Está en la página 1de 11

La Docta Ignorancia

Psicoanálisis - Letras - Filosofía


JUNIO 2010 - Año 1 - Nro 3
$10

laberintos
y espejos
Una falla en la
* Del impacto El Imperio de los
DOSSIER
CLÍNICO

constitución eléctrico de Evelyn senderos que se


imaginaria al orden del bifurcan
acontecimiento
Viviana Vassallo Mónica Santcovsky Daniel Acea
»Editorial
La Docta Aquí, con y para Ustedes, el tercer número de LA DOCTA IGNORANCIA.

EVENTOS CORPORATIVOS
Agradecemos a todos aquellos que nos han alentado y apoyado tanto en la
Ignorancia formación como en la continuidad de este proyecto.
Un grupo de psicoanalistas hemos conformado este dispositivo escriturario
nº 3 para producir un tipo de cambio y una intervención concreta que concluya con la
apertura de nuevos cursos de acción en esta realidad, que por tan real y racional,
muchas veces engendra monstruos bifrontes.
Nuestros dos primeros números estuvieron dedicados al AMOR y a LA
MUERTE. Hoy, la convocatoria tiene como eje LABERINTOS Y ESPEJOS. A
estos Laberintos y Espejos los hemos vestido de palabras, fotos y dibujos tenues
que pretenden corporizar una obsesión que persigue al hombre ya desde la antigua
Grecia. No ha sido necesario para sortear este Laberinto, hacer un tributo trienal
de siete muchachas y siete muchachos a ese Minotauro que sigue esperando en
el centro de su palacio. Por suerte una Ariadna nos vino a ayudar en tamaña
empresa. Así y todo, continúa presente en cada uno de nosotros un buen grado
de oscuridad. Y que así sea…
Alguien dijo que un mito es importante porque expresa algo que, de lo contrario,
permanecería reprimido o adormecido en el sujeto y que paradójicamente, también
parece satisfacer algún deseo o recrear alguna posición emocional deseable. Al
revés de Teseo, quizá no sea necesario matar a la bestia para salir del Laberinto:
tal vez con conocerla y SABER de ella nos alcance. De eso se trata LA DOCTA
IGNORANCIA.
Salir del laberinto es difícil, pero encontrarse ante un espejo lo es aún más. Ya
los griegos nos lo advertían: “A quien un dios quiere destruir primero lo enloquece.
Cuando un daimon prepara males para un hombre, primero daña ‘el nous’ (la mente)

(REDPSI)
de aquella a quien amonesta” (Eurípides). Y qué mejor herramienta que un espejo
REDPSI para tan siniestra tarea.
No es un centro de formacion Cuenta Borges que el mundo de los espejos y el de los hombres en un
No es un prepago tiempo estaban en paz. Hasta que una noche, la gente del espejo invadió la tierra
No es un sistema de “bono contribucion” pero fracasaron en su cometido. Si observamos lo que nos rodea no creo que

para hacer clínica REDPSI:


hayan fracasado. Muchos de los textos de este número y algún poema por allí,
atestiguan esto que afirmo. La promesa del laberinto es que hay una oportunidad,
que podemos buscar y dar con la salida pero también, claro está, y eso es lo
ES UNA RED DE PROMOCION verdaderamente relevante, allí mismo anida la trampa. La promesa del espejo es
DE SU TRABAJO CLINICO tan loca como vana: algún día seremos otro, no el que se refleja.
Del laberinto hay que salir, al espejo, mejor romperlo.
Jorge Curcio

REDPSI ∙s t a f f ∙
Es publicidad permamente Editor Propietario: Jorge Curcio ∙ Hacemos La Docta Ignorancia: Juan Corbetta, Daniel Acea,
Derivacion inmediata
Asesoramiento integral (impositivo, profesional, Karina Agemian, Miriam Cáceres ∙ Literatura: Beatriz Gené ∙ Fotografía: Leila Simone leisimone@yahoo.com
editorial) Cecilia Gardos Carro noousia@yahoo.com.ar ∙ Diseño Gráfico: Cecilia Lombardo cecilombardodg@gmail.com
Redacción: ladoctaignorancia@gmail.com ∙ Revisión y corrección: Luciana Espinosa lu.espinosa@gmail.com
Colaboraron en este número: Viviana Vassallo, Fernando Silikovich, Karina Agemian, Luciana Espinosa y Mónica
Escribanos a Santcovsky
redpsiempre@gmail.com. Publicidad: Baldomero Fernández Moreno 3678 Dto. 3 (1407) CABA Tel.: (011) 46375079 Cel.: 156870 7789 / 155614 7737
y a vuelta de correo recibira detalles de este
novedoso sistema. Revista LA DOCTA IGNORANCIA no se responsabiliza por las opiniones vertidas por los autores en las notas firmadas. Se prohíbe la reproducción total o parcial por cualquier medio, sin
autorización previa de la Redacción. Registro de la propiedad intelectual en trámite.

∙La Docta Ignorancia∙ 3


∙s u m a r i o ∙ »

3
Editorial

4
UNA FALLA
EN LA
Una falla en la
constitución imaginaria ´
CONSTITUCION
IMAGINARIA
Viviana Vassallo

»
8 Entrevista por Vivia na V a s s a l l o
Fernando Silikovich
Médico
El espejo y los otros “…Necesitamos en tanto que vivos, tener una cierta
Jorge Curcio representación del mundo para sobrevivir. Pero ésto no

10
Imperio de David Lynch
nos da ninguna certidumbre que el mundo como tal
existe…” fot o: lei la si mone - ceci li a g a r d o s c a r r o

El Imperio de los
senderos que se bifurcan
Daniel Acea
» Cada sujeto construye una representación posible de sí mismo y del Si lo simbólico ordena lo imaginario y lo imaginario un cuerpo que se le presenta como fragmentado, y

12
El barco ebrio
mundo que lo rodea. La imagen es la cara visible de esta representación.
Imagen expuesta a la mirada de los otros, imagen con la que cada uno se
es un modo de dar representación a lo real, una falla
en la constitución imaginaria supone una falla en el
anudamiento de los tres registros que componen la
que queda oculto por la identificación con la imagen
engañosa del semejante.
En consecuencia, el Estadio del Espejo señala que la
confronta diariamente ante el espejo, para finalmente, encontrar en ese
Poesías reconocimiento un tranquilizador: “éste soy yo”. Esta imagen del cuerpo, topología lacaniana. El anudamiento de los tres registros sola visión de la forma total del cuerpo humano brinda
por su estructuración, es siempre inestable, presa del acecho de los vaivenes es siempre sintomal, implica necesariamente un lugar al sujeto un dominio imaginario de su cuerpo, prematuro
14 inquietantes de la época, y de los no menos inquietantes vaivenes de las
contingencias subjetivas.
para el síntoma en la estructura. Nos encontramos aquí
con una forma peculiar de estructuración subjetiva que
respecto al dominio real. En esta aventura imaginaria el
hombre se ve, se refleja y se concibe como otro, diferente
Espejos e Identidad: Dentro de la serie de afecciones o presentaciones clínicas en donde el cuerpo deja una parte del cuerpo por fuera del significante, de lo que él mismo es. El Otro, como representante del
el caso Narciso aparece atravesado por una modalidad de sufrimiento particular, donde la fuera del discurso, a expensas de un goce específico. orden simbólico, tesoro de los significantes, es quien
Luciana Espinosa pulsión encuentra su satisfacción más allá del principio del placer, sorprenden Nos preguntamos entonces: ¿Cuál es la distorsión hace posible esta “nueva acción psíquica”: el Otro
a nuestra práctica los fenómenos de autoescoriación y tricotilomanía. en la función del Otro materno? ¿Podemos pensar el materno que con su mirada y su palabra permite al niño
El cuerpo lacerado en esos casos se da a ver y es el sujeto mismo quien arrancamiento o la mutilación como brutales intentos vivirse como un yo.
Dossier Clínico muchas veces lo expone o lo exhibe a la mirada. El rasgo peculiar de estos
dos fenómenos consiste en que es el sujeto mismo el agente activo de la
de perder el objeto? El Yo se precipita en el Estadio del Espejo debido a
la apropiación de una imagen que le es aportada al niño
Del impacto eléctrico mutilación o del arrancamiento. Es él quien se inflige estos daños, superando El Estadio del Espejo es una construcción que desde el Otro. El orden simbólico, dice Lacan, ordena lo
de Evelyn al orden del en ocasiones la barrera del dolor. A veces aparece absolutamente extrañado pone de manifiesto el comportamiento del niño frente imaginario. Hace falta un otro que devuelva una mirada
acontecimiento de su acto, buscando justificaciones más o menos delirantes a las marcas a su imagen, a partir de los seis meses de edad. Este unificada, un otro -que en el ida y vuelta de la necesidad-
Mónica Irene Santcovsky que pueblan siempre la misma zona de su cuerpo; mientras que otras veces, comportamiento está caracterizado por la “asunción le asigne a ésta lugar de demanda, convirtiendo un grito
justifica su acción a partir de irregularidades (eczemas, pelitos, manchas) que triunfante de la imagen” acompañada de “una mímica en llamada, un Otro que en la presencia-ausencia y en la
por dibujar distorsiones en su imagen, se torna“necesario arrancar”. jubilosa” y la “complacencia lúdica” que señala el imposibilidad de colmar al sujeto, instale la dimensión
La Docta Ignorancia La implicación de la piel en estos fenómenos revelaría un tropiezo control de la identificación especular. Pero dado que el del objeto como perdido y abra paso al deseo.
peculiar en la constitución narcisista, en la asunción de la propia imagen sujeto se identifica en el otro, es a partir de esta imagen Las autoescoriaciones y tricotilomanías nos muestran
Psicoanálisis y en la formación del yo (entendiendo el narcisismo como una forma de del otro, que se determina un efecto de alienación de éste modo, una falla en algún punto de la asunción
investimiento pulsional necesario para la vida subjetiva, es decir, como un fundamental. El Yo se constituye a partir de la “nueva de la imagen unificada. En esos casos, el sujeto queda
Letras
dato estructural del sujeto) Si bien la constitución del yo y de la imagen es acción psíquica” que consiste en la identificación con enfrentado a una imagen distorsionada y fragmentada.
Filosofía siempre inestable y está sujeta a tropiezos, situar la singularidad del tropiezo la imagen unificada que aporta el semejante. Lo cual La mirada, entonces, recorre el cuerpo en busca de esa
nos permite entender mejor la implicación de la piel en estos casos. Este es posible a partir del estado de desamparo propio marca (granito, eczema, incluso a veces inexistentes)
ladoctaignorancia@gmail.com “hacerse en la piel” podría pensarse con un carácter constitutivo: construir del lactante y de la “prematuración del nacimiento”. que posibilite la repetida mutilación de si en busca de
una imagen agujereando la piel. El sujeto entonces, no puede controlar ni dominar “mejorar la imagen” o de “sacar lo que sobra”.

4 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 5


» Viviana Vassallo / Una fal l a en l a co nsti t u ci ón i ma g i na r i a
JUAN MANUEL
CORBETTA
El Otro, aún estando, no devuelve mirada, como un Del Seminario I al X hay un salto teórico. Aquí va a LIC. EN PSICOLOGÍA - Corina Maribel Acea Fombellida -
espejo que no refleja nada. plantear que es necesario que el objeto ‘a’ sea extraído ADOLESCENTES
Nos encontramos con una patología de la imagen, un del campo de la realidad para que él la enmarque. La Y ADULTOS
tratamiento real de la piel, donde la pulsión se satisface condición para que el fantasma se constituya es que el
en el intento de encuentro con un objeto que no tiene el
estatuto de perdido. El Estadio del Espejo inaugura una
objeto ‘a’ sea extraído.
Lacan nos dice que el sujeto se constituye en el lugar
Tel.: 15-5614-7737
TRADUCCIONES
dialéctica en la relación con el otro, donde no hay lugar del Otro. En el Estadio del Espejo, en el momento en que
más que para uno: “o yo o el otro”. La dialéctica dual es, el niño viene a captarse como totalidad, allí en su imagen Redacto su historia de vida, Inglés- Español
Carina Pringe
como tal, sin salida, salvo por la vía de lo simbólico. especular, éste se vuelve hacia el Otro para que ratifique memorias, o biografía respe-
tando las características del
Español - Inglés
el valor de la imagen unificada (“ese soy yo”).
Consultora Psicológica género literario que usted elija.
El modelo óptico del Seminario I es un apólogo de La imagen es investida libidinalmente (dialéctica
las relaciones recíprocas de lo imaginario, lo simbólico y narcisista) pero no todo el investimiento libidinal pasa por (counselor) ABSOLUTA
CONFIDENCIALIDAD
lo real. Propone dos esquemas: el del ramillete invertido
y el del florero invertido o esquema de los dos espejos.
la imagen especular. Hay un resto. En la medida en que se
realiza la imagen real i (a) del cuerpo funcionando como
Atención HONORARIOS ACCESIBLES Traducciones públicas,
privadas, técnicas,
individual-grupal-talleres
Este último sitúa la realidad constituida por la proyección unidad imaginaria, libidinizada, el falo aparece como falta: Lic en Letras:
Mariana R Goldberg
de la forma corporal de cada especie y muestra que en
el “narcisismo humano”, la relación siempre fallida del
-φ. El falo no sólo no está representado imaginariamente
sino que incluso se halla delimitado y cortado de la imagen
Tel 4631-4819 cel: 1541669451 científicas, literarias.
sujeto con su propia imagen, está intermediada por la especular. De allí la utilización de la figura topológica del
función del Otro. cross-cap, donde un corte puede instituir dos pedazos, Karina Soraya
En este esquema, el jarrón que abraza las flores dos piezas diferentes, una especularizable y otra no Lic. María Marta
paradas sobre la caja representa el cuerpo con sus especularizable. Depalma Agemian Consultas y presupuestos:
Lic. en Psicologia
agujeros, zonas erógenas, y las flores que contiene,
objetos parciales pulsionales. El jarrón, dentro de la
Si el deseo existe y sostiene al hombre en su existencia
de hombre, es en función del fantasma. El objeto ‘a’,
Psicoanalista corina_acea@yahoo.com.ar
Pareja y Familia Teléfonos: 4829-2636-/ 4294-4339 / 156-298-4786
caja, representa el cuerpo, como organismo biológico, soporte del deseo en el fantasma, no es visible en lo que
perdido para el sujeto.
15-6732-4046 (15) 5826-9590
para el hombre constituye la imagen de su deseo.
En el origen estarían todos los ellos, los objetos, Las autoescoriaciones y tricotilomanías implican, depalmamm@yahoo.com.ar Email:
los instintos, los deseos, las tendencias. Es la realidad siguiendo todo lo anterior, una cierta forma de producir kagemian@psi.uba.ar
pura y simple, sin delimitar, ni buena ni mala, caótica y una falta en lo real, una delimitación brutal de los bordes
absolutamente originaria. del cuerpo, cuyo resultado a fin de cuentas, constituye PSICODIAGNÓSTICO LABORAL
La imagen del cuerpo ofrece al sujeto la primera una imagen agujereada. Para Lacan -φ está en relación -------------------------- Técnicas de evaluación
forma que permite ubicar lo que es y lo que no es del a una reserva libidinal, algo que no se proyecta, que no DIGITALIZACIóN Selección y reubicación laboral.
yo. La imagen del cuerpo es como el florero imaginario inviste a nivel de la imagen especular porque permanece
Pasá tu video a DVD
-todos los formatos-
PERSONAL Técnicas proyectivas H.T.P. Persona Bajo la lluvia-
que contiene el ramillete de flores real. profundamente investido, irreductible en el nivel del Realización audiovisual TRAINER Bender Proyectivo. Cuestionario Desiderativo-
Para que la ilusión se produzca, un mundo donde lo cuerpo propio, en el nivel del autoerotismo, en el nivel Test de Phillipson. Test de Zullinger-
Fotografía
4584-8870 1561660569 Rorschach Laboral. Informe. Casos prácticos.
imaginario pueda incluir lo real y a la vez formularlo, es de un goce autista, por fuera del partenaire sexual. En 15-5-379-9107
Dur: 4 meses.
necesaria una condición: que el ojo esté en el interior este sentido, las patologías que nos ocupan podrían noousia@yahoo.com.ar
--------------------------------- 4.307.8789 / 4.299.2041 y 154.030.9997 (dejar mensaje)
del cono. El ojo es el símbolo del sujeto, del sujeto considerarse autoeróticas, a expensas de un goce no email: eproyectlab@yahoo.com.ar
caracterizado por su lugar en un mundo simbólico, en regulado, que excluye al otro.
el mundo de la palabra. En el contexto de una época que renegando del
Para el ser humano la imagen narcisística sólo es malestar, fabrica imágenes en serie y soluciones uniformes Lic.Violaine Fua Púppulo
accesible a través de la mediación del Otro, representado para todo malestar, el psicoanálisis sigue sosteniendo una Psicoanalista, Supervisora y Docente
por el espejo plano. La imagen real: i (a) es ilusoria, apuesta por la subjetividad. Invito cordialmente a quienes deseen conocer las dos propuestas de este año.
engañadora, pero pasa a ser una imagen virtual: i’(a) no Ambas apuntan al El psicoanálisis ligado a las artes, las ciencias, los oficios
engañadora, por ser aparente y no real. y los talentos…
El modo de trabajo es el de siempre: sencillez en la transmisión y grupo
A esta altura de la obra de Lacan, el orden simbólico
BIBLIOGRAFÍA pequeño, en el cual cada uno se anime a hacer preguntas, construyendo un
opera bajo la forma del Ideal del yo, del otro en tanto Lacan, J., Seminario X, Ediciones Paidos, 1º edición, Bs. As., 2006 ambiente de confianza y respeto mutuo.
hablante, en tanto tiene con el sujeto una relación Lacan, J., Seminario I, Ediciones Paidos, 8º edición, Bs. As., 1992
simbólica. Solo desde una posición simbólica, el Ideal Lacan, J., “El Estadio del Espejo como formador de la función del yo (je) tal como se
nos revela en la experiencia psicoanalítica”, Escritos I, Siglo veintiuno editores S.A., Seminarios de Jacques Lacan 1x1: un recorrido lógico de una obra
del Yo, puede verse la imagen real reflejada como virtual. 13º edición, Bs. As., 1985 ineludible…para que cada uno pueda, desde allí, elegir por dónde profundizar.
El Ideal tiene una función idealizante: dar la ilusión de Eidelsztein, A., “Modelos, esquemas y grafos en la enseñanza de Lacan”, Ediciones
Nuestras intervenciones como analistas: lógicas, técnicas, estilos…
Manantial S.R.L.. 1º edición, Bs. As., 1992
identidad al sujeto. Laurent, E., “¿Qué es un órgano del cuerpo?” El cuerpo en el Psicoanálisis y las Precisiones técnicas marcadas por Freud y Lacan, fruto de su experiencia
En las acciones de autoescoriación, no sólo hay neurociencias, conferencia dictada en Bs. As., el 30-11-2006 clínica.
Fleischer, D., “Abordajes del suicidio en Psicoanálisis”, y Yurevich, R., “Cuerpo y
destitución subjetiva, sino caída del i (a), imposibilidad pasaje al acto” en Revista Lacaniana de Psicoanálisis: “La disciplina psicoanalítica” Y como siempre, supervisiones clínicas, grupales e individuales.
de sostener algo que permita al sujeto identificarse. año 4. Nro. 4- 2006 – Grama ediciones.
Puede buscar algunos artículos a través de Google, acceder a
violainefp.blogspot.com o escribirme a Seminarios1x1@yahoo.com.ar
6 ∙La Docta Ignorancia∙
» entrevista a Fernando Silikovich
Médico Cirujano, Flebología-Linfología, Hospital Posadas Haedo

El espejo y los otros p or J or g e Cu r ci o

» En este número de la revista estamos abordando el tema del espejo y desde LA DOCTA
IGNORANCIA, pensamos que el tema de la imagen y la reflexión de un profesional dedicado
nada menos que a la estética constituye un aporte más que interesante sobre estas cuestiones,
que hoy más que nunca, brillan en el cielo de nuestro imaginario social.
En virtud de ello hemos decidido entrevistar al Dr. Fernando Silikovich, especialista en el área
de medicina estética.
LDI: La mayor parte de consultas que recibís, ¿con qué FS: Siempre hay algo del otro, si viviéramos solos ésto
tienen que ver? Pues, como sabemos, la medicina estética, no pasaría. La belleza siempre tiene que ver con un punto
desde un principio, está íntimamente ligada y compro- de comparación. La mujer profesional necesita estar bien.
metida con la recuperación de pacientes accidentados o Vive en mundo de hombres y tienen un costado masculino
quemados, por mencionar un solo ejemplo. muy desarrollado, y si hace contrastar ese costado más viril
FS: Si, es verdad, pero estas consultas hoy en día son con una belleza femenina impactante eso le funciona a
excepcionales. En su mayoría, las consultas son de nivel competitivo. tele y te dice que lo quiere, no sabe bien para qué pero LDI: Es contradictorio…
pacientes que desean verse mejor. LDI: Una vez hecho el trabajo, ¿qué sentís entre ese “antes” quiere tenerlo. FS: Yo te digo que así como a la mujer le gusta mucho
Suele suceder que las consultas comienzan con un y el “después”? LDI: La cultura de imagen, de lo especular ¿hasta la belleza y le pone carga positiva; de la misma manera
pedido o una demanda acerca de mi opinión frente a la FS: Veo más que siento. Lo primero que veo es como dónde llega? ¿Hasta dónde tiene que ver con lo que la que le pone carga positiva a la belleza, le pone carga
belleza de las pacientes, de hecho readapté mi entrevista aquella que se creía el último orejón del tarro, empieza a persona desea y hasta dónde se lo imponen todo desde negativa a la fealdad. Así como ama la belleza, odia
diciéndoles que yo no soy juez, que yo no soy quien para abandonar esta cuestión de la culpa. Empieza a dedicarse el afuera? la fealdad. Yo tengo una paciente que dice “pinchá
decir si tienen mucha o poca celulitis. Para mi verse es a si misma. Empieza a pensar en que ese momento de la FS: Es parte de las reglas del juego, vivimos en una con toda la fuerza ahí porque odio ese rollito”. Es una
una cuestión subjetiva. Yo respeto mucho lo que dicen semana en que se dedica a ella no quita espacio al resto de sociedad capitalista y la competitividad y la belleza manera de aborrecer.
mis pacientes La imagen que ellas reciben de si mismas las personas de su hogar. son dos de las cosas más importantes en este contexto LDI: ¿Una cuestión de odio?
son un absoluto al margen de lo que yo pueda opinar. LDI: ¿Esto lo produce el cambio de imagen? sin olvidar que son intereses muy primitivos. Podemos FS: Hay aparatos que son contractores, que se manejan
LDI: Así y todo de alguna manera te quieren poner en el FS: Mas que cambio, el mejoramiento de la imagen. competir por plata, por el trabajo, por lo que sea. Pero con electricidad, son como una picana, te digo que es
lugar de juez ¿cómo me veo doctor? LDI: Entonces, ¿se produce una mejoría? a veces no podemos competir (y ganar esa competencia) como tocar un cable con electricidad y ahí van, dispuestas
FS: Hay dos tipos de pacientes: las que se quieren ver FS: Totalmente. La que no me consultó pasa por el espejo desde el parámetro de la plata, el poder o el conocimiento, a resistirlo…
mejor y las que quieren que las vean mejor. En general la y no se quiere ver, le da vergüenza la imagen que recibe. pero sí lo podemos hacer por la belleza. En esta sociedad, LDI: ¿Es como soportar una injuria en el cuerpo?
paciente que está separada, soltera o viuda, quiere verse La que consulta dice “esta imagen me produce vergüenza la bella nunca pierde. FS: Las pacientes entran en un masoquismo, dicen “dale
mejor; y la paciente casada quiere que la vean mejor. pero voy a consultar para mejorarla”. Y también está la LDI: Es un campo que nos compete a todos. más”: es el placer de transitar por el dolor sabiendo que
LDI: ¿Tenés idea por qué se da eso? que empieza con una cuestión y comienza a buscar en FS: Vos podes competir porque tenés más plata pero si transitándolo van a encontrar el efecto buscado.
FS: En general la mujer casada se considera el último su cuerpo detalles que antes no notaba. Para mi es una sos más feo que yo… LDI: De vez en cuando viene una paciente que vos sentís
orejón del tarro, y esto tiene que ver con el lugar de pequeña obsesión pero no patológica. Por ejemplo “antes LDI: Es un punto como ineludible… que la ayudaste. ¿Qué sentís ante un trabajo tuyo que le
la mujer en la pareja. Siempre el dedicarse a ellas (en tenía esto y no me daba cuenta”. FS: Ahí en la belleza, te gano yo. De todos modos, no cambia la vida a alguien?
general la belleza tiene mucho que ver con el cuidado y LDI: Pero a veces ¿No puede llevar ésta preocupación a un creo que sea ilimitado. Esto es un ciclo. Esto siento que FS: Yo soy cirujano, le hace muy bien a mi ego, a mi
la dedicación de uno para sí mismo) es con mucha culpa. exceso, a un “pasarse de rosca” por así decirlo? ¿En estética va a tener que frenarse en algún momento. persona en general.
Tiene mucho que ver con nuestra cultura, absolutamente no hay un límite para esa situación que supongo debe ser LDI: Las mujeres casadas ¿Vienen por un mandato del LDI: Bueno está bien, imaginate un cirujano sin ningún
machista, cultura impulsada tanto por el hombre como muy frecuente? marido? Sobre todo las de clase media alta y alta, ¿no es tipo de confianza en si mismo.
por la mujer. Siempre están primero el marido, los hijos, la FS: Es muy difícil, pero la belleza es subjetiva. Y ese limite, así? FS: Igual el limite es un poco turbio, no podes llegar a
casa, el colegio, las vacaciones, las cuentas, el perro. En la si existe, ¿quién lo pone? ¿Yo o ella? Yo soy un simple FS: Así como está, el marido no le da bolilla. Hay maridos pensar “vos sin mi no podrías haber hecho nada”.
lista de prioridades nunca esta el “dedicarse a ellas”. En la asesor y productor de belleza, no soy quien sentencia, que quieren tener una mujer de acuerdo al auto que LDI: Por último te pido si nos podes hacer alguna
mayoría de los casos, la mujer casada agradece las mejoras aunque a veces ese asesoramiento consiste en enfrentar a tienen. No les importa cómo está la cabeza de su mujer. reflexión desde tu perspectiva ¿Qué es la belleza para
hechas en su cuerpo con mi tratamiento diciéndome “a la paciente con este límite tan delicado. LDI: Vos trabajas con el cuerpo y eso tiene que ver con vos? ¿Cómo la concebís?
mi marido le gustó, dice que estoy mucho mejor”. En LDI: ¿Y cómo lo reciben? el dolor. ¿Cómo lo sostienen las pacientes? Uno ve esas FS: La belleza para mi es fuerza, convicción, seguridad,
cambio la mujer sin marido o sin novio no vive con culpa FS: En general bien porque trato de que lleguemos juntos cirugías y piensa que debe doler… autoconfianza, sobreautoestima. La gente que se sabe
el invertir tiempo y plata en su cuerpo, en su belleza. a ese punto. Suele ocurrir que la paciente entra en un FS: Yo tengo una sensación contradictoria. Embellecerte bella camina con el pecho erguido y mirando al frente.
LDI: Y la mujer profesional, cuando quiere mejorar, ¿es terreno turbio cuando me consulta por una fealdad o tendría que ser placentero. Pero muchas cosas de las que La gente que hace algo por su belleza, hace algo por ella
por ella o hay algo del otro que está también jugando ahí? una gordura que no tiene. O cuando vio un aparato en la yo hago son dolorosas. y eso, es un inmenso primer paso.

8 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 9


» Laberintos y Espejos en el séptimo Arte: Daniel Acea / E l Im p e ri o d e lo s se n d e ro s q u e se bi furc an
Imperio de David Lynch
De esta forma, Lynch recrea retazos de la ilusión historia correspondía al día anterior–. El espectador, que

El Imperio de los del American Way of Life y del sueño americano


Hollywoodense (con dinero, fama, éxito, mansiones,
había observado la escena del ensayo pero no a Nikiki
(su duplicado) observando tras los decorados, se siente

senderos que se bifurcan


mayordomos y demás) donde “las estrellas realizan sueños tan perplejo como la protagonista ante una situación que
y los sueños realizan estrellas”, para hacerlo sucumbir en rebasa de contenido ominoso ya que: la imagen especular
una angustiosa pesadilla. ha dado lugar al doble que se escapa, el tiempo sucumbe
al proceso primario (desfigurándose el eje horizontal-
Los Laberintos del Sr. Lynch temporal, imperando la atemporalidad del inconsciente)
p o r Da nie l A c ea y se presenta –lo que Freud denominó– el retorno de lo
Psicoanalista. “Cuídense de comprender”
Jacques Lacan. No es casual el privilegio que Lynch da al sonido en igual (esto también ocurre con diálogos y situaciones que
su obra: la partitura musical puede estructurarse mediante remiten a algo que parece “familiar” al espectador, a algo

» Artista radical del arte contemporáneo, David


Lynch desbroza a lo largo de su obra cinematográfica
diferenciadas unas de otras, es decir que se presentan al
espectador secuencias de manera intercalada, donde se
una gran polifonía, pueden alinearse varios pentagramas,
varias notas que no se leen solo en la dimensión
horizontal (alfabética, metonímica y
que retorna de manera desfigurada y circular en la cinta).

En El jardín de los senderos que se bifurcan, Yu


una gran amalgama de imágenes, escenas, sonidos y suceden de manera indiferenciada: representaciones de tempo-ral) sino en varias líneas que Tsun refiere sobre el libro-laberinto
sensaciones que muestran un estilo impregnado de lo la realidad fantasmática, los sueños y las fantasías de una resuenan en el eje vertical (lugar de su antepasado Ts’ui Pen3: “es
sombrío, lo siniestro y lo onírico. mujer (que ha sido infiel, queda embarazada y, puesto donde resuena el significante). un acervo indeciso de borradores
que su marido no puede tener hijos, resulta expuesta en Así, el inconsciente escribe contradictorios (...) en el tercer
Inland Empire (que llegó a la Argentina bajo el título su infidelidad) como también pesadillas y poderosas y se inscribe de manera capítulo muere el héroe, en
de Imperio) es la obra por excelencia en la que puede figuraciones de lo irrepresentable: el núcleo del trauma, el similar a una partitura en el cuarto está vivo”4; y
percibirse como el autor narra más de una historia, plasma ombligo del sueño, el objeto a formulado por Lacan. un pentagrama, ya que meditando sobre él:
un constante conflicto de lenguajes (verbales, visuales y no lo hace solo en la “Pensé en un laberinto de
sonoros) despliega una multiplicidad de sentidos donde, Si todo artista estructura un cuadro en torno a un línea horizontal, sino laberintos, en un sinuoso
lejos de encarcelar la explicación, la abre sobre todo un vacío, Lynch pareciera aquí recrear un objeto, moldearlo, en la simultaneidad laberinto creciente que
espesor de sentido. Obra que invita a la polaridad, a la para luego descentrarlo abruptamente y figurar ese vacío. de varias líneas que abarcara el pasado y el
fascinación o la exasperación, al aplauso o el insulto; sólo Esto puede observarse principalmente en películas como se enlazan constitu- porvenir”5. En obras
hay algo que Imperio no puede provocar: indiferencia. Carretera Perdida, El Camino de los Sueños e Imperio, yendo la cadena signi- literarias como ésta
donde construye su objeto-película de manera “clásica” y ficante. Esta cadena –así como en otras de
Una mujer en problemas, la infidelidad, la angustia, lineal en el inicio (con un cierto orden y una cierta lógica deja espacios, huecos, Borges o de James Joyce–,
la muerte, el desdoblamiento del tiempo, una actriz que temporo-espacial) para luego, dando una cachetada al vacíos que muestran pueden encontrarse ana-
filma una escena y luego la reproduce en su vida sin poder espectador, correrlo de su centro, dejando en su lugar un lo disruptivo, lo incon- logías con Imperio, donde
salir de ella, personajes que se duplican, cámaras como un vacío de sentido. gruente. Lynch tiene Lynch trabaja sin un guión
ojo del panóptico que lo registra todo, una mujer llorando especial predilección por predefinido, escribe algunos
que observa en un televisor lo que el espectador vio, ve Esta sensación de extrañeza que puede apoderarse develar esto; así, en una de las de los diálogos minutos antes de
y verá. En Imperio la tensión entre “realidad” y “ficción”, del espectador, no es más que lo que emerge cuando la escenas de El Camino de los Sueños filmar la escena, toma material de
entre “el que mira” y el que “es mirado”, es llevada al pantalla fantasmática que estructura nuestra experiencia –película a la que debería adjuntarse sus sueños para elaborar una secuencia
extremo, superponiéndose y fundiéndose. de “realidad” resulta inconsistente y emerge algo del un tomo de La Interpretación de los Sueños de imágenes, no hace de la contradicción un
orden de lo real. en cada videoclub–, puede observarse como, cuando problema, la heroína puede desfallecer y luego continuar
Del sueño a la pesadilla americana Rebeca Del Rio se encuentra cantando en el teatro “El su tortuoso andar, una misma actriz representa mas de
Lynch refiere: “Hay gente a las que le gustan las películas Silencio” una emotiva pieza, de repente observamos un personaje y un mismo personaje es representado por
Imperio se asimila a la estructura del laberinto que se entienden (...) A mí me gustan las que permiten soñar”1, como su cuerpo se desploma en el escenario producto distintas actrices (ubicando dos nociones del doble). Crea
denominado rizoma, una disposición con un orden del lo cual podría entenderse en una lectura superficial como de un desmayo y sin embargo su voz continúa cantando: diversos porvenires, diversos tiempos que proliferan y se
que desconocemos su ley, sin linealidad que la ordene, un intento de “huir” de la realidad a través del mundo el espectador queda por un instante perplejo, la narrativa bifurcan, se encuentran y desencuentran.
una multiplicidad sin centro ni periferia, una complejidad de los sueños. Sin embargo, se desprende de su obra visual y la narrativa sonora se desenlazan abruptamente,
que emerge en la pérdida de orientación, invitando a que, lejos de una huida, las obras oníricas de Lynch cada una despliega una partitura independiente de la Artista de culto, Lynch en su última película atropella
perderse y a reencontrarse, topándose, una y otra vez, con trazan un camino que irremediablemente se topan con otra, queda la voz flotando libremente como pura fuerza la obsesión occidental por la búsqueda de interpretación y
lo que Freud denominó el ombligo del sueño, las huellas lo traumático. Así, su obra pareciera denunciar que “no autónoma, como una versión de lo que Freud llamó sentido, invitando una y otra vez a construir y deconstruir
originarias inaccesibles de lo visto y oído, figuración de es cierto que los sueños son para aquellos que no pueden soportar objeto parcial, de lo ominoso, como figuración del objeto a. sentidos, donde ninguna explicación es posible, y al
lo Real sin Ley. la realidad; por el contrario, la realidad es para aquellos que mismo tiempo, todas lo son.
no pueden soportar lo real que se anuncia en sus sueños”2. Es Una de las escenas más impactantes de Imperio
Pueden hallarse en Imperio figuraciones del inconsciente decir que, si la experiencia de realidad está estructurada es aquella en la cual Nikki, luego de atravesar unos 1
Revista de Cultura Ñ, Nº 206. Clarín. 8 de Septiembre de 2007, pág. 6.
Real (el del sin-sentido del sinthome formulado por Lacan por el fantasma, y éste sirve como pantalla que protege oscuros pasillos y aparecer en los decorados de un set de 2
Zizek, Slavoj. Cómo leer a Lacan, Editorial Paidos, pág. 65
en el Seminario 23, que goza de un saber autónomo) y del de lo terrorífico, de lo traumático (de lo real); entonces filmación, se ve a sí misma ensayando una escena de la 3
Gobernador de Yunnan que renunció a su poder para dedicarse a escribir una
basta novela y a crear un laberinto donde se perdieran todos los hombres.
inconsciente de la producción onírica (el del cifrado simbólico la realidad misma puede operar como una cierta fuga del película que debe rodar –escena que el espectador había 4
Borges, J.L., Ficciones, Emecé, pág. 135
de la producción sintomática), pero éstas no se encuentran encuentro con él. visto unos minutos antes y que en el orden temporal de la 5
idem, pág 132.

10 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 11


» E l b a rco e bri o

el barco ebrio POESÍAS


LABERINTOS DEL SER

En el laberinto de tu ser me perdí


en el laberinto de mi ser me encontré
en el laberinto de tu ser me encontré
en el laberinto de mi ser me perdí. AL ESPEJO

Encontrarse, perderse en el ser ¿Por qué persistes, incesante espejo?


en el propio o en el del otro ¿Por qué duplicas, misterioso hermano,
y no ser ya el mismo el menor movimiento de mi mano?
SOY o ser el yo mismo... ¿por qué en la sombra el súbito reflejo?
Soy el que sabe que no es menos vano Eres el otro yo de que habla el griego
que el vano observador en el espejo Aquél que nunca fue Y acechas desde siempre. En la tersura
de silencio y cristal sigue el reflejo o el que siempre ha sido del agua incierta o del cristal que dura
o el cuerpo (da lo mismo) del hermano. el del nombre real me buscas y es inútil estar ciego.
Soy, tácitos amigos, el que sabe el del nombre ficticio, El hecho de no verte y de saberte
que no hay otra venganza que el olvido te agrega horror, cosa de magia que osas
ni otro perdón. Un dios ha concedido el que se mira en los espejos multiplicar la cifra de las cosas
al odio humano esta curiosa llave. y no se reconoce que somos y que abarcan nuestra suerte.
Soy el que pese a tan ilustres modos o el que se desconoce... Cuando esté muerto, copiarás a otro
de errar, no ha descifrado el laberinto Y luego a otro, a otro, a otro…
singular y plural, arduo y distinto, Karina soraya agemian
del tiempo, que es uno y es de todos. psicoanaLista Jorge Luis Borges
Soy el que es nadie, el que no fue una espada
En la guerra. Soy eco, olvido, nada.

Jorge Luis Borges

VACACIONES ESPEJISMO

Entre vos y yo un abismo,


ir por esta calle o Por entre los dos, la distancia de un beso.
la otra lo mismo da A tus Entre tu cuerpo y el mío,
años Llevan claveles bocas estremece, amenazante
no hay clases hasta el lunes la presencia del silencio.
llevan hojas un partidazo y Ese brillo que se recorta de tus ojos
campanas cuando Hay sol no y toma cuerpo en la mirada,
puedo olvidarme de ese día que se pierde...
Amanece domingo voy pero me encuentro en ella.
por esta calle y por la otra No despega mi vida de tu imagen.
Años de sol nuevo Y la ilusión... porta
Noche mendicante las letras de tu nombre,
a condición de prevarle la voz.
eDgar BayLey
maria marta DepaLma

f oto: le ila s im on e - ce cilia gar dos car ro

12 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 13


»

espejos
e identidad:
el caso Narciso po r L ucia na Es p i nos a

» Es un hecho que no estamos ni somos solos en


el mundo, así como que nuestras vidas no pueden ser
articulador: “Narciso vivirá muchos años con la condición de
que no se conozca nunca a sí mismo”. Ahora bien, Narciso,
vividas sólo científica, ni tan siquiera, lógicamente. La siempre solitario, se paseaba desestimando a todas las
cuna del hombre la mecen palabras, cuentos e historias, mujeres que enamoradas de su belleza se le insinuaban,
raras veces razones. Y en ese sentido podemos pensar cumpliendo así el sentido del vaticinio pronunciado. Sin
en la identidad como un fenómeno eminentemente embargo, la ninfa Eco (que había sido castigada por Hera y
narrativo, como el producto, siempre provisorio, de un estaba por eso condenada a repetir las ultimas palabras que
proceso dialógico abierto e infinito que se actualiza sin a ella accedían) fue una de esas enamoradas desatendidas
cesar en el cruce con los otros y con sus palabras -que por este hermoso joven, pero con ella hubo una diferencia,
pronto serán las nuestras-, en una relación espejada que Némesis operó un castigo a Narciso por su negativa a la
se funda en imágenes, en símbolos y en los sentidos que ninfa, castigo que quebró el orden situacional pautado y
resultan de nuestro ser afuera. que equilibró el relato mítico. El dulce castigo no fue otro
Es por esto que estimo provechoso recurrir a los que facilitar a Narciso, en medio de un diálogo con Eco,
albores de la filosofía, al inicio ático del pensamiento el acceso involuntario a una imagen de si en la fuente de
occidental para reconocer allí las “posibilidades de Ártemis. Allí su sombra se veía de una manera tan clara
mundo” que se nos abrieron y que continúan, aun hoy, y tan fiel que éste se precipitó a besarla atraído por su
produciendo efectos; propongo volver, nada menos, que belleza, queriendo capturarla y apresarla, sin reparar en
al modelo griego del Mithos (como contra-cara necesaria que el reflejo se desvanecería en cuanto él lo alcanzase.
del Lógos) para detenernos en particular en una figura, la En esa claridad Narciso se disolvió, en ese instante único
del bello y joven Narciso para resaltar cómo todavía hoy en que penetró el reflejo, arribamos a su fin.
no hemos podido escapar de ese modelo de operación Entonces, ¿Qué nos puede estar diciendo el precipitado
identitaria; modelo que redunda en la proliferación de arranque de este joven ante un reflejo? ¿Qué posible
imágenes y reflejos, de superficies y profundidades, de vínculo tiene lugar entre los espejos y la identidad, entre
verdades y apariencias como tensiones fundamentales los reflejos y uno mismo?
que la constituyen. Lo que aquí quiero insinuar es una inseguridad, una
Remitiéndonos directamente a la narración mítica, nueva posibilidad que surge de pensar a las imágenes
accedemos a la profecía del viejo Tiresias como su hilo como opuestas a toda posibilidad tranquilizadora de
fot o: lei la si mone - ceci li a g ard os carro

14 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 15


» Luciana Espinosa / E sp e j o s e i d e n ti d a d : e l c a so N arc i s o

reencontrarse uno mismo. La realidad aparece, en una


primera instancia, como “ajena” (es un “otro” el Narciso
que Narciso percibe en la fuente) pero luego esa “realidad”
ajena se reconoce como el reflejo donde se abisma su
presunta consistencia. El espejo no revela otra cara sino
que repite lo que ya conocemos y guarda en secreto todo
“resto”, todo más allá de si misma. El principio mismo de
la reflexión, la lógica misma de lo especular, manifiesta
su dimensión tautológica y más rigurosa: en el instante
único en que Narciso penetra la fuente, alcanza al mismo
tiempo el reconocimiento y la plenitud de su fracaso. Es
por eso que incluso nuestra mirada actual no puede ver
las cosas mas que como reflejadas, “como en un espejo”,
y no por otra cosa, ésta no cesa de encontrar y reproducir
su fracaso.
No hay dudas de que en este mito lo que esta en juego
es, nada menos, que el problema y la pregunta acerca del
lugar del Otro, de los Otros, lo que late allí es un fuerte
cuestionamiento acerca del (posible) respeto por las
diferencias en el proceso de construcción de la identidad
personal, y en definitiva, lo que el mito nos propone, es dejar “Lo que el mito nos propone, es dejar
aparecer la cruda indagación respecto del lugar que damos
a la propia imagen y a la de los demás en la permanente
aparecer la cruda indagación respecto del
interacción en que nos constituimos: asistimos al juego de lugar que damos a la propia imagen y a la de
la manifestación velada de la propia persona como imagen los demás en la permanente interacción en
espejada (y por eso mismo invertida) de los otros. que nos constituimos: asistimos al juego de
Ahora bien, si en algún respecto la filosofía puede
detenerse ante estas preguntas, es justamente para
la manifestación velada de la propia persona
desenmascarar gestos autoritarios que ven en lo Otro como imagen espejada (y por eso mismo
una simple superficie plana, vacía y desguazada por invertida) de los otros.”
una mismidad abrumadora que no es respetuosa de las
diferencias; que encuentra en el otro, en un otro peculiar,
un otro de un si mismo y que por ende, no es capaz
de dejarlo ser en su más radical alteridad uniéndolo de
manera indisoluble a su propio ser. No hay Otro, sino
que lo hay es un otro de mí. La filosofía misma se abisma
ante el mismo limite y precipicio de Narciso, de allí que
este relato mitológico pueda ser leído de un modo más
amplio y más profundo, como el símbolo personalizado posible es afirmarse sobre la ruina de los demás. Narciso En fin, cuando el reflejo se ilumina con la huella de la
de una Razón en que reposa y sobre la cual se asienta una es el creyente de las representaciones, el enamorado de risa original de Narciso, ese reflejo se sustancializa y se
cierta manera dominante y hegemónica del “respeto” de Sí mismo, y por ende de un Otro, Otro que no es sino vuelve mismidad, anulando todo rastro de lo otro. Por
lo Mismo y lo Otro, es decir, del trato y respeto de las un derramamiento de su mismidad, un “otro” que surge todo esto, podemos afirmar que estamos a tiempo de
diferencias. producto de una negación fundamental, de la negación reflexionar y de intentar dar a los otros lo que es nuestro,
No hay lugar en esta narración mítica para torcer de toda otredad real. Y el lugar de la ninfa, el lugar de su o mejor aun, lo que es suyo y recién ahí, entonces, habrá
aquello en lo que se asienta, no hay espacios para dibujar voz, es el lugar de otra negación, la de Narciso: un lugar llegado la hora crucial de reconocer en la serenidad de
nuevos modos de los procesos identitarios, modos que se marginal y apenas accesible que se recorta como el resto alguna noche la incurable otredad que padece lo uno.
sustraigan a la lógica de la representación y que se sostengan de la plenitud afirmativa del joven protagonista. Tal vez así se cambie el eje en que se asienta la mirada,
en su frágil instantaneidad constante, que se escapen de la De manera que nos hemos encontrado aquí con que tal vez en la denuncia no haya sólo destrucción sino
abrumadora presencia en sí de los monstruos fosilizados son reflejos los que mecen nuestros más ocultos amores una nueva relación posible con uno mismo y con los
de lo mismo. No hay salidas, el circulo de la identidad no y secretos, y con que la realidad que nos aparece en una demás, tal vez allí anide, nada menos, que el misterio de
es poroso, no es permeable, no es abierto: sólo se conoce primera aproximación como propia es en realidad “ajena”; la invención de una nueva voz . Tal vez hoy sea una de
y reproduce a si mismo. Y por eso, el único resultado es el “otro” aquel que el protagonista percibe en la fuente. esas noches serenas.

16 ∙La Docta Ignorancia∙ ∙La Docta Ignorancia∙ 17


PUNTOS DE VENTA
de LA DOCTA IGNORANCIA
· CIUDAD DE BUENOS AIRES Ramos libros II Biblioteca M. Moreno. Bernal. Quilmes El
Librería Madres Plaza Mayo: Universidad de Madres Plaza de Mayo. Alejado Mitre 753. Quilmes Centro
El Gallo Cantor Av. Corrientes 1596 El Monje Libros Alsina 285. Quilmes
Obel Libros Av. Corrientes 1230 Rayuela Libros Plaza Italia y 7. La Plata
Antígona libros I Centro Cultural de la Cooperación. Babilonia Calle 50 Nº 636. La Plata
Antígona libros II Liberarte. Av. Corrientes1555 Estant libros Av. 7 Nº 815. La Plata
Antígona libros III Callao 737 Prometeo. Fac Humanidades.Calle 48 e/ 6 y 7La Plata
Otra Lluvia Bulnes 640 Capítulo Calle 6 Nº 768. La Plata
El Perseguidor Av. Corrientes 1764 Aleph Norberto Calle 12 Nº 1244. La Plata
Puesto de diarios Luís Rivadavia 366 La Campana libros Calle 7 Nº 1280. La Plata
Peluffo Libros Av. Corrientes 4276 El Atril libros I Pueyrredón 2970. M del Plata
Fin de Siglo Libros Av. Corrientes 1970 El Atril libros II Santa Fe 1654. M del Plata
Librería González Tuñón Comité Central. PC El Atril libros III Rodríguez 891. Tandil
Gallo Rojo Libros Chile 1362 El Atril libros IV Gorriti 250. Lomas de Zamora
Librería Hernández I Av. Corrientes 1436 El Atril libros V 25 de mayo 130. Morón
Librería Hernández II Av. Corrientes 1311 El Atril libros VI Sarmiento 846. Morón
Dickens Libros Av. Corrientes 1375 El Buen Libro Bme Mitre 280. San Nicolás
Sin Fin Libros Rincón 1342 Librería Azul Marina Local Av. 889. Villa Gesell
De la Mancha Av. Corrientes 1888 Fray Mocho Libros Belgrano 2877. Mar del Plata
La Crujía Tucumán 1999 Metamorfosis Libros Univ. de Mar del Plata. R Peña 387
El Rincón del Anticuario Junín 1270 Sor Juana Libros Calle 64 Nº 3085. Necochea
Epifanía Lavalle 1910 Librería Uroboros Calle 64 N 2932. Necochea
Casa de la Amistad de Alsina Alsina 1756 La Comuna San Justo.
Lilth Librería Santa Fe 3753 · PROVINCIA DE CHACO
La Internacional Argentina El Salvador 4199 Librería Cospel Av. Paraguay 1001
Nautilius Piedras 1205 · PROVINCIA DE CÓRDOBA
El Gato Escaldado Independencia 3548 Spartaco Dean Funes 80 local 10. Córdoba
Santiago Arcos Facultad de Filosofía. Púan. · PROVINCIA DE ENTRE RÍOS
Gambito de Alfil Bonifacio 1402
La Candona Castillo 460
Códice Libros I San Martín 664. Paraná. E. Ríos
· PROVINCIA DE LA PAMPA
FUNDACION MyRAr
Librería Pampa Roca 54. Sta. Rosa. La Pampa
Eterna Cadencia Honduras 5574
Vivaldi Fac de Sociales de la UBA, · PROVINCIA DE LA RIOJA MANOS CREATIVAS
Cobra Aranguren 150 San Cayetano Libros Av. 9 de julio 125. La Rioja Proyecto Asociativo
Santiago Arcos Púan 481 · PROVINCIA DE MENDOZA
Mu Hipólito Irigoyen 1440 Marta Poroyán Galería 9 de julio Local 7
Compadres del horizonte Combate de los pozos 7986 García Santos San Martín 921. Mendoza MERCADO DEL PROGRESO
Rayo rojo Galería Bond Street. Av. Santa fe 1670 · PROVINCIA DE SANTA FE
· PROVINCIA DE BUENOS AIRES Puerto Libros Corrientes 857. Rosario. Sta Fe Av. Rosario y Del Barco Centenera
Astor Vitali Distribuidor Bahía Blanca · PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO Fundado en 1889
Ficciones I Las Flores 66 Wilde. Avellaneda Librería Editorial Lucrecia 24 de Septiembre 137. Santiago
Ficciones II Eva Perón y Rucci. V. Alsina. Lanús Libros de Marcos Visozo 9 de Julio 175. Santiago
Del Sur Mitre 2205. Sarandí Avellaneda Librería Dimensión La Plata 198. Santiago
ARTESANIAS DE DISEÑO
Cadena de libros El AlephAvellaneda, Alte Brown, Rosario Kiosco de la Univ. Nac. De SE Avda. Belgrano 1350. Santiago
Ediciones del Sur 9 de julio 1593. Lanús Ctro Librería Dimensión La Plata 198. Santiago Los mejores productos
Tupac Libros 9 de julio 1132. Lanús Ctro · PROVINCIA DE TUCUMÁN De manos de sus creadores
Rayuela Libros Loria 205. Lomas de Zamora Libreria Universitaria Ayacucho 401. Tucumán cuero, tela, lanas, madera,
Tato libros Av. Meeks 82. Local 27. L. de Zamora Libreria El Quijote San Lorenzo 699. Tucumán tejidos, velas, sahumerios, jabones,
Palenque Foro-Libros Av. Meeks 132. Lomas de Zamora Hiper Revistas y Libros 24 de Septiembre 611. Tucumán bijou, accesorios, complementos
Ramos libros I Mitre 581. Quilmes Libreria Alpha 24 de Septiembre 999. Tucumán
Locales 17 y 80
Daniel Acea Lunes a Sábado de 10 a 13 y de 17 a 20 hs
Lic. en Psicología JORGE CURCIO
_______________________ Psicoanalista
Adrogué Part.: 42946756
Adultos, Pareja. FUNDACION MyRAr
Mat.Nac. Nº 42.489
Cel.: 156-805-2601
tel: 4637-5079 MANOS CREATIVAS
daniel_acea@yahoo.com.ar
jorgecurcio@gmail.com Proyecto Asociativo
La Docta Ignorancia