Está en la página 1de 8

Expediente: 94-2008

Especialista:
Sumilla : CONCLUSIONES DE LA DEFENSA DEL
ACUSADO

SEÑOR JUEZ DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA (AD.FUN. SALA APELAC.) DE LA CORTE


SUPERIOR DE JUSTICIA DE HUAURA:

JUAN IGNACIO LOPEZ DE LA CRUZ por mi


patrocinado CARLOS ALBERTO HERRERA HUAMANI,
en el proceso seguido sobre VIOLACION SEXUAL,
ante usted con el debido respeto me presento y digo
lo siguiente:

Que, correspondiendo al estado del proceso y de


acuerdo a los alcances del artículo 277 del código de procedimientos penales, en forma
previa a los alegatos de cierre que ejercerá la defensa en este plenario, procedo a fijar
a los puntos de hecho sobre: en que debe pronunciarse este Superior Colegiado, en
torno a nuestra legítima pretensión en lo referente a la absolución del acusado, por lo
que procedemos a expresarlas de la siguiente manera:

EN CUANTO A LA IMPUTACION CONCRETA:

PRIMERO: La acusación expuesta por el Ministerio Público en este acto oral se sostiene
en el hecho de que el imputado CARLOS ALBERTO HERRERA HUAMANI habría al parecer
agredido sexualmente a su hijastro el menor J.A.B.D, que contaba con 8 años de edad y
en reiteradas ocasiones, sustentando su requerimiento en el certificado médico legal a
fojas 05 que concluye que el agraviado presenta signos de actos contra natura antigua,
así como el protocolo de pericia psicológica de fojas 22 al 29 , que determinan que el
supuesto peritado presenta clínicamente indicadores emocionales compatible con
experiencias negativas “probables hechos de maltrato infantil y abuso sexual”.

SEGUNDO: En la acusación escrita de fojas 204 al 207 , específicamente a folios 205 el


Ministerio Público sustenta su posición fáctica en los elementos de convicción al margen
de las instrumentales referidas precedentemente, en la presunta “ DECLARACION
REFERENCIAL DEL MENOR J.A.B.D.”, obrante a fojas 4 en la que aparentemente narra
con lujos y detalles las veces en que fue agredido sexualmente por el procesado CARLOS
ALBERTO HERRERA HUAMANI, así como la fiscalía refiere que cuenta con la declaración
preliminar de BETTY ANDREA ONCOY REA de fojas 30 al 32, en la que sostiene que el
menor agraviado J.A.B.D., le contó que fue agredido sexualmente por mi defendido.

TERCERO: En su estructura para establecer la vinculación del imputado con el hecho


incriminado, se sustenta en los alcances del párrafo in fine del artículo 173 del código
penal, formulando acusación sustancial contra mi patrocinado por el delito contra la
libertad sexual de menor de edad en la modalidad de violación, proponiendo se le
imponga al acusado la pena de 30 años de pena privativa de libertad

EN CUANTO A LA ACTIVIDAD PROBATORIA Y PUNTOS DE HECHO SOBRE LOS CUALES


DEBE PRONUNCIARSE ESTE TRIBUNAL:

CUARTO: De lo actuado en juicio por parte de los sujetos procesales tenemos que en
este plenario se actuó lo siguiente:

1. Declaración del acusado; quien refiere que el día 27 de enero del 2005
conjuntamente con su conviviente JUDITH DIAZ MALDONADO se fue a la
República de Argentina, dejando la custodia de sus menores hijos a su comadre
BETTY ONCOY REA, que durante dos meses envió dinero para el sostenimiento
de los niños que luego no lo pudo hacer, que se percató que esta persona veía
lucrativamente tener a sus hijos, pues cuando se fue le dijo seguro que ahora
“que seas che” me mandaras muchos dólares, que nunca golpeo a sus hijos, que
se enteró posteriormente que a sus hijos su comadre los golpeaba, que por ese
motivo optaron por pedirle a su suegro quien vivía en Atalaya – Ucayali se haga
cargo de sus hijos luego de 06 meses que viviera con su madrina QUE NO TUVO
CONOCIMIENTO QUE TUVO UN PROCESO PENAL, incluso sacó su DNI, que
nunca firmo nada en el extranjero, pero que luego el agraviado encontrándose
en Argentina por ayude de su padrastro le comentó que hubo un incidente
promovido por su madrina BETTY ONCOY REA pero que él lo solucionaba,
indicándole que fue inducido a imputarle ser autor del delito de violación en su
agravio, PERO QUE NUNCA LE COMENTO QUE FUE VICTIMA REALMENTE DEL
DELITO DE VIOLACION, luego dice confrontado por el fiscal sobre la declaración
del menor acerca de que en alguna oportunidad lo llevó a hacer taxi, dijo que no
lo llevaba a taxear y que incluso la zona de los Chalets en Paramonga no es la
que se ubica en el barrio 07 de Junio , menos que es un lugar desolado y que no
recuerda el suceso sobre la devolución de una cartera a una señora, en todo
caso recuerda vagamente algo que sucedió en una fecha cercana a navidad con
respecto a la devolución de unos juegos pirotécnicos, pero que no tuvo mayor
relevancia, reiterando constantemente a la actitud del agraviado cuando le
manifestó que este problema era solucionable y que viajó al Perú el agraviado
para solucionar este problema pero que su intención fue rechazado por la
“autoridades terrenales” , así como que el menor nunca le comentó que le
practicaron un examen de reconocimiento médico legal.
2. Declaración del agraviado, quien a la fecha cuenta con 23 años de edad, quien
manifestó que las relaciones con su padre eran buenas, en todo caso se refirió a
su padrastro como si fuera su padre, con respecto al reconocimiento médico
legal expresa que fue víctima de violación sexual por un moto taxista cuyas
características físicas no recuerda y que estos hechos sucedieron cuando su
padre lo embarcó en una moto para ir a su casa , que fue abusado solo una vez
y que al haberle contado estos hechos a su madrina BETTY ONCOY, cuando vivía
con ella, la misma le dijo posteriormente que su padre lo había abandonado y
que la única forma que podrían conseguir que regresen eran denunciándolo
como autor de los hecho en su agravio, que es falso que su padre lo llevaba a
faxear, al ser interrogado intensamente por el fiscal insitió uniformemente en
que lo vertido ante una señora en la comisaría de Paramonga, , señalando que
nunca fue ante una fiscalía sino se hizo un acta en la comisaria de Paramonga,
que su padre en realidad nunca lo toco, todo lo que aparece en el acta se lo dijo
su madrina, que desde el año 2012 quiere solucionar este problema, y que desde
el año 2012 NUNCA LE DIJO A SU PADRE QUE TENIA UN PROBLEMA JUDICIAL,
pues estaba confiado en solucionarlo en Huaura, que no recuerda haber firmado
ningún acto y que luego de hacer eta denuncia su madrina se o entre a quien se
lo llevo a ATALAYA – UCAYALI, reitera que lo que nunca le dijo a su padre es que
tenía un proceso penal, que cuando quiso solucionar por su cuenta vino al PERÚ
y los abogados solo le sacaron plata y no solucionaron el problema de su padre
que nunca ha sido inducido por su padre para variar su versión, pues el no
recuerda haber ido a la fiscalía a denunciarlo, reitera constantemente en el
interrogatorio que nunca fue víctima de violación por su padrastro, que no
recuerda haber pasado por un pericia psicológica, que todo fue producto de los
problemas que tenía con su madrina LLORANDO cuando recuerda las
condiciones en que vivía con su hermanita cuando residían con su madrina,
indicando entre sollozos que eso no fue así, y que ahora vive con una mujer
aparte de su madre y su padrastro pero que se visitan frecuentemente .
3. Se oralizó el certificado médico legal de fojas 05, considerando el Ministerio
Público que con esta prueba instrumental acredita la autoría del delito que se le
imputa a mi defendido, contradiciendo la defensa en el sentido de que esta
prueba técnica lo que acredita es el agravio que sufrió el menor conforme lo dijo
por parte de un moto taxista, NO EXISTIENDO PRUEBA EN CONTRARIO
ACTUADA EN EL PLENARIO O EN LA ETAPA DE INVESTIGACIÓN PUES EL MENOR
EN AQUEL ENTONCES NUNCA PRESTÓ DECLARACIÓN REFERENCIAL EN LA
ETAPA PRELIMINAR.
4. Pericia psicológica de fojas 22, que en las conclusiones establece que:
clínicamente el nivel de conciencia acorde a su edad cronológica, logrando
entender su realidad, así como indicadores emocionales compatibles con
experiencia negativa: estados de silencio, suspiros, apoya brazos y mentón al
escritorio, ,mirada al vacío, cubre con brazos parte de su boca , evidencias de
estado ambiguo y confuso hacia el padre PRESUNTO AGRESOR, “usa términos
sexuales no adecuados para su edad cronológica”, PRESENTA PROBABLE
ANTECEDENTE DE MALTRATO INFANTIL Y ACTUALMENTE PADRES AUSENTES,
sugiriendo evaluación psicológica al padrastro, PRESUNTO AGRESOR; en
definitiva NO RESULTA SER UN MEDIO DE PRUEBA DETERMINANTE,
CONTUNDENTE Y FAHACIENTE QUE DEMUESTRE QUE EL MENOR PREENTE
ASPECTO EMOCIONALES REFERIDOS A AGRESION SEXUAL, POR LO QUE NO
PUEDE SER CONSIDERADO PRUEBA DE CARGO EN CONTRA DE MI
PATROCINADO, al margen que el perito psicólogo señor MANUEL MURILLO
PONTE no ha sido examinado en este acto oral para sustentar su pericia.
CONCLUSIONES DE LA DEFENSA:

QUINTO: De acuerdo a los alcances del decreto legislativo 052, como así los alcances del
artículo 02 del código de procedimiento penales, la acción penal pública es ejercida por
el Ministerio Público, de oficio o a instancia de la parte agraviada, teniendo incluso la
condición de defensor de la legalidad y la obligación de ostentar la carga de la prueba,
para lo cual está obligado a conducir una obligación , siendo que actualmente el código
procesal penal establece en su artículo IV su ejercicio como titular de la acción penal
en forma concordante con lo establecido en los articulo 60 y siguientes sobre sus
funciones, atribuciones y obligaciones como investigador del delito.

SEXTO: En este orden de ideas la defensa sostiene que en el curso del proceso existe
una evidente INSUFICIENCIA PROBATORIA por lo siguiente:

1. El documento denominado denuncia por acta de folios 04 es un documento


redactado en la Fiscalía Provincial Civil y de Familia de Barranca, mediante el cual
conforme es de verificarse en autos, dicho Ministerio Público como notitia
crímenes un hecho que merece ser investigado, es decir no constituye un acto
de investigación propio que la Fiscalía Provincial Penal de Barranca en su
condición de titular de la acción penal y conductor de la investigación.
2. Tenemos que, en la etapa de investigación NUNCA se tomó la declaración
referencial del menor agraviado, por lo que jamás fue interrogado en forma
puntual sobre las veces en que supuestamente fue agredido sexualmente por su
padrastro, la forma y circunstancias en que se llevó a cabo estos hechos tan
reprochables, la verificación del lugar donde supuestamente fue agraviado, el
entorno vivencial en el que se desarrollaba a su edad (11 años) en el domicilio
de su madrina BETTY ONCOY REA, sus vínculos afectivos con su padrastro y su
madre y otras interrogantes que en forma directa debió llevar a cabo el ente
investigador , lo que ciertamente nunca ocurrió
formalmente en el acto oral de la fecha, procedo a
hacer entrega de las conclusiones que corresponden a la defensa de la acusada PATRICIA
CARPIO PACHECO:

1. El representante del Ministerio Público no ha probado en juicio la autoría ni


participación dolosa de mi patrocinada en el delito de robo agravado que se le
imputa.
2. Las declaraciones prestadas por sus coacusados en juicio han sido uniformes,
todos ellos han sostenido que PATRICIA CARPIO PACHECO, no acordó
previamente con ellos el ilícito penal en el cual participaron.
3. La fiscalía no ha demostrado que existió un acuerdo de voluntades, una decisión
común orientada al logro del resultado.
4. La fiscalía no ha probado ni acreditado en juicio, cual fue le rol, el aporte
fundamental de la acusada para el logro del resultado en el delito de robo
agravado.
5. No se ha determinado en juicio mediante prueba categórica que hubo un plan
común y que la acusada hubiera tenido participación activa e indubitable en los
hechos.
6. La fiscalía no ha probado que la acusada haya ejercido codominio en el momento
de los hechos.
7. La fiscalía no ha probado en juicio mediante prueba idónea, que la acusada haya
introducido el celular de la agraviada en la mochila en la que los policías
intervinientes encontraron este teléfono móvil.
8. Los partícipes directos de estos hechos han declarado uniformemente al igual
que la imputada, que ella venía durmiendo en el vehículo para esta comisión
delictiva, siendo que solo la agraviada afirma lo contrario, no siendo claro en lo
declarado si ella la vió despierta desde que subió al vehículo o a partir de que se
inician los hechos ocurridos en su agravio.
9. No se ha acreditado en juicio cual es la imputación concreta en contra de la
acusada, solo se dice que se encontró en su mochila el celular sustraído siendo
que dicho maletín según lo declarado por la agraviada y el policía Huánuco, en
juicio lo portaba la acusada al momento de ser intervenida policialmente, ello
sola probaría que mi defendida al ser registrada tenía el celular de la agraviada
dentro de una mochila que portaba, no que se lo sustrajo o que fue ella quien
lo introdujo en su interior.
10. Con respecto a la mochila el acusado Aldair Michan dice uniformemente como
afirma así la agraviada de que él le sustrajo el celular pero luego Aldair admite
en su declaración prestada ante esta Sala de que él se lo entregó a Ángelo y que
este a su vez lo introdujo en la mochila, ese es la secuencia que ellos dan. Por su
parte la agraviada admite en juicio que ella no vió en ningún momento que
alguien le diera el celular a Patricia, es decir, no se ha determinado ni probado
en que forma apareció el celular que portaba la acusada en la mochila.
11. La agraviada en el acto oral ha introducido versiones que no dijo anteriormente
en su declaración prestada a nivel de la investigación preliminar, en este plenario
dijo que pudo ver que la agraviada volteaba constantemente a mirarla, no dejó
claro si era permanente o constante, después dijo que si en todo instante la
miraba o sea que volteaba a mirarla, pero dijo en un momento que en su rostro,
ella pudo apreciar una expresión como que le indicaba ten cuidado, eso fue su
terminología ten cuidado, es decir, protégete para después variar y decir que era
una expresión de confianza, pero también dijo que en ningún momento vió que
cruzaron palabra los acusados con ella, y reiteró tampoco vió en que momento
le entregaron el celular.
12. El Ministerio Público no ha podido en juicio destruir el principio constitucional
de la presunción de inocencia consagrada en el literal e) del numeral 24, artículo
2 de la Constitución Política del Estado.
13. El Ministerio Público ha admitido en este plenario que el delito de robo no se
consumó por lo que los actos desplegados quedaron en fase de tentativa, lo que
redundará en favor de mi defendida en caso se imponga codena.
14. El Ministerio Público, al solicitar imposición de pena no ha considerado la edad
de mi defendida al momento de los hechos, pues ella contaba con 20 años, por
lo que atendiendo al principio de igualdad ante la ley, desarrollado como
vinculante en el X Pleno Jurisdiccional Supremo en materia penal emitido por la
Sala Penal de la Corte Suprema, en control difuso en caso de sentencia
condenatoria la Sala Penal debe considerar la responsabilidad restringida en
razón de la edad, en aplicación del artículo 22 del código penal, sin restricción ni
exclusión alguna.

Por todas estas conclusiones la defensa de PATRICIA CARPIO PACHECO, considera


que debe ser absuelta de los cargos formulados por el Ministerio Público.

POR TANTO:

A usted Señor Presidente, pido se sirva tener


presente lo expuesto, para un mejor resolver.

Lima, 21 de Abril del 2017