Está en la página 1de 3

2017­6­1 Una maravillosa estrategia misionera ­ AdventistasSantaClara.

info

Una maravillosa estrategia misionera
El autor(a) Pastor Carlos Joel Madrigal Oliva.

Categoría: Sermones y Bosquejos

El capitulo 6 de los Jueces comienza con una información tradicional de los israelitas: “Volvieron a hacer lo malo ante
los ojos de Jah.”...

Fueron muchas las calamidades que sufrieron, entre ellas el saqueo de sus cosechas, cada vez que la cosecha estaba
por recogerse venían los madianitas y arrasaban. La situación llegó hasta el punto de esconderse y también esconder
sus cosechas.

La situación llegó a ponerse tan crítica que los madianitas se unieron a los amalecitas y los del oriente para atacar
juntos a los israelitas (6:33).

En el capitulo 7 se nos presentan los detalles del encuentro y los preparativos de Israel. Al analizar este capítulo
notamos que Gedeón venció porque puso en práctica 4 principios vitales:

1.  Depuración

2.  Convicción

3.  El debido implemento

4.  La debida estrategia

Analicemos estos principios:

1. La depuración (versículos 2­8)

En el versículo 2 el Señor le dice a Gedeón que el pueblo era muy grande para luchar contra los madianitas. Noten esto:
Versículo 3: 32,000 israelitas

Versículos 8, 10: 135,000, es decir, 103,000 soldados más que los israelitas, y al Señor le pareció que eran muchos.
¡Qué fe tan grande tuvo que tener Gedeón en dios para creer estas palabras!

Ahora, ¿cómo hacer, cómo depurar el ejército? Dios estableció 2 pruebas, los que pasaran estas 2 pruebas serían los
elegidos:

a.  La prueba del temor: Todo aquel que tuviese miedo se podría retirar (versículo 3). Nos dice el versículo que se
fueron 22,000; sólo quedaron 10,000 (10,000 israelitas versus 125,000 madianitas). Yo pregunto: ¿Por qué se
fueron tantos miles? Porque no era fácil la empresa, era ir a una muerte segura... Pero quedaron 10,000. Pero Dios
no se conformó con esto, le parecieron aún muchos. El versículo 4 nos presenta la segunda y definitiva prueba
que el Señor les aplicó.

b.  La prueba de la abnegación: Todo aquel que al pasar por las aguas se detuviera a tomar agua como si estuvieran
en tiempo de paz, ese no sería acepto (versículo 4­5)... Nos dice el versículo 6 que sólo quedaron 300 hombres.
En el versículo 7 el Señor le dice a Gedeón que con esos era suficientes. ¡Qué extraño trabaja Dios! Pero el Señor
le aseguró a Gedeón que con esos 300 hombres, haría proezas. Ellos eran los probados, habían pasado airosos
por 2 pruebas, la del temor y la abnegación.

Ocasión Israelitas Madianitas Diferencia

1ra. 103000 (aproximadamente 1 israelita por 4
32000 135000
(v.2,3) madianitas)

2da. 10000 135000 125000 (aproximadamente 1 israelita por 14

http://adventistassantaclara.info/recursos/sermones­bosquejos/una­maravillosa­estrategia­misionera 1/3
2017­6­1 Una maravillosa estrategia misionera ­ AdventistasSantaClara.info

(v.2,3) madianitas)

3ra.(v.4­
300 135000 134700 (1 israelita por 450 madianitas
6)

Pero notemos el segundo principio.

2. La convicción (versículos 9­15)

No era realmente fácil, ciertamente nada fácil. Pensar que estaban los amalecitas y los madianitas confederados... y
sólo con 300 hombres.

Dios nos conoce perfectamente a nosotros los seres humanos, él sabe que hay cosas que nos son difíciles de creer. El
sabía que a Gedeón no le era fácil pensar en semejante encuentro tan sumamente disparejo. Por lo que el Señor le
quiso dar a Gedeón una prueba más de confianza, para que confiara en Él. Nos dice el versículo 9 que Dios le pidió a
Gedeón que descendiera al campamento enemigo para que oyera lo que ellos hablaban, y así cobrara ánimo y valor
(leer versículos 9­15).

En el versículo 15, Gedeón es otro, regresó dándoles ánimo a los soldados... Regresó convencido de la
victoria...Veamos el tercer principio:

3. El debido implemento (versículo 16)

Dios aún continuó dando órdenes raras: En vez de darles un armamento para la magnitud de tal combate, noten qué
armamento les dio:

a.  Trompetas

b.  Cántaros vacíos

c.  Teas ardiendo

Veamos el principio que queda, el cuarto:

4. La debida estrategia (versículos 16a­25)

Noten en qué consistiría:

a.  División en tres escuadrones (versículo 16a).

b.  Debían mirarlo a él y hacer lo que él hiciera (versículo 17).

c.  Debían tocar la trompeta alrededor del campamento (versículo 18).

d.  Debían poner la luz en alto (versículo 20).

Cada uno debería permanecer firme en su lugar (versículo 21). El versículo 22 nos dice que por ellos hacer todas esas
cosas, el Señor los entregó en sus manos...

Alguno se preguntará, bueno, ¿qué tiene que ver esa historia de Gedeón conmigo hoy?

Marcos 16:15, recuerdo las palabras del pastor N.C. Wilson en su informe al Congreso de la Asociación General de
1990, al analizar el tremendo desafío de la Misión Global, dijo: “Desde el punto de vista humano, la Misión Global es
imposible de llevar a cabo”.

Es entonces la misma situación de Israel con Madián, un puñado para enfrentar a una vasta multitud. De igual forma es
imprescindible llevar a cabo los 4 principios que Gedeón aplicó.

Una aplicación de los 4 principios:

http://adventistassantaclara.info/recursos/sermones­bosquejos/una­maravillosa­estrategia­misionera 2/3
2017­6­1 Una maravillosa estrategia misionera ­ AdventistasSantaClara.info

Depuración: Comentando la Sra. Elena G. de White el incidente de la prueba de la abnegación comentó: “El Señor no
tiene en su obra cabida para los que suelen complacer el apetito. Escogió a los hombres que no permitieron que sus
propias necesidades les hicieran demorar el cumplimiento del deber... No le honra tanto el gran número como el carácter
de quiénes le sirven” (Patriarcas y Profetas, 593:1).

De igual forma el Señor hoy hace pasar a sus seguidores por las 2 pruebas depuradoras, ya nos estamos depurando, ya
el Señor está depurando su ejército.

Convicción de la Victoria: Así como Gedeón bajó al campamento enemigo y subió convencido de la victoria,
necesitamos bajar al mundo y ver cómo viven, cómo sufren, cómo necesitan de lo que en Cristo le podemos dar.
Cuando uno baja al campamento de los del mundo se da cuenta que en Cristo la victoria es segura.

Ilustración:

Una de las penetraciones más hermosas de la que he sido testigo fue cuando los aguerridos misioneros de Santa Clara
penetraron uno de los repartos más conflictivos de la ciudad.

Desde lejos era imposible o muy difícil alcanzarlos, predominaba la delincuencia, la prostitución, el vicio, la hechicería,
etc. Pero cuando fuimos a ellos para verlos, escucharlos, etc., nos dimos cuenta de que la victoria estaba garantizada.
Dios nos concedió ese año una cifra histórica de bautizos en Santa Clara, más de 70 preciosas almas se convirtieron y
cientos de ellas quedaron impresionadas con el mensaje, sabemos que ha su tiempo darán frutos de vida eterna.

Es interesante recordar que ellos no llevaron ni espadas, ni lanzas, ni flechas... ¿Qué llevaron?

Hoy creemos que la obra de Dios no se puede llevar a cabo si no tenemos:

a.  Proyectores

b.  Videos

c.  Sistemas de computación

d.  Volantes

e.  Muy buena música

Todo eso es muy bueno, pero no sabemos que lo que hoy el Señor necesita no es más que un puñado de gente
probada a toda costa, gente con deseos de ganar almas para Cristo y que porten las trompetas y las antorchas.

a.  Trompetas: Símbolo de la predicación potente.

b.  Antorchas encendidas: Símbolo de la acción poderosa del Espíritu. Con esas armas somos más que
vencedores...

Estrategia:

1.  Así como Gedeón dividió su gente en escuadrones, en tres grupos pequeños. Nosotros necesitamos hacer lo
mismo para vencer.

2.  Cita White: “La formación de grupos pequeños como base de esfuerzo cristiano, es un plan que ha sido presentado
ante mi por Aquel que no puede equivocarse” (Evangelismo, página 89).

Conclusión

1.  Tenemos un gran mundo que hay que conquistar para Cristo. Pongámonos en sus manos y él nos dirá lo que hay
que hacer.

2.  Llamado.

http://adventistassantaclara.info/recursos/sermones­bosquejos/una­maravillosa­estrategia­misionera 3/3