Está en la página 1de 1

Riego de adherencia (construcción)

Concepto

Un riego de adherencia consiste en la aplicación de emulsión bituminosa sobre una superficie


bituminosa o tratada con un conglomerante hidráulico con el objetivo de conseguir su unión con una
capa bituminosa que se vaya a ejecutar con posterioridad. Tanto el tipo de emulsión como su
dotación, vendrán fijados por el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares.

Las emulsiones que se suelen utilizar son poco viscosas y de rotura rápida (EAR, ECR), o
modificadas con polímeros, estando estas últimas prescritas obligatoriamente en riegos de
adherencia para capas de rodadura con espesores iguales o inferiores a 4 cm, para las carreteras
con categorías de tráfico pesado T00 y T0. De esta forma, se puede conseguir un buen reparto con
poca dotación y se permite la extensión de de la nueva capa rápidamente. La dotación, por su parte,
no será inferior en ningún caso de 200 gr/m 2 de ligante residual, siendo muy habitual una dotación
del orden de 300 gr/m2.

Como primer paso en la ejecución de un riego de adherencia, se debe proceder a la preparación de


la superficie existente, que previamente se habrá comprobado que cumple con las condiciones
especificadas para la unidad de obra correspondiente. Esta superficie se deberá barrer
enérgicamente, inmediatamente antes de la aplicación del ligante, para que el riego se realice de
forma efectiva. Este barrido limpiará la superficie de polvo, suciedad, barro y otros materiales
perjudiciales.

En el caso de que la superficie fuese un pavimento bituminoso en servicio, se deberán eliminar


mediante fresado los excesos de emulsión bituminosa que hubiese. Y si la superficie tuviese un
riego de curado, transcurrido el tiempo de curado, se eliminará por barrido enérgico, seguido de
soplo con aire comprimido o cualquier otro método aprobado por el Director de Obra.

Tras estas operaciones se procederá a la extensión de la emulsión bituminosa de manera uniforme,


evitando duplicarla en las juntas transversales de trabajo. Para ello se colocarán bajo los difusores,
tiras de papel u otro material en las zonas donde se comience o interrumpa el riego. En el caso de
regar por franjas, se procurará una ligera superposición del riego en la unión de dos contiguas.

La emulsión se extenderá a la temperatura aprobada por el Director de Obra, que deberá ser tal que
su viscosidad esté comprendida entre 10 y 40 segundos Saybolt Furol.

La emulsión se extenderá con equipos adecuados montados sobre neumáticos, pero en puntos
inaccesibles se podrá emplear un equipo portátil, provisto de una lanza de mano.