello luminoso de tal manera
incluso dentro de un re­cinto cerrado que una mitad recorra el anillo en un
que impida no sólo la observación de sentido y la otra mitad en el opuesto.
las estrellas sino también la acción del Si el anillo no gira, es evidente que
campo magnético sobre la brújula. ambas mitades deben volver al obser-
Los investigadores comprobaron a vador simultáneamente. Pero si gira,
principios de siglo que la luz podía por ejemplo en sentido contrario al del
presentar un comportamiento giroscó- movimiento de las agujas del reloj, el 1. GIROSCOPIO DE LASER ANULAR.
pico: el tiempo que emplea en recorrer punto origen del pulso se moverá Como se aprecia en el ejemplar de la
una trayectoria circular depende de hacia el destello que viaja en sentido página siguiente, consta de un solo blo-
que el circuito permanezca estaciona- horario y se alejará del que viaja en que de vidrio. El canal cuadrado perfo-
rio o esté girando. La diferencia de sentido antihorario. Por tanto el rado en el bloque contiene una mezcla
tiempo entre uno y otro caso puede ob­servador encontrará antes el deste- de gases. Una corriente eléctrica entre
utilizarse para medir la velocidad de llo que se mueve en sentido horario el cátodo, o electrodo negativo, y el
ánodo, o electrodo positivo (véase el es-
rotación. Pero el desarrollo de un que el que lo hace en sentido opuesto. quema superior), excita los átomos del
gi­roscopio óptico tuvo que esperar en La diferen­cia entre los tiempos de lle- gas y motiva que emitan luz. Los espejos
la práctica al advenimiento del láser y gada es directamente proporcional a colocados en las cuatro esquinas del
de otros adelantos de la técnica óptica, la velocidad de rotación del anillo sin bloque mantienen la luz dentro del ca-
como son los cables de fibra óptica y que influya en ello el que éste gire o nal cuadrado, con lo que se forma una
los espejos de gran poder reflectante. no alrededor de su centro. onda estacionaria. (La luminosidad de
En ba­se a ellos se han desarrollado dos La diferencia entre los tiempos de la mitad superior del canal es un fenó-
meno llamado descarga en el plasma; la
clases de sensores ópticos de rotación: circulación se atribuye a una diferen- onda estacionaria no puede verse.) La
los giroscopios de fibra y los girosco- cia de longitud entre los trayectos cinta negra de la parte inferior impide
pios de láser anular. recorridos. En el ejemplo anterior, el ver detalles que los fabricantes, Litton
El más perfeccionado de estos dos camino del destello que va en senti­do Guidance and Control Systems, conside-
dispositivos es el giroscopio de láser antihorario es más largo que el se­guido ran que son de su propiedad.

86 TEMAS 6
empezase una docena de años después hacerla manejable. La fibra actúa Este giroscopio utiliza el valor
que el del giroscopio de láser anular y como una tubería de luz, quedando extremadamente bajo de la longitud
de que todavía no se haya conseguido ésta confinada dentro de sus paredes. de onda de la luz para medir con pre-
fabricar con esta técnica un instru- La razón de emplear una fibra tan cisión la diferencia entre las distan-
mento práctico verdaderamente sen- larga se debe a que la diferencia entre cias recorridas por dos rayos que se
sible a la rotación. La parte esencial las longitudes recorridas, y por tanto propaguen en direcciones opuestas.
del giroscopio de fibra es una larga entre los tiempos, aumenta con la lon- Los rayos se obtienen mediante un
fibra óptica, de medio a un kilómetro gitud de la fibra, lo que facilita las espejo semitransparente que desdobla
de longitud, que está bobinada para medidas de rotación. en partes iguales el haz procedente de

LA CIENCIA DE LA LUZ 87
la fuente de luz (se emplea casi siem- siguen trayectos de igual longitud y el el espejo semitransparente y la pan-
pre un láser, aunque no necesaria- espejo semitransparente introduce un talla giran de modo solidario; el carrete
mente). Los dos haces producidos cir- cambio de fase: el rayo reflejado por el no gira respecto a los otros componen-
culan en direcciones opuestas por el espejo está en exacta oposición de fase tes.) Por ejemplo, imaginemos que el
carrete de fibra bobinada y al salir se con el transmitido. A la salida, por conjunto esté montado en un avión y
recombinan en el espejo semitranspa- tanto, se produce una interferencia que el aparato cambie de rumbo brus-
rente. Si se coloca una pantalla a la destructiva entre ambos y se anulan camente. En este caso los dos haces,
salida del espejo, no se observa nin- mutuamente. que se propagan en sentidos opuestos
guna señal luminosa mientras el El comportamiento es distinto por la fibra, recorren longitudes lige-
carrete de fibra permanezca estacio- cuando el carrete de fibra gira. (Se ramente distintas. A la salida del
nario. La razón es que los dos rayos supone que el carrete, la fuente de luz, espejo semitransparente ya no se can-
celan por completo y aparece una
mancha brillante en la pantalla. Si el
instrumento girase con suficiente
rapidez, de modo que la diferencia de
longitudes entre los dos trayectos
recorridos equivaliese a media longi-
tud de onda de la luz, la mancha lumi-
nosa adquiriría la intensidad de la
fuente de luz original. Esta es una
versión esquemática del giroscopio de
fibra. En la práctica se emplean refi-
nados dispositivos electrónicos para
analizar la salida del espejo semi-
transparente y obtener de ella la velo-
cidad de rotación.

E n 1958 se publicó un trabajo de


 Arthur L. Schawlow y Charles
H. Townes en el que se establecieron
los principios básicos del láser.
Si­guieron poco después los primeros
trabajos sobre el giroscopio de láser
anular. Clifford V. Heer pronto se dio
cuenta de que podía emplearse una
cavidad resonante para medir velo-
cidades de rotación. Una cavidad
resonante es un recinto hueco que
sirve para reforzar ondas sonoras o
bien ondas electromagnéticas. En
realidad cualquier láser constituye
una cavidad resonante. Consta, a
grandes rasgos, de un tubo largo y
recto que está lleno de una sustancia
amplificadora, que puede ser un
sólido, un líquido o un gas. Cada
extremo se cierra con un espejo semi-
transparente finamente pulido.
Conforme la luz va y vuelve de uno a
otro espejo, su intensidad queda
amplificada. La salida del láser acon-
tece cuando parte de la luz atraviesa
uno de los espejos.
Heer comprobó que, si a una ca­vidad
resonante se le da forma de anillo,
puede construirse un giroscopio óptico,
en el que la luz circula mu­chas veces
a lo largo de la misma trayec­toria en
lugar de ir y venir entre dos es­pejos.
Tanto Heer como Adolph H. Ro­­senthal
2. EL PRINCIPIO BASICO en el que se apoya el giroscopio óptico reside en que el consiguieron ulteriores progresos teó-
tiempo que necesita la luz para recorrer una trayectoria circular depende de que ricos y Warren M. Macek y Daniel T.
la trayectoria sea estacionaria o esté girando. Supongamos que un hipotético ob- M. Davis, Jr. presentaron el primer
servador situado en un anillo estacionario emita un destello luminoso y que dos
giroscopio de láser anular en 1963. El
mitades del mismo se propaguen a lo largo del anillo en sentidos opuestos (arriba).
El observador recibirá simultáneamente los dos pulsos. Sin embargo, si el anillo instrumento estaba formado por cua-
gira, el observador se mueve hacia uno de los destellos y en sentido opuesto al otro, tro tubos de vidrio dispuestos en un
por lo que recibirá en instantes distintos los dos pulsos (parte inferior). La diferen- cuadrilátero de un metro de la­do. Se
cia de tiempos es proporcional a la velocidad de giro del anillo. hacía circular la luz por el dispositivo

88 TEMAS 6
mediante espejos situados en cada vidrio en cuyo interior se ha perforado láser anular tienen un canal triangu-
esquina. un canal cuadrado, que contiene una lar y tres espejos y los hay con canal
El progreso técnico realizado en los mezcla de gases, como puedan ser el hexagonal y seis espejos.
años posteriores ha sido espectacular: helio y el neón. Completan el láser un Aunque los giroscopios de láser
un giroscopio sensible de láser anular pequeño número de electrodos y cua- anular reales tengan forma poligonal,
cabe ahora en la palma de la mano y tro espejos. El cuatro no es un número su funcionamiento se comprende
suele consistir en un solo bloque de mágico, pues algunos giroscopios de mejor imaginando el caso ideal de un

3. CON EL GIROSCOPIO DE FIBRA podemos medir una velo- arriba). Cuando todo el aparato (el láser, el espejo semitrans-
cidad de rotación detectando la interferencia entre dos rayos parente, el carrete de fibra y la pantalla) gira, los dos haces
de luz que se propaguen en sentidos opuestos por una larga ya no se anulan exactamente y se forma una mancha lumino-
fibra óptica bobinada. Los dos haces se obtienen desdoblando sa sobre la pantalla (abajo); el brillo de la mancha aumenta
un rayo láser mediante un espejo semitransparente. Tras re- con la velocidad de rotación. La velocidad de rotación del
correr la fibra, los dos rayos se recombinan en el espejo. aparato, y por tanto la del vehículo en el que está montado, se
Cuando el aparato no gira, los haces se interfieren destructi- deduce analizando la intensidad de la mancha. Los girosco-
vamente y no aparece luz a la salida (pantalla oscura de pios de fibra se encuentran en fase de desarrollo.

LA CIENCIA DE LA LUZ 89
anillo circular. Cuando el anillo per- cuadrado) para detectar la ro­tación, electrodo positivo, o ánodo, situado en
manece estacionario, una descarga pero en este caso la onda estacionaria un extremo del anillo y un electrodo
en el gas del láser genera una onda no permanece fija en un sistema de negativo, o cátodo, en el otro extremo.
lu­minosa estacionaria en el interior referencia inercial cuando el anillo El elevado potencial ioniza parte del
del anillo. Como le sucede a la cuerda gira. Se observa una rotación a una gas y crea un plasma: una especie de
vibrante de un violín, a lo largo de la velocidad más pequeña que la que “sopa” de electrones y de iones carga-
onda hay una sucesión de nodos (pun- presenta el anillo. La velocidad de giro dos positivamente. Los electrones son
tos estacionarios) y de antinodos de la onda estacionaria depende de la atraídos hacia el electrodo positivo y
(puntos de máxima oscilación). La lon- forma del anillo. En lo que concierne los iones positivos hacia el electrodo
gitud de onda de la luz es extremada- al observador, el ángulo de rotación negativo. Este flujo induce un movi-
mente pequeña: unos 0,6 micrometros sigue siendo proporcional al número miento más complicado de los átomos
(un micrometro es una millonésima de de nodos que pasan por un punto dado neutros del gas, que redunda en un
metro), por lo que en todo el anillo cabe del anillo. flujo a lo lar­go del anillo siguiendo la
un gran número de nodos y antinodos. Si el giroscopio de láser anular fuera trayectoria del haz luminoso. La con-
Por ejemplo, la onda de un anillo que un dispositivo perfecto, la velocidad secuencia es puede que las ondas esta-
tenga 30 centímetros de perímetro con la que pasarían los nodos por un cionarias giren incluso cuando el ani-
presenta del orden de un millón de punto dado del anillo sería directa- llo no lo haga.
nodos y antinodos. mente proporcional a la velocidad de
Supongamos que el anillo gira,
debido por ejemplo a que el su­puesto
avión que lleva el giroscopio cambia
rotación de éste. Si el anillo no girase,
la posición de los nodos permanecería
fija. En la práctica, sin embargo, hay
L os fabricantes de giroscopios de
 láser anular reducen al mínimo
este problema diseñando anillos con
de rumbo. La onda estacionaria per- dos causas principales de error que dos flujos gaseosos contrapuestos. Por
manece fija en un sistema de referen- motivan desviaciones de este compor- ejemplo, un giroscopio puede que
cia inercial, que no gira. La consecuen- tamiento ideal. Por fortuna ninguna cuente con un electrodo negativo y dos
cia es que el giroscopio de láser anular de ellas es decisiva, pues ambas pue- positivos, estando éstos colocados en
manifiesta el efecto Sagnac. Un obser- den remediarse. dos lados opuestos de un cuadrado. Se
vador que girase con el anillo vería La primera fuente de error consiste elimina así en su mayor parte el flujo
pasar los nodos y antinodos de la onda en un efecto de deriva, en virtud del gaseoso inducido. La cancelación
estacionaria. El número de nodos que cual la onda estacionaria gira incluso mutua no es completa pero, si la de­riva
pasarían ante él sería directamente cuando el anillo no lo hace. La deriva residual es estable, puede me­dirse y
proporcional al ángulo que hubiese se origina porque el gas del interior ser compensada, quedando sólo como
girado el anillo y, por tanto, contándo- del anillo fluye, flujo que surge a causa causa de error de deriva los cambios
los podría medirse el ángulo de giro del suministro de energía necesario imprevistos.
que hubiese realizado el avión. para producir la onda estacionaria. La segunda y más seria fuente de
También puede emplearse un anillo Para aportar la energía se aplica una error a la hora de utilizar el instru-
no circular (digamos que trian­gular o gran diferencia de potencial entre un mento reside en un fenómeno denomi-

4. ANCLAJE DE FRECUENCIA. Constituye una posible fuente entre las ondas un acoplamiento cuyas consecuencias pueden
de error en el funcionamiento de un giroscopio de láser anular. comprenderse imaginando que los espejos fuesen perfectos y
Provoca que la onda estacionaria quede “anclada” en el anillo que se hubiese colocado una delgada lámina de vidrio dentro
del instrumento, de modo que el observador situado en el anillo del anillo, perpendicularmente a la trayectoria seguida por la
no pueda decir si el aparato gira o no. La onda estacionaria luz (derecha). La onda estacionaria tiende a presentar un nodo
puede considerarse el resultado de superponer dos ondas que (“valle”, o punto estacionario) en el lugar ocupado por la lámina
se propagan a lo largo del anillo en sentidos opuestos. El fenó- de vidrio. Puesto que ésta se encuentra fijada al anillo, la onda
meno del anclaje obedece a minúsculas imperfecciones de los estacionaria tiende a girar con el anillo. Esto ocurre cuando las
espejos del giroscopio. Tales imperfecciones ocasionan que una velocidades de rotación son pequeñas. El efecto puede reducir-
pequeña fracción de la onda luminosa incidente se disperse en se haciendo oscilar el anillo a un ritmo elevado mediante un
dirección opuesta a la trayectoria original (izquierda). Aparece vibrador; el movimiento “desprende” la onda estacionaria.

90 TEMAS 6
nado anclaje de frecuencia. Se produce
porque la onda estacionaria se inmo-
viliza dentro del anillo, de modo que
un observador fijo no pueda decir si
gira o no. El anclaje de frecuencia,
cuyos efectos sólo se presentan si la
velocidad de rotación es relativamente
pequeña, desempeña un papel aná-
logo al del rozamiento en un gi­roscopio
mecánico. La onda luminosa estacio-
naria puede considerarse como la
superposición de dos ondas que se pro-
paguen por el anillo en direcciones
opuestas. El anclaje de frecuencia
resulta de un acoplamiento entre
ambas, debido a que las minúsculas
imperfecciones de los espejos del
giroscopio dan lugar a la dispersión de
una pequeña fracción de la onda lumi-
nosa incidente en dirección opuesta a
la de su trayectoria inicial.
Para comprender el resultado del
acoplamiento entre las ondas inciden-
tes y las dispersadas consideremos un
sencillo modelo. Supongamos que los
espejos sean perfectos y que se fije
dentro del anillo, perpendicular a la
trayectoria de la luz, una delgada
lámina de vidrio. (Como las imperfec-
ciones de los espejos están fijas en el
anillo, también tendrá que estarlo la
lámina de vidrio.) Una pequeña can-
tidad de la luz que incide sobre el
vi­d rio es reflejada en dirección
opuesta. La onda estacionaria del
giroscopio de láser anular tiende a
presentar un nodo en la lámina de
vidrio. Por ser éste fijo, la onda esta-
cionaria tenderá a girar con el anillo
y, si la velocidad de rotación es baja,
conseguirá ha­cerlo. 5. GIROSCOPIO MECANICO. Aunque funciona según el mismo principio que un
giroscopio de juguete, resulta mucho más complejo. Sus aplicaciones a la navega-

U na analogía válida del anclaje de


 frecuencia la constituye una bola
sumergida en un líquido viscoso, como
ción están dejando paso al giroscopio óptico.

sería un almíbar, que descienda por una ligera subida que no podría el movimiento de la bola es cada vez
una pendiente ondulada. La fuerza de remontar y quedaría atrapada. Esto menos importante.
la gravedad representa en este caso la corresponde al anclaje de frecuencia,
rotación del anillo. Una ladera con
fuerte pendiente corresponde a una
elevada velocidad de rotación. El
es decir, nos encontramos en una
situación en la que la onda estaciona-
ria permanece fija respecto al anillo
E l anclaje de frecuencia a bajas
 velocidades de rotación ha entor-
pecido a la industria de giroscopios
fluido viscoso impide que la bola se y el giroscopio no da ninguna señal, ópticos desde sus inicios. Se han dedi-
acelere indefinidamente; impone, por lo que falla la detección de la cado grandes esfuerzos a eliminar el
pues, un límite a la velocidad. Las rotación. problema. La solución que ha tenido
ondulaciones representan los nodos y A las velocidades de rotación más más éxito consiste en el empleo de un
los antinodos de la onda estacionaria altas les corresponde en nuestro vibrador mecánico que hace girar
y la bola corresponde a la posición de modelo una mayor inclinación y la rápidamente el anillo en sentidos
la lámina de vidrio. La altura de las bola puede rebasar las ondulaciones opuestos. La idea básica es la de man-
ondulaciones es proporcional a la can- descendiendo por la pendiente. Tales tenerlo en movimiento para evitar el
tidad de luz que la lámina refleja. inclinaciones corresponden a veloci- anclaje de frecuencia. Puesto que la
Sin rotación no hay pendiente y la dades de rotación para las que las oscilación del anillo no produce nin-
bola permanece en uno de los valles frecuencias quedan desancladas y el gún giro neto, la vibración no afecta
localizados entre dos ondulaciones, o anillo ya es sensible a la rotación: la al resultado de las mediciones. Sin
sea, en un nodo. Cuando el anillo gira onda estacionaria no permanece fija embargo resulta enojoso tener que
lentamente, es como si sólo existiera respecto al anillo y el giroscopio da acudir a este tipo de solución, puesto
una ligera pendiente. La bola se una señal. Conforme se aumenta la que en principio el giroscopio de láser
movería un poco hacia abajo, pero a velocidad de rotación, la perturbación anular presentaba la gran ventaja de
la siguiente ondulación encontraría que las irregularidades ocasionan en carecer de partes móviles. Aunque el

LA CIENCIA DE LA LUZ 91
movimiento de vibración sea suave, el mitido. El grado de rendimiento de un
vibrador resulta complicado (de todos giroscopio aumenta con el número de
modos, mucho menos que el giroscopio vueltas realizadas por cada fotón
mecánico). antes de que se pierda por absorción,
Los problemas de deriva y de an­claje transmisión o dispersión. Esta es la
de frecuencia son de índole técnica y razón de que el desarrollo de los giros-
en principio pueden eliminarse de copios de láser anular haya propiciado
raíz. Hay otras causas más profundas un espectacular progreso en la técnica
que afectan a la sensibilidad del ins- de espejos libres de pérdidas. Las pér-
trumento en último término: los dic- didas de uno bueno de los utilizados
tados de la mecánica cuántica y del en tales giroscopios son inferiores a
principio de incertidumbre de uno por cada 5000 fotones incidentes.
Heisenberg. En su forma más simple (Los espejos corrientes de cuarto de
el principio de incertidumbre esta- aseo pierden un fotón de cada 20 inci-
blece que es imposible conocer simul- dentes.)
táneamente la posición y la velocidad A pesar de las evidentes diferen-
exactas de una partícula, de un elec- cias entre los giroscopios de fibra y
trón, por ejemplo. Aplicado al girosco- los de láser anular, la naturaleza
pio de láser anular, esto significa que impone, mediante la mecánica cuán-
una onda estacionaria no permane- tica, que sus rendimientos teóricos
cerá rigurosamente en reposo ni resulten similares. Un carrete de
siquiera aunque el anillo se mostrara fibra con un cierto número de espiras
estacionario. Merece destacarse el equivale, en el fondo, a un giroscopio
avance técnico que supone que los de láser anular cuyos fotones reco-
giroscopios de láser anular se acer- rran el mismo número de vueltas en
quen a los límites impuestos por la el anillo, suponiendo que los instru-
mecánica cuántica en menos de un mentos tengan las mismas dimensio-
factor de 10. nes, posean idénticas potencias ópti-
La causa fundamental de error en cas y operen con luz de la misma
un giroscopio de láser anular reside longitud de onda.
en una manifestación del principio de
incertidumbre conocida con el nombre
de emisión espontánea. La energía
suministrada excita los electrones de
N ingún giroscopio óptico fascina
 tanto a los chiquillos como el
juguete que constituye la versión sim-
los átomos que constituyen el medio ple del giroscopio mecánico. Claro que
amplificador del anillo óptico. El fenó- el éxito de cualquier instrumento no
meno láser se produce cuando un depende de tales consideraciones,
fotón, o cuanto de luz, estimula un sino que va ligado a una cuestión
átomo y ocasiona la transición de un esencialmente económica. El impulso
electrón excitado a un estado inferior que recibe la tecnología de los giros-
no excitado. Cuando ocurre tal transi- copios ópticos está relacionado con su
ción, el átomo emite un fotón que tiene coste. La belleza de los principios en
la misma dirección, frecuencia y fase que se sustentan los giroscopios ópti-
que el fotón incidente. Pero es fre- cos y su elegante estructura son, en
cuente que un electrón del átomo cambio, algo más que un mero reflejo
experimente una transición espontá- de su valor como instrumento para la
neamente, emitiendo un fotón con una navegación.
dirección y fase arbitrarias. Algunos
de esos fotones son emitidos según la
dirección de la onda estimulada y
cambian su fase en una pequeña can-
tidad aleatoria. En el transcurso del
tiempo, las emisiones espontáneas BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
provocan que la onda estacionaria se Multioscillator Laser Gyros. W. W.
aparte de su posición inicial: el giros- Chow, J. B. Hambenne, T. J. Hutchings,
copio desarrolla un error de corri- V. E. Sanders, M. Sargent III y M. O.
miento angular. Scully en IEEE Journal of Quantum
Las aplicaciones que requieren Electronics, vol. QE-16, número 9, pági-
mucha precisión necesitan en general nas 918-936; septiembre, 1980.
The Ring Laser Gyro. W. W. Chow, J.
giroscopios grandes, pues así se reduce Gea-Banacloche, L. M. Pedrotti, V. E.
al mínimo el influjo del error de corri- Sanders, W. Scleich y M. O. Scully en
miento. La calidad de los espejos Reviews of Modern Physics, volumen 57,
afecta también a la precisión. Un número 1, páginas 61-104; enero,
espejo perfecto reflejaría todos los 1985.
fotones incidentes. En realidad, cada Gyroscopes May Cease Spinning. Gra-
vez que un fotón incide en un espejo ham J. Martin en IEEE Spectrum, volu-
men 23, número 2, páginas. 48-53; febre-
existe una pequeña probabilidad de ro, 1986.
que sea dispersado, absorbido o trans-

92 TEMAS 6
Tensión visible
Jearl Walker

Si sometemos a esfuerzo mecánico res esfuerzos y que son los lugares más vulnerables a la
fractura.
un objeto de plástico situado entre El primer filtro del montaje polariza la luz. Esta, al pasar
dos filtros polarizadores, se colorea por el plástico en estado de tensión, recoge información
codificada acerca de ese estado. El segundo filtro polari-
zador (el montado en la cámara) hace visible dicha infor-

L
a fractura de los materiales por sobreesfuerzo mecá- mación para el observador. En la figura 3 se muestran las
 nico es algo tan frecuente como económicamente tensiones de un pequeño elemento delgado que forma
 indeseable. Un procedimiento para prevenirla con- parte de un modelo sometido a estudio fotoelástico. Sus
siste en ensayar piezas de muestra aplicándoles unas ten- bordes se hallan todos en estado de tensión perpendicu-
siones mecánicas suficientes para destruirlas. Cuando se lar (que, en física, se llama tensión normal) a causa de las
utilice otra pieza igual, podrá hacerse de modo que las fuerzas de tracción que actúan perpendicularmente a cada
tensiones que sufra queden muy por debajo del valor uno de ellos. En los bordes se generan, además, tensiones
peligroso. Otro método, el fotoelasticimétrico, se basa en cortantes o tangenciales, pues el material de los lados
la experimentación con modelos de la pieza, hechos de opuestos del elemento tiende a deslizarse en sentidos
plástico o de materiales parecidos, a los que se somete a contrarios.
estudios ópticos que proporcionan una imagen directa de Así es la naturaleza de las tensiones en un elemento
la distribución de tensiones en su interior. elegido al azar. Esa imagen se simplifica si, en dicha zona,
Frank R. Seufert realiza estudios fotoelásticos sobre se busca un elemento orientado de modo diferente. Este
modelos de objetos diversos. Cuando a él acude alguien nuevo elemento presenta la particularidad de ser cua-
interesado en un problema de este tipo, lo primero que drado y de tener dos ejes, llamados ejes principales, de
hace es construir un modelo en plástico de unos tres milí- gran importancia. La ventaja de considerar un elemento
metros de espesor de la pieza en cuestión. Si el objeto es orientado de ese modo reside en que los bordes no sufren
grande, realiza el modelo a escala reducida. Lo monta en tensiones tangenciales, sino sólo normales. Pues bien, lo
un bastidor de madera y ensaya el estado de tensiones que revela la fotografía de un modelo sometido a tensión
del objeto real sometiéndolo a esfuerzos por medio de iluminado con luz polarizada es la orientación de los ejes
gomas y tornillos, siendo más convenientes estos últimos, principales.
porque pueden apretarse paulatinamente y se regulan Para comprender la interacción entre la luz polarizada
con más facilidad. y las tensiones principales del plástico es necesario cono-
Coloca luego el modelo delante de un filtro polarizador cer la naturaleza de la luz polarizada. Según la física
y lo ilumina con una luz que, procedente de una lámpara clásica, la luz es una onda compuesta de campos eléctri-
de 200 watt, atraviesa un difusor de vidrio esmerilado y cos y magnéticos oscilantes. Se trata de una onda pecu-
después el filtro. Entre el modelo y una cámara de 35 liar en cuya propagación no participa soporte material
milímetros (una réflex de objetivo simple) sitúa un largo alguno. Las ondas acuáticas concuerdan mejor con nues-
parasol hecho de cartón. Montado en la cámara hay un tra intuición, pues en ellas interviene la oscilación de la
teleconvertidor, desprovisto de objetivos, que hace las superficie del agua: hay algo material que participa. En
veces de tubo telescópico para alejar el objetivo de la la concepción ondulatoria de la luz, empero, las oscila-
película; cualquier otro tipo de tubo serviría igual. El dis- ciones corren a cargo de campos eléctricos y magnéticos
positivo de Seufert incluye un teleobjetivo de 135 milíme- inmateriales.
tros puesto a f 2,5, así como un segundo filtro polarizador Son las componentes eléctricas las que definen la pola-
y un filtro azul claro (del modelo 80A) montados sobre el rización de la luz. Fijémonos en la figura 4, donde se
objetivo. La cámara se mantiene inmóvil con ayuda de la representa el campo eléctrico en un punto, que vamos a
pieza superior de un trípode sujeta a un bloque de con- examinar mediante un vector (de módulo, dirección y
trachapado. sentido dados) aplicado a dicho punto. Estas ideas son
Para tomar una foto, orienta el primer filtro polarizador muy útiles cuando se considera cómo puede comportarse
con su eje de polarización a 45 grados con la vertical. una partícula cargada que se sitúe en ese punto. Y también
Luego coloca el modelo de plástico delante y enciende la para adquirir una imagen mental de la luz.
lámpara. A la vez que mira a través de la cámara, rota el Podemos considerar la ilustración cual instantánea de
filtro polarizador situado delante del objetivo hasta que una onda luminosa. Superpuestos al rayo, que indica la
a la imagen del modelo se superpone una imagen, o más dirección de propagación, se distinguen algunos vectores
bien una figura, interpretable. Esto lo fotografía valién- eléctricos asignados a distintos puntos suyos. Vamos a
dose de un disparador de cable que acciona asimismo un centrar nuestra atención en uno de éstos y a observar
flash electrónico ubicado junto a la lámpara y cuya luz cuidadosamente qué sucede. En ese punto, en la primera
extra hace falta para que la foto salga bien. instantánea, el vector eléctrico es largo y apunta hacia
Utiliza película negativa en color de sensibilidad ASA arriba; cualquier partícula positiva que se encontrara en
100 y de la que obtiene copias positivas brillantes. En las él “se sentiría” intensamente atraída hacia arriba.
fotos correspondientes aparecen unas líneas coloreadas Después de nuestra primera instantánea, la luz sigue
que revelan las configuraciones de las tensiones en los propagándose hacia la derecha; el campo eléctrico en
modelos de plástico. Destacan las zonas sometidas a mayo- nuestro punto varía con gran rapidez, literalmente a la

LA CIENCIA DE LA LUZ 93
1. Dos de los modelos en plástico de Frank R. Seufert sometidos a compresión

94 TEMAS 6
POLARIZADOR
CAMARA REFLEX
LAMPARA DE 200 W FLASH DE UN OBJETIVO
CON REFLECTOR ELECTRONICO
DE 30 CM
PARASOL TELECONVERTIDOR 2X

FILTRO DE 80A

FILTRO
POLARIZADOR

OBJETIVO
DE 135 MM

MODELO SOMETIDO
A TENSIONES
CABLE DE DIFUSOR DE
ACCIONAMIENTO VIDRIO ESMERILADO
REMOTO 104 MM

2. Montaje experimental de Seufert

velocidad de la luz. Esto lo revela una nueva instantánea, En la figura 5 se representa esquemáticamente la luz no
en la que el vector eléctrico en el punto considerado polarizada mediante dos vectores dobles: el filtro suprime
señala ahora hacia abajo. Este vector no es uno de los el horizontal y deja pasar el vertical. El resultado es luz
más largos de la ilustración, ni es ahora tan largo como polarizada verticalmente.
lo era inmediatamente antes de la instantánea. Una par- De ordinario no se especifica la orientación de las molé-
tícula positiva que se hallara en el punto en cuestión culas de un filtro, sino que a éste se le atribuye un eje de
“sentiría” sobre sí una fuerza descendente de intensidad polarización perpendicular a la longitud de las moléculas.
moderada. Este eje imaginario corre paralelo a la polarización de la
A la par que la luz pasa “vertiginosamente” por el punto, luz saliente.
los vectores eléctricos oscilan en dirección y magnitud. Sin Supongamos que un rayo de luz polarizada vertical-
embargo, no hay que dejarse engañar por la representa- mente encuentra en su camino un segundo filtro polari-
ción. No hay tales vectores. Ni cada rayo tiene vectores zador. ¿Lo atravesará? Ello depende del eje de polarización
que sobresalgan de él cual espinas del tallo de una rosa. del filtro. Si éste es vertical, será paralelo a la polarización
Los vectores eléctricos son sólo minúsculos retazos de ima- de la luz incidente y pasará toda. Pero si es horizontal, no
ginación prendidos de una recta a la que llamamos pasará luz alguna.
rayo. Cuando la luz, que se desplaza en el aire con una celeri-
Pero, por muy ficticios que sean, los vectores eléctricos dad de 3 × 108 metros por segundo, penetra en un medio
se convierten poco menos que en imprescindibles para transparente cualquiera, disminuye su velocidad efectiva.
describir la polarización de la luz. En nuestras dos instan- Ello se debe a que la luz interactúa con las moléculas que
táneas, los vectores quedan en el plano de la página. Sin encuentra en su trayecto, de tal modo que, a cada encuen-
embargo, los vectores de la luz emitida por las fuentes tro con una molécula, la luz es absorbida, para reemitirse
más comunes no están tan restringidos en lo que respecta tras una breve demora. Entre moléculas su velocidad es de
a su dirección. Necesariamente perpendiculares a un rayo, 3 × 108 metros por segundo, igual que en el vacío. Pero
pueden apuntar, sin embargo, en cualquier dirección de como sufre retrasos intermitentes, para propagarse en el
un plano normal a él. De esta luz se dice que no está seno del material necesita más tiempo que para propagarse
polarizada. la misma distancia en el vacío. Por ello decimos que la luz
Cuando la luz atraviesa un filtro polarizador, la oscila- se propaga más lentamente en los medios materiales.
ción de sus vectores queda estrictamente limitada a un Este hecho fue objeto de medición indirecta mucho
solo eje. De esta luz se dice que está polarizada lineal- antes de que se supiera nada acerca de las moléculas. Con
mente. (Hay quien la califica de luz polarizada en un el propósito de tabular el efecto, se asignó un número
plano.) Si luz no polarizada procedente de una bombilla llamado índice de refracción a cada sustancia transpa-
eléctrica incide sobre un filtro de este tipo, la luz emer- rente. Un vidrio de índice de refracción 1,6 transmite la
gente tendrá sus vectores eléctricos confinados en un eje luz más lentamente que otro de índice 1,5. (En ambos
único contenido en un plano perpendicular al rayo. La casos, el tiempo real de transmisión es tan increíblemente
dirección de polarización es la orientación de ese eje; si corto que la diferencia carece de toda importancia en lo
éste es vertical se dice que la luz está polarizada vertical- que atañe a nuestra vida cotidiana.)
mente. David Brewster descubrió en 1816 cómo valerse del
Los filtros polarizadores actúan por eliminación. El filtro índice de refracción para estudiar las tensiones de los
contiene cadenas moleculares que podemos imaginar cual medios transparentes. Al someter a tensión una hoja de
absorbentes paralelos de gran longitud. Cuando la luz vidrio iluminada con luz polarizada linealmente, se encon-
llega a ellos, se eliminan los vectores eléctricos que oscilan tró con que se producía una variación del índice de refrac-
paralelamente a los mismos; los perpendiculares los atra- ción de la luz. Mejor todavía, el índice resultante dependía
viesan. del tipo de polarización de la luz.
Por ejemplo, si las moléculas largas del filtro estuviesen Para seguir los experimentos de Brewster, imaginemos
tendidas horizontalmente (paralelamente al eje x), des- una hoja de vidrio vertical uniformemente comprimida
aparecerían las componentes horizontales de los vectores. por fuerzas aplicadas en la parte superior y en la inferior,

LA CIENCIA DE LA LUZ 95
de modo que los ejes principales
TENSION NORMAL EJES PRINCIPALES DE TENSION
sean uno vertical y el otro hori-
zontal. Cuando la luz que ilu-
mina el vidrio esté polarizada
TENSION
TANGENCIAL verticalmente, el índice de
re­fracción que encuentre será
menor y viajará a mayor veloci-
dad que si estuviera polarizada
horizontalmente. Pero si el
vidrio está sometido a tracción
(tensado por fuerzas que actúan
por arriba y por abajo), acontece
lo contrario. Las sustancias de
este tipo, o sea, cuya velocidad
de transmisión depende de la
polarización de la luz, se llaman
ELEMENTO ELEGIDO ELEMENTO ORIENTADO
AL AZAR DE MANERA ESPECIAL birrefringentes, o do­blemente
refractantes.
3. Tensiones perpendicular y tangencial en un elemento ¿De qué modo puede facilitar
la birrefringencia el estudio de
un estado de tensiones? Nos lo
PRIMERA INSTANTANEA desentraña un ejemplo sencillo.
Imaginemos una lámina de plás-
tico vertical, comprimida de
modo que los ejes principales
sean uno vertical y el otro hori-
zontal. La manera en que la luz
polarizada interactúe con nues-
tro plástico sometido a tensión
dependerá de si su polarización
PUNTO OBSERVADO es paralela a alguno de aquellos
ejes. Este paralelismo podemos
crearlo iluminando el plástico a
través de un filtro polarizador
con el eje vertical. En el lado con-
trario pondremos otro filtro pola-
rizador con el eje horizontal. El
primer filtro se llama polarizador;
SEGUNDA INSTANTANEA analizador, el segundo. De ambos
se dice que están cruzados.
4. “Instantáneas” de los vectores eléctricos de un rayo de luz La luz atravesará la lámina de
plástico a la velocidad que per-
mita el estado de tensiones. La
Z luz que salga del material
se­g uirá polarizada vertical-
mente y, por tanto, será dete-
LUZ NO nida por el analizador. Un obser-
POLARIZADA
X vador que mire a través de éste
no verá más que oscuridad. En
FILTRO CON EJE un montaje de este tipo desapa-
DE POLARIZACION rece la transmisión siempre que
VERTICAL
se ilumine el plástico con luz
polarizada paralelamente a uno
de los ejes principales.
POLARIZACION DE LA LUZ Rotemos ahora los dos filtros
TRANSMITIDA POR EL
PRIMER FILTRO 45 grados en el mismo senti­do.
En este caso, la lámina de plás­ti­co
recibirá luz polarizada a 45 gra-
dos con respecto a la vertical. Más
exigente es el recorrido de la luz
en el seno de la lámina: debemos
considerar la polarización en sus
dos componentes paralelas a los
ejes principales. Estas dos compo-
FILTRO CON EJE
DE POLARIZACION nentes se propagan por el plás-
HORIZONTAL tico a celeridades diferentes,
pues los índices de refracción
5. Obstrucción del paso de la luz con filtros polarizadores cruzados según los dos ejes difieren.

96 TEMAS 6
Cuando las componentes emergen del plástico se sería paralela al eje de polarización del analizador y, así,
re­combinan. Cabe entonces la posibilidad de que la luz la luz lo atravesaría.
que­de polarizada en otra dirección. Que ahora la luz atra- Cabe, asimismo, cualquier otra situación intermedia;
viese o no el analizador dependerá del modo en que haya pero entonces se hace más difícil imaginar el resultado de
variado la polarización. la recombinación, pues la asociación de las componentes
Para determinar esa variación hemos de examinar de no da ya una luz polarizada linealmente. En este caso la
qué forma el plástico altera la longitud de onda de la polarización gira continuamente en torno al rayo, de tal
luz. Para simplificar, supongamos que la luz sea mono- modo que el vector eléctrico da una vuelta de arriba abajo,
cromática, vale decir, compuesta de una única longitud y luego al revés. De la luz con polarización rotatoria se
de onda. Cuando esta luz pasa del aire a un medio trans- dice que está polarizada elípticamente. (En el caso par-
parente, su longitud de onda se
acorta; tanto más cuanto mayor
sea el índice de refracción del
medio.
Como el plástico sometido a
tensión tiene un índice de Z
re­fracción distinto según cada
eje principal, el grado de reduc- EL POLARIZADOR PRODUCE
ción de la longitud de onda UNA LUZ POLARIZADA
VERTICALMENTE
dependerá de la polarización de X
la luz. Si ésta es vertical, la lon-
gitud de onda queda dividida
por el índice de refracción aso- LUZ NO
POLARIZADA EJES PRINCIPALES
ciado al eje vertical; si es hori- DE TENSION
zontal queda dividida por el
índice asociado al eje horizon-
tal. Pero si la polarización está
POLARIZACION
comprendida entre ambos ejes, NO MODIFICADA
hemos de considerar las dos PLASTICO
SOMETIDO
componentes. Entonces, la com- A COMPRESION
ponente vertical se acortará en
una cuantía y la horizontal en
una cuantía diferente.
Dado que las dos componen-
tes atraviesan el plástico con
longitudes de onda distintas, EL ANALIZADOR
oscilará cada una un número de CIERRA EL PASO
veces diferente. Por ejemplo, la A LA LUZ
componente polarizada parale-
lamente al eje principal vertical 6. Alineamiento de la polarización con un eje de tensión principal
podría oscilar 1000 veces (longi-
tudes de onda); la otra compo-
nente, al tener una longitud de
onda más corta, podría oscilar
una vez más, con un total de z
1001 oscilaciones. O sea, las dos
componentes inician su re- 45o
corrido exactamente en fase y
lo terminan también en fase, x
aunque una de ellas haya osci-
lado una vez más.
Entonces, al recombinar 45o
ma­temáticamente las dos com- POLARIZADOR
CON EL EJE A 45o
ponentes a su salida del plástico, CON RESPECTO VERTICAL
encontraríamos que los vectores A LA VERTICAL
eléctricos de la luz oscilarían 45o
exactamente igual que antes de 45o
penetrar en él. La polarización
está inclinada 45 grados con res-
pecto a la vertical. Y, como los
filtros polarizadores están cru-
zados, el analizador impide el 45o
paso de la luz que llega a él. UN RESULTADO POSIBLE:
Pero si una de las componen- LUZ POLARIZADA A 45o
CON RESPECTO A
tes diera una semioscilación LA VERTICAL
más, la recombinación produ­ ANALIZADOR
ciría una polarización girada 90
grados. Esta nueva polarización 7. Una de las posibilidades con polarización inclinada

LA CIENCIA DE LA LUZ 97
RESULTADOS DE
LA SEGUNDA FOTO

ISOCLINA LINEAS ESTIMADAS


DE TENSION PRINCIPAL

EJES PRINCIPALES
ESTIMADOS

ISOCLINA

8. Estudio de isoclinas

ticular en que la longitud máxima del vector permanezca distinguen por tener uno de los ejes principales vertical.
constante durante la rotación, se habla de una luz pola- (Como los ejes principales son perpendiculares entre sí, el
rizada circularmente.) El analizador transmite en parte la otro eje será horizontal.) La configuración de la foto se
luz polarizada elípticamente, dejando pasar la compo- calca en papel y se dibujan los ejes principales sobre varios
nente paralela a su eje de polarización y cerrando el paso puntos de las isoclinas.
a la otra. Luego se rotan los filtros 10 grados, por ejemplo, y se
La consecuencia de todo este análisis es que lo que un toma otra foto. Las isoclinas señalarán los puntos que
observador vea a través del analizador dependerá del tengan uno de sus ejes principales inclinado 10 grados con
ángulo que formen la polarización de la luz y uno de los respecto a la vertical. Esas isoclinas se añaden al calco, y
ejes principales del estado de tensión del plástico. El para- se trazan los ejes principales en unos cuantos puntos. Tras
lelismo entre ambos da oscuridad en el analizador. Aun­ algunas fotos más, el calco revelará la orientación de los
que no haya paralelismo, si la luz que sale del plástico es ejes en numerosos puntos del plástico.
de igual polarización, el analizador tampoco la dejará Seguidamente se trazan sobre el dibujo líneas que enla-
pasar. En cualquier otro caso, conseguirá pasar al menos cen puntos de igual tensión. Por ejemplo, partiendo de
una parte de la luz. un punto puede tirarse una línea que conecte un eje prin-
Nuestro ejemplo se distingue por su sencillez: la tensión cipal con otro eje principal correspondiente a un punto
es uniforme y los ejes principales son uno vertical y otro vecino. Aunque aquí sea inevitable trabajar un poco a ojo
horizontal en todos los puntos de la lámina de plástico. de buen cubero, se obtendrá un mapa aproximado de las
Si ésta estuviera sometida a tensiones variables de un líneas de tensión principal.
punto a otro, la orientación de los ejes variaría de un Las franjas resultantes de una recombinación se llaman
punto a otro. El objeto de la fotoelasticidad es descubrir isocromas. Por lo general aparecen ocultas por las isoclinas,
esa orientación, para intentar localizar así las zonas del pero pueden aprovecharse para asignar valores a las ten-
modelo susceptibles de romperse bajo el estado de ten- siones principales reveladas por las isoclinas. Para hacer
sión. Cuando al plástico se le aplica una distribución de uso de ellas, deben primero eliminarse las isoclinas.
tensiones complicada y desconocida, el modelo, visto por A tal fin, colocaremos dos filtros adicionales, llamados
el analizador, presenta una configuración de líneas oscu- placas de cuarto de onda, en el trayecto de la luz. Una
ras y claras superpuestas, llamadas franjas. de las placas se intercala entre el primer polarizador y el
La franja oscura señala los puntos del interior del plás- plástico, y la otra entre éste y el analizador. La función
tico de los que emerge una luz polarizada exactamente de una placa de cuarto de onda consiste en transformar
del modo que imposibilita su paso a través del analizador. luz polarizada linealmente en luz polarizada circular-
La razón de ello estriba en que la luz que pasa por uno mente.
de tales puntos está polarizada paralelamente a uno de Estas placas actúan de manera algo similar al plástico
los ejes principales, o bien que tiene dos componentes sometido a estudio. Son birrefringentes, es decir, poseen
(paralela cada una a los ejes principales en ese punto) que, dos ejes ortogonales (el “rápido” y el “lento”) que dejan
al recombinarse, dan una luz con la misma polarización pasar la luz a celeridades distintas. Supongamos que el
que tenía al penetrar en el plástico. En ambos casos, el primer polarizador deje pasar la luz polarizada vertical-
analizador no la deja pasar. mente. La primera placa de cuarto de onda se ajusta con
La mayoría de las franjas oscuras se deben habitual- su eje rápido inclinado 45 grados con respecto a la ver-
mente a la primera causa. Esas franjas reciben el nombre tical. La luz que llega a ella tiene componentes según el
de isoclinas. La distribución y configuración de las isoclinas eje rápido y según el lento. Ambas componentes, al atra-
revela la orientación de los ejes principales en el seno del vesar la placa, oscilan un número de veces diferente cada
plástico. una. Y de esta diferencia depende la polarización de la
Si queremos representar gráficamente los ejes principa- luz que salga de la placa. Entonces, como las placas se
les, fotografiaremos el plástico a través del analizador diseñan para que una componente realice un cuarto de
para una orientación particular de los dos filtros polariza- oscilación más que la otra (de ahí su nombre de placa de
dores. Supongamos que el eje del primero esté vertical y cuarto de onda), la luz emergente estará polarizada cir-
que el del segundo sea horizontal. Se ilumina el plástico cularmente.
con luz polarizada verticalmente. Así, las isoclinas que La segunda placa de cuarto de onda se instala con su
salgan en la foto señalarán los puntos del plástico que se eje rápido perpendicular al de la primera. La misión de

98 TEMAS 6
esta segunda placa es sustraer la diferencia de un cuarto no verá el punto del plástico ni blanco ni negro, sino
de longitud de onda comunicada a las componentes por coloreado. Y la agrupación de los puntos que generen los
la primera. Al llegar aquí podría parecer que la cosa no mismos colores formará una configuración de isocromas
merecía la pena; sin embargo, todo ello nos servirá para coloreadas.
lograr nuestro propósito. Cuando la luz polarizada circu- Resulta difícil predecir qué color verá el observador en
larmente atraviesa el plástico tensado, la polarización no un punto concreto, pues depende del modo en que la
puede ser rigurosamente paralela a un eje principal. Por polarización altere los distintos colores, así como de la
tanto, desaparecerán las isoclinas nacidas de ese parale- sensibilidad del observador y de la respuesta al color de
lismo, y lo que se recibe a través del analizador será una la película que tenga la cámara. La predicción se complica
configuración de isocromas. aún más cuando aumenta la diferencia entre las tensiones
Esta configuración ofrece la ventaja de que sus franjas en un punto del plástico. Cuando son lo bastante elevadas,
están relacionadas con la intensidad de las tensiones del los colores comienzan a difuminarse en un fondo
plástico. Lo que determina la polarización de la luz en blanco.
cualquier punto del plástico es la diferencia entre las ten- Las fotos de Seufert provienen de experimentos en los
siones principales; esa diferencia determina si un punto que la luz lanzada a través del plástico sometido a tensión
acaba formando parte de una franja oscura o de otra clara. está polarizada linealmente. En ellas aparecen tanto las
Los valores de la tensión en cualquier punto del plástico isoclinas (que sólo son claras y oscuras) como las isocromas
pueden calcularse, en principio, examinando las isocro- (coloreadas).
mas. Las dos fotografías de la figura 1 muestran modelos de
Como la configuración de isocromas depende del acor- plástico que concentran las tensiones en sus zonas cónca-
tamiento de las longitudes de onda de las dos componen- vas, donde las isocromas se agolpan más, indicando que
tes luminosas transmitidas por cualquier punto del plás- las diferencias entre las tensiones varían considerable-
tico, tal configuración tendrá que ver con la longitud de mente en esos puntos. Como los modelos están sometidos
onda de la luz que lo ilumine. Si ésta es blanca, cada color a compresión por fuerzas que actúan a la derecha y a la
creará su propia configuración. Acontece que, en un punto izquierda, las zonas cóncavas están comprimidas. En la
dado, algún color quizá parta con la misma polarización foto superior, la zona convexa sufre tracción. La distribu-
que a su entrada, caso en el que el analizador eliminará ción de color más uniforme de las porciones rectas indica
el color. La polarización de los otros colores que pasen por que la distribución de tensiones es más uniforme en ellas
ese punto variará un poco y, por ello, serán parcialmente que en las porciones curvas.
transmitidos por el analizador, de modo que el observador

BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
Photoelasticity: Principles & Methods. H. T. Jessop y F. C.
Harris. Dover Publications, Inc., 1960.
Polarized Light. William A. Shurcliff y Stanley S. Ballard.
D. Van Nostrand Company, Inc., 1964.
Photo-Elastic Analysis. A. W. Hendry. Pergamon Press,
1966.
Z

45o
EJE RAPIDO

LUZ POLARIZADA
CIRCULARMENTE
POLARIZADOR

PLACA DE CUARTO
DE ONDA
45o

EJE RAPIDO

UN RESULTADO
POSIBLE

PLACA DE CUARTO
DE ONDA

9. Cómo eliminar las isoclinas para ver las isocromas ANALIZADOR

LA CIENCIA DE LA LUZ 99
Interferometría óptica de superficies
Glen M. Robinson, David M. Perry y Richard W. Peterson

Basándose en la naturaleza ondulatoria de la luz y en la potencia


de los ordenadores modernos, se han diseñado unos dispositivos
sensibles capaces de medir la textura de las superficies

L
as cintas de vídeo, las bolas de nador, podemos echar mano de técni-
 los rodamientos, las películas cas matemáticas para deducir los datos
 fotográficas y las pastillas de estadísticos útiles que guarden rela-
los ordenadores funcionan mal si sus ción con la textura de la superficie.
superficies son ásperas o presentan Estos métodos se han incorporado
irregularidades. Para obtener acaba- ya en algunos dispositivos comercia-
dos de gran precisión es necesario dis- les. La interferometría se utiliza en
poner de medios especiales capaces de ciertas aplicaciones de control de cali-
medir la textura de la superficie. Las dad y ha permitido reducir el coste y
técnicas utilizables hasta una fecha mejorar el funcionamiento de produc-
relativamente reciente tenían mu­chas tos muy diversos, desde películas foto-
limitaciones. gráficas hasta cintas magnéticas y
Nosotros pusimos a punto en 1980 disquetes.
un método mucho mejor. La interfero- La celeridad con que se ha incorpo-
metría óptica, un fenómeno basado en rado la interferometría óptica anali-
la naturaleza ondulatoria de la luz zada con ordenadores a los procesos
que permite acometer medidas preci- industriales ha dejado al descubierto
sas de las formas o de las distancias, las limitaciones de los viejos métodos
parecía un candidato muy adecuado de medición. Por ejemplo, las técnicas
para alcanzar dicho objetivo, pues pro- tradicionales basadas en la difusión
porciona una resolución extraordina- luminosa exponen la textura general
ria y no requiere un contacto físico de una superficie estudiando la forma
directo con la superficie sometida a en que ésta refleja la luz. Método que
estudio. Pero la interpretación de las no nos dice nada acerca de los rasgos
imágenes interferométricas, o interfe- singulares de la superficie en cues- de un proceso inocuo. En principio la
rogramas, y su ligazón con las medi- tión, ni de su distribución acumula- interferometría permite resolver las
das significativas de la textura de las tiva por tamaños. La microscopía irregularidades de una superficie
superficies revisten especial dificul- óptica o la electrónica, que son capaces hasta un tamaño de varios angstrom.
tad. Los interferogramas tradiciona- de resolver pequeños detalles, no pue- (Un angstrom es igual a la diez mil-
les consisten en un conjunto de ins- den medir las alturas de las imperfec- millonésima parte de un metro, diá-
tantáneas con zonas claras y oscuras ciones o protuberancias que existen en metro aproximado de un átomo de
que, en general, apenas se parecen a las superficies. hidrógeno.) El fiable trabajo se realiza
los contornos del objeto estudiado. además en brevísimo tiempo, porque
Así las cosas, se le ocurrió una solu-
ción del problema a uno de los autores
(Robinson) mientras estaba viendo un
O tro método clásico, conocido con el
 nombre de rugosimetría, se basa
en recorrer con una plumilla o punzón
el área observada es muy grande en
relación con las dimensiones de los
rasgos individuales de la superficie.
programa de televisión en el que se la superficie considerada. Las subidas El principio fundamental de la
mostraban unas imágenes tridimen- y bajadas del punzón graban el relieve interferometría consiste en la interac-
sionales, obtenidas por ordenador, de de la superficie en una cinta fina. Pero ción o interferencia entre dos on­das
las capas de rocas situadas bajo un hay un inconveniente: la aplicación de luminosas que se encuentran una con
pozo de petróleo. Combinando adecua- la técnica exige aportar una presión otra, de forma parecida a lo que sucede
damente la técnica de la interferome- bastante elevada sobre la punta del cuando se encuentran dos ondas super-
tría con potentes ordenadores y progra- punzón, con el consiguiente riesgo de ficiales en el agua. En cualquiera de
mas avanzados de obtención de compresión y alteración de las super- estos casos, cuando la cresta de una
gráficos, descubrimos la posibilidad de ficies de las películas y cintas someti- onda coincide con el valle de la otra, la
presentar, de manera interesante e das a examen. interferencia es destructiva y las ondas
intuitiva, la ingente cantidad de infor- En comparación con todos estos se anulan. Cuan­do coinciden las dos
mación que existe en un interfero- métodos, la interferometría óptica crestas o los dos valles, las ondas se
grama. Por otra parte, una vez que toda presenta importantes ventajas. Por refuerzan mutuamente. Hace unos
la información contenida en un inter- única herramienta utiliza un haz de 100 años, Albert A. Michelson de-
ferograma se ha introducido en el orde- luz de poca intensidad; se trata, pues, sarrolló las técnicas basadas en la

100 TEMAS 6
interferometría y posibilitó con ello la oscuras (allí donde se anulan) en el haz mente ese patrón de bandas. Por ejem-
medición de distancias con suma pre- recombinado. plo, si la muestra presenta una
cisión. El dispositivo desarrollado por Cuando en la diferencia entre los protuberancia cuya altura sea igual a
este físico norteamericano, conocido caminos recorridos en los dos brazos media longitud de onda, las franjas se
con el nombre de interferómetro de del interferómetro se produce un cam- desplazan en un ciclo (360 grados),
Mi­chel­son, todavía se emplea. bio equivalente a una longitud de debido a que el correspondiente re-
El funcionamiento del interferóme- onda, la onda recombinada recorre un corrido disminuye en una longitud de
tro de Michelson está basado en el uso ciclo completo luz-oscuridad-luz, cir- onda. Las figuras de franjas reprodu-
de una superficie parcialmente reflec- cunstancia en la que se crea una nueva cen las elevaciones de la superficie de
tora, o divisor del haz, que descom- región o franja brillante. forma parecida a como lo hacen las
pone un haz de luz monocromática Para explicar la relación espacial líneas de nivel de un mapa topográfico.
(luz de un color o longitud de onda entre dos ondas apelamos al án­gulo de El intervalo entre bandas viene deter-
único) en dos haces, que se mueven en minado, a la vez, por la pendiente de
diferentes direcciones a lo largo de los la superficie de la muestra y por la
brazos del instrumento. En nuestra inclinación del espejo de referencia.

1. ESTA IMAGEN INTERFEROMETRICA del revestimiento de una pieza metálica


muestra las irregularidades que presenta la superficie cuando actúa una tensión
que origina la rotura por desgaste. Las técnicas de interferometría óptica de gran
precisión desarrolladas por los autores permiten conocer las causas de los fallos de
los materiales, para así diseñar productos de mejor calidad y más duraderos.

aplicación, uno de estos haces se


refleja sobre la superficie de un espejo fase; si vale cero grados, significa que La medición manual de cada uno de
plano de referencia; el otro se refleja las dos ondas se mueven en fase y, por los cambios acontecidos en las franjas
en la superficie de la muestra some- tanto, se refuerzan mutuamente. de un interferograma típico puede
tida a estudio. Ambos haces vuelven Cuando el ángulo de fase relativo es producir fácilmente unos 10.000 da­tos.
a reunirse luego en el divisor. igual a 360 grados, la diferencia entre El procesamiento de semejante ava-
La textura de la superficie de la los caminos recorridos por uno y otro lancha de datos requiere el auxilio de
muestra produce cambios en la distan- haz en los respectivos brazos es exac- un ordenador. De ahí que an­taño las
cia recorrida por el segundo haz. tamente igual a una longitud de onda aplicaciones de la interferometría
Cuando los haces se recombinan, algu- y, en consecuencia, se produce la crea­ microscópica se limitaran, por lo
nas partes del segundo estarán en fase ción de una nueva franja brillante. común, a problemas en dos dimensio-
con el primero, mientras que otras Cuando el espejo de referencia se nes bien definidos: cálculo de espeso-
estarán fuera de fase. La consecuencia inclina un tanto, la diferencia entre los res, de profundidad de depósitos o de
es que la relación espacial entre ambos caminos recorridos a lo largo de la ima- arañazos aislados.
haces poseerá una información minu- gen cambia de forma regular y conti- Dos avances han hecho posible la
ciosa de la topografía de la superficie, nua. Se genera así una serie regular de reali­zación de estudios interferomé-
información que se manifiesta a través franjas de interferencia paralelas. Las tricos rápidos y adecuados. El pri-
de regiones brillantes (allí donde los irregularidades existentes en la super- mero consiste en la disponibilidad de
dos haces se refuerzan) y de regiones ficie de la muestra alteran manifiesta- ordenadores digitales de velocidad y

LA CIENCIA DE LA LUZ 101


capacidad grandes. El segundo lo algo distinta, del espejo de referencia todos los puntos de la superficie de
aportó John H. Bruning en 1974, con o de la muestra. Todas estas posiciones ésta. La aplicación de las adecuadas
la crea­ción de un proceso al que deno- difieren entre sí a lo sumo en una lon- ecuaciones trigonométricas a las tres
minó interferometría de detección de gitud de onda (360 grados de fase). figuras de luz y oscuridad nos da una
fase directa. Bruning observó que el conjunto de lectura precisa de las fases de las
La técnica desarrollada por Bru­ning estas tres figuras encerraba la infor- ondas por toda la superficie. Partiendo
exige medir tres o más figuras de inter- mación necesaria para determinar la de esta información, podemos deducir
ferencia, cada una de las cuales está diferencia de fase entre el haz de refe- cuál es la topografía superficial que ha
asociada con una posición vertical, rencia y el haz de la muestra, para producido las fases observadas.

Así procede la interferometría


L a medición de las fases relativas
 de los haces de referencia y de la
muestra proporciona una sensibilidad
mucho mayor que la del viejo método de
S e produce interferencia de la luz cuando dos ondas o conjuntos de ondas
 interactúa entre sí. En el interferómetro de Michelson, un haz de láser incide
sobre un espejo semiplateado, que lo descompone en dos; uno se refleja en la
medida del desplazamiento de las fran-
jas de interferencia del haz recons-
muestra y el otro se refleja en un espejo de referencia. Cuando ambos haces se
truido. El método de Bruning aporta,
recombinan, las ondas presentan cierta diferencia de fase y se cancelan total o además, una visión uniforme de la
parcialmente. superficie de la muestra, facilitando la
Las figuras de interferencia o interferogramas (fila de abajo) se caracterizan por automatización del proceso de medida.
la repetición de unas imágenes de oscuridad-luz-oscuridad conocidas como ban- En estos veinte años hemos
das de interferencia. Las crestas y valles de la superficie de la muestra observada diseña­do, construido y perfeccionado
producen un cambio en el trayecto recorrido por el primero de los haces citados, dos ti­pos de dispositivos para llevar a
alterando la relación espacial entre ellos y la forma de las franjas. Las bandas se ca­b o interferometrías directas con
distorsionan con los accidentes de la superficie de la muestra, obteniéndose unas detección de la fase. Uno de estos
figuras parecidas a las líneas de nivel de los mapas topográficos. siste­mas, basado en la técnica de Bru­
El tratamiento de estas figuras de interferometría mediante un ordenador se basa ning, em­plea un interferómetro de
en la obtención de tres interferogramas diferentes de la muestra (en este caso, una Michelson o similar en conexión con
cinta de vídeo muy rugosa). Cuando la muestra se mueve, la distancia recorrida un microscopio óptico para obtener
por el primer haz varía y las fases del haz recombinado cambian. El brillo variable imágenes tridimensionales de las
de cada punto del interferograma se analiza para poner de manifiesto la fase de la superficies. El otro sistema, más inno-
onda y, en consecuencia, la altura del punto correspondiente de la superficie. Toda vador, mide el perfil bidimensional de
esta información se representa como una imagen tridimensional. la superficie de una muestra que se
mueve deprisa bajo un haz de láser
enfocado.
El microscopio óptico del primero de
estos aparatos aumenta la figura de
interferencia producida por el interfe-
rómetro. Una cámara de vídeo registra
esta imagen aumentada, la convierte a
una forma digitalizada y la almacena
en un ordenador. El proceso de digita-
lización divide la imagen en un reticu-
lado, cada una de cuyas celdas define
un elemento de imagen o píxel. Estos
píxeles constituyen las partes más
pequeñas de la imagen interferométri­ca,
de modo parecido a lo que sucede con
los puntos que forman las fotografías
que se reproducen en los periódicos.
Moviendo la muestra o el espejo de
referencia alteramos la fase de cada
uno de los píxeles que constituyen la
imagen interferométrica. El método
de Bruning ordinario de tres pasos
requiere que este proceso se repita
otras dos veces para recoger tres imá-
genes de interferencia. Siempre que
la muestra se mueve un octavo de
longitud de onda, la longitud recorrida
cambia en un cuarto de longitud de
onda y la fase se desplaza 90 grados.
La fase de cada píxel de la imagen de
interferencia dependerá de la distan-
cia recorrida por el haz de luz, distan-
cia que viene condicionada por la tex-
tura de la superficie y por el movimiento
neto de la muestra.

102 TEMAS 6
2. EL INTERFEROMETRO DE MICROSCOPIO viene a ser el 3. EL INTERFEROMETRO DE BARRIDO POR LASER dirige
interferómetro de Michelson dotado con lentes de aumento y un haz de láser enfocado sobre la muestra en movimiento. Un
con una placa ajustable para colocar la muestra a observar. modulador cambia su frecuencia, originando una figura de
Una cámara de vídeo recoge la figura de interferencia obte- interferencia regular cuando se le recombina con el haz
nida en tres posiciones diferentes de la muestra y la convier- emergente. Las irregularidades de la muestra modifican la
te en un conjunto de datos digitales, con los que un programa distancia recorrida por el haz, alterando las condiciones de
de ordenador reconstruye una imagen tridimensional. interferencia.

Los interferómetros de barrido por viesa un modulador óptico-acústico, es consecuencia, el tiempo invertido en
láser detectan la fase de las ondas en decir, un dispositivo capaz de alterar dicho recorrido, lo que se traduce en
función del tiempo. Con algunos pro- la frecuencia de la luz. La frecuencia un cambio constante de la fase, que se
totipos primitivos se pretendía medir del haz emergente está desplazada 40 superpone al ritmo regular de las
los cambios rápidos que experimentan megahertz. Se hace que el haz, aguda- interferencias, conforme vamos
los plasmas termonucleares. Los ins- mente enfocado, incida sobre la mues- moviendo la muestra bajo el haz de
trumentos que hemos construido tra en movimiento. Tras ser reflejado láser. Un detector electrónico mide
basados en esta técnica dirigen un haz por su superficie, recorre de nuevo su rápidamente dicha fase y envía la
láser hacia un objeto en movimiento: camino original, vuelve a atravesar el información correspondiente hacia un
la bobina de una cinta magnética o el modulador y sufre otro desplazamiento microprocesador, donde se analiza y
disquete en rotación de un ordenador. de 40 megahertz. Finalmente se refleja se crea el perfil bidimensional de la
Como sucede en los dispositivos que en el espejo de salida del láser, donde superficie en movimiento.
usan microscopios, las medidas de la se recombina con la luz sin desplazar
fase se llevan a cabo desdoblando y
recombinando el haz.
que emerge de él.
Los dos pases a través del modula-
dor alteran la frecuencia de la luz de
L as muestras de uno de nuestros
 interferómetros laséricos, por
ejemplo, son cintas de vídeo dispues-

E l proceso de interferometría de
 barrido por láser se inicia con el
haz emitido por un láser de helio y
láser en 80 megahertz respecto a su
frecuencia original. Cuando se recom-
bina con el haz primigenio, la luz des-
tas en una suerte de bucles de unos 50
centímetros de longitud; se deslizan
luego sobre una guía perfectamente
neón, cuya luz tiene una longitud de plazada produce un “batido” de franjas pulimentada que está situada en el
onda de 6328 angstrom. En este caso de interferencia a 80 megahertz. Los foco del haz del láser. Hay otra versión
resulta más conveniente considerar la haces se encuentran en fase y desfase en la que los disquetes y otros objetos
frecuencia de la luz, es decir, el nú­mero mutuas 80 millones de veces por planos se mueven bajo el haz sobre un
de ciclos de ondas que se producen segundo y la intensidad de la luz (bri- plato giratorio, que barre una super-
cada segundo. Una longitud de onda llo) de cada punto aumenta y dismi- ficie de unos 50 centímetros de longi-
de 6328 angstrom corresponde a una nuye 80 millones de veces por segundo tud y un micrometro de anchura. Las
frecuencia de 474.100.000 megahertz en el detector. La presencia de irregu- muestras pasan bajo el foco del haz a
(un megahertz es igual a un millón de laridades en la superficie de la mues- una velocidad de 15 o 20 centímetros
ciclos por segundo). tra modifica la longitud del recorrido por segundo.
El haz procedente del láser atra- del haz de láser reflejado por ella y, en Los dos tipos de interferómetros de

LA CIENCIA DE LA LUZ 103


4. LA SUPERFICIE DE LAS CINTAS MAGNETICAS ha de ser sitivo basado en un microscopio (abajo). Los primeros propor­
extraordinariamente lisa para que funcionen bien. La inter­ cionan figuras alargadas de los perfiles bidimensionales, que
ferometría permite medir su textura superficial con facilidad resultan útiles para conocer el espesor medio del revestimien­
y rapidez. Presentamos los perfiles típicos cuando se mide con to magnético de la cinta. Los segundos crean imágenes tridi­
un interferómetro de barrido por láser (arriba) y con un dispo­ mensionales, que indudablemente son más intuitivas.

detección directa de fase son capaces unos 10 micrometros de diámetro; los le parece que la cresta de una onda es
de resolver detalles de tamaño inferior dos interferómetros proporcionan exactamente la misma que la cresta
a unos 10 angstroms de altura en la resultados comparables y complemen- siguiente.)
superficie observada, lo cual repre- tarios. Si el tamaño de los rasgos El hecho de que la superficie que
senta una precisión unas treinta veces supera en mucho ese valor, el interfe- puede abarcar el interferómetro
mayor que la conseguida mediante téc- rómetro de barrido por láser logra una mi­c roscópico sea bastante grande
nicas interferométricas clásicas. El medición mejor de la rugosidad, dada resulta ventajoso para proceder a las
interferómetro microscópico, diseñado su capacidad de rastrear una región correcciones de los errores en la fase.
para aumentar la imagen de la mues- más extensa. Los al­goritmos utilizados por el orde-
tra unas 400 veces, alcanza una reso- En la recogida de los tres interfero- nador permiten detectar automática-
lución espacial del orden del microme- gramas que se necesitan en el interfe- mente los datos medidos incorrecta-
tro y obtiene imágenes de 125 por 200 rómetro microscópico se tarda unos mente y examinar las zonas de rastreo
micrometros. Cuando la ampliación dos segundos, el mismo tiempo que adyacentes para proceder a las oportu-
disminuye, decae el poder de resolu- supone la medida del perfil de una nas comparaciones. Estos dispositivos
ción y aumenta la superficie ras- superficie con el interferómetro de permiten corregir los errores de la fase
treada. observación de láser. El ordenador sin perder nada de las imágenes. La
La resolución espacial de un inter- invierte unos dos minutos en analizar corrección de estos errores con el inter-
ferómetro de barrido por láser de­pende la superficie estudiada a partir de los ferómetro de barrido por láser resulta
de la distancia entre los puntos a que datos recogidos. mucho más difícil, debido a que el haz
se toman datos, que, a su vez, depende Una vez procesados los datos, hay examina sólo una zona muy estrecha
de la velocidad con que la muestra que compensar los errores en las fases. de la superficie, sin que aporte infor-
pasa bajo el haz y de la velocidad con Estos errores se producen cuando la mación sobre el área que la rodea y que
que se produce la recogida de datos, o topografía de una superficie sube o podría servir de referencia.
velocidad de muestreo. (En última baja con tal pendiente que la longitud Los datos que proporcionan los
instancia, la resolución de ambos tipos de los recorridos de la luz cambia en interferómetros microscópicos deben
de interferometría viene limitada por una cuantía mayor que media longi- cribarse también en lo concerniente a
el fenómeno de la difracción, una con- tud de onda (180 grados) entre dos la curvatura de las imágenes, circuns-
secuencia de la naturaleza ondulato- observaciones. Se producen también tancia ésta que podría obedecer a un
ria de la luz.) Un valor típico de la errores cuando la brusquedad de la montaje inadecuado, a una curvatura
distancia entre los puntos de los datos protuberancia impide que la luz refle- inherente de la muestra o a la existen-
es de 1,6 micrometros. jada incida sobre las lentes del dispo- cia de aberraciones en el sistema
Los detalles de interés que apare- sitivo de barrido. En tales casos, el óptico. El cálculo de dicha curvatura
cen en la superficie de la mayoría de ordenador busca la fase perdida, se lleva a cabo aplicando las técnicas
las muestras observadas (por ejemplo, debido a que dicha fase se repite en estadísticas adecuadas para permitir
las cintas de vídeo) vienen a tener cada ciclo. (Por ejemplo, al ordenador un redondeo de los datos, de forma tal

104 TEMAS 6
que la curvatura en cuestión se pueda interpretar que las imágenes gráficas de los revestimientos magnéticos; al
eliminar matemáticamente (por sus- que proporcionan los dispositivos poder registrar los datos con rapidez,
tracción) de modo que aflore sólo la interferométricos basados en micros- sin que exista un contacto físico y de
textura de la superficie que nos inte- copios, que resultan mucho más intui- forma no destructiva, es posible con-
resa. Para terminar, los datos corre- tivas y estéticamente más atractivas. trolar automáticamente, con gran
gidos se representan en una for­ma Las técnicas estadísticas condensan facilidad y de forma continua las
tridimensional. los perfiles obtenidos y permiten pre- características de las cintas fabrica-
Al estar generadas por ordenador, sentarlos de una forma más compren- das. El coste de fabricación de video-
las imágenes interferométricas pue- sible y útil. Estos métodos también casetes, discos de ordenador y otros
den doblarse, girarse o invertirse. Con permiten medir el ta­maño y la perio- artículos similares de grabación se ha
la ayuda de un programa especial para dicidad de figuras superficiales repe- reducido sustancialmente gracias a la
gráficos se puede exagerar el relieve tidas. El análisis estadístico revela a interferometría, en tanto que mejora-
vertical de las imágenes obtenidas o veces pautas superficiales allí donde ban el funcionamiento y la calidad de
utilizar colores que realcen las carac- las imágenes interferométricas de los productos.
terísticas topográficas. Este apoyo perfil o tridimensionales se limitaban Es preciso averiguar la forma en
informático permite también simular a mostrar un orden aleatorio. que el material de revestimiento de
una visión lateral en ángulo, que También se han desarrollado otros los disquetes o el de las bolas de roda-
aporte una perspectiva familiar y fácil- tipos de interferómetro. Frank E. mientos se desgastan para poder
mente comprensible. Frente a todas Talke y David B. Bogy han construido mejorarlos. Como la magnitud del des-
estas posibilidades, las fotografías de un interferómetro de láser que exa- gaste suele ser pequeñísima y local,
microscopía óptica y electrónica sólo mina los corrimientos que experi- incluso en el caso de que el producto
pueden regristrarse en dirección ver- menta la frecuencia de la luz lasérica. presente fallos de funcionamiento, las
tical, que suele resultar poco natural. Se centran en el estudio de los movi- técnicas de interferometría han refi-
Los ordenadores calculan la altura, mientos de los cabezales de grabación nado los procesos de medición, amén
la profundidad y el volumen de cual- y de reproducción de los ordenadores, de acotar con mayor precisión los
quier detalle de la superficie que el que resultan de las irregularidades de mecanismos responsables de esas pér-
interferómetro haya detectado. La las superficies de los discos en rapidí- didas.
topografía general de la superficie, sima rotación. James C. Wyant y La topografía de la superficie de las
dentro de la zona captada en la ima- Chris L. Koliopoulos han diseñado películas fotográficas reveladas guar­da
gen procesada, se analiza con los otros interferómetros similares al relación directa con la densidad óp­tica
mé­todos matemáticos tradicionales. nuestro de microscopio. de la imagen (es decir, con el ennegre-
Si, por ejemplo, interesase conocer la Gracias a sus excepcionales presta- cimiento de la emulsión). Las técnicas
medida en que la textura de una ciones, la interferometría di­recta de de interferometría determinan su defi-
muestra influirá en su comporta- detección de fase no ha tardado en nición midiendo las pendientes de su
miento, un histograma del número de rebasar las paredes de los laboratorios topografía superficial, información que
irregularidades en relación con su para situarse en el mercado. Varias resulta muy valiosa para el desarrollo
tamaño ofrecerá valiosa información. empresas han aprovechado la investi- de nuevos tipos de películas.
La altura media de las irregularida- gación universitaria y comercializan
des y la desviación típica de sus altu-
ras son también datos útiles.
ya interferómetros de detección de
fase en dos y tres dimensiones; otra
vende un interferómetro de barrido
E l advenimiento de la interferome-
 tría de detección directa de fase
ha convertido en tarea rutinaria la

L os datos proporcionados por el


 interferómetro de barrido por láser
se someten a un proceso parecido. Una
por láser basado en un principio dife-
rente al descrito en este artículo.
La empresa 3M utiliza la técnica de
medición de la textura superficial de
las películas de poliéster, material
que se utiliza como sustrato de
vez eliminados los errores de fase, el fase directa para caracterizar las mu­chos productos (cintas adhesivas,
perfil de la superficie consiste en una superficies de productos de grabación re­v estimientos decorativos, cintas
serie de componentes que varían pau- magnéticos, láminas de plástico, cabe- magnéticas y películas fotográficas),
sadamente (frecuencias bajas) y otra zales de grabación y piezas de maqui- con las consecuencias positivas que
serie dotada de variaciones más rápi- naria de precisión. Pero hemos abor- ello acarrea para la calidad de los
das (frecuencias elevadas). En el caso dado un abanico más amplio de productos resultantes.
de muestras lisas, como son las cintas aplicaciones: películas fotográficas,
de vídeo, las componentes de frecuen- cintas adhesivas, ceras sobre losetas
cias elevadas encierran la mayor parte de pavimentos cerámicos, cilindros de BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
de la información útil. Las frecuencias calandria industriales (utilizados
bajas corresponden sobre todo al ruido para presionar sustancias y obtener D igital W avefront M easuring I n ­
terferometer for T esting O ptical
propio de la instrumentación, a la pre- láminas delgadas), lentes y espejos e Surfaces and Lenses. J. H. Bruning, D.
sencia de vibraciones y a los cambios incluso empastes dentales. R. Herriott, J. E. Gallagher, D. P. Rosen-
de espesor de la muestra. Los algorit- La interferometría de detección de feld, A. D. White y D. J. Brangaccio en
mos utilizados por el ordenador filtran fase ha desempeñado un papel espe- Applied Optics, vol. 13, n.o 11, páginas
bien las componentes indeseadas. En cialmente destacado en la mejora del 2693-2703; noviembre de 1974.
el caso de las cintas magnéticas, las proyecto y de la fabricación de cintas Three-Dimensional Surface Metrolo­
gy of Magnetic Recording Materials
componentes de frecuencias bajas sí magnéticas. Está experimentalmen­te
T hrough D irect -P hase -D etecting
podrían importar, porque reflejan las comprobado que el funcionamiento de Microscopic Interferometry. D. M.
variaciones de espesor de los revesti- una cinta de grabación de vídeo Perry, P. J. Moran y G. M. Robinson en
mientos magnéticos. depende íntimamente de la rugosidad Journal of the Institution of Electronic
Los perfiles lineales de las superfi- de su superficie. Los interferómetros and Radio Engineers, vol. 55, n.o 4, págs.
cies creados con los interferómetros de de barrido por láser pueden detectar 145-150; abril de 1985.
barrido por láser son más difíciles de variaciones muy pequeñas del espesor

LA CIENCIA DE LA LUZ 105


Conjugación de fase óptica
Vladimir V. Shkunov y Boris Ya. Zel’dovich

En la vida cotidiana el tiempo transcurre siempre hacia adelante.


Sin embargo, la situación es cualitativamente diferente
en el caso del movimiento ondulatorio: las trayectorias
de las ondas luminosas pueden ser “invertidas temporalmente”

I
magínese una nadadora en un mecánico-cuánticos de los átomos y frentes de onda de los haces luminosos
 trampolín, preparándose para electrones que irradian y refractan la reales pueden adquirir formas y topo­
 dar un salto. Una carrera rápida, luz no necesitan ser invertidos. En la logías bastante complicadas.
un vuelo..., pero debido a un pequeño práctica, basta con invertir el compor­ El concepto de frente de onda se
error técnico su cuerpo penetra en el tamiento temporal de los parámetros puede utilizar para comprender las
agua con un ángulo incorrecto, dán­ macroscópicos que describen el movi­ propiedades de una onda de fase con­
dose un gran chapuzón y originando miento medio de un gran número de jugada. Supongamos que hacemos
ondas que avanzan a partir del punto partículas. una fotografía de una onda luminosa
de contacto con el agua. ¡Qué maravi­ La existencia de haces invertidos en la que el haz se propaga de
lloso sería poder invertir el tiempo, tiene consecuencias muy importantes. iz­quier­da a derecha [véase la figura
con el fin de corregir el error y obtener Es evidente, por ejemplo, que un haz 3]. En virtud de la reversibilidad de
una mayor puntuación! El agua pro­ ideal, es decir, libre de distorsión y con la propagación de la onda, al exami­
yectada volvería a unirse, las ondas una divergencia mínima, se puede nar esta fotografía no seríamos capa­
regresarían al punto de contacto, la degradar cuando se transmite a tra­ ces de decir si el sentido de propaga­
saltadora sería arrojada fuera del vés de materiales no homogéneos ción es de izquierda a derecha o de
agua y ascendería hasta el trampolín (como es una lámina de vidrio de espe­
y la superficie quedaría tan lisa como sor no uniforme). La propiedad de
lo estaba antes del salto. Desgracia­ reversibilidad implica que es posible
damente, aunque este su­p uesto se crear un haz “antidistorsionado”, que
pueda obtener fácilmente con la ayuda se vuelve ideal tras volver a atravesar
de un proyector cinematográfico, el dichos materiales no homogéneos. La
proceso de inversión temporal que técnica por la que los haces en cues­
representa contradice nuestra expe­ tión se crean y se manipulan se conoce
riencia cotidiana. Existe una buena con el nombre de conjugación de fase
razón para ello: la secuencia de acon­ óptica. Las ondas que constituyen
tecimientos que acabamos de descri­ dicho haz se denominan ondas de fase
bir viola el segundo principio de la conjugada.
termodinámica (la ley que establece
que los sistemas tienden a la máxima
entropía).
Sin embargo, dicha secuencia se
A ntes de describir las propiedades
 de una onda de fase conjugada
vamos a exponer algunas nociones
puede realizar con éxito si lo que se básicas del movimiento ondulatorio.
considera es el movimiento de la luz o A medida que un conjunto de ondas se
de cualquier otra radiación electro­ mueve por el espacio, sus oscilaciones
magnética. Este fenómeno es posible llegan a los diferentes puntos en tiem­
gracias a una importante propiedad pos diferentes. De los puntos en que
de los rayos luminosos, conocida desde las oscilaciones son sincrónicas se dice
hace mucho tiempo: el carácter rever­ que están en fase. La fase representa
sible de su propagación. Para cada haz el valor del período en relación con
luminoso, cualquiera que sea su cierta posición inicial. Las superficies
estructura de rayos, existe otro posi­ que unen a los puntos con una misma
ble haz con “tiempo invertido”, cuyos fase se conocen como frentes de onda.
rayos siguen las mismas trayectorias, Una propiedad importante de los fren­
aunque en sentido opuesto, de forma tes de onda consiste en que dichas
análoga al movimiento de una pelí­ superficies son perpendiculares a la
cula hacia atrás. El éxito de la inver­ dirección de propagación. Los frentes
sión del movimiento ondulatorio de onda de las ondas planas son pla­
débese a la gran simplificación del nos, y esferas concéntricas, los frentes
problema: los movimientos térmicos y de onda de las ondas esféricas. Los

106 TEMAS 6
derecha a izquierda. Sin embargo, si de­cir, ¿cómo se invierte? Obtener la breve; por consiguiente, la forma del
el haz se propagara de derecha a conjugación de fase de una onda plana espejo debería cambiarse de manera
izquierda (es decir, si el haz se es fácil: la utilización de un espejo continua para que en todo momento
hubiera invertido), los frentes de plano da lugar a la reflexión de la se ajustara a la forma de la onda.
onda se habrían invertido respecto a onda hacia atrás. La conjugación de Finalmente, la precisión requerida
la dirección del haz. Este es el motivo una onda esférica no resulta mucho para construir y colocar tal espejo
por el cual el proceso de generar una más difícil. En este caso, se monta un sería extraordinariamente grande.
onda invertida se conoce también con espejo cóncavo con forma de sección Para producir una onda de fase con­
el nombre de inversión de los frentes esférica de manera que el centro del jugada se requiere la utilización de un
de onda. espejo corresponda a la fuente de la medio o de una superficie cuyas pro­
La relación entre los frentes de onda onda. En cada punto del espejo los piedades resulten afectadas por las
de dos ondas mutuamente invertidas rayos inciden perpendicularmente y, características de las ondas que inci­
es análoga a la relación entre las posi­ por tanto, son reflejados exactamente dan en él. Esta dependencia permite
ciones de dos ejércitos enemigos sobre hacia atrás. que dicho medio o superficie se ajuste
un mapa militar. El frente de cada automáticamente al haz incidente con
ejército coincide con el del otro y las
direcciones de los movimientos
de­seables son opuestas. Podemos decir
P ara conjugar un haz con un frente
 de onda arbitrario se podría uti­
lizar en principio un espejo cuyo perfil
tal exactitud que, bajo ciertas condi­
ciones, se origine un haz de fase con­
jugada. Afortunadamente tales mate­
que las líneas del frente están inverti­ coincidiera con el frente de onda. riales existen y se conocen con el
das entre sí: una parte convexa del Desgraciadamente resulta difícil nombre de materiales ópticos no
frente de uno de los ejércitos corres­ poner en práctica este método. En pri­ lineales.
ponde a una parte cóncava del otro. mer lugar, sería necesario construir La difusión de Brillouin estimulada
Utilizando un lenguaje distinto, dire­ un espejo diferente para cada haz inci­ y la mezcla de cuatro ondas son dos
mos que la diferencia de fase entre dos dente. En segundo lugar, la forma del métodos basados en el empleo de estos
puntos cualesquiera del haz invertido frente de onda de un haz de láser materiales y se utilizan mucho para
tiene un signo opuesto al de la diferen­ puede cambiar durante un impulso la conjugación de fase. La difusión de
cia de fase entre esos mismos puntos
del haz original. La operación matemá­
tica de cambiar el signo de la fase recibe 1. HAZ LUMINOSO con la fase conjugada, es decir, con la fase “invertida temporal-
mente”; puede compensar las distorsiones originadas por un medio ópticamente no
el nombre de conjugación. Por esta
homogéneo o irregular (un vidrio deslustrado). Un haz de láser muy coherente
razón se acuñó el término “conjugación (izquierda) resulta distorsionado y se convierte en un haz degradado (centro). El
de fase óptica” y se introdujo posterior­ haz degradado se invierte luego por conjugación de fase óptica. La transmisión
mente en la literatura científica. hacia atrás del haz con la fase conjugada a través del medio irregular o no homo-
¿Cómo se conjuga una onda? Es géneo restablece la calidad del haz original (derecha).

LA CIENCIA DE LA LUZ 107


Brillouin estimulada, uno de los efec­ La onda sonora origina ciertas altera­ de esta capa se refleja un color mejor
tos más bellos de la óptica no lineal, ciones periódicas en la densidad del que los otros: aquel cuya semilongitud
fue descubierta en 1964 por Raymond material en que se propaga. El resul­ de onda equivale al espesor de la capa
Y. Chiao, Boris P. Stoicheff y Charles tado es que se forman una serie de en cuestión en dicho lugar. Como el
H. Townes. Se produce cuando se zonas alternativas de compresión y de espesor de la capa de aceite varía de
dirige un haz luminoso sobre cual­ enrarecimiento, que se mueven con la un punto a otro, se reflejan en cada
quier medio transparente, como un onda a través del material. punto diferentes colores.
cristal, un vidrio, un líquido o un gas Dado que las zonas de compresión
comprimido. La luz poco intensa los
atraviesa sin atenuación apreciable.
Pero el comportamiento de un haz
son más densas que las de enrareci­
miento, el comportamiento de una
onda luminosa que incida en el mate­
E n la difusión de Brillouin estimu-
 lada, la onda sonora, o variación
de la presión y la densidad, no se aplica
luminoso muy intenso re­s ulta sor­ rial es diferente en ambas. Con­cre­ externamente al material, sino que es
prendente. Cuando se al­canza una tamente, el índice de refracción del estimulada internamente por pares de
potencia umbral del orden del millón primer tipo de zonas es ligeramente ondas luminosas que se propagan en
de watt, el haz se refleja hacia atrás diferente del índice de refracción del sentido contrario. De la misma forma
casi por completo. Se tra­ta sin duda segundo. (El índice de refracción de un que el sonido consiste en una onda de
de una potencia muy elevada, pero material es el cociente entre la veloci­ presión y densidad, la luz consiste en
que se puede obtener con facilidad dad de la luz en el vacío y la velocidad un campo eléctrico en movimiento. Un
utilizando un láser pulsante de labo­ de la luz en el material.) Si la separa­ campo eléctrico puede comprimir el
ratorio. ción entre las zonas es exactamente material; este fenómeno se conoce con
El haz reflejado es la consecuencia igual a la semilongitud de onda de la el nombre de electrostricción. En con­
del proceso que origina la difusión de luz incidente, la luz se reflejará. Este secuencia, cuando un campo eléctrico
Brillouin (denominada así en memo­ tipo de reflexión resultará familiar a se mueve a través de un material con
ria del físico francés Louis Marcel quienes hayan observado una capa la velocidad del sonido, puede dar
Brillouin). La difusión de Brillouin se delgada de aceite sobre agua y adver­ lugar a una onda sonora. Dicho campo
produce cuando una onda sonora tido su superficie coloreada con todos eléctrico puede generarse por interfe­
incide sobre un sólido, líquido o gas. los colores del arco iris. En cada punto rencia de dos haces ópticos que avan­
cen en direcciones opuestas, si su dife­
rencia de frecuencias es igual a la
frecuencia del sonido. En el caso de
una difusión de Brillouin estimulada
uno de estos haces es el haz luminoso
incidente.
El otro haz luminoso procede de la
difusión del haz incidente por las
pequeñas fluctuaciones de densidad,
estocásticamente distribuidas en el
medio (es decir, ondas sonoras fluc­
tuantes térmicamente). Cuando la
frecuencia y la dirección de una onda
difundida son las adecuadas, la onda
interfiere con el haz incidente y ampli­
fica las variaciones de presión y de
densidad del material. Estas variacio­
nes conducen subsiguientemente a la
reflexión de una pequeña parte del
haz incidente. La fracción reflejada
interfiere a su vez con el haz incidente,
dando lugar a nuevas variaciones de
presión y de densidad, que conducen
a más reflexiones del haz incidente.
Las reflexiones aumentan exponen­
cialmente con la distancia, hasta que
un haz reflejado emerge del material.
Sin embargo, dado que la amplifica­
ción depende de la intensidad del haz
incidente, un requisito previo para
obtener dicho haz reflejado consiste
en que la potencia del haz incidente
supere cierto valor umbral.
La conjugación de fase por difusión
de Brillouin estimulada se obtuvo por
vez primera en 1972 por Valery V.
2. REVERSIBILIDAD DE LAS ONDAS LUMINOSAS, que tiene consecuencias muy
Ragul’skii, Vladimir I. Popovichev,
importantes. Un haz direccional ideal (es decir, un haz libre de distorsión y de di­
vergencia) sufre una degradación al atravesar una placa de vidrio de espesor no Fuad S. Faizullov y uno de nosotros
uniforme (arriba). El haz se puede regenerar si los rayos individuales que lo inte­ (Zel’dovich). El factor principal para
gran se invierten y se transmiten hacia atrás a través de la misma placa de vidrio su consecución consistió en el uso de
(esquema inferior). una placa de vidrio especial, que había

108 TEMAS 6
3. ESTA FOTOGRAFIA de un haz de laser sugiere la reversibi­ referencia”; estas bandas corresponden a las superficies de los
lidad de las ondas luminosas: si el único dato fuera esta imagen frentes de onda, es decir, a los lugares donde la oscilación es
sería imposible afirmar si el haz se mueve de izquierda a dere­ sincrónica. Los frentes de dos ondas mutuamente conjugadas
cha o de derecha a izquierda. (La dirección es de izquierda a (en nuestro caso, las que se mueven hacia la izquierda y hacia
derecha.) La serie de bandas verticales oscuras aparece como la derecha) están invertidos en relación con las direcciones de
resultado de la interferencia del haz de láser con un haz “de propagación, como ilustra el esquema de la derecha.

sido convertida en no uniforme atacada químicamente emergía sin llevó a decir a Robert W. Hell­warth
me­diante un ataque con ácido fluorhí­ distorsión. En otras palabras, su que “a la naturaleza seguramente le
drico. Un haz de luz roja de un láser estructura era idéntica a la del haz gusta el haz de fase con­jugada”. Es
pulsante de rubí sufría una distorsión incidente. interesante destacar que el propio
al atravesar dicha placa. El haz dis­ La conjugación de fase por difusión Hellwarth propuso en 1977 otra forma
torsionado pasaba a un tubo de un estimulada se ha llevado a cabo con de conjugar las fases: la mezcla de
metro de longitud, cuatro milímetros posterioridad utilizando numerosos cuatro ondas.
de anchura y cuatro milímetros de medios de difusión y muchos tipos de La mezcla de cuatro ondas es el otro
altura, lleno de gas metano a una pre­ láser diferentes. La ventaja principal método de conjugación de fase más
sión de 140 atmósferas. La difusión de de esta técnica consiste en que sólo utilizado en la actualidad. Se basa en
Brillouin estimulada tenía lugar en requiere una celda llena con un só­lido, la interferencia de cuatro haces lumi­
este tubo; cuando el haz reflejado líquido o gas adecuado. La sim­pli­cidad nosos en un medio no lineal. Tres de
atravesaba la misma placa de vidrio del método de difusión es­ti­mulada los haces lo son de entrada: uno de

4. DIFUSION DE BRILLOUIN ESTIMULADA. Se trata de un método para producir


haces luminosos con la fase conjugada. Un haz luminoso de gran potencia y muy di­
reccional (azul) sufre una distorsión al atravesar una placa de vidrio de espesor no
uniforme. El haz distorsionado penetra luego en un material que pudiera ser cristal,
vidrio, o un líquido o un gas comprimido. El haz se difunde debido a las fluctuaciones
de densidad estocásticamente distribuidas (ondas sonoras fluctuantes térmicamente)
situadas al final del medio en cuestión, dando lugar a una serie de ondas de configu­
raciones espaciales variables (fragmentos rojos curvados). Cuando la frecuencia y la
dirección de una onda difundida son exactamente las adecuadas, la onda interferirá
con el haz incidente y dará lugar a la formación de más variaciones de presión y de
densidad en el medio considerado (barras grises en la región aumentada de la dere-
cha). Estas variaciones producen la subsiguiente reflexión de una pequeña porción
de haz incidente. La porción reflejada interfiere a su vez con el haz incidente, origi­
nando nuevas variaciones de presión y densidad, que reproducen el fenómeno y
originan nuevas reflexiones del haz incidente. Estas reflexiones aumentan de mane­
ra exponencial, hasta que un haz de fase conjugada muy potente (en color rojo)
emerge del material. La gran calidad y direccionalidad del haz original se restablece
en la transmisión hacia atrás del haz conjugado a través de la placa de vidrio.

LA CIENCIA DE LA LUZ 109


5. LA MEZCLA DE CUATRO ONDAS
constituye otro método para producir
haces con la fase conjugada. Se basa en
la interferencia de cuatro haces lumino­
sos en un cristal, vidrio, líquido o gas
comprimido. Tres de los haces son haces
de entrada: uno de ellos es el haz objeto
(representado aquí como una onda esfé-
rica), cuya conjugación de fase se desea,
y los otros dos son haces de referencia.
El cuarto es el haz de salida; su fase es
la conjugada del haz objeto. La interac­
ción del haz objeto con uno de los haces
de referencia (azul) produce una figura
de interferencia en el medio material
considerado. El segundo haz de refe­
rencia (rojo) se refleja en la figura de
interferencia. Dado que el segundo haz
de referencia proviene de una dirección
opuesta a la del primero, el haz refle­jado
es el conjugado de fase del haz objeto.
En realidad, todos estos procesos tienen
lugar simultáneamente. Más aún, en el
ellos es el haz objeto cuya fase se desea por la interferencia del haz objeto con medio material se forman dos figuras de
conjugar y los otros dos son haces de uno de los haces de referencia. interferencia: cada uno de los haces de
referencia. Los haces de referencia, Cuando los campos eléctricos de la referencia da lugar a una figura en la
que se mueven en direcciones opues­ ondas oscilan en fase, los campos se que se refleja el otro haz.
tas entre sí, suelen ser ondas planas suman y la intensidad local de la luz
y tienen la misma frecuencia que el es elevada. Si oscilan con fases opues­
haz objeto. El haz objeto puede pene­ tas, los campos se restan y la inten­ figura de interferencia, que se mani­
trar en el medio considerado en cual­ sidad local de la luz es baja. Las fiesta en el medio en cuestión como
quier dirección. El cuarto haz es un zonas de alta intensidad están inter­ una serie de zonas con índices de
haz de salida; es el conjugado de fase caladas entre las zonas de baja inten­ refracción diferentes.
del haz objeto y emerge a lo largo de sidad. El tamaño, forma y orienta­ El segundo haz de referencia se
la misma línea que el haz objeto, aun­ ción de todas las zonas vienen refleja en las zonas de la figura de
que su sentido de propagación es con­ determinados por las características interferencia, es decir, el haz lee la
trario al de éste. de los campos que interfieren. información que sobre la estructura
El haz conjugado se produce como En consecuencia, toda la informa­ de la fase almacena dicha figura. Dado
consecuencia de ciertas perturbacio­ ción sobre la fase del haz objeto está que la dirección del segundo haz de
nes originadas en el medio material almacenada en lo que se conoce como referencia es opuesta a la del primero,
el haz reflejado es el conjugado de fase

6. DIRECCIONALIDAD DE LOS HACES


de láser: se mejora utilizando la conju­
gación de fase óptica. La mayoría de los
láseres diseñados para producir haces
potentes se construyen de acuerdo con
el esquema representado en la parte
superior de esta figura. Un “oscilador
local” o generador primario produce un
haz muy direccional a expensas de la
potencia de salida. La potencia aumenta
cuando el haz pasa a través de un am­
plificador. Sin embargo, la existencia de
irregularidades (inhomogeneidades) en
el medio de amplificación produce cier­
tas distorsiones en el haz. La figura de
la parte inferior muestra la forma en
que se pueden compensar dichas dis­
torsiones. La luz procedente de un ge­
nerador primario se refleja con un espe­
jo semitransparente hacia un
amplificador. El haz distorsionado que
sale del amplificador sufre una conjuga­
ción de fase y se devuelve al amplifica­
dor. El haz con la fase conjugada se
propaga hacia atrás respecto al haz
original a través de las mismas irregu­
laridades del medio considerado y, co­
mo consecuencia, su movimiento se
invierte. El haz de “doble pasada” resul­
tante tiene gran potencia y se encuentra
libre de dis­torsiones.

110 TEMAS 6
7. EN LA RADIACION AUTODIRIGIDA tenemos otra de las calentar, que difunde la radiación en todas direcciones. Par­
aplicaciones de la conjugación de fase óptica. Esta técnica te de esta radiación atraviesa una lente e incide sobre un
proporciona una forma de calentar un objeto pequeño sin amplificador situado cerca del objeto. La radiación aumenta
necesidad de recurrir a un sistema complicado de lentes y de su potencia al atravesar el amplificador. Un conjugador de
espejos; podría utilizarse quizá para calentar un plasma den­ fase sito al final del amplificador crea un haz “antidistorsio­
so e iniciar una fusión termonuclear. Un haz luminoso de nado” y lo refleja a través del amplificador, dirigiendo un
poca potencia se dirige hacia las proximidades del objeto a potente haz de láser sobre el objeto.

del haz objeto. Aunque la reflexión resultante de dos ondas, un haz objeto fía dinámica utilizando haces de refe­
producida en cada zona de la figura y un haz de referencia; a continuación, rencia que se propagaban en direccio­
sea débil, la suma de todas ellas se revela la película y finalmente se nes opuestas. Hellwarth inició
ad­q uiere su importancia y puede lee el holograma con el mismo u otro posteriormente el estudio exhaustivo
transferirse una cantidad considera­ haz de referencia. La mezcla de cuatro de la mezcla de cuatro ondas y tam­
ble de energía desde el haz de referen­ ondas es un ejemplo de holografía bién describió adecuadamente el fenó­
cia hacia el conjugado. dinámica, debido a que los tres proce­ meno en términos de óptica no lineal.
sos citados —registro, revelado y lec­ Entre los investigadores que han de­

L a simetría en la disposición de los


 haces de referencia sugiere que la
figura de interferencia podría crearse
tura— tienen lugar simultáneamente.
Las variaciones causadas en el índice
de refracción desaparecen cuando lo
sempeñado un papel relevante en el
desarrollo de la conjugación con cua­
tro ondas podemos citar a Ammon
también con el segundo haz de referen­ hace la radiación de iluminación, y el Yariv, David M. Pepper, David M.
cia y el haz objeto y leerse con el primer holograma está cambiando continua­ Bloom y Paul F. Liao.
haz de referencia. En realidad se for­ mente en respuesta a las variaciones
man dos figuras de interferencia en el
medio no lineal: cada haz de referencia
origina una figura en la que se refleja
del haz objeto.
A la vista de lo que antecede, no
resulta sorprendente que la idea de la
M uchos laboratorios de todo el
 mundo han utilizado con éxito
la conjugación con cuatro ondas. Uno
el otro haz de referencia. conjugación con cuatro ondas se de los atractivos de este método con­
Lo que acabamos de describir en encontrara ya en los trabajos de los siste en que, al contrario de lo que
realidad es el registro y la reproduc­ pioneros de la holografía, tales como sucede en la conjugación de fase por
ción de un holograma “dinámico”. Un Dennis Gabor, Yury N. Denisyuk, difusión de Brillouin estimulada, no
holograma es una figura de interfe­ Emmett N. Leith y Juris Upatnieks. se requiere una potencia mínima de
rencia formada con haces láser y Herwig W. Kogelnik propuso en 1965 la onda objeto para que se produzca la
almacenada en una película foto­ que las tres etapas de la holografía conjugación.
gráfica, lo cual permite producir una estática se podrían combinar para dar Las posibles aplicaciones de la con­
imagen tridimensional. La holografía lugar a un holograma dinámico y, por jugación de fase óptica son múltiples.
tradicional “estática” requiere tres tanto, producir una conjugación de La producción de haces de láser muy
etapas diferenciadas: en primer lugar, fase. En 1971 Boris I. Stepanov, direccionales y de radiación autodiri­
se procede a registrar el holograma Evgeny I. Ivakin, Alexander S. gida son dos de las primeras.
iluminando una transparencia foto­ Ru­banov y J. P. Woerdman llevaron a Esta última aplicación proporciona
gráfica con la figura de interferencia cabo los primeros ensayos de hologra­ una forma de calentar un objeto

LA CIENCIA DE LA LUZ 111


pequeño, cuya superficie puede ser fenómeno radica en el hecho de que
mínima (la millonésima parte de la el haz de fase conjugada se propaga
sección transversal del haz de láser hacia atrás con respecto al haz origi­
utilizado), sin necesidad de recurrir a nal, a través de las mismas irregu­
un sistema complicado de lentes, laridades que el láser y, por tanto,
es­pejos y otros elementos ópticos. Esta “invierte” su movimiento. El haz de
técnica tal vez sirva en el futuro para fase conjugada compensa no sólo las
calentar un plasma denso e iniciar así irregularidades estáticas debidas a
un proceso de fusión termonuclear. los elementos ópticos, sino también
Casi todos los dispositivos diseña­ las irregularidades dinámicas. La
dos para proporcionar haces de láser explicación de este fenómeno se basa
potentes se construyen de acuerdo con en el hecho de que el tiempo que la
el esquema que detallamos a conti­ luz invierte en recorrer algunos
nuación. En primer lugar se constru­ye metros a través del amplificador es
lo que se llama un generador primario del orden de una cienmillonésima de
(“oscilador local”), capaz de producir segundo, un valor mucho menor que
un haz muy direccional a ex­pensas de el tiempo necesario para la excitación
la potencia de salida. A continuación y relajación de las irregularidades
se hace pasar el haz a través de un ópticas en un láser.
amplificador para obtener la potencia La conjugación de fase óptica ha
deseada. El amplificador consiste en demostrado también su utilidad para
un sólido o un gas de moléculas muy conseguir radiación autodirigida, idea
excitadas. Cuando el haz primario lo que fue propuesta inicialmente por
atraviesa, estimula las moléculas y da Kogelnik. Existen varias formas posi­
lugar a la liberación de energía en bles de llevar a cabo esta técnica. Nos
forma de radiación. limitaremos a describir sólo un ejem­
Un amplificador homogéneo ideal plo. Se empieza por dirigir un haz
no distorsionaría la direccionalidad amplio de un láser de potencia relati­
del haz, para lo que se requeriría una vamente baja hacia las proximidades
constancia de su índice de refracción del objeto que se desea calentar. El
superior a una parte por millón. objeto difunde la radiación en todas
Difícilmente se puede esperar la las direcciones; una parte de esta
obtención de un grado de homogenei­ radiación, después de atravesar algu­
dad tan elevado, sobre todo teniendo nas lentes ópticas, llega a un amplifi­
en cuenta las condiciones de excita­ cador colocado cerca del objeto. A
ción intensa del medio amplificador. medida que la radiación avanza a tra­
El índice de refracción del vidrio, por vés del amplificador, su potencia
ejemplo, cambia en una parte por aumenta. Un conjugador de fase
millón cuando la temperatura varía situado al final del amplificador crea
unas tres centésimas de grado centí­ un haz “antidistorsionado” y lo refleja
grado. sobre dicho amplificador. Como resul­
tado de todo este proceso se obtiene un

L as distorsiones en la direccionali-
 dad del haz introducidas por un
amplificador pueden corregirse afortu­
haz direccional de elevada potencia
focalizado sobre el objeto. La focaliza­
ción del haz sobre el blanco está limi­
nadamente mediante un montaje de tada solamente por la naturaleza
“doble paso”, que hace uso de la conju­ ondulatoria de la luz (es decir, por los
gación de fase óptica. Esta idea fue efectos de difracción) y es indepen­
propuesta y comprobada experimen­ diente de la orientación del sistema
talmente en 1972 por Oleg Yu, No­satch, focalizador. El blanco parece “atraer”
Ragul’skii y sus colaboradores, gene­ a la radiación amplificada. Nikolay G.
rando un haz idealmente dirigido con Basov y sus colegas han estudiado la
un láser pulsante de rubí. Este haz se posibilidad de producir la fusión
hacía pasar por un amplificador de nuclear con láser utilizando la técnica
rubí; el haz resultante, po­tente aun­ de autodirección de la radiación.
que distorsionado, se sometía a una
conjugación de fase óptica. Final­
mente, el haz conjugado de fase se
devolvía de nuevo al amplificador.
Descubrieron que, durante el segundo BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA
paso por el amplificador, el haz consu­ Optical Phase Conjugation. Dirigido por
mía casi toda la energía almacenada R. A. Fischer. Academic Press, 1983.
en las moléculas excitadas del rubí. Optical Phase Conjugation. Número es-
Se ha descubierto además algo ver­ pecial del Journal of the Optical Society
daderamente importante: cuando el of America, vol. 73, n.o 5; mayo, 1983.
Principles of Phase Conjugation. B. Ya.
haz de fase conjugada atraviesa el Zel’dovich, N. F. Pilipetsky y V. V. Shku-
amplificador se hace idealmente nov. Springer-Verlag, 1985.
direccional. La explicación de este

112 TEMAS 6