Está en la página 1de 2

Avanzados conocimientos de astronomía y creación de la astrología en

Mesopotamia.

Uno de los grandes misterios que nos presenta esta cultura es cómo fue
posible que conocieran tanto ellos como los sumerios y los asirios, avanzados
elementos de astronomía como si de hecho ellos hubieran podido contemplar
el cosmos desde una perspectiva externa a la tierra y no una simple
contemplación de los astros desde la superficie del planeta. Pero además todo
ese conocimiento obtenido durante solo el poco tiempo que esta cultura surgió,
se desarrolló y luego se extinguió.

Conocían la cantidad de planetas del sistema solar, en un relieve se muestra


una representación del sistema solar con los planetas girando alrededor del sol.
Poseían específicos conocimientos matemáticos y astronómicos sobre las
constelaciones, distancia de la tierra al sol, los solsticios y equinoccios, que la
órbita de la tierra era elíptica, sabían cómo calcular los movimientos del sol, la
luna, astros y planetas.

Podían calcular la ocurrencia de eclipses de sol y luna y en general


conocimientos que solo la humanidad vino a re descubrir miles de años
posteriores al florecimiento de estas culturas mesopotámicas y egipcias. Ellos
situaban al sol como centro de la galaxia alrededor del cual los planetas
giraban.

Su amplio conocimiento de Astronomía y matemáticas les permitió desarrollar


un sistema efectivo para registrar el tiempo ellos decidieron registrar el
transcurso de un año y para ellos utilizaron doce meses incluidos en el. Para el
transcurso de un mes seleccionaron 30 días, el día en doce horas, una hora en
sesenta minutos y un minuto en sesenta segundos.
La traducción reciente de tablillas de cerámica babilónicas ha puesto al
descubierto que sus astrónomos podían; utilizando la figura geométrica de
trapezoides, establecer la localización, movimiento y velocidad de astros.

Lo hacían calculando el área de un trapezoide que habían trazado utilizando


los valores obtenidos en su observación previa del avistamiento del astro en
diferentes puntos de observación, midiendo luego de lado a lado de esta figura
geométrica y promediando los resultados. Obtenían así una cifra total
correspondiente a la velocidad y el tiempo transcurrido desde que se movía de
un punto al otro, por tanto su velocidad de traslación habitual, en un periodo de
tiempo determinado.

En una de estas tablillas se describe detalladamente; cómo utilizando estos


cálculos geométricos avanzados, pudieron determinar a qué velocidad Júpiter
se movía entre diferentes puntos de observación, por lo que pudieron medir su
velocidad habitual.

Los sacerdotes babilonios desarrollaron el sistema zodiacal de signos


correspondientes a los planetas, constelaciones etc. originalmente eran trece
símbolos luego fueron reducidos a doce. Este conocimiento dio origen
posteriormente al desarrollo de lo que se conoce como astrología.

También podría gustarte