Está en la página 1de 18

Manejo de niños con trastorno del espectro

autista en el entorno dental:


Preocupaciones, enfoques conductuales y
recomendaciones

Objetivos: Este artículo revisa la literatura actual


sobre los problemas que se encuentran al hacer
frente a los niños con
Trastorno del espectro autista desde la perspectiva
dental. El perfil del paciente autista y los factores
externos que afectan el estado de salud oral de
esta población de pacientes se discuten sobre el
cuerpo de evidencia existente.

Material y Métodos: Se realizó una búsqueda en la


base de datos MEDLINE utilizando los términos
"Trastorno Autista", "Comportamiento
Control / métodos ',' Niño ',' Cuidado dental para
discapacitados ',' Educación ',' Salud Oral 'y'
Odontología Pediátrica 'para localizar
Artículos relacionados publicados hasta enero de
2013.

Resultados: La mayoría de los estudios relevantes


indican mala higiene bucal mientras que no son
concluyentes con respecto a la Incidencia de
caries en individuos autistas. La educación dental
de pregrado parece determinar la competencia
de los profesionales para tratar a los niños con
discapacidades de desarrollo y El cuidado dental.
El manejo dental de un niño autista requiere una
comprensión profunda de los antecedentes del
autismo y apoyo con teorías de conducta
disponibles. El profesional dental debe ser flexible
para modificar el tratamiento según las
necesidades individuales del paciente.

Introducción

El trastorno del espectro autista (TEA) se refiere a un


grupo de discapacidades del desarrollo
neurológico (interacción social
deteriorada).Comunicación y conducta
restringida o repetitiva.
El espectro consiste en:
Autismo, Trastorno de asperger y trastorno
generalizado del desarrollo No Especificado, que
difieren en el número y la gravedad de las
características diagnósticas.
La etiología del autismo aun es desconocida, ya
que investigaciones demuestran que se pueden
implicar factores genéticos y ambientales.
Pueden estar involucrados en la fisiopatología del
autismo el gen CNTNAP2, mutaciones de novo,
defectos mitocondriales, desregularización de
citosinas, concentraciones de andrógeno
intrauterino alto y el avance de la edad de la
madre.
Basado en datos actuales la prevalencia de
autismo ha tenido un aumento sustancial en la
última década.
Un estimado de 11.3 por cada 1000, es decir 1 en
88, en la edad de 8 años.
La sintomatología del autismo generalmente se
inicia antes de los 3 años, tiene una sintomatología
constante sin importar el envejecimiento.
El niño autista sufre un marcado deterioro en el uso
de comunicaciones no verbales, el fracaso en el
desarrollo de relaciones sociales y al compartir
experiencias e intereses en donde demora o su
desarrollo lingüístico no está completo.
Esto puede impedir y limitar al profesional dental
en la atención del paciente con autismo y por lo
tanto tiene un alto riesgo de contraer
enfermedades orales.
El bienestar psicológico de los padres con niños
que padecen autismo se ve realmente afectada
por el comportamiento de sus hijos. La literatura
revela estrés acentuado, signos depresivos, y nivel
de vida disminuido a lo normal.
La crianza de un niño con autismo genera
condiciones de estrés en las cuales el padre o el
tutor requiere adaptarse a la rutina del niño,
además que hay una interferencia en la
educación de este y en el cuidado de su salud, por
lo tanto una visita dental programada puede
representar una gran prueba para el padre y el
niño.
ENERO 2013. Manejos que requiere un niño autista
desde la perspectiva dental.
SALUD BUCAL Y AUTISMO:

Deficientes resultados se han obtenido dado el


número limitado de estudios que se llevan a cabo
acerca de la salud bucal y el autismo.
La mayor prevalencia de caries se ha reportado en
la población autista comparado con otras
afecciones como controles no autistas y pacientes
esquizofrénicos.
Curiosamente, ha habido sólo dos estudios
controlados con inafectadas contrapartes que
anunciaron significativas muestras de
susceptibilidad a la caries para autistas, ya sea
superior o inferior. Con respecto a la higiene bucal.
Cabe señalar sin embargo, que los niños y
Los jóvenes adultos con autismo mantuvieron
mejor la higiene oral entre los asistentes de la
escuela especial con otras discapacidades del
desarrollo.
Además, manifestaciones clínicas de interés
ortodonticos, es decir, la mordida abierta anterior
y apiñamiento dental, fueron diagnosticados con
mayor frecuencia en adultos con autismo.
Asimismo, el espaciamiento, la sobre mordida
horizontal, mordida abierta y relación molar de
clase II fueron tendencias mayores en los
pacientes autistas
Evaluados por los ortodoncistas. Presumiblemente,
el estado dental comprometido junto con hábitos
nocivos incluso bruxismo, la lengua y el
traumatismo constante por morder los labios que
pueden ser repetitivos en pacientes autistas
pueden provocar ciertas maloclusiones.
La fundamentación de la prevalencia de caries
dental en los niños autistas se ha buscado en las
propiedades físico-químicas de la saliva, la dieta y
los hábitos de higiene oral.
Por lo tanto, Bassoukou y colegas llegó a la
conclusión de que los individuos con autismo
tienen mayor flujo salival.
También se llegó a la Determinación de la
capacidad antioxidante total en la concentración
de muestras de saliva de los niños autistas que
revelaron valores significativamente menores
comparados con niños desarrollados
normalmente, de la misma edad, en los cuales no
prevalece tanto la caries.
Los hábitos alimenticios también son factores
importantes ya que su desfavorable
comportamiento nutricional con persistente
ingesta en dulces y alimentos blandos, genera un
mayor riesgo para contraer caries, también influye
su bajo consumo de carbohidratos en donde
podría reducir el riesgo.
Un factor sumamente importante observado en
varias partes del mundo fue la rutina de higiene
oral que los supervisores de estos niños practican
en ellos.

BARRERAS EN LA ATENCION DENTAL:

-La actitud del niño


-Los gastos y la falta de cobertura de un seguro
-aversión a los tx dentales
-Complicaciones asociadas a la condición
médica.
-Dificultad al localizar un médico que quiera
atenderlos.
-Limitada disponibilidad de especialistas dentales
capacitados para atender a pacientes de estos
grupos con capacidad de desarrollo distinta.
El impacto de la educación universitaria.
La calidad de la educación influye altamente en
el funcionamiento profesional y la autoestima de
los futuros profesionales a la hora de atender a
pacientes con necesidades especiales.
Aproximadamente el 60% de los profesionales en
odontología no se sintieron capaces en el
momento de atender a un px con necesidades
especiales.
A mediados de los 2000 la comisión de
acreditación dental en los estados unidos, aplica
una competencia a los estudiantes de
odontología para evaluar si tienen los requisitos
necesarios para evaluar a un paciente con
necesidades especiales.
Desde entonces se han tomado medidas
diferentes en donde se ve mejorada la educación
dental en el campo de la atención al paciente
con necesidades especiales.

CARACTERISTICAS DEL COMPORTAMIENTO AUTISTA


RELACIONADAS A LA VISITA DENTAL.

Indicadores del trastorno autista:


-Incapacidad de desarrollar una atención
conjunta (falta de curiosidad), por medio de
lenguaje hablado, gestos y contacto ocular.
Es concebible que cuando existe una falta de
respuesta en la cita dental se vea afectado el
procedimiento del cuidado bucal.
Ya que su percepción sensorial esta alterada,
puede existir una mala interpretación delos
estímulos, provocando respuestas aberrantes.
El profesional de odontología debe tener en
cuenta durante la cita que las personas con
autismo presentan gran variación en la
capacidad, inteligencia y rendimiento.
Debido a su sintomatología multifacética del
trastorno autista, los practicantes pueden
necesitar para su abordaje algún apoyo
terapéutico dependiendo de cada niño.
ENFOQUES DEL MANEJO DEL COMPORTAMIENTO
-algunos métodos recomendados para
procedimientos dentales con pacientes autistas
son:
-incluir la presencia de los padres
- el uso de tell-show
- y los comandos de refuerzo verbal
- Aplicación de la pedagogía visual,
fortalecimiento y adaptación sensorial.

*El uso de recompensas con este tipo de pacientes


generalmente no logra resultados deseados
durante el tratamiento dental.

A. Pedagogía visual

La identificación de opciones que despiertan


comportamientos requeridos para contribuir a la
creación de condiciones favorables para el niño
autista a cooperar en la práctica odontológica.
El proceso conocido como evaluación de
comportamiento funcional podrá tener lugar
durante la consulta prevista con los padres,
En ese momento es donde se puede organizar el
consultorio centrado en la familiarización con los
instrumentos dentales, el uso de ciertas palabras
como ‘’abre la boca’’ y el desarrollo del libros de
fotografías para familiarizar al niño con la sala
operatoria.
Este último modelo aprovecha la capacidad de
los niños para hacer mejor contacto por medio de
imágenes en lugar de palabras.
En el pasado, la misma técnica, definida como la
pedagogía visual, ha sido utilizada como una serie
de fotografías en colores que describen paso a
paso la visita dental y cepillado para introducir la
odontología e higiene oral para niños autistas.
Con respecto a la higiene bucal, aversión al sabor
de la pasta de dientes, así como la sensación de
que del cepillo de dientes puede comprometer la
eficacia de cualquiera de los padres o el niño a
quitar la placa dental.
Una suave introducción al cepillado utilizando
alternativas como una toallita, cepillos de
diferente textura y diseño o un cepillo dental
eléctrico puede mejorar la aceptación del cepillo
de dientes por el niño con autismo.
Asimismo, la comprobación de Diversos dentífricos
supervisado por el padre o profesional dental
pueden ser útiles a la hora de seleccionar uno
Con el sabor más tolerable. Como punto final la
auto-protección del niño puede ser eliminada por
una intensa programación de comportamiento,
instruido por los padres conscientes de la
enseñanza basada en el refuerzo.

B. Entorno sensorial adaptado.

La importancia de los factores ambientales en


la determinación del nivel de comodidad de
los niños con autismo durante eventos
médicos estresantes ha sido enfatizado por
Shapiro y colaboradores. La distracción, la
reacción aversiva y las dificultades de
comportamiento pueden ser invocadas por los
fuertes e inesperados ruidos cercanos.
Presumiblemente, perturbaciones de ruido
que pueden ser exageradas en instalaciones
dentales con varias unidades en
funcionamiento en la misma habitación.
Los niños autistas pueden persistir tratando
cubrir sus ojos de la luz, demás que pueden
presentar hipersensibilidad intraoral, en donde
pueden sentirse frustrados por un ligero toque
o incluso en el examen dental. Por lo tanto
agresiones físicas y verbales se pueden esperar
de un paciente autista en el ambiente
odontológico,
Se muestra que el 50 por ciento de estos
pacientes muestra una conducta a la
defensiva.
La clínica dental de por sí representa un
entorno que provocan ansiedad con brillantes
luces fluorescentes, los dispositivos que
generan ruidos, instrumentos afilados como
taladro dental, y materiales desconocidos, la
textura, el sabor y el olor.
El malestar emocional suscitado por el entorno
puede minimizarse mediante la adaptación
del entorno clínico se puede experimentar
relajando las condiciones de luz, música
rítmica esto genera reacciones en los
pacientes disminuyendo su ansiedad y
creando mayor participación positiva en el
procedimiento dental. Puede ser solicitado a
los padres del niño para llevar la música
favorita de vídeo o CD de música.
Se requiere una Duración de la visita dental
mínima y suficiente así como también
mantener la sensibilización sensorial al mínimo.
Con este fin claro una de las opciones seria
tener una sala específica y única para el
paciente con autismo. Cuando es se está en
el procedimiento es importante que el
especialista, asistente y la persona que
acompañe al niño esté atento para identificar
cualquier distracción que pueda tener el
paciente.
C. ANALISIS DE COMPORTAMIENTO APLICADO.

La rama de la psicología que a través del análisis


de la relación entre el comportamiento y el
ambiente pretende modificar conductas para
lograr efectos deseados.
La práctica y la investigación en las disciplinas del
desarrollo infantil, psicología, enfermería, gestión
del dolor y el desarrollo de avanzadas técnicas
destinadas a facilitar a los niños con autismo, para
sostener el examen físico, flebotomía, y de
inserción intravenosa. El niño es reforzado a
adoptar el comportamiento eventualmente por
iniciativa propia. Con esta técnica, el niño puede
ser enseñado a sentarse en el sillón dental por sí
mismo.
El Refuerzo representa uno de los conceptos de
comportamiento elemental. Se considera que
ocurre cuando hay un aumento de ciertos
comportamientos, como consecuencia de un
estímulo o evento tras ese comportamiento. El
"positivo" o "negativo" muestra la clasificación de
refuerzo si el aumento del comportamiento está
vinculada con la iniciación o la terminación del
estímulo, respectivamente.
Por ejemplo, conceder una pegatina, un 'buen
trabajo' o 'Bien hecho' alabanza podría servir
como un reforzador positivo, en caso de que exista
la prueba conduce a mayor grado de
cumplimiento en el sillón dental. Por otro lado, el
niño puede ser reforzado negativamente o
motivados a permanecer quieto durante la
perforación para un período de tiempo
predeterminado, por ejemplo, contando desde
0 hasta 10, si inmediatamente después de la
intervención se interrumpe por un tiempo. La
secuencia de eventos se repite durante tanto
tiempo como sea necesario para completar el
procedimiento.
Mediante la modelación y refuerzo puede ser
posible crear una comunicación de un niño
autista.

D.COMPORTAMIENTO AVANZADO/ METODOS DE


ORIENTACION.

Bajo ciertas circunstancias, el manejo de estos


pacientes dentales puede realizarse en
combinación con avanzadas técnicas de guía
de comportamiento.
Los medicamentos antipsicóticos son más
comúnmente recetados para el trastorno
espectro autista, para aliviar síntomas de
irritabilidad, angustia, auto-comportamiento
perjudicial, la agresión y los delirios.
Los especialistas dentales deben ser
conscientes de las reacciones adversas de los
medicamentos antes mencionados, que
puede resumirse como la xerostomía, sialorrea,
sialoadenitis, estomatitis, agrandamiento
gingival, edema y decoloración de la lengua.
La combinación de autismo, deficiencias
comportamentales y la naturaleza de la
intervención terapéutica requiere la
administración de anestesia general en
aproximadamente el 40 por ciento de los
casos.

EL PAPEL DE LA FAMILIA Y FUENTES DE


INFORMACION EN INTERNET

Debe hacerse hincapié en la capacitación de los


padres en la gestión y modificación de la
naturaleza o autopercepción de los factores que
provocan estrés.
Los padres deben participar activamente en la
toma de decisiones en el consultorio y reforzar la
confianza y el manejo de la actitud del niño.
Hoy en día, el Internet se ha convertido en la
segunda fuente más popular de consulta de salud
para familias tras sus médicos. Sin embargo,
debido a la diversidad y calidad de la información
de Internet y la falta de conocimientos de los
lectores , existe una alta probabilidad de que los
usuarios van a venir al consultorio con información
de dudosa procedencia.
Los profesionales dentales deben publicar en los
sitios web información confiable, acompañados
de datos fiables del tx dental de los pacientes con
necesidades especiales así como también
evidencia que lo respalde como pueden ser
imágenes.

RECOMENDACIONES CLINICAS Y OBJETIVOS DE LA


INVESTIGACION

El cuidado dental debe considerarse como parte


vital del programa de atención integral de la salud
por el hogar médico. Las visitas dentales requieren
ser en mayor frecuencia en niños autistas a
comparación con las visitas bases.
Un enfoque interdisciplinario con el medico del
niño puede ayudar a disminuir la ansiedad. Se
sugiere que para la introducción del niño a la
odontología podría planificarse un examen oral
durante la atención primaria.
Una gestión exitosa de los niños con autismo
requiere de preparación de los padres y el niño
antes de la visita dental, la desensibilización
sistemática del entorno operatorio, y la
adaptación de métodos conductuales habituales.
PASOS NECESARIOS OARA SER CONSIDERADOS EN
LA GESTION DE UN NIÑO AUTISTA:

-Registro completo de historia médica y


experiencias pasadas con el odontólogo.
-Identificación del punto que activa cierto
comportamiento y describir los elementos
preferidos del niño por los padres.
-Instrucciones para el hogar en la enseñanza de
habilidades relacionadas con la cita dental
-Adecuada asignación acerca de la educación
de los materiales a utilizar con el paciente.

PREPARACION DEL NIÑO EN CASA

-Programación del comportamiento en la


enseñanza de habilidades para sentarse y eliminar
la posible protección oral.
-familiarización con el entorno dental y los
instrumentos con materiales educativos
audiovisuales.
-Educación de los padres mediante internet.

CITA DENTAL

-uso de enfoque de la conducta actualizados.


- Adaptación a las necesidades individuales de
cada paciente con autismo.
-Minimización de la estimulación sensorial inducida
por procedimientos dentales.

PLANIFICACION PROFESIONAL ODONTOLOGICA

-Comunicación con otros médicos.


-Introducción a los procedimientos dentales en la
atención primaria.
-Planificación de la adaptación sensorial de la sala
operatoria.
-Información de técnicas de gestión actualizadas
de internet.
-Presentación de la práctica elaborada
previamente de la consulta dental en la cita con
el niño con autismo.

Bajo ciertas condiciones la asistencia dental


primeramente puede ser percibida como una
mala experiencia, pero con los pasos
anteriormente mencionados se convierte en una
experiencia favorable.
Regímenes de afrontamiento basados en la
evidencia para pacientes con autismo también
requieren ser desarrollados para mejorar el
cumplimiento de los cuidados bucales posteriores
después de la cita.
Teniendo esto por sentado, el odontólogo será
Proporcionado con la oportunidad de ofrecer
servicios de salud en una atención personalizada y
oportuna.

CONCLUSION:

La gestión dental de un niño con TEA requiere la


Comprensión en profundidad del perfil de
comportamiento autista.
Cuando se está bien establecido con las técnicas
de orientación conductual, el abordaje
terapéutico debe ser individualizado para cada
paciente.
El papel de la educación continua en padres y
profesionales es fundamental para superar
dificultades con las que tropieza el niño autista en
el sillón dental o en general el consultorio.