Está en la página 1de 11

BARRAS BRAVAS, MARAS Y PETARDOS.

Fútbol y Violencia Juvenil en el México Foxista.

Por: Hugo Sánchez Gudiño(*)

INTRODUCCION

La Guerra del Futbol: Petardos, palos, cuchillos, martillos, droga, alcohol,


racismo, explosivos, palomas, hebillas, botellas, cerillos, etc. combinados con los
uniformes, banderas, emblemas distintivos, medallas, cánticos, lenguajes
corporales, gritos de aliento, rostros pintados, máscaras, pelucas y silbatos,
configuran los nuevos escenarios de guerra por un balón, y gestan en su seno a
los temibles porristas llamados orgullosa o despectivamente (según sea el caso)
de múltiples formas: Hooligans, Gamberros, Cabezas Rapadas, Hinchas, Tifosos,
Fanáticos, Vándalos y PORROS. 1

Como ha escrito con precisión el maestro Gastón García Cantú, símbolo de la


(cachi) PORRA peladez (pelado, lépero por la lepra de la pobreza) el Porro
crea su propia Secta, dotada de una rigurosa constitución cuyos miembros
dependen y gravitan en torno de un Jefe (quién les brinda protección), que en
algunos lugares es un polizonte, agente de la judicial, funcionario público, jueces,
etc. 2 Así los Porros como corporación-fraternidad pandilleril son también los “ojos
del poder político”.Y es que hay una proximidad en la descripción que hace L.
Sciascia sobre la Mafia y el Porrismo: La primera, significa miseria y samáferi
designa a los agentes de la policía. Sin duda las dos acepciones convergen en el
joven lumpen que actúa como Porro en los Estadios de fútbol soccer. Ya que
éste posee la seguridad y la arrogancia de un policía, pero a la vez es un
miserable. 3

Poder extorsionador que dispensa favores a capricho, según sus relaciones de


complicidad con los poderes formales. Tiene razón el politólogo Luis Javier
Garrido (analista político de La Jornada y distinguido profesor universitario)
cuando dice que hay muchos porrismos: una vertiente de este fenómeno, la
vinculada con el deporte, ha sembrado raíces en casi todos los equipos
profesionales de fut soccer en nuestro país. Así observamos que las Porras más
Temidas y reconocidas del balompié mexicano son: La Monumental, Ritual del
Caos y Disturbio (del América); Ultra, Plus y Rebel (Pumas de la UNAM); Tito
Tepito (Atlante); Adicción (Monterrey); Libres y Locos (Tigres); Ultra Tuza

1
Sánchez Gudiño, Hugo.”Fanatismo Futbolero: entre porros y barras bravas(I)” en La Crisis. México, D. F.,
30-Mayo-2005, p.23.
2
García Cantú, Gastón. Universidad y Antiuniversidad. México, Joaquín Motriz, 1989, p. p.120-130.
3
Sánchez Gudiño, Hugo. Génesis, Desarrollo y consolidación de los Grupos Estudiantiles de Choque en la
UNAM 1930-1990. México, M. A. Porrúa-Fes-UNAM-Aragón, 2006,p. p. I-III.

1
(Pachuca); Hijos de la Mermelada (Irapuato que no es de primera división); y la
Perra Brava (Toluca), entre otras. 4

Planteamiento del Problema: Barras Bravas y la “Argentinización de las


Tribunas
Los estadios convertidos en espacios públicos para desahogar tensiones y
fanatismos, un sitio de convergencia sociocultural de los Argentinos ricos y pobres,
mestizos y rubios, desempleados y empresarios. Todo vale: los fanáticos
argentinos expresan semanalmente su pasión, especie de religión durante un
partido de fútbol, que se ha convertido en Modelo a seguir en toda América Latina,
y que en México se ha asentado. 5

Por eso ir a un Estadio Argentino es un espectáculo único en el mundo. Su


colorido, los cánticos, odios y amores. Es en 1905 cuando se registró el primer
acto violento en el fútbol soccer de este país, y hasta el año 2004 la suma de
víctimas pamboleras daba la trágica cantidad de 213 desenlaces fatales. 6

Los 3 años de prisión para el Jefe de la Barra del Boca Juniors, José Barrita, por el
asesinato de dos fanáticos rivales del River Plate, marcaron historia en el deporte
de las patadas en Sudamérica, donde el juego del balón es el juego de la vida.
7

Sin duda la exportación de este modelo a otros países, viene acompañada


también del perfil y figura de los fanáticos argentinos conocidos mundialmente
como Hinchas, por su pasión futbolera que degenera en violencia. El fanatismo
extremo, donde el fútbol se juega como se vive. Todos los domingos están en las
tribunas del Estadio, con el uniforme de su equipo, con la cara pintada, gritando,
haciendo ruido con tambores y discutiendo con el rival en busca de pelea. Hincha
viene del verbo hinchar e indica que estos apasionados al deporte están
hinchando o agrandando a su equipo. 8

Desarrollo del Problema

El periodista Gustavo Veiga, autor del libro “Donde Manda la Patota


(Pandilla)” señala:”Las Barras Bravas son grupos violentos, alimentados por
los dueños de los clubes con entradas de favor y dinero, que en épocas de
campañas electorales son reclutados por sindicalistas y caudillos políticos para
hacer escándalo en los mítines o acarrear gente.” 9

4
Entrevista con el Dr. Luis Javier Garrido en el IIS-UNAM celebrada en Septiembre de 2004.
5
Vázquez Montalbán, Manuel. Fútbol/Una Religión en busca de Dios. Barcelona España, Random House
Mondadori, 2005, p. p.15-17.
6
Villoro, Juan. Dios es Redondo. México, Planeta, 2006,p. p.70-75.
7
Alabarces, Pablo.Futbologías: futbol, Identidad y Violencia en América Latina (compilación). Madrid,
Paidos, 2000, 280p.
8
Ibidem.
9
Veiga, Gustavo. Donde Manda la Patota. B. Aires, Ned, 1990,p p-35-37.

2
Las Barras Bravas comenzaron a gestarse en la década de los setenta durante
la Dictadura Militar. Hubo un tiempo de mucha politización, donde existían barras
de distinto perfil político, financiadas e impulsadas por distintos partidos
políticos e incluso en algunos casos por organizaciones guerrilleras. 10

En 1976, la Dictadura Militar que tenía el monopolio político del país, de cara al
Mundial de Fútbol de 1978 se apropio y controló férreamente a la Barras Bravas.
Tal vez de aquí se explique el Ideario del Hincha, plagado de ironía, machismo y
racismo. De igual manera, se entiende el porque del auge de una corriente
musical llamada “cumbia o bailanta” relacionada directamente con la estética, letra
y música de los Barristas entonada y expresada en los Estadios de fútbol. 11

Entre las Barras Bravas que han hecho escuela en América Latina y el mundo, se
encuentran:

1) Boca Juniors: la Barra más numerosa, mayor marketing y la de mejores


relaciones con la impugnada Policía Federal y el poder;

2) River Plate: Considerada la más elitista y exigente;

3) Chacarita Juniors: La más violenta y el mayor dolor de cabeza para las


fuerzas de seguridad;

4) Racing Club: La que tiene más seguidores, vinculada con epopeyas casi
surrealistas;

5) San Lorenzo de almagro: La más creativa;


12
6) Independiente: La más introvertida.

De los Grupos de Animación a las Barras en México

Dos fechas son claves en el surgimiento de los grupos de animación deportiva:


1936 cuando en el Estadio Nacional de la Colonia Roma se enfrentaron los
Burros del Politécnico y los Pumas de la Universidad Nacional en fútbol
americano; y 1952 cuando el Estadio de Ciudad Universitaria fue inaugurado con
el clásico de fútbol americano Politécnico-Universidad. 13

10
Ibidem.
11
Sánchez Gudiño, Hugo. 2 Fanatismo Futbolero: Entre Porros y Barras Bravas (I)” en La Crisis, Op. Cit. p.
23.
12
Durán González, J. El Vandalismo en el fútbol. Una reflexión en la sociedad moderna. Madrid, Huimos,
1996, 148 p.
13
Sánchez Gudiño, Hugo.”Fanatismo futbolero: Entre Porros y Barras Bravas (II)” en la Crisis. México, D.
F..31-Mayo-2005, p. 23.

3
Sin embargo, a partir de los noventa las Porras con su estilo nacionalista y
familiar se transforman en Barras Bravas Aztecas, imitando en su radicalización
y acciones violentas a los Argentinos. 14

Fue el equipo Pachuca, el primer club mexicano que le apostó a las Barras
Bravas, seducidos por el colorido y ambiente que suelen crear estos en las
tribunas al estilo sudamericano, contratando para tal fin a un Argentino que se
encargó de organizar y dirigir la Barra Ultra Tuza. Así, desde entonces se
observa a la gente de pie y cantando. 15

Los directivos del Pachuca sostienen que su Reglamento Interno regula la


conducta de los fanáticos en cada partido de local y visitante, a manera de evitar
disturbios así como enfrentamientos entre estos grupos de animación.

Por su parte, el América también es pionero en su simpatía por las Barras,


aunque en la actualidad lo nieguen ellos también contrataron a algunos Jefes
de de la Barra del Boca Juniors para formar y dirigir a la temible Barra la
Monumental. 16

Algunos líderes de Porra de la vieja escuela, mexicana dicen al respecto:


”Nosotros nos oponíamos a la argentinización de la Porra, porque siempre fue
típica, tradicional, familiar, pero el fut cambia, la gente cambia y las porras
cambian, y es una moda que se ha copiado, y si la masa pide eso, pues hay que
hacerlo”. 17

Tecos y Águilas: Porros contra Barristas Bravos

Con el boletaje agotado del partido de futbol soccer dominical en el Estadio Azteca
(con cupo aproximado de 105 mil espectadores), Águilas y Tecos cerraron el
torneo de clausura 2005 de la primera división. En esta perspectiva, las Barras
Bravas del América anunciaron nuevos espacios para el festejó (como los Pumas
lo hacían en el Ángel de la independencia, para los americanistas de Televisa este
lugar ya pasó de moda): ahora el carnaval será en el zócalo capitalino. 18

Como si se tratará de viejos conocidos (o aliados?): Los Barristas(Porros) y las


autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública(SSP) se reunieron en
santa paz, se tomaron un cafecito e hicieron el anuncio anterior. Los
representantes de la Barra Disturbio señalaron orgullosos, como buen grupo de
choque que son, contar con un ejército de 7000 elementos dispuestos a “dar la

14
Ibidem.
15
Moncada, J. Francisco.”De las Porras a las Barras: Violencia Corrosiva en el fútbol mexicano”en Vértigo
No.15. México, D. F. 27-enero-2003,80 p.
16
Ibidem.
17
Entrevista con el “Caguamo”, porrista de la Rebel .Realizada en el Estadio México 68 de Ciudad
Universitaria en febrero del 2004.
18
Solórzano, Javier.”La tragedia que detonó la rivalidad entre Águilas y Pumas” en Record No.1041, México,
D. F. 19-Mayo-2005,48p.

4
vida por su equipo”.Aclarando que ellos se han olvidado de cualquier signo
violento, pero que se les tacha por “pecados pasados”.

A Todos los Que Quieren y Aman a las Barras Bravas (sin olvidar a los
Porros, por supuesto). En medio de un Megaoperativo de Seguridad pocas
veces visto que incluye: Negociación previa Autoridades, Directivos de Equipos y
Líderes de Barras; Granaderos; Policías Montadas; Helicópteros; Perros;
Ambulancias; Protección Civil; Agentes Infiltrados; Retenes; Control en venta de
bebidas y reventa; M. P. y juzgado en el Estadio; Escolta de Equipos ;y control
para evitar que ingresen al Estadio.

Explosivos, petardos, pulseras, botellas, cerillos, etc., se podría decir que hubo
Saldo Blanco entre dos instituciones (América-Tecos) con gran tradición en dos
{ámbitos: el balompié y en la promoción del porrismo. Los Tecos, con la
organización secreta de ultraderecha — uno de los grupos de choque fascista del
sector más conservador de México—y la fallida Porra Nación Azulcreama,
porque en realidad la Monumental, Ritual del Caos y Disturbio continúan más
vivas que nunca. 19

Resultan innegables los esfuerzos que se han hecho para evitar Judializar el
fenómeno del Porrismo y las Barras Bravas: La credencialización; los circuitos
de t. v en el Estadio; Las campañas preventivas; El control de consumo de bebida;
etc. No obstante, se requieren más estudios multidisciplinarios sobre el tema, así
como acciones concretas a seguir para evitar que ese “peligroso ciempiés, con
instinto animal, que tiene sed de venganza” (el fanático según Galeano), el que
flamea banderas, suena matracas, estalla cohetones, toca tambores, traga
veneno y susurra maldiciones, se apodere de los Estadios y de un deporte tan
popular como el fútbol soccer.

Nuevamente el domingo 29 de mayo constatamos lo que dice Jorge Valdano:”La


Afición es un mounstro de mil cabezas”. Y que, existen dos tipos de
espectadores: Los que aman el fútbol y los que aman la moda. De estos últimos
(donde se ubicarían los PORROS y BARRAS BRAVAS) hay que tener cuidado,
porque son las huestes de Atila (Vicente Verdú) y son los más peligrosos. 20

Tribus Juveniles y Pandillerismo Urbano

El fenómeno de los Grupos de Choque en el fútbol mexicano NO ES NUEVO,


teniendo su principal expresión en los Porros (porras o grupos de animación
deportiva), cuya presencia data desde hace más de ocho décadas en el deporte
universitario.

Pero pasemos a un elemento adicional del Porrismo, ahora transformado en


Barras Bravas en cuyo seno conviven o coexisten las llamadas Tribus Juveniles:

19
Ibidem.
20
Valdano, Jorge. Cuentos de Fútbol y Otras Hierbas. Barcelona, Taurus, 1994, 200 p.

5
metáfora que el sociólogo francés Michel Maffesoli le ha dado a los múltiples
agrupamientos que han aparecido en las ciudades de la globalización, con una
carga afectiva muy fuerte y con emblemas parecidos a los de un clan o una tribu.
21

Un breve repaso de algunas Tribus Juveniles desde los años 30-40, pasando por
los 50-60-70-80, nos permiten situar a los pachucos, los cholos, las pandillas, las
flotas y las bandas. En todos los casos, estos colectivos juveniles también asistían
a los estadios y eran aficionados al fútbol, algunos incluso miembros de las porras
deportivas. 22

Como se observa, se da una coexistencia histórica, cultural, violenta y hasta


política entre el Pandillerismo Juvenil y las Tribus Urbanas, bases sobre las
que habría que analizar a la Pandilla Mara Salvatrucha, y su inserción en el
fútbol mexicano.

Los Gandallas, Los Violentos y los Desmadrosos

Los rasgos básicos de las Tribus Juveniles (violentas y pasivas) se pueden


agrupar en cuatro apartados:

1. Comunidades Emocionales: otorgan un mensaje pasional a sus miembros;

2. Energía Subterránea: resistencia y prácticas alternativas al poder tradicional y


a su forma oficial de estructuración;

3. Sociabilidad Dispersa: lógica dionisiaca, alejarse de lo político para adentrarse


en la nocturnidad, el espacio de ensueño. Gusto por lo oscuro, decadente y hasta
mortuorio; y

4. Fisicidad de la Experiencia: rituales de iniciación, códigos de honor, y una


tendencia a cerrarse a sí mismos. 23

En suma, en las Megalópolis como el Distrito Federal y otras ciudades del país,
surge el Nuevo Tribalismo, que abarca un mosaico de grupos juveniles formados
por la necesidad de compartir gustos e intereses: Sexualidad, Música, Ropa,
Tatuajes, Hábitos y Lugares de Reunión. En este universo, surgen los Mara
Salvatrucha cuyo estereotipo e imagen han alcanzado gran popularidad y

21
Maffesoli, Michel.El Tiempo de las Tribus. México, Siglo XXI-Editores,2004, p.p.10-15.
22
Nateras Domínguez, Alfredo.”¿Los Neotribalismos Juveniles Urbanos?”en Generación No.59. México
D.F. Marzo-2005.p-p 7-8.
23
Alcanzar, Auxilio.”El Regreso a la Tribu/Entrevista con Maffesoli” en el Ángel No. 543 (Refoirma).
México, D. F. 3-Octubre-2004, p. p.1-4.

6
simpatía entre las Tribus, particularmente en cuanto se refiere a sus Tatuajes,
Saludos y Música. 24

Sin embargo, sería muy aventurado afirmar que las Tribus simpatizantes de los
Maras forman parte de la delincuencia organizada (Lo peligroso de la
caracterización, es que aquí también cabrían un sinfín de Grupos Musicales cuyo
uniforme es idéntico al de los Maras, baste solo citar Al Gran Silencio y algunos
de sus Videoclips).

Mara Salvatrucha: Marabunta-Salvadoreña-Abusadillos

Aunque algunos analistas sitúan su origen en los Ángeles, USA allá por el año de
1969, se puede afirmar sólidamente que la Mara Salvatrucha es producto mismo
de la modernidad, es decir son Pandilleros de la Globalización. 25

Buena parte de sus miembros coinciden en que la Mara surgió para proteger a
los Salvadoreños de las pandillas de origen mexicano-americano.

A principios de los ochenta más de un millón de refugiados migraron hacia


Estados Unidos, en la zona sur de California y en Washington, muchos de los
cuales tenían nexos con la Mara, pandilla Salvadoreña, grupos paramilitares y el
Frente Farabundo Martí.

Muchos refugiados Salvadoreños se asentaron en barrios chicanos de los


Ángeles, por lo que fueron sistemáticamente agredidos por las pandillas de
origen mexicano: Los 13 (Chicanos del Sur de California, relacionados con la
Mexican Mafia), Los 14 (del Norte del Estado relacionada con Nuestra Familia) y
Los 18.A finales de los ochenta muchos salvadoreños se agruparón y
formarón lo que ahora se conoce como La Mara Salvatrucha y La Mara 18
para defenderse del embate Chicano. 26

Los Maras, galladas, pandillas, clicas o capulines, se han convertido en la


organización delincuencial juvenil más poderosa de Centroamérica, con tentáculos
en Nueva York, Washington y las principales ciudades estadounidenses,
convirtiendo a Chiapas en México en su Santuario. 27

Como pandilla transfron teriza, los Mara se vuelven famosos después de un


amplio reportaje televisivo del reportero Tinoco Guadarrama, que se dio a
conocer en el Noticiero de Joaquín López Dóriga en el 2004. De ahí
comenzaron a difundirse ampliamente los códigos de ingreso a la pandilla:

24
Sánchez Gudiño, Hugo. 2 Descubren Infiltración de Mara Salvatrucha en Futbol Mexicano” en La Crisis.
México, D. F. 7-Junio-2005.p. p.24-25.
25
Lara Klahr, Marco. Hoy Te toca la Muerte /El Imperio de las Maras visto desde dentro. México. Planeta,
2006, p. p.12-15.
26
Ibidem.
27
Fernández Menéndez, Jorge y Ronquillo, Víctor. De los Maras a los Zetas México, Grijalbo, 2006, p. p.14-
20.

7
que van desde matar a un pandillero rival, pasando por el uso de armas y rituales
para saludarse, hasta liarse a golpes con otro Mara o aguantar una golpiza de
todos los miembros del grupo durante 13 segundos.

En su extraordinaria novela “LA MARA” el maestro Rafael Ramírez Heredia


sintetiza muy bien el espíritu bélico de esta temible CLICA:”Un marero no se
tumba aunque le aticen con todo, no se va a quejar aunque le rompan el alma, ni
reconoce más ley que La Vida Loca”. 28

CONCLUSIONES

Para las autoridades de SP entre las Porras o Barras más conflictivas y


violentas del Fútbol Soccer mexicano se encuentran: Adicción (Monterrey),
Disturbio y Monumental (América), Ultra Tuza (Pachuca), Libres y
Locos(Tigres), Guerrilla y Tribu Real (SLP), Fushión (Chiapas), Perra Brava
(Toluca), Guardia Roja (Veracruz),etc.

Asimismo, señala que todas las Barras tienen Página de Intrernet, y que ésta se
ha convertido en el espacio donde se insultan, organizan puntos de encuentro e
incluso pactan peleas para el día de los partidos.

Que Hacer con las Barras (y las Tribus Violentas que Conviven en su Seno)

La SSP tiene una serie de propuestas que resultan interesantes:


1. Reformas al Código Penal, donde las sanciones por acciones violentas irían de
los 2 a 6 años de prisión;

2. Crear un sistema de información sobre el fútbol;

3. Contar con un Reglamento de Espectáculos y otro de Seguridad en los


Estadios;

4. Elaborar Planes de Emergencia;

5. Incluir en el boleto un apartado sobre restricciones y recomendaciones;

6. Prohibir la venta de alcohol;

7. Realizar Mesas de Trabajo con los Presidentes de Equipos;

8. Reforzar y modernizar las instalaciones de seguridad en los Estadios;

9. Revisar la normatividad en forma conjunta.

28
Ramírez Heredia, Rafael. La Mara. México, Alfaguara, 2003,p. 13.

8
Pero más allá de Judializar el problema de las Porras, Barras Bravas, Maras y
Violencia en el fútbol, resulta fundamental la propuesta de la diputada Alejandra
Barrales en el sentido de formar Mesas de Trabajo, que debieran incluir
además de los citados (autoridades policiales, dueños de equipos de fut y
diputados interesados) a periodistas especializados y a equipos
multidisciplinarios de académicos-investigadores de la UNAM que tienen
mucho que aportar sobre el tema.

En las junglas de concreto que son nuestras Megalópolis, el Neo Tribalismo


Juvenil es una constante, una forma de organización para luchar contra la
adversidad (y esto incluye a la violencia). Desconocer la dinámica de este
escenario de la cultura joven en México (que incluye Tribus políticas, sociales,
musicales, etc.) puede resultar peligroso y hasta un atentado contra los Derechos
Juveniles por su apariencia y formas de expresión. 29

Porque como dijo Maffesoli en su reciente visita a México (Oct-2004):”A


diferencia de lo que prevaleció durante la década de los 70,se trata ahora de
integrar una banda o una comunidad que revolotea de un grupo a otro. Los
individuos practican un incesante vaivén. Las masas se difractan en tribus, las
tribus se integran a las masas y eso es lo que permite la apertura a nuevas
utopías.”

(*)Profesor-Investigador de la FES-UNAM-Aragón en la Carrera de


Periodismo y Comunicación, así como en la Facultad de Ciencias Políticas y
Sociales en la Carrera de Ciencias de la Comunicación.
Correo:hugosgudino@hotmail.com

29
Sánchez Gudiño, Hugo. Rock (o) visión de los Vencidos. México, mimeo, 2000,50p.

9
BIBLIOGRAFÍA
.
(1) Sánchez Gudiño, Hugo.”Fanatismo Futbolero: entre porros y barras bravas (I)”
en La Crisis. México, D. F., 30-Mayo-2005, p.23.

(2) García Cantú, Gastón. Universidad y Antiuniversidad. México, Joaquín Motriz,


1989, p. p.120-130.

(3) Sánchez Gudiño, Hugo. Génesis, Desarrollo y consolidación de los Grupos


Estudiantiles de Choque en la UNAM 1930-1990. México, M. A. Porrúa-Fes-
UNAM-Aragón, 2006, p. p. I-III.

(4)Entrevista con el Dr. Luis Javier Garrido en el IIS-UNAM celebrada en


Septiembre de 2004.

(5) Vázquez Montalbán, Manuel. Fútbol/Una Religión en busca de Dios. Barcelona


España, Random House Mondadori, 2005, p. p.15-17.

(6) Villoro, Juan. Dios es Redondo. México, Planeta, 2006, p. p.70-75.

(7) Alabarces, Pablo.Futbologías: futbol, Identidad y Violencia en América Latina


(compilación).Madrid, Paidos, 2000, 280p.

(8)Ibidem.

(9)Veiga, Gustavo. Donde Manda la Patota. B. Aires, Ned, 1990, p p-35-37.

(10) Ibidem.

(11) Sánchez Gudiño, Hugo.2Fanatismo Futbolero: Entre Porros y Barras Bravas


(I)” en La Crisis, Op. Cit. p.23.

(12)Durán González, J. El Vandalismo en el fútbol. Una reflexión en la sociedad


moderna. Madrid, Huimos, 1996, 148p.

(13)Sánchez Gudiño, Hugo.”Fanatismo futbolero: Entre Porros y Barras Bravas


(II)” en la Crisis. México, D. F.. 31-Mayo-2005, p. 23.

(14) Ibidem.

(15) Moncada, J. Francisco.”De las Porras a las Barras: Violencia Corrosiva en el


fútbol mexicano”en Vértigo No.15. México, D. F. 27-enero-2003,80 p.

(16)Ibidem.

(17)Entrevista con el “Caguamo”, porrista de la Rebel .Realizada en el Estadio


México 68 de Ciudad Universitaria en febrero del 2004.

10
(18)Solórzano, Javier.”La tragedia que detonó la rivalidad entre Águilas y Pumas”
en Record No.1041, México, D. F. 19-Mayo-2005,48 p.

(19) Ibidem.

(20)Valdano, Jorge. Cuentos de Futbol y Otras Hierbas. Barcelona, Taurus, 1994,


200p.

(21) Maffesoli, Michel.El Tiempo de las Tribus. México, Siglo XXI-Editores, 2004,
p. p.10-15.

(22) Nateras Domínguez, Alfredo.”¿Los Neotribalismos Juveniles Urbanos?”en


Generación No.59.México D.F. Marzo-2005. p-p 7-8.

(23)Alcanzar, Auxilio.”El Regreso a la Tribu/Entrevista con Maffesoli” en el Ángel


No. 543 (Reforma). México, D. F. 3-Octubre-2004,p.p.1-4.

(24)Sánchez Gudiño, Hugo. 2 Descubren Infiltración de Mara Salvatrucha en


Futbol Mexicano” en La Crisis. México, D. F. 7-Junio-2005.p. p. 24-25.

(25) Lara Klahr, Marco. Hoy Te toca la Muerte /El Imperio de las Maras visto desde
dentro .México. Planeta, 2006, p. p.12-15.

(26) Ibidem.

(27) Fernández Menéndez, Jorge y Ronquillo, Víctor. De los Maras a los Zetas
México, Grijalbo, 2006, p. p.14-20.

(28)Ramírez Heredia, Rafael. La Mara. México, Alfaguara, 2003,p. 13.

(29)Sánchez Gudiño, Hugo. Rock (o) visión de los Vencidos. México, mimeo,
2000,50p.

11