Está en la página 1de 3

EDAD

Resultados de este estudio reflejan el factor ya conocido que los pacientes más viejos, comparado
con los jóvenes, tienen peor pronóstico con unas lesiones similares. Basado en la puntuación de la
gravedad de las lesiones hizo posible determinar que este aumento en la mortalidad de las
personas más viejas especialmente cuando las lesiones son menos severas. La magnitud de los
efectos de edad en la mortalidad, y la diferencia entre hospitales en la distribución de edades de
sus pacientes, subrayan la necesidad de ajustar la edad cuando se comparan dos series de
pacientes.

TIEMPO DE SOBREVIVENCIA

Las mejoras en las tasas de supervivencia son especialmente alcanzables entre la


persona que sobreviven el tiempo suficiente para hacer posible el inicio del tratamiento
médico. [ Una investigación de 33 muertes por lesiones abdominales revelo que ninguno
de los pacientes murió dentro de una hora de la lesión, y que la mitad de las de las
muertes pudieron ser prevenidas un diagnóstico y tratamiento rápido]. La asociación entre
la severidad de la lesión y la rapidez de la muerte sugiere que los pacientes con una
puntuación de la gravedad de la lesión por debajo de los 50 pudieron tener un mayor
potencial para mejorar las tasas de supervivencia, desde que la mayoría de los que
murieron con puntuaciones inferiores a 50 años seguían vivas una hora después de la
lesión.
USOS POTENCIALES DE EL GRADO DE SEVERIDAD DE LAS LESIONES
Desde que los pacientes con grados menos 10 extrañamente murieron, las tasas de
sobrevivencia de grupos que tenían grados entre 10 y 50 pudieron probar que fueron
índices evaluativos importantes. Este grupo incluye a los pacientes que como Waller
sugirió, proporcionaron la verdadera llave para evaluar el sistema de emergencias de
cuidado: Estas están suficientemente enfermas para ser afectadas negativamente por el
mal cuidado, pero no tan enfermas para no sobrevivir incluso con un cuidado óptimo. Es
importante puntuar, como sea, que algún paciente con un grado de severidad de lesiones
estaría muy por encima del 50 podrían sobrevivir si son tratados rápidamente por
especialistas que tengan a su disposición todos los elementos necesarios. Por lo tanto,
las evaluaciones de los sistemas de emergencia deben incluir pacientes de todos los
grados de severidad de las lesiones.
El grado de severidad de las lesiones puede añadirse fácilmente a los datos codificados
para propósitos de investigación y la propia carta del hospital. Esta descripción de la
severidad de las lesiones puede mejorar el valor de los historiales de los pacientes, desde
los más simples hasta los que están en el registro de trauma. Después de agrupar a los
pacientes sobre la base de la gravedad de la lesión en general, cualquier sala de
emergencia, hospital, región o país podría describir la proporción de su población de
trauma que se lesionó en un grado específico.
La habilidad de comparar grupos de pacientes clasificados según la gravedad de la lesión
en general hace que sea posible evaluar métodos de tratamiento, identificar áreas de
problemas, y los documentos de progreso. las organizaciones de revisión de servicios
profesionales que deseen comparar varias instituciones que brindan atención a los
heridos también pueden encontrar útil la puntuación de la gravedad de la lesión. Por
ejemplo, las tasas de mortalidad de una unidad de trauma como la de Maryland Instituto
para emergencias médicas, donde los pacientes típicos tienen lesiones severas múltiples,
no puede compararse significativamente con las tasas de mortalidad de todos los
pacientes heridos ingresados en otro hospital; sin embargo, sería útil una comparación
basada en puntuaciones de gravedad de lesiones comparables.
CONSIDERACIONES METODOLOGICAS
El presente estudio no incluye accidentes relacionados con vehículos y muertes por área
geográfica definida. Esto podría ser importante si todas las tasas de mortalidad por
lesiones estarían bajo consideración. Sin embargo, una ventaja mayor del Grado de
Severidad de las Lesiones es que incluso cuando los prejuicios están presentes,
comparaciones validas pueden ser usualmente entre las tasas de mortalidad de los sub-
grupos con Grado de Severidad de las Lesiones y edades similares,
siempre que la información de seguimiento esté disponible para ambos grupos durante
períodos de tiempo correspondientes.
la conveniencia de incluir las DOA en el cálculo de las tasas de mortalidad dependerá de
los objetivos de una investigación. Las DOA deberían incluir, por ejemplo, estudios
enfocados en tipos de vehículo o en el cálculo del total de las tasas de mortalidad de un
área geográfica. Por otra parte, cuando se evalúa la atención de un hospital no se debe
incluir a pacientes que murieron al llegar.
PRINCIPALES NECESIDADES ACTUALES
El mejoramiento adicional en habilidades para evaluar la efectividad de los sistemas de
emergencia y la atención médica a los heridos depende en desarrollar la habilidad las dos
cosas para clasificar los lesionados, antes y después de la admisión y asegurarse de su
salida. Otros índices, incluyendo signos clínicos y medidas químicas, pueden ser usadas
en conjunto con o como una alternativa para sistemas de calificación de gravedad de
lesión basados en el diagnóstico. Tampoco debería limitarse la medición del resultado a
los análisis de las tasas de mortalidad. Por ejemplo, otras mediciones que han salido
sugeridas por Gibson para el uso en caso de estudios de emergencia de los sistemas
médicos incluye los días de incapacidad, deterioro residual, y grados sintomáticos de 6 y
12 meses después de la lesión. Para algunos propósitos evaluativos como medidas son
más sensibles que las tasas de mortalidad, y necesidad de ser estudiada en relación de la
severidad de la lesión.
Otra necesidad principal es la revisión de la Clasificación Internacional de códigos de
Trauma. Actualmente, conversaciones de códigos ICDA hasta los grados de AIS es difícil
porque el índice de la ICDA para los traumas es extremadamente limitado, especialmente
en la clasificación de la lesión. Solo 15 números, de los 159 asignados al trauma por el
ICDA, describe las lesiones internas desde las de cabeza, tórax, y abdomen. En
consecuencia, menos del 10% de los códigos describe a las lesiones que cuentan como
lesiones principales en las muertes por trauma. Si el potencial de utilidad del ICDA los
códigos de lesión serán realizados, es imperativo que sean revisados para proveer un
mejor detalle en la descripción del espectro perjudicial resultante de los peligros físicos del
ambiente del hombre. Además, desde la categorización más básica de las lesiones es en
términos de los tipos de transferencia energética producida. Como, por ejemplo,
mecánica, térmica, eléctrica, ionizada, química. Nosotros creemos que la subdivisión de
este tipo es necesaria para racionalizar dichos códigos.
Muchos pacientes en este estudio han estado heridos por transferencia excesiva de
energía mecánica. Los hallazgos informados no pueden, por lo tanto, generalizar a las
lesiones causadas por la transferencia de otros tipos de energía. De manera similar,
desde que AIS y por lo tanto los grados de severidad de la lesión basados en el son
orientados a los daños por energía mecánica que comúnmente resultan de choques de
carretera, la extrapolación de los hallazgos más allá de este grupo principal puede ser
inapropiada, excepto cuando se trate de lesiones similares.