Está en la página 1de 7

Las variaciones transitorias de las políticas fiscal y monetaria

Hay dos tipos de política, la política monetaria, que actúa a través de las variaciones de
la oferta monetaria, y la política fiscal, que lo hace a través de las variaciones del gasto
público o de los impuestos. No obstante, para evitar las dificultades que se derivarían
de la consideración de la inflación continua, no se analizarán aquellas situaciones en las
que la oferta monetaria crece de forma continua a lo largo del tiempo. Así pues, sólo se
considerará la política monetaria que consiste en modificar de una sola vez, hacia arriba
o hacia abajo, la oferta monetaria

En este apartado analizaremos las variaciones transitorias de la política económica,
variaciones que los particulares esperan que se reviertan en un futuro próximo. El tipo
de cambio futuro esperado, Ee, se supondrá ahora igual al tipo de cambio a largo plazo,
es decir, el tipo de cambio que prevalece una vez alcanzado el pleno empleo y una vez
ajustados los precios internos a las perturbaciones en los mercados de productos y de
activos. Según esta interpretación, una variación temporal de la política no afectará el
tipo de cambio esperado a largo plazo, Ee. Suponemos que el tipo de interés externo,
R*, y el nivel de precios externo, P*, no se ven afectados por los procesos económicos
que estamos estudiando, y que el nivel de precios interno, P, es rígido a corto plazo.

La política monetaria

El efecto a corto plazo de un incremento temporal de la oferta monetaria nacional viene
reflejado en la Figura 1. Un incremento de la oferta monetaria desplaza la función AA1 a
AA2 y no afecta a la posición de la función DD. Este desplazamiento hacia arriba de la
función del equilibrio de los mercados de activos lleva a la economía del punto 1, con
un tipo de cambio E1 y un nivel de producción Y1, al punto 2, con un tipo de cambio E2
y un nivel de producción Y2. Un incremento de la oferta monetaria da lugar a una
depreciación de la moneda nacional, a una expansión del nivel de producción y, por
tanto, a un incremento del nivel de empleo.

Podemos comprender el proceso por el que se llega a este resultado recurriendo al
análisis del equilibrio del mercado de activos y de la determinación del nivel de
producción realizado anteriormente. Dado un nivel de precios constante P, para un nivel
de producto inicial Y1, un incremento de la oferta monetaria debe presionar a la baja al
tipo de interés R. Estamos suponiendo que la variación monetaria es transitoria, y que
no afecta al tipo de cambio futuro esperado Ee, por lo que, para preservar la paridad de
intereses ante una disminución de R, (puesto que el tipo de interés externo, R*, no varía),
el tipo de cambio debe depreciarse inmediatamente para crear la expectativa de que la
moneda nacional se apreciará en el futuro a una tasa más elevada que la esperada

(que no afecta al tipo de cambio futuro esperado). y a un incremento del nivel de producción. desplaza por tanto a la función DD hacia la derecha. una reducción de los impuestos. Suponga que el Gobierno decide gastar 10. Inicialmente. La Figura 2 muestra cómo afecta a la economía a corto plazo una política fiscal expansiva. ¿Qué fuerzas económicas hacen que la economía se desplace del punto .antes de que R disminuyera. con un tipo de cambio E1 y con un nivel de producción Y1. Figura 1 Efectos de un incremento transitorio de la oferta monetaria La política fiscal Una política fiscal expansiva puede realizarse mediante un incremento del gasto público. Sin embargo. un incremento transitorio de la oferta monetaria da lugar a una depreciación de la moneda. pero no afecta a la función AA. Una expansión fiscal temporal. que debe ser compensado por un incremento de la producción. la economía se encuentra en el punto 1. Este incremento puntual de las compras del Gobierno lleva a la economía hasta el punto 2. haciendo que la moneda se aprecie a E2 y que el nivel de producción crezca hasta Y2. la depreciación inmediata de la moneda nacional hace que los productos internos resulten más baratos que los extranjeros. Por tanto.000 millones de dólares para desarrollar un nuevo transbordador espacial. habrá un incremento de la demanda agregada. o una combinación de ambas políticas que eleve la demanda agregada. Efectos de un incremento transitorio de la oferta monetaria Al desplazar la curva AA1 hacia arriba. La economía respondería de una forma similar en el caso de una reducción temporal de los impuestos.

Suponga que la economía se encuentra inicialmente en el punto 1. Figura 2: Efectos de una expansión fiscal transitoria Las políticas de mantenimiento del pleno empleo El análisis de este apartado puede ser aplicado al problema del mantenimiento del pleno empleo en las economías abiertas. éstas pueden ser utilizadas para compensar los efectos de las perturbaciones que provocan una recesión. donde el nivel de producción se encuentra a su nivel de pleno . Ya que una expansión monetaria temporal y una expansión fiscal temporal aumentan el nivel de producción y de empleo. que existe a favor de los depósitos en moneda nacional. Efectos de una expansión fiscal transitoria Al desplazar la curva DD 1 hacia la derecha. Análogamente.1 al punto 2? El incremento del nivel de producción ocasionado por el incremento del gasto público aumenta la demanda de tenencias reales de dinero por motivo transacción. las perturbaciones que provocan sobre empleo pueden compensarse mediante políticas macroeconómicas contractivas. la moneda nacional debe apreciarse para generar expectativas de una depreciación futura que compense exactamente la diferencia entre los tipos de interés internos y externos. una expansión fiscal transitoria hace que la moneda se aprecie y que aumente el nivel de producción. Puesto que el tipo de cambio futuro esperado EE y el tipo de interés exterior R* no han variado. La Figura 3 refleja esta utilización de la política macroeconómica. Dado un nivel de precios constante. este incremento de la demanda de dinero presiona el tipo de interés R al alza.

situado en Y2. el Gobierno puede utilizar la política monetaria o la política fiscal. este cambio supone una disminución de la demanda agregada de productos internos. no se producirá ninguna variación de la posición de la función AA1. Una expansión fiscal transitoria desplaza de nuevo DD2 a su posición inicial. se produce una variación transitoria de los gustos de los consumidores que deciden adquirir una menor cantidad de productos nacionales. Políticas para mantener el pleno empleo después de una disminución transitoria de la demanda mundial de productos nacionales Una disminución transitoria de la demanda mundial desplaza DD1 a DD2. Ee no varía y. desplazamiento que restablece el pleno empleo pero que hace que la depreciación de la moneda nacional sea aún mayor. Una expansión monetaria transitoria restablecería el pleno empleo (punto 3).empleo. Para restablecer el pleno empleo. Un incremento transitorio de la oferta monetaria desplaza la función de equilibrio del mercado de activos a AA2 y sitúa a la economía en el punto 3. y esto hace que la función DD1 se desplace hacia la izquierda. En el nuevo equilibrio a corto plazo. desplazando la función AA1 a AA2. la moneda se ha depreciado a E2 y el nivel de producción. Estas dos políticas se diferencian en sus efectos sobre el tipo de cambio. Una expansión fiscal transitoria puede restaurar el pleno empleo (punto 1). por tanto. restableciendo el pleno empleo y devolviendo el tipo de cambio a su valor E1. hasta DD2. . punto 2. Yp. La política fiscal restablece el anterior valor de la moneda (E1). es inferior al nivel de pleno empleo. Como se supone que esta variación de las preferencias es sólo transitoria. o ambas. Como se vio anteriormente en este capítulo. De repente. reduciendo el nivel de producto desde Yp hasta Y2 y originando una depreciación de la moneda de E1 a E2 (punto 2). la política monetaria origina una depreciación adicional hasta E3. desplazando de nuevo la función DD a su posición inicial.

al compensar el incremento de la demanda de dinero ofreciendo a los residentes la liquidez que ellos están dispuestos a mantener. La Figura 4 muestra esta perturbación en el mercado de activos. devuelve a la economía a su posición de equilibrio inicial en el punto 1. Un incremento temporal de la oferta monetaria. Figura 3: Políticas para mantener el pleno empleo después de una disminución transitoria de la demanda mundial de productos nacionales Otra posible causa de recesión es un incremento temporal de la demanda de dinero. Una expansión fiscal temporal desplaza DD1 a DD2 y restablece el pleno empleo en el punto 3. Estas dos políticas tienen efectos diferentes sobre el tipo de cambio: mientras que la política monetaria . a través del desplazamiento hacia abajo de la función AA1 hasta AA2. Este desplazamiento lleva a la economía. al punto 2. por lo que los productos nacionales son más caros provocando una caída de la producción. Políticas para mantener el pleno empleo tras un incremento de la demanda de dinero Tras un incremento transitorio de la demanda de dinero (mostrado por el desplazamiento de AA1 hasta AA2). se puede utilizar tanto un incremento de la oferta monetaria como una expansión fiscal transitoria para mantener el pleno empleo. Un incremento de la demanda de dinero hace que el tipo de interés interno suba y que la moneda se aprecie. Pero este desplazamiento hasta el punto 3 implica una mayor apreciación de la moneda. reflejado en la Figura 4. Las políticas macroeconómicas expansivas pueden restablecer de nuevo el pleno empleo. de su nivel de equilibrio de pleno empleo inicial en el punto 1.

¡el Gobierno se verá obligado a tener que adoptar medidas expansivas simplemente para prevenir la recesión a la que.devuelve el tipo de cambio a E1. El problema del sesgo inflacionista ha motivado la creación de instituciones como. Planteamos a continuación sólo algunos de los muchos problemas que pueden surgir: 1. por ejemplo. En ese caso. el uso de la política fiscal provoca una mayor apreciación (E3). la política macroeconómica provocará un sesgo inflacionista. ante unas elecciones inminentes. y de nuestro análisis de política macroeconómica no debería deducirse la idea de que es fácil conseguir una evolución estable de las variables macroeconómicas. Figura 4: Políticas para mantener el pleno empleo tras un incremento de la demanda de dinero El sesgo inflacionista y otros problemas de la formulación de políticas La aparente facilidad con la que se puede mantener el pleno empleo en nuestro modelo resulta engañosa. darían lugar los mayores precios internos! Por consiguiente. . Los precios nominales rígidos no sólo dan a los Gobiernos la oportunidad de incrementar la renta cuando se encuentra en un nivel anormalmente bajo. dando lugar a una mayor inflación sin conseguir una ganancia en el nivel de producción. Esta tentación causa problemas cuando los trabajadores y las empresas la anticipan. porque aumentarán sus demandas salariales y sus precios ante la expectativa de políticas expansivas. de otro modo. sino que también pueden tentarlos a impulsar una expansión económica políticamente rentable.

Otro problema relacionado con la política fiscal es el impacto que tiene sobre el presupuesto del Estado. Las políticas que en apariencia actúan de forma inmediata en nuestro modelo. 3. En la práctica. bien en intuiciones que pueden resultar bastante inexactas. La evolución del ciclo electoral puede ser más importante. aun cuando una política fiscal sería más adecuada. mientras que la política monetaria. antes de elegir entre una política monetaria o una política fiscal. bancos centrales que operen independientemente de la acción del Gobierno. Sin embargo. en realidad actúan con retardos de duración diversa. los Gobiernos son partidarios de responder a las perturbaciones modificando su política monetaria. algunas veces es difícil estar seguro de si la perturbación que afecta a la economía tiene su origen en el mercado de productos o en el de activos. Para evitar los retrasos debidos a cuestiones de procedimiento. 4. Las elecciones de políticas en el mundo real vienen determinadas. con frecuencia. la dificultad de evaluar la importancia y la persistencia de una perturbación hace que sea difícil conocer con exactitud cuál es la dosis de medicina fiscal o monetaria que se ha de administrar. 2. 5. Este tipo de incertidumbres obligan a los que toman las decisiones de política económica a fundamentar sus actuaciones bien en predicciones. Por desgracia. como ocurrió con la reducción fiscal de la Administración Bush a principios de la década de 2000. . por el contrario. no existe garantía alguna de que el Gobierno tendrá la voluntad política de sincronizar este tipo de actuaciones con la evolución del ciclo económico. deberá ser compensado mediante un cambio de política fiscal. por las necesidades políticas en lugar de consideraciones detalladas sobre si los efectos en la economía son de carácter real (es decir. tienen su origen en el mercado de productos) o de carácter monetario. es ejercida normalmente por el banco central. tarde o temprano. para convencer a los agentes que actúan en los mercados de que las políticas económicas no serán utilizadas con una visión de corto plazo y a costa de la estabilidad de precios a largo plazo. el gobierno interesado en los efectos de su política económica sobre el tipo de cambio necesita determinar la naturaleza del origen de la perturbación. Los cambios de política fiscal sólo se pueden llevar a cabo tras largas deliberaciones parlamentarias. por ejemplo. Una reducción de los impuestos o un incremento del gasto público se pueden convertir en un déficit público que. Al mismo tiempo.