Está en la página 1de 6

Partes: 1, 2

1. Dirección
2. Concepto e importancia de la dirección escolar
3. Competencias del Director escolar
4. Características para la excelencia directiva
5. El Director gerente y líder pedagógico
6. Dirección efectiva y participativa
7. La acción directiva y su entorno
8. El director y el equipo docente
9. Modelos de dirección
10. Análisis de la Dirección educativa de hoy en día
11. Conclusiones
12. Bibliografía
13. Anexos

"se debe cultivar el hábito del aprecio propio, de la comunicación


interna y personal amistosa, de la autocrítica constructiva, de la
ratificación de los logros obtenidos".
(http://www.cipes.org/articulos/618%20-%20El%20sistema.pdf)

Dirección
La vida escolar consiste, básicamente, en actividades Administrativo-Pedagógicas, tales
como planificación, organización, dirección, supervisión, evaluación, presu -puesto, atención a empleados,
alumnos, padres, etc., todas las cuales son atendidas por personal diverso, pero guiados siempre por la
Dirección, que constituye la gestora, la gerencia, la administración y liderazgo del centro escolar.
Es reconocida la necesidad de una dirección en los centros escolares, cuya perso na que la ejerza será la
responsable del éxito o fracaso de la gestión de la organización; es decir, el director es la
primera autoridad del centro y el responsable in - mediato de administrar la prestación del servicio educativo,
conforme a las normas y lineamientos establecidos por la Secretaria de Educación Pública (1).
Por lo anterior, se concluye que la función directiva es muy compleja, y exigente, fundamentalmente
en conocimiento, habilidades y destrezas gerenciales, experiencia, liderazgo, conducta apropiada y
flexibilidad. Por lo tanto, un centro escolar so -lo será eficiente en la medida que lo sea su director.

Concepto e importancia de la dirección escolar

Figura 1: Concepto de dirección escolar


 Concepto.
La conceptualización del termino Dirección surgió en los albores del siglo XX (2), por lo que existen en la
respectiva bibliografía un sinnúmero de enfoques sobre la definición de tal termino. He aquí algunas de ellas,
referidas a lo escolar:
- Es la responsable del correcto funcionamiento, organización, operación y administración de la escuela y sus
anexos (1).
- Es el conjunto de actividades encaminadas a organizar y coordinar la actividad general del centro, así como
enfilar positivamente el proceso de enseñanza-aprendizaje de los discentes (3).
- La dirección es un sistema de dinamización, apoyo y acompañamiento a la actuación pedagógica e
institucional (4).
- Es el proceso participativo, planificado y organizado por medio del cual el director, como líder pedagógico
y gerente del centro educativo, guía, motiva, involucra y rinde cuentas a la comunidad educativa, de tal
manera que todos los esfuerzos y voluntades estén en función de lograr mejores aprendizajes (5).
- Desde la perspectiva organizativa: "la dirección es una función propia de los órganos de gobierno, así como
un agente unipersonal de la administración, elegido y nombrado por ella" (3).
- Desde la perspectiva técnica: "la dirección es elaborar, ejecutar y evaluar las actividades del centro
educativo" (3).
 Importancia.
La Dirección es el proceso máximo dentro del centro educativo; y los demás procesos, tales como la
planificación, organización, evaluación, enseñanza-aprendizaje, etc., son ejecutados por todos los actores
pero conducidos o guiados por la dirección, de tal manera que esta es importante para que la gerenciación
y administración de recursos humanos y económicos logre el éxito plasma- do en los objetivos y metas
propuestos en los respectivos instrumentos escolares.
En definitiva, la dirección es trascendental por (6, 2):
- Poner en marcha todos los directrices o lineamientos (instrucciones y orientaciones), establecidos durante
la planeación y la organización.
- Por medio de tales directrices se consiguen las formas de comportamiento más requeridas del personal en la
institución.
- Ser determinante en la moral de los empleados y, consecuentemente, en la productividad.
- Su calidad se ve reflejada en el logro de los planes y objetivos, en la efectividad de una estructura orgánica y
en la eficacia de los sistemas de control.
- Mediante una dirección eficiente se establece el sistema de comunicación para que la organización opere.
1.- MARCO GENERAL DEL LIDERAZGO EDUCATIVO

Como ya se ha dicho en la contextualización, existe un factor fundamental del que


parte el liderazgo, que es la globalización, donde los líderes deberán de estar atentos a la
realidad social, al cambio y a sus demandas. Pero claro, esto no se puede entender sin una
definición previa de lo que es la globalización: “proceso imparable a nivel mundial con
orígenes económicos pero que se ha ensanchado para abarcar aspectos de todos los
ámbitos como los valores, la forma de vida, la rápida información, la secularización, y la
prioridad económica en la sociedad.

Este fenómeno de la globalización, al actuar en la sociedad, tiene una serie de


efectos que los cambia, modifica, sostiene, refuerza… como son el Estado, la sociedad, la
cultura, el trabajo y al propio individuo como tal. Y estos cambios, dependiendo de las
circunstancias, pueden ser profundos o quedarse simplemente en cambios superficiales,
dependiendo de la cultura que se trate, los individuos, etc.

Porque, como diría Held et al. , la globalización tiene cuatro dimensiones:

o Extensión de las redes globales en cuanto a conexiones y relaciones.


o Intensidad de los flujos y niveles de actividad dentro de dichas redes
o Velocidad de los intercambios
o Impacto de tales fenómenos sobre comunidades determinadas (la más
conocida en interesante)

Estas cuatro dimensiones han repercutido en la educación, como es inevitable por


pertenecer a la sociedad, desde las decisiones que toman los políticos en cuanto a su
financiación, su extensión y su calidad, hasta la forma de distribuir los recursos
económicos, en la equidad en la distribución o en la calidad y cantidad de la distribución
de centros, de profesores y de alumnos entre colectivos favorecidos o no socialmente.
Pero esto acarrea unas consecuencias, que se pueden denominar liderazgo y
calidad. La calidad se refiere más bien a las ventajas adquiridas en la competencia y en la
dotación de competencias, conllevando una evidente connotación utilitaria y pragmática;
es, según Gairín, una “referencia obligada que aglutina diferentes perspectivas técnicas,
culturales y críticas y que las integra en una nueva dimensión”.

El liderazgo educativo, en cambio, es entendido como el proceso clave para


promover una educación de calidad. El liderazgo es el agente clave de la calidad, no puede
darse calidad sin liderazgo. Es importante saber que los problemas de las organizaciones se
deben en un 85 % a los directores y el 15 % restante a los demás integrantes. Los líderes
tienen como misión, según Gerstner, definir y describir una misión para su organización,
motivar a otras personas para que compartan esa misión, y estimular la acción para
realizarla. Un líder tendrá que apoyar, facilitar y examinar colectivamente esfuerzos
iniciados por otros, dentro y fuera de la misma organización, lo cual demanda dejar el ego
de lado para esforzarse en el bien común por encima del beneficio personal.

Es preciso remarcar, teniéndolo siempre en cuenta, que actualmente vivimos en


una sociedad donde predomina la información (elemento accesible que se puede poseer,
que da poder, que da conocimiento, que otorga autoridad, ventajas, superioridad…), lo que
se denomina sociedad del conocimiento. Pero hay que tener cuidado para no
confundir información de conocimiento: la información no es en sí conocimiento, se puede
afirmar que el acceso a ella no garantiza en absoluto desarrollar procesos originales de
pensamiento que nos determinarán el saber cómo actuar sobre algo en una situación dada
de forma alternativa, creativa e idiosincrásica. Lo que quiere decir que desde la nuevas
tecnologías, a través del acceso global y factible a la información, el acceso a un
ciberespacio que convierte el mundo en una aldea global donde todo está a nuestro
alcance, pero esto no garantiza un mayor conocimiento o una mejor educación.

Hay una realidad hoy en día que viene dándole la mano a esta facilitación de la
información, que son los mass media y el cambio de rol que ésta ha sufrido en la sociedad.
El viejo papel de una escuela centrada en instruir, se ha quedado obsoleto y hace más
necesario una escuela centrada en educar de manera integral, con métodos innovadores,
con tecnología adecuada y con una selección de destrezas que permitan afrontar los
cambios.

Todo esto conlleva un cambio en la interpretación de la función de la escuela como


entidad social, por lo que surge la demanda de un nuevo paradigma en el que cobren valor
nuevas teorías capaces de explicar satisfactoriamente la responsabilidad que conviene a las
instituciones de enseñanza en el siglo XXI. Con lo cual, no debemos de olvidar que el
liderazgo en la escuela debe de estar preocupado siempre por la visión general, las
cuestiones estratégicas, los fines y las personas; intentar cambiar el pensamiento de las
personas sobre lo que es deseable, posible y necesario.
2. EL LIDERAZGO EN LOS CENTROS EDUCATIV OS
Lo primero, para empezar distinguiendo los términos vamos a definir lo que es
dirección por un lado y lo que es liderazgo por otro. Dirección supone ocupar y ejercer
un puesto de gestión y mando en la organización disponiendo de un grupo de
“subordinados”. Se ejerce influencia por medio del poder de posición: poder legítimo,
poder de recompensa y poder coercitivo. Sin embargo, liderazgo puede ocupar un puesto
directivo o no. Tienen seguidores en lugar de subordinados. Basa su influencia en el poder
personal: poder de experto, poder referente y poder informacional. A parte, el liderazgo
tiene una serie de características propias:

o Liderazgo no equivale a dirección o mando, aunque suelen ir parejos.


o Los atributos del liderazgo pueden desarrollarse a través de la experiencia,
la formación y el análisis.
o La eficacia del líder depende sobre todo de las situaciones concretas y de la
relación que establezca con sus seguidores
o Puede sustituirse en función de las situaciones y los entornos.