Está en la página 1de 7

ENFERMEDADES DE LA LENGUA

SANTIAGO 3
1
Amados hermanos, no muchos deberían llegar a ser maestros
en la iglesia, porque los que enseñamos seremos juzgados de una
manera más estricta. 2 Es cierto que todos cometemos muchos
errores. Pues, si pudiéramos dominar la lengua, seríamos perfectos,
capaces de controlarnos en todo sentido.
3
Podemos hacer que un caballo vaya adonde queramos si le
ponemos un pequeño freno en la boca. 4 También un pequeño
timón hace que un enorme barco gire adonde desee el capitán, por
fuertes que sean los vientos. 5 De la misma manera, la lengua es
algo pequeño que pronuncia grandes discursos.
Así también una sola chispa puede incendiar todo un
bosque. 6 De todas las partes del cuerpo, la lengua es una llama de
fuego. Es un mundo entero de maldad que corrompe todo el
cuerpo. Puede incendiar toda la vida, porque el infierno mismo la
enciende.[a]
7
El ser humano puede domar toda clase de animales, aves,
reptiles y peces, 8 pero nadie puede domar la lengua. Es maligna e
incansable, llena de veneno mortal. 9 A veces alaba a nuestro Señor
y Padre, y otras veces maldice a quienes Dios creó a su propia
imagen. 10 Y así, la bendición y la maldición salen de la misma boca.
Sin duda, hermanos míos, ¡eso no está bien! 11 ¿Acaso puede brotar
de un mismo manantial agua dulce y agua amarga? 12 ¿Acaso una
higuera puede dar aceitunas o una vid, higos? No, como tampoco
puede uno sacar agua dulce de un manantial salado.
Las dos primeras enfermedades que vamos a estudiar son
actividades que reflejan una baja autoestima.
Son una formula nociva, limitadora que afectan hasta destruir los
vínculos interpersonales.
1. Enfermedad 1: La Queja.
a. En el mundo hay escenarios buenos y negativos.
Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí
tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad,
yo he vencido al mundo”
b. El enfocarse solo en la observación de lo negativo puede
llevar a las personas a quejarse.
Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es
verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro,
todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay
virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”
c. La queja es una percepción limitada de la realidad.
d. Es la incapacidad de responder de manera creativa a los
eventos que nos desagradan.
e. La queja produce en el cerebro una serie de cambios
químicos que afectan pensamientos, comportamientos y
emociones. Produce enfermedades relacionadas con
depresión y estrés.
Proverbios 16:23,24 “El corazón del sabio hace prudente
su boca, y añade gracia a sus labios. Panal de miel son los
dichos suaves; Suavidad al alma y medicina para los
huesos"
f. ¿quiere decir que debo tragarme todos mis disgustos? No,
pero si debo ser asertivo:
g. Ejemplo el pueblo de Israel en el desierto.
“y les decían los hijos de Israel: Ojalá hubiéramos muerto por
mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos
a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos;
pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre
a toda esta multitud”
2. Enfermedad 2: La Crítica.
a. Es como una válvula de escape que pretende descargar en
otros la responsabilidad de lo que nos pasa.
b. La critica satisface nuestro sentido de afirmación personal
Encuentro
debilidades Sentimientos
y defectos Critico de
en una Superioridad
persona

c. La critica amplia la energía de la agresividad que


empleamos para ganar la batalla imaginaria a alguien.
d. La critica ayuda a cambiarnos de posición de victimario a
victima.
e. La critica posibilita la unión de varias personas en contra
de un enemigo común (real o ficticio)
El antídoto:
a. Aprenda a ser asertivo.
Mateo 18:15 “Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y
repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu
hermano. Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la
iglesia, tenle por gentil y publicano”
b. En esto pensad.
Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es
verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo
lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud
alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”
c. Deje que el Espíritu Santo le trasforme.
d. Sea agradecidos.
Colosenses 3:17 “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de
hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando
gracias a Dios Padre por medio de él”
3. Enfermedad 3: Hablar Demasiado
Proverbio 10:19 “En las muchas palabras no falta pecado;
Mas el que refrena sus labios es prudente”
Los que hablan en exceso demuestran tener falta de
prudencia y mucha ansiedad en sus vidas.
Cantar una mentira es igual a decir una mentira: “Yo me
rindo a el” pero no ofrendo.
Eclesiastés 5:1-3 “Cuando fueres a la casa de Dios, guarda
tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio
de los necios; porque no saben que hacen mal. 2No te des
prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir
palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú
sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras”
4. Enfermedad 4: Palabras Ociosas.
Mateo 12:36 “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa
que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del
juicio. 37Porque por tus palabras serás justificado, y por tus
palabras serás condenado”
Ociosa: Sin un propósito claro, dichas sin sentido,
truhanerías. Con doble sentido. Ademanes modernos.
5. Enfermedad 5: Chisme
Levítico 19:16 “No andarás chismeando entre tu pueblo. No
atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová”
Proverbios 18:8 “Las palabras del chismoso son como
bocados suaves, y penetran hasta las entrañas”
Proverbios 20:19 “El que anda en chismes descubre el
secreto; No te entremetas, pues, con el suelto de lengua”
Salmo 15:1-3 “Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en
integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. El
que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni
admite reproche alguno contra su vecino”

6. Enfermedad 6: Mentira
Proverbios 6:16-19 “Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete
abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las
manos derramadoras de sangre inocente, El corazón que
maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para
correr al mal, El testigo falso que habla mentiras, Y el que
siembra discordia entre hermanos”
Proverbios 12:22 “Los labios mentirosos son abominación a
Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento”
Juan 8:44 “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los
deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida
desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque
no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla;
porque es mentiroso, y padre de mentira”
Apocalipsis 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los
abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los
idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago
que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”
Apocalipsis 22:15 “Mas los perros estarán fuera, y los
hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y
todo aquel que ama y hace mentira”
7. Enfermedad 7: Adulación (lisonja)
Salmo 12:1-3 “Salva, oh Jehová, porque se acabaron los
piadosos; Porque han desaparecido los fieles de entre los
hijos de los hombres. Habla mentira cada uno con su
prójimo; Hablan con labios lisonjeros, y con doblez de
corazón. Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, Y la
lengua que habla jactanciosamente”
Proverbios 26:28 “La lengua falsa atormenta al que ha
lastimado, Y la boca lisonjera hace resbalar”
Proverbios 29:5 “El hombre que lisonjea a su prójimo, Red
tiende delante de sus pasos”
8. Enfermedad 8: palabras Ligeras
Proverbios 29:20 “¿Has visto hombre ligero en sus palabras?
Más esperanza hay del necio que de él.”
Salmo 106:32-33 “También le irritaron en las aguas de
Meriba; Y le fue mal a Moisés por causa de ellos, Porque
hicieron rebelar a su espíritu, Y habló precipitadamente con
sus labios”