Está en la página 1de 6

23,.

EL DINosAURIo BRAuLIo
¡:{*l$}añaiai**ti:ii!!*ali}::lig*':ir*i3¡*!*.$::¡cx{il3**:ai|.iltg*!|*::.i*i]::xxii*rig¡i.*]$tl{3{$xi!a|!

Para niños que no hablan {mutismo selectivo}

I. PLANTEAMIENTO EDUCATIUO

Destinatarios:

- Niños que presentan mutismo selectivo, es decir, que muestran muchas dificulta-
des o se sienten incapaces para hablar en la clase, pero que suelen hacerlo en
otros contextos: en el patio, en el hogar o en la calle.
- Puede utilizarse con niños desde Educación Infantil hasta 4o de Primaria.

Objetivos:

- Enseñar a los niños algunas estrategias para superar sus dificultades de comuni-
cación en clase.
- Comprender las consecuencias que esa conducta tiene en los demás compañe-
ros, en los profesores y en los padres.
- Ayudar a los demás niños a comprender cómo se siente el niño con dificultades
para hablar en clase.

Valores que transmite:

- La comunicación con los demás.


- La comorensión de los problemas de los demás.
- El esfuerzo personal.

Truco que enseña a los niños:

- El truco tiene varias fases: la primera consiste en contestar "sío no" cuando nos
preguntan. La segunda, contestar muy bajito y cerca de las personas a las que
hablamos y la tercera es contar cosas interesantes que nos han ocurrido.

Otros contenidos:

- El dinosaurio como animal: cómo era, dónde vivía, qué pasó con ellos...
- El vocabulario: castillos, el problema del mutismo y alegrarse por dentro.

-143-
- Nuestros comportamientos tienen consecuencias en los sentimientos de los demás.
- Los sentimientos: tristeza, alegría, preocupaclón...
- La familia, la escuela y la comunicación.

Otros comportamientos que puede tratar el cuento:

- Niños excesivamente tímidos.


- Niños poco comunicativos.
- Niños extranjeros con miedo a hablar.
- Niños con pocas habilidades sociales.

2. Et CUENTO
EL DINOSAURIO BRAULIO
Había unavez un dinosaurio que tenÍa (/os años de /os niños)y que ese año iba a la
clase de los dinosaurios de (la clase de los niños). El dinosaurio se llamaba Braulio.
Braulio era muy bueno y le gustaba ir alcolegio, perole ocurría una cosa: en clase no
hablaba ni con los demás dinosaurios, ni con la señorita dinosaurio. No sabemos nor
qué, pero no hablaba nada. Si la señorita reparlía las fichas y se olvidaba de Braulio,
no decía nada, se aguantaba. Si tenía ganas de ir albaño, tampoco se atrevía a pedir
permiso. Al principio pensaban que no sabía habla¡ pero sí que sabía, porque en el pa-
tio hablaba y gritaba mucho y además, hablaba con sus papás. Pero enclase no era'ca-
paz de hablar. Tampoco era porque le tuviera miedo a su señorita. La señorita dino-
saurio era muy buena y quería mucho a los dinosaurios y les enseñaba muchas cosas.
A veces tenía que regañarles, pero era cuando se portaban mal.
Los dinosaurios se sentían tristes porque Braulio no contestaba cuando le habla-
ban y pensaban que no quería ser su amigo. Braulio también lo pasaba muy malde
ver que no le hablaba a sus compañeros, ni a la señorita con lo buena que era, pero
no podÍa explicar lo que le pasaba. Todos los días iba al colegio pensando:
voy a hablar en clase.
-Hoy
Pero luego, no sabía lo que le ocurría para no poder hablar.
La señorita estaba preocupada, porque además, como nunca contestaba, no sa-
bía si Braulio estaba aprendiendo mucho, poco o nada. Por eso habló con sus papás
y les contó lo que pasaba. Los papás le explicaron a la señorita que también ellos es-
taban preocupados. cuando los papás llegaron a casa, le dijeron a Braulio:
estado con la señorita y nos ha contado que está muy preocupada por-
-Hemos
que no hablas en clase.
Braulio les dijo:
lo sé, yo también estoy preocupado y quiero hablar, pero no sé qué me ocu-
-Ya
rre que cuando llega el momento, no soy capaz.

-144-
bien --dijo su papá que era un dinosaurio muy listo-, te enseñaré un tru-
-Está
coi empezarás contestando nsí, o (no) y lo harás muy bajito.
¿serás capaz?
Braulio contestó:
que sí.
-Creo
Y así fue. Al día siguiente la señorita le preguntó que si necesitaba ir al baño. En-
tonces Braulio se acordó del truco que le enseño su papá y dijo muy
bajito:

-Sí.
Lo dijo tan bajito que la señorita casi nise enteró, pero como alavezque decía
movía la cabeza,la señorita lo entendió. No quiso decir nada, pero se jegro
osí>,
de
que Braulio hubiera contestado por primeravez.
Braulio también se sintió muy contento porque eltruco de su papá daba resulta-
do y aunque le había costado mucho trabajo, fue capaz de poneilo-en práctica.
Al
llegar a casa lo contó muy contento y se alegraron mucho su papa y
su mamá. po-
co a poco a Braulio le resultaba más fácil utilizar el truco de decir nsín o onor, prime-
bajito y luego era capaz de decirlo más fuerte. Pero todavía no era capaz de
Jo.muy
hablar.
Entonces su papá ie enseñó otro truco:

-Mira Braulio -ie dijo su papá-, ahora te enseñaré otro truco: te acercarás a
la señorita o a los dinosaurios y les hablaras muy bajito, hasta que te atrevas a ha-
blarles desde tu sitio.
Braulio se fue al colegio pensando en eltruco que le había enseñado
su papá.
y hablarles muy bajito decía Braulio.
-Acercarme -se
En el colegio, la señorita repartió la plastilina y se olvidó de Braulio.
Se acordó
de su truco y cuando la señorita se sentó, se acercó a su mesa le d,jo
v muy bajito:
no me ha dado plastilina.
-Señorita,
La señorita se alegró mucho por dentro, pero no quiso decir nada para que
Brau-
lio no se pusiera nervioso y le dijo:

-¡Anda es verdadl Me he olvidado de ti otra vez.


Braulio se sentía nervioso pero muy contento y deseando de llegar a
casa a con-
társelo a sus padres.
El truco de hablar muy bajito le siguió funcionando muchas veces.
Hasta que un
día dio la sorpresa a todos. El domingo había estado de viaje con sus papás
y había
visitado un castillo muy bonito. Tenía muchas ganas de contarlo y cuandollego
a cla-
se y la señorita preguntó qué habían hecho el fin de semana, levantó
la maño y dijo
que él habÍa estado en un castillo muy bonito. Sin darse
cuenta empezó a contar to-
do 1o que había visto en aquel castillo y las cosas que su papá le contó
sobre el mis-
mo. Al terminar de hablar todos se sintieron muy contentoi de que Braulio
hubiera

-145-
hablado y contado sus cosas y le dieron un aplauso muy grande. Braulio también se
puso muy contento. La señorita se alegró tanto que le dio un beso muy grande.
Desde ese día Braulio habló con todos los niños y con su señorita. Le seguía cos-
tando trabajo, pero se esforzaba y ya siempre hablaba. A los dinosaurios les gustó
mucho que Braulio hablara porque contaba cosas muy divertidas y muchas historias
que le contaba su papá.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

3. ACTIUIDADES PARA EDUCACIÓN I]IFANTII


Actividades previas:

- Tener en cuenta las instrucciones para contar el cuento: crear ambiente, que los
niños estén cómodos y evitar interrupciones.
- Narrar el cuento de manera adecuada.

Actividades de comprensión:

- Comentar el vocabulario: qué es un dinosaurio, un castillo, qué quiere decir ale-


grarse por dentro y otras expresiones que no entiendan los niños.
- ¿cuáles son los personajes del cuento?, ¿cuántos años tenía Braulio?, ¿a qué cla-
se iba?
- ¿Qué le pasaba al dinosaurio Braulio?
- ¿A caso no sabía hablar?, ¿le tenía miedo a la señorita?
- ¿Hablaba cuando quería ir al baño?
- ¿Cómo se sentían los demás dinosaurios de la clase?, ¿por qué?
- ¿Cómo se sentía Braulio?, ¿intentaba hablar?
- ¿Por qué la señorita estaba preocupada?, ¿y sus papás? y Braulio, ¿estaba pre-
ocupado?
- ¿Cuál fue el primer truco que le enseñó su padre?
- ¿Qué truco le enseñó después?
- ¿Por qué la señorita no le dijo nada cuando Braulio le dijo "sí", aunque se alegrara?
- ¿Qué contó Braulio eldía que se decidió ahablar?, ¿cómo se sintieron los dino-
saurios?
- ¿Le seguía costando trabajo hablar a Braulio?

Actividades sobre el cuento:

- Colorear el dibujo del dinosaurio Braulio.


- Hacer un dibujo del cuento y contarlo a los demás.
- Contar el cuento de manera dramatizada.

- t+o -
Estrategias para mejorar la conducta:

- Lo ideal es ayudar al niño desde casa y desde clase a poner en práctica las es-
trategias que aparecen en el cuento: primero contestar *sí'o uno,, más adelante
susurrar lo que quiere decir a los compañeros y a la maestra, hasta terminar ha-
blando de cosas que sean de su interés.
- Por ello, puede resultar interesante entregar el cuento a las familias para que ellas,
desde casa, apoyen estas estrategias.
- Por último, se puede colocar un dibujo del dinosaurio Braulio en un lugar visible
para tenerlo siempre de referencia y ayudarle a poner en práctica las estrategias.

4. ACTIUIDADES PARA EDUCACIÓ]I PRIMARIA

Actividades previas:

- Las mismas que en Educación Infantil.

Actividades de comprensión y diálogo.

- Las mismas cuestiones planteadas para Educación Infantil.


- Que se inventen una pregunta sobre el cuento y se la hagan a los demás.
- Ampliar el cuento inventándose cómo sería Braulio en su casa o en el parque con
otros dinosaurios.

Actividades sobre el cuento y estrategias para mejorar la conducta:

- Las mismas que las propuestas para Educación Infantil.


- Puede hacerse una lectura dialogada: se subraya eltexto de cada personaje (na-
rrador, Braulio, el papá de Braulio, la señorita).

-147 -
-148-