Está en la página 1de 6

¿Cómo Satisfacer las necesidades psicológicas?

Las personas cuando nacen en el mundo, necesitan de los cuidadores, normalmente los padres,
para asegurar su supervivencia. La mayoría de la gente acepta que los bebés necesitan de los
padres para la supervivencia física, pero a menudo no se dan cuenta de que también necesitan el
calor y el cuidado para su supervivencia psicológica. De hecho, en los bebés se dan los conceptos
básicos de alimento y refugio,de no realizar BIEN esta labor los padres, sus hijos pueden llegar a
morir a causa de la negligencia. Y esto seria lo que llamamos fracaso para la crianza de los bebés.

Los padres ayudan a sus hijos el cumplir con tres necesidades psicológicas básicas
RELACIÓN, AUTONOMÍA Y COMPETENCIA. Tal y como explico a estas necesidades las personas se
ven obligados a satisfacerlas al menos lo suficiente para la supervivencia psicológica, al igual que
se ven obligados a comer o beber lo suficiente para la supervivencia física.

En esta explicación le daremos una comparación a cada necesidad primordial.

o Relación – Alimento, salud, Limpieza

o Autonomía – Calor de hogar, refugio.

o Competencia – Identificarse, sentirse bien.

Relación :

Ya en sus primeras interacciones, los niños comienzan a formar las conexiones y archivos adjuntos
con sus padres que son la base de sus relaciones sociales por el resto de sus vidas. Vínculos de
copiado se establecen, imitan la personalidad del adulto y se basan en ella para su desarrollo
futuro…

Para su explicación solo debo mencionar la frase:

“De tal palo , tal astilla” o el clásico “Dime con quien andas y te diré quien eres”

Autonomía :

Es importante destacar que, cuando padres e hijos están sanos, los niños se sienten valorados por
lo que son. No sólo lo que puede ofrecer a los demás sino que saben el valor que tiene su palabra
y cada acotación que demuestre en su conducta.

Como resultado, pueden satisfacer la necesidad de autonomía y, de conformidad con lo que es


correcto para ellos, expresar sus intereses y la vida por sus valores.

“Cuanto más me amo, más amor siento por los demás”


Un niño que se aprecia, sabe valorar y apreciar a quienes lo rodean. Por lo tanto su aceptación
será reciproca.

Competencia :

La gente tiene una necesidad de ganar un sentido de dominio en el mundo. El dejar huella, el
sentirse completo, útil, satisfecho e inmortalizado por los que amas. Por lo tanto, el niño se sentirá
con ganas de superarse continuamente si es que los padres impulsan sus logros y elevan su
autoestima.

“Este momento presente es el único que puedo experimentar, mi presente es mi vida entera”.

Estas tres necesidades, deben saciarse. El ser padre no solo involucra el mantener la salud física
de tu pequeñín. También te da la obligación de alimentar y cuidar la formación de su
IDENTIDAD. No seas negligente con su salud psicológica, cuida de su integro como persona

1. Necesidad de tener relaciones afectivas estables

Los niños necesitan sentirse queridos y sentirse cuidados de manera constante. Los humanos
somos seres emocionales, especialmente cuando somos jóvenes. Los autores comentan que es
gracias a las emociones que los niños llegan a aprender a razonar y a resolver problemas, por lo
que sentirse queridos es básico para desarrollarse emocional e intelectualmente.

Según cuenta Brazelton, “no podemos experimentar emociones que nunca hemos tenido y no
conoceremos la experiencia de consistencia e intimidad del amor estable a menos que hayamos
tenido esta experiencia con alguien en nuestra vida”, que viene a ser algo así como que los niños
que crecen sintiéndose amados, respetados y comprendidos son más capaces cuando son adultos
de amar, respetar y comprender a los demás.

2. Protección física y seguridad

Los niños necesitan un entorno que les proporcione protección del daño físico y psicológico. El
exceso de exposición de los niños a la televisión, con contenidos a menudo inadecuados, y la
contaminación del agua y del aire amenazan a los niños. Los autores hablan también de los altos
niveles de abuso infantil y de que muchos padres consumen drogas, alcohol y tabaco, aún
sabiendo que es perjudicial para sus hijos.

3. Experiencias acordes a las necesidades individuales

Cada niño tiene un carácter y un temperamento único. Cada niño es un ser individual que debería
ser tratado de ese modo. Adecuar las experiencias a la naturaleza individual de cada niño evita
problemas de aprendizaje y de conducta y permite a cada niño desarrollar su potencial. Por eso se
recomienda que las personas que eduquen a los niños tengan en cuenta que los sistemas
estandarizados (como la educación reglada de los colegios, al menos hasta ahora) debería ser más
flexible y que los padres deberíamos evitar comparar a nuestros hijos entre ellos y compararlos
con otros niños, evitar las etiquetas y no pensar en lo que “debería ser” o “nos gustaría que
fuera”.

4. Experiencias apropiadas al nivel de desarrollo

Los niños necesitan cuidados acordes a la etapa de desarrollo en la que se encuentran. Si


nuestras expectativas no concuerdan con lo que nuestros hijos son capaces de hacer podemos
obstaculizar su desarrollo. Con esto nos quieren decir, entre otras cosas, que los niños tienen que
tener tiempo para jugar y para pasarlo con nosotros.

No puede ser que un niño de 5 años tenga que pasar media tarde haciendo deberes o ejercicios, ni
es realista que un niño de 4 años pase una hora entrenando a fútbol (o el deporte que sea)
siguiendo las instrucciones continuas del entrenador, por poner algunos ejemplos.

Muchos padres quieren eso, niños entrenando y mejorando, estudiando y memorizando, cuando
la realidad es que a edades tempranas se aburren, se cansan y pueden acabar incluso odiando algo
que en teoría deberían amar: el deporte y el aprendizaje.

5. Fijar límites, estructura y expectativas

Como seres sociales que van a ser, viviendo dentro de una sociedad, los niños tienen que conocer
las normas sociales. Los autores huyen del castigo físico, que no aceptan como método para
enseñar disciplina: “La disciplina significa enseñar, no castigar”.

Los padres que muestran paciencia y preocupación por las inquietudes de sus hijos están
enseñando qué es le empatía. Los autores son conscientes de que los padres que trabajan mucho
tienen poco tiempo para enseñar a sus hijos normas y valores, así que recomiendan que antes de
educar se produzca un acercamiento, algo así como establecer una rutina diaria de pasar tiempo
con los hijos nada más llegar. En ese momento, pasando tiempo juntos, pueden empezar a crecer
todos juntos.

También comentan que es erróneo pensar que respetar las diferencias individuales de los niños
sea malo, como piensa mucha gente. Cuando las familias tienen en cuenta las diferencias de
desarrollo de cada miembro, cuando respetan esas diferencias, son más capaces de aportar ideas
y razonamientos sobre las consecuencias que pueden tener determinados actos y todos participan
en la creación y el establecimiento de las normas (por poner un ejemplo, puede llegar a ser
absurdo decir a un niño de 6 años que se tiene que ir a la cama a las ocho porque su hermano
pequeño de dos años se acuesta a esa hora).

6. Comunidades estables y continuidad cultural

En este capítulo se hace un llamamiento a los padres para que se involucren con la sociedad, para
que asuman un papel más importante en la escuela y en el gobierno de la comunidad. Que padres
y profesores trabajen en conjunto y no compitan.
Los niños necesitan crecer en una comunidad estable en la que haya una continuidad de los
valores familiares, del grupo de amigos y de la cultura. De igual modo necesitan darse cuenta de
que se respeta la diversidad, para que ellos también la respeten.

7. La protección del futuro

La última necesidad que comentan es la de proteger el futuro de nuestros hijos y no sólo de los
nuestros, sino la de todos los niños del mundo. En el futuro las nuevas generaciones y sus familias
estarán más relacionadas entre sí, por lo que para proteger el futuro de nuestros hijos debemos
proteger el futuro de todos.

 DISCRIMINACIÓN: Mecanismo sensorial en el que el receptor distingue entre varios


estímulos de una clase o diferente, seleccionando uno y eliminando los demás.
 ATENCIÓN: Función mental por la que nos concentramos en un objeto. Aunque es un
proceso cognitivo también es un proceso afectivo ya que depende, en alguna medida, de la
experiencia que haya tenido el individuo con lo observado. La atención es el primer factor
que influye en el rendimiento escolar.
 MEMORIA: Capacidad para evocar información previamente aprendida. Se involucra
básicamente las siguientes fases:

o Adquisición de la información: es el primer contacto que se tiene con la información
(ver, oír, leer, etc.)
o Proceso de almacenamiento: se organiza toda la información recibida.
o Proceso de recuperación: es la utilización de la información recibida en el momento
necesario.
 IMITACIÖN: Capacidad para aprender y reproducir las conductas (simples y complejas)
realizadas por un modelo. En la imitación se involucran los procesos cognitivos, afectivos y
conductuales. El niño imita todo lo que esta a su alcance. En el juego el niño reproduce o
representa las actividades de quienes lo rodean: padres, maestros, hermanos, amigos; le
gusta representar papeles más que ser el mismo.
 CONCEPTUALIZACIÓN: Es el proceso por el cual el niño identifica y selecciona una serie
de rasgos o claves (características) relevantes de un conjunto de objetos, con el fin de buscar
sus principales propiedades esenciales que le permiten identificarlo como clase y
diferenciarlos de otros objetos.
 RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS
2º. Los Colores.....

Mostrarle al niño diversos objetos con diferentes colores y pedirle por ejemplo que nos de "la
manzana roja", "el lápiz azul", etc.... Después se le suprime la ayuda de darle el nombre del objeto y
solo se le pide el color. Por ultimo será el niño quien haga las peticiones al adulto.

¡SE DIVERTIRÁ!

3º. ¿Qué vamos a hacer?.....

Aprovechar cualquier actividad cotidiana para entablar una conversación con el niño, un día de
limpieza, el cuidado de las plantas, hacer un pastel, etc....

Utilizar la actividad para ir nombrando los diferentes objetos que se utilizan, decir alguna
característica de los mismos, decir cosas que sean parecidas, diferentes, etc....

4º. ¿Qué hay aquí?......

Se buscará lo que hay dentro de: el bolso de mano, la cartera del colegio, la bolsa de la compra, la
bolsa de aseo, la caja de herramientas, el bolsillo del abrigo, etc.

Hay que hacer que el niño busque dentro del bolso y vaya nombrando todo o que hay. Se pueden
sacar todos los objetos y que el niño los vaya introduciendo dentro nom-brándolos. Este ejercicio
también se puede utilizar matemáticamente, introduciendo los números, agrupando etc.....

¡CUANTAS COSAS!

5º. Vamos a recordar.....

Cualquier experiencia pasada vivida por el niño puede servirnos como punto de parti-da para hablar
con él, también podemos explicarle el proceso de desarrollo de cada uno de estos acontecimientos.

¿LO RECUERDAS?

6º. ¡Vamos a escuchar!

Grabar en un cassette (K7), sonidos que el niño deberá identificar. Estos sonidos pueden ser de:

- animales ( pájaros, perros, gatos, etc...)


- medio ambiente (una puerta que se cierra, truenos, lluvia, gente, etc...)
- instrumentos musicales ( una flauta, un tambor, etc...)
- propio cuerpo ( roncar, voz, toser, risas, llantos, etc..)

7º. Asociación auditiva.....

¡una, dos y tres......! Dime cosas que empiecen por......


* "a" como avión, azul, abuela........
* "e" como elefante, enano, escoba...........
¡una, dos y tres...! Dime nombres de...........
* Juguetes, animales, frutas...........

¡un, dos y tres..!


Un gigante es grande, un enano es..............
El abuelo es viejo, el niño es....................
Los perros hacen "guau", los gatos hacen...........

8º. Los Cuentos......

Los cuentos fomentan la imaginación del niño, le descubren las cosas más maravillosas, le divierten,
le enseñan a escuchar, a pensar y a hablar:

* Leer un cuento que tenga vistosos dibujos, se le pide después que identifique los personajes y que
explique que hacen en los dibujos.

* Después de leer el cuento el adulto, se le pide al niño que se invente un titulo.

*que el niño invente el final de un cuento.

*Primero cuenta el adulto un cuento y después es el niño quien lo cuenta a su manera, dejando que
invente cosas.
.