Está en la página 1de 59

CONTENIDO

Contenido
RESUMEN ........................................................................................................................ 3
ABSTRACT ...................................................................................................................... 4
LISTA DE FIGURAS ........................................................................................................ 5
LISTA DE TABLAS ......................................................................................................... 6
CAPITULO I ..................................................................................................................... 7
INTRODUCIÓN................................................................................................................ 7
CAPITULO II .................................................................................................................... 8
OBJETIVO ........................................................................................................................ 8
2.1 OBJETIVO GENERAL ............................................................................................ 8
2.2. OBJETIVO ESPECIFICOS ..................................................................................... 8
CAPÍTULO III .................................................................................................................. 9
MARCO TEÓRICO´ ......................................................................................................... 9
3.1. ENSAYOS IN SITU ................................................................................................ 9
3.2. ESFUERZOS Y DEFORMACIÓN EN EL PAVIMENTO .................................... 10
3.2.1. MÓDULO ELÁSTICO ................................................................................... 10
3.2.2 SUBRASANTE ............................................................................................... 14
3.3. ESTRUCTURA DE PAVIMENTO ASFALTICO ................................................. 15
3.3.1 COMPORTAMIENTO ELÁSTICO ................................................................. 17
3.3.2. COMPORTAMIENTO ELASTO – PLÁSTICO ............................................. 19
3.4. ENSAYO DE CORTE DIRECTO INSITU............................................................ 20
3.4.1 DESCRIPCCIÓN Y DEFINICIÓN DEL MÉTODO ........................................ 20
3.4.2. FINALIDAD Y ALCANCE ............................................................................ 23
3.4.2.1. FINALIDAD ............................................................................................ 23
3.4.2.2. ALCANCE ............................................................................................... 23
3.4.3. ANTECENDES .............................................................................................. 23
3.4.3.1 ENSAYO “IN SITU” DE CORTE DIRECTO PRESA DE
MONTEARAGON (HUESCA) ............................................................................. 23
3.4.3.2. ENSAYO “IN SITU” DE CORTE DIRECTO COSTA VERDE LIMA .... 24
3.4.3.3. ESTIMACION DE LOS VALORES DE LA COHESION Y FRICCION
DEL MACIZO ROCOSO DE BAJA RESISTENCIA A PARTIR DE ENSAYOS
DE CORTE DIRECTO IN-SITU” ......................................................................... 24

1
3.4.4. RESUMEN Y USO DEL ENSAYO DE CORTE DIRECTO IN SITU ............ 25
3.4.4.1. RESUMEN DEL MÉTODO DE PRUEBA ............................................... 25
3.4.4.2. SIGNIFICADO Y USO ............................................................................ 26
3.4.5. EQUIPOS Y MATERIALES .......................................................................... 26
3.4.5.1. EQUIPOS ................................................................................................. 26
3.4.5.2. MATERIALES ......................................................................................... 29
3.4.6. MUESTRA ..................................................................................................... 29
3.4.7. PROCEDIMIENTO ........................................................................................ 29
3.4.8. CALCULOS Y RESULTADOS ...................................................................... 40
3.4.8.1 FORMULAS UTILIZADAS ..................................................................... 40
3.4.8.1 CONSIDERACIONES EN EL CÁLCULO REALIZADO ........................ 42
3.4.8.1 GRÁFICOS ............................................................................................... 45
3.4.9. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL ENSAYO DE CORTE DIRECTO IN
SITU......................................................................................................................... 46
3.4.9.1. VENTAJAS .............................................................................................. 46
3.4.9.2. DESVENTAJAS ...................................................................................... 47
CAPITULO IV ................................................................................................................ 48
APLICACIÓN DE CORTE DIRECTO IN SITU EN PAVIMENTOS ............................. 48
4.1. DESCRIPCIÓN DE ESFUERZOS EN PAVIMENTOS ........................................ 48
4.2. APLICACIÓN EN AFIRMADOS ......................................................................... 49
4.3. APLICACIÓN EN PAVIMENTOS FLEXIBLES .................................................. 49
CAPITULO V.................................................................................................................. 53
CONCLUSIONES ........................................................................................................... 53
CAPITULO VI ................................................................................................................ 54
RECOMENDACIONES .................................................................................................. 54
CAPITULO VI ................................................................................................................ 55
BIBLOGRAFIA .............................................................................................................. 55
ANEXOS ......................................................................................................................... 56

2
RESUMEN

En el presente trabajo de investigación, está referido a conocer los procedimientos,


lineamientos y metodologías a utilizar en el ensayo de corte directo in situ, además se dará
sus alcances aplicado a los diferentes tipos de pavimentos.

En el ensayo de corte directo in situ nos permite obtener los parámetros de cohesión
y fricción el cual se puede aplicar en suelos granulares, macizo fracturado y macizo rocoso
de baja resistencia, además permite establecer las deformaciones horizontales y verticales,
asimismo los esfuerzos cortantes y esfuerzos normales.

El uso de estos parámetros es muy frecuenta en la ingeniería comúnmente en


estabilidad de taludes, cimentaciones para presas, diques y otras aplicaciones debido a que
son parámetros muy importantes.
Con el propósito de conocer y establecer los lineamientos del ensayo de corte directo
in situ en el presente trabajo de investigación se describe los antecedentes usados en el Perú
y otros países sobre dicho ensayo.

3
ABSTRACT

In the present research work, is referred to know the procedures, guidelines and
methodologies to be used in the test of direct cutting in situ, in addition will be given its scope
applied to the different types of pavements.

In the test of direct cutting in situ allows us to obtain the parameters of cohesion and
friction which can be applied in granular soils, fractured solid and rocky mass of low
resistance, also allows to establish the horizontal and vertical deformations, as well as the
shear and stresses normal.

The use of these parameters is very common in engineering, commonly in slope


stability, foundations for dams, dykes and other applications because they are very important
parameters.

In order to know and establish the guidelines of the direct in situ test in this research
work, the background used in Peru and other countries on this test is described.

4
LISTA DE FIGURAS
Figura 1. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ ....................................................... 11
Figura 2. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ ....................................................... 13
Figura 3. Esquema típico de pavimentos asfalticos ...................................................................... 16
Figura 4. Presión permanente transmitida al suelo ....................................................................... 18
Figura 5. Comportamiento elástico plástico de un pavimento ...................................................... 19
Figura 6. Comportamiento elástico, un ciclo cargada y descarga .................................................. 19
Figura 7. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ ....................................................... 21
Figura 8. Montaje de la prueba in situ de cote directo .................................................................. 22
Figura 9. Esquema representativo del ensayo de corte directo ...................................................... 28
Figura 10. Ensayo de corte directo in situ .................................................................................... 28
Figura 11. Tallado de especímenes para realización de ensayos de corte directo in situ ................ 29
Figura 12. Excavación de la alicata a la profundidad requerida con maquinaria o medios manuales
.................................................................................................................................................... 30
Figura 13. Excavación de la calicata a la profundidad requerida y el tallado del espécimen a
ensayar ........................................................................................................................................ 30
Figura 14. Encofrado de espécimen para realizar la adicción de mortero de yeso y cemento ........ 31
Figura 15. Nivelación de la cara superior del espécimen a ensayar con el uso de mortero ............ 31
Figura 16. Verificación de superficies uniformes del espécimen a ensayar para luego colocar las
cajas metálicas alrededor de sus caras verticales. .......................................................................... 32
Figura 17. Colocación de planchas metálicas alrededor del espécimen fijado con pernos ............. 32
Figura 18. Esquema de rodillos entre 2 planchas para transmisión de carga axial ......................... 33
Figura 19. Colocación de 4 rodillos sobre la plancha horizontal ................................................... 33
Figura 20. Detalle de la aplicación de la carga normal en el centro de gravedad del espécimen y
ubicación de deformímetros ......................................................................................................... 34
Figura 21. Instalación de quipo y carga axial ............................................................................... 35
Figura 22. Instalación de la fuerza tangencial a través de una gata hidráulica ............................... 36
Figura 23. Esquema de ubicación de extensómetros en los especímenes (Vista en Planta)............ 37
Figura 24. Falla del espécimen ensayado in situ con molde de acero. ........................................... 38
Figura 25. Visualización final de falla del espécimen .................................................................. 39
Figura 26. Visualización de falla por corte del espécimen sin molde acero. .................................. 39
Figura 27. Gráfico carga aplicada vs desplazamiento horizontal .................................................. 43
Figura 28. Gráfico esfuerzo cortante (𝜏) vs esfuerzo normal (𝜎𝑛) ................................................ 43
Figura 29. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial para un esfuerzo de 0.5 1 y 1.5.
.................................................................................................................................................... 45
Figura 30. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial .............................................. 45
Figura 31. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial y la obtención de cohesión y
ángulo de fricción presentación final. ........................................................................................... 46
Figura 32. Gráficos esfuerzo y deformaciones ............................................................................. 48
Figura 33. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial y la obtención de cohesión y
ángulo de fricción presentación final. ........................................................................................... 49
Figura 34. Esquema representativo del funcionamiento de un pavimento ..................................... 50
Figura 35. Esquema representativo de la transmisión de carga a la subrasante.............................. 50
Figura 36. Distribución de carga a diferentes alturas.................................................................... 51
Figura 37. Casos de falla en pavimentos ...................................................................................... 52

5
LISTA DE TABLAS

Tabla 1 Ejemplo de toma de datos realizados in situ .................................................................... 44


Tabla 2 Ejemplo de resultados de 3 especímenes ensayados in situ .............................................. 44

6
CAPITULO I

INTRODUCIÓN
El ensayo de corte directo "in situ" obedece a los mismos principios y metodologías
que los de laboratorio y su aplicación hoy se extiende tanto a suelos como a rocas,
básicamente para la determinación de la resistencia al corte, cohesión y ángulo de fricción.

El ensayo de corte directo de campo es particularmente útil para simular la condición


de esfuerzos que existe sobre una superficie plana, con potencial de deslizamiento en una
ladera. También permite el corte con cargas normales, como es el caso de fallas poco
profundas. El principal propósito de este ensayo es determinar los valores de las resistencias
pico y residual, tanto en material intacto como en discontinuidades.
Es un ensayo utilizado para el diseño de diques, presas de tierra etc. La mayoría de
los casos reportados se refieren a ensayos en roca, debido a que no es posible determinar la
resistencia de estos materiales heterogéneos o estratificados mediante ensayos de laboratorio
siguiendo los lineamientos de la ASTM D 4554 - 95.
La predicción de las propiedades de ingeniería de la masa rocosa siempre insiste en
las pruebas in situ y generalmente considerado el mejor medio para determinar las
propiedades de ingeniería del subsuelo material y, en muchos casos, puede ser la única forma
de obtener resultados significativos.

La gran escala y el número de pruebas in situ tienden a promediar el efecto de


interacciones complejas. Las pruebas in situ en roca suelen ser costosas. Bien conducido las
pruebas pueden ser útiles para reducir supuestos excesivamente conservadores. Ubicación
del sitio de prueba y la dirección de carga es muy importante para el éxito de las pruebas. La
investigación del sitio en roca incluye pruebas como determinación de tensión in situ, prueba
in situ de deformabilidad, pruebas de cizallamiento directo in situ, etc.

En el presente trabajo tenemos la descripción general del ensayo de corte directo in


situ con fines de conocimiento más no de aplicación in situ del método.

7
CAPITULO II

OBJETIVO

2.1 OBJETIVO GENERAL


Conocer los procedimientos y metodologías del ensayo de corte directo in situ.

2.2. OBJETIVO ESPECIFICOS

Conocer los equipos y materiales empleados para el ensayo de corte directo in situ.

Especificar la relación que existe entre corte directo in situ y los diferentes tipos de
pavimentos

8
CAPÍTULO III

MARCO TEÓRICO´
3.1. ENSAYOS IN SITU

Los ensayos in situ son literalmente los que se realizan en el mismo lugar donde se
encuentra el objeto de análisis. En geotecnia, se aplica el término a los ensayos que se realizan
sobre un terreno para determinar sus características además forman parte de las técnicas de
reconocimiento geotécnico, constituyendo una alternativa o complemento a los ensayos de
laboratorio sobre muestras extraídas.

Permiten eliminar o reducir algunas de las limitaciones de los ensayos de laboratorio.

- El proceso de toma de muestras, bien sea por golpe, hinca o rotación, produce una
alteración de la estructura del terreno. Esta alteración es más importante en la periferia
de la muestra, pero en cierta medida afecta a la totalidad de la misma. Estudios
teóricos muestran que las deformaciones verticales que se producen en un suelo
arcilloso debido a la hinca de un toman muestras de pared delgada, son del orden del
1% en el eje de la muestra. A esta alteración hay que añadir la que se produce en el
transporte, almacenamiento, extracción de la muestra del tubo toman muestras y
tallado de la probeta.
- La extracción de la muestra del terreno implica la anulación de las tensiones totales a
las que estaba sometida “in situ”. En cuanto a las presiones intersticiales, el único
control que se tiene sobre ellas es la protección de la muestra contra la desecación o
humectación a través de sus paredes. El agua intersticial queda así en estado capilar,
siendo esta succión la responsable de mantener la estabilidad de la muestra. Si no
existe ninguna alteración, esta succión debe ser igual a la presión efectiva media a la
que estaba sometida la muestra in situ.

Las muestras extraídas tienen un tamaño pequeño, por lo que son representativas de
una porción reducida del terreno. Este inconveniente se solventa con la toma de un gran
número de muestras. Sin embargo, en muchas ocasiones el comportamiento del terreno no
puede modelarse basado en mediciones a tamaño pequeño. Esto ocurre cuando existen rasgos

9
macroestructurales como presencia de bolos o cantos, fisuración, estratificación en suelos
residuales y rocas, variaciones en profundidad, etc.

- Los ensayos “in situ” permiten, en principio, obviar estas limitaciones. Sin embargo,
esto solo se logra en parte y por otro lado aparecen otras nuevas.
- Aunque se elimina la alteración debida a la toma de la muestra, en su lugar aparecen
los efectos de la instalación del elemento de ensayo “in situ”. En ocasiones, estos
efectos son muy pequeños (como en el caso del ensayo de placa de carga).

El control de las condiciones (estados de desplazamientos, existencia o no de drenaje)


en los ensayos in situ, es mucho más precario que en el laboratorio.

3.2. ESFUERZOS Y DEFORMACIÓN EN EL PAVIMENTO

Actualmente, la mayoría de los métodos de diseño de pavimentos no consideran la


contribución de cada capa en la resistencia a la fatiga, asentamientos permanentes y el de
agrietamiento por temperatura, más aun, cuando cada capa del pavimento tiene una función
propia. Los métodos denominados empíricos – mecanísticos pueden considerar la
contribución estructural de las diferentes capas de un pavimento flexible, lo que no ocurre
por ejemplo, con el método AASHTO 1993. Recientemente la incorporación de los
conceptos de la mecánica estructural denominados “conceptos mecanísticos” es utilizada en
el análisis, diseño y refuerzo de la estructura de pavimentos.

A continuación se difunde la consideración de los conceptos mecanísticos en la


resilencia de los materiales y la evaluación de la sub – rasante.

3.2.1. MÓDULO ELÁSTICO

El parámetro que se utiliza en la estimación de deformaciones bajo cargas estáticas


en el módulo de elasticidad. El módulo elástico relaciona los esfuerzos aplicados y las
deformaciones resultantes. El nivel de los esfuerzos aplicados al suelo a través de la
estructura del pavimento es mínimo comparado con la deformación de la falla, por ello se
asume que existe una relación lineal entre los esfuerzos y las deformaciones.

10
La teoría de la elasticidad permite utilizar ensayos de laboratorio y campo para la
determinación del módulo elástico.

El ensayo de compresión confinada utilizando el consolidómetro simula el


comportamiento deformaciones que tendrá el suelo debajo de una cimentación superficial.
El esfuerzo de confinamiento lateral es variable durante la prueba, dada por la pared metálica
del equipo que no permite la deformación horizontal de la muestra. El ensayo permite obtener
el módulo elástico en condición natural y humedecida. En suelos arenosos el humedecimiento
bajo carga ocurre de manera inmediata y es posible medir el asentamiento adicional por este
efecto. El ensayo triaxial estudia el comportamiento deformacional del suelo bajo
confinamiento y permite obtener módulos elásticos para cualquier nivel de presión de
confinamiento y deformación. Los parámetros se utilizan cuando las presiones verticales
transmitidas alcanzan profundidades importantes. El equipo no permite medir el efecto del
humedecimiento.

El ensayo CBR y el ensayo de placa de carga permite obtener los parámetros elásticos
en la evaluación de la sub – rasante. Sin embargo, en nuestro medio no se utiliza la práctica
ingenieril recomendada por Valle Rods, 1967 de ensayar muestras inalteradas. La ventaja del
ensayo CBR es la evaluación de la influencia de la densidad natural y el humedecimiento.

Figura 1. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ

11
En la siguiente figura se estudia el efecto de las cargas en el pavimento. Cada ciclo
de carga produce en el suelo una componente de deformación plástica, no recuperable y una
componente de deformación elástica recuperable. Con los ciclos siguientes de cargas los
incrementos de deformación plástica producidos tienden a desaparecer, en cambio las
deformaciones elásticas tienden a ser constantes.

El Módulo Resiliente MR, relaciona el esfuerzo aplicado y la deformación elástica en


la condición estable o residual cuando el suelo presente un comportamiento elástico. El
módulo resiliente no presenta el comportamiento total, desde el inicio del ciclo de cargas
hasta el final.

Sin embargo, e módulo resiliente relaciona las cargas móviles o rápidas y las
deformaciones instantáneas resultantes. El valor del MR puede ser 10 veces el valor del
Módulo Elástico.

Los suelos granulares que conforman las capas de pavimento, presentan una adecuada
gradación y compactación. El comportamiento de estas capas granulares, bajo los ciclos de
carga, presentará deformaciones plásticas significativas. Se asume que durante el adecuado
proceso constructivo, las deformaciones plásticas se anularán. En este caso es apropiado
modelar el comportamiento de las capas con el Módulo Resiliente, Mr. Al respecto la Guía
AASHTO 93 presenta valores establecidos en el laboratorio, basados en el valor de CBR.

12
Figura 2. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ

En caso crítico lo constituye cuando la sub – rasante contiene fracciones importante


de finos limo – arcillosos. Es sabido que los suelos Limo – arcillosos sometidos a cargas
estáticas permanentes presentan deformaciones diferidas (con el tiempo9 asociados a
fenómenos de consolidación. Bajo cargas no permanentes, de corta duración y repetidas,
como son la carga de tránsito, el tiempo que demorará en consolidarse será mayor, lo que
traduce en el mayor número de ciclos. Es decir, el adecuado proceso constructivo no será
suficiente para anular las deformaciones plásticas. El estado final resiliente solo se consigue
con un número grande de ciclos de carga y la deformación plástica acumulable significativa.
El módulo resiliente, MR al representar solamente el comportamiento deformacional final,
no será representativo del comportamiento del suelo.

Las sub – rasante con componentes importantes limo – arcillosas sujetas a


deformaciones plásticas acumulables significativas (bajo valor de CBR), estarán sujetas a
dos alternativas: estabilizar primero el subsuelo para luego diseñar el pavimento o alejar el
subsuelo de la influencia de las cargas (considerando un espesor mayor de relleno granular)
esto es, del bulbo de presiones generadas por la varga de tránsito

13
3.2.2 SUBRASANTE

La rehabilitación de carreteras y pavimentos urbanos exige disponer anualmente de


montos importantes del presupuesto de la nación. En los EE.UU también ocurrió esta misma
situación hace más de 10 años. La conclusión fue que los métodos de diseño de estructuras
de pavimentos eran básicamente empíricos y los conceptos de la mecánica estructural que se
habían incorporado en las últimas décadas a la ingeniería civil, aún no se habían incorporado
en la ingeniería de pavimentos. Actualmente la tendencia en los EE.UU y los países europeos
es considerar periodos de diseño de 40 – 50 años mediante estructura denominadas
“pavimentos perpetuos” que no requieren mantenimiento durante los primeros 20 años.

En la estructural de pavimento, las capas (elementos estructurales) que componen el


pavimento no presentan asentamientos significativos, siendo la sub – rasante o cimentación
de pavimentos propenso a deformarse. Entonces, la primera conclusión es que las fallas
estructurales que aún se presentan en nuestro medio, se deben a una limitada, incorrecta y no
actualizada metodológica de evaluación de la sub – rasante. La ingeniería geotécnica nos
describe un país donde se presentan suelos con respuesta mecánica variadas, utilizando
términos como: suelos colapsables, expansivos, densificables, licuables, compresibles,
suelos inestables no consolidados o de formación reciente (módulos elásticos menores a 100
kg/cm2), cuyo común denominador es presentar deformaciones significativas que afectarán
estructuras de concreto y más aun a estructuras que admiten mucho menor valor de
asentamiento admisible (menor a 1mm), como son las estructuras de pavimento.
Definitivamente, un asentamiento mayor ocasiona la fatiga prematura de la carpeta asfáltica,
elemento que es muy rígida (módulo elástico superior a 30,000 kg/cm2).

En nuestro país, muchas generaciones de ingeniero utilizan el ensayo de CBR, ASTM


D 1883 para determinar la capacidad de soporte de la sub – rasante, sin embargo, no se
considera la humedad ni la densidad “in situ”. Se asume generalmente que la capacidad de
soporte de la sub – rasante es el resultado del ensayo asociado a la Máxima Densidad Seca
del ensayo Proctor Modificado. Si bien es cierto que el ensayo CRB de campo es costoso y
no sería recomendable realizarlo, existe otra alternativa, existe otra alternativa propuesta
basado en utilizar el mismo molde CBR, llevarlo al campo y con ello extraer una muestra

14
inalterada. En suelos finos, areno – limoso, los suelos más susceptibles a presentar alta
deformabilidad se presta para esta práctica. En laboratorio, se realiza la prueba de penetración
sobre la muestra en condiciones naturales obtenida con el molde CBR, obteniéndose un valor
representativo del comportamiento de la sub – rasante.

En depósitos de suelos granulares con presencia de boleos y bloques no consolidados


de formación reciente, generalmente como resultado de fenómenos geodinámicos
presentarán deformaciones permanentes acumulables debido a la densificación producida por
el impacto de las cargas dinámicas de tránsito. En este aspecto, es preciso indicar que la
deformación de estos suelos suelen ser de magnitudes similares a los suelos limo – arcillosos
compresibles. Ensayos para medir las deformaciones producidas en los suelos granulares
sueltos utilizando la mesa vibradora arrojaron resultados ilustrativos.

3.3. ESTRUCTURA DE PAVIMENTO ASFALTICO

La estructura que se apoya sobre el terreno de fundación o subrasante, y que está


conformado por capas de materiales de diferentes calidades y espesores, que obedecen a un
diseño estructural, se denomina pavimento. La estructura del pavimento está destinada a
soportar las cargas provenientes de tráfico.

Tradicionalmente, los métodos de diseño de pavimentos, han sido empíricos; es decir,


que la experiencia representaba un papel importante. Se requería que el ingeniero tuviese
muchos años en el área para, de alguna manera, poder interpretar los resultados de las
investigaciones de campo y realizar el diseño.

Los pavimentos asfálticos están conformados por una carpeta asfáltica apoyada
generalmente sobre dos capas no rígidas, la base y sub base. No obstante puede prescindirse
de cualquiera de estas capas dependiendo de las necesidades particulares del proyecto. La
distribución típica de las capas que conforman la estructura se muestra en la siguiente figura.

15
Figura 3. Esquema típico de pavimentos asfalticos

La carpeta asfáltica o capa de rodamiento proporciona una superficie uniforme y


estable al tránsito, de textura y color adecuado, que debe resistir los efectos abrasivos
provenientes del tránsito y del medio ambiente. La nueva guía de diseño empírico –
mecanístico AASHTO 2002 recomienda que el módulo elástico de la carpeta se evalúe con
el Módulo Complejo Dinámico. Sin embargo, podemos mencionar que la carpeta es una capa
muy rígida con valores altos de módulo. El método de diseño AASHTO 1993 considera como
parámetro de diseño de la carpeta asfáltica el módulo resiliente, para mezclas asfálticas en
caliente estos valores varían de 400,000 a 450,000 psi (28,000 a 32,000 kg/cm2) a 20°C.

La capa de base, generalmente granular, es una capa que se apoya sobre la sub base.
La función de esta capa es transmitir los esfuerzos provenientes del tráfico, a la sub base y
subrasante. Los requisitos de calidad de agregados de base son muy rigurosos. Esta capa está
conformada por grava, compactada al 100% de la máxima densidad seca del ensayo proctor
modificado. El módulo elástico de la base se evalúa con el módulo resiliente. Una base
granular con CBR del 100% tiene aproximadamente un valor MR de 30,000 psi (2,100
kg/cm2).

La sub base es una capa que según el diseño puede o no colocarse. Se apoya sobre la
sub rasante y los requisitos de calidad de los materiales que los conforman son menos
rigurosos, la razón de esto es que los esfuerzos verticales que se transmiten a través de las

16
capas de pavimentos son mayores en la superficie y van disminuyendo a medida que se
profundiza. La sub base es la capa de material seleccionado, más profunda de la estructura
del pavimento, razón por la que los materiales que la conforman, más profunda de la
estructura del pavimento, razón por la que los materiales que la conforman cumplen
requisitos menos rigurosos. El módulo elástico de la sub base se evalúa con el módulo
resiliente. Una sub base granular con CBR del 40% (CBR mínimo para sub bases granulares,
según las Especificaciones Técnicas Generales para Construcción de Carreteras EG – 2000,
Ministerio de TARANSPORTES, Comunicaciones, Vivienda y Construcción, Oficina de
Control de Calidad) tiene un MR de 17,000 psi (1,200 kg/cm2).

3.3.1 COMPORTAMIENTO ELÁSTICO

El parámetro que evalúa las deformaciones ante cargas elásticas, es el módulo elástico
E. El módulo elástico relaciona los esfuerzos aplicados y las deformaciones resultantes. Un
ejemplo, es la zapata, el nivel de esfuerzos aplicados al suelo a través de la zapata es mínimo
lo que originará que el suelo se deforme, pero esta deformación no lo llevará a su condición
de falla.

La teoría elástica permite determinar el modulo elástico del suelo mediante ensayos
en campo y laboratorio, como en ensayos de compresión edométrica, triaxial, CBR, placa de
carga entre otros. En un ensayo triaxial, a una muestra de suelo se le aplica un confinamiento
promedio inicial (σc) para luego aplicarle el esfuerzo axial q.

La presión transmitida al suelo es permanente y baja, lo que llevará a que la


deformación sea elástica. Gráficamente una relación lineal entre la presión transmitida y la
deformación, la pendiente de la recta mostrada es el módulo elástico. Para el caso de
cimentaciones el asentamiento permisible es de 2.5 cm.

17
Figura 4. Presión permanente transmitida al suelo

Es posible extender la teoría elástica a los ensayos de CBR, utilizando los resultados
de la prueba de carga asociados a asentamientos característico de 0.1 pulgadas. Para ello, se
deberá utilizar la solución que ofrece la teoría elástica para el cálculo de asentamiento que
ocurre cuando se tiene una superficie circular rígida cagada sobre un medio semi – infinito.

𝜋
𝜌= (1 − 𝑉 2 )𝑝𝑟/𝐸
2
Donde

𝜌 = Asentamiento

v = Relación de Poisson

p = Presión aplicada

r = Radio del área cargada

E = Módulo elástico

Considerando un asentamiento característico de 0.21 pulgadas; un valor de v=0.4; radio


equivalente a un área circular cargada de 3 pulg2 y la presión aplicada en función del valor
CBR, se obtiene las siguientes relaciones:

E = 139.7 CBR ; E en libra/pulg2

E = 9.83 CBR ; E en kg/cm2

18
3.3.2. COMPORTAMIENTO ELASTO – PLÁSTICO

En pavimentos la carga trasmitida es móvil, es decir, el suelo experimenta ciclos de


carga y descarga. Para un mejor entendimiento se analizará el caso de un ciclo (1 carga y 1
descarga). Cuando el vehículo se aproxima al punto de análisis A, el terreno de fundación se
empieza a deformar, esta deformación se hace máxima cuando el vehículo se encuentra
exactamente sobre el punto A, en ese momento conocemos la deformación total. Sin
embargo, cuando el vehículo se aleja el suelo trata de recuperar su posición inicial pero no lo
consigue. La deformación no recuperable se denomina deformación plástica y la deformación
recuperable es la deformación elástica. El suelo ha experimentado plastificación.

Figura 5. Comportamiento elástico plástico de un pavimento

Figura 6. Comportamiento elástico, un ciclo cargada y descarga


19
El terreno de fundación soporta muchos ciclos de carga – descarga, las deformaciones
plásticas se van acumulando y las deformaciones elásticas se van haciendo constantes.
Cuando el suelo no acumula más deformaciones elásticas se van haciendo constante. Cuando
el suelo no acumula más deformaciones plásticas ya se consolidó para ese nivel de cargas.
La pendiente de recta final de esta etapa se denomina módulo resiliente MR. El módulo
resiliente representa el comportamiento elástico final del suelo.

3.4. ENSAYO DE CORTE DIRECTO INSITU

3.4.1 DESCRIPCCIÓN Y DEFINICIÓN DEL MÉTODO

El ensayo de corte directo "in situ" obedece a los mismos principios y metodologías
que los de laboratorio y su aplicación hoy se extiende tanto a suelos como a rocas,
básicamente para la determinación de la resistencia al corte, cohesión y ángulo de fricción.

La interpretación del ensayo es directa, se miden desplazamientos en dirección


horizontal y vertical, obtienen resultados sobre la deformabilidad del espécimen ensayado
así como su resistencia al corte. La razón de ensayar bloques de gran tamaño suele ser el
análisis de la influencia de rugosidades de gran escala en la resistencia.

En el caso de suelos o rocas blandas, puede ocurrir que la carga vertical esté
relativamente próxima al valor límite de hundimiento. En estas circunstancias, la rotura no
se produce por deslizamiento a lo largo del plano de la base, sino por fallo en la zona inferior,
como una zapata con carga inclinada, y como tal debe interpretarse.

20
Figura 7. Esquema representativo de Ensayo de corte in situ
Fuente: Jimenes Salas J. y de Justo Alpañes J. Vol 2 1981

Teniendo la muestra y el equipo listos, se procede a la aplicación de las cargas vertical


y horizontal mediante los gatos hidráulicos. Se aplica la carga vertical en incrementos hasta
alcanzar el esfuerzo vertical requerido, anotándose la deformación vertical alcanzada. Luego
se aplica la carga horizontal en incrementos, registrando las deformaciones producidas, hasta
notar un decremento de la carga horizontal, que indica falla.

El equipo para realizar el ensayo de corte directo en campo consiste de pesos, apoyos
y gatos hidráulicos. Durante el ensayo el alineamiento de la carga vertical debe mantenerse
a medida que avanza el desplazamiento de corte.
La prueba de corte directo se lleva a cabo aislando de la masa rocosa un espécimen
prismático de roca, limitado en su cara inferior por la discontinuidad. Sobre la cara superior
de la muestra se ejerce una fuerza constante normal al plano potencial de falla, mientras
simultáneamente se aplica, en incrementos, un esfuerzo tangencial que induce la falla del
bloque. Esta prueba, muy sencilla en su concepto, presenta problemas en su realización:
como orientación de las fuerzas aplicadas, velocidad de carga, condiciones de saturación de
la muestra, etc. En el esquema de montaje (figura 02), la dirección de aplicación de la fuerza
lateral no es horizontal.

21
Este dispositivo elimina la formación de grietas de tensión en la cercanía de la zona
de aplicación de la carga lateral pero, al utilizar este dispositivo, es necesario corregir la
magnitud de la carga normal N directamente aplicada a la muestra a fin de compensar en todo
momento el componente normal de la carga lateral variable T. En la siguiente figura se
muestra el esquema del montaje.

Figura 8. Montaje de la prueba in situ de cote directo


Fuente: Presas de tierra y enrocamiento Raúl Marsal

En todo caso, el valor mínimo de la fuerza normal total aplicada a la muestra es N


min= T tan a, designando por a, el ángulo de inclinación de la carga lateral con respecto a la
horizontal. Implica que no puede determinarse con este dispositivo la envolvente de falla en
el intervalo de esfuerzos normales nulos. Para obviar esta limitación, en muchos casos se ha
recomendado que la dirección de aplicación de la carga lateral sea horizontal.
Es también recomendable elegir una velocidad de carga lateral de modo que las
presiones de poro generadas durante el proceso de falla sean reducidas. Finalmente, el sentido
y dirección del desplazamiento inducido durante la prueba puede ser importante; por ejemplo,
en los planos de contacto entre formaciones sedimentarias es común la presencia de
micropliegues (ripple marks). En dicho caso, según sea la dirección del desplazamiento
inducido 1, 2 o 3, se obtienen los valores S1, S2 y S3 de la resistencia al corte

22
3.4.2. FINALIDAD Y ALCANCE

3.4.2.1. FINALIDAD
La finalidad del ensayo de corte directo in situ es determinar los parámetros de
resistencia al corte, la cohesión y el ángulo de fricción de los especímenes a ensayados in situ
de manera que las muestras no sean perturbadas por transporte al laboratorio lo cual genera
resultados de ensayos que no reflejan las consideraciones del campo.

3.4.2.2. ALCANCE

Los resultados del ensayo son aplicables para estimar la resistencia al corte en una
situación de campo donde ha tenido lugar una completa consolidación bajo los esfuerzos
normales actuales. Además el método de corte directo in situ en Perú ha sido utilizado en los
siguientes casos:

a. Este método de prueba cubre la medición y Resistencia a la corte in situ de la


resistencia al corte directo de la roca estable e inestable con presencia de
discontinuidades determinando así el ángulo de fricción, cohesión.

b. Este método de prueba cubre la medición y Resistencia a la corte in situ de la


resistencia al corte directo de suelos granulares.

c. Este método de prueba cubre la medición y Resistencia a la corte in situ de la


resistencia al corte directo de suelos gravosos.

3.4.3. ANTECENDES

3.4.3.1 ENSAYO “IN SITU” DE CORTE DIRECTO PRESA DE MONTEARAGON


(HUESCA)
La Presa de Montearagón, sita sobre el río Flumen en el término municipal de
Loporzano (Huesca), es una presa de arco-gravedad, de hormigón vibrado, de 78 m. de altura
y con una capacidad de embalse de 51,5 hm³. Como colofón al estudio de la resistencia del
macizo rocoso sobre el que apoya la presa, se realizó, por parte de KELLER
CIMENTACIONES, S.L. un ensayo “in situ” de corte directo.

23
El ensayo se ejecutó en la junta natural entre areniscas (roca superior) y margas (roca
inferior), donde se presume la zona de menor resistencia del macizo. Previamente al ensayo
se excavó un recinto en la arenisca en el que construyeron 3 “dados” de 2,5 x 2,5 m. en planta
y 1,5 m. de altura. Los dados se alinearon en línea recta de manera que se pudiesen empujar
horizontalmente a lo largo de un eje común.
Los dados consisten en una probeta tallada en roca y recubierta de hormigón armado
anclado al terreno por 4 anclajes. Cada dado se tesa a una carga diferente representando un
estado tensional del conjunto presa-terreno. El ensayo se realiza en 3 etapas. Se empuja
horizontalmente cada dado utilizando los otros como reacción hasta romper el primero, es
decir, hasta alcanzar el desplazamiento fijado como límite del ensayo.
Los empujes horizontales se logran con un gato emplazado entre los dados y
empujando y reaccionando contra el hormigón de cada dado reforzado por placas de acero
de reparto. En cada etapa se miden los desplazamientos en los 3 ejes de las 4 caras de todos
los dados. Para ello se instalan 12 potenciómetros, con un rango de 10 cm, en cada dado sobre
“brazos” de acero anclados a las paredes de arenisca de la excavación. Una red de cables
comunica los potenciómetros con el centro automático de adquisición de datos, unidad desde
la cual se leen y registran las lecturas de los potenciómetros.
La información se vuelca automáticamente a una hoja de Excel pudiéndose ver en
tiempo real los resultados de forma numérica y gráfica. Finalizados los trabajos de campo se
redactó un informe recogiendo en detalle la metodología empleada así como cualquier
incidencia acaecida durante la prueba.

3.4.3.2. ENSAYO “IN SITU” DE CORTE DIRECTO COSTA VERDE LIMA

Por otro lado, en el año 2009 Jorge Alva Ingenieros E.I.R.L. realizó 2 ensayos de
corte directo in situ en la zona de estudio, uno al pie del talud, y el otro punto ubicado sobre
el talud a 40 m.s.n.m. Los resultados e imágenes de estos ensayos son presentados en el
Anexo A-2.
3.4.3.3. ESTIMACION DE LOS VALORES DE LA COHESION Y FRICCION DEL
MACIZO ROCOSO DE BAJA RESISTENCIA A PARTIR DE ENSAYOS DE
CORTE DIRECTO IN-SITU”

24
La investigación in-situ realizada nos permitirá llenar un vacío, en el diseño de
construcciones en macizos rocosos de baja resistencia, a la fecha no se tienen datos de los
parámetros referidos, es importante recalcar que este es el inicio de investigaciones de este
tipo que condiciona a que otros profesionales incrementen y/o modifiquen lo realizado.

Resistencia a la compresión de las rocas de la muestra bloque esta de 1 a 5 Mpa, con


una descripción equivalente a muy blanda.
Los Ensayos de corte directo in-situ corresponden a 3 especímenes de bloque de roca,
para cada espécimen el ensayo se realiza en dos partes, en la primera parte se aplica una carga
normal sobre el bloque tallado, controlándose los desplazamientos producidos, esta carga
permanece constante a lo largo del ensayo, en la segunda parte se aplica la carga tangencial
hasta alcanzar la rotura del bloque, midiendo la magnitud de la carga y los desplazamientos
tangenciales y normales.
Corte Directo CD-1 (especímenes E1, E2 y E3) se encuentran de moderadamente resistentes,
muy fracturadas y con presencia de óxidos. Fricción φ = 35.28° Cohesión C = 0.5118 Kg/cm2
Corte Directo CD-2 (especímenes E4 E5 y E6) se encuentran de moderadamente resistentes,
muy fracturadas, muy alteradas y con presencia de sales y óxidos. Fricción φ = 34.92°
Cohesión C = 0.465 Kg/cm2
Corte Directo CD-3 (especímenes E7, E8 y E9) se encuentran de poco a moderadamente
resistente, muy fracturadas a extremadamente fracturadas y con presencia de sales y óxidos.
Fricción φ = 36.63° Cohesión C = 0.499 Kg/cm2

3.4.4. RESUMEN Y USO DEL ENSAYO DE CORTE DIRECTO IN SITU

3.4.4.1. RESUMEN DEL MÉTODO DE PRUEBA

a. Este método de prueba se realiza en especímenes forma rectangular o cuadrada, de


preferencia los bloques cuadrados ya sea en suelos granulares como en roca que están
aislados en todas las superficies, a excepción de la superficie del plano de corte.
b. Los bloques no deben ser perturbados durante la preparación de especímenes y la
instalación de los equipos.
c. Una carga normal se aplica perpendicular al plano de corte y luego se aplica una carga
lateral para inducir la falla.

25
3.4.4.2. SIGNIFICADO Y USO
a. Debido a los efectos de escala, no hay un método simple de predicción de
la resistencia al corte in situ de una discontinuidad de roca de los resultados
de pruebas de laboratorio en muestras pequeñas; en el lugar las pruebas en
muestras grandes son los medios más confiables.
b. Los resultados pueden ser empleados en el análisis de estabilidad de taludes
problemas de ingeniería, por ejemplo, en estudios de pendientes, aberturas
subterráneas y cimientos de presas. Al aplicar el resultados de la prueba, las
condiciones de presión del agua intersticial y la posible.
c. La falla progresiva debe evaluarse para el diseño caso, ya que pueden diferir
de las condiciones de prueba.

3.4.5. EQUIPOS Y MATERIALES

3.4.5.1. EQUIPOS

Caja Metálica de Confinamiento


• Dos planchas metálicas de 0.80 m x 0.50 m x 1” de espesor.

• Dos planchas metálicas de 0.70 m x 0.50 m x 5/16” de espesor.

• Pernos soldados de 4” x 3/8” de diámetro.

Transmisión de Carga Axial


Es un sistema que puede ser ideado según los equipos y materiales disponibles y que
sea capaz de conformar una sobrecarga suficiente que transmita las presiones normales
requeridas para cada uno de los especímenes de ensayo.
• Cajón Metálico de Reacción
Medidas: 2.05 m x 2.05 x 1.50 m de altura Capacidad máxima: 20 Ton
Peso del cajón Metálico: 1100 Kg
• Gata Hidráulica para Carga Axial Capacidad: 20 Ton.
• Plancha de Transmisión de la Carga Axial

26
Medidas: 0.70 m x 0.70 m x 1” de espesor.

•Rodillos Intermedios de Presión de Alma Llena


Se emplea los rodillos de alma llena Medidas: 0.60 m x 11/2” de espesor y en número
de 4 piezas; perfectamente pulidos colocados entre dos planchas metálicas en la parte
superior del espécimen previamente confinado para recibir la carga normal; su objeto
es el de evitar que durante la aplicación de la fuerza tangencial se desestabilice el
sistema de carga. Los rodillos giraran sobre si mismos durante la aplicación de la fuerza
tangencial y el sistema de carga axial se mantendrá estable.

•Plancha de Presión Medidas: 0.50 m x 0.50 m x 1” de espesor.


Las planchas metálicas puede variar en sus dimensiones dependiento del espécimen
tallado, el cual depende del tamaño máximo del agregado tiene que ser mayor al 10
veces el tamaño máximo.

Transmisión de Fuerza Tangencial

• Gata Hidráulica para Fuerza Tangencial con una capacidad: 20 Ton.


• Reacción Horizontal

• Murete de Concreto Armado

• Plancha de apoyo del sistema de medidas: 0.25 x 0.25 x 1” de espesor


• Equipos de Extensión

Extensómetros para medir desplazamientos verticales y horizontales desarrollados


durante el ensayo (aproximación de 0.01 mm).

A continuación en la figura 09 se presenta una representación gráfica de los equipos


utilizados para el ensayo de corte directo.

27
Figura 9. Esquema representativo del ensayo de corte directo
Fuente: Jimenes Salas J. y de Justo Alpañes J. Vol 2 1981

En la figura 010 se presenta como referencia el ensayo de corte directo in situ.

Figura 10. Ensayo de corte directo in situ


Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

28
3.4.5.2. MATERIALES

Se prepara el espécimen prismático perfilando las caras verticales así mismo la cara
horizontal con fines de eliminar protuberancias y tener uniformidad en las aristas del
espécimen prismático se utiliza mortero que está constituido por:

 Cemento
 Agua
 Arena
 yeso

3.4.6. MUESTRA

La prueba de corte directo se lleva a cabo aislando de la masa de un espécimen


prismático de roca, suelo granular o suelo gravoso, limitado en su cara inferior como se
muestra en la figura 11 donde se realiza el tallado del espécimen para realización de ensayo
de corte directo in situ.

Figura 11. Tallado de especímenes para realización de ensayos de corte directo in situ
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

3.4.7. PROCEDIMIENTO

A continuación se da conocer los pasos previos, durante y al finalizar el ensayo de corte


directo In situ que se tienen que tener en cuenta para la realización del ensayo como son:

29
a. Se realiza el reconocimiento de campo para la ubicación de los puntos y la
exploración con calicatas.
b. Se realiza la excavación del terreno con un área suficiente para el armado del equipo
y un adecuado tallado de las muestras a ensayar.

Figura 12. Excavación de la alicata a la profundidad requerida con maquinaria o medios manuales

c. Se realiza el tallado inicial de las muestras a ensayar, tal como se indica en la figura
13, el tallado inicial se realiza empleando pala pico y barreno consiguiendo las
dimensiones del ensayo con espátulas, barrerillas y cuchillas.

Figura 13. Excavación de la calicata a la profundidad requerida y el tallado del espécimen a ensayar
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

30
d. Se prepara el espécimen prismático perfilando las caras verticales de la muestra, se
monta un encofrado alrededor del espécimen luego se hecha mortero en los lados y
la parte superior para nivelar la superficie.

Figura 14. Encofrado de espécimen para realizar la adicción de mortero de yeso y cemento
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

Figura 15. Nivelación de la cara superior del espécimen a ensayar con el uso de mortero
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

e. Aislamiento de las caras de la muestra utilizando un mortero de yeso-cemento para


cubrir las irregularidades del tallado.

31
Figura 16. Verificación de superficies uniformes del espécimen a ensayar para luego colocar las cajas
metálicas alrededor de sus caras verticales.
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

f. Luego de que él espécimen prismático no presente irregularidades en las caras


verticales de la muestra se monta luego la caja metálica de confinamiento alrededor
del espécimen y ajustando con pernos.

Figura 17. Colocación de planchas metálicas alrededor del espécimen fijado con pernos
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

g. Se verifica la nivelación de la cara superior de la muestra de tal manera que al colocar


la plancha de transmisión de esfuerzo normal queda perfectamente nivelada.

32
h. Colocación de cuatro rodillos de acero de 11/2” de diámetro y 0.60 m de longitud,
sobre la plancha de transmisión de esfuerzo normal, que al girar sobre si mismos en
el momento de la aplicación de la fuerza tangencial, no permite que se desequilibre
el sistema de transmisión de la fuerza normal y luego Colocación de otra plancha
metálica sobre los rodillos, con el objeto de recibir la carga normal mediante una gata
hidráulica.

Figura 18. Esquema de rodillos entre 2 planchas para transmisión de carga axial
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

Figura 19. Colocación de 4 rodillos sobre la plancha horizontal


Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

33
i. Colocación de otra plancha metálica sobre los rodillos, con el objeto de recibir la
carga normal mediante una gata hidráulica.

Figura 20. Detalle de la aplicación de la carga normal en el centro de gravedad del espécimen y ubicación de
deformímetros
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

j. Colocación de los instrumentos de transmisión de carga axial es un sistema que puede


ser ideado según los equipos y materiales disponibles y que sea capaz de conformar
una sobrecarga suficiente que transmita las presiones normales requeridas para cada
uno de los especímenes del ensayo constituido por los siguientes elementos:
- Cajón Metálico de Reacción Medidas: 2.05 m x 2.05 x 1.50 m de altura.
- Capacidad máxima: 20 Ton Peso del cajón Metálico: 1100 Kg
- Gata Hidráulica para Carga Axial Capacidad: 20 Ton.
- Plancha de Transmisión de la Carga Axial Medidas: 0.70 m x 0.70 m x 1” de
espesor.

34
Figura 21. Instalación de quipo y carga axial
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

k. Instalación del sistema de transmisión de la fuerza tangencial, constituido por los


siguientes elementos:
Gata hidráulica para fuerza tangencial, capacidad de 20 Tn.
Sistema de reacción horizontal, consistente en un murete de concreto.
- Plancha de apoyo del sistema.
- Equipos de extensión suplex y planchas.
- Instalación del equipo de medición, conformado por cuatro extensómetros de los
cuales se empleó dos para las lecturas del asentamiento y dos para el registro de los
desplazamientos.

35
Figura 22. Instalación de la fuerza tangencial a través de una gata hidráulica
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

l. Estando ya la muestra-bloque confinada y todo el equipo debidamente montado se


verifica la colocación de extensómetros y colocar la carga vertical.
Colocación de extensómetros: Se debe de disponer de 04 diales indicadores para
medir el asentamiento vertical y el desplazamiento horizontal del espécimen, con una
precisión de por los menos el 0.01 mm.

Carga de reacción: Para la vertical, colocar el sobrepeso dentro del cajón metálico,
ubicada encima del bloque –muestra a ser ensayado para ser trasmitida mediante la
gata hidráulica, la carga total requerida deberá estar disponible en el sitio antes de
iniciar el ensayo Viga de referencia: La carga axial se aplica a una viga de sección T
y esta a su vez la trasmite a cinco vigas transversales que distribuyen la carga del
cajón metálico

36
Figura 23. Esquema de ubicación de extensómetros en los especímenes (Vista en Planta)
Fuente: (Shuan Lucas, 2011)

m. Aplicación del esfuerzo normal


Aplique la carga vertical al espécimen, manteniendo la carga constante hasta que el
asentamiento cese o hasta que la razón de asentamiento, tan pronto que sea posible
antes y después de la aplicación de la carga.

Se efectuó mediante el uso de la gata hidráulica colocada sobre la plancha de presión


y en contacto con la viga central que sostiene el cajón metálico con la carga de
reacción normal.

La carga axial se aplica por incremento, esperándose luego un tiempo para que ocurra
el asentamiento total.

n. Aplicación del esfuerzo tangencial


Se inicia su aplicación cuando disminuye los asentamientos producidos por la carga
normal, las lecturas de los extensómetros continúan durante la aplicación de la fuerza
tangencial.
Esta fuerza tangencial es la producida mediante la gata que actúa sobre el área de la
plancha y que se coloca en posición horizontal, apoyado en gran disco metálico y esta
sobre un muro de reacción de concreto prepara de antemano.

37
Cuando el proceso de asentamiento del espécimen ha cesado bajo la acción de la
presión axial impuesta, se aplica el esfuerzo tangencial de corte en forma continua
mediante una gata. Hidráulica instalada en una posición horizontal y apoyada en el
murete de concreto, registrándose el desplazamiento horizontal del espécimen hasta
producirse la ruptura.

o. Termino del ensayo: Continuar cada ensayo hasta que la carga pico sea alcanzada o
hasta que la reacción o hasta que el incremento y asentamiento resulte un mínimo. Si
existe suficiente carga disponible, continuar el ensayo hasta que el asentamiento
global alcance por lo menos el 10% del diámetro de la placa, a menos que una falla
bien definida sea observada.
Después de terminar las observaciones para el último incremento de carga, libere la
carga aplicada en aproximadamente tres decremento iguales. Continuar registrando
la recuperación de la roca hasta que la deformación cese, por un periodo no menor
que el tiempo seleccionado para la carga.

Figura 24. Falla del espécimen ensayado in situ con molde de acero.

38
Figura 25. Visualización final de falla del espécimen

Figura 26. Visualización de falla por corte del espécimen sin molde acero.

39
3.4.8. CALCULOS Y RESULTADOS

3.4.8.1 FORMULAS UTILIZADAS

El presente trabajo no tiene por finalidad realizar el ensayo in situ, si no abordar en


gabinete como es que procedimientos hay que tener en cuenta desde su exploración hasta los
cálculos realizados y pero eso se extiende esta sección a continuación se mostrara como se
establecen los resultados y graficas a partir de los datos obtenidos en campo, utilizando las
siguientes formulas.

a. Esfuerzo de corte nominal

𝐹
𝜏= 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 01
𝐴

𝜏 : Esfuerzo de corte nominal (kg/cm2)

F: Fuerza Cortante (kg)

A: Área inicial del espécimen (cm2)

b. Esfuerzo Normal

𝑁
𝜎= 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 02
𝐴

𝜎 : Esfuerzo de corte nominal (kg/cm2)

N: Fuerza Cortante (kg)

A: Área inicial del espécimen (cm2)

c. Velocidad de deformación

𝑑ℎ
𝑑𝑟 = 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 03
𝑇𝑒

𝑑𝑟 : Velocidad de desplazamiento (mm/min)

dh: Desplazamiento lateral relativo (mm/min) (kg)

Te: Tiempo transcurrido en el ensayo (min)

40
d. Esfuerzo de corte

𝐾 × 𝐿𝑑
𝐸= 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 04
𝐴

𝐸 : Esfuerzo de corte (mm/min)

K: Constante del anillo de carga

Ld: Lectura de la columna dial de carga

A: Área del espécimen

e. Deformación tangencial

𝐷𝑒𝑓 = 𝐿𝑒𝑐 𝐷𝑒𝑓 × 0.001 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 05

𝐷𝑒𝑓 : Deformación tangencial (cm).

Lec Def: Lectura de dial de deformación tangencial.

f. Corrección del área para el cálculo

𝐴′ = 𝐴0 − 𝑏 ∙ 𝛿ℎ 𝐸𝑐𝑢𝑎𝑐𝑖ó𝑛 06

𝐴′ [𝑐𝑚2 ]: Área corregida.


𝐴0 [𝑐𝑚2 ]: Área inicial, que para este caso es de 900 [𝑐𝑚2 ].
𝑏 [𝑐𝑚]: Ancho de la caja, que para este caso es de 30 [𝑐𝑚].
𝛿ℎ [𝑐𝑚]: Desplazamiento horizontal.

41
3.4.8.1 CONSIDERACIONES EN EL CÁLCULO REALIZADO

Luego de ver las fórmulas que se utilizan para realizar los cálculos respectivos,
veremos un esquema de la presentación de resultados del ensayo de corte directo in situ.

ENSAYO DE CORTE DIRECTO IN SITU

Se coloca los datos respectivos como el nombre del proyecto, la ubicación donde se realizó
el ensayo la descripción del tipo de suelo y fecha del ensayo.

En la recolección de datos en campo de lecturas tomadas por el deformimetro vertical,


deformimetro horizontal, lecturas de fuerza de corte y fuerza normal, se tiene que tener en
consideración que se tiene que corregir el área para al cálculo de esfuerzo cortante.

42
A continuación se presenta un bosquejo de los gráficos a presentar luego de realizar los
cálculos como se muestra en la figura 27 y 28

Figura 27. Gráfico carga aplicada vs desplazamiento horizontal

Figura 28. Gráfico esfuerzo cortante (𝜏) vs esfuerzo normal (𝜎𝑛 )

Los resultados obtenidos del ensayo finalmente son de la cohesión y el ángulo de fricción
interna y adicionalmente colocar en las observaciones.

43
Tabla 1 Ejemplo de toma de datos realizados in situ
Ejemplo de toma de datos realizados in situ

Nota. Los resultados mostrados son referenciales y se coloca en este trabajo de investigación para ver cómo
se presenta los resultados.

Tabla 2 Ejemplo de resultados de 3 especímenes ensayados in situ


Ejemplo de resultados de 3 especímenes ensayados in situ

Nota. Los resultados mostrados son referenciales y se coloca en este trabajo de investigación para ver cómo
se presenta los resultados.

44
3.4.8.1 GRÁFICOS

El las figuras 29, 30 y 31 se muestran las gráficas que se pueden obtener del ensayo de corte
directo in situ

Figura 29. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial para un esfuerzo de 0.5 1 y 1.5.

Figura 30. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial

45
Figura 31. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial y la obtención de cohesión y ángulo de
fricción presentación final.

3.4.9. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL ENSAYO DE CORTE DIRECTO IN SITU

3.4.9.1. VENTAJAS

 Una ventaja importante de las pruebas de corte directo es que permiten el ensayo de
espécimen de una mayor dimensión que el realizado en laboratorio.
 El procedimiento de preparación de especímenes y ejecución de ensayo es simple y
rápido, descartándose en el ensayo la perturbación que puede sufrir la muestra
inalterada de laboratorio durante su extracción y transporte.

46
3.4.9.2. DESVENTAJAS

 El ensayo de corte directo in situ presenta problemas en su realización como


orientación de las fuerzas aplicadas, velocidad de carga, condiciones de saturación de
la muestra.
 No se tiene estandarizado el los equipos y materiales a usar por lo cual se produce
diferentes variaciones.
 Equipo presentado para realizar ensayos de corte directo in-situ es relativamente
sencillo de construir, tiene un costo bajo y necesita adicionalmente solo 2 gatos
hidráulicos.
 La construcción del equipo en campo para realizar el ensayo de corte directo in-situ
es variable lo cual puede variar los resultados obtenidos.

47
CAPITULO IV

APLICACIÓN DE CORTE DIRECTO IN SITU EN PAVIMENTOS


4.1. DESCRIPCIÓN DE ESFUERZOS EN PAVIMENTOS

El análisis de los pavimentos flexibles frente al comportamiento de cargas estáticas o en


movimiento lo cual produce esfuerzos cortantes, normales deformaciones horizontal vertical,
dentro del cálculo de estos uno de los parámetros más importantes es el módulo de elasticidad
el coeficiente de poison utilizado para calcular las deformaciones y deflexiones.

La relación que existe entre el método de corte directo in situ y la evaluación de pavimentos
es el módulo de elasticidad E y el coeficiente de poison, si bien no es convencional el método
utilizado ya que como se explica en el marco teórico se emplean otros métodos para hallar
dicho valores para diferentes condiciones.

Figura 32. Gráficos esfuerzo y deformaciones

48
4.2. APLICACIÓN EN AFIRMADOS

Se debe señalar que la subrasante actuará de una forma no drenada antes las cargas
producidas por el tráfico si se asume que estará saturada y que se trata de un material de baja
permeabilidad (arcillas y limos). Consecuentemente la resistencia al esfuerzo cortante no
drenado, cu. Este parámetro se puede obtener de los ensayos de compresión no consolidado,
no drenado o de compresión simple. En el campo se puede obtener mediante el ensayo de
veleta de corte. Es posible también correlacionar este valor con el CBR para suelos con CBR
≤ 5 mediante la expresión desarrollada por Giroud (Giroud and Noiray, 1981) o el
monograma presentado por el USACE.

Figura 33. Gráfico de esfuerzo de corte vs deformación tangencial y la obtención de cohesión y ángulo de
fricción presentación final.

4.3. APLICACIÓN EN PAVIMENTOS FLEXIBLES

El análisis de los pavimentos flexibles contempla el cálculo de los esfuerzos y deformaciones


por tensión en las ubicaciones críticas de la estructura como: la parte superior de la carpeta
donde los esfuerzos de compresión son máximos, en la parte inferior donde de la carpeta
donde los esfuerzos de tensión y deformaciones son críticas, al interior de la base granular
para verificar que no se produzcan esfuerzos de tensión (salvo que se traten de bases
estabilizadas) y en la parte superior de la subrasante donde los esfuerzos de compresión son
los que producirán deformaciones verticales no recuperables.

Un pavimento flexible típico consiste en concreto asfáltico en la superficie, capa de base y


subbase construida sobre la subrasante compactada, tal como se muestra en la figura. En

49
algunos casos, la capa de subbase no se utiliza. La capa superficial está hecha de mezcla
bituminosa en caliente (HMA). La base granular puede ser granular o estabilizada con asfalto,
cemento portland u otro agente estabilizador y la subbase es granular. Ademas la parte
superior de la subrasante es a veces estabilizado con cemento o cal.

Figura 34. Esquema representativo del funcionamiento de un pavimento

El pavimento flexible distribuye la carga en una menor área y por ende el esfuerzo es
transmitido hasta mayores profundidades en comparación con el pavimento rígido. A medida
que aumenta la profundidad, la misma carga se distribuye sobre un área mayor de tal forma
que la mayor tensión se produce en la superficie y esta va disminuyendo a medida que
aumenta la profundidad. Por lo tanto, el material de mayor calidad se coloca en las capas
superficiales. Una pequeña cantidad de deformación, sin embargo podría quedarse de forma
permanente que podría acumularse con mucha repeticiones de carga causando ahuellamiento
en el recorrido de la rueda.

Figura 35. Esquema representativo de la transmisión de carga a la subrasante

50
El suelo de fundación proporciona una parte sustancial de la capacidad general del sistema
estructural del pavimento, especialmente para los pavimentos flexibles. La calidad del suelo
influye en la definición del trazo y las dimensiones de la estructura del pavimento, así como
también en los trabajos de mantenimiento que serán requeridos durante la vida útil del
pavimento. Los esfuerzos generados por las cargas de tráfico son mayores en las capas
superiores y disminuye con la profundidad tal como muestra la figura. Por consiguiente, los
materiales de mayor calidad y por lo general de mayor costo son utilizados en las capas
superiores del pavimento y los de menor calidad y menor costo se utilizan para las capas
profundas de la estructura.

Figura 36. Distribución de carga a diferentes alturas

Una de las fallas más frecuentes en las zonas donde hay precipitación pluvial es el
ahuellamiento. Los mecanismos de falla de ahuellamiento se muestran en la siguiente figura.
En este se aprecia que el ahuellamiento tipo (a) se debe a la falta de adecuada compactación
del afirmado produciéndose una deformación acumulada. En el tipo (b), se trata de materiales
afirmados inadecuados de baja capacidad de soporte donde las cargas por tráfico generan una
falla por cortante en el material y por ende un desplazamiento lateral. En el mecanismo (c),
el suelo de fundación tiene una baja capacidad de soporte y se deforma ante la presencia de
la carga por tráfico; esta deformación no recuperable se ve reflejada a nivel superficial.

51
Figura 37. Casos de falla en pavimentos

La base granular es requerida en los casos donde la resistencia del suelo de subrasante no es
la adecuada para soportar directamente las cargas de los vehículos. El material de base debe
tener la suficiente resistencia para soportar las cargas sin fallar por corte. Debe, a su vez,
tener suficiente espesor como para distribuir la presión vertical en una mayor área a nivel de
la subrasante para que esta no exceda la capacidad de soporte del suelo de fundación.

52
CAPITULO V

CONCLUSIONES

 Los procedimientos para la preparación espécimen es muy sencillo y rápido, el ensayo


se realiza en dos partes, en la primera parte se aplica una carga normal sobre el bloque
tallado, controlándose los desplazamientos producidos, esta carga permanece
constante a lo largo del ensayo, en la segunda parte se aplica la carga tangencial hasta
alcanzar la rotura del bloque, midiendo la magnitud de la carga y los desplazamientos
tangenciales y normales.
 El equipo presentado para realizar ensayos de corte directo in-situ es relativamente
sencillo de construir, tiene un costo bajo y se necesita adicionalmente solo dos gatos
hidráulicos.
 La relación que existe entre el ensayo de corte directo in situ aplicado a pavimentos
es el módulo de elasticidad (E) y el coeficiente de poison (𝜇) el cual es empleado en
para el diseño de pavimentos, para el cálculo de esfuerzos, deformaciones y
deflexiones.

53
CAPITULO VI

RECOMENDACIONES

El trabajo realizado, que se encuentra descrito en este documento como toda


investigación que no tiene antecedentes de su aplicación directa a pavimentos y su
metodología en la ejecución del ensayo y para indicar mejor los procedimientos y su
aplicación in situ tener como referencia la norma ASTM D-4554 – 95.

El equipo de Corte Directo es susceptible a mejorar, como la implementación de


un sistema de registro de datos automatizados, que permitiría la visualización de los
resultados durante el ensayo, lo cual es una ayuda muy importante para el seguimiento
de las trayectorias de las curvas de esfuerzo de corte y la obtención de los parámetros de
resistencia al corte.

Para hallar el módulo de elasticidad (E) y coeficiente (𝜇) de poison emplear otros
métodos ya sea en laboratorio o in situ como compresión simple, compresión
edometrica, triaxial y placa de carga entre otros.

54
CAPITULO VI

BIBLOGRAFIA

Alva Hurtado, J., Gutierrez Lázares, J., & Chariarse Cabrera, V. (1988). Comparación de la
Resistencia Cortante Drenada de un suelo in - situ y en laboratorio. Huaraz: VII
Congreso Nacional de Ingenieria Civil.
ANÁLISIS DE ESTABILIDAD Y DEFORMACIONES EN EL ACANTILADO DE LA
COSTA VERDE . (2011 ). LIMA: UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
.
Basurto Rabichagua, D. J. (2010). Diseño de implemantación de equipo de corte directo
para suelos gravosos en el laboratorio. Lima: Universidad Nacional de Ingenieria.
Cañari Sanchez, M. G. (2011). Analaisis de la estabilidad de taludes de la costa verde.
Lima: Universidad Nacional de Ingenieria.
Gonzales Hijar, L. S. (2012). Estimacion De Los Valores De La Cohesion Y Friccion Del
Macizo Rocoso De Baja Resistencia A Partir De Ensayos De Corte Directo In-Situ.
Lima: Universidad Nacional de Ingenieria.
Morales Amaya, J. (2007). Comportamiento Geotecnico de Excavaciones subterraneas en
roca. Mexico: Universidad Nacional Autonoma de Mexico.
Shuan Lucas, L. E. (2011). Investigación de la matríz en las gravas del perú modelo grava
de ventanilla. Lima: Universidad Nacional de Ingenieria.

55
ANEXOS

A.1 ENSAYO “IN SITU” DE CORTE DIRECTO PRESA DE MONTEARAGON


(HUESCA)

La Presa de Montearagón, sita sobre el río Flumen en el término municipal de Loporzano


(Huesca), es una presa de arco-gravedad, de hormigón vibrado, de 78 m. de altura y con una
capacidad de embalse de 51,5 hm³. Como colofón al estudio de la resistencia del macizo
rocoso sobre el que apoya la presa, se realizó, por parte de KELLER CIMENTACIONES,
S.L. un ensayo “in situ” de corte directo. El ensayo se ejecutó en la junta natural entre
areniscas (roca superior) y margas (roca inferior), donde se presume la zona de menor
resistencia del macizo. Previamente al ensayo se excavó un recinto en la arenisca en el que
construyeron 3 “dados” de 2,5 x 2,5 m. en planta y 1,5 m. de altura. Los dados se alinearon
en línea recta de manera que se pudiesen empujar horizontalmente a lo largo de un eje común.
Los dados consisten en una probeta tallada en roca y recubierta de hormigón armado anclado
al terreno por 4 anclajes. Cada dado se tesa a una carga diferente representando un estado
tensional del conjunto presa-terreno. El ensayo se realiza en 3 etapas. Se empuja
horizontalmente cada dado utilizando los otros como reacción hasta romper el primero, es
decir, hasta alcanzar el desplazamiento fijado como límite del ensayo. Los empujes
horizontales se logran con un gato emplazado entre los dados y empujando y reaccionando
contra el hormigón de cada dado reforzado por placas de acero de reparto. En cada etapa se
miden los desplazamientos en los 3 ejes de las 4 caras de todos los dados. Para ello se instalan
12 potenciómetros, con un rango de 10 cm, en cada dado sobre “brazos” de acero anclados a
las paredes de arenisca de la excavación. Una red de cables comunica los potenciómetros con
el centro automático de adquisición de datos, unidad desde la cual se leen y registran las
lecturas de los potenciómetros. La información se vuelca automáticamente a una hoja de
Excel pudiéndose ver en tiempo real los resultados de forma numérica y gráfica. Finalizados
los trabajos de campo se redactó un informe recogiendo en detalle la metodología empleada
así como cualquier incidencia acaecida durante la prueba. En un anexo se adjuntó la totalidad
de los datos recogidos para su posterior análisis. Características generales: •Datallogger
Campbell CR10X •Multiplexor 4 hilos o 2 hilos seleccionable manualmente •Potenciómetro
lineal de 5KOhm. Tipo PSL 10

56
Figura A-1: Resultados del ensayo de corte directo In situ

Figura A-2: Presa Montearagon (huesca)

57
A.2 ENSAYO “In situ” de Corte Directo Costa Verde Lima

Por otro lado, en el año 2009 Jorge Alva Ingenieros E.I.R.L. realizó 2 ensayos de corte
directo in situ en la zona de estudio, uno al pie del talud, y el otro punto ubicado sobre el
talud a 40 m.s.n.m. como se puede observar en las Figuras 2.6 y 2.7. Los resultados de
estos ensayos son presentados en el Anexo C.

Figura A-3 Viatas del ensayo de corte directo in situ al pie del talud
Fuente: Jorge Alva Ingenieros E.I.R.L.

Figura A-4 Se aprecia los tres especímenes en el pie de talud para ser ensayados

58
Figura A-5 Se aprecia a la gata hidráulica aplicando el esfuerzo normal y los diales de
deformación vertical.

Figura A-5 Los diales miden la deformación horizontal y la gata que aplica la fuerza
Horizontal, la reacción es el muro.

59