Está en la página 1de 7

Estructura de las emociones

El texto siguiente está basado en el libro siguiente, al cual remitimos para más
información:

Bisquerra, R. (2009). Psicopedagogía de las emociones. Madrid: Síntesis (pp. 89-94).

3.12. Clasificaciones de emociones

En el momento de proponer clasificaciones de emociones, cada teórico propone la


suya. En las páginas anteriores se han presentado algunas clasificaciones de las más
representativas. Es lógico que haya muchas coincidencias. Pero no hay ninguna
clasificación que haya sido aceptada de forma general.
Algunos autores se han referido a "las tres grandes" (miedo, ira, tristeza). Otros
han hecho referencia a “las seis básicas”: miedo, ira, tristeza, alegría, sorpresa, asco.
Entre los modelos propuestos los hay jerárquicos, factoriales, circunplejos, etc.
En el cuadro 3.4. se presentan 23 clasificaciones de emociones propuestas por
autores representativos. En ellas aparecen 35 emociones diferentes. La mayoría de las
clasificaciones incluyen entre seis y doce emociones.

Clasificaciones de emociones
Autor Año Criterio Emociones
clasificatorio
Descartes 1647 Experiencia Alegría, tristeza, amor, odio, deseo.
emocional
McDougall 1926 Relación con Asombro, euforia, ira, miedo, repugnancia,
(1926) instintos sometimiento, ternura.
Mowrer (1960) 1960 Innatos Dolor, placer.
Plutchik (1962, 1962 Adaptación Miedo, ira, alegría, tristeza, anticipación,
1980a) 1980 biológica sorpresa, aceptación, asco.
Tomkins (1962, 1962 Descarga Miedo, ira, alegría, interés, sorpresa,
1984) 1984 nerviosa ansiedad,
asco, desprecio, vergüenza.
Arnold (1969) 1969 Afrontamiento Amor, aversión, desaliento, deseo,
desesperación, esperanza, ira, miedo, odio,
tristeza, valor.
Arieti (1970) 1970 Cognitivo Miedo, rabia, satisfacción, tensión, deseo.

1
Izard (1972, 1972 Procesamiento Miedo, ira, alegría, ansiedad, interés,
1991) 1991 sorpresa, vergüenza (culpa), desprecio,
asco.
Ekman (1973, 1973 Expresión facial Miedo, ira, alegría, tristeza, sorpresa, asco
1980) 1980
Osgood et al. 1975 Significado Miedo, ira, alegría, tristeza, placer, interés,
(1975 afectivo sorpresa, asco,
Emde (1980) 1980 Biosocial Miedo, ira, alegría, tristeza, interés,
sorpresa, ansiedad, vergüenza, timidez,
culpa, asco
Scott (1980) 1980 Sistémico Miedo, ira, placer, soledad, ansiedad, amor
Panksepp 1982 Psicobiológico Miedo, ira, pánico, expectativa, esperanza.
(1982)
Epstein (1984) 1984 Integrador Miedo, ira, alegría, tristeza, amor
Trevarthen 1984 Psicología Miedo, ira, felicidad, tristeza
(1984) infantil
Weiner (1986) 1986 Independencia Culpabilidad, desesperanza, felicidad, ira,
atribucional sorpresa, tristeza.
Oatley y 1987 Sin contenido Felicidad, ira, miedo, repugnancia, tristeza.
Johnson-Laird proposicional
(1987)
Lazarus (1991) 1991 Cognitivo Ira, ansiedad, vergüenza, tristeza, envidia,
asco, felicidad/alegría, orgullo,
amor/afecto, alivio, esperanza, compasión
y emociones estéticas.
Johnson-Laird y 1992 Emociones Miedo, ira, felicidad, tristeza, asco
Oatley (1992) básicas
Goleman 1995 Emociones Ira, tristeza, miedo, alegría, amor, sorpresa,
(1995) primarias y sus aversión, vergüenza.
“familiares”.
Fernández- 1997 Emociones Miedo, ira, ansiedad, asco, tristeza,
Abascal (1997) básicas hostilidad, sorpresa, felicidad, humor,
principales amor.
Turner (2002) 2002 Sociológico Miedo-aversión, ira-asertividad,
satisfacción-felicidad, decepción-tristeza
TenHouten 2007 Psicología social Aceptación, asco, amor, tristeza, ira,
(2007) miedo, anticipación, sorpresa.

Cuadro 3.4. Clasificaciones de emociones según diversos autores

En el cuadro 3.5. aparece un doble listado de las emociones que aparecen en las
clasificaciones anteriores. En la primera columna aparece la ordenación alfabética, con su
respectiva frecuencia. En la parte de la derecha aparece el ranking ordenado por
frecuencia de aparición.
Conviene señalar que en algunos casos se han hecho agrupaciones coherentes. Por
ejemplo miedo-pánico, ira-rabia, asco-repugnancia-aversión, anticipación-expectativa,
etc. También hay que observar que en algún caso se podría dudar si la palabra es
2
realmente una emoción; esto pasa con valor y aceptación. Lo que pasa es que, a efectos
prácticos, se resume en una palabra lo que en la práctica requiere una expresión para que
sea entendido como una emoción: sentirse valorado, sentirse aceptado.
En el cuadro 3.5. se puede observar como las emociones citadas con más
frecuencia son, en primer lugar las “tres grandes” (the big three): ira, miedo, tristeza. Si al
miedo (20) le unimos la ansiedad (6), que para muchos forman parte de la misma familia,
resulta que quedaría en primer lugar, con 26. Después vienen, hasta llegar a las diez
primeras: asco, sorpresa, alegría, amor, felicidad, ansiedad, vergüenza. A partir de la once
están las siguientes con una frecuencia superior a uno: interés, anticipación, esperanza,
placer, aceptación, culpa, deseo, desesperación, desprecio. Las restantes solamente ha
sido incluidas en las clasificaciones de un solo autor. Este ranking sirve de base para la
clasificación que se propone más adelante.

Listado de emociones
Ordenación alfabética Ordenación por frecuencia
Aceptación 2 Ira 2
3
Alivio 1 Miedo 2
0
Alegría 9 Tristeza 1
5
Amor 8 Asco 1
4
Ansiedad 6 Sorpresa 1
0
Anticipación 3 Alegría 9
Asco 1 Amor 8
4
Asombro 1 Felicidad 8
Compasión 1 Ansiedad 6
Culpa 2 Vergüenza 5
Decepción 1 Interés 4
Desaliento 1 Anticipación 3
Deseo 2 Esperanza 3
Desesperación 2 Placer 3
Desprecio 2 Aceptación 2
Dolor 1 Culpa 2
Envidia 1 Deseo 2
Esperanza 3 Desesperación 2
Euforia 1 Desprecio 2
Felicidad 8 Alivio 1
Hostilidad 1 Asombro 1
Humor 1 Compasión 1
Interés 4 Decepción 1
3
Ira 2 Desaliento 1
3
Miedo 2 Dolor 1
0
Placer 3 Envidia 1
Soledad 1 Euforia 1
Sometimiento 1 Hostilidad 1
Sorpresa 1 Humor 1
0
Tensión 1 Soledad 1
Ternura 1 Sometimiento 1
Timidez 1 Tensión 1
Tristeza 1 Ternura 1
5
Valor 1 Timidez 1
Vergüenza 5 Valor 1

Cuadro 3.5. Listado de emociones más frecuentes en las clasificaciones de


emociones

3.13. Una clasificación psicopedagógica

Recogiendo las aportaciones de las clasificaciones que se han presentado, se


propone en el cuadro 3.6. una clasificación desde una perspectiva psicopedagógica. Es
decir, es una clasificación pensada para ser utilizada en la educación emocional.

Clasificación de las emociones

Emociones negativas

Emociones primarias

Miedo.- temor, horror, pánico, terror, pavor, desasosiego, susto, fobia.

Ira.- rabia, cólera, rencor, odio, furia, indignación, resentimiento, aversión,


exasperación, tensión, excitación, agitación, acritud, animadversión, animosidad,
irritabilidad, hostilidad, violencia, enojo, celos, envidia, impotencia, desprecio, acritud,
animosidad, antipatía, resentimiento, rechazo, recelo.
4
Tristeza.- depresión, frustración, decepción, aflicción, pena, dolor, pesar,
desconsuelo, pesimismo, melancolía, autocompasión, soledad, desaliento, desgana,
morriña, abatimiento, disgusto, preocupación.

Asco.- aversión, repugnancia, rechazo, desprecio.

Ansiedad.- angustia, desesperación, inquietud, inseguridad, estrés, preocupación,


anhelo, desazón, consternación, nerviosismo.

Emociones sociales

Vergüenza.- culpabilidad, timidez, vergüenza ajena, bochorno, pudor, recato, rubor,


sonrojo, verecundia.

Emociones positivas

Alegría.- entusiasmo, euforia, excitación, contento, deleite, diversión, placer,


estremecimiento, gratificación, satisfacción, capricho, éxtasis, alivio, regocijo, humor.

Amor.- aceptación, afecto, cariño, ternura, simpatía, empatía, interés, cordialidad,


confianza, amabilidad, afinidad, respeto, devoción, adoración, veneración, enamoramiento,
ágape, gratitud, interés, compasión,

Felicidad.- bienestar, gozo, tranquilidad, paz interior, dicha, placidez, satisfacción,


serenidad.

Emociones ambiguas

Sorpresa.- La sorpresa puede ser positiva o negativa. En esta familia se pueden


incluir: sobresalto, asombro, desconcierto, confusión, perplejidad, admiración, inquietud,
impaciencia. Relacionadas con la sorpresa, pero en el otro extremo de la polaridad pueden
estar anticipación y expectativa, que pretenden prevenir sorpresas.

Emociones estéticas

Las emociones estéticas han sido poco estudiadas. Por la importancia que puedan
tener en la educación, se les dedica un capítulo más adelante.

Cuadro 3.6. Clasificación de emociones

Esta clasificación de carácter psicopedagógica requiere algún comentario


explicativo. Dentro de las emociones básicas negativas se incluyen las tres grandes (the
big three), de acuerdo con la mayoría de autores: miedo, ira y tristeza.
5
Está es asco como emoción que se experimenta ante los alimentos en mal estado.
Lo cual conlleva matices como repugnancia y aversión. Conviene señalar que esta
emoción, en las relaciones sociales, a veces se aplica a las personas. Hemos oído decir
“me das asco”, “eres repugnante”, lo cual tiende a converger con la ira. Es decir, cuando
el asco no se debe a los alimentos, sino a las personas, entonces se asimila a la ira. En
algunas clasificaciones la aversión se incluye en la ira.
Algo similar pasa con el miedo y la ansiedad, que podrían formar parte de la
misma categoría o diferente. Aquí las hemos colocado en categorías diferentes porque
consideramos oportuno aprender a distinguirlas. El miedo se experimenta ante un peligro
real e inminente que puede ser arrollador, con grave peligro para la supervivencia.
Mientras que la ansiedad es más difuso, de carácter existencial; es la suposición de un
hipotético peligro posible, pero poco probable. Por esta distinción muchos autores como
Tomkins (1962, 1984), Izard (1972, 1991), Emde (1980), Scott (1980) y Fernández-
Abascal (1997) ponen miedo y ansiedad en categorías distintas.
Dentro de las emociones sociales, de momento se ha incluido una sola categoría
que incluye las más relevantes; principalmente vergüenza, culpabilidad, timidez. Hay
muchas otras emociones sociales (cariño, ternura, simpatía, empatía, cordialidad, etc.),
pero que ya quedan incluidas en las demás categorías.
Dentro de las emociones positivas se incluye el amor, que es una de las emociones
más complejas. El vocabulario asigna la misma palabra amor para tipos de amor muy
distintos: amor erótico, enamoramiento, atracción sexual, amor maternal, paternal,
fraternal, filial, social, etc. La categoría de amor coincide con lo que en otras
clasificaciones se denomina aceptación.
Dentro de las emociones ambiguas se ha dejado una sola: la sorpresa. Como ya
hemos señalado, Lazarus (1991) coloca también a la compasión y la sorpresa, que
estrictamente son ambiguas, pero que en nuestra cultura se pueden considerar a efectos de
la práctica psicopedagógica como positivas.
Se incluyen las emociones estéticas, que no suelen estar en la mayoría de
clasificaciones, debido a que se considera que de cara a la educación es muy importante
potenciar estas emociones por múltiples razones que se exponen en otro capítulo
dedicado exclusivamente a esas emociones.
Como ya se ha expuesto, al elaborar una clasificación de emociones hay que
tomar decisiones, que siempre van a ser discutibles. En el estado actual de la cuestión no
hay ninguna propuesta con aceptación general. Por esto, hay que considerar la propuesta
de clasificación anterior como provisional, tentativa y abierta a la discusión. La intención
es que pueda ser de utilidad en la práctica educativa.

Bibliografía para una práctica fundamentada de la educación emocional

Agulló Morera, M. J., Filella Guiu, G., García Navarro, E., López Cassà, E., Bisquerra
Alzina, R. (Coord.). (2010). La educación emocional en la práctica. Barcelona:
Horsori-ICE.
Álvarez, M., y otros (2001). Diseño y evaluación de programas de educación emocional.
Barcelona: Praxis-Wolters Kluwer.
Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona: Wolters Kluwer.

6
Bisquerra, R. (2008). Educación para la ciudadanía y convivencia. El enfoque de la
educación emocional. Barcelona: Wolters Kluwer.
Bisquerra, R. (2009). Psicopedagogía de las emociones. Madrid: Síntesis.
Bisquerra, R. (2012). Orientación, tutoría y educación emocional. Madrid: Síntesis.
Bisquerra, R. (2013). Cuestiones sobre bienestar. Madrid: Síntesis.
Bisquerra, R. (Coord). (2012). ¿Cómo educar las emociones? La inteligencia emocional
en la infancia y la adolescencia. Esplugues de Llobregat (Barcelona): Hospital
Sant Joan de Déu. Disponible en la web: http://www.rafaelbisquerra.com/es/
[Consultado el 20 de enero de 2013]
Bisquerra, R. (Coord.), Colau, C., Colau, P., Collell, J., Escudé, C., Pérez-Escoda, N.,
Avilés, J. M., y Ortega, R. (2014). Prevención del acoso escolar con educación
emocional. Bilbao: Desclée de Brower.
Bisquerra, R. (Coord.). (2011). Educación emocional. Propuestas para educadores y
familias. Bilbao: Desclée de Brower.
Bisquerra, R., Pérez-González, J. C., y García Navarro, E. (2014). Inteligencia emocional
en la educación. Madrid: Síntesis.
Filella, G. (2014). Aprendre a conviure. Barcelona: Barcanova.
GROP (2009). Actividades para el desarrollo de la inteligencia emocional en los niños.
Barcelona: Parramón. (versión en castellano, catalán, francés, portugués, holandés y
esloveno).
Güell, M., y Muñoz, J. (2003). Educación emocional. Programa para la educación
secundaria postobligatoria. Barcelona: Praxis-Wolters Kluwer.
López Cassà, È. (2011). Educar las emociones en la infancia (de 0 a 6 años). Reflexiones
y propuestas prácticas. Madrid: Wolters Kluwer.
López, E. (2003). Educación emocional. Programa para 3-6 años. Barcelona: Praxis-
Wolters Kluwer.
Pascual Ferris, V., y Cuadrado Bonilla, M. (2001). Educación emocional. Programa de
actividades para educación secundaria obligatoria. Barcelona: Praxis.
Pujol, E., y Bisquerra, R. (2012). El gran libro de las emociones. Barcelona: Parramón.
Redorta, J., Obiols, M., y Bisquerra, R. (2006). Emoción y conflicto. Aprenda a manejar las
emociones. Barcelona: Paidós.
Renom, A. (2003). Educación emocional. Programa para la educación primaria.
Barcelona: Praxis-Wolters Kluwer.